Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 2 de 6 PrimerPrimer 123456 ÚltimoÚltimo
Resultados 21 al 40 de 117

Tema: Aportación de la "NACIÓN MONTAÑESA" forjadora de Hispanidad, en la historia de Indias

  1. #21
    Españolista está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    23 abr, 14
    Mensajes
    207
    Post Thanks / Like

    Re: Aportación de la "NACIÓN MONTAÑESA" forjadora de Hispanidad, en la historia de In

    Todo enlanza. El abuelo materno de Gaspar de Ceballos y Calderón fue Ángel Ventura Calderón, I Marqués de Casa Calderón, cómo escribí anteriormente. Parece ser que Ángel Ventura Calderón nació en San Martín de Toranzo en 1701 y no en Santander cómo indiqué anteriormente. Emigró a Perú, donde fue Regente del Tribunal de Cuentas de Lima. Se cruzó Caballero de Santiago y en 1734 Felipe V le concedió el Marquesado de Casa Calderón. Aficionado a las letras, promovió la impresión de Historia de España vindicada del intelectual limeño Pedro de Peralta y Barnuero.

    "Cántabro de origen, de esa parte virginal de nuestra España, que no subyaga el sarraceno ni inficiona el error, recibe naciendo ese carácter de austeridad....." escribía Gaspar de Ceballos acerca del Obispo González de la Reguera en 1805, mismo año de su fallecimiento. Inficiona el error....Y es que su abuelo colaboró para que Peralta en su Historia de España Vindicada tratara la situación la Cantabria Antigua y así pegar otro mazazo dialectico más a los vascongados con el objetivo de subsanar el error en el que estaban.

    Debieron conocerse bien, pues altos cargos ostentaron ambos en el Tribunal de Cuentas de Lima. Regente fue Ventura Calderón y Contador Real fue Peralta.

    En 1736, seis años después de la obra de Peralta, el guipuzcoano Manuel de Larramendi, cómo contestación al capítulo dedicado a Cantabria en Historia de España Vindicada , imprimió en Madrid
    su Discurso histórico sobre la antigua famosa Cantabria. Question decidida si las provincias de Bizcaya, Guipuzcoa y Alaba estuvieron comprehendidas en la Antigua Cantabria y así de paso seguir falsificando la historia, manipulando citas, etc... con tal de poder seguir calificando de cántabros a los vascongados.

    *** Observemos como tanto el marino Francisco de Alsedo y Bustamante (1758-1805) cómo el Arzobispo Juan Domingo González de la Reguera (1720-1805) fueron denominados Cántabros y naturales de Cantabria por propios paisanos contemporáneos suyos.

    Por eso, cúando el illustre hijo de Parbayón (Valle de Piélagos), Jesús Canales Ruiz (1927-2012), escribió "Cántabros en América del Sur: diccionario histórico-biográfico de cántabros en América del Sur en los siglos XVI, XVII y XVIII" eligio un título totalmente acertado, cómo igualmente pudo poner Montañeses en América, pues lo mismo da uno que otro si queremos adjetivar nacionalmente a aquellas gentes, ya que así era cómo ellos mismos se autodenominaban.

    cantabros-en-america-del-sur-diccionario-historico-biografico-de-cantabros-en-america-del-sur-en.jpg
    Última edición por Españolista; 02/09/2014 a las 15:00

  2. #22
    Avatar de Leolfredo
    Leolfredo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 ago, 14
    Mensajes
    753
    Post Thanks / Like

    Re: Aportación de la "NACIÓN MONTAÑESA" forjadora de Hispanidad, en la historia de In

    El Perú, ese gran olvidado. Uno de los ejemplos más grandiosos de integración y mestizaje.

    En cuanto a su relación con la Montaña, no ha sido tan estudiada o tan valorada como con México y Cuba. Evidentemente por la razón de que el flujo de ida y vuelta se cortó el desventurado día de la secesión por estar más alejados.

    Por cierto, el "Regimiento Cantabria" tomó parte en las acciones realistas durante aquellos lamentables episodios. El Perú hizo sus aportes también a la causa carlista, lo cual tiene su mérito siendo tiempos posteriores a la "independencia".

    Pero al hablar del Perú y la Montaña es inevitable referirse a los Riva-Agüero. Uno de los casos más asombrosos de fidelidad a través de los siglos a las raíces cántabras de sus mayores.
    Donoso dio el Víctor.

  3. #23
    Avatar de Donoso
    Donoso está desconectado Technica Impendi Nationi
    Fecha de ingreso
    06 mar, 05
    Ubicación
    Bellatrix Castilla
    Mensajes
    5,184
    Post Thanks / Like

    Re: Aportación de la "NACIÓN MONTAÑESA" forjadora de Hispanidad, en la historia de In

    Está muy bien el tema, seguid por favor.
    Aquí corresponde hablar de aquella horrible y nunca bastante execrada y detestable libertad de la prensa, [...] la cual tienen algunos el atrevimiento de pedir y promover con gran clamoreo. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar cuánta extravagancia de doctrinas, o mejor, cuán estupenda monstruosidad de errores se difunden y siembran en todas partes por medio de innumerable muchedumbre de libros, opúsculos y escritos pequeños en verdad por razón del tamaño, pero grandes por su enormísima maldad, de los cuales vemos no sin muchas lágrimas que sale la maldición y que inunda toda la faz de la tierra.

    Encíclica Mirari Vos, Gregorio XVI


  4. #24
    Avatar de Leolfredo
    Leolfredo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 ago, 14
    Mensajes
    753
    Post Thanks / Like

    Re: Aportación de la "NACIÓN MONTAÑESA" forjadora de Hispanidad, en la historia de In

    Lo que se va a arrojar por aqui va a ser un "totum revolutum" de ideas pero que al final le vamos a encontrar el meollo de alguna manera. Me gustaría en algún momento llegar a desvelar la razón de por qué los montañeses se convirtieron en la nación más relevante del imperio español, sobre todo durante el XVIII.

    Tiene algo que ver con la razón de por qué la etnia pasiega de los cántabros ha sido modernamente dentro de Cantabria la más próspera y expansiva territorialmente.

    En el fondo, argumentos de pura Hispanidad.

  5. #25
    Españolista está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    23 abr, 14
    Mensajes
    207
    Post Thanks / Like

    Re: Aportación de la "NACIÓN MONTAÑESA" forjadora de Hispanidad, en la historia de In

    "La mayor de las campanas que se pusieron en las recién construidas torres se bautizó con el nombre de La Cantabria, en honor del Arzobispo." dice Riva-Agüero en " El Perú, histórico y artístico. Influencia y descendencia de los montañeses en él" (1921).

    En "Los Montañeses en el Perú del siglo XVIII" de Rafael Sánchez Concha-Barrios (1996), el autor dice : "Para terminar e ilustrar sobre este aspecto del emigrante cántabro, agreguemos que un prelado montañés (no ha sido aclarado si fue Domingo González de la Reguera o José Antonio Gutiérrez de Zevallos) ordenó elevar una campana, bautizada con el nombre de "La Cantabria", en una de las torres de la catedral limeña, la que aún se escucha repicar. En fin, el recuerdo jamás se perdía. Estos hombres que lucharon contra la adversidad y que supieron ubicarse con su propio esfuerzo y con el apoyo de sus coterráneos en la sociedad peruana, raramente regresaban su tierra, pero la Montaña permanecía siempre en sus memorias."

    La Cantabria fue elevada en 1797, durante el ejercicio del comillano González de la Reguera. No entendemos las dudas de Rafael Sánchez. Recalcar que el otro prelado que nombra, José Antonio Gutiérrez de Zevallos (1682-1745), también fue Arzobispo de Lima, el número XII, entre los años 1742 y 1745. Nació en el Barrio de Tremenal, lugar de Puente Viesgo, Valle de Toranzo.

    Debe ser interesante el Parabien/ Panegyrico/ Que Consagra Rendido y Reverente/ Al Illmo. Señor/ D. Joseph Antonio/ Gutierrez de Cevallos el Cavallero del/ Orden de Santiago Colegial que fue del/ Militar del Rey de Salamanca, Inquisidor/ de Carthagena y Lima ....de D. Pedro de Peralta Barnuevo, 1742. Pero debe ser difícil localizarlo en la red.
    Última edición por Españolista; 02/09/2014 a las 22:48
    Leolfredo dio el Víctor.

  6. #26
    Avatar de Leolfredo
    Leolfredo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 ago, 14
    Mensajes
    753
    Post Thanks / Like

    Re: Aportación de la "NACIÓN MONTAÑESA" forjadora de Hispanidad, en la historia de In

    Hasta el punto de que, siglos después de que su primer ancestro saliera de la Montaña, de la Riva-Agüero en su retiro santanderino dedica todo un libro a la parte que la nación montañesa tuvo en la construcción del Perú hispánico.

    En el comienzo de su obra menciona que la parte hoy conocida como la "Selva" de aquel extraordinario país fue bautizada en sus inicios por los españoles como la "ceja de la Montaña" en honor al país de los cántabros. Un antepasado suyo, uno de aquellos míticos buscadores de El Dorado, fundó la población de "Santander de la Montaña".

    Muy interesante la obra de de la Riva-Agüero.

    Sería incomprensible, si no tuviéramos el Liberalismo y la leyenda negra de por medio, que semejante acervo en multiples familias hispanoamericanas no haya sido reconectado en un movimiento de regeneración trasatlántica.

    Aunque el tiempo se va agotando, Cantabria es e los pocos territorios con aún capacidad para realizar algo así.

    Como hecho anecdótico e ilustrativo, La abrumadora mayoría de visitas en la página más importante sobre genealogía cántabra tiene como origen México.

    Existe memoria y ansia allá. Acá mucha hambre y sueño (o amnesia), como una vez le oí cantar a un "reguetonero".


    Cita Iniciado por Españolista Ver mensaje
    ... Estos hombres que lucharon contra la adversidad y que supieron ubicarse con su propio esfuerzo y con el apoyo de sus coterráneos en la sociedad peruana, raramente regresaban su tierra, pero la Montaña permanecía siempre en sus memorias."
    Última edición por Leolfredo; 02/09/2014 a las 23:53
    Españolista dio el Víctor.

  7. #27
    Españolista está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    23 abr, 14
    Mensajes
    207
    Post Thanks / Like

    Re: Aportación de la "NACIÓN MONTAÑESA" forjadora de Hispanidad, en la historia de In

    Última edición por Españolista; 03/09/2014 a las 00:31

  8. #28
    Avatar de Leolfredo
    Leolfredo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 ago, 14
    Mensajes
    753
    Post Thanks / Like

    Re: Aportación de la "NACIÓN MONTAÑESA" forjadora de Hispanidad, en la historia de In

    Bueno, pues a través del navío "Montañés" como excusa podíamos empezar por el principio o a los preparativos del principio.

    Hablemos de las expediciones del Descubrimiento y su conexión montañesa. Para ello hay que comprender, entre otras Cosas, la estrechísima relación de esta tierra con los reinos de Sevilla. Para más señas, la imagen más emblemática en la heráldica cántabra será probablemente la representación de la torre del Oro y la rotura de sus cadenas por nuestros marinos.

    El dueño de la Santa María, Juan de la Cosa. A través de él nos da Colón una buena pista de la conformación de las tripulaciones a Nuevo Mundo. Esta es una frase ya con "migollu" (meollo en nuestras formas dialectales):

    "Los más de los que viajaban con él eran de su tierra."

    Con esto ya estamos estableciendo un marco de referencia aproximativa.


    A continuación creo que tocará hablar de los "Niño" y su linaje.

  9. #29
    Avatar de Leolfredo
    Leolfredo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 ago, 14
    Mensajes
    753
    Post Thanks / Like

    Re: Aportación de la "NACIÓN MONTAÑESA" forjadora de Hispanidad, en la historia de In

    Hagamos un pequeño inciso para insertar un artículo de actualidad. Juzguen ustedes:

    Los últimos 'patriotas': sólo el 16% de los ciudadanos defendería a España | Libertad Digital | Versión Móvil (mobile)

    Ya vemos lo que la Modernidad ha hecho con los antiguos núcleos del Carlismo, que más que en el campo de batalla ha sido casi aniquilado en la sociedad.

    Cantabria siempre aparecerá a la cabeza por razones muy muy poderosas que iremos viendo en este hilo. El hecho de ser históricamente uno de los territorios con más fuerte identidad jamás ha derivado en separatismo porque en nuestra tierra siempre ha existido la conciencia de ser fundadores de "esa cosa inmensa e indestructible (ahora un poco menos) que llamamos España":

    894537A6-3001-7C6D-74C1-EDF431452F8B.jpg

    (La anterior leyenda se puede leer en el monolito de la foto, situado en la Hoz de Santa Lucía)
    Última edición por Leolfredo; 03/09/2014 a las 19:38
    Donoso dio el Víctor.

  10. #30
    Avatar de Leolfredo
    Leolfredo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 ago, 14
    Mensajes
    753
    Post Thanks / Like

    Re: Aportación de la "NACIÓN MONTAÑESA" forjadora de Hispanidad, en la historia de In

    Panorámica análoga respecto al tema religioso:

    BegWSh1CQAAeADS.jpg

  11. #31
    Españolista está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    23 abr, 14
    Mensajes
    207
    Post Thanks / Like

    Re: Aportación de la "NACIÓN MONTAÑESA" forjadora de Hispanidad, en la historia de In

    Uno de los poetas argentinos más renombrados fue Baldomero Fernández Moreno. Nació en Buenos Aires en 1886 pero su padre era de la Montaña, concretamente trasmerano natural de la localidad de Bárcena de Cícero. En 1892 volvió el padre, junto a su familia, a su localidad natal. En 1897 su padre regresó a Buenos Aires y entre 1898 y 1899 vivió en Madrid en casa de unos tíos. Murió en Buenos Aires el 7 de julio de 1950, de un derrame cerebral cuando 73 años de edad.

    Uno de sus libros más famosos es "La Patria desconocida" de 1942. De él he extraído las siguientes líneas, en las que el pueblecillo que se nombra, San Pedro, es una aldea cántabra situado en el Valle de Soba. El padre de Baldomero era pariente de Avelino Gutiérrez, ilustre doctor sobano natural de dicho pueblo de San Pedro, español a ultranza , que también vivió en Argentina dónde fue una eminencia. La Academia Nacional de Medicina de Argentina entrega cada dos años un Premio Avelino Gutiérrez. Veamos las líneas del poeta Fernández Moreno:

    "Yo no era montañés, como todos mis compañeros. Yo me sabía una excepción. Yo era cosa clara y radiante que implica la palabra argentino en su dulce sonoridad. Yo suspiraba por mi suave Argentina, con todas las potencias de mi alma aspiraba a la patria desconocida. En el otro pueblecillo, San Pedro, llamado sin duda así porque desde él, tan alto estaba, podría verse el llavero celestial, sólo gasté temporadas, pero tan sabrosas que el espíritu y la pluma han tenido necesidad de evocarlas. ¡Y qué trabajo engorroso! No hay idea entre nosotros, hijos de la pampa, de cómo son aquellos pueblecillos ni sé qué adelanto con insistir en que estaba en Cantabria y en plena Montaña. Habría que llevar el índice hasta el mapa y ponerlo, caso de que lo encontráramos, sobre el minúsculo punto negro correspondiente, y que a su contacto, como a un conjuro, se iluminara por un momento para que todos lo viéramos y luego fuera más fácil intentar su descripción. Ni tampoco nos servirían de ayuda nuestras localidades montañesas. Siempre les faltarían siglos de historia, la parcelación en pequeñas propiedades, el aprovechamiento de una vara de tierra y hasta la pobreza, todo lo cual adoba de un modo tan especial el paisaje y sus hombres. ¡Quién me habría de decir a mí, niño de diez o doce años, que andando el tiempo habría de traer envuelto ¡en mas cuartillas, dibujado con la voz en el espacio, aquel pueblo tan pobre, tan reducido que confundía sus casas y chozas con la piedra y la tierra, y cuyos habitantes tenían un aspecto tan de corteza, tan de pedrusco, pero tan nobles y tan limpios como los robles y los arroyos"

    En "Guía caprichosa de Buenos Aires.. Baldomero Fernández. Editorial Universitaria de Buenos Aires, 1965" aparece el siguiente texto:

    Uno era de Logroño, otro de Palencia, dos de Santander. Los observé con todo cuidado : eran jóvenes. Venían directamente de la aldea, de llevar las vacas al monte, de beber de bruces en un regato, de ayudar a misa. Traían una transparencia y una inocencia de cristal, de invierno con sol. Sobre todo uno de ellos, con el pelo castaño al aire. El de Palencia, que estaba sentado, y más alto, le pasaba la mano por la cabeza, como animándole. Cuatro pequeños emigrantes, cuatro conquistadores de traje de confección y corbata suelta. Irrumpí en conversación:
    ¿Así que tú eres de Comillas?
    — Sí, señor.
    Baldomero Fernández Moreno.
    — Sí, señor.
    — ¿Y el marqués? —
    ¿Mi tío? . Bueno.
    Yo les dije que había vivido en Bárcena, Cantabria. Sonreían y no me querían creer, pero les di tantos datos, que iban desde el olor del prado al salir de la escuela hasta el son de las campanas, con una bandada de vencejos entre ambos, que acabaron por convencerse. Y al rato, fui como mi padre, y como ellos, y como yo. Les hablé del trabajo, de la voluntad, de la economía, de todo lo que ellos sabían mucho mejor que yo. — Sí, pero las Américas están muy explotadas — dijo el más despabilado, que lo eran todos.


    Tiene dedicado en Santander un busto ubicado en uno de los bancos de la avenida de Reina Victoria que fue descubierto por el embajador de Argentina, José Campano, con la siguiente dedicatoria: "Poeta argentino, cantor de la Montaña. Ofrenda del Centro Montañés de Buenos Aires al Instituto Cultura Hispánica de Santander". A lo largo del respaldo del banco está grabado el siguiente fragmento poético: "
    ... un parlar montañés de viejecita bruja que narra una conseja mientras mueve la aguja el mismo que ennoblece, hermano, mi cantar". «Honró con su presencia el descubrimiento de este busto el Excmo. Sr. D. José Campano, embajador de Argentina el 13 de septiembre de 1974»,

    La biblioteca pública del trasmerano municipio de Bárcena de Cícero lleva su nombre: "Biblioteca Pública Municipal Baldomero Fernandez Moreno"


    http://www.escritorescantabros.com/e...baldomero.html



    En 1933, a uno de sus hijos, entonces con cinco años de edad y llamado Manrique, el poeta Baldomero Fernández le dedico esta entrañable poesía en 1933:


    140904032131819546.jpg


    reinavictoria--647x231.jpg
    Última edición por Españolista; 04/09/2014 a las 20:42

  12. #32
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,322
    Post Thanks / Like

    Re: Aportación de la "NACIÓN MONTAÑESA" forjadora de Hispanidad, en la historia de In

    Felipe González de Haedo y Pérez de Haedo Esta es la biografía de un marino español que partiendo desde la posición más baja del escalafón de la Armada Española, conquistó las mas altas cimas de esta, llegando a ser Jefe de Escuadra.

    Vino al mundo Felipe González de Haedo y Pérez de Haedo en la villa del Puerto de Santoña, Cantabria, en Mayo de 1714, siendo bautizado con el nombre de Felipe Manuel en la Parroquia santoñesa de Santa María la Real del Puerto el siguiente día 13 de Mayo, por el Licenciado Don Antonio de Septién Cordero, Cura Beneficiado de dicha Parroquia.

    Fueron sus padres José González de Haedo y María Pérez de Haedo, y actuaron como padrinos José González Delgado y Antonia González. Fueron testigos de ello Diego Delgado, Juan Antonio de Camino y otros más.

    Fueron sus abuelos paternos José González Delgado - también su padrino- y María Delgado. Fueron sus abuelos maternos Francisco Pérez y Manuela de Haedo

    Con este dato de su bautismo podemos aventurarnos a deducir que debió nacer el 11 o el 12 de ese mes de Mayo, habida cuenta de que los niños se bautizaban lo antes posible debido a la alta mortalidad infantil de aquellos tiempos.

    La familia de Felipe por parte de padre era gente de mar que servían en las naves de Rey de España y, así, tenemos que su padre estaba registrado como Teniente de Navío de Alto Bordo en la Real Armada y así mismo y según el Libro de Elecciones de Justicia y nombramiento de ella (de la Villa de Santoña) fue Procurador General de la Villa en 1703 y 1710, Regidor en el año de 1706 y 1724 y Alcalde y Justicia Ordinaria en el año de 1739. Evidentemente, para haber podido desempeñar dichos cargos y el de Marino era necesario que fuera Hidalgo, lo cual quedó demostrado por los Padrones de 1695. Por los dichos padrones también quedaba demostrada la ascendencia hidalga de la madre de Felipe, pues su abuelo Francisco Pérez aparecía como tal en el padrón y según el Libro de Elecciones de Justicia y nombramiento de ella, fue Alcalde de la Santa Hermandad en 1685, 1686, 1691, 1692, 1693 y 1694

    Para concluir con su circunstancia familiar, diremos que tuvo, que sepamos, dos hermanos: Antonio y Nicolás, que también sirvieron en la Real Armada.

    El año de 1727 supone el primer hito de su vida, pues inicia su carrera naval como Ayudante de Piloto en la urca San Bernardo, a las órdenes de su padre, realizando distintos transportes entre diferentes puertos de la costa cantábrica, siendo su primer viaje el realizado entre Santander y el puerto de Pasajes. Esto fue hasta el año de 1728, que trasbordó al San Francisco Javier e hizo la ruta Santander - La Habana - Santander - Pasajes, para en 1729 transbordar al navío Santiago, con el que dio convoy al navío La Reina.

    El siguiente año de 1730 lo mandan a Cartagena de Indias a bordo de la fragata Aránzazu, y estuvo haciendo en ese barco varias salidas hasta que a bordo del navío Constante lo despachan para Cádiz, en donde mientras permaneció tuvo distintos trasbordos y salidas para Ferrol, Nápoles, Liorna, Barcelona, Ceuta y otros puertos del Mediterráneo, regresando a Cádiz en el año de 1736. El anterior 23 de Marzo de 1733 es ascendido a Segundo Piloto, dándosele en Mayo destino en el paquebote San Diego, haciendo la campaña de Nápoles, regresando a Cádiz el año siguiente, y el 1 de Junio fue ascendido a Primer Piloto.

    Embarcó ese año para Veracruz a bordo del navío Incendio con azogues y de donde volvió acompañando a la flota del Jefe de Escuadra D. Manuel López, para en 1738 y a bordo del navío Europa, de la Escuadra de D. Benito Espínola, partir a América y pasando al navío San Juan, realizó la Aguada de Puerto Rico, Veracruz, La Habana, Cartagena de Indias y otros puertos de aquel continente. Luego de esta misión, volvió nuevamente al navío Europa, siendo destinado a los viajes de Guarda Costas de Tierra Firme, en América, suponiendo este paso el segundo hito de su carrera militar, pues se halló en los dos intentos de invasión realizados por el General inglés Vernon a Cartagena de Indias, sobre todo el que se produjo entre el 13 de Marzo y el 20 de Mayo de 1741, donde los españoles mataron directamente a más de nueve mil piratas británicos, hundieron bastantes de sus barcos y rindieron por hambre al resto de la flota británica, que hubo de retirarse, todo lo cual supuso la mas estrepitosa derrota naval británica conocida, pues los piratas de Su Graciosa Majestad intentaron la conquista de la ciudad con la mayor flota jamás vista hasta entonces: 186 naves, 2.620 piezas de artillería y 27.600 piratas británicos entre marinería e infantería.

    Más o menos la cosa pudo haber sido así:

    En Octubre del año de 1739 Inglaterra declara a España la guerra llamada de la “Oreja de Jenkins” y decide un plan por el cual va a intentar apoderarse de la ciudad a la cual confluyen la mayor parte de los tesoros y riquezas que de las colonias de Nueva España: Cartagena de Indias, en la actual Colombia, llave de aquel inmenso territorio, y de camino controlar de una manera definitiva el comercio en el mar Caribe. Esto se haría a la vez que las naves al mando del Comodoro Anson atacarían las costas del Pacífico Sur, donde había importantes colonias españolas y de esta manera destruir el Imperio Español en aquellas latitudes. Pero tenemos que esta operación en el Pacífico Sur les salió mal, pues resultó que los españoles no estaban durmiendo y al ser avistadas las naves de los piratas al mando de Anson cuando intentaban pasar por el Estrecho de Magallanes, fueron interceptados por las naves que bajo el mando de Don José Pizarro les estaban esperando para hundirlas y liquidar a todos los piratas británicos. De todas esas naves piratas solo una consiguió llegar a Inglaterra después de atravesar el Pacífico, el Índico y el Atlántico.

    La causa real de esta guerra no era otra que la rivalidad comercial entre España e Inglaterra para hacerse con el dominio de los mares y por tanto del comercio. Así, tenemos que el origen de la guerra estuvo en una circunstancia que se dio en 1738, en aguas cercanas a La Florida, entonces colonia española, cuando un barco español al mando del Guardacostas Don Juan León Fandiño, capturó un navío pirata que mandaba el Oficial de la Armada Británica Robert Jenkins, al cual el español le hizo cortar la oreja, se la lio en un paquetito y lo puso en libertad, con el siguiente encargo para su Rey: “Ve y dile a tu Rey que lo mismo le haré si a lo mismo se atreve”. Un poco irrespetuoso si que fue el mensaje, la verdad, ¿pero que otra cosa se le podía decir al Rey de los piratas?

    Bueno, para que dio aquel recadito. Aquello supuso que el pueblo se subiera por las paredes clamando venganza y un durísimo castigo a los “papistas”, de modo que el Parlamento, acatando la voluntad popular, declaró la guerra a España, presionado, aparte de por el pueblo, por los poderosos comerciantes de la ciudad de Londres, ávidos de nuevos territorios a los que esquilmar, saquear y esclavizar a sus habitantes

    Así pues, con estas ideas en mente, en 1739 se le encargó al Almirante Edward Vernon que iniciara los hostilidades, lo cual ocurrió en Noviembre de aquel año, cuando atacó la ciudad de Portobelo con seis buques, doscientos soldados y bastante suerte, tomándoles a los españoles 68 cañones y 4 morteros, a la vez que les inutilizaba a los españoles 80 cañones de hierro y les robó un mas que suculento botín.

    Esta victoria ensoberbeció sobremanera a Vernon, al cual se le suministró un material bélico como nunca antes se había visto, el cual estaba compuesto por lo siguiente:

    - 8 grandes navíos de tres palos,

    - 28 de línea,

    - 12 fragatas de combate,

    - 130 transportes,

    - algunos brulotes,

    - 9.000 hombres de desembarco,

    - 2.000 negros macheteros jamaicanos,

    - 15.000 marineros,

    - y la escuadra angloamericana, compuesta por 2.763 marines, comandadas por Lawrence Washington, el hermano del Libertador de los futuros Estados Unidos de Norteamérica,

    - más de 2.600 cañones.

    O sea, cerca de 30.000 hombres de guerra y una poderosa flota contra 20.000 habitantes, 1.100 soldados veteranos, 400 bisoños, 600 marineros, milicianos alrededor de 300 y sobre 600 efectivos compuestos por indios, negros y mulatos y todo esto defendido por tan solo 6 barcos. Según se dice era la mayor flota que se había formado hasta la fecha para la más importante batalla naval de la historia, solo superada por el desembarco de Normandía, cuando la Segunda Guerra Mundial.

    No por esta inferioridad numérica y armamentística se amilanaron los españoles, antes al contrario, pues haciendo gala del valor, la valentía, la constancia y la tozudez y dirigidos por hombres decididos a luchar hasta la muerte, plantaron cara a los piratas y, ¡vive Dios que sí! aniquilaron la arrogancia y soberbia inglesa.

    Estaban los españoles gobernados por el Virrey Don Sebastián de Eslava, el cual era Almirante de los Reales Ejércitos y con mucha experiencia militar y que tenía a su mando a un genio de la estrategia, de las armas, de la guerra, a un coloso entre héroes, a uno de esos individuos que no se detienen a refugiarse mientras llueven bombas si no que las atrapa con los dientes mientras avanza decidido a la conquista de los baluartes enemigos, al egregio guipuzcoano Don Blas de Lezo, el vencedor de Vernon. Un autentico lobo de mar que ya había participado en 22 batallas y expediciones navales, que había perdido un brazo, una pierna y un ojo y que seguía siendo el terror de los mares. Bajo su mando estaba nuestro Felipe, al cual se le asignó el mando del fuerte de San Pedro, y que tanto se destacó en la defensa de este y del Castillo de San Lázaro que por los méritos contraídos y el valor demostrado, se le ascendió el 23 de Marzo de 1741 -pocos días después de iniciados los combates- a Alférez de Navío.
    
    Los enfrentamientos empezaron el 13 de Marzo, a las nueve de la mañana y para el día 15 ya tenían los piratas desplegada su flota en plan de cerco, demostrándose la superioridad británica mediante acciones fáciles que les permitieron hacerse con facilidad con los alrededores de la ciudad fortificada, pero esto solo fue un espejismo, pues a pesar de los éxitos iniciales británicos, cuando estos intentaron hacerse con el Castillo de San Felipe la noche del 19 al 20 de Abril, sufrieron una estrepitosa derrota y perdieron a muchos hombres en la carnicería que con ellos hicieron los españoles. No sabían los piratas donde se metían, pues lo mejor de Cartagena de Indias eran sus defensas, ya que era la plaza mejor fortificada, y con diferencia, de toda América, donde la bahía que precedía al puerto era una más que peligrosa “…cazuela flanqueada de fortalezas artilladas y listas para achicharrar vivo al que se internase de matute en aquel desventurado brazo de mar…” Las fortalezas de San Felipe, San Luis, San Pedro y San Lázaro son testigos de ello, así como de que llevaban treinta y cinco días recibiendo cañonazos desde los barcos piratas.

    Esta derrota del Castillo de San Felipe, marcó un antes y un después en esta expedición, pues tras el castigo sufrido continuaron los piratas durante un mes merodeando por los alrededores de Cartagena sin objetivos claros, siendo presa del escorbuto y de la malaria, de la falta de provisiones y objetivo de las guerrillas que no dejaban ni un solo momento de presionarlos impidiéndoles sus suministros. A la vez, Blas de Lezo no de dejó de hostigar a cañonazo limpio a los barcos piratas, consiguiendo hundirles bastantes inutilizarles otro tanto -en total 50, más los que se hundieron en el camino de vuelta a Europa-, pues ordenó la fabricación de balas encadenadas, las cuales destrozaban todo el aparejo de los barcos. Así mismo fortificó las murallas con sacos de arena, de manera que los impactos de los cañonazos eran absorbidos por la arena y las piedras no dañaban a sus soldados.

    Al final, tras ser derrotada y humillada la soberbia británica por el pundonor, el honor, la valentía y la bravura de los españoles, volvieron los piratas a Inglaterra y en boca de John Pembroke, un inglés de Jamaica y testigo presencial de los sucesos, narra en el libro que escribió que la bahía de Cartagena era un cementerio de ingleses pudriéndose, dando una cifra elevada de muertos, incluyendo los soldados traídos de las colonias de América del Norte: “…Siendo honestos perdimos a 18.000 hombres, muertos, y según un soldado español que capturamos, ellos solo perdieron 200… El Almirante español, con una sola pierna, ejerció un liderazgo excelente y su fuego mató a más de 9.000 de nuestros hombres y la fiebre mató un número parecido…Cuando vi el puerto de Cartagena, su superficie estaba cubierta con los cuerpos de nuestros hombres pudriéndose, y murieron tan rápidamente que nosotros no pudimos enterrarlos…De los agricultores pobres y débiles de nuestras colonias norteamericanas murieron cuatro de cada cinco…”

    Así mismo, el novelista escocés Tobias Smollet -que participó en esa expedición- la presenta en su novela Las aventuras de Roderick Random, como un terrible desastre inglés y a los Oficiales de la Royal Navy como unos consumados canallas. ¡Normal, que se puede esperar de piratas!

    La Batalla de Cartagena de Indias fue, junto a la de la Contraarmada de 1589, la peor derrota de la historia de la Armada Real Británica.

    Tras echar a pique los navíos piratas, Felipe, que el anterior 23 de Marzo había sido ascendido a Alférez de Navío, recibió el mando del fuerte de San Pedro Mártir cuando el asalto del castillo de San Lázaro, estando ahí hasta 1742, que siendo ya Oficial y habiendo pasado a La Habana se embarcó en el navío España, formando parte de la flota de D. Rodrigo de Torres, haciendo tres salidas a la Sonda de la Tortuga, hasta el año de 1747, que embarcado en el navío La Reina, de la Escuadra de D. Andrés Reggio, dio convoy hasta Cádiz a cuatro Regimientos.

    En 1748 se embarcó en la tartana francesa San Luis, para observar si en los alrededores de los cabos de San Vicente y Cantín había alguna Escuadra inglesa, por hallarse pronto el envío de los azogues para Veracruz.

    En el año de 1749, hallándose embarcado en el navío América, hizo un viaje a La Guaira, Cartagena de Indias y La Habana, tras el que regresó a Cádiz, habiendo hecho desde entonces y hasta 1756 distintos corsos y cruceros por el Cabo de San Vicente, Ferrol, Cartagena de Levante, y otros. Antes, el 28 de Octubre de 1751 fue ascendido a Teniente de Fragata y el 20 de Mayo de 1754 a Teniente de Navío.

    Ese año de 1756, embarcado en la fragata Hermiona fue a Veracruz con azogues y regresó a Cádiz, donde trasbordó al Castilla rumbo a Ceuta con la guarnición que había de relevar a la que allí estaba y partir acto seguido para Canarias a por caudales y otras comisiones.

    En el año de 1758 hizo distintos corsos y cruceros embarcado en el Poderoso, con la Escuadra de D. Andrés Reggio, hasta que habiendo trasbordado en el año 1759 al Guerrero, de la Escuadra de D. Juan José Navarro, pasó a Nápoles para conducir a España al Rey D. Carlos III.

    En el año de 1760 se le confió el mando de la fragata Arrogante para custodiar en Ferrol 18 navíos que se hallaban en aquella bahía, estando ejerciendo el mando hasta el año siguiente, que embarcado en el navío Dichoso, de la Escuadra de D. Luis de Córdova, hizo viaje a Cartagena de Indias transportando Tropas. Al llegar a dicho puerto, fue nombrado Capitán de Maestranza para la carena de los navíos que allí había, labor que realizó a satisfacción de los mandos superiores, labor que una vez concluida le permitió regresar a Cádiz el año de 1764 a bordo del navío Rayo, de la Escuadra de D. Juan José Navarro. Al llegar a Cádiz, lo primero que hace es, como tenía previsto, contraer matrimonio con Maria Josefa de Sarraoa y Valdés, hija de marino y, como el, de estirpe santoñesa, y con tuvo, que sepamos, tres hijos: Manuel, José y Maria Luisa, cuya hija Joaquina casó con Serafín de Sotto Abbach, tercer conde de Clonard e importante personaje del siglo XIX español.

    El año de 1765 y a bordo del navío Princesa pasó a Génova y de ahí a Nápoles para recoger y traer a España a la Reina Dª. Maria Amalia y su hija, regresando a Cádiz por Palermo.
    
    El siguiente 25 de Enero de 1766 le trae su ascenso a Capitán de Fragata y posteriormente, embarcado de 2º Comandante en el navío Firme, pasó a Veracruz con azogues, dándosele a su regreso a Cádiz el mando del navío, con el que hizo un corso al cabo de San Vicente para perseguir seis jabeques argelinos, los cuales avistó pero que perdió posteriormente de vista por la diferencia de andar, teniendo que entrar en Ferrol.
    En 1769 se le confirió el mando del navío San Lorenzo, con el cual transportó al puerto del Callao, Perú, tropas y pertrechos, después de haber tenido un accidentado viaje por las costas de Argentina, para una vez allí cambiar de barco, pasando con pliegos cerrados a la fragata Rosalía, de 26 cañones y el San Lorenzo, de 70 cañones, para realizar lo que supuso el tercer hito de su carrera, pues con por orden del Virrey del Perú fue a buscar la Isla de David, conocida hoy como Isla de Pascua.

    Esta expedición tenía por objeto averiguar si había tropas o colonias extranjeras en esas islas, o en la costa del sur de Chile, así como averiguar donde fondeaban u operaban naves francesas o inglesas que estorbaban el tráfico comercial entre Ecuador, Perú y Chile.

    También era objetivo de esta expedición la búsqueda y exploración de esa isla, levantar un plano y posesionarse de ellas para España en nombre del Rey Don Carlos III.

    Así, el 22 de Octubre, ascendido a Capitán de Navío, parte del puerto del Callao la expedición, y para seguir la derrota correcta hubo de hacer uso de más de cincuenta cartas marinas, pues la longitud en la que la isla se halla no estaba nada clara. No obstante, el 15 de Noviembre consiguen avistarla, pasando a bajearla, marcar su longitud y latitud correctas y hacer un riguroso inventario de todos sus puertos, ensenadas y caletas, averiguar la calidad de sus fondos, así como cartografiar la isla y averiguar que contiene, tanto en flora como fauna, así como si está habitada, que lo estaba y cuyos habitantes entablaron relación con los españoles, llegándose a recopilar el primer vocabulario español - rapanui, con ochenta y dos palabras y los primeros números diez números. Regalaron a los españoles plátanos, camotes y gallinas y estos a ellos ropas, sombreros y quincallería. Felipe había ordenado que se les tratara con la mejor de las cortesías y amabilidades.

    Se avistaron unos elementos de la isla que fueron identificados como árboles, pero estos resultaron ser estatuas de piedra y “…los árboles que les parecían pirámides son estatuas o imágenes de los ydolos que adoran estos naturales, son de piedra, tan elevados y corpulentos que parecen colunas mui gruesas, y según después aberigué, examiné y tomé su dimensión, son de una pieza todo el cuerpo…” Causó mucha admiración a los españoles que unas personas que carecían de maquinaria y herramientas adecuadas hubieran sido capaces de haber elevado esas gigantescas estatuas.

    Los naturales, que vivían en cuevas naturales o artificiales, excepto los que tenían la autoridad que lo hacían en cosas, invitaron a los españoles a visitar una casa “…que tenía 27 pasos de largo, de alto en el medio 2 ½ varas y 1 ¼ en las cabezas…En el medio había una puerta del alto de una vara, que estaba construida con seis palos del largo de 4 varas y un xeme de ancho…” Así mismo, vieron también “…plantaciones de caña dulce, platanares, camote, yuca, ñame, calabaza blanca y mates de los que en El Callao sirven para lastrar…”

    Según las anotaciones que hizo Felipe, los hombres estaban bien proporcionados, de buena talla y fuertes, y las mujeres mas bajas pero de aspecto más atractivo. Así mismo anota que llevaban el cuerpo pintado y como única ropa un taparrabos.

    La costa resultó ser bastante accidentada, con muchos arrecifes y roqueo, habiendo únicamente dos ensenadas aptas para echar en ancla los barcos, llamando a una “Ensenada de González” y a la otra “Ensenada de San Juan” El terreno resultó ser bastante árido y de escasa vegetación, con algunos pequeños arbustos formando bosquetes. También escaseaban los animales, pues de estos, los españoles solo dan fe de gallinas, ratones y aves marinas.

    Con todos estos datos, Felipe ordena el día 20 que un destacamento de doscientos cincuenta hombres se interne en la isla, reconozca el terreno, a la vez que otro grupo junto con los capellanes elevaron tres cruces en tres cerros para, en un ceremonia solemne proceder ante el Escribano Real tomar posesión de la isla para España en nombre de S. M. el Rey Don Carlos III. A la isla se le puso por nombre San Carlos.

    De ella se partió se partió el siguiente día en busca de otra isla llamada Nueva o de Luján, pero resultó que no existía, tras lo cual regresó a El Callao vía Chiloé, desde donde Felipe envió cartas al Secretario de Estado para las Indias y al Virrey Amat -al que le incluyó los planos levantados, los diarios y noticias más relevantes- notificándoles que la expedición había concluido con éxito, alcanzándose sin problemas los objetivos marcados. Acabó esta misión el 29 de Marzo de 1771, día en que atracaron en el puerto de El Callao.

    Tras esta misión partió a Cádiz con caudales, ciudad en la que el 4 de Julio de este año el Rey le concede el destino en Cádiz.


    Aparte de navegar, también realizaba Felipe otras tareas, como por ejemplo la que realizó en el año de 1775, la cual consistió en realizar labores de comparación entre barcos para ver las características de cada uno, lo cual hizo a bordo del navío San Miguel, que estuvo comparándolo con el San Eugenio y el Oriente, labor supervisada por D. Juan Cayetano de Lángara y Huarte, marino, militar, matemático y cartógrafo español que ejerció el cargo de Ministro de Marina y Director General de la Armada con el rey Carlos IV.

    Ya posteriormente tuvo en 1778 el mando del navío San Isidoro; en el 79 el mando del navío Serio, de 74 cañones, con el que realizó corsos y salidas con la Escuadra de D. Luis de Córdova, hallándose en línea en el combate del 20 de Octubre del 82 en el cabo de Espartel y fue tanto el daño que su barco recibió que a su vuelta a Cádiz se desarmó. Aparte de todos estos servicios, en los intermedios de desembarco realizó tareas como el servicio en Batallón, la Comisión de Vagos y otros.

    El 21 de Diciembre de 1782 es ascendido a Brigadier, pues pasó a situación de reserva, aunque dada su condición de militar, siempre que tenía que salir de Cádiz para la Corte debía solicitar permiso del Rey, como le ocurrió en Febrero de 1789, que tuvo que ir a Madrid por un asunto particular y pidió permiso, teniendo que renovarlo en Junio porque no lo pudo resolver en los cuatro meses anteriores. Ese mismo año es ascendido a Jefe de Escuadra y pasando a situación de segunda reserva, lo cual nos da una idea de la valía de este hombre, que con setenta y cinco años sigue ascendiendo en su carrera naval.

    Falleció en Cádiz el 26 de Octubre de 1802, siendo enterrado al siguiente día en esa misma ciudad.

    Fuentes Documentales

    1- Partidas de Bautizados, Casados y Confirmados de la Parroquia de Sana María la Real de
    Santoña, bajo la Signatura 3209, de fechas 1669 - 1720, 1669 - 1700 y 1676 - 1712
    respectivamente, en el folio 214 vto. (de bautismos), cuyo original se haya depositado en el
    Archivo Histórico Diocesano de Santander.

    2- Francisco Mellén Blanco. Revista Monte Buceiro 2, Curso 1998. Páginas 201 - 216

    3- Historia Extensa de Colombia. Academia Colombiana de Historia - Director Coordinador Luis
    Martínez Delgado. Vol. IV, Tomo 2. Bogotá - Ediciones Lerner, 1965.

    4- Sociedad Geográfica Española (2009) - Atlas de los Exploradores Españoles - geoPlaneta -
    Historias de Iberia Vieja, Nº 40/2008

    5- Para toda su vida militar: Archivo - Museo “Don Álvaro de Bazán”,
    Sección: Cuerpo General,
    Legajo Nº. 620/500, Asuntos Personales.

    6- Archivo Histórico Nacional. Universidades, Legajo 663, Número 23

    7- Para el contexto histórico: Gran Enciclopedia Universal Espasa - Calpe, 2004, Tomo 7.

    8- www.todoavante.es

    El marino biografiado es antepasado del autor del artículo, lo cual le llena de orgullo, aun cuando quede tan lejos en el tiempo.

    "Gracias, abuelo"

    http://foro.todoavante.es/viewtopic.php?f=46&t=7050
    Españolista y Leolfredo dieron el Víctor.

  13. #33
    Avatar de Leolfredo
    Leolfredo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 ago, 14
    Mensajes
    753
    Post Thanks / Like

    Re: Aportación de la "NACIÓN MONTAÑESA" forjadora de Hispanidad, en la historia de In

    Hay que decir de Argentina que, a diferencia de otros países de asiento montañes, ha sido un sitio en el que por el fenómeno brutal de sustitución poblacional acaecido tras la independencia, sobre todo a partir de las últimas décadas del nefasto XIX, no se puede hablar del poso antiguo y duradero comparable al mexicano, por ejemplo..

    Es un país que se ha "espaguetizado" y europeizado en exceso. Y, aunque cierto que la presencia montañesa ha tenido su importancia, lo que hay de ella es producto del mencionado aluvión. La vieja élite hidalga que combatieron en los Tercios de Montañeses para repeler al ínvasor británico de Buenas Aires se puede dar por finiquitada o relegada.

    A cuenta de todo esto me ha venido a la memoria una anécdota de lo más curiosa. El caso es que la mayor parte de las pizzas que se comen en Buenos Aires las suministra un montanes, de los llegados no hace tanto, que ha montado el clásico imperio vaquero en América (hablaremos un día sobre de la parte montañesa en el origen de la cultura vaquera tejana).

    Pues bien, el tipo tiene nosecuántos miles de cabezas de ganado y un buen día se dió el capricho de importar embriones de raza Tudanca sólo para darse el lujo de disfrutar contemplándolas. Parece que el hombre siempre que puede va a verlas, que es para lo único que están esas vacas.

    Para quien desconozca la cultura vaquera cántabra ha de saber que el criador de vaca tudanca, la principal de las autóctonas de nuestro país, es de un fanatismo y una cuasi veneración que roza el romanticismo. Es algo muy difícil de explicar para quien no procede de una familia de ese entorno.

    Cita Iniciado por Españolista Ver mensaje
    argentinos... de la Montaña

  14. #34
    Españolista está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    23 abr, 14
    Mensajes
    207
    Post Thanks / Like

    Re: Aportación de la "NACIÓN MONTAÑESA" forjadora de Hispanidad, en la historia de In

    CANTABRIA: PARIDERO DE NACIONES
    CASTILLA Y PAÍSES HISPANOAMERICANOS

    140904105639132309.jpg

    A finales de los 70 del pasado siglo, el montañés Manuel Felipe de la Mora Villar publicó Cantabria Histórica. En las ediciones posteriores (2º y 3º), ya en los 80, agregó al título la leyenda (vagina-gentium). Corríjanme si me equivoco pero ese término de vagina-gentium quiere decir algo así como madre de naciones, paridero de naciones, etc. Espero corrección sino es así. Mora Villar había sido uno de los fundadores de la Falange en la Montaña y ya en tiempos de la II República, en sus años mozos, escribía artículos defendiendo la personalidad histórica de Cantabria y su proyección hispana en América. De la Mora Villar había nacido en Puerto Rico, pero era hijo de cántabros.

    En el año 1971 escribió Las sangrientas cinco rosas: Recuerdos para la historia de la Falange de Santander (de Jaca a "Octubre rojo") siendo prologado por otro falangista montañés, el trasmerano Maximiano García Venero. He decidido extraer el siguiente texto del prólogo por su notable interés:

    "La Montaña es el País más regionalizado y a la par más unitario de nuestra Península. Mora Villar lo señala, con gran acierto, en las páginas de este libro, su primer volumen de historia de la Falange del País Cántabro; país cuya trayectoria desde el fondo de los siglos, suele ser escamoteada o desfigurada por gentes que no tienen vínculo alguno con nosotros, y sin embargo, se encaraman a determinados puestos. Así, encontramos en la historiografía contemporánea parciales interpretaciones, debidas a individuos que no pueden aducir ninguna conexión con la gran «vagina-genitum» de Cantabria, Madre de Castilla la Vieja; Madre de la lengua imperial, suprema, de España.

    Manuel Felipe de la Mora Villar, cofundador, con el carnet número 3 de la Falange cántabra, es un montañés de Ultramar. Otro cofundador de la primitiva JONS santanderina y luego de la Falange Española —el insigne pintor Pancho Cossío— también era de Ultramar, nacido, como Mora, en una de las Antillas hispanas. Aquel, en Cuba; el autor de este libro, en Puerto Rico. Yo diría que el montañés ultramarino lo es a un nivel altísimo, al conservar su españolidad y su amor regional sin desmayo. Prevalece en ellos el espíritu del linaje secular, pero sin énfasis referido a lo superficial nobiliario o aristocrático. En la Real Chancillería de Valladolid y en Simancas, hay innumerables ejecutorias de nobleza referentes a los montañeses, y por cierto, tanto el apellido Mora como el de Villar, tienen notable abundancia, que ha sido recogida en los Nobiliarios, en los que puede seguirse la oriundez cántabra, y la secular trayectoria familiar de ambos. (...)

    Mora Villar ha seguido esa norma desde su adolescencia estudiantil. No asistí yo al nacimiento de las JONS y de Falange Española en la Montaña, porque precisamente el mes de julio de 1931 salí de ella para cumplir un destino connatural en muchos cántabros: el de emigrar.(...)

    Mora Villar no es caso único en la contemporaneidad hispana. Y debo añadir: por fortuna. Pero me llega a la intimidad del alma, verle, decidido, sereno, con su oriundez y ejercicio cántabros, en la vanguardia de una Falange ideal, pura y heroica."


    MAXIMIANO GARCÍA VENERO
    Madrid, julio de 1971


    PD: García Venero en su "Historia del Nacionalismo Vasco (1968)" escribió una frase magistral: "Soy cántabro, de familias secularmente montañesas: aún se mantiene vertical la torre de uno de mis apellidos, desde el siglo XII."

    Última edición por Españolista; 05/09/2014 a las 08:12
    Leolfredo dio el Víctor.

  15. #35
    Avatar de Leolfredo
    Leolfredo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 ago, 14
    Mensajes
    753
    Post Thanks / Like

    Re: Aportación de la "NACIÓN MONTAÑESA" forjadora de Hispanidad, en la historia de In

    He de agradecerte, Españolista, que me saques mediante esas citas del error, ingenuo y no sin cierta dosis de vanidad, que men ocasiones me arrastra a creer ser descubridor o acuñador de algunas ideas originales. Y aquí se comprueba que han permanecido muy arraigadas en todo aquel cántabro que, además de conocer su país natal, tiene experiencia fuera de ella, sobre todo, en América y además se ha cultivado en cuestiones históricas.

    Hay un soniquete que se repite:

    - Fuerte conciencia de linaje y montañesa.
    - Más que compatibilidad, indisociabilidad con la idea de España.
    - Poderosa vocación indiana.

    Es espectacular el glosario de prominentes de la Montaña nacidos en Indias o con fuerte vinculación familiar con ellas.
    Sólo echar una ojeada a los miembros más relevantes del CEM y a su constante temática indiana basta para ilustrarnos.

    Maravillosa aportación que se te agradece. La Montaña, matriz de España, tan desconocida quizás porque siempre ha estado ahí, dándolo todo sin levantar la voz ni ofrecer un mal gesto. Como esa madre abnegada a la que sólo comienza a echarse en falta cuando su ausencia le hace comprender a la familia cuál era el "motor" de la casa.




    Cita Iniciado por Españolista Ver mensaje
    CANTABRIA: PARIDERO DE NACIONES
    CASTILLA Y PAÍSES HISPANOAMERICANOS

    140904105639132309.jpg

    A finales de los 70 del pasado siglo, el cántabro Manuel Felipe de la Mora Villar publicó Cantabria Histórica. En las ediciones posteriores (2º y 3º), ya en los 80, agregó al título la leyenda (vagina-Gentium). Corríjanme si me equivoco pero ese término de vagina-gentium quiere decir algo así como madre de naciones, paridero de naciones, etc. Espero corrección sino es así. Mora Villar había sido uno de los fundadores de la Falange en Cantabria y ya en tiempos de la II República, en sus años mozos, escribía artículos defendiendo la personalidad histórica de Cantabria y su proyección hispana en América. De la Mora Villar había nacido en Puerto Rico, pero era hijo de cántabros.

    En el año 1971 escribió Las sangrientas cinco rosas: Recuerdos para la historia de la Falange de Santander (de Jaca a "Octubre rojo") siendo prologado ese libro por otro falangista montañés, el trasmerano Maximiano García Venero. He decidido extraer el siguiente texto del prólogo por su notable interés:

    "La Montaña es el País más regionalizado y a la par más unitario de nuestra Península. Mora Villar lo señala, con gran acierto, en las páginas de este libro, su primer volumen de historia de la Falange del País cántabro; país cuya trayectoria desde el fondo de los siglos, suele ser escamoteada o desfigurada por gentes que no tienen vínculo alguno con nosotros, y sin embargo, se encaraman a determinados puestos. Así, encontramos en la historiografía contemporánea parciales interpretaciones, debidas a individuos que no pueden aducir ninguna conexión con la gran «vagina-genitum» de Cantabria, Madre de Castilla la Vieja; Madre de la lengua imperial, suprema, de España.

    Manuel Felipe de la Mora Villar, cofundador, con el carnet número 3 de la Falange cántabra, es un montañés de Ultramar. Otro cofundador de la primitiva JONS santanderina y luego de la Falange Española —el insigne pintor Pancho Cossío— también era de Ultramar, nacido, como Mora, en una de las Antillas hispanas. Aquel, en Cuba; el autor de este libro, en Puerto Rico. Yo diría que el montañés ultramarino lo es a un nivel altísimo, al conservar su españolidad y su amor regional sin desmayo. (...)

    Mora Villar no es caso único en la contemporaneidad hispana. Y debo añadir: por fortuna. Pero me llega a la intimidad del alma, verle, decidido, sereno, con su oriundez y ejercicio cántabros, en la vanguardia de una Falange ideal, pura y heroica."

    MAXIMIANO GARCÍA VENERO
    Madrid, julio de 1971


    PD: García Venero en su "Historia del Nacionalismo Vasco (1968)" escribió una frase magistral: "Soy cántabro, de familias secularmente montañesas: aún se mantiene vertical la torre de uno de mis apellidos, desde el siglo XII."

    Españolista dio el Víctor.

  16. #36
    Avatar de Leolfredo
    Leolfredo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 ago, 14
    Mensajes
    753
    Post Thanks / Like

    Re: Aportación de la "NACIÓN MONTAÑESA" forjadora de Hispanidad, en la historia de In

    Cuando no desconocimiento, hay una tendencia secular allende el Escudo (o acaso debiéramos decir de Amaya al Sur) de mofarse del apego montañes por el blasón, su linaje y las fazañas o simplemente las costumbres de sus antiguos.

    Pues bien, si en toda España fuera así otro gallo nos cantaba. A los mapas antes posteados me remito, pues han de ser como un puñal en las entrañas de este foro carlista.

    Pd1: estoy desando que salga por ahi algun pariente de Ultramar a hablarnos de estos asuntos. Mexico lindo...

    Pd2: asumo el grandioso término "vagina gentium" y lo sumo a dos de cisecha propia y, por ello, más torpes. "La Huente" o "Vórtice".
    Última edición por Leolfredo; 04/09/2014 a las 23:53
    Españolista dio el Víctor.

  17. #37
    Españolista está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    23 abr, 14
    Mensajes
    207
    Post Thanks / Like

    Re: Aportación de la "NACIÓN MONTAÑESA" forjadora de Hispanidad, en la historia de In

    Nunca entendí eso de "Más allá del Escudo". Y no lo entendí nunca porque más allá del Escudo, al suroeste, está, por ejemplo, Valderredible, que es Cantabria. Es una tomadura de pelo en toda regla ese dicho que a mí particularmente me embrutece mucho. "Más allá de Amaya" cómo dices, o "Más allá de las Loras", "Más allá del Ebro", por ejemplo, sería lo correcto. A algún buen cántabro le he oído "Más allá de Aguilar de Campoo", que tampoco está nada mal.
    Última edición por Españolista; 04/09/2014 a las 23:58
    Leolfredo dio el Víctor.

  18. #38
    Avatar de Leolfredo
    Leolfredo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 ago, 14
    Mensajes
    753
    Post Thanks / Like

    Re: Aportación de la "NACIÓN MONTAÑESA" forjadora de Hispanidad, en la historia de In

    La sensación de dejar Cantabria se adquiere al traspasar una raya que, por el sur va de Guardo a Frías, por el Oeste en las inmediaciones de Llanes y por el Este... hmm... aqui depende de cómo se vea.
    Españolista dio el Víctor.

  19. #39
    Avatar de Leolfredo
    Leolfredo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 ago, 14
    Mensajes
    753
    Post Thanks / Like

    Re: Aportación de la "NACIÓN MONTAÑESA" forjadora de Hispanidad, en la historia de In

    Aunque quiero utilizar este hilo como troncal para la temática montañesa no está mal abrir alguna ramificación de vez en cuando alguna ramificación. En este caso para ubicarnos geográficamente:

    Composición territorial de la Montaña.

  20. #40
    Avatar de Leolfredo
    Leolfredo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 ago, 14
    Mensajes
    753
    Post Thanks / Like

    Re: Aportación de la "NACIÓN MONTAÑESA" forjadora de Hispanidad, en la historia de In

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    He pensado que la siguiente figura montañesa que dejó huella en América, en parte positiva y en parte negativa, que quisiera referir es la de José Escandón.

    A ver si Españolista tiene algo bueno que aportar. Digamos que fue el fundador en "Nuevo Santander" de más de veinte localidades, casi todas con nombres trasplantados de su tierra natal. Es el fundador de la cultura vaquera texana, se dice que llegó a manejar más de un millón de cabezas de vacuno (el sueño de todo vaquero cántabro, como todos los que procedemos de familias de este sector sabemos).

    Se le aplicó un Juicio de Residencia acusado de esclavizar Indios y de realizar contrabando. Fue excesivamente poderoso y se ganó la enemistad de los jesuitas. Un personaje controvertido,con su faceta negativa, pero que sin duda dejó una gran huella.

    La cultura de los "cow-boys" texanos en realidad no es gringa sino que tiene raíces hispánicas. Impulso montañés con los aportes andaluces y, seguramente, charros salmantinos.

Página 2 de 6 PrimerPrimer 123456 ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Foros "Reinos de Indias"
    Por Rodrigo en el foro Ayuda y Sugerencias
    Respuestas: 44
    Último mensaje: 11/11/2013, 00:22
  2. Respuestas: 0
    Último mensaje: 27/08/2012, 02:06
  3. Respuestas: 0
    Último mensaje: 07/05/2012, 18:14
  4. Respuestas: 3
    Último mensaje: 05/05/2009, 23:57
  5. "¿HA SIDO CATALUÑA NACIÓN ALGUNA VEZ?"
    Por rey_brigo en el foro Tertúlia
    Respuestas: 14
    Último mensaje: 11/10/2005, 19:31

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •