Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 7 de 7
Honores5Víctor
  • 2 Mensaje de Hyeronimus
  • 3 Mensaje de Hyeronimus

Tema: Bárbaras costumbres de herejes ingleses

  1. #1
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está en línea Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,251
    Post Thanks / Like

    Bárbaras costumbres de herejes ingleses

    BÁRBARAS COSTUMBRES DE HEREJES INGLESES


    El Héroe católico Guy Fawkes, soldado de España y soldado de Cristo Rey

    QUEMAR AL PAPA O A GUY FAWKES

    "En el día 5 de Noviembre se celebra el aniversario de la famosa conjuración, cuando quisieron volar con pólvora el Parlamento: maldad atribuida a los papistas. Algunos días antes andan los chicos pidiendo dinero por las calles para quemar al Papa. En el día del aniversario, la gente rica se emborracha en banquetes suntuosos; las viejas van a rezar a la iglesia (donde se celebra con oficio particular el suceso); los muchachos y la gente del pueblo pasean por la ciudad varias figuras de paja, perfectamente parecidas al pelele que se mantea en Madrid el Martes gordo. Estas figuras representan, en su opinión, al Papa; entretiénense todo el día con él, le insultan, le silban, le escupen, le tian todo, le arrastran por las patas, le dan pinchazos, y al fin muere quemado a la noche, con grande satisfacción y regocijo público".
    De "Apuntaciones sueltas de Inglaterra" es esta anotación de Leandro Fernández de Moratín. Moratín nos proporciona aquí la descripción de una más de las bárbaras "tradiciones" inglesas, de la cual él es testigo a finales del siglo XVIII. Como podemos ver, los ingleses cuentan con una larga tradición de antipatía antipapal, por lo cual las manifestaciones contra Benedicto XVI con motivo de su última visita a Inglaterra, tampoco tienen nada de novedad -pese a que los medios laicistas hayan querido exagerar las reacciones antipapistas, con el malevolente ánimo de perjudicar la imagen de Benedicto XVI.

    Guy Fawkes es capturado

    Para llegar al origen de esta tradición londinense de "quemar al Papa" es preciso, en efecto, remontarnos al 5 de noviembre de 1605, cuando el yorkiano católico Guy Fawkes fue capturado cuando se disponía a llevar a cabo un atentado terrorista contra el Parlamento. La brutal represión que en Inglaterra se estaba perpetrando contra los católicos era insoportable. Los fieles ingleses eran perseguidos y, no faltaron tampoco los tremendos martirios, como el de Santa Margaret Clitherow que fue aplastada el Viernes Santo de 1586 por darle refugio a unos sacerdotes católicos bajo su techo. Santa Margaret Clitherow era paisana de Fawkes. Sufriendo aquella represión, algunos católicos ingleses concibieron acabar drásticamente con los verdugos protestantes. Aquellos bravos católicos, acaudillados por Sir Robert Catesby, un gran amigo de España, planificaron una conspiración, la llamada "conspiración de la pólvora". Guy Fawkes estaba entre los conspiradores.

    Santa Margarita Clitherow, aplastada viva por ser refugio de sacerdotes católicos

    El plan consistía en secuestrar a la familia real de Jacobo I y asesinarla, mientras se hacía estallar por los aires el parlamento, con toda la aristocracia protestante dentro. A Fawkes se le encomendó, por su larga experiencia militar, prender fuego a la pólvora que acumularon en una de las criptas del Parlamento. Fawkes había servido en las filas del ejército español en Flandes, nada más y nada menos que diez años dedicó al servicio de España. Pero, por desgracia, el plan fue frustrado. Los escrúpulos morales de alguno de los conjurados destaparon el plan, alertando a los protestantes. A finales de octubre de 1605, el parlamentario Lord Monteagle recibió un anónimo advirtiéndole que no fuese por el parlamento por su bien. Lord Monteagle puso en conocimiento de las autoridades aquel anónimo, y el mismo 5 de noviembre de 1605, mientras revisaban las bodegas del parlamento, la guardia capturó a Guy Fawkes con las manos en la masa... De pólvora. Con los barriles de pólvora y los leños, a punto todo para prenderle fuego cuando estuvieran dentro los tiranos.

    Martirio de la Perla de York, Santa Margarita Clitherow


    Jacobo I, el rey bajo cuyo reinado se asesinaba a los católicos: objetivo de los conspiradores

    Guy Fawkes fue torturado, pero no denunció a ninguno de sus cómplices. Se recrudecieron los tormentos, pero Guy sólo dio los nombres de aquellos que ya sabía que estaban apresados. Lo ejecutaron en enero del año siguiente, pero no se dieron el gusto de ahorcarlo, pues se arrojó con la cuerda al cuello del patíbulo, rompiéndose el cuello.


    Los conspiradores de la Pólvora, católicos ingleses, favorables a una intervención española que reintegrara Inglaterra a la Cristiandad, sacándola de las tinieblas heréticas
    Moratín habla de un pelele que, representando al Papa, era maltratado, vejado y, por ende, quemado. Todavía se sigue quemando en efigie a Guy Fawkes. Nosotros, los españoles, estamos en deuda con Fawkes. Es triste que apenas sepamos de él, para rendirle los honores que se merece por haber sido un soldado bajo nuestras banderas y por haber sido un convencido luchador por la libertad religiosa, proscrita y salvajemente castigada por los protestantes ingleses.
    Quisimos recordar al héroe católico Guy Fawkes.

    Todavía se celebra en Londres -cada 5 de noviembre- la noche de las Hogueras, pero parece que lo que actualmente se quema es un pelele que no representa al Papa -como en tiempos de Moratín-, sino a Guy Fawkes.


    El pelele de Guy Fawkes, llevado a quemar
    Sin embargo, ahí tenemos a personajes como Ken Follet -con toda la chusma anticatólica- queriendo echarle mano al Papa, para procesarlo. Hay costumbres que, como vemos, no se pierden por mucho Cardenal Newman que haya. Más Fawkes hacen falta...



    Maestro Gelimer

    LIBRO DE HORAS Y HORA DE LIBROS
    Pious y Albion dieron el Víctor.

  2. #2
    Avatar de Virrey Cárdenas.
    Virrey Cárdenas. está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    21 oct, 10
    Ubicación
    Provincia de Chiloe
    Mensajes
    16
    Post Thanks / Like

    Re: Bárbaras costumbres de herejes ingleses

    Otro ejemplo a citar es el trato de los anglosajones hacia los pueblos nativos de sus colonias, mientras se tapaban la boca hablando pestes de los Españoles eran ellos los que desplazaban y asesinaban a los aborígenes de sus territorios, la segregación era parte de la política de ocupación Inglesa, la nota dramática de esto se dio en la pacificación de Oeste Norteamericano, donde la casi totalidad de las tribus fueron expulsadas de sus tierras o sencillamente aniquilados cuando no querían entender razones.

    Quienes ayudaron a forjar la leyenda negra Española terminaron siendo los verdaderos "genocidas", son las vueltas que da la historia.

    Salutem

  3. #3
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está en línea Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,251
    Post Thanks / Like

    Re: Bárbaras costumbres de herejes ingleses

    En el aniversario de Guy Fawkes, luchador por la libertad católica en Inglaterra

    Manuel Morillo

    Desde su utilización en la película V de Vendetta, basada en el comic homónimo, se ha hecho muy popular la imagen de una máscara que es el símbolo de su protagonista inspirada en un personaje históricos y quemada anualmente en una celebración anticatólica en la pérfida Albión [*]

    El fenómeno de Internet Anonymous, especialmente conocido por el asunto de Wikileaks, que lucha contra la censura en Internet, utiliza su imagen como logo de identidad y la ha popularizado mundialmente como símbolo de libertad e independencia ante los modernos estados que controlan la información, engañan y mienten a sus “subditos” y se entromenten en sus vidas privadas.


    En España el movimiento ha encabezado la rebelión contra la Ley 2/2011, de 4 de marzo, de Economía Sostenible (apoyada y votada por el PP).
    Es más conocida como Ley Sinde y Ley Biden-Sinde, por sus contenidos relativos “a la regulación (censura y control administrativo, sin necesidad de jueces) de webs y la protección de la propiedad intelectual” (sic). En la redacción original del proyecto de ley se incluía en la disposición final segunda y pasó a ser la disposición final cuadragésima tercera en el texto definitivo

    Su acción más mediática fue su “boicoteo” a las autoridades responsables de las leyes que coartan la libertad en Internet, y a su tropa de actores acompañantes, en los últimos premios Goya

    Resulta que la máscara es la representación de la cara de Guy Fawkes. ¿Quién es Guy Fawkes?

    Pues bién Guy Fawkes (York; 13 de abril de 1570 – Londres; 31 de enero de 1606), también conocido como Guido Fawkes, fue un conspirador católico inglés, hijo de un notario de York, que sirvió en el Ejército Español de los Países Bajos.
    Perteneció a un grupo del Restauracionismo Católico de Inglaterra que planeó la “Conspiración de la pólvora”, con el objetivo de hacer volar el Parlamento y ejecutar al Rey Jacobo I, sus familiares y al resto de los miembros de la Cámara de los Lores mediante explosivos situados en la base del edificio, y que Fawkes debía hacer explotar cuando los parlamentarios estuviesen reunidos.

    Algunos de los resistentes a la tiranía anglicana. Guy Faukes es el sexto de izquierda a derecha
    Arrestado el 5 de noviembre de 1605, declaró que quería volar el Parlamento para acabar con las persecuciones religiosas. Se negó a denunciar a sus cómplices y fue ejecutado.
    Guy Fawkes luchó por la libertad de los católicos y su actitud al ser capturado fue heroica, sacrificando la vida y evitando la captura de otros compañeros.

    Asesinato de los resistentes católico por orden del monarca protestante

    Y ahora Guy Fawkes se ha convertido en símbolo de la libertad frente al totalitarismo intrusista del Estado liberal relativista occidental que quiere contralar todo y entrar en la vida de los ciudadanos
    No se si los promotores del uso de la máscara con su actual significado eran conscientes de lo anterior, pero no ha podido estar mejor elegida: Un individuo que quiere volar un parlamento totalitario servil a un monarca tiránico, frente a unas cortes representativas y un Rey simbolo de la comunidad.

    El reconocimiento de Guy Fawkes como imagen de la libertad ante el Sistema es de “justicia poética”
    ——————–
    [*] Cada 5 de noviembre se celebra la Bonfire Night, (la noche de las hogueras), Cracker Night o Fireworks Night (la noche de los fuegos artificiales)



    En el aniversario de Guy Fawkes, luchador por la libertad católica en Inglaterra | Tradición Digital
    Xaxi, Pious y Albion dieron el Víctor.

  4. #4
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está en línea Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,181
    Post Thanks / Like

    Re: Bárbaras costumbres de herejes ingleses

    QUIEN NO SABE DE HISTORIA NO SABE NADA, DEFINITIVAMENTE

    Los narcogobiernos, la narcosubversión, y el narcolavado fueron un invento de los británicos en la primera mitad del siglo XIX, específicamente del Gobierno británico. Fue el Gobierno británico el que le impuso una guerra a China para que abriera sus fronteras al tráfico de opio de producción británica en la India (la Guerra del Opio); fueron los británicos quienes fundaron el banco The Hong Kong and Shanghai Banking Corporation - HSBC, para lavar el dinero del producto del narcotráfico de opio en China. Es el banco HSBC el que hasta la actualidad lava a gran escala los miles de millones de dólares del narcotráfico de la cocaína colombiana, controlada y distribuida por los carteles mexicanos, incluyendo el de Sinaloa, el cual está detrás de Guacho y cía. Busque el origen del dinero y allí hallará las respuestas.

    En 2012 la justicia de los Estados Unidos halló todas las pruebas de la responsabilidad de HSBC en el narcolavado actualmente, y la misma corporación bancaria aceptó sus cargos criminales por cooperar y trabajar con los carteles de la droga. ¿Hubo presos, condenados, castigados? Por su puesto que no. HSBC es demasiado grande como para ser cerrada, si quiera tocada o que sus ejecutivos vayan presos, simplemente se les impuso una multa de mil quinientos millones de dólares, las ganancias del banco de unas pocas semanas, y se les permitió continuar haciendo lo que han hecho toda la vida.
    El siguiente vídeo al respecto. Está en inglés, sino sabe inglés, pues, apréndalo.






    ____________________________

    Fuente:


    https://www.facebook.com/francisco.n...14303558819760

  5. #5
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está en línea Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,181
    Post Thanks / Like

    Re: Bárbaras costumbres de herejes ingleses

    Arthur Aston, el militar linchado por los puritanos de Cromwell con su propia pata de palo



    Compartir Tweet






    Buques desechables, los navíos madereros de principios del siglo XIX que se desguazaban tras un único viaje




    Jack Ketch, el infame verdugo inglés que convertía las ejecuciones en auténticos espectáculos



    Una de las grandes figuras militares británicas del siglo XVII fue Sir Arthur Aston, que tuvo una intensa vida bélica en el siempre turbulento contexto de la época, participando en conflictos europeos menores antes de alcanzar el culmen de su carrera en la Guerra Civil que sacudió Inglaterra entre 1642 y 1649. Fue en los momentos finales de esos enfrentamientos donde Aston encontró la insólita muerte que, paradójicamente, le ha dado fama.

    A Arthur Aston, natural del condado de Cheshire e hijo de una acomodada familia católica, la vocación militar le venía de casta. Su padre que se llamaba igual, había servido en Rusia en 1610 llamando la atención del rey de Polonia Sigismund III. Así fue cómo en 1621 Aston hijo entró a su servicio, al mando de dos mil mercenarios ingleses e irlandeses, para frenar al ejército turco, que en su expansión amenazaba las fronteras polacas. En realidad sólo trescientos soldados lograron llegar porque Dinamarca, país protestante, hizo dar media vuelta a la mayoría, pero los que lo hicieron pasaron a integrar una especie de guardia de corps del monarca, con Aston ascendido a capitán tras la muerte de su padre en 1624.

    Aquel singular cuerpo combatió en las guerras entre Polonia y Suecia, con suerte irregular. Aston cayó prisionero en 1627, cerca de Danzig, pero dos años después lo encontramos al servicio de Gustavo Adolfo intentando organizar un nuevo regimiento de ingleses y escoceses. Esta tropa se movió por Europa central interviniendo en conflictos secundarios pero consiguiendo cierta fama. Se lo conocía como el Mackay’s Regiment y sufrió tantas bajas -por enfermedad fundamentalmente- que fue necesario cubrirlas con voluntarios alemanes.





    Aston regresó a Gran Bretaña en 1640 y se puso a las órdenes del rey Carlos I en la llamada Segunda Guerra de los Obispos, que desde 1640 (aunque hubo otra el año anterior) enfrentaba a Inglaterra con los covenanters escoceses. Se trataba de una versión local de las guerras de religión, con los presbiterianos (protestantes) intentando imponer su reforma frente a los episcopalistas (anglicanos). Sin embargo tenía extensiones políticas, ya que los obispos apoyaban a los primeros mientras que el rey optaba por los segundos, y ello eclosionó poco después en una Guerra Civil por toda Inglaterra: los presbiterianos constituían la masa militante del movimiento puritano que Oliver Cromwell dirigía para acabar con el poder real proanglicano y establecer un régimen parlamentario.






    En medio de ese lío, Aston resultaba raro porque era católico, así que renunció al mando y vivió tranquilo durante un tiempo gracias a que fue nombrado caballero (sir). Pero el bando monárquico estaba pasando apuros y no podía renunciar a hombres tan experimentados como él, así que tanto a Aston como otros militares católicos los incorporaron finalmente a filas. En su caso, fue nombrado general de dragones y sirvió en la campaña de Edgehill, ocupando Oxford y resultando herido al caerse del caballo, lo que propició su apresamiento por los puritanos.


    Aston logró su liberación en un intercambio de prisioneros y volvió al campo de batalla, en Bristol y Newbury. Su prestigio le valió ganarse el cargo de gobernador de Oxford en 1643, labrándose cierta mala fama por su rigidez. Una nueva caída del caballo sentaría la base de su futuro. A consecuencia del accidente no sólo tuvo que ser relevado sino que perdió una pierna, que hubo de sustituir por otra de madera originando una insólita estampa.





    Aquella discapacidad no mermó en absoluto sus ganas de marcha y en 1648 volvió a la escena bélica a las órdenes del conde de Ormonde, cuando aquel conflicto se extendió a Irlanda. Aston quedó sitiado en el puerto de Drogheda por las fuerzas de Cromwell, quien consiguió romper la línea de defensa y dio orden de no tener piedad con nadie que tuviera brazos. Se produjo así una auténtica carnicería a la que únicamente sobrevivieron Aston y un puñado de hombres atrincherados en la fortaleza de Millmount. No obstante, no tenían posibilidades de resistir mucho tiempo, por lo que pactaron la rendición.

    Los puritanos no respetaron los términos y en cuanto los defensores entregaron las armas se lanzaron sobre ellos asesinándolos. En medio de aquella orgía de sangre, a Aston le arrancaron su prótesis dando pábulo a la habladuría de que que ocultaba monedas de oro en su interior. La decepción al ver que no era así resultó tan grande que, presos de furia, los atacantes le apalearon con la pierna de madera hasta matarlo. Asi terminó su variopinta carrera militar y entró en el anecdotario histórico.




    _____________________________

    Fuente:

    https://www.labrujulaverde.com/2016/...a-pata-de-palo


  6. #6
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está en línea Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,181
    Post Thanks / Like

    Re: Bárbaras costumbres de herejes ingleses

    Jack Ketch, el infame verdugo inglés que convertía las ejecuciones en auténticos espectáculos
    Jorge Alvarez

    6 diciembre, 2016






    Ejecución del duque de Monmouth por Jack Ketch / Imagen: Dominio público




    Gran Bretaña inaugura su nuevo Museo de la Caca



    El Gran Farini, el funambulista que atravesó el desierto del Kalahari y descubrió una supuesta ciudad perdida



    Si estás en Gran Bretaña y tienes la desgracia de cruzarte con alguien a quien se describe como Jack Ketch (o Jack Catch), lo mejor será poner tierra de por medio y alejarse lo más posible.

    Ese nombre se usa para aludir a quien destaca por una maldad extrema, sádica, casi demoníaca y, de hecho, en la tradición folklórica británica hay un personaje popular conocido como Hanging Jack, que significa algo así como Colgante Jack, en alusión al cuerpo de un ahorcado. ¿De dónde viene esa expesión? ¿Cuál fue su morboso origen? ¿Existió realmente alguien llamado Jack Ketch?

    Para responder a estas cuestiones hay que remontarse en el tiempo hasta la primera mitad del siglo XVII. No se sabe la fecha exacta pero los cálculos apuntan hacia el año 1630 para datar el nacimiento de Richard Jacquet, el que con el tiempo iba a ser el verdugo más famoso de Inglaterra. Era un hombre de muy pequeña estatura, al parecer, lo que, combinado con las huellas que la viruela dejó en su rostro, le otorgaba un aspecto tan feo y desagradable que en tiempos duros como aquellos le convirtieron en objeto de burla y desprecio generalizados. En consecuencia, Richard fue moldeando su carácter en torno al odio y el resentimiento.

    Encontró una válvula de escape perfecta en el oficio de verdugo, un trabajo eventual que desempeñaba alquilando sus servicios de pueblo en pueblo para ejecutar las penas de mutilación propias de la época, como amputar miembros (narices, lenguas, orejas) y proporcionar azotes públicos o incluso ejecutar.

    No era un trabajo bien considerado y generalmente lo desempeñaba gente al borde de su condición humana, bien por la extrema pobreza en que vivíría si no, bien por cierta degeneración moral que inclinaba a la violencia. Curiosamente, y dada la escasa disposición de los ciudadanos a asumir el cargo de verdugo, éste solía pasar de padres a hijos creándose auténticas estirpes familiares.





    Jack Ketch rematando al duque de Monmouth / Imagen: English Historical Fiction Authors



    De Jacquet empiezan a encontrarse referencias en 1663, cuando su llegada a cada localidad suponía un acontecimiento que rompía la aburrida vida cotidiana. En su caso por partida doble, ya que la fama de su modus operandi le precedía.

    Y es que no se limitaba a aplicar sus siniestras artes sino que convertía cada intervención en un auténtico espectáculo que atraía al público como si de una función circense se tratase. Música, pasos de baile, versos satíricos, un vestuario diseñado ex profeso, exhibición previa del material (sogas, cuchillos, hachas…), apropiación de las ropas y joyas de los reos e incluso la adopción de un apodo (John Ketch) acompañaban cada ejecución y además ésta se dilataba sádicamente para regocijo de los asistentes; aquella hipócrita sociedad que no quería manchar su vida quitándosela a un condenado pero se divertía viendo cómo lo hacía otro.

    La más gracioso, y a la vez terrible, era que la pequeña estatura de Jacquet le impedía hacer su trabajo con limpieza, de manera que cuando descargaba el hacha solía necesitar varios golpes, prolongando la agonía de su víctima y transformándola en una tortura.

    Pero nada de todo esto impidió que siguiera desempeñando su labor y el 14 de enero de 1676 encontramos la primera reseña oficial sobre él en el Proceedings of the Old Bailey y luego, el 2 de diciembre de 1678 en el llamado The Plotters Ballad, being Jack Ketch’s incomparable Receipt for the Cure of Traytorous Recusants and Wholesome Physick for a Popish Contagion. Hasta él mismo imprimió algún pasquín, como uno de 1679 titulado The Man of Destiny’s Hard Fortune.

    Fue ese mismo año cuando se consagró definitivamente con la ejecución en solitario y en un único día de una treintena de acusados del delito de lesa majestad. “Ha llegado la mejor medicina contra la traición. Soy John Ketch, el que limpia de traidores a nuestra querida Inglterra” gritó a los cuatro vientos legando esa dudosa cita para la posteridad.

    Sin embargo, esa jornada había cambiado algo: una cosa era ajusticiar a ladrones, asesinos, brujas y delincuentes comunes, al fin y al cabo una molestia para toda la sociedad, y otra hacerlo con un grupo de gente a los que muchos consideraban patriotas en el contexto de la Restauración de Carlos II, tras el período puritano. Así que, para muchos, el verdugo dejó de tener gracia.





    Lord Russell / Imagen: Dominio público en Wikimedia Commons



    La cosa empeoró en ese sentido con sus dos actuaciones más célebres. La primera fue la ejecución de Lord William Russell, un noble miembro del Country Party (el partido predecesor de los whigs) que era partidario del católico Jacobo II y se opuso al entronamiento de Carlos II, llevando dicha oposición al extremo de planear una conspiración para secuestrar y asesinar al monarca. La existencia real de ese complot es objeto de polémica pero, en cualquier caso, Lord Russell fue sentenciado a muerte.

    El 21 de julio de 1683 subió al cadalso de Lincoln’s Inn Fields y, sabiendo cómo se las gastaba su verdugo, le pagó diez guineas para que le cortara la cabeza de forma limpia y rápida. Lamentablemente, el dinero prometido no logró que Jacquet cumpliera adecuadamente y, como el filo del hacha no estaba bien afilada, tras el primer golpe el aristócrata seguía vivo; se cuenta que éste, pese a estar desangrándose, en un alarde de flema británica le reprochó que no le había pagado diez guineas para recibir aquel trato. Jacquet tuvo que descargar dos golpes más.

    La segunda actuación que se hizo famosa por su chapucera realización tuvo lugar el 15 de julio de 1685. James Scott, primer duque de Monmouth, era un hijo natural que el citado rey Carlos II había tenido con su amante Lucy Walter. Su padre había muerto cinco meses antes y le había sucedido en el trono su propio hermano (por tanto tío de James), Jacobo II. Éste era católico (de hecho, fue el último soberano de esa religión en Inglaterra) y como los protestantes no se resignaban a que los papistas volvieran a tener el poder, organizaron la llamada Rebelión de Manmouth, con el duque como candidato.

    Fueron derrotados en la batalla de Sedgemoor y su líder condenado a muerte. El día señalado también pagó a Jaquet para que se empleara con eficacia; esta vez ofreció algo menos, seis guineas, y quién sabe si por eso el resultado fue aún peor, ya que el verdugo necesitó cinco hachazos y hasta rematar al reo con un cuchillo.





    El duque de Monmouth por William Wissing / Imagen: Dominio público en Wikimedia Commons



    Fue el final de la popularidad para John Ketch. A partir de ahí descendió drásticamente el número de contrataciones y para consolarse se dio a la bebida. La falta de trabajo le hizo endeudarse y terminó en la cárcel mientras su empleo lo ocupaba su antiguo ayudante, un carnicero llamado Paskah Rose. Pero éste también acabó en prisión por robo -y fue ahorcado-, por lo que Jacquet recuperó su puesto al obtener la libertad en 1686. Por desgracia para él, el alcohol ya le dominaba y al poco asesinó a golpes a una prostituta con la que discutió.

    Le condenaron a la pena capital y falleció en la horca en noviembre de ese mismo año, de una forma tan terrible como las que él mismo aplicaba a sus víctimas: a causa de su poco peso la soga le estranguló lentamente y estuvo diez minutos pataleando colgado antes de expirar. No obstante, seguramente estaría satisfecho de saber que había pasado a la historia negra de Inglaterra, incorporado al imaginario popular y apareciendo en numerosas novelas (entre ellas varias de Dickens), canciones y otras obras.




    _____________________________

    Fuente:

    https://www.labrujulaverde.com/2016/...s-espectaculos

    Última edición por Mexispano; 04/06/2018 a las 15:30

  7. #7
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está en línea Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,181
    Post Thanks / Like

    Re: Bárbaras costumbres de herejes ingleses

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Roberto Saviano: "El Reino Unido es el país más corrupto del mundo, cuando… - global conversation

    Publicado el 5 abr. 2017

    Su vida está inexorablemente ligada a la mafia que retrató y denunció, hace más de una década, en su libro "Gomorra". Desde entonces, el escritor italiano Roberto Saviano ha vivido escondido, esquivando las amenazas de muerte por parte de grupos mafiosos enfurecidos por lo que cuenta en su libro. Una persecución que no le ha impedido seguir investigando las conexiones del crimen internacional, la procedencia del dinero, las drogas y la violencia que engendran. Me encuentro con Roberto Saviano en…
    MÁS INFORMACIÓN : http://es.euronews.com/2017/04/04/rob...





    https://www.youtube.com/watch?v=Hg3l...XDVzIIkVy0hKdQ

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. El Santo Rosario arma contro los herejes
    Por hidalgo en el foro Religión
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 30/03/2009, 18:29
  2. La Felicidad de Guerrear a los Herejes
    Por Jorge Zamora E. en el foro Religión
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 20/11/2008, 01:34
  3. Costumbres de latinoamérica.
    Por Aliocha en el foro Tertúlia
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 27/03/2008, 02:09
  4. Herejes apoyan a Lula
    Por Erasmus en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 10/09/2006, 06:16

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •