No existe el “problema” “catalán”; el problema es el Estado liberal

Versión para imprimir