Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 1 de 4 1234 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 20 de 77

Tema: Ciencia y democracia

  1. #1
    Valderrábano está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    26 abr, 13
    Mensajes
    325
    Post Thanks / Like

    Ciencia y democracia

    Casi de forma generalizada la gente vincula el progreso científico a las libertades civiles y a la democracia. Hegel dijo "no busquemos ciencia ni arte en Esparta sino en Atenas". Claro que Hegel era filósofo no un científico y cuando hablaba de ciencia lo hacía con un significado muy distinto al actual. La Esparta del siglo XX fue la Alemania nazi, y los progresos científicos y tecnológicos NAZIS fueron notables. Los aliados al finalizar la guerra se disputaron a los científicos nazis. Pero si nos fijamos bien, los nazis no consiguieron la bomba atómica y los aliados sí. Parece ser que la Ciencia fascista siempre fue un paso o dos por detrás de la Ciencia aliada. Podríamos pensar que el dogmatismo nazi no se llevaba bien con la investigación científica. Pero la verdad es que, los científicos aliados que trabajaban en proyectos secretos como el de la bomba ATOMICA, no gozaban de mucha libertad que se diga... estaban fuertemente vigilados y presionados. No eran dueños en absoluto de sus investigaciones. El Congreso y la población no tenían control ni información sobre esos proyectos tan secretos, y el control democrático era nulo. Por tanto el retraso nazi en temas de armamento atómico no tuvo en realidad nada que ver con la falta de libertades.

    Podemos concluir que hoy CIENCIA y FALTA DE LIBERTADES no son sólo perfectamente compatibles, sino que son en realidad dos aliados que se necesitan mutuamente. El binomio Ciencia y Libertad (democracia) en el que todos solemos creer, en realidad ya NO se cumple. La razón de esta aparente CONTRADICCION que tanto nos sorprende, es que el concepto TRADICIONAL de ciencia ha cambiado enormemente -en realidad, ha desaparecido- en los dos últimos siglos y no tiene ABSOLUTAMENTE NADA QUE VER con el concepto actual de CIENCIA...
    Última edición por Valderrábano; 26/06/2013 a las 15:34

  2. #2
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,893
    Post Thanks / Like

    Re: Ciencia y democracia

    Saludos Valderrábano.


    En mi opinión personal( que conste que no soy un experto en esto) yo no creo que los regímenes políticos tengan algo que ver con el desarrollo de la ciencia. La democracia y la dictadura son regímenes completamente ajenos al campo científico. Estados Unidos, por su parte, es una país democrático y posee una de las ciencias más avanzadas del mundo. Creo yo, en mi modesta y humilde opinión, que la ciencia avanza depende de quien la cultive. No creo que el desarrollo científico tengo algo que ver con los regímenes políticos de los pueblos.


    Un cordial saludo.
    Adriano dio el Víctor.
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  3. #3
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    17 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Ciencia y democracia

    Yo tampoco soy ningún experto. Pero inicialmente voy a negar la mayor... Gracias a Dios, no existe ninguna 'democracia' en el mundo ya que ésta es únicamente una vulgar utopía. Y la idea de 'libertad' que ha creado el liberalismo, amén de ser una idea deforme de la verdadera libertad con que Dios ha dotado a todos los hombres, es contraproducente para los pueblos y los individuos ya que niega el concepto de responsabilidad en el ejercidio del libre albedrío.

    Jamás la soberanía emanará de los 'pueblos', ya que ésta no reside en ellos, sino en la Voluntad de Dios. Además, ¿pueblo...?, ¿qué es eso?, ¿amalgama informe de individuos que son convocados a las urnas de forma periódica?. ¿Y qué tiene eso que ver con el desarrollo de la ciencia...?. ¿Y en de qué manera infiere la elección de los alcaldes con el desarrollo del conocimiento científico?.

    Es necesario hacer un distingo entre 'ciencia' y 'tecnología'. Ésta última suele estar únicamente al servicio de los intereses de los que las sufragan (grandes multinacionales y gobiernos). Hoy se confunden con demasiada frecuencia ambos términos, pero la segunda es solamente una aplicación práctica de la primera. De forma que la mayoría de los 'grandes adelantos tecnológicos' existentes hoy en día están basado en descubrimientos científicos de épocas muy añadas, y nacidos todos ellos en regímenes políticos muy distintos. E incluso, habría que decir también, que muchos de los grandes descubrimientos científicos actuales (y por actual habríamos de entender, en los últimos 78 u 80 añitos...) aún no han encontrado ni siquiera acomodo, o aplicación práctica, en nuestros días. Y no lo han hecho por razones muy diversas. La mayoría de ellas por razones distintas de las emanadas por las decisiones políticas.
    Última edición por jasarhez; 26/06/2013 a las 18:09

  4. #4
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,447
    Post Thanks / Like

    Re: Ciencia y democracia

    Cita Iniciado por Valderrábano Ver mensaje

    1.- Casi de forma generalizada la gente vincula el progreso científico a las libertades civiles y a la democracia.

    2.- Hegel dijo "no busquemos ciencia ni arte en Esparta sino en Atenas". Claro que Hegel era filósofo no un científico y cuando hablaba de ciencia lo hacía con un significado muy distinto al actual.

    3.- La Esparta del siglo XX fue la Alemania nazi, y los progresos científicos y tecnológicos NAZIS fueron notables. Los aliados al finalizar la guerra se disputaron a los científicos nazis. Pero si nos fijamos bien, los nazis no consiguieron la bomba atómica y los aliados sí. Parece ser que la Ciencia fascista siempre fue un paso o dos por detrás de la Ciencia aliada. Podríamos pensar que el dogmatismo nazi no se llevaba bien con la investigación científica. Pero la verdad es que, los científicos aliados que trabajaban en proyectos secretos como el de la bomba ATOMICA, no gozaban de mucha libertad que se diga... estaban fuertemente vigilados y presionados. No eran dueños en absoluto de sus investigaciones. El Congreso y la población no tenían control ni información sobre esos proyectos tan secretos, y el control democrático era nulo. Por tanto el retraso nazi en temas de armamento atómico no tuvo en realidad nada que ver con la falta de libertades.

    4.- Podemos concluir que hoy CIENCIA y FALTA DE LIBERTADES no son sólo perfectamente compatibles, sino que son en realidad dos aliados que se necesitan mutuamente.

    5.- El binomio Ciencia y Libertad (democracia) en el que todos solemos creer, en realidad ya NO se cumple. La razón de esta aparente CONTRADICCION que tanto nos sorprende, es que el concepto TRADICIONAL de ciencia ha cambiado enormemente -en realidad, ha desaparecido- en los dos últimos siglos y no tiene ABSOLUTAMENTE NADA QUE VER con el concepto actual de CIENCIA...
    1.- ¿Y usted piensa que dicha creencia tiene algún valor empírico? Por demás la gente no tiene ni idea de en qué consiste la democracia y no sabe asociar categorías como las libertades civiles que menciona con la más elemental y básica noción de lo que es científico y no lo es.

    2.- El problema es que HEGEL es el teórico del Método Dialéctico que rige todo el proceso de elaboración de teorías e hipótesis científicas. Si quiere le explico en qué consiste. Pero el asunto arranca de que la Filosofía es La Ciencia o Universal y usted confunde el concepto con "las ciencias" o "saberes particulares o por áreas específicas". Y la Epistemología es la rama de la Filosofía que se ocupa del análisis y teorización de las causas o raíces del conocimiento científico. En resumidas cuentas, no existe ciencia sin base filosófica. Y hoy en día la Ciencia y las ciencias, siguen siendo iguales a las que había en la Antigüedad, lo que ha sucedido es que los conocimientos se han ampliado muy considerablemente en buena medida gracias a un evidente progreso tecnológico, pero el adagio de que "lo que sabemos es una gota y lo que ignoramos un océano, sigue siendo plenamente válido.

    3.- Créame que todo ello es puramente anecdótico y se lo digo no como menosprecio, sino porque no tiene importancia y dentro de la Historia de la Ciencia no representa prácticamente nada. Si coincido en que, como bien dice Michael, no hay asociación alguna entre ciencia y régimen político, salvo que se quieran buscar "cinco" pies al gato.

    4.- En realidad conecta con lo expuesto en el anterior punto. Pero la Ciencia no precisa para nada de libertades civiles,l otra cuestión es que en el caso de los regímenes totalitarios de partido único se abran o cierren las puertas según el "color" del aspirante a científico, o que la ciencia se encuentre "teledirigida". O sea, el régimen si necesita a la ciencia, pero ésta no necesita al régimen, con lo que más que de alianza habría que hablar de parasitismo.

    5.- Usted hace aquí un apunte que es un error en sus propios términos: "libertad (democracia)", o lo que es lo mismo: libertad = democracia. Pues no, mire, en principio la democracia actual no es la misma que la democracia clásica. Empecemos por esta última, surgida en la Grecia clásica tenía naturaleza sagrada y se asociaba a la existencia de la polis y sus dioses, así como a la creencia escatológica que tenían los griegos sobre la otra vida después de la muerte. Era un rasgo tan acusado que el peor castigo no era la pena capital, sino el ostracismo. Creían que si morían estando en el destierro morían fuera de los límites de su polis y su cuerpo no recibía sepultura y culto su mane o alma, quedaba condenada a vagar eternamente en la oscuridad. Y en esto no había diferencia entre Atenas, Esparta, Corintio, o cualquiera de las ciudades griegas. Por otro lado, la democracia sólo lo era como forma de gobierno entre los varones quedando las mujeres recluidas en la casa dentro de los gineceos. Así pues, democracia clásica = totalitarismo y ausencia de libertad para la mujer, los niños, los metecos, los periecos, y no digamos los esclavos.
    Luego, la democracia actual = totalitarismo que dirige completamente la vida de los ciudadanos (individuos con derecho a meter un papel en una urna) al que se le permite el derecho al pataleo = forma de control social entre toda una lista de opciones para mantener al individuo (al que llaman ciudadano = camelo en forma de caramelo ideológico moral) dentro de unos límites prefijados de antemano.

    En resumidas cuentas, no hay contradicción alguna entre la categoría CIENCIA de antes y la categoría CIENCIA de hoy. Esa supuesta contradicción no existe nada más que entre quienes no se dedican a la ciencia (teórica o práctica, eso es indiferente) y que se alimentan de esa cosa, ese fenómeno de masas, llamado divulgación, aunque por su naturaleza ideológica es, en realidad, divulgacionismo
    Última edición por Valmadian; 26/06/2013 a las 18:06
    Fidelitas dio el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  5. #5
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,893
    Post Thanks / Like

    Re: Ciencia y democracia


    Yo tampoco soy ningún experto. Pero inicialmente voy a negar la mayor... Gracias a Dios, no existe ninguna 'democracia' en el mundo y la idea de 'libertad' que ha creado el liberalismo, amén de estar sustentada sobre una gran mentira, es contraproducente para los pueblos y los individuos. Jamás la soberanía emanará del pueblo... Además, ¿pueblo...?, ¿qué es eso?, ¿amalgama informe de individuos que son convocados a las urnas de forma periódica?.
    Aquí no coincido contigo. La democracia siempre, con sus cambios, ha existido como forma de gobierno, otra cosa es que distintos países la hayan aplicado al correr de los siglos. Sobre de quien emana la soberanía es un tema a discusión dentro del cual no me adentraré ya que sería desvirtuarnos del hilo. El pueblo siempre ha existido como realidad social, política, histórica, cultural, etc.


    ¿Y qué tiene eso que ver con el desarrollo de la ciencia...?.
    A eso me refiero. No creo que el desarrollo o progreso científico tenga mucho que ver con el régimen que escogen los pueblos.


    Por otra parte quisiera hacer un distingo entre 'ciencia' y 'tecnología'. Ésta última suele estar únicamente al servicio de los intereses de los que las sufragan. Hoy se confunden con frecuencia ambos términos, pero la segunda es solamente una aplicación de la primera, y los 'grandes adelantos tecnológicos' existentes hoy en día están todos basado en descubrimientos científicos de épocas bastante añadas y nacidas en regímenes muy distintos de los actuales. E incluso, muchos de los grandes descubrimientos científicos mas actuales (y por actual habríamos de entender, en los últimos 78 u 80 añitos...) aún no han encontrado acomodo, o aplicación práctica, por razones muy diversas en el actual avance tecnológico.
    La tecnología, a mi entender, sale de la ciencia y guarda cierta relación con la misma. Pero también en cuestiones de ciencia hay países democráticos que tienen avances científicos.




    Mi opinión sobre estos temas es muy poco relevante ya que poseo muy pocos conocimientos.
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  6. #6
    Esteban está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    18 jul, 12
    Mensajes
    427
    Post Thanks / Like

    Re: Ciencia y democracia

    Cita Iniciado por Valderrábano Ver mensaje
    Casi de forma generalizada la gente vincula el progreso científico a las libertades civiles y a la democracia. Hegel dijo "no busquemos ciencia ni arte en Esparta sino en Atenas". Claro que Hegel era filósofo no un científico y cuando hablaba de ciencia lo hacía con un significado muy distinto al actual. La Esparta del siglo XX fue la Alemania nazi, y los progresos científicos y tecnológicos NAZIS fueron notables. Los aliados al finalizar la guerra se disputaron a los científicos nazis. Pero si nos fijamos bien, los nazis no consiguieron la bomba atómica y los aliados sí. Parece ser que la Ciencia fascista siempre fue un paso o dos por detrás de la Ciencia aliada. Podríamos pensar que el dogmatismo nazi no se llevaba bien con la investigación científica. Pero la verdad es que, los científicos aliados que trabajaban en proyectos secretos como el de la bomba ATOMICA, no gozaban de mucha libertad que se diga... estaban fuertemente vigilados y presionados. No eran dueños en absoluto de sus investigaciones. El Congreso y la población no tenían control ni información sobre esos proyectos tan secretos, y el control democrático era nulo. Por tanto el retraso nazi en temas de armamento atómico no tuvo en realidad nada que ver con la falta de libertades.

    Podemos concluir que hoy CIENCIA y FALTA DE LIBERTADES no son sólo perfectamente compatibles, sino que son en realidad dos aliados que se necesitan mutuamente. El binomio Ciencia y Libertad (democracia) en el que todos solemos creer, en realidad ya NO se cumple. La razón de esta aparente CONTRADICCION que tanto nos sorprende, es que el concepto TRADICIONAL de ciencia ha cambiado enormemente -en realidad, ha desaparecido- en los dos últimos siglos y no tiene ABSOLUTAMENTE NADA QUE VER con el concepto actual de CIENCIA...
    Primero dice que los nazis hicieron hallazgos cientificos notables, luego parece decir que la ciencia nazi se quedo atrás en comparación con la ciencia aliada.Luego menciona que en la fabricación de la bomba atomica participaron cientificos nazis, para luego afirmar que la elaboración de la bomba atomica todo se hizo bajo el mas absoluto secreto, como si lo más logico hubiera sido que anunciaran ese proyecto a los cuatro vientos. Luego trata de extraer todo una serie de conclusiones genericas en base a esos planteos.
    Última edición por Esteban; 26/06/2013 a las 18:39

  7. #7
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    17 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Ciencia y democracia

    Cita Iniciado por Michael Ver mensaje
    ..La democracia siempre, con sus cambios, ha existido como forma de gobierno, otra cosa es que distintos países la hayan aplicado al correr de los siglos... El pueblo siempre ha existido como realidad social, política, histórica, cultural, etc.
    Quizás antes de continuar debiéramos definir el concepto que tenemos cada cual de 'democracia'. Para empezar, si hablamos del concepto, y si nos refiriéramos a la Grecia Clásica, como bien dice Valmadian, ni siquiera la democracia actual es la misma que la democracia existente en Atenas... Ahora bien, 'gobierno del pueblo' lo que se dice... gobierno y del pueblo¿?, jamás ha existido. ¿Acaso los metecos eran pueblo en la antigua Grecia?, ¿y las mujeres?, ¿y los esclavos?, ¿y los libertos...?. En realidad, la 'democracia' en Grecia no era mas que el modo de cooptación y decisión adoptado por las élites dominante, que pomposamente se denominaron 'ciudadanos'. Y de su concepto de 'pueblo' y de 'ciudadanía' estaban excluídas tanto las mujeres griegas, como los metecos, naturalemnte también los esclavos, y hasta los libertos. Es decir, que ciudadanos como tales solamente eran una minoría. A esa forma de gobierno yo lo denominaría mas bien, y siendo demasiado benévolos, 'poliarquía', dado que la participación del pueblo es un ideal absolutamente imposible. Sólo podemos alcanzar un sistema formal de selección de élites para las labores de gobierno.

    Como dirían algunos teóricos como Robert Dahl (profesor emérito de ciencia política en la Universidad de Yale y uno de los más destacados politólogos norteamericanos), 'la democracia es un mero concepto teórico, y por ello, no necesariamente ocurre en la realidad, ni ha ocurrido nunca, ni es posible que lo haga' (y estas no son palabras mías).

    Por poner un ejemplo bien cercano, la tan cacareada democracia norteamericana, es solamente (a lo sumo y siendo demasiado benévolos) un modelo imperfecto de 'poliarquía'. Pero de 'democracia' nada. ¿Acaso cree usted que alguna vez ha llegado a gobernar algún pueblo de la tierra en todo lo que llevamos de historia?; Además, repito nuevamente, ¿qué es para usted 'pueblo'...?. ¿Podría definirme ese término a ver si así llegamos a entendernos?.

    Un abrazo en Cristo

    Última edición por jasarhez; 26/06/2013 a las 18:40

  8. #8
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,893
    Post Thanks / Like

    Re: Ciencia y democracia


    Quizás antes de continuar debiéramos definir el concepto que tenemos cada cual de 'democracia'. Para empezar, si hablamos del concepto, y si nos refiriéramos a la Grecia Clásica, como bien dice Valmadian, ni siquiera la democracia actual es la misma que la democracia existente en Atenas... Ahora bien, 'gobierno del pueblo' lo que se dice... gobierno y del pueblo¿?, jamás ha existido. ¿Acaso los metecos eran pueblo en la antigua Grecia?, ¿y las mujeres?, ¿y los esclavos?, ¿y los libertos...?. En realidad, la 'democracia' en Grecia no era mas que el modo de cooptación y decisión adoptado por las élites dominante, que pomposamente se denominaron 'ciudadanos'. Y de su concepto de 'pueblo' y de 'ciudadanía' estaban excluídas tanto las mujeres griegas, como los metecos, naturalemnte también los esclavos, y hasta los libertos. Es decir, que ciudadanos como tales solamente eran una minoría. A esa forma de gobierno yo lo denominaría mas bien, y siendo demasiado benévolos, 'poliarquía'.


    A eso me refería con que la democracia, con sus cambios o transformaciones, siempre existió como forma de gobierno. Mi punto no era que la democracia existía como hoy en día, sino que siempre, a pesar de que ha evolucionado ha estado como forma de gobierno.




    ¿Acaso cree usted que alguna vez ha gobernado el pueblo?, ¿qué pueblo...?.
    Sigo sin entender el porque dice usted que el pueblo no existe.


    El pueblo como concepto y realidad siempre ha existido.


    Habría que matizar. Monarquías como la española sí permitían que el pueblo, representado por sus concejos y organismos, gobernasen. Entendiendo que el monarca también debía respetar las leyes del pueblo, los cuales siempre imperaban en el ámbito local. Muchos franceses envidiaban lo "democrático" de nuestras instituciones. Incluso, muchos señores indígenas mexicanos se sentían "agravados" pues la monarquía hispana permitía que personas del pueblo accedieran al poder.






    Por poner un ejemplo bien cercano, la tan cacareada democracia norteamericana, es solamente (a lo sumo y siendo demasiado benévolos) un modelo imperfecto de 'poliarquía'. Pero de 'democracia' nada.
    Aquí le niego la mayor. Aquí lo que rige es un sistema democrático. Explíqueme porque usted cree que aquí lo que hay es poliarquia. ¿En qué sentido lo es? ¿En qué se basa para llegar a esa afirmación?


    ¿Acaso cree usted que alguna vez ha llegado a gobernar algún pueblo de la tierra en todo lo que llevamos de historia?; Además, repito nuevamente, ¿qué es para usted 'pueblo'...?. ¿Podría definirme ese término a ver si así llegamos a entendernos?.

    Pueblo, muchedumbre, multitud, etc. Esa realidad siempre ha existido. Explíqueme por favor el porque usted no cree en la existencia del pueblo. Primero, si no me equivoco, los romanos y griegos tenían un concepto diferente de lo que es pueblo( Valmadián, experto en estas cosas mucho más que yo, puede darnos una mejor explicación), según lo que pude leer estos no creían en el concepto de pueblo como hoy en día. Pero el conjunto de personas pertenecientes a un colectivo regional se empezó a definir como pueblo. Ese colectivo de individuos con una misma pertenencia y un mismo territorio siempre ha existido. Vasallos, señores, clero, muchedumbre, pueblo, etc. son nombres mediante los cuales este colectivo de individuos siempre ha existido.


    Abrazos en Cristo.
    Última edición por Michael; 26/06/2013 a las 19:06
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  9. #9
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    17 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Ciencia y democracia

    Cita Iniciado por Michael Ver mensaje
    A eso me refería con que la democracia, con sus cambios o transformaciones, siempre existió como forma de gobierno. Mi punto no era que la democracia existía como hoy en día, sino que siempre, a pesar de que ha evolucionado ha estado como forma de gobierno.
    Ya, eso ya lo ha dicho usted antes y también le he intentado explicar citándole incluso a algún emérito politógo norteamericano, que no lo comparto. Pero lo que aún no he conseguido es que me expliques qué entiendes tu por 'democracia', para decirme con tantísimo ahínco que 'siempre ha existido'. ¿A qué te refieres... al concepto mísmo?. Pues ni eso es cierto.. Ese concepto es también un invento. Ni siquiera es un descubrimiento. Y ni siquiera los que lo inventaron creyeron en ello.

    Dado que dices que 'democracia ha habido siempre', yo te preguntaría: ¿Qué alusiones a modelos 'democráticos' encuentraríamos en la Sagrada Biblia? (existe una, al menos que yo conozca, haciendo una mera referencia descriptiva a la Roma pagana, en el primer libro de Macabeos). Si conoces alguna mas, te rogaría que me dieras la referencia. Dado que yo creo que, mas bien, eran las monarquías las que mayoritariamente 'gobernaban' por aquellos tiempos bíblicos... y en la Biblia jamás se ha dicho que el poder y la soberanía residan en el pueblo. En cierto modo, el concepto mismo de 'democracia' yo lo veo demasiado emparentado con el relativismo, los variados politeísmos y hasta los supermercados.

    "...ninguno de ellos se ciñe la diadema ni se viste de púrpura para engreírse con ella. Se han creado un Consejo, donde cada día 320 consejeros deliberan constantemente en favor del pueblo para mantenerlo en buen orden. Confían cada año a uno solo el mando sobre ellos y el dominio de toda su tierra. Todos obedecen a este solo hombre sin que haya entre ellos envidias ni celos..."
    ____________________________________

    Cita Iniciado por Michael Ver mensaje
    Monarquías como la española sí permitían que el pueblo, representado por sus concejos y organismos, gobernasen. Entendiendo que el monarca también debía respetar las leyes del pueblo, los cuales siempre imperaban en el ámbito local. Muchos franceses envidiaban lo "democrático" de nuestras instituciones. Incluso, muchos señores indígenas mexicanos se sentían "agravados" pues la monarquía hispana permitía que personas del pueblo accedieran al poder.
    Ahí, en esa definición basada en un acontecer histórico, sí que le doy la razón. Y ahí sí que coincidimos. Por eso le pedía que definiera pueblo. Si al referirnos a éste nos basamos en esa forma orgánica de concepto, sí que estoy de acuerdo con usted. Pero ese no es el modo en que suelen entender el concepto 'pueblo' los regímenes que hoy pomposamente se autodenominan 'democracias'. Ya que para ellos, pueblo solo es una mera amalgama informe de individuos que suelen ser convocados a las urnas de manera periódica. Pero eso, usted y yo, por lo que veo, sabemos que no es 'pueblo'.

    Por eso, quizás a ese término de 'democracia' (siempre ligada también al concepto de 'pueblo'), para mejor entendernos, quizás debiéramos de comenzar por ponerle adjetivos. ¿De qué concepto de 'democracia' hablamos, de la democracia burguesa representativa, de la 'democracia popular soviética', de la 'democracia orgánica', de la 'democracia directa autogestionaria'. ¿De qué democracia hablamos?. Hoy existen teóricos que hasta comienzan a hablarnos de algo tan curioso como la 'democracia líquida' (Democracia Líquida:).

    Es como cuando hablamos de personas, no es lo mismo decir Juan (a secas) que San Juan Evangelista o que Juan el Bautista... Y no digamos nada si nos refiriéramos a Juan Carlos I... Gracias a Dios, nada que ver entre ellos.
    Última edición por jasarhez; 26/06/2013 a las 20:47

  10. #10
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    17 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Ciencia y democracia

    Fíjense lo que pensaba sobre el concepto de 'democracia' ligado a la ciencia, alguien tan poco sospechoso de mantener tesis ni siquiera próximas a las mías en otros temas. Pero en esta cuestión, observo que sí que coincidimos... Y es que es casi imposible estar en completo desacuerdo con nadie, porque siempre habrá algo en lo que alguna vez, por muy remotamente que fuera, hasta coindiremos (...y es que el mundo es un pañuelo).

    "Ciencia democrática"


    "Todo progreso intelectual serio depende de una cierta clase de independencia de criterio, cosa que no puede existir donde a la voluntad de la mayoría se la trata con esa especie de respeto religioso que el ortodoxo concede a la voluntad de Dios. El respeto por la voluntad de la mayoría es más dañino que el respeto por la voluntad de Dios, porque la voluntad de la mayoría puede ser averiguada.

    Hace unos cuarenta años, en la ciudad de Durban, un miembro de la Flat Earth Society desafió al mundo a un debate público. El desafío fue recogido por un capitán de barco cuyo único argumento en favor de la redondez de la Tierra era que él la había recorrido. Este argumento, claro está, fue fácilmente desechado y el propagandista de la Tierra Plana obtuvo dos tercios de mayoría. Una vez manifestada así la voz del pueblo, el verdadero demócrata debe sacar en conclusión que en Durban la Tierra es plana"
    .

    Bertrand Russell, La libertad y las universidades
    Para este filósofo ateo, del que se muestran tan amigos los democrátas y liberales, como vemos... la democracia es incluso una gran enemiga de la ciencia. Y es que en el método científico, la democracia no encuentra acomodo, sino que es un estúpido estorbo.

    Un abrazo en Cristo
    Última edición por jasarhez; 26/06/2013 a las 20:26

  11. #11
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,893
    Post Thanks / Like

    Re: Ciencia y democracia

    Ya, eso ya lo ha dicho usted antes y también le he intentado explicar citándole incluso a algún emérito politógo norteamericano, que no lo comparto.


    Pero lo que aún no he conseguido es que me expliques qué entiendes tu por 'democracia', para decirme con tantísimo ahínco que 'siempre ha existido'. ¿A qué te refieres... al concepto mísmo?. Pues ni eso es cierto.. Ese concepto es también un invento. Ni siquiera es un descubrimiento. Y ni siquiera los que lo inventaron creyeron en ello.



    La democracia como forma de gobierno siempre ha existido. Deja ver si me explico mejor. Déjeme ponerle unos ejemplos bien sencillos: la Dictadura como forma de gobierno siempre ha existido, otra cosa es que haya cambiado. Así por ejemplo existía la Dictadura Romana. Pero claro eso no tiene nada que ver con lo que hoy en día se conoce como dictadura. Lo mismo las repúblicas, existían repúblicas como las de Génova, Venecia, Pisa, etc. inclusive la monarquía española era denominada como una república. Pero claro, esas repúblicas tenían sus diferencias de las repúblicas actuales. Lo mismo la ciencia, siempre ha existido aunque haya evolucionado. Lo que me refiero es que la forma o concepto siempre ha existido a pesar de sus constantes evoluciones a través del tiempo.


    Dado que dices que 'democracia ha habido siempre', yo te preguntaría: ¿Qué alusiones a modelos 'democráticos' encuentraríamos en la Sagrada Biblia? (existe una, al menos que yo conozca, haciendo una mera referencia descriptiva a la Roma pagana, en la primera carta de San Pablo a los Macabeos). Si conoces alguna mas, te rogaría que me dieras la referencia. Dado que yo creo que, mas bien, eran las monarquías las que mayoritariamente 'gobernaban' por aquellos tiempos bíblicos... y en la Biblia jamás se ha dicho que el poder y la soberanía residan en el pueblo.



    La monarquía terrenal fue algo que Dios nunca quiso para el pueblo hebreo. De hecho, fue el pueblo de Israel quien pidió rey natural. En ese capítulo de Samuel el mismo le pide al profeta que le advierta al pueblo hebreo las cargas que vendrían con una monarquía humana.


    Dios quiso hacer un reino de reyes y sacerdotes(Éxodo 19.6)(Apocalipsis 1:6). La misma creación de Adán y Eva, cuando fueron creados, los crearon como soberanos y señores sobre la tierra(Salmos 8). Dios no es un monarca absoluto sino que el gobierna en conjunto. La iglesia a su vez tiene su esencia "democrática". Si nos vamos por los derroteros bíblicos no encontramos mucho absolutismo que digamos.
    Última edición por Michael; 26/06/2013 a las 20:45
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  12. #12
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    17 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Ciencia y democracia

    Creo que va a resultar difícil entendernos. Tu estableces una confrontación entre 'democracia' y 'dictadura'. Y no es de eso de lo que yo estoy hablando, dado que para mi, precisamente, el concepto liberal de 'democracia' en el que éste concepto se eleva a una categoría casi 'sacra', es una forma mas de dictadura. Y quizás la mas tiránica de todas ellas... Porque en nombre de un supuesto gobierno del pueblo, solo es una élite política y económica la que nos gobierna. Y precisamente por esa supuesta 'sujección a la voluntad popular expresada en las urnas en los periódicos plebiscitos que organizan', nuestros gobernantes han descartado someterse a ninguna otra forma de sujección. Incluso hasta la ley natural y la ley de Dios pueden ser puestas en entredicho y descartadas incluso, si los gobernantes salidos de las urnas, así lo estiman en nombre de su peculiar forma de entender el 'consenso político'. Y todo ello se hace en nombre del tan manido concepto del 'gobierno del pueblo' o democracia. Cosa que a todas luces no es mas que una enfermiza y peligrosa utopía que, desde que existe como concepto nacido de la ideal liberal, no ha hecho otra cosa que atentar contra las leyes de Dios y de su Iglesia.

    'Dios quiso hacer un reino de reyes y sacerdotes' (Éxodo 19.6)(Apocalipsis 1:6). Esa cita no debería interpretarse de la manera que usted la interpreta. Y con respecto a Adán y Eva, cuando fueron creados como soberanos y señores sobre la tierra (Salmos 8), tampoco es ninguna apología de la democracia. Recuerde que estaban ellos solo como representantes de la especie humana y los demás eran animales y plantas... E incluso después del pecado le dijo a Eva que debería vivir sometida a su marido. ¿Dónde ves apología de 'democracias' en estos pasajes bíblicos?

    Dice usted que 'Dios no es un monarca absoluto, sino que gobierna en conjunto...' ¿en conjunto con quién más?, ¿con qué otras deidades gobierna?, ¿en qué parlamento..?, ¿en el Parlamento Mundial de las Religiones? (eso suena bastante a CVII... y no me hable del concepto de Santísima Trinidad, porque en ningún sitio está escrito que la Santísima Trinidad dirima sus diferencias por medio del recuento de votos entre sus miembros, y discúlpeseme la herejía...).

    'La iglesia a su vez tiene su esencia "democrática". Y ¿dónde ve usted la esencia 'democrática' que ha de tener la Iglesia?. Una cosa es la regla de San Benito para los monjes de los monasterios como forma de autogobierno, y otra muy distinta negar que la Iglesia sea por mandato de Jesucristo, una Monarquía (recuerde lo de tu eres Pedro y sobre esta piedra... etc, etc). Hoy ya sí, hoy el Papa ha sido, en cierto modo... destronado, y con él posiblemente, la iglesia modernista también parece haber intentado destronar al mismo Cristo de su trono; pero esas son cosas del último concilio.


    _____________________
    FE DE ERRATAS: Al leer su cita de mi mensaje, me he dado cuenta de un error que cometí. Siempre suelo releer los mensajes que escribo de manera rápida, para corregir lo que no me gusta o fuera erróneo. Pero esta vez se me pasó... La cita bíblica del libro de Macabeos, no correspondía naturalmente a ninguna carta de San Pablo. Cometí un error al transcribir el origen de la cita y ya lo he corregido. Pido disculpas a la audiencia...
    Última edición por jasarhez; 26/06/2013 a las 23:16

  13. #13
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,893
    Post Thanks / Like

    Re: Ciencia y democracia

    Creo que va a resultar difícil entendernos.
    Es que usted no entiende lo que yo le digo. Yo hablo del concepto de "democracia" y la forma de gobierno de la democracia, que ha ido evolucionando hasta llegar a la actual democracia.




    'Dios quiso hacer un reino de reyes y sacerdotes' (Éxodo 19.6)(Apocalipsis 1:6). Esa cita no debería interpretarse de la manera que usted la interpreta. Y con respecto a Adán y Eva, cuando fueron creados como soberanos y señores sobre la tierra (Salmos 8), tampoco es ninguna apología de la democracia. Recuerde que estaban ellos solo como representantes de la especie humana y los demás eran animales y plantas... E incluso después del pecado le dijo a Eva que debería vivir sometida a su marido. ¿Dónde ves apología de 'democracias' en estos pasajes bíblicos?


    ¿
    Y como hay qué interpretarlos?
    No hay que darle 29 vueltas al asunto. Las citas son claras y concisas. No hace falta interpretarlas desde un punto de vista filosófico. El salmo 8 habla claro sobre la posición del Hombre sobre la tierra. Los mandatos del Creador en el momento de la Creación también son claros. Ojo con lo de Eva: por consecuencia del pecado el hombre sometería a la mujer, en ningún momento Dios le dijo que su posición era la de sometida.




    Dice usted que Dios no es un monarca absoluto, sino que gobierna en conjunto... ¿en conjunto con quién más?, ¿con qué otras deidades gobierna?, ¿en qué parlamento..?, ¿en el Parlamento Mundial de las Religiones? (eso suena bastante a CVII... y no me hable del concepto de Santísima Trinidad, porque en ningún sitio está escrito que la Santísima Trinidad dirima sus diferencias por medio del recuento de votos entre sus miembros, y discúlpeseme la herejía...).
    ¿Y de cuándo acá la democracia se debe ejercer mediante los votos solamente?


    Dios gobierna en conjunto con su pueblo. Hay suficientes pasajes bíblicos sobre ello. Léalos.




    La iglesia a su vez tiene su esencia "democrática". Y ¿dónde ve usted la esencia 'democrática' que ha de tener la Iglesia?. Una cosa es la regla de San Benito para los monjes de los monasterios como forma de autogobierno, y otra muy distinta negar que la Iglesia es en esencia, por mandato de Jesucristo, una Monarquía (recuerde lo de tu eres Pedro y sobre esta piedra... etc, etc). Hoy ya sí, hoy el Papa ha sido, en cierto modo, destronado, y con él posiblemente la iglesia modernista, casi parece que ha intentado destronar al mismo Cristo de su trono, pero esas son cosas del último concilio.
    ¿ Y quienes conforman esa monarquía? El pueblo de Dios. Y la Iglesia no es una monarquía absoluta al estilo francés sino que está compuesta por el Pueblo de Dios. En la Biblia está todo eso, léalo. El Papa y demás organismos eran elegidos por el pueblo. Ya luego, por los propios disturbios se decidió que la elección papal debía ser por medio de los Cardenales. Eso sí, todo monarca debía estar sujeto a la aclamación de su pueblo. Y creo que usted sabe, que existía la aclamación como método electivo. Creer que la democracia y elección popular es solamente mediante un sufragio de votos es algo incorrecto. Hay distintas formas de elegir un candidato. Eso no tiene nada que ver con el Vaticano II.
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  14. #14
    Esteban está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    18 jul, 12
    Mensajes
    427
    Post Thanks / Like

    Re: Ciencia y democracia

    Cita Iniciado por Michael Ver mensaje
    La Dios no es un monarca absoluto sino que el gobierna en conjunto. La iglesia a su vez tiene su esencia "democrática". Si nos vamos por los derroteros bíblicos no encontramos mucho absolutismo que digamos.
    Disculpe,estimado Michael, ¿De donde saca que Dios gobierna en conjunto? ¿En conjunto con quien?

    Por supuesto que la Biblia no apoya el absolutismo monarquico, los reyes de Israel debían respetar las leyes divinas y los que no lo hacían eran reprendidos por los profetas.

    Saludos Cordiales
    Última edición por Esteban; 26/06/2013 a las 23:57

  15. #15
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,893
    Post Thanks / Like

    Re: Ciencia y democracia

    Estimado Esteban: Dios gobierna en conjunto con su pueblo, su Iglesia.

    Fraternales Saludos.
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  16. #16
    Valderrábano está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    26 abr, 13
    Mensajes
    325
    Post Thanks / Like

    Re: Ciencia y democracia

    1.- ¿Y usted piensa que dicha creencia tiene algún valor empírico? Por demás la gente no tiene ni idea de en qué consiste la democracia y no sabe asociar categorías como las libertades civiles que menciona con la más elemental y básica noción de lo que es científico y no lo es.
    El caso es que la ciencia tradicionalmente se asocia a cierto grado inconformismo y de libertad creadora o especulativa que suele ser más frecuente en sociedades tolerantes y no dogmáticas.

    Sin embargo, la ciencia moderna ya no tiene ese sentido digamos "romántico" y transgresor que Hegel mencionaba cuando hablaba de Atenas, la democracia y la ciencia... Hoy la ciencia se ha convertido en un "trabajo" más, en una profesión... no es ya una actividad "democrática" y libre como lo era en el pasado.

    Pero el asunto arranca de que la Filosofía es La Ciencia o Universal y usted confunde el concepto con "las ciencias" o "saberes particulares o por áreas específicas". Y la Epistemología es la rama de la Filosofía que se ocupa del análisis y teorización de las causas o raíces del conocimiento científico. En resumidas cuentas, no existe ciencia sin base filosófica. Y hoy en día la Ciencia y las ciencias, siguen siendo iguales a las que había en la Antigüedad, lo que ha sucedido es que los conocimientos se han ampliado muy considerablemente en buena medida gracias a un evidente progreso tecnológico, pero el adagio de que "lo que sabemos es una gota y lo que ignoramos un océano, sigue siendo plenamente válido.
    La filosofía no es una ciencia, no usa el método científico, no tiene capacidad de predecir nada, no hay algo así como la exactitud filosófica ni tampoco la precisión filosófica, etc... es decir NO HAY PROBLEMAS FILOSÓFICOS, que se resuelvan con matemáticas. Y no es que esté trivializando la filosofía, simplemente le digo que HOY cuando alguien quiere entender lo que VE, no mira DENTRO de si mismo, sino FUERA...


    3 Si coincido en que, como bien dice Michael, no hay asociación alguna entre ciencia y régimen político, salvo que se quieran buscar "cinco" pies al gato.
    El Estado financia, supervisa y regula la investigación científica. Desde la NASA al CSIC, todos son organismos estatales con los que la política decide qué se investiga y qué no. Así que fíjese si el régimen político pesa en el desarrollo científico.
    Por no hablar de que el estado es el que tiene las competencias de educación Y FORMACIÓN científica de la población... En fin, que a no ser que estemos hablando del siglo XVI, donde la ciencia era una labor artesanal y casera, decir que el Estado no interviene en la Ciencia es un disparate...
    Última edición por Valderrábano; 27/06/2013 a las 01:35

  17. #17
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,447
    Post Thanks / Like

    Re: Ciencia y democracia

    Cita Iniciado por Valderrábano Ver mensaje

    1.- El caso es que la ciencia tradicionalmente se asocia a cierto grado inconformismo y de libertad creadora o especulativa que suele ser más frecuente en sociedades tolerantes y no dogmáticas.


    2.- Sin embargo, la ciencia moderna ya no tiene ese sentido digamos "romántico" y transgresor que Hegel mencionaba cuando hablaba de Atenas, la democracia y la ciencia... Hoy la ciencia se ha convertido en un "trabajo" más, en una profesión... no es ya una actividad "democrática" y libre como lo era en el pasado.



    3.- La filosofía no es una ciencia, no usa el método científico, no tiene capacidad de predecir nada, no hay algo así como la exactitud filosófica ni tampoco la precisión filosófica, etc... es decir NO HAY PROBLEMAS FILOSÓFICOS, que se resuelvan con matemáticas. Y no es que esté trivializando la filosofía, simplemente le digo que HOY cuando alguien quiere entender lo que VE, no mira DENTRO de si mismo, sino FUERA...




    4.- El Estado financia, supervisa y regula la investigación científica. Desde la NASA al CSIC, todos son organismos estatales con los que la política decide qué se investiga y qué no. Así que fíjese si el régimen político pesa en el desarrollo científico.
    Por no hablar de que el estado es el que tiene las competencias de educación Y FORMACIÓN científica de la población... En fin, que a no ser que estemos hablando del siglo XVI, donde la ciencia era una labor artesanal y casera, decir que el Estado no interviene en la Ciencia es un disparate...
    1.- las ciencias responden al deseo de saber, de conocer, ese es el inconformismo que anima a cualquier persona con curiosidad hacia el mundo que le rodea. Mientras que el inconformismo que usted menciona es el político. Y en lugar de afirmar lugares comunes, mencione usted una sociedad tolerante y no dogmática.

    2.- ¿Una actividad democrática en el pasado? ¿desde cuándo la actividad científica ha sido democrática? Si habla de un investigador no hay democracia que valga; si habla de un grupo de investigadores que actúan por su cuenta, tampoco pues se limitan a los resultados; si la investigación es subvencionada todavía menos, pues se ajustará a los presupuestos establecidos. Lo que dice no tiene sentido,y sólo lo afirma así porque asocia libertad con democracia, cuando democracia de libre no tiene nada. Pero a usted eso no le importa, usted tiene su idea preconcebida y eso es lo que vale... para usted, claro. Le da lo mismo si hay un investigador en Historia, Sociología, Antropología, Derecho, Filosofía..., o cien, que digan lo contrario de sus afirmaciones sin más apoyo que su opinión "porque usted lo dice", es decir, el dogmatismo que menciona.

    Y precisamente por el hecho de la especialización que ha convertido a muchos investigadores en funcionarios de bata blanca, es el barbarismo del que ya hablaba Ortega lo que ha democratizado ese enfoque de algunas ciencias. Y es que siguiendo a Mario Bunge, hay algo más de 2.000 ciencias o campos de conocimiento particulares. O sea, que las ciencias de las que usted habla no son más que una minoría. Pero todo esto ya está tratado y explicado en otros hilos que usted ni se molesta en buscar. Luego, no explica usted su parecer sobre el mismo tema que ha querido abrir, ni discute con otros intervinientes, sólo me discute a mi y, para no variar, no da una.

    3.- De acuerdo, la Filosofía no es una ciencia, es la Ciencia. Y usted confunde el Método Dialéctico de Hegel, con el Método Cartesiano que no es sino un modo de proceder en las investigaciones. El dialéctico se basa en la tesis, que es la afirmación de algo; la antitesis que busca la contradicción interna de la tesis que genera su propia negación; y la síntesis, mediante la cual las anteriores se integran en una forma o unidad superior. Es decir, persiste usted en el error.
    A su vez, el método cartesiano lo que busca es no tomar nunca lo falso por verdadero y para ello usa dos vías: la inducción y la deducción, y según de qué campo de conocimiento se trate así se utilizará una variante u otra. Y a este método cartesiano es a lo que se llama método empírico basado en la experimentación para "ver si procediendo así, sale asá". La predicción no es otra cosa que la especulación pre-experiencial que se plantea en una hipótesis ¿y sabe usted cuántas hipótesis han terminado en la papelera? pues 1.000, 10.000, 100.000, por cada una que sale bien.
    Por otra parte, cuando alguien quiere iniciar cualquier trabajo, sea de investigación o meramente repetitivo, o mira en el interior de sus propios conocimientos o va dado. Además, la Ciencia también es Teoría y enseñanza (Filosofía de la Ciencia, para después y en sentido más concreto, el aprendizaje de la Filosofía de la Ciencia..."equis") ¿O es que se cree que los investigadores futuros nacen ya conociendo las bases del funcionamiento teorético y empírico? Y ya lo creo que hay problemas filosóficos que, además, corren paralelos con los científicos y como éstos jamás llegan a una conclusión definitiva, de otro modo se acabarían Filosofía y ciencias.

    4.- ¡Menudo descubrimiento el suyo !!!!!!!!!!!!!!!!!!! al afirmar que el Estado interfiere en la labor de investigación, ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡por la cuenta que le tiene !!!!!!!!!!!!!!!! Pero eso no es Ciencia, eso es conveniencia empirista. Además, usted no tiene ni noción de la enormidad de investigación que se hace fuera de la esfera de influencia del Estado, y es que las ciencias son más de 2.000 (clasificación de M.Bunge, epistemólogo y catedrático de Filosofía de la Ciencia y conocido en el mundo entero, menos por usted, claro). Y la Ciencia del siglo XVI todavía se hacía "artesanalmente" en las Universidades.
    Luego, esas competencias estatales son de sobra conocidas por quienes dedicamos nuestra actividad a la docencia, así que le agradecería que no me cuente lo que vivo todos los días. Y los resultados de tales competencias no pueden ser más nefastos y a las muestras de lo que hay me remito. Considerando que, ya con los datos más recientes publicados hace unos días, entre las 200 mejores universidades del mundo no hay ninguna española, no es difícil deducir que los investigadores que se tienen que ir fuera no son lo que son gracias a las intervenciones estatalistas, sino a su propio esfuerzo fuera de las aulas y de los programas educativos, el suyo con sus capacidades personales y el de sus familias.

    Robert JASTROW, ex-Director, ya fallecido, del Goddard Institute of Space Studies de la NASA decía:

    "Para el científico que ha vivido de la creencia en el poder de la razón, la historia de la ciencia concluye como una pesadilla. Ha escalado la montaña de la ignorancia, y está a punto de conquistar el pico más alto. Y cuando está trepando el último peñasco, salen a darle la bienvenida un montón de teólogos que habían estado sentados allí arriba durante bastantes siglos."

    Hay traducciones que hablan de filósofos en lugar de teólogos, pero a la postre es lo mismo para entender esta enternecedora visión y sus románticas palabras del catedrático de Astrofísica y Matemáticas de la Universidad de Berkeley (California), en su obra God and the astronomers N.Y.

    La Filosofía y la Ciencia son la misma cosa: conocimiento. Y forman parte del mismo bagage humano: el saber y sus variaciones.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  18. #18
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,447
    Post Thanks / Like

    Re: Ciencia y democracia

    Blog de N. López Moratalla

    Blog de A. Orozco





    *LOS CIENTÍFICOS Y LA FILOSOFÍA (Stanley Jaki) * * * * * **
    **
    **
    **
    *
    *

    LOS CIENTÍFICOS Y LA FILOSOFÍA
    Stanley Jaki nació en Györ (Hungría) en 1924 y es Profesor Emérito de la Universidad Seton Hall de New Jersey. Ingresó en la orden benedictina en 1942. Doctor en Teología y Física, durante los últimos treinta y cinco años ha realizado numerosos estudios especializados en historia y filosofía de la ciencia. Es Doctor Honoris Causa por seis universidades.

    En 1970 le fue otorgado el Premio Lecomte de Nouy. En 1987 recibió el Premio Templeton en atención a sus publicaciones. Desde 1989 es Fellow del Centro de Investigación Teológica de Princeton. Ha sido nombrado recientemente Miembro de la Academia Pontificia de Ciencias. Ha publicado 22 libros, entre los que destacan The Relevance of Physics (1966) y The Road of Science and the Ways to God (1978). En castellano se ha publicado Ciencia, Fe y Cultura (MC, 1990; ver Atlántida, 1990, pág. 484).

    El estilo del profesor Jaki es muy personal y lleno de un fino sentido del humor: su enseñanza queda ilustrada con abundantes ejemplos. Juega con variados recursos del idioma, en una exposición llena de metáforas y delicados matices. Su obra resulta desmitificadora. Quien desea discutir sus conclusiones encuentra abundantes ocasiones para hacerlo, pero debe emplear un instrumento que Jaki dominó con soltura: los hechos, la realidad histórica

    "Nadie debe unir lo que Dios ha separado"

    Entrevista a Stanley Jaki
    Por Molly Baldwin y Patricia Pintado Mascareño



    Física y religión en perspectiva

    Mr. Jaki, usted ha dicho que las mesas de todas las aulas y laboratorios deberían tener grabadas las palabras de Maxwell: "Una de las pruebas más difíciles para una mente científica es conocer los límites del método científico". ¿Cuáles son los límites del método científico?

    —los límites de la Ciencia (y al hablar de Ciencia me refiero a su forma más exacta, es decir, a la Física) los fija su propio método. El método de la Física versa sobre los aspectos cuantitativos de las cosas en movimiento. Sólo podemos aplicar legítimamente el método de la Física cuando captamos rasgos cuantitativos en las cosas. Pero cuando ante las cosas nos surgen preguntas como "¿Y es esto bonito?", "¿Esto existe?" o "¿Es esto moralmente bueno?", nos preguntamos cosas que el método de la Física no puede contestar. Actualmente es muy importante —en momentos en que muchos desean respuestas científicas a sus preguntas— que esta limitación del método científico sea manifestada con frecuencia y firmeza por físicos destacados. los físicos tienen una gran autoridad epistemológica. Si un Premio Nobel de Física dice algo, incluso si no está relacionado con su campo específico de estudio, al poco tiempo sus declaraciones son publicadas en la prensa. Puede hablar de cuanto existe bajo el cielo, puede incluso decir tonterías, pero diga lo que diga, uno tiende a dudar de sí mismo antes que de las palabras de un Nobel de Física. Algunos físicos han abusado macho de la confianza que la gente tiene en ellos. En cierto modo, dada que este abuso se ha convertido en alga bastante habitual, descubrimos una pista que conduce a uno de los mayores males de la cultura moderna occidental: un interés casi exclusive en las cantidades. Cuando se trata de analizar una cuestión moral se ha puesto de moda recurrir a las estadísticas: ¿Cuánta gente actúa de este modo y cuántos actúan de otra manera? luego, si es que se llega alguna conclusión, se afirma que es preferible la actuación de la mayoría a la de la minoría.

    En otras palabras, el peligro que existe —en potencia— en el método científico es que bajo su influencia podemos encasillar la sensibilidad en unos patrones previamente fijados. Dado que un patrón o modelo puede medirse, podemos caer en la tentación de pensar que una vez obtenidos ciertos resultados cuantitativos, hemos hallado la solución a nuestra pregunta. Obrando de este modo tal vez hayamos eliminado los aspectos más importantes de la pregunta, especialmente si es de estética, moral o sobre la existencia como tal. Por ejemplo, un científico mira a través de su microscopio. A lo largo de este proceso aplica legítimamente el método científico. Pero ese método no puede siquiera asegurarle que el microscopio está delante de él. Pongo énfasis en el verbo ser o estar, el más metafísico de todos los verbos. Con ese verbo el método de la ciencia no tiene nada que hacer.

    [Distinción entre cuantitativo y cualitativo]

    —¿Qué piensa usted sobre la necesidad de unir en los planes de estudio de las universidades los es tudios humanísticos y los científicos?

    —Opino que los estudios humanísticos y los científicos deben estar separados. No se debe intentar fundirlos porque parten de presupuesto distintos y emplean métodos también distintos. En Humanidades, por ejemplo, cuando estudiamos a Dante, no preguntamos: ¿Cuántas letra hay en tal o cual obra de Dante? Pregunta que en el campo científico sería lógica. Al estudiar obras literarias nos mueve un propósito muy específico; para tal estudio el método científico sirve más bien poco. la grandes obras literarias ofrecen, por lo general, lecciones de moralidad, de ética. Versan sobre los designios humanos, el destino, las reacciones de los distintos individuos ante cuestiones de conciencia. Ninguna de estas preguntas puede ser solucionada empleando un método científico. Debemos cultivar tanto los aspectos cuantitativos de las cosas como aquellos que no son mensurables; los aspectos cualitativos de esas mismas cosas, de esos procesos y experiencias. Dado que las Humanidades parten de un método que no es científico y que los aspectos cuantitativos de las cosas dan par supuesto otro método, ambos deben ser tratados de formas distintas. El problema de nuestra cultura es que estamos condicionados por 200 o 300 años de ciencia y, por lo tanto, es muy difícil tratar sólo con cuestiones de tipo cuantitativo, aun si tenemos en mente el valor tan importante que se le da en nuestro siglo a la ciencia.

    [No unir lo que dios ha separado]

    Me gustaría repetir algo que ya he destacado muchas veces, a saber, que ningún hombre debe unir lo que Dios ha separado. ¿De qué manera o en qué sentido separó Dios estas cosas? El sentido es que existe una irreductibilidad conceptual entre los aspectos cuantitativos y cualitativos de la cosas. A modo de ejemplo podríamos considerar la acción de asesinar. Tal acción —se coge un cuchillo y se le clava a otro en la espalda— puede ser descrita correctamente en términos cuantitativos. Se puede medir el tamaño del cuchillo, la profundidad de la herida y el momento exacto en que expiró la víctima. Pese a ello, estos datos no nos llevarían a descubrir si la persona muerta era inocente, o si la acción fue lícita o ilícita moralmente, o incluso si la persona que cometió el crimen sintió o no remordimiento. Los aspectos físicos y morales de una misma acción no se pueden equiparar conceptualmente. A esto me refiero al afirmar que "nadie debe unir lo que Dios ha separado". Estos aspectos no están separados en el sentido de que no tienen nada que ver el uno con el otro. Pero al intentar comprender estos aspectos —diferentes—, debemos tener en cuenta que tenemos entre manos conceptos totalmente distintos. En este sentido las Humanidades no pueden convertirse en Ciencias, ni éstas podrán ser nunca una rama de los estudios humanísticos.

    —Usted ha afirmado que el gran "crimen" de este siglo es decir que el único verdadero conocimiento es aquel que puede medirse cuantitativamente. ¿Cuáles son las con secuencias más destacadas de este "crimen"?

    —Es un crimen en el sentido de que estas aplicaciones unilaterales del método cuantitativo llegan a privar al ser humano de su sensibilidad hacia los aspectos inconmensurables de la existencia. la principal consecuencia es la relativización de los puntos de vista morales. En lugar de movernos en una perspectiva moral, según la cual una acción es intrínsecamente buena y otra es intrínsecamente mala, ahora seguimos un modelo behaviorista. Esta es la base del relativismo moderno que se fundamenta en la creencia de que existen varios patrones de comportamiento, o, como dice la popular frase americana, "estilos de vida alternativos". No se hacen más preguntas.

    —¿Cómo describiria usted la actitud de la Iglesia hacia la Ciencia a lo largo de la historia?

    —la actitud de la Iglesia hacia la Ciencia ha sido muy beneficiosa. Considerada en sí misma, dicha actitud no tiene que ser útil a la Ciencia como tal, dado que el campo de la Iglesia no es el mundo de la Ciencia. Como se decía en tiempos de Galileo, y como de hecho el propio Galileo afirmó citando a San Agustín: "la razón de ser de la Iglesia no es explicar a la gente cómo funciona el Cielo, sino cómo ir al Cielo".

    —¿Qué debe hacerse si las conclusiones a las que llega la Ciencia son contrarias a las enseñanzas de la Iglesia?

    —Toda conclusión científica es siempre cuantitativa. Como tal no tiene contenido moral. No tiene siquiera contenido ontológico. Presupone un estado ontológico. Cuando un científico va más allá de la aplicación apropiada del método científico, se le debe llamar la atención y advertir que ha sobrepasado los límites de su competencia. En otras palabras, cuando nos encontramos ante conclusiones científicas y enseñanzas de la Iglesia que están enfrentadas, lo peor que puede hacer uno es perder la calma. Uno debe especificar la naturaleza de sus objeciones, sean cuantitativas o no. En el primer caso no puede ir contra las enseñanzas de la Iglesia. En el otro caso, no es una objeción científica sino filosófica, ética o pseudofilosófica, y como tal debe ser tratada.

    Tenemos el caso del aborto. La Medicina moderna ha llegado tan lejos que es posible realizar un aborto, sin perjudicar a la madre, cuando el feto tiene pocas semanas. Esto es algo médicamente comprobado. Ahora bien, sólo porque se haya llegado a este punto no significa que el aborto sea moralmente lícito. Y ahora analicemos un caso de hurto. Hay ladrones muy hábiles que actúan con tal maestría que nadie se da cuenta de lo ocurrido. En estos casos, ¿el acto deja de considerarse un robo, por el simple hecho de haber sido realizado con una pillería ejemplar?

    Siempre hay que echar mano de dos distinciones fundamentales: Si se habla simplemente de cantidades o si nos referimos a una serie de cosas no mensurables y con contenido moral.

    [¿La existencia de Dios es científicamente demostrable?]

    —Usted afirma que las premisas filosóficas de las que se parte en el uso creativo del método científico son semejantes a las premisas filosóficas mediante las cuales uno puede demostrar la existencia de Dios. ¿Es, por tanto, correcta la afirmación de que esas premisas son propias de ontologías realistas, y que por lo tanto la Ciencia demuestra la existencia de Dios?

    —El método científico no demuestra la existencia de las cosas, mucho menos la de Dios. Volvamos a la base de todo. Como dije antes, tan pronto como el científico afirma "hay un microscopio delante de mí", está hablando como un filósofo, tenga o no conocimientos de filosofía. la esencia de toda prueba de la existencia de Dios está ligada a la existencia del universo o del cosmos. Si existe un universo, y lo hay, entonces la razón de su existencia sólo puede encontrarse en un factor externo al universo. Ese factor es Dios. (Me gustaría precisar que tomamos universo, en el sentido estricto de la palabra que el universo es la suma de todo. No puede haber dos universos. la pluralidad de universos es una contradicción en sí misma.)

    La Ciencia moderna tiene, en términos de la Teoría General de la Relatividad de Einstein, un método que está libre de contradicciones con la gravitación interactiva de todo lo material. De donde se sigue que, desde el punto de vista de la ciencia, la noción de universo es una noción legítima. ¿Por qué esta conclusión es tan importante? Porque Inmanuel Kant, en su ataque al argumento cosmológico, declaró que lo anterior no presenta razones concluyentes, porque la noción de universo es una noción falsa. De hecho, Kant escribió que el concepto de universo es el fruto ilegítimo de los deseos metafísicos del intelecto. Los científicos modernos que se dedican al estudio de la cosmología deben, sin embargo, basar sus estudios en la Teoría General de la Relatividad de Einstein y, por lo tanto, admitir que el universo es un concepto legítimo desde la perspectiva científica. Así pues, la Cosmología moderna socava la objeción de Kant al argumento cosmológico. Es más, la ciencia moderna presenta el universo como algo extremadamente específico, tanto en el espacio como en el tiempo. En consecuencia, y contrariamente a lo afirmado por Kant, la ciencia no plantea dificultades a la hora de formular una pregunta tan propia de la Metafísica como es ¿Por qué el universo es así y no de otra manera? Cualquier persona mínimamente informada de la historia del pensamiento a lo largo de los siglos pasados podrá percibir sin problemas que esta contribución de la ciencia al argumento cosmológico es de suma importancia.

    —¿No cree usted que, aunque tal vez sea de modo inconsciente, las ideas filosóficas de cada científico en particular influyen en su trabajo?

    —En todas las épocas, bien sea el siglo XIX, el XVIII o el XIII, la mayoría de los científicos compartía los puntos de vista de gran parte de los otros grupos de profesionales. También es verdad que, en la mayor parte de los casos, las hipótesis empleadas en los trabajos no son un reflejo del quehacer científico. Y cuando lo son, suele ocurrir que se emplean formulaciones muy primitivas de las cuestiones filosóficas. Por lo tanto, es muy difícil intentar aprender filosofía a través de las obras de los premios Nobel. Es casi tan peligroso como ir a una carnicería en busca de luces para comprender mejor la obra de Goya, por el simple hecho de que en muchas carnicerías se ve carne ensangrentada.

    Hoy en día, hay pocas cosas más peligrosas o dañinas que leer obras escritas por personas que han sido galardonadas con el Premio Nobel de Biología, Química, o Física, y que intentan hacer asequible la Ciencia. Son aún más dañinas cuando se leen con la idea de aprender de ellas ética. Fijémonos —par ejemplo— en Azar y necesidad, de Jacques Monod. En el libro, Monod nunca definió el concepto de azar. Si el título del libro ya cojea, desde el punto de vista filosófico, ¿por qué leerlo? Lo mismo ocurre con los libros de Ilya Prigogine sobre la Filosofía de la Ciencia. El autor afirma que dado que la Ciencia no puede predecir los estados ulteriores de procesos similares al del flujo turbulento, éstos no son producto de ninguna causa. Este es un argumento filosófico muy pobre.

    —El libro de Stephen Hawking ha tenido mucho éxito par todo el mundo. ¿A qué se debe?

    —Probablemente a que el ambiente cultural contemporáneo se caracteriza por su agnosticismo y por su ateísmo. En tales ambientes, uno busca en la Ciencia la confirmación de que Dios no existe. Porque si no hay un Dios, uno puede hacer lo que quiera. Para un agnóstico o un materialista, esto es alga muy reconfortante. Llegados a este punto, sólo existen sistemas, modelos o formas alternativas de vida que se emplean según convenga.

    —¿Qué opina sobre el hecho de que muchos científicos acepten la interpretación de Copenhague del mecanismo del quantum?

    —Tal interpretación es una falacia. Se basa en la premisa de que una acción intermedia que no se pueda medir con exactitud no puede producirse con exactitud. Lo es porque en la primera parte de la premisa la palabra exactitud se emplea en su sentido operativo, y en la segunda parte se toma en sentido ontológico. Esto es erróneo, porque entre ambos campos no puede haber relación.

    Mucho antes de que Heisenberg formulara el Principio de la Indeterminación y de que le diera aquel valor anti-causal en 1927, muchos físicos destacados, entre ellos el propio Heisenberg, ya habían rechazado el Principio de Causalidad en otros campos. Lo que ocurrió fue que en lugar de encontrar en la ciencia una demostración o refutación de la causalidad, lo que encontraron fue una especie de recubrimiento de cientificismo a su incredulidad en la causalidad. Tal recubrimiento y una refutación científica son dos cosas bien distintas. la apariencia de ser alga científico se buscó porque la mentalidad de la cultura moderna se basa en el pragmatismo y en el relativismo. Tal mentalidad busca una gratificación inmediata, y trata de ignorar las consecuencias a largo plazo (fundadas en la causalidad) de las acciones del individuo. Para poder sostener esta mentalidad hay que tener un punto de vista mediante el cual las cosas parezcan ser incoherentes. la apariencia de cientificismo que adopta el rechazo de la causalidad sostiene esta reivindicación pseudocultural de la incoherencia de las cosas y de las acciones.

    En otras palabras, desde esta perspectiva el fin de la vida es pasar por muchos momentos en que recibimos gratificaciones inmediatas, sin necesidad de plantearnos la relación entre unos momentos y otros, ni sus consecuencias. Dicho de otro modo: debe tenerse en cuenta que la mentalidad moderna está enferma como consecuencia del pecado original y que esto será así siempre. Usemos los argumentos que usemos, el mundo sigue siendo lo que era, lo que es y lo que seguirá siendo, en cuanto a su actitud negativa hacia los argumentos filosóficos puros y la religiosidad sincera.

    —¿Qué diferencia existe entre la mente humana y la computadora más perfecta?

    —Si se considera que la mente humana equivale al cerebra, que es un conjunto de moléculas, puede establecerse un paralelismo entre el cerebro y una computadora. Pero, ¿quién ha demostrado que la mente humana se reduce al cerebra? Si todo es asunto propio de la mente humana, entonces, ¿cómo puede la mente llegar a la idea de la nada? o ¿cómo puede la mente plantearse funciones matemáticas que no se pueden expresar en términos cuantitativos exactos, tales como, par ejemplo, la tendencia al infinito en el cálculo integral o el reino de los números irracionales e imaginarios? Si la mente es meramente un conjunto de moléculas, ¿cómo se explica que llegue a tales nociones, y muy especialmente a la noción de la nada? la nada es una de las invenciones más espectaculares del poder metafísico de la mente humane. Cuando se escribe, se transforma en algo, pero a pesar de todo significa que no hay nada.

    Si la mente humana se reduce al cerebro, resulta imposible tratar con cosas tan esenciales en la vida de la mente como son las abstracciones (implícitas en toda palabra) y los hechos en la vida espiritual.

    —¿Y qué tiene que decir la Ciencia sobre la evolución biológica?

    —la Ciencia puede declarer que ha habido un pasado biológico de al menus 3 billones de años. Puede establecer que hay cierta sucesión entre varies especies y géneros. Pero cuando la Ciencia emplea términos como especies géneros y phyla, trae a colación los poderes metafísicos de la mente. Uno no puede ver los distintos reinos animates ni las especies. Todas estas nociones, tan esenciales en la biología evolutiva, son generalizaciones. la biología evolutiva está repleta de conceptos metafísicos. Es más, la ciencia biológica no puede decir nada acerca del propósito de la evolución. Para empezar, la Ciencia no ha demostrado empíricamente el origen de una especie a partir de otra. Cuando yo acepto la evolución, y desde luego que la acepto partiendo de los poderes metafísicos de mi mente, lo considero como un reflejo maravilloso de esos poderes metafísicos. Pero de ninguna forma un método científico me puede decir el propósito de la evolución y sin lugar a dudes no me sirve para nada una evolución basada en la probabilidad, porque probabilidad es otro modo de decir ignorancia. Hace mucho que debió eliminarse esa palabra de la terminología filosófica y científica.

    —¿Por qué los teoremas de Godel sobre lo incompleto son tan importantes?

    —Considerados en sí mismos, dichos teoremas afirman sólo que las matemáticas no pueden ser consideradas como un conjunto de proposiciones verdaderas a priori y, por lo tanto, necesarias. Esto, sin embargo, admite una consecuencia muy importante para la cosmología científica, que en parte es empírica y en parte teórica. Desde el punto de vista teórico, la cosmología científica tiene mucho de matemática. En consecuencia ninguna expresión de cosmología científica puede tomarse como necesariamente cierta, basándonos en su simplicidad matemática. No obstante algunos cosmólogos modernos (Hawking, par ejemplo) tienen la esperanza de dar con alguna teoría cosmológica que demuestre que el universo tiene que ser necesariamente como es y lo que es. Un universo que existe necesariamente no necesita un creador. La importancia de los teoremas de Godel debe estar clara ahora. Debido a ello es imposible sostener el principal principio del paganismo clásico y moderno, a saber, que el universo es el ser primario.

    Sin embargo, si el universo, que es la totalidad de las cosas, no puede ser considerado como lo primario o esencial, queda abierto el campo a una búsqueda filosófica y teológica de ese Principio que es el Creador del universo. O existimos necesariamente o somos creados. La tercera alternativa, que todo existe par azar, no merece ni siquiera ser considerada. El azar es un sinónimo de nuestra ignorancia. Esto lo han señalado muchos sabios, incluso el Cardenal Newman (el año pasado celebramos el centenario de su muerte). Newman estaba muy cerca del punto principal de nuestra conversación cuando escribió: "Hay sólo un pensamiento mayor que el de nuestro universo, y ese pensamiento es el de su Creador".


    --------------------------------------------------------------------------------
    (Extracto de la revista Atlántida, enero/marzo 1991, pp. 76-82)


    © ASOCIACIÓN ARVO 1980-2005
    Contacto: webmaster@arvo.net
    Director de Revistas: Javier Martínez Cortés
    Editor-Coordinador:Antonio Orozco Delclós









    28/04/2005

    COMENTARIOS añadir comentario

    Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.







    v02.03:0.33
    GestionMaxTIENDA Novedades rss contacto buscador tags mapa web
    © ASOCIACIÓN ARVO | 1980-2009
    Editor / Coordinador: Antonio Orozco Delclós
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  19. #19
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,447
    Post Thanks / Like

    Re: Ciencia y democracia

    Buscador

    MÁS ALLÁ DE LA CIENCIA

    Es de la mayor importancia para los científicos que aparezcan ante el público como lo que realmente son: humildes buscadores de la verdad.


    Por José Ramón Ayllón




    Las más hondas palabras
    del sabio nos enseñan
    lo que el silbar del viento cuando sopla
    o el sonar de las aguas cuando ruedan.
    A. MACHADO.


    Ciencia y cientifismo. Optimismo y desengaño.

    I. La cuestión del sentido.
    II. Descartes: el precio de la exactitud.
    III. Comte: balance del positivismo.
    IV. Realidades extracientíficas.


    Poco después de obtener el premio Nobel por sus investigaciones en el campo de la neurocirugía, John Eccles escribía estas reveladoras palabras:



    «Una insidia perniciosa surge de la pretensión de algunos científicos, incluso eminentes, de que la ciencia proporcionará pronto una explicación completa de todos los fenómenos del mundo natural y de todas nuestras experiencias subjetivas: no sólo de las percepciones y experiencias acerca de la belleza, sino también de nuestros pensamientos, imaginaciones, sueños, emociones y creencias (...). Esta extravagante y falsa pretensión ha sido calificada irónicamente por Popper como "materialismo promisorio". Es importante reconocer que, aunque un científico pueda formular esta pretensión, no actúa entonces como científico, sino como un profeta enmascarado de científico. Eso es cientifismo, no ciencia, pero impresiona fuertemente al profano, convencido de que la ciencia suministra la verdad. Por el contrario, el científico no debe pretender que posee un conocimiento cierto de toda la verdad. Lo más que podemos hacer los científicos es aproximarnos más de cerca a un entendimiento verdadero de los fenómenos naturales mediante la eliminación de errores en nuestras hipótesis. Es de la mayor importancia para los científicos que aparezcan ante el público como lo que realmente son: humildes buscadores de la verdad».



    El sueño de una ciencia que lo sepa y lo pueda todo procede quizá del Siglo de las Luces: en medio de un mundo dominado y sin secretos, el hombre alcanzaría la felicidad para siempre. Pero el sueño de la Ilustración se convirtió en algo peor que una pesadilla: el horror gigantesco de dos Guerras Mundiales.

    Rodeada por los avances tecnológicos más asombrosos, la mitad de la humanidad ha sufrido también medio siglo largo de totalitarismo comunista, un sistema calificado como la más grande empresa carcelaria de toda la Historia.

    Cabe sospechar, a la vista de tales resultados, que la pretensión de conseguir respuestas científicas para todo, científicas soluciones absolutas, es una superstición. Es otorgar a la ciencia poderes que no tiene ni puede ni podrá tener.

    La mentalidad cientifista del que sale a la calle gritando «tengo respuestas: )dónde están las preguntas?», es de una gran simplicidad. Sin embargo, es una mentalidad demasiado corriente. En revistas y libros de divulgación científica es fácil encontrar planteamientos que a menos que respondan a móviles ideológicos o económicos resultan grotescos. Un científico prestigioso como Hoyle, por ejemplo, es capaz de asegurar que «si la gravedad fuese menor en la Tierra, no cabe duda de que las aves (...) podrían adquirir cerebros pensantes, y entonces resultaría poco probable el dominio del hombre». Para Hoyle, el vuelo exige un cerebro poco pesado; con menos gravedad, el cerebro de las aves podría ser mayor, y llegaría a pensar (!). El razonamiento parece de ciencia ficción, pero además, si el pensamiento depende del tamaño del cerebro, uno se pregunta por qué los elefantes no son sabios. Y si la gravedad fuera menor, )sólo el cerebro de las aves tendría derecho a crecer?

    I. La cuestión del sentido.

    Aún cuando la ciencia sea rigurosa, es preciso admitir que una imagen del mundo puramente científica será siempre incompleta, parcialmente real. Es muy posible que la existencia del Universo no carezca de sentido. Y es seguro que el hombre necesita encontrar un sentido a su vida. Pero el sentido no es una cuestión científica, está más allá de los porcentajes y de las ecuaciones, como lo están también los proyectos, las intenciones y las esperanzas...

    Cuando Otto Hahn descubrió la fisión del átomo de uranio, puso el último eslabón de la teoría que hizo posible la bomba atómica. La noticia de la destrucción de Nagasaki le llegó al campo de concentración inglés donde se encontraba internado. Su reacción fue intentar abrirse las venas con los alambres de espino que cercaban el campo. Por fortuna, sus compañeros lograron disuadirle, y escucharon esta confesión desolada: «Acabo de advertir que mi vida en conjunto carece de sentido. He investigado por puro deseo de revelar la verdad de las cosas, y el saber teórico acaba de convertirse en poder aniquilador».

    El desengaño de Otto Hahn es el desengaño de toda una época. Una sobrecogedora impresión de amargura invadió a todos los que se habían empeñado en alcanzar la pretendida cima del conocimiento. El mito del eterno progreso les decía que la máxima ciencia llevaba a la máxima felicidad. Pero «esta ilusión multisecular hizo quiebra en las trincheras de Verdún. La Primera Guerra Mundial puso trágicamente de manifiesto que el saber teórico puede traducirse en saber técnico y en poder sobre la realidad, pero no conduce automáticamente a una mayor felicidad de los hombres si quienes ostentan tal poder y saber carecen de una conciencia ética adecuada a su responsabilidad. En qué consiste esta ética no lo determina la ciencia sino la filosofía. Tras siglos de febril incremento del saber científico, éste acaba mostrándose en la situación límite de la guerra como una actividad humana sumamente menesterosa» (López Quintás).

    Por la misma época, Husserl, que había abandonado las Matemáticas por la Filosofía, desenmascaraba el cientifismo con palabras severas: «La ciencia no tiene nada que decir sobre la angustia de nuestra vida, pues excluye por principio las cuestiones más candentes para los hombres de nuestra desdichada época (...): las cuestiones del sentido o sinsentido de la existencia humana».

    II. Descartes: el precio de la exactitud.

    Desde que nace la ciencia moderna con sus descubrimientos maravillosos, con leyes de una exactitud asombrosa, y con el fruto sabroso de una técnica que eleva enormemente la calidad de vida, nace también la tentación de conocer toda la realidad con exactitud matemática. Y como ello no es posible, el precio que se paga por esa exactitud va a ser el reduccionismo.

    Abundan los ejemplos. Uno de los más característicos lo ofrece el intento de explicar la inteligencia humana. Quizá resulte imposible saber exactamente qué es el pensamiento, pero si reduzco el problema a una cuestión de neuronas puedo tener una tranquilizante impresión de exactitud: 1.350 gramos de cerebro humano constituido por 100.000 millones de neuronas, cada una de las cuales forma entre 1.000 y 10.000 sinapsis y recibe la información que le llega de los ojos a través de 1 millón de axones empaquetados en el nervio óptico. Por lo demás, toda neurona es una célula viva que puede ser explicada por la química orgánica.

    Así pues, puedo explicar lo suprabiológico en clave biológica; y entender la biología como procesos químicos; y expresar lo químico de forma matemática. Ahora bien, lo que siempre se preguntará cualquier lector medianamente crítico es qué tienen que ver el carbono, el hidrógeno, las neuronas y la expresión matemática de sus procesos, con algo tan poco matemático como sostener la más inocente de las conversaciones, entender un chiste o captar el cariño de una mirada.

    A pesar de ello, el empeño por conocer toda la realidad con una exactitud semejante a la del conocimiento matemático se dio en Descartes con fuerza irresistible. Pero Descartes olvidó algo esencial: que las matemáticas son exactas a costa de considerar únicamente los aspectos cuantificables de la realidad. Pueden afirmar que la vía férrea mide 3.200 kms., y que este halcón pesa 3 kgs. Ambas magnitudes también pueden ser exactas, pero su exactitud no dice nada sobre las propiedades del hierro y las cualidades del halcón.

    Lo real nunca podrá expresarse totalmente en cifras, porque las cifras sólo expresan magnitudes, y la magnitud es sólo un aspecto mínimo de las cosas.

    Los números no son entes ni cualidades de los entes. Son signos convencionales con los que el hombre expresa parte de la realidad: delante de mí pasan dos hombres, veo que son dos, pero el número 2 no me dice si son hermanos, padre e hijo, buenos amigos o simples desconocidos; tampoco me informa sobre sus gustos, sus manías o sus enfermedades. Saber que son 2 hombres es saber con exactitud que son 2, y nada más. Por eso, la sola exactitud matemática es un conocimiento notoriamente insuficiente.

    Además del falseamiento reduccionista, la pasión por conquistar la exactitud llevó a Descartes a invertir la naturaleza del conocimiento. Sabemos que la verdad surge en el hombre cuando lo que conoce coincide con la realidad. Pero lograr esa coincidencia no siempre es fácil, y Descartes quiere un conocimiento sin margen de error. )Cómo lograrlo? Aceptando como verdades únicamente las que presentan una coherencia racional subjetiva. La inversión cartesiana consiste en hacer depender la verdad no de la realidad sino de mi voluntad, que es quien aprueba la coherencia de mis ideas.

    Confundida la verdad con la coherencia, la voluntad se encargará, cuando la realidad se presente oscura y compleja, de elaborar coherencias subjetivas tranquilizadoras, tan sólidas como las matemáticas. Y de la exactitud matemática se tenderá a la exactitud total, cediendo a la tentación de descubrir el secreto último de lo real, es decir, de proponer una teoría definitiva y autoconvencerse de su verdad: todo es extensión y pensamiento, dirá Descartes.

    Cuando lo real es evidente, el método cartesiano resulta inofensivo: ahí está el sol, y yo no dudo de ello. El peligro aparece cuando el objeto de conocimiento ya no es tan radiante y evidente, porque entonces Descartes decide otorgarle una claridad subjetiva sobre la que pretende apoyar una verdad indudable. Hasta Descartes, la evidencia se fundaba en la realidad; desde Descartes, es elaborada por la inteligencia y admitida por la voluntad.

    Todo esto puede resumirse así: de la misma manera que el conocimiento matemático es exacto dentro de un aspecto limitado de lo real lo cuantificable , la pretensión de extender esa exactitud sobre toda la realidad es un empeño imposible y contradictorio, porque toda exactitud es un molde subjetivo que falsea en la medida en que impone su propia forma.

    III. Comte: balance del positivismo

    La Ilustración exclamó: (basta! El hombre ha vivido hasta ahora prisionero de creencias irracionales y de saberes supersticiosos, basados en la autoridad y en la costumbre. Pero ha llegado la hora de la Razón: ella arrinconará a la ignorancia, iluminará el camino y dirigirá los destinos de la humanidad.

    Para el pensamiento ilustrado, fielmente expresado en la Enciclopedia, los conocimientos religiosos y metafísicos no son más que explicaciones ingenuas que elabora el hombre no científico. Pero el progreso de la ciencia acabará por iluminar todos los sectores y aspectos oscuros de la realidad, y mostrará la esterilidad de tales pseudociencias.

    Augusto Comte, hijo legítimo de la Ilustración, supuso que la humanidad atraviesa en su historia tres etapas sucesivas: la religiosa, la metafísica y la científica o positiva. Por eso denomina positivismo a su sistema. Según él, el hombre primitivo ignora todo, teme todo y cree que las fuerzas de la naturaleza son dioses y espíritus superiores. Con el tiempo, la razón va depurando esta explicación politeísta hasta llegar a un sólo Dios, concebido como supremo principio metafísico. Pero la evolución constante de la razón acaba por descubrir que la metafísica es irreal e innecesaria: para explicar totalmente el Universo basta con el conocimiento científico basado en la observación de los hechos y en la deducción matemática. El misterio desaparece y se convierte en problema, es decir: en algo que se resolverá cuando poseamos todos los datos.

    Esta Ley de los tres estadios religioso, metafísico y científico o positivo es ciertamente pintoresca. Si la Metafísica sustituye a la Religión, )cómo explica Comte que los europeos de los siglos góticos sintieran una atracción irresistible por la Metafísica y , a la vez, fueran hombres profundamente religiosos? Y si la ciencia entierra a la Religión y a la Metafísica, )qué decir cuando los científicos más grandes se declaran íntimamente metafísicos y religiosos? Comte quiso acabar con la Filosofía y con la Religión, y consiguió que las tesis positivistas fueran para muchos intelectuales los dogmas de una nueva religión laica. Científicos y hombres de letras creyeron ciegamente los postulados más dudosos y las conclusiones más ingenuas. En nombre de la ciencia triunfó demasiadas veces la credulidad. Asombra, por ejemplo, que hombres como Baroja llegaran a sostener ideas como las que aplica a uno de sus personajes: «)No era científicamente un poco absurdo el furor que le entraba muchas veces al ver las injusticias del pueblo? (...) )No estaba también determinado, no era fatal el que su cerebro tuviera una irritación que le hiciera protestar contra aquel estado de cosas violentamente?».

    El caso es que el positivismo dominó gran parte de la cultura europea durante un siglo. Fueron los años en los que la revolución industrial y científica llevaron a pensar, con entusiasmo general, que el progreso humano y social, además de constituir la verdadera y única fuente de la felicidad, era imposible de detener. Antiseri y Reale señalan los siguientes rasgos de esta compleja corriente de pensamiento:

    1. A diferencia del idealismo, en el positivismo se reivindica el primado de la ciencia: sólo conocemos aquello que nos permiten conocer las ciencias. La ciencia es el único medio de solucionar todos los problemas individuales y sociales que agobian a los hombres.

    2. Nace la sociología, entendida como la ciencia de los hechos constituidos por las relaciones humanas.

    3. La época del positivismo se caracteriza por un optimismo general, que surge de la certidumbre en un progreso imparable que avanza hacia un bienestar generalizado, en una sociedad pacífica y llena de solidaridad entre los hombres.

    Así pues, el positivismo tiende a cierto totalitarismo ideológico, pues identifica su verdad con toda la verdad, y pasa por alto lo que Dostoiewsky denominaba la mitad superior del ser humano, ese complejo mundo de la interioridad personal. De los positivistas se puede decir, con palabras de Antonio Machado, que desprecian cuanto ignoran. Precisamente Einstein escogió la palabra misterio para expresar la incalculable racionalidad del Universo, y añadió que ahí se encontrará siempre el punto débil de los positivistas.

    No es necesario repetir que la verdad científica no es toda la verdad, y que la verdad del positivismo tampoco es toda la verdad de la ciencia. Esa mitad superior del ser humano siempre estará por encima de los fríos datos de laboratorio, y así lo expresa, con versos contundentes, E. E. Cummings:

    Mientras tú y yo tengamos labios y voz
    para besar y para cantar,
    )qué nos importa si algún hijo de tal
    inventa un instrumento para medir la primavera?

    El positivismo aspira a la objetividad, pero tampoco la objetividad es toda la verdad. "La versión integral de la realidad no es, como tantas veces se supone, el puro objeto, sino esa complejísima trama de lo objetivo y lo subjetivo que constituye la existencia" (E. Sábato).

    Existen múltiples ejemplos. Para la objetividad, el resultado de una guerra como la del Golfo (1991) se puede resumir en estas palabras de la prensa: «En cuarenta días de guerra y cien horas de ofensiva terrestre, Estados Unidos y sus aliados han dejado muertos a cien mil soldados iraquíes y heridos de gravedad a cincuenta mil; han hecho casi doscientos mil prisioneros; han destrozado cuarenta y una de las cuarenta y dos divisiones de Sadam y liquidado la Marina, gran parte de la aviación y casi todo el armamento blindado iraquí, además de destruir centrales eléctricas, edificios oficiales, centros informáticos, depósitos de combustible, aeropuertos, puentes, nudos de comunicación y otros muchos millares de objetivos estratégicos. Todo esto lo consiguieron los aliados con un número de muertos inferior al que hubo en las carretras españolas en el último puente de Navidad».

    La noticia es objetiva. Pero la verdad está muy por encima de la objetividad, porque «cualquier coste en vidas está por encima de nuestra capacidad de valorar"» (George Bush). Porque un soldado muerto es mucho más que un número menos en el total de combatientes. Era un simple muchacho nervioso y con miedo, una figurilla insignificante en el desierto, pero tenía detrás centenares, millares de antepasados, siglos innumerables de herencia. Y le iban a seguir muchas generaciones... Un diminuto trozo de metal bastó para acabar con todo. Cada soldado caído tuvo una historia diferente, privada. Cada uno tuvo que interrumpir un amor, una ilusión, una esperanza. Y todo eso es imposible de ser reflejado, aún por la más escrupulosa objetividad.

    Fueron precisamente los horrores de las Guerras Mundiales los que acabaron con el sueño positivista de un mundo feliz por el camino de la ciencia.

    IV. Realidades extracientíficas.

    El éxito de la ciencia, y también su límite, consiste en su capacidad de cuantificar. Pero los aspectos cuantificables de la realidad no son toda la realidad. Tú pesas 70 kgs., pero tú no eres 70 kgs. Y mides 180 cms., pero no eres 180 cms. Las dos medidas son exactas, pero tú eres mucho más que una suma exacta de centímetros y kilos. Tus dimensiones más genuinas no son cuantificables: no se pueden determinar numéricamente tus responsabilidades, tu libertad real, tu capacidad de amar, tu antipatía hacia tal persona o tus ganas de ser feliz.

    Para ir más allá de lo físico que es tanto como salir del campo de las ciencias no es necesario hablar de otro mundo: lo no material se da en la materia. "Hemos visto la cara de Einstein escribe Gilson , pero )hemos visto su saber? Hemos oído su voz, que era material, pero )cómo hemos entendido el sentido de las palabras que pronunciaba? Si existe lo inteligible, existe lo inmaterial; y puesto que está ligado a nuestro cuerpo, que es material, existe lo inteligible en lo sensible".

    Con otras palabras: un pensamiento no es algo que honradamente podamos calificar de material: no tiene color, sabor o extensión, y escapa a cualquier instrumento que sirva para medir propiedades físicas. Volvemos a citar a Eccles: «Los fenómenos mentales trascienden claramente los fenómenos de la fisiología y la bioquímica».

    Se podría pensar que lo psíquico es mera función del cerebro, lo mismo que la bilis es producto del hígado: pura secreción de la materia. Pero el hecho de que un proceso mental tenga su sede o apoyo en un proceso fisiológico no autoriza a identificarlos, sino sólo a señalar su concomitancia. El aparato eléctrico no funciona sin ser enchufado, pero el enchufe no es la causa de su funcionamiento ni de la electricidad. Enchufe y cerebro son condiciones, no causas.

    Ya hemos dicho que el orden es una cualidad que se da en la materia y no es material. El orden pone de manifiesto que la realidad ha sido diseñada con precisión, con una finalidad (irónicamente se ha dicho que "no es temerario creer que el ojo está hecho para ver"). Ese diseño inteligente de lo real apunta a un diseñador. Un anticlerical como Voltaire reconoce que «hay que taparse los ojos y el entendimiento para pretender que no hay ningún designio en la naturaleza, y si hay designio hay causa inteligente, existe Dios».

    Dios, sin embargo, no está en el punto de mira de las ciencias particulares, pero a la vez es el Ser más inevitable, pues constituye la condición última de toda existencia. Aunque el origen radical del Universo no pertenece al estudio de las ciencias, algunos científicos han vislumbrado una acción creadora detrás de hipótesis como el Big Bang. A ello se refieren las palabras de Robert Jastrow, director del Goddard Institute of Space Studies de la NASA:

    «Para el científico que ha vivido de la creencia en el poder de la razón, la historia de la ciencia concluye como una pesadilla. Ha escalado la montaña de la ignorancia, y está a punto de conquistar el pico más alto. Y cuando está trepando el último peñasco, salen a darle la bienvenida un montón de teólogos que habían estado sentados allí arriba durante bastantes siglos».

    Así pues, no es legítima la pretensión de considerar como único objeto de conocimiento lo que se puede medir, contar, verificar...: expresar numéricamente. El prestigio de la ciencia llena la Edad Moderna, pero al tomarla como único conocimiento posible, «se observa que no colma la vida del hombre, pues no habla de valores, de sentido, de metas y fines, de todo cuanto el ser humano requiere en su vida diaria auténtica. El mundo de la objetividad científica es un mundo cerrado e inhóspito» (López Quintás). Más allá de la ciencia hay otra cara de la realidad, la más interesante, y también la más interesante del ser humano, esa "mitad superior" donde aparecen aspectos tan poco cuantificables como los sentimientos: no se pueden pesar, pero nada pesa más en la vida. Se ha dicho que lo más importante en la vida son los amigos, pero la amistad no es asunto científico.





    © ASOCIACIÓN ARVO 1980-2005
    Contacto: webmaster@arvo.net
    Director de Revistas: Javier Martínez Cortés
    Editor-Coordinador:Antonio Orozco Delclós



    v02.03:0.32
    GestionMaxTIENDA Novedades rss contacto buscador tags mapa web
    © ASOCIACIÓN ARVO | 1980-2009
    Editor / Coordinador: Antonio Orozco Delclós
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  20. #20
    Valderrábano está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    26 abr, 13
    Mensajes
    325
    Post Thanks / Like

    Re: Ciencia y democracia

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Cita Iniciado por Valmadian Ver mensaje
    1.- las ciencias responden al deseo de saber, de conocer, ese es el inconformismo que anima a cualquier persona con curiosidad hacia el mundo que le rodea. Mientras que el inconformismo que usted menciona es el político. Y en lugar de afirmar lugares comunes, mencione usted una sociedad tolerante y no dogmática.
    Claro, pero es que hubo un tiempo en que era la religión la que se encargaba de explicarlo todo, despreciando muchas veces aquello que no entendía. Y en aquellos tiempos, cuando abrir un cadáver para ver como era por dentro era pecado castigado con la condenación ETERNA, estudiar anatomía requería tener un cierto grado de rebeldía... ¿no cree? y eso era política aparte de curiosidad.

    2.- ¿Una actividad democrática en el pasado? ¿desde cuándo la actividad científica ha sido democrática?
    la Ciencia a lo largo de la historia creó no solo conocimientos positivos sino también valores, como por ejemplo la objetividad, la imparcialidad, la libertades cívicas (la DEMOCRACIA está entre ellas). Es decir, la Ciencia no ha sido una mera herramienta al servicio de la tecnología como es hoy, sino que su ejercicio implicaba una serie de virtudes personales que implicaban ser mejor que el resto de la gente. Hoy es casi al revés.

    3.- De acuerdo, la Filosofía no es una ciencia, es la Ciencia.
    Por eso los filósofos están hoy en paro o trabajando de limpiaváteres por 300 euros...
    Y por eso se ha eliminado la enseñanza de la filosofía en las escuelas, etc etc....
    Mire, abra los ojos... La filosofía está en quiebra y Vd lo sabe.

    4.- ¡Menudo descubrimiento el suyo !!!!!!!!!!!!!!!!!!! al afirmar que el Estado interfiere en la labor de investigación, ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡por la cuenta que le tiene !!!!!!!!!!!!!!!! Pero eso no es Ciencia, eso es conveniencia empirista.
    Llámelo como le de a Vd la gana, pero eso de una Ciencia "neutral" e "imparcial" es un cuento chino que sólo existe en la cabeza de algunos románticos. Hoy la Ciencia está relegada, sometida a la TECNOLOGIA, cuyos fines en muchos casos son cualquier cosa menos "neutrales".

    Además, usted no tiene ni noción de la enormidad de investigación que se hace fuera de la esfera de influencia del Estado, y es que las ciencias son más de 2.000 (clasificación de M.Bunge, epistemólogo y catedrático de Filosofía de la Ciencia y conocido en el mundo entero, menos por usted, claro).
    Supongo que me habla de "ciencias sociales"... economía, psicología, sociología, historia, ... en fin todas aquellas ciencias que se estudian con un boli y un folio y que sólo sirven para llenar las facultades con futuros parados...

    Robert JASTROW, ex-Director, ya fallecido, del Goddard Institute of Space Studies de la NASA decía:
    "Para el científico que ha vivido de la creencia en el poder de la razón, la historia de la ciencia concluye como una pesadilla. Ha escalado la montaña de la ignorancia, y está a punto de conquistar el pico más alto. Y cuando está trepando el último peñasco, salen a darle la bienvenida un montón de teólogos que habían estado sentados allí arriba durante bastantes siglos."
    Los teólogos no están hoy muy "encumbrados" que se diga... conocieron tiempos mejores.


    Hay traducciones que hablan de filósofos en lugar de teólogos, pero a la postre es lo mismo para entender esta enternecedora visión y sus románticas palabras del catedrático de Astrofísica y Matemáticas de la Universidad de Berkeley (California), en su obra God and the astronomers N.Y.

    La Filosofía y la Ciencia son la misma cosa: conocimiento. Y forman parte del mismo bagage humano: el saber y sus variaciones.
    Si no puedes con el enemigo únete a él. Cuando la ciencia desbanca a la filosofía sin contemplaciones, lo mejor que puede hacer la filosofía es hacerse pasar por ciencia...
    Última edición por Valderrábano; 27/06/2013 a las 04:56

Página 1 de 4 1234 ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. De la Ciencia a Dios
    Por Alejandro Farnesio en el foro Ciencia
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 25/03/2013, 20:08
  2. Democracia y "democracia" según el Magisterio de la Iglesia
    Por Hyeronimus en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 03/10/2011, 13:33
  3. Aficionados a la Ciencia
    Por Valmadian en el foro Temas de Portada
    Respuestas: 15
    Último mensaje: 27/12/2008, 20:29
  4. El Consenso en la Ciencia
    Por Juan del Águila en el foro Tertúlia
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 10/11/2008, 22:49
  5. ciencia vs religion
    Por EDGARJARAMILLO en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 22/11/2005, 02:11

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •