Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 2 de 2
Honores1Víctor
  • 1 Mensaje de Hyeronimus

Tema: Paradójico Día de la Raza

  1. #1
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,796
    Post Thanks / Like

    Paradójico Día de la Raza

    Bucaramanga, 12 octubre 2011. Carta del Rvdo. P. José Ramón García Gallardo, caballero de la Orden de la Legitimidad Proscrita y responsable de la organización "Bucaramanga tiene corazón de madre", a propósito del debate del aborto en el Senado de Colombia.
    Paradójico Día de la Raza

    Era hoy un día de fiesta, 12 de octubre... Nuestra Señora del Pilar... Día de la Hispanidad. Amanecía pletórica de alegría, plena de buenos augurios, como aquella mañana en que desde el mástil de una carabela Rodrigo de Triana avistara y queriendo decir felicidad, gritó: ¡Tierra! Y yo contemplando esta tierra sentí deseos de gritar: ¡Vida!

    El sol iluminaba con vigor fecundante una tierra empapada por el aguacero de la noche, todos proclaman su alegría, el turpial y el azulejo despertaban entre plátanos, cafetales y caracolíes, guayabas y colibríes. La mariposa azul salió de las sombras húmedas y frescas buscando el néctar de mil flores recién abiertas, orquídeas y heliconias, guayacanes y palmas. Aún se miran en lontananza, enredadas en los picachos y vacías de sus aguas, las últimas nubes que quedaron rezagadas. Esta mañana tiene la calidez del regazo materno.Pero en medio del entorno vital de una naturaleza pujante, agoniza una sociedad, citadina y legal, anciana en su juventud, estéril en su madurez, tecnócrata y democrática, que en el Día de la Raza pretendió cantarle a la vida y no salieron de sus entrañas sino estertores de agonía. Los Senadores van a votar y las miradas de todo el circo convergen hacia el César contemporáneo, hierático y masónico, para ver si el pulgar lo dirige para el cielo y es vida, o para el infierno y es muerte... el Senado.

    Como otrora, sometieron a votación la suerte del inocente, como otrora Barrabás volvió a salir indemne, pues ni siquiera se pusieron en el caso de condenar al violador a cadena perpetua; pues el proyecto de este tipo de condena a pedófilos y violadores también se cayó. Hoy por mayoría, superados en tres votos, los pocos justos que Abraham censara, trataron de alcanzar la misericordia del Altísimo, pero no fueron suficientes. Al Patriarca no le alcanzó el mínimo de diez justos, con los que pretendió negociar con la justicia divina la salvación de su pueblo, y a nosotros ¿nos alcanzarán los siete votos para salvar la Sodoma que nos toca vivir?

    ¡Qué paradoja! en el mismo día en que celebramos la Raza es rechazado un proyecto de ley que defienda a la nuestra; se establece el decreto de muerte de nuestra sociedad, de nuestro pueblo. Porque le niegan el derecho absoluto a la vida. Cuán denigrante es sentirse sojuzgado con sofismas y falacias por los intereses internacionales travestidos, organizaciones no gubernamentales disfrazadas en misiones humanitarias, que sólo esconden impiedad, egoísmo y avaricia; sentir cómo somos conducidos cautivos, a un mañana que no será nuestro, un futuro siniestro.

    Se habló de la barbarie de quienes desde la cima de las pirámides de Teotihuacán le ofrecían a Huitzilopochtli la sangre de los vencidos. Ellos que no habían superado aún el periodo neolítico, desconocían la rueda y la moneda. Pues mire usted, me parece más bárbara ésta dizque civilización actual que inmola la vida de sus miembros más inocentes en aras del egoísmo.

    Hoy, cuando para alumbrar tenemos electricidad, para bañarnos agua caliente, gas para cocinar, el avión para desplazarnos y para comunicarnos el celular; cacareamos ideologías humanistas en la universidad y de filantropía en las logias... Miro hacia atrás y siento tristeza por aquellos que morían cuando el itzli --cuchillo ceremonial-- les abría el pecho, para que el sacerdote ofreciera el cuauhnochtli (nombre dado a los corazones todavía palpitantes, que eran arrancados en los sacrificios humanos) con las manos sangrantes y crispadas a Huitzilopochtli.

    Recuerdo y entonces medito aquello que Jesús nos dijo: "Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda por lugares áridos, buscando reposo, y no lo halla. Entonces dice: Volveré a mi casa de donde salí; y cuando llega, la halla desocupada, barrida y adornada. Entonces va, y toma consigo otros siete espíritus peores que él, entran, moran allí; y el postrer estado de aquel hombre viene a ser peor que el primero. Así también acontecerá a esta mala generación" (Mt XII.43-45). Y a nuestros funcionarios traidores, muy pocas horas después les llegó el precio, no eran treinta monedas sino un tratado de libre comercio. Lo afirma la misma Clinton, vas más allá de lo económico y geopolítico. Entonces comprendo porqué la situación de hoy es aun peor a la que encontraron aquellos que desembarcaron en estas orillas obedeciendo la orden divina de "Id, por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado" (Mc XVI-16).

    En esta noche triste, más triste aun que la de Hernán Cortés en retirada, impotente y cabizbajo, me siento vencido, abrumado. Embargado de tristeza, de esa tristeza rabiosa que engendra la impotencia cuando padecemos la prepotente arrogancia del déspota dictador. Esa misma rabia que pudimos sentir cuando chicos en el patio de recreación, el grandote bravucón de la clase superior nos dejaba llenos de moretones, desgreñados y la camisa hecha jirones; hoy la vuelvo a sentir, pero en jirones siento el alma y los golpes que rompen la lógica y la razón, me tienen desconcertado, atónito y azorado. Abortado, como San Pablo, de una sociedad que no tiene entrañas para mí, ni mis hermanos.

    Quisiera unir mi tristeza de pobre hijo de Eva a la de Santiago junto al Ebro y en el día de su fiesta recibir de la Dulce Reina las promesas que consuelan, las mismas que están en el génesis de estas tierras, perpetuando tu protección maternal sobre la Hispanidad entera, por más de veinte siglos prolongada, preservando la Fe que nos trajiste en el seno de una carabela que llevaba tu nombre y traía tu luz. Quisiera que a la columna de la Fe nos amarres con vínculos de Caridad irrompibles, para que en esta noche oscura sea el Pilar bendito sostén de nuestra Esperanza.

    Colombia quiso por instinto vital debatirse contra la muerte, pero la hidra siniestra dominó su resistencia y hoy la sentencia pareciera estar escrita y en la cruz clavada. Nuestra raza está viviendo su agonía. Estoy triste, porque el Senado se negó a reconocer su derecho a la vida. Tengo un "no-sé-qué", que me hace sentir el amargo sabor de la culpa. Por eso, le quiero pedir perdón a esa creatura que no pisará jamás este suelo colombiano. Porque la letra muerta y mortal de la Constitución Nacional resulta un sino fatal que no se pudo cambiar, y el espíritu que vivifica no lo pudimos plasmar.

    Y como hacía mi padre amado cuando estaba triste, cantaba. El que me dio la vida y el sentir, cogía la guitarra y cantaba con los acentos de Navarra, su garganta vibraba, los ojos se le empañaban y su alma se cuajaba en ese dolor metafísico en que la santidad se talla, los ideales se templaban, el corazón se agiganta y parecía que todo lo abarcaba con el eco de su voz, mas allá de las orillas coloradas; ese dolor que sienten las almas que viven y vibran, viven para dar vida y vibran al darnos el alma... Y su voz, con ecos de campana sagrada, exorcizaba neblinas, las que nublaban la esperanza.

    Por esto con letras del tío Juan Luis, levemente adaptadas, y el espíritu de mi padre, a cada niño de mi Colombia amada le dedico estos versos. No quieren ser la lápida de una sociedad enterrada porque el alma de mi padre, que es el alma de la misma España, dilatada en geografías, "Plus Ultra", de las humanas, se resiste a morir, se niega a abandonar a ese niño que es mi hermano, retoño americano, hermano de una raza, por el torrente de sus venas corren raudales de esperanza. Y esa Fe que es divina está habituada a creer contra toda evidencia, a esperar contra toda esperanza, a amar contra toda apariencia. Escuche la Nueva Granada, desde el Cabo de la Vela hasta Ipiales, desde el Amazonas hasta el Pacífico, el eco del Señor que le habló a la hija de Jairo "Apartaos, la niña no está muerta, sino que duerme" (Mt IX-24) Porque esta noche el alma de una Patria Madre llora como en Naím al que llevan a enterrar. El mismo que naciera un día como hoy hace más de cinco siglos. Ella espera que el Señor de la vida, vivo, se lo devuelva.

    Criatura que el Senado a la fiesta no convida
    porque le quitan fuerza de ley al derecho de tu vida,
    No quieren darte el derecho, ya vendieron sus conciencias,
    otros, lavaron sus manos con amañadas ausencias.

    Por la cual te negarán la deslumbrante experiencia
    de correr esa aventura que supone la existencia.
    Aventura extraordinaria prolongada de tal suerte,
    que se extiende para siempre hasta después de la muerte.

    Aventura que involucra la gran posibilidad
    de alcanzar poniendo esfuerzo la eterna felicidad.
    Como trágica expresión de un mundo que se derrumba,
    el vientre de una mujer se transformaría en tu tumba.

    Criatura, ¿será posible que te nieguen disfrutar
    de la cálida alegría que florece en un hogar?

    ¿Que no puedas admirar la figura de tu padre,
    ni contar con el amparo que siempre brindó una madre?

    ¿Que no te dejen jugar, ni concurrir a la escuela,
    ni empezar a conocer tu nutrida parentela?

    ¿Que te priven de ir al templo y de amar a tu bandera,
    de tu manera de ser y de tu cita primera?

    ¿De formar una familia, de seguir tu vocación,
    de recibir a los hijos que sean fruto de tu unión?

    ¿De sentir el apretón de la mano de un amigo,
    que sepa que en las malas se puede contar contigo?

    ¿De recorrer el camino con el ritmo de tu paso
    desde el principio hasta el fin, desde el alba hasta el ocaso?

    ¿De agradecer el comienzo y el fin de cada jornada,
    De valorar el ejemplo de cada persona honrada?

    ¿De asombrarte contemplando el discurrir de los astros
    y la armonía de paisajes donde Dios dejó su rastro?

    Solapados, te quieren arrebatar la esperanza de vivir.
    Taimados, te pretenden arrancar la alegría de sentir,
    el orgullo soberano de haber nacido en este suelo,
    que nos va prolongando eterna alegría en el cielo.



    Recursos contra el aborto en el área Marcadores de FARO

    Agencia FARO

    juan vergara dio el Víctor.

  2. #2
    Avatar de juan vergara
    juan vergara está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    24 sep, 08
    Mensajes
    2,488
    Post Thanks / Like

    Re: Paradójico Día de la Raza

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Excelente aporte Hyeronimus!!!

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Sobre el Día de la Raza
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 26
    Último mensaje: 10/10/2017, 19:33
  2. Chile: incidentes durante marcha de mapuches por el día de la raza
    Por Lo ferrer en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 13/09/2012, 16:50
  3. Día de la "Raza" Por: Etsuo Tirado Hamasaki
    Por Mefistofeles en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 17/06/2010, 00:59
  4. Paradójico
    Por FACON en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 13/06/2008, 12:11
  5. El día a día de la construcción separatista pancatalana
    Por Ulibarri en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 10/03/2006, 19:17

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •