Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 12 de 12
Honores2Víctor
  • 2 Mensaje de Martin Ant

Tema: Cuando la mayoría de los esclavos en Norteamérica y Caribe eran blancosy y católicos

  1. #1
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    1,684
    Post Thanks / Like

    Cuando la mayoría de los esclavos en Norteamérica y Caribe eran blancosy y católicos

    Cuando la mayoría de los esclavos en América del Norte y el Caribe eran blancos y católicos

    Una realidad casi olvidada en cine, literatura e historia


    Actualizado 5 noviembre 2014

    José Ángel Antonio/ReL




    ¿Cuántas películas ha visto sobre esclavos negros maltratados por sus amos blancos? La horrible institución de la esclavitud que oprimió durante varios siglos a los africanos y afroamericanos en el Nuevo Mundo ha sido denunciada, con justicia y frecuencia, por el cine y la televisión.

    Pero, ¿cuántas películas ha visto usted sobre esclavos blancos en el s.XVII? Una excepción sería la película de piratas Capitán Blood, de 1935, inspirada en las novelas de Sabatini, protagonizada por Errol Flynn y Olivia de Haviland (por primera vez juntos). Allí los llaman “indentured servants”, pero eran, a todos los efectos, esclavos.

    Casi nadie sabe que en el siglo XVII la inmensa mayoría de los esclavos en el Caribe y las posesiones británicas en Norteamérica eran blancos y católicos.

    Más aún, los esclavos blancos eran abundantes, baratos y desechables, y tendían a morir con facilidad.

    Los esclavos negros, en cambio, se consideraban resistentes, fuertes, escasos y caros, y se les alimentaba y trataba mejor.



    Blood y sus compañeros como esclavos
    en una plantación británica, en la película de 1935



    Durante el s.XVII, los ingleses deportaron cientos de miles de irlandeses y, en menor medida, escoceses, a sus plantaciones en el Caribe y Norteamérica.

    Los ingleses, conocidos por su meticulosidad en la documentación, no llevaban apenas cuenta de lo que hacían en Irlanda. Faltan muchos datos, pero los historiadores irlandeses, estadounidenses, caribeños y escoceses han ido recomponiendo las piezas del puzle.

    Kinsale: empieza un siglo negro para Irlanda

    En 1541 Enrique VIII, el mismo que repudió a Catalina de Aragón y creó la Iglesia Anglicana con él al frente, se proclamó como rey de Irlanda. Durante medio siglo los ingleses fueron conquistando el país, con una última gran batalla en Kinsale en 1602, en la que participaron unos 3.500 soldados españoles. Los ingleses vencieron, y en ese momento expulsaron del país a los resistentes irlandeses (muchos fueron a España o a sus territorios europeos). A esos expatriados irlandeses se les llamó “Gansos Salvajes” y los hubo durante todo el siglo y parte del siguiente.

    Pero poco después, el rey inglés Jacobo II estableció una nueva política: en vez de expulsar a los descontentos, favoreció venderlos como esclavos. El primer caso documentado se dio en una colonia en la Guayana, en el Amazonas, en 1612: la primera venta de esclavos irlandeses.

    Una proclamación del rey inglés estableció en 1625 que los prisioneros políticos irlandeses se venderían como mano de obra forzada a las plantaciones de las Islas Orientales.

    En 1632 se sabe que la inmensa mayoría de los esclavos de las islas caribeñas inglesas de Montserrat y Antigua eran irlandeses. Un censo de 1637 muestra que 7 de cada 10 habitantes de Montserrat eran esclavos irlandeses.

    A estas alturas, la demanda era alta, y los esclavos morían pronto. No bastaban los presos políticos (rebeldes al dominio inglés): cualquier crimen común (pequeños robos, etc…) era excusa para deportar irlandeses a las plantaciones.

    También había bandas de secuestradores que recorrían el campo, atrapaban a cualquiera y lo vendían a los traficantes sin que nadie preguntara mucho.

    Los esclavos negros en el Caribe británico había que comprarlos. Los esclavos irlandeses, en cambio, llegaban casi regalados por el Estado a las plantaciones.

    Cromwell, puritano y feroz anticatólico

    En 1641 estalló otra revuelta irlandesa, la Guerra de la Confederación, que fue sofocada en 1649 por el nuevo líder inglés, el puritano y autoritario Cromwell, ferozmente anticatólico (por ejemplo, intentó eliminar la Navidad del calendario y la celebración popular en las islas británicas; incluso prohibió los pasteles de Navidad).

    De 1641 a 1652, durante esta revuelta y en sus años inmediatos, la población de Irlanda descendió de 1.466.000 habitantes a apenas 616.000.

    Aproximadamente 550.000 irlandeses fueron eliminados físicamente o por hambre provocada. Otros 300.000 fueron deportados como esclavos. La deportación de varones dejaba a mujeres y niños inermes… y ellos también podían ser comprados y deportados en posteriores oleadas.



    Richard Harris interpreta a Cromwell, vestido de
    parlamentario puritano, en la película de 1970



    De 1650 a 1660 se desarrolló el llamado “Reinado del Terror” de Cromwell, que activamente quería eliminar la población irlandesa y católica de la isla. En 1650, llegaron a las plantaciones caribeñas de Saint Kitt 25.000 esclavos irlandeses.

    Se calcula que en esta década la Corona y sus administradores secuestraron a cien mil niños irlandeses de entre 10 y 14 años y los llevó a las plantaciones del nuevo mundo: el Caribe, Virginia y Nueva Inglaterra.

    Sólo en esta década llegaron más esclavos irlandeses al Nuevo Mundo que el total de población libre anglosajona radicada allí.

    En 1651, Cromwell ganó dos guerras contra Holanda para asegurarse que podía tener el monopolio del tráfico de esclavos y en 1655 conquistaba Jamaica a los españoles para convertirla en su gran base esclavista en el Caribe. Pero no desatendió el resto de las plantaciones. En 1652 envió otros 12.000 esclavos irlandeses a las Barbados.

    Hay que tener en cuenta que Cromwell financiaba sus guerras en Irlanda, simplemente, prometiendo tierras a los señores ingleses que allí acudieran a luchar. En esas tierras sobraba población campesina: los señores preferían dedicarlas a pastos. Una norma de 1657 establecía que todos los habitantes del condado de Clare debían trasladarse en seis meses o ser detenidos por “alta traición” y enviados a las Américas.

    En esta época no era un crimen que cualquier inglés matase un irlandés… pero preferían atraparlos vivos y venderlos.




    Cuando se equivocaban de esclavos


    A veces, las bandas de secuestradores se excedían y se equivocaban de víctimas. En 1659 llegó a Londres una petición de 72 esclavos en las Barbados que aseguraban ser ingleses ilegalmente secuestrados y atrapados allí. La misma petición aseguraba que en las plantaciones americanas había 7.000 u 8.000 escoceses tomados prisioneros en la batalla de Worcester de 1651 e incluso 200 franceses, secuestrados y vendidos, cada uno a cambio de 900 libras de algodón.

    Hay más cifras registradas de los últimos días de Cromwell: 52.000 mujeres, chicas y jóvenes irlandeses se vendieron en las Barbados y Virginia en 1657. Mil chicos y mil chicas más de Irlanda se vendieron en Jamaica en 1656.

    Cromwell murió en 1660, pero su sucesor Carlos II, hijo del decapitado Carlos I, no dudó en mantener el negocio de la trata, con el compromiso de entregar al menos 3.000 esclavos anuales a la “Real Compañía de Aventureros” (en realidad, una compañía de venta de esclavos).


    De "indentured servants" a esclavos


    En su origen, el concepto de “indentured servants” tenía una definición bastante bien delimitada y quizá a ella se acogían muchos irlandeses antes de 1620. En esa primera fase, el individuo aceptaba voluntariamente ir a América y pagaba el pasaje, manutención y un pedazo de tierra en las colonias trabajando en el lugar de destino una serie de horas diarias durante unos años. Este acuerdo podía figurar por escrito.

    Sin embargo, desde 1625 los irlandeses fueron simplemente secuestrados, vendidos y puestos a trabajar como esclavos: era un nuevo y lucrativo negocio masivo. Aunque la propaganda inglesa siguió llamando a estos esclavos “indentured servants”, desde 1625 se trataba ya siempre de mera trata de seres humanos y esclavitud forzada.

    Durante este siglo un esclavo irlandés costaba el equivalente a 5 libras esterlinas, mientras que uno negro costaba entre 4 y 10 veces más. Los dueños de las plantaciones no tenían apenas interés en mantener vivos a los esclavos irlandeses. El coronel William Brayne pedía en 1656 que llegasen a las plantaciones más esclavos negros porque “puesto que los dueños tendrán que pagar más por ellos, tendrán más interés en mantenerlos con vida, algo de lo que carecen en [el caso de los esclavos irlandeses]”.

    Los negros duraban más en el clima caribeño y además eran paganos, algo que los dueños ingleses preferían a los irlandeses, que era odiados papistas.

    Además, en teoría un negro servía toda la vida, mientras que un irlandés debía ser liberado en 7 o 10 años… pero esto no sucedía con frecuencia, ya que la mayoría moría antes.


    Sin derecho a asistencia religiosa


    A efectos religiosos, los irlandeses católicos no eran considerados cristianos y no tenían derecho a asistencia religiosa (tampoco la tenían los católicos libres en Inglaterra).

    Muchos no sabían la lengua inglesa, y hablaban sólo gaélico. Pero otros estaban alfabetizados, sabían escribir y llevar cuentas. Con todo, cualquier dueño podía matar a cualquiera de sus esclavos, negros o irlandeses, sin excusa ninguna: no era un crimen, sólo un gasto de propiedad.

    Cuando el Parlamento estableció el Acta de Regulación de Esclavos en las Plantaciones en 1667 enumeró los castigos que se podían infligir a los esclavos que hubiesen cometido un delito contra “cristianos”… se especificaba que los católicos no se consideraban cristianos, ni siquiera si habían logrado sobrevivir y ser libres de alguna manera.




    "Aparear" irlandesas con negros, cosechar mulatitos


    Los dueños de las plantaciones no solían tener relaciones sexuales con las esclavas negras, cosa que aterrorizaba su mentalidad racista, pero sí forzaban a las esclavas irlandesas. La ley establecía que los bebés hijos de esclava eran esclavos y pertenecían al amo.

    Los amos podían hacer que las esclavas se cruzasen con otros esclavos blancos o con negros, buscando esclavos mulatos más resistentes y que se podían revender a buen precio.

    A veces las irlandesas sobrevivían a todos los abusos y lograban ser libres… pero no sus hijos. Esas madres liberadas decidían quedarse en la plantación con sus niños que seguían siendo esclavos, y ellas seguían un tipo de vida de práctica esclavitud.

    En 1681 se aprobó una ley que prohibía la práctica de aparear mujeres esclavas irlandesas con esclavos africanos “para vender” los hijos: era una ley implantada por la Real Compañía Africana porque interfería con sus beneficios.

    Pero seguía siendo legal aparearlas para la “producción propia” de la plantación. De esta época se sabe que la Real Compañía Africana envió 249 cargamentos de esclavos irlandeses y negros a las Indias entre 1680 y 1688: eran 60.000 “unidades”, 14.000 murieron durante el viaje.


    La mortandad de los irlandeses


    ¿Cuál era el nivel de mortandad de los esclavos irlandeses?

    No es fácil establecerlo, pero los historiadores no conocen ni un solo caso de irlandés deportado a América como esclavo que consiguiera volver a su país para contarlo. Los irlandeses que lograban la libertad por lo general dejaban esa colonia y marchaban a otra en la América continental o en otra isla.

    Se sabe que entre 1641 y 1649 se compraron en las Barbados 21.700 esclavos irlandeses. Sin embargo, parece que nunca hubo más de 8.000 o 10.000 en las islas. Morían rápido y necesitaban ser sustituidos.

    A veces los barcos esclavistas tiraban sus esclavos por la borda porque si morían “por accidentes en el mar” se cobraba un seguro, pero si morían de hambre en las bodegas no se cobraba nada (se conoce el caso del navío Zong, que arrojó 132 esclavos vivos por la borda).


    Montserrat, la isla más irlandesa


    La isla de Montserrat (así la llamó Colón en 1493, recordando su paso por Barcelona) fue quizá en la que sobrevivieron más irlandeses, y de hecho llegaron de Saint Kitts y otras islas en 1643 porque había fama de que en esta isla había más libertad para los católicos (aunque no había clero ni culto).

    En 1724 seguía sin haber clero católico en la isla, pero el pastor anglicano, James Cruickshank se quejaba de que en su zona, Saint Peters, en el norte de la isla, había 20 familias protestantes frente a las 40 católicas (que no iban a su parroquia). En el sur de la isla, la población católica era aún mucho mayor.

    Hoy la isla (de hecho media isla, la mitad sur está destruida por el volcán local desde hace pocos años) tiene 2 parroquias católicas. La población es negra, aunque quizá de piel algo más clara que en otras islas, y muchos tienen apellidos irlandeses, aunque eso no significa necesariamente ascendencia de esa nación.


    Una católica ahorcada por no saber inglés


    Un personaje que puede poner rostro a esa época es Ann Glover. Fue deportada con otras decenas de miles de irlandeses como esclava a Barbados durante la invasión de Cromwell en Irlanda. Hay fuentes que dicen que su marido fue asesinado en Barbados porque se negaba a renunciar a su fe católica.

    En 1680 era ya una mujer mayor que vivía con su hija en Boston, Massachusetts, trabajando como criadas en la casa de un hombre llamado John Goodwin. En verano de 1688 se pusieron enfermos 4 o 5 de los niños de la casa. El médico sugirió que la causa podía ser brujería. Una niña de 13 años aseguró que se puso enferma después de descubrir que la hija de la vieja Ann Glover robaba ropa de la casa.

    Ann fue arrestada y juzgada por brujería. Ella apenas sabía hablar inglés y durante el juicio se aferraba a su gaélico nativo. Un testigo la consideró “una vieja irlandesa escandalosa, muy pobre, católica romana obstinada en idolatría”.

    El tribunal pidió a la anciana que recitase el Padrenuestro. Ella lo recitó mezclando gaélico y latín, como lo había aprendido de niña. ¡Nunca más había tenido acceso a ninguna formación católica viviendo en colonias protestantes como esclava! No pudo recitarlo en inglés, y se consideró una prueba de brujería.

    Fue condenada a muerte y se le dio la oportunidad de renunciar al catolicismo, pero se negó. Fue ahorcada entre los gritos y burlas de la multitud en Boston, que se había reunido para ver “si la papista se arrepentía”, como escribió un contemporáneo. Es famosa por ser la última "bruja" ajusticiada en Boston.

    En el trailer de 1935 de Capitán Blood, en el minuto 1,45, hay escenas que recogen la "bárbara crueldad" del esclavismo inglés en las plantaciones; después no se ha visto apenas en el cine.





    Fuente: RELIGIÓN EN LIBERTAD
    sjl y ReynoDeGranada dieron el Víctor.

  2. #2
    Avatar de ReynoDeGranada
    ReynoDeGranada está en línea Athal-Ward
    Fecha de ingreso
    13 feb, 14
    Ubicación
    Jerez de la Frontera
    Mensajes
    785
    Post Thanks / Like

    Re: Cuando la mayoría de los esclavos en Norteamérica y Caribe eran blancosy y católi

    La realidad de la esclavitud; más esclavos blancos que negros



    Si podemos hablar de un argumento maestro para culpabilizar a Occidente, para hacernos sentir culpables y ponernos en deuda moral con el resto del mundo, ese es el de la esclavitud.
    Piensa en esta aberrante institución; lo más probable es que lo primero que te venga a la cabeza sea una plantación de algodón en algún lugar del Nuevo Mundo entre los siglos XV y XIX, dirigida por un señor blanco con generoso y arreglado bigote, vestido delicadamente de blanco y de apellido rimbombante, en la que unos capataces redneck azotan a unos demacrados esclavos negros que trabajan bajo un calor abrasante de sol a sol, y que llegaron allí en cadenas desde barcos que los traían desde África como si fuesen ganado.
    Ésta es la imagen arquetípica de la esclavitud para la mayor parte de la sociedad, gracias en gran medida al cine y las instituciones educativas. Pocos saben lo que hay detrás, lo que la hizo posible, y la extensión de la esclavitud en el resto del mundo . ¿Cómo llegaban estos africanos a acabar como esclavos y embarcados hacia América? ¿Todos los señoritos eran blancos y todos los esclavos negros? ¿Hubo otros tipos de esclavitud incluso más numeroso en otras partes y con los mismos, u otros inesperados protagonistas con los roles cambiados?



    EL TRÁFICO TRANSATLÁNTICO DE ESCLAVOS ¿CÓMO FUE POSIBLE Y QUIENES SE BENEFICIARON?




    Este tráfico de seres humanos tuvo lugar a gran escala entre los siglos XVI y XV, y debe su nombre al hecho de que las rutas cruzaban el Atlántico, desde las zonas occidentales y centrales de África donde se adquirían los esclavos que eran enviados a las colonias de América para trabajar en plantaciones, en astilleros o como sirvientes domésticos. Primero por parte de los imperios español y portugués, y luego también por parte del holandés, el británico, el francés y las Trece Colonias. En total, unos 11 millones de africanos fueron embarcados al Nuevo Mundo como esclavos, con una tasa de mortalidad en el viaje de entre el 15 y el 33%, apiñados en los barcos negreros.
    Aquí acaba la parte de la historia más conocida. Si preguntas quienes fueron los beneficiados de este tráfico de esclavos y quienes esclavizaban a esta gente, casi con total seguridad la respuesta será que los imperios europeos mencionados anteriormente. ¿Hasta qué punto es esto cierto? No hay duda de que efectivamente lo fueron y que también llegaron a capturar esclavos, pero en el primer caso no fueron los únicos beneficiados y en el segundo solo una minoría de los esclavos fueron esclavizados por ellos, y es aquí donde comenzamos a adentrarnos en la enzarzada emboscadura de lo políticamente incorrecto, porque el tráfico atlántico no podría haber existido (al menos no a gran escala) sin el papel que jugaron algunos reinos africanos en él.

    Njinga, reina de los mbundu, luchó contra los ocupantes portugueses. También les vendía esclavos
    Los akan del reino de Asante en la actual Ghana, los fonde Dahomey en lo que hoy es Benín, los mbundu de Ndongo en Angala y los kongo del Congo son esos reinos de África central y occidental que literalmente se hicieron de oro con el tráfico transatlántico de esclavos.Ellos esclavizaron al 90% de negros enviados a América, la mayoría prisioneros de guerra de tribus rivales, que posteriormente intercambiaban a los traficantes de esclavos europeos por armas de fuego, alcohol, ropa, oro y otros bienes de consumo, hasta el punto de que la principal base de su economía fue la venta de esclavos a los europeos, y así durante muchos siglos. Además de los esclavos que vendían, se guardaban otros tantos para que trabajasen para ellos.



    En el XIX el escritor abolicionista estadounidense Frederick Douglass, que fue él mismo esclavo antes de escapar y refugiarse en el Norte, no tenía problemas en mencionar el papel que jugaron estos “jefes salvajes de las costas occidentales de África, que durante siglos se han acostumbrado a la venta de sus cautivos en esclavitud y embolsarse dinero a cambio”. En Nigeria un congreso de derechos civiles ha pedido a los líderes tribales que se disculpen por su papel en el tráfico de esclavos.
    ESCLAVISTAS NEGROS

    Otro de los mitos más extendidos, continuando con la cuestión de la esclavitud negra en América, es el de ver la esclavitud como una cuestión racial: considerar que todos los esclavistas eran blancos (y todos los blancos eran esclavistas) y todos los esclavos eran negros (y todos los negros eran esclavos). La segunda afirmación la vamos a dejar para más adelante, y nos vamos a centrar en la primera ¿qué hay de cierto en ello?
    Para empezar hay que tener en cuenta que poseer esclavos era algo caro, que solo una minoría de la población podía permitirse. Incluso en el sur de EEUU, donde mayor raigambre y duración tuvo esta institución, según las estimaciones más generosas el 70-80% de la población mayor de edad nunca tuvo esclavos. La mayor parte de los esclavos eran propiedad de grandes terratenientes.
    Teniendo en cuenta esto, será más fácil comprender que el llegar a ser esclavista era cuestión económica y no racial. Nadie duda de que la gran mayoría de los esclavistas eran blancos, pero tampoco nadie duda que los blancos por lo general procedían de un extracto socieconómico considerablemente más alto que el de los negros – que en su mayoría o eran esclavos o si eran libres eran más pobres y discriminados – por lo que el hecho de que la mayoría de esclavistas fuesen blancos es perfectamente explicable sin recurrir a la explicación racial, porque como vamos a ver ( y aquí es donde entramos en otro tema peliagudo), cuando un negro venía de o conseguía alcanzar un nivel económico alto podía perfectamente convertirse en esclavista, y así lo hicieron muchos como el angolano Anthony Johnson, ni más ni menos que el primer esclavista documentado en el territorio de los actuales EEUU:
    En 1830, solo en el sur de EEUU había 3.775 esclavistas negros que poseían 12.760 esclavos, según el historiador Joseph Conlin ( The American Past: A Survey of American History). Citando al historiador estadounidense de raza negra Henry Louis Gates Jr, “el porcentaje de esclavistas negros entre el número total de padres de familia negros libres fue considerablemente alto en varios estados: 43% en Carolina del sur, 40% en Luisiana, 26% en Mississipi, 25% en Alabama y 20% en Georgia.” En Carolina del sur, muchos de estos esclavistas negros eran pequeños propietarios artesanos con esclavos trabajando en sus negocios.
    ¿Qué llevaba a uno de estos esclavistas, que en no pocos casos había sido él mismo esclavo, a no solamente rechazar la esclavitud sino a practicarla?Exactamente lo mismo que hace que en nuestras sociedades gran parte de la población aspire a entrar en la clase alta, o que incluso sin aspirarlo si llega a entrar en la misma trate de imitar el comportamiento de sus miembros. El comportamiento de nuevo rico.


    LIBERIA, UNA PATRIA PARA LOS NEGROS LIBRES QUE QUISIERAN VOLVER A ÁFRICA

    A partir de 1800, en EEUU comenzaba a haber un movimiento a favor de crear una colonia en África para que los cada vez más numerosos negros libres pudiesen volver al continente africano.. Entre los defensores de esto estaba el presidente Thomas Jefferson. La idea cuajó, y en 1821 se fundó la primera colonia para negros libres con apoyo del gobierno de EEUU, más tarde llamada Liberia, que en 1847 se independizó. En total, unos 10.000-15,000 afroamericanos se asentaron en el lugar.
    Habrá quien con lógica podría pensar que estos negros conocidos como libero-americanos, hastiados de la discriminación y esclavitud que en muchos casos habían sufrido ellos mismos, tratarían de vivir en paz e igualdad con la población nativa. La realidad fue bien distinta. Los libero-americanos reprodujeron el mismo tipo de sociedad de la cual procedían, incluso con conceptos como la discriminación por raza (al tener algo de sangre europea, eran más blancos que los nativos) o el supremacismo protestante (en un país de mayoría animista). Básicamente, se consideraban superiores a las etnias africanas del lugar, y se establecieron como la casta dominante, que controlaba los recursos y el poder político, siendo tan solo el 5% de la población.
    Esta situación se mantuvo hasta 1980, con un régimen de partido único durante 133 años en el que hasta 1904 los nativos liberianos no tenían la nacionalidad liberiana ni derecho a voto hasta bien entrado el siglo XX. Este gobierno de libero-americanos, basado en el nepotismo y en la cleptocracia a niveles escandalosos, fue acusado en 1927 por la Sociedad de Naciones de haber vendido a nativos como esclavos, y suprimió violentamente varias revueltas hasta finalizar en 1980, año en que fue derrocado por una realmente sangrienta. Como nota positiva, los libero-americanos acabaron con la esclavitud que ejercían algunas tribus del país.
    TRÁFICO ÁRABE DE ESCLAVOS EN ÁFRICA

    Cuando el primer traficante europeo de esclavos desembarcó en África en el siglo XV, hacía casi un milenio que los árabes estaban metidos en la trata de personas en este continente, y cuando partió el último barco europeo cargado de esclavos africanos en el XIX, los árabes continuarían en este negocio por cerca de un siglo más. En total, desde 650 hasta 1960, es decir más de 1300 años estuvieron traficando con esclavos.

    En 1950 la población esclava de Arabia Saudí rondaba el medio millón, aproximadamente el 20% de la población.
    A través de una desarrollada red de pueblos y oasis que actuaban como centros comerciales con el mercado (zoco o bazar) como núcleo, interconectados por un sistema de caminos que cruzaba las regiones desérticas o semi-desérticas entre el golfo de Arabia y el África subsahariana, pasaban grandes convoyes que, además de mercancías, llevaban esclavos. Las estimaciones sobre el número de africanos esclavizados oscilan entre 11.5 y 17 millones.
    Este largo viaje por el desierto tenía una tasa brutal de mortalidad: el 75% de los esclavos morían por el camino y allá por donde pasaban regularmente las caravanas había un reguero de huesos blanqueados por el sol y cuerpos recientes que servían de alimento a una multitud de hienas y aves de rapiña, tal y como cuenta con un escabroso detallismo el escritor, economista y antropólogo senegalés de origen musulmán Tidiane N’Diaye en su libro “Le génocide veilé, que también afirma que este tráfico fue más devastador que el transatlántico.
    Pese a su duración y de que como vamos a ver fue incluso peor que el tráfico transatlántico en cuanto a porcentaje de muertos por el camino y número de esclavos, es totalmente silenciada y desconocida. Y es que hay muchos interesados en que no se conozca la existencia de esclavitud de africanos por parte de otros pueblos, ya que eso echaría por los suelos su intento de hacer pasar la esclavitud africana como un monopolio europeo.


    ESCLAVOS IRLANDESES EN EL CARIBE


    Esclavos irlandeses
    Como avanzadilla de la olvidada y políticamente incorrecta esclavitud de europeos, que vamos a tratar a continuación, mencionaremos el caso de los cientos de miles de irlandeses esclavizados por los británicos en el siglo XVII, que ya a mitad de ese siglo eran los esclavos más vendidos en las islas británicas de Antigua y Monserrat, donde llegaron a ser el 70% de la población. Otros fueron vendidos en Virginia, Nueva Inglaterra, Barbados y Jamaica. Hombres, mujeres y niños esclavizados, aproximadamente 514.000, que junto a otro medio millón asesinado en Irlanda, hizo caer la población de 1.500.000 a 600.000 en apenas una década, en un acto que puede calificarse como de los peores genocidios de la historia de Europa. Aún en 1798, durante la rebelión irlandesa, miles de irlandeses más fueron esclavizados y vendidos en América y Australia.
    Alguno podrá pensar que se les trataba mejor que a los esclavos negros que por entonces también abundaban en las Indias Occidentales, pero nada más lejos de la realidad. Los esclavos irlandeses solían ser más desobedientes y díscolos que los negros, lo que hacía que fuesen mucho más baratos. Si un esclavo negro costaba 50 libras, uno irlandés costaba apenas 5. Salía infinitamente más barato matar a un esclavo irlandés, razón por la cual también solían destinarlos a los trabajos más peligrosos.

    Esclavos blancos y negros en Nueva Orleans
    Los esclavistas británicos solían violar a las esclavas irlandesas, ya que era una forma de aumentar el número de esclavos (los hijos de esclava irlandesa eran esclavos aunque su madre hubiese conseguido la libertad), pero pronto se les ocurrió una forma mejor para rentabilizarlos: mezclar, como si se tratase de ganado, a esclavas irlandesas (en muchos casos niñas de 12 años) con esclavos negros porque su descendencia mulata se vendía más cara, algo que se extendió tanto que finalmente se prohibió, y no por motivos humanitarios, sino porque esta abominable práctica era una competencia desleal para los traficantes negreros del Atlántico.


    ¡NO HAY MOROS EN LA COSTA!

    Quizás alguna vez te hayas preguntado de donde procede esta expresión,para qué se construyeron las cientos de torres que salpican los puntos más elevados de la costa mediterránea española, por qué España tiene la soberanía sobre varios islotes frente a Marruecos. Todo ello obedece a lo mismo: la defensa contra unos traficantes de esclavos a gran escala, que aterrorizaron a los habitantes de zonas costeras desde Islandia hasta Italia, pasando por España, Francia, los Países Bajos e Inglaterra entre el siglo XVI y el XIX, y que llevó a 1.25 millones de europeos -no se incluye los esclavizados por Marruecos- a acabar remando en galeras, como esclavas (y esclavos) sexuales o muertos. Estamos hablando de la piratería berberisca, que de 1500 a 1650 llevó más europeos a los mercados de esclavos del Magreb que los europeos esclavos africanos a América durante la misma época.
    Su impacto fue tal que el antaño lucrativo comercio mediterráneo quedó estrangulado (la mayoría de los esclavos los obtenían atacando barcos), y la psicosis era tan grande que la línea de costa quedó en gran parte despoblada al irse sus habitantes a zonas de interior, para estar más a salvo de los piratas traficantes de esclavos. En otros casos, quedaron despobladas al ser secuestrados todos sus habitantes, algo que pasó en Italia, el país que más sufrió la piratería berberisca. Especies como la foca monje, que estaba casi extinta porque necesita zonas sin presencia humana para vivir, multiplicaron su número y se convirtieron habitantes mayoritarios del lugar.
    Los principales centros del tráfico de esclavos eran Salé, Túnez, Argel y Trípoli. Los cautivos más ricos (nobles, comerciantes, judíos, clero..) solían ser liberados a cambio de un alto rescate, y el resto que había sobrevivido al viaje en barco, apiñados en condiciones higiénicas pésimas, desfilaba por la ciudad para que los habitantes pudiesen insultarles y arrojarles basura antes de llegar al mercado de esclavos, donde los hombres si eran aptos acababan sus vidas remando en galeras, en duras tareas agrícolas o comprados como esclavos sexuales por homosexuales ricos. Las mujeres, que se vendían a precios mucho mayores que los hombres, eran compradas como esclavas sexuales (como vamos a ir viendo, el núcleo de la esclavitud en el mundo islámico más que mano de obra eran mujeres, en concreto mujeres blancas). En ocasiones, los piratas secuestraban a tanta gente en una sola incursión que los precios de los esclavos caían de tal forma que “se podía intercambiar a un cristiano por una cebolla”.

    Las órdenes religiosas de los trinitarios y los mercedarios se dedicaban a la liberación de esclavos en poder de los piratas berberiscos, recaudando dinero específicamente para esto en las iglesias. Eran muy buenos negociadores y conseguían comprar su libertad a precios más bajos de lo normal, pero nunca hubo suficiente dinero para liberar a muchos cautivos, y según estimaciones del profesor Davis no más de un 3 o un 4% de los esclavos eran rescatados cada año
    Tal y como dice el profesor Robert Davis, uno de los poquísimos académicos interesados en la esclavitud de europeos por parte de musulmanes, “No había fuerza que pudiese proteger al esclavo de la violencia de su amo, no existían leyes locales en contra de la crueldad, ni una opinión pública benevolente, y raramente existía una presión efectiva por parte de los Estados extranjeros”. Los esclavos, además de esclavos, eran infieles, por lo que el odio era aún mayor, y el 20% de ellos moría cada año.
    Esta aberración finalmente terminó en el siglo XIX, pero no porque dejase de ser rentable o por motivos humanitarios, sino porque los Estados esclavistas norteafricanos eran ya demasiado débiles en comparación a los de sus víctimas. El mallorquínAntonio Barceló, uno de los más desconocidos y mejores almirantes de la historia de la Armada española, acabó con la piratería berberisca contra costas y barcos españoles después de varias incursiones contra Túnez y Argelia a finales del XVIII. Como curiosidad, las dos primeras guerras de EEUU fueron en contra de estos Estados en 1815, que atacaban sus barcos mercantes y esclavizaban a sus ocupantes.


    TÁRTAROS DE CRIMEA

    Si Europa occidental sufría el esclavismo de los berberiscos, Europa occidental sufrió el de los pueblos túrquicos, especialmente tártaros. En ambos casos, musulmanes apoyados o parte del Imperio Otomano que esclavizaban a cristianos europeos.Según el historiador Alan Fisher, el número de ucranianos, rusos, polacos y bielorrusos capturados y esclavizados por los tártaros del Kanato de Crimea, protegido por los otomanos, entre el siglo XV y el XVIII fue de 3 millones (una cantidad que supera a incluso la de esclavos africanos enviados a América por imperios globales como España, Reino Unido o Francia), siendo su capital Kaffa -ahora Feodosiya- el mercado de esclavos más grande de toda Europa.

    El esclavismo musulmán se diferencia del europeo en que se basa en esclavas sexuales más que en esclavos de mano de obra, con una mayor presencia de mujeres que de hombres. De aquí viene el nombre de “trata de blancas”.
    En el punto más álgido, 10.000 europeos eran esclavizados cada año y exportados a los mercados de esclavos del Norte de África, Oriente Medio y sur de Asia, en ataques que tenían como única motivación la captura de esclavos, o “cosecha de la estepa” tal y como llamaban ellos, extremadamente lucrativa para su economía que se basaba exclusivamente en el tráfico de esclavos, hasta el punto de que el 75% de la población del Kanato eran esclavos, especialmente esclavas, muy apreciadas por su piel blanca y rasgos claros. Estas razzias en busca de esclavos eran tan brutales que vaciaron de población gran parte de Ucrania y el sur de Rusia, lo cual les forzó a tener que ir cada vez más lejos, incluso llegando a Polonia

    Cosacos atacan una columna de tártaros que vuelven cargados de esclavos después de saquear la ciudad al fondo.
    Una vez capturados, lo más duro comenzaba con la marcha hacia Crimea. Encadenados y siempre a pie, muchos de los cautivos morían en el camino. Dado que en muchas ocasiones las partidas de tártaros temían ataques de cosacos para liberar a los cautivos, se apresuraban más en las marchas. A los cautivos enfermos o heridos se les mataba para no entorpecer la macabra procesión. Los hombres viejos y enfermos que se vendían por poco valor, se daban a los tártaros jóvenes para que los apedreadan o los arrojaran al mar por diversión.
    Las condiciones de los esclavos que sobrevivían al camino y eran comprados eran pésimas. Algunos esclavos podían pasar el resto de sus días haciendo trabajos agotadores, tal y como el visir de Crimea Sefer Gazi Aga menciona en una de sus cartas, los esclavos eran simples herramientas, ” arados y guadañas” de sus dueños. Peor fue el destino de aquellos que se convirtieron en esclavos de galera, cuyos sufrimientos son relatados en muchas canciones tradicionales ucranianas.Y tanto esclavos como esclavas a menudo se utilizaban con fines sexuales.
    Y una vez más, si este tráfico de esclavos acabó no fue por humanismo ni por falta de rentabilidad, sino porque el Ducado de Moscú (origen de Rusia) conquistó Crimea en el XVIII, poniendo fin a este genocidio que despobló un área prácticamente del tamaño de España



    Miguel de Cervantes fue capturado por una flotilla turca y estuvo 5 años apresado en Argel ,donde trató de fugarse en vano en varias ocasiones, y finalmente trasladado a Estambul donde fue liberado por la Orden de los Trinitarios previamente mencionada. Sufrió torturas y maltratos.
    ESCLAVITUD OTOMANA

    El Imperio Otomano durante los siglos XVI y XIX fue una de las potencias más importantes, con dominios que se extendían por el norte de África, Sudán, Oriente Medio y buena parte de Europa del este, con un importante papel en la esclavitud de europeos y levantinos cristianos ,así como africanos bantúes.
    Una de las notas más particulares del esclavismo otomano era la llamada devşirme, que significa colecta en turco, basada en el secuestro de niños cristianos en los Balcanes y que estuvo vigente desde comienzos del imperio en el XIV hasta el XVIII. Estos niños en algunos casos se convertían en esclavos en caferías, baños turcos o como esclavos sexuales, y en otros eran convertidos al islam, educados y entrenados para formar parte de una élite militar, los jenízaros, que no solo tenía una gran influencia en el poderoso ejército otomano sino también importante influencia política, llegando a alcanzar grandes cotas de poder e incluso algunos de ellos convirtiéndose en líderes de facto, a pesar de que eran esclavos.

    Köçek, esclavos vestidos de mujer usados como entretenimiento o esclavos sexuales.
    Exceptuando esto, así los esclavos conseguidos como botín de guerra, el Imperio Otomano no se caracterizaba por capturar gente libre para convertirla en esclava, sino que actuaba como comprador de esclavos capturados por los ya mencionados berberiscos y tártaros (que estaban bajo control otomano). En gran medida los esclavos enviados al Norte de África y Crimea acababan en los mercados de esclavos de Estambul y otras ciudades otomanas de importancia.
    Otra característica de la esclavitud otomana es que en gran medida era sexual, en gran medida mujeres de origen europeo, circasiano, nubio y sirio. Además del sultán, que tenía un harén con esclavas principalmente cristianas (cuidados por eunucos, normalmente esclavos africanos castrados), la gente de la élite también tenía. La esclavitud otomana entró en decadencia a partir del XIX debido a la intervención europea, principalmente a la que ejerció Rusia en el Cáucaso para acabar con el tráfico de esclavos que aún se daba allí. En 1830 se liberó a todos los esclavos blancos, en 1857 se prohibió esclavizar más africanos (aunque no se liberó a los que ya eran esclavos) y finalmente se abolió del todo en la Conferencia de Bruselas de 1890, en la que otros 16 países hicieron lo mismo. Pero la esclavitud ilegal persistió hasta principios del XX.






    ÁFRICA. ESCLAVITUD SIGLO XXI

    por Guerrilla Jr.
    En África hoy día sigue habiendo esclavos. También el subcontinente indio es una zona muy propensa a ello. Observemos el siguiente mapa para ver como el malvado hopresor blanko kapitalista tiene esclavizados a…oh oh, espera, que no.

    Como podemos ver facilmente, son los paises africanos además de la antigua India británica los que se llevan la palma en cuanto a la explotación del hombre por el hombre. Están incluidos los fenómenos de trata de blancas y explotación por prostitución, de ahí que Moldavia aparezca bien señalada en el mapa. Estos casos ya sabemos que son instrumentalizados por las asociaciones y entidades prohibicionistas de la prostitución. Digamos que les doy credibilidad parcial al menos.
    También si nos fijamos son las naciones del África Negra/Saheliana las que ganan la partida. En la zona del golfo de Guinea suele tratarse casi siempre de esclavitud infantil en los campos de cacao/piña/algodón/café. Ahí si tenemos algún tipo de escrúpulo moral, yo los tengo, buscaremos algún tipo de cultivo en el que nos garanticen que no hay mano de obra esclava empleada ahí.
    En el Sahel la esclavitud es de otra naturaleza. Es esclavitud REAL. Dinastías de esclavos y amos, muchas veces nómadas, viven desde el Atlántico hasta el Índico.
    Un caso que conozco bien, primera persona, es el mauritano. En Mauritania y otras zonas del sahel, los moros blancos (bedianas) y los moros negros (haratin) tienen esclavos casi siempre negros. Algún caso de moro blanco esclavo hay pero es muy raro. También la distinción entre blanco y negro es muy tenue, especialmente entre los tuareg. Asimismo la distinción entre esclavo y libre es muy tenue, pues hay multitud de estados intermedios.
    En Mauritania tú compras, o heredas, una familia entera muchas veces y ésta se ve obligada a servirte para siempre. Sus descendientes también. Compras su futuro. Las mujeres suelen dedicarse al servicio doméstico y los hombres a los trabajos más duros. Se evita darles algún tipo de educación formal mientras que sí se les condiciona socialmente para aceptar que cuestionar la esclavitud va en contra del Islam. De esto los imanes de la zona no dicen nada. Bueno, de hecho ellos también tienen sus esclavos.
    Lo puedes ver en Nouadibú y Nouakchot. En las ciudades o en el desierto. Entre los tuaregs y los árabes. Se estima que hay como mínimo 150.000 esclavos y como máximo algo más del medio millón. Mauritania no teiene más de 4 millones de habitantes
    También puedes ver este fenómeno fuera. En las Islas Canarias hay una población flotante de saharauis y mauritanos que van y vienen a hacer negocios, sobre todo de exportación de comida y electrodomésticos. Es fácil ver a las mujeres acompañadas por lo que te presentan como su “boy”. Ignoro de donde sacaron esa palabra porque ellas hablan árabe o francés no inglés. Quizá lo vieron en alguna película o la serie de Kunta Kinte. Observas a dichas mujeres en el supermercado o en el mercado señalando sin hablar lo que quieren que el boy coja. El boy sin embargo no maneja el dinero. Suelen tener una cara triste y resignada y curiosamente observar una higiene corporal bastante superior a la de sus amos que muchas veces apestan a almizcle y otros perfumes.
    Quizá esto, el cuidar su aspecto, es lo único que les queda. En eso son libres.


    UNA REFLEXIÓN FINAL



    Como habrán podido comprobar por sí mismos los lectores menos sectarios, este no es un artículo de “y tú más”. Toda esclavitud es algo igualmente execrable e intolerable, independientemente de quien esclavice a quien, algo que no parecen comprender los progresistas, para los que los europeos fuimos los únicos que hemos esclavizado en la historia corriendo un tupido velo sobre los otros esclavistas en un intento burdo de manipularla para sus intereses. Es un artículo para recordar a los que no se quiere que recordemos, y para dinamitar el pecado heredado de la culpabilidad con la que se nos hace cargar, única y exclusivamente a los europeos, con el objetivo de que traguemos de forma más o menos rebuscada con las medidas más genocidas de la élite. En la misma época en que algunos europeos traficaban con esclavos de otros pueblos, había millones de europeos que fueron esclavizados o vivían con miedo a serlo. Un antepasado tuyo tenía más posibilidad de acabar como esclavo que como esclavista.
    El lector habrá también podido ver que mientras que la esclavitud europea tenía como objetivo principal el servir como mano de obra, y fue abolida por los mismos europeos tanto porque había dejado de ser rentable como por la fuerza cada vez mayor de las voces abolicionistas, la esclavitud sobre europeos no cesó más que cuando los propios países víctimas suyas fueron lo suficientemente fuertes como para conquistarles u obligarles a poner fin a sus ataques en busca de cautivos.
    ¿Hubiera parado este tráfico de esclavos si Europa hubiese continuado siendo igual de débil? Es más que obvio que no. Así que si eres de los que les gusta llamar “fascismo” o “imperialismo” a sucesos como la Reconquista, Lepanto o la conquista del Peñón de Vélez de la Gomera (antigua base de piratas berberiscos), piensa la próxima vez que quizás gracias a eso existes al no haber acabado un antepasado tuyo muerto en una galera, a latigazos o violado por un hombre con chilaba. Y si eres de los que piensa que debemos fustigarnos y sentirnos en deuda porque unos compatriotas que vivieron hace cientos de años tuvieron esclavos, recuerda que a los otros , cuyos compatriotas esclavizaron a los nuestros, no sienten ningún tipo de culpabilidad (tampoco se lo exiges), y en no pocos casos si no lo vuelven a hacer es porque no tienen poder para ello.


    http://soulguerrilla.com/index.php/2016/01/26/la-realidad-de-la-esclavitud-hubo-mas-esclavos-blancos-que-negros/

    Nova Fortia: La realidad de la esclavitud; más esclavos blancos que negros
    "¿Cómo no vamos a ser católicos? Pues ¿no nos decimos titulares del alma nacional española, que ha dado precisamente al catolicismo lo más entrañable de ella: su salvación histórica y su imperio? La historia de la fe católica en Occidente, su esplendor y sus fatigas, se ha realizado con alma misma de España; es la historia de España." - Ramiro Ledesma Ramos

  3. #3
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,492
    Post Thanks / Like

    Re: Cuando la mayoría de los esclavos en Norteamérica y Caribe eran blancosy y católi

    HUBO MÁS EUROPEOS ESCLAVIZADOS POR LOS MUSULMANES QUE ESCLAVOS NEGROS ENVIADOS A AMÉRICA.

    Así fue en los siglos XVI y XVII- “¿Hay moros en la costa?”, decimos todavía hoy para significar la presencia de alguien no particularmente grato. ¿Saben por qué? Agárrense bien, lean este artículo y lo sabrán. PRIMERA PARTE


    Posted on September 16, 2015 by Nuevo Acción





    © Le blog de Marysieńka- Vía El Manifiesto-España



    ¡Quién lo había de decir! La trata de esclavos, esa infamia que, según musulmanes, africanos y europeos etnomasoquistas, constituye la mayor lacra de Europa, ahora resulta que fue ampliamente superada, al menos en los siglos XVI y XVII, por la cometida contra los nuestros por parte del islam. Es cierto, es cierto: el “tú más” no justifica nada. La trata de esclavos negros fue una indignidad tan aborrecible como injustificable. Pero hay una pequeña diferencia: nosotros la reconocemos y deploramos (hoy en día hasta exagerando los zurriagazos). Ellos, en cambio —el mundo musulmán—, no reconoce ni deplora nada. Hay otra diferencia además: cuando nos querían arrebatar a los nuestros, los europeos combatimos todo lo que pudimos al enemigo (y así se produjo la victoria de Lepanto, y así tuvo lugar la expulsión de los moriscos, que colaboraban en las razias). Y cuando capturaban a los blancos, los padres terciarios y mercedarios intentaban rescatarlos. Nada de todo ello existió nunca en África.

    Pero pasemos a ver lo que nos cuenta el profesor norteamericano Robert C. Davis.

    Los historiadores estadounidenses han estudiado todos los aspectos de la esclavización de los africanos por parte de los blancos, pero han ignorado en gran medida la esclavitud de los blancos por parte de los africanos del Norte. Christian Slaves, Muslim Masters [Esclavos cristianos, amos musulmanes][1] es un libro cuidadosamente documentado y escrito con claridad sobre lo que el profesor Davis denomina “la otra esclavitud”, que floreció durante aproximadamente la misma época que el tráfico transatlántico de esclavos y que devastó a cientos de comunidades costeras europeas. En la mente de los blancos de hoy, la esclavitud no juega en absoluto el papel central que tiene entre los negros. Y, sin embargo, no se trató ni de un problema de corta duración ni de algo carente de importancia. La historia de la esclavitud en el Mediterráneo es, de hecho, tan siniestra como las descripciones más tendenciosas de la esclavitud americana.


    Un comercio al por mayor

    La costa de Berbería, que se extiende desde Marruecos hasta la actual Libia, fue el hogar de una próspera industria del secuestro de seres humanos desde 1500 hasta aproximadamente 1800. Las principales capitales esclavistas eran Salé (en Marruecos), Túnez, Argel y Trípoli, habiendo sido las armadas europeas demasiado débiles durante la mayor parte de este período para efectuar algo más que una resistencia meramente simbólica.

    El tráfico trasatlántico de negros era estrictamente comercial, pero para los árabes los recuerdos de las Cruzadas y la rabia por haber sido expulsados de España en 1492 parecen haber motivado una campaña de secuestro de cristianos que casi parecía una yihad.

    “Fue quizás este aguijón de la venganza, frente a los amables regateos en la plaza del mercado, lo que hizo que los traficantes islámicos de esclavos fueran mucho más agresivos y en un principio mucho más prósperos (por así decirlo) que sus homólogos cristianos”, escribe el profesor Davis.

    Durante los siglos XVI y XVII fueron más numerosos los esclavos conducidos al sur a través del Mediterráneo que al oeste a través del Atlántico. Algunos fueron devueltos a sus familias contra pago de un rescate, otros fueron utilizados para realizar trabajos forzados en África del Norte, y los menos afortunados murieron trabajando como esclavos en las galeras.

    Lo que más llama la atención de las razias esclavistas contra las poblaciones europeas es su escala y alcance. Los piratas secuestraron a la mayoría de sus esclavos interceptando barcos, pero también organizaron grandes asaltos anfibios que prácticamente dejaron despobladas partes enteras de la costa italiana. Italia fue el país que más sufrió, en parte debido a que Sicilia está a sólo 200 km de Túnez, pero también porque no tenía un gobierno central fuerte que pudiese resistir a la invasión.


    Las grandes razias a menudo no encontraron resistencia

    Cuando los piratas saquearon, por ejemplo, Vieste en el sur de Italia en 1554, se hicieron con el alucinante número de 6.000 presos. Los argelinos secuestraron 7.000 esclavos en la bahía de Nápoles en 1544, una incursión que hizo caer tanto el precio de los esclavos que se decía poder “intercambiar a un cristiano por una cebolla”.

    España también sufrió ataques a gran escala. Después de una razia en Granada en 1556 que se llevó a 4.000 hombres, mujeres y niños, se decía que “llovían cristianos en Argel”. Y por cada gran razia de este tipo, había docenas más pequeñas.

    La aparición de una gran flota podía hacer huir a toda la población al interior, vaciando las zonas costeras.

    En 1566, un grupo de 6.000 turcos y corsarios cruzó el Adriático para desembarcar en Francavilla al Mare. Las autoridades no podían hacer nada, y recomendaron la evacuación completa, dejando a los turcos el control de más de 1.300 kilómetros cuadrados de pueblos abandonados hasta Serracapriola.

    Cuando aparecían los piratas, la gente a menudo huía de la costa hacia la ciudad más cercana, pero el profesor Davis explica que hacer tal cosa no siempre fue una buena estrategia: “Más de una ciudad de tamaño medio, llena de refugiados, fue incapaz de resistir un ataque frontal de cientos de asaltantes. El capitán de los piratas, que de lo contrario tendría que buscar unas pocas docenas de esclavos a lo largo de las playas y en las colinas, ahora podía encontrar mil o más cautivos convenientemente reunidos en un mismo lugar a los que tomar.”

    Los piratas volvían una y otra vez para saquear el mismo territorio. Además de un número mucho mayor de pequeñas incursiones, la costa de Calabria sufrió las siguientes depredaciones graves en menos de diez años: 700 personas capturadas en una sola razia en 1636, 1.000 en 1639 y 4.000 en 1644.

    Durante los siglos XVI y XVII, los piratas establecieron bases semipermanentes en las islas de Isquia y Procida, cerca de la desembocadura de la Bahía de Nápoles, elegida por su tráfico comercial.

    Al desembarcar, los piratas musulmanes no dejaban de profanar las iglesias. A menudo robaban las campanas, no sólo porque el metal fuese valioso, sino también para silenciar la voz distintiva del cristianismo.

    En las pequeñas y más frecuentes incursiones, un pequeño número de barcos operaba furtivamente y se dejaba caer con sigilo sobre los asentamientos costeros en mitad de la noche, con el fin de atrapar a las gentes “mansas y todavía desnudas en la cama”. Esta práctica dio origen al dicho siciliano “pigliato dai turchi” (“tomado por los turcos”), y se emplea cuando se coge a alguien por sorpresa o por estar dormido o distraído.

    Las mujeres eran más fáciles de atrapar que los hombres, y las zonas costeras podían perder rápidamente todas las mujeres en edad de tener hijos. Los pescadores tenían miedo de salir, y no se hacían a la mar más que en convoyes. Finalmente, los italianos abandonaron gran parte de sus costas. Como explica el profesor Davis, a finales del siglo XVII, “la península italiana fue saqueada por corsarios berberiscos durante dos siglos o más, y las poblaciones costeras se retiraron en gran medida a pueblos fortificados en las colinas, o a ciudades más grandes como Rimini, abandonando kilómetros de costa, ahora pobladas de vagabundos y filibusteros”.

    No fue hasta alrededor de 1700 cuando los italianos estuvieron en condiciones de prevenir las razias, aunque la piratería en los mares pudo continuar sin obstáculos.

    La piratería llevó a España y sobre todo a Italia a alejarse del mar y a perder con efectos devastadores sus tradiciones de comercio y navegación: “Por lo menos para España e Italia, el siglo XVII representó un período oscuro en el que las sociedades española e italiana fueron meras sombras de lo que habían sido durante las anteriores épocas doradas”.

    Algunos piratas árabes eran avezados navegantes de alta mar, y aterrorizaban a los cristianos hasta una distancia de 1.600 kilometros. Una espectacular razia en Islandia en 1627 dejó cerca de 400 prisioneros.

    Existe la creencia de que Inglaterra era una potencia naval formidable desde la época de Francis Drake, pero a lo largo del siglo XVII los piratas árabes operaron libremente en aguas británicas, penetrando incluso en el estuario del Támesis para capturar y asolar las ciudades costeras. En sólo tres años, desde 1606 hasta 1609, la armada británica reconoció haber perdido, por culpa de los corsarios argelinos, no menos de 466 buques mercantes británicos y escoceses. A mediados de la década de 1600, los británicos se dedicaron a un activo tráfico de negros entre ambos lados del Atlántico, pero muchas de las tripulaciones británicas pasaron a ser propiedad de los piratas árabes.


    La vida bajo el látigo

    Los ataques terrestres podían ser muy exitosos, pero eran más arriesgados que los marítimos. Los navíos eran por lo tanto la principal fuente de esclavos blancos. A diferencia de sus víctimas, los buques piratas tenían dos modos de propulsión: además de las velas, los galeotes. Llevaban muchas banderas diferentes, por lo que cuando navegaban podían enarbolar el pabellón que tuviera más posibilidades de engañar a sus presas.

    Un buen barco mercante de gran tamaño podía llevar unos 20 marinos en buen estado de salud, preparados para durar algunos años en galeras. Los pasajeros en cambio para servían obtener un rescate. Los nobles y ricos comerciantes se convirtieron en piezas atractivas, así como los judios, que a menudo podían significar un suculento rescate pagado por sus correligionarios. Los dignatarios del clero también eran valiosos porque el Vaticano solía pagar cualquier precio para arrancarlos de las manos de los infieles.

    Cuando llegaban los piratas, a menudo los pasajeros se quitaban sus buenos ropajes y trataban de vestirse tan mal como fuese posible, con la esperanza de que sus captores les restituyeran a sus familias a cambio de un modesto rescate. Este esfuerzo resultaba inútil si los piratas torturaban al capitán para sonsacarle información sobre los pasajeros. También era común hacer que los hombres se desnudaran, para buscar objetos de valor cosidos en la ropa, y ver si los circuncidados judíos no estaban disfrazados de cristianos.

    Si los piratas iban cortos de esclavos en galeras, podían poner algunos de sus cautivos a trabajar de inmediato, pero a los presos los colocaban generalmente en la bodega para el viaje de regreso. Iban apiñados, apenas podían moverse entre la suciedad, el mal olor y los parásitos, y muchos morían antes de llegar a puerto.

    A su llegada al norte de África, era tradición que los cristianos recientemente capturados desfilaran por las calles para que la gente pudiera hacer burla de ellos y los niños cubrirlos de basura.

    En el mercado de esclavos, los hombres estaban obligados a brincar para demostrar que no eran cojos, y los compradores a menudo querían desnudarlos para ver si estaban sanos, lo cual también permitía evaluar el valor sexual de hombres y mujeres; las concubinas blancas tenían un gran valor, y todas las capitales esclavistas poseían una floreciente red homosexual. Los compradores que esperaban hacer dinero rápido con un gran rescate examinaban los lóbulos de las orejas para encontrar marcas de perforación, lo cual era indicio de riqueza. También era habitual examinar los dientes de un cautivo para ver si podía sobrevivir a un régimen esclavista duro.

    El pachá o soberano de la región recibía un cierto porcentaje de los esclavos como forma de impuesto sobre la renta. Estos eran casi siempre hombres, y se convertían en propiedad del gobierno en lugar de ser propiedad privada. A diferencia de los esclavos privados, que por lo general embarcaban con sus amos, aquéllos vivían en bagnos, que es como se llamaba a los almacenes de esclavos del pachá. Era común afeitar la cabeza y la barba de los esclavos públicos como humillación adicional, en un momento en que la cabeza y el vello facial eran una parte importante de la identidad masculina.

    La mayoría de estos esclavos públicos pasaban el resto de sus vidas como esclavos en galeras. Resulta difícil imaginar una existencia más miserable. Los hombres eran encadenados tres, cuatro o cinco a cada remo, y sus tobillos quedaban encadenados también juntos. Los remeros nunca dejaban su bancada, y cuando se les permitía dormir, lo hacían en ella. Los esclavos podían empujarse para llegar a hacer sus necesidades en un agujero en el casco, pero a menudo estaban demasiado cansados ​​o desanimados para moverse y descargaban ahí donde estaban sentados. No tenían ninguna protección contra el ardiente sol mediterráneo, y sus amos les despellejaban las espaldas con el instrumento favorito del negrero: el látigo. No había casi ninguna posibilidad de escape o rescate, el trabajo de un galeote era el de matarse a trabajar —sobre todo en las razias para capturar más miserables como él—, siendo arrojados por la borda a la primera señal de enfermedad grave.

    (continuará)



    _________________________

    Fuente:

    HUBO MÁS EUROPEOS ESCLAVIZADOS POR LOS MUSULMANES QUE ESCLAVOS NEGROS ENVIADOS A AMÉRICA. Así fue en los siglos XVI y XVII- "¿Hay moros en la costa?", decimos todavía hoy para significar la presencia de alguien no particularmente grato. ¿Saben por qu

  4. #4
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,492
    Post Thanks / Like

    Re: Cuando la mayoría de los esclavos en Norteamérica y Caribe eran blancosy y católi

    “Köle” : los esclavos negros de los otomanos
    AUTOR: Gunnar Köhne, 1° de Mayo de 2007
    Traducido por Traducido por Vicente Romano
    Según la imagen histórica de los nacionalistas turcos los otomanos no fueron esclavistas. Pero eso lo contradice la biografía de un trabajador de la costa del Egeo. Su conocimiento público ha desatado en el país un acalorado debate. Informa Gunnar Köhne.

    Ya desde niño quería saber Mustafá Olpak por qué su piel era tan oscura que los niños de su ciudad Ayvalik se reían de él llamándolo árabe. Durante años le había preguntado a su abuelo, que siempre estaba sentado en un rincón, sin hablar nada, y mirando por la ventana con los ojos muy abiertos, hasta el último día de su vida: “Abuelo, ¿de dónde venís? ¿Por qué somos diferentes?”, le pregunté una vez más. Entonces se levantó, fue a la habitación contigua, sacó un mapa y lo extendió sobre la mesa. ‘Muéstrame, abuelo, de dónde venís’, le dije. Y su dedo señaló tembloroso África”.

    Oplak, un picapedrero de 54 años, ha escrito en dos volúmenes la increíble historia de su abuelo: Köle se titula el primer libro, esto es, “esclavo”. Pues su abuelo y su abuela, que conoció en la cárcel, llegaron como esclavos a Turquía desde Kenia pasando por Creta. Hace 130 años Creta formaba parte del imperio otomano, y estaba en la ruta de los barcos negreros. Los latifundistas acaudalados se permitían gustosos esclavos para la cocina o el jardín. Poco importaba que el Sultán hubiera prohibido oficialmente en 1857 la esclavitud en el imperio. Tras la independencia de Creta y la expulsión de los turcos que allí vivían, el abuelo de Mustafá Olpak fue a parar a la costa turca del Egeo. Era un hombre libre, pero carente de medios y tuvo que ganarse la vida trabajando de criado y peón de la gente rica.




    Mercado de los esclavos, Siglo XVII,
    Biblioteca dell’ Archiginnasio, Bologna


    La biografía familiar de Olpak desdice la imagen oficial del Imperio Otomano. Incluso Hakan Erdem, historiador de Estambul, fue uno de los pocos que se atrevió a decir acerca de este poco honroso capítulo: “Suele negarse, pero hubo esclavos y esclavistas en el Imperio Otomano. Pero con una particularidad: los otomanos tenían un sistema esclavista abierto, es decir, los esclavos podían entablar contacto con el mundo exterior, se les permitía casarse y no se retenían presos toda la vida. Así fue cómo muchos africanos se integraron en la sociedad.”

    Tanto el historiador Erdem como Mustafá Olpak tuvieron que aguantar atacas furiosos de los ultranacionalistas. Pues, en la imagen histórica, los otomanos no fueron explotadores a diferencia de los “europeos imperialistas”. E incluso hoy hay muchos turcos que no quieren admitir que también entre ellos existe racismo.

    Cuando la Federación Inglesa de Fútbol abrió a principio de año un proceso contra el mediocampista turco del Newcastle Emre Belezöglu porque éste habiá insultado a sus compañeros negros llamándolos “monos”, se indignaron los hinchas del jugador nacional. El periódico de masas turco Hürriyet, convencido de la inocencia de Belezöglu, colgó en su página de Internet una protesta preconcebida. Pero los negros de Turquía también se quejan de discriminaciones en la vida cotidiana. John, un refugiado de Nigeria que vive desde hace cuatro meses en Estambul, dice acerca de sus experiencias con la policía: “Sencillamente, no les gustan los negros. Nos tratan como lo último. Nos detienen y controlan constantemente. Si no tenemos pasaporte, nos llevan a la comisaría, y allí retienen a algunos durante semanas.”

    Mustafá Olpak ha fundado ahora una “Asociación de turcos oriundos de África”. Cree que 2.000 descendientes de esclavos viven todavía en Turquía. Y desde la biografía familiar de Olpak cada vez son más los que se atreven a contar su propio destino. Un documental sobre Olpak y la tremenda biografía de sus abuelos se transmitió hace poco en la misma televisión estatal, aunque a las dos de la madrugada. Al final, no sin cierto orgullo, el picapedrero Mustafá Olpak dice: “La primera generación de mi familia tuvo que sufrirlo, la segunda lo negó, y la tercera lo investiga. Mis padres y mis abuelos no pudieron determinar ellos mismos su vida. Creo que es un éxito de la libertad en la que vivo que, a pesar de todas las resistencias, yo pudiera escribir todo acerca de mi origen.”

    Próximamente Mustafá Olpak viajará a Kenia, el país de sus antepasados, del que nada sabía durante tanto tiempo.





    Original : Kratzer im türkischen Geschichtsbild (Archiv)

    El libro de Mustafá Olpak, Köle Kiyisindan Insan Biyografileri, Kenya-Girit-Istanbul, fue publicado también en francés bajo el título, Kenya - Crète - Istanbul, Biographie d’une famille d’esclaves , Traduit du turc par Mehmet Konuk, por la Librairie Özgül en Paris (diciembre de 2006)

    Traducido del alemán por Vicente Romano, miembro de Tlaxcala, la red de traductores para la diversidad lingüística. Esta traducción es copyleft para cada uso non-comercial : se puede reproducir libremente a condición de respetar su integridad y mencionar al autor, a los traductores y la fuente.




    _________________________

    Fuente:


    TLAXCALA : “Köle” : los esclavos negros de los otomanos

  5. #5
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,492
    Post Thanks / Like

    Re: Cuando la mayoría de los esclavos en Norteamérica y Caribe eran blancosy y católi




    “No hay que idealizar al harén otomano”


    © Wikipedia/ Gustave Clarence Rodolphe Boulanger

    Sociedad

    23:30 14.03.2016(actualizada a las 23:38 14.03.2016)


    Las declaraciones de Emine Erdogan, la esposa del mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, sobre el papel “escolar” del harén para las mujeres distorsionan la realidad histórica, opina la historiadora turca, Ayse Hur.

    "Los objetos del arte pintan a las habitantes del harén como mujeres obsesionadas por el poder y los placeres. Al mismo tiempo, los harenes fueron escuelas para mujeres, un hogar donde se preparaban para la vida, recibían formación y se ocupaban de la beneficencia. Las madres de los sultanes se encargaban de todo esto", afirmó la primera dama turca.

    Las palabras de Emine Erdogan provocaron una controversia en Turquía. La declaración de la esposa del presidente de una República laica fue percibida como un intento de justificar la institucionalidad de las concubinas que fue una de las formas de esclavitud del Imperio Otomano. Ciertos medios locales incluso le tacharon de la "primera dama del harén".

    "Los altos funcionarios suelen comentar ciertas cosas sin darse cuenta de la realidad histórica. Por eso los historiadores tenemos que aclararlas, porque lo dicho por los funcionarios a veces se percibe como la verdad absoluta", afirma la historiadora turca, Ayse Hur.



    © Sputnik/ Vitaly Podvitski
    ¡Bienvenido a la clase de esclavitud!


    Mientras que las fuentes históricas sobre el funcionamiento de los harenes son escasas —fue un tema tabú en el Imperio Otomano en los siglos XV-XVII-, hay suficiente información para no calificar los harenes como una "escuela para mujeres", a pesar de que tampoco fueron "nidos de libertinaje", opina Hur.




    La oposición turca critica a la esposa de Erdogan por defender los harenes

    A base de las pocas notas hechas por viajeros —en su mayoría hombres-, es difícil obtener una imagen completa sobre el instituto de concubinas, lamenta la historiadora. Sin embargo, está claro que no hubo ninguna forma especializada y sistemática de formación para las concubinas. La mayoría de las mujeres no sabían escribir y solo aprendían como portarse bien ante el sultán, cuidar a los niños y tocar música.

    "El nivel de formación si superaba al nivel medio —en la periferia del Imperio otomano- de la época, pero no hay que romantizar demasiado el harén", advierte Ayse Hur.

    El harén fue una parte integral del sistema de esclavitud de los otomanos. Las salas del harén vieron muchos dramas humanos, y "sería incorrecto e injusto idealizar este instituto, obviando sus vínculos estrechos con la esclavitud", concluye la historiadora turca.




    _________________________

    Fuente:


    https://mundo.sputniknews.com/socied...en-esclavitud/

  6. #6
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,492
    Post Thanks / Like

    Re: Cuando la mayoría de los esclavos en Norteamérica y Caribe eran blancosy y católi

    Liberan a 17 esclavas en el hotel más elegante de Bruselas

    Durante 8 meses, vivieron encerradas sin salir a la calle, solo dedicadas a satisfacer los caprichos y necesidades de la viuda de un emir de los Emiratos Árabes Unidos.


    Por: Redacción ELTIEMPO

    3 de julio de 2008, 05:00 am


    La pesadilla terminó ayer cuando la policía belga llegó hasta el Hotel Conrad, el más famoso y lujoso de Bruselas, y las liberó.

    La historia de estas esclavas modernas comenzó el pasado mes de diciembre, cuando la viuda, de quien no se ha revelado su identidad, se instaló en el Conrad y alquiló todas las 53 habitaciones del cuarto piso.

    A su llegada, se registró junto son sus cuatro hijas y su enorme servidumbre: 17 mujeres.

    Desde afuera todo parecía normal, salvo el misterioso comportamiento de las empleadas domésticas, que nunca salían a la calle, y a las que se les veía poco por los corredores del hotel.
    En el cuarto piso del Conrad se vivía una escena propia de las más oscuras épocas de la humanidad, pues las empleadas eran tratadas como esclavas por su patrona.

    Todo quedó al descubierto la semana pasada cuando una de las mujeres, de nombre Jamila, y de nacionalidad marroquí, logró escapar del sitio donde permanecía cautiva y le contó todo a la Policía.
    La prensa belga reveló ayer algunos detalles de lo que vivieron las 17 mujeres en el encierro.

    Jamila le explicó al diario Le Soir que la viuda le había prometido un empleo de cocinera en Abu Dhabi, pero que cinco meses después de comenzar a trabajar la trasladó al hotel de Bruselas, en donde la obligó a realizar todo tipo de tareas domésticas durante todo el día, a cambio de un bajísimo sueldo.

    "Las mujeres que trabajábamos como sirvientas compartíamos dos habitaciones: una para las musulmanas y otra para las católicas. Mientras la viuda y sus hijas dormían, nos obligaban a esperar sentadas frente a la puerta en caso de que alguna requiriera algún servicio. Había que hacer mucho oficio, y se dormía poco, si acaso 3 horas por noche".

    Según la joven, escaparse de allí era prácticamente imposible porque la patrona les había quitado los pasaportes; además, en 8 meses nunca se le permitió salir a la calle.

    "Cada vez que alguna intentaba huir, la perseguían".

    Aunque Jamila aseguró que nunca recibió malos tratos físicos, les confesó a las autoridades que varias veces presenció cómo castigaban a sus compañeras por hacer las cosas mal. "En una ocasión, una de las empleadas fue abofeteada por romper un jarrón".

    De acuerdo a la información suministrada por la joven, ella recibía como salario 500 euros (millón y medio de pesos) al mes por ser la responsable de las cocineras, un salario muy superior a la mayoría de sus compañeras, que recibían un pago de 150 euros, unos 450 mil pesos.

    Mientras tanto, la viuda millonaria cancelaba 4.500 euros, 13,4 millones de pesos, por cada noche que dormía en la suite real.

    Según Jamila, parte del personal del hotel estaba al corriente de lo que ocurría, e incluso algunas personas les ofrecieron ayuda para escapar.

    Asimismo, tiene sospechas de que la dirección también lo sabía, aunque el director del Conrad, Mark De Beer, le aseguró a un diario belga que el establecimiento no estaba al tanto de la situación.

    La prensa local reveló que la familia del fallecido emir reclutaba sus sirvientas en países como Filipinas, Marruecos, India, Egipto, Turquía, Irak y Siria.

    Por el momento, no se ha producido ninguna detención en relación con estos hechos.

    BRUSELAS (Efe)




    _________________________

    Fuente:


    Liberan a 17 esclavas en el hotel más elegante de Bruselas - Archivo Digital de Noticias de Colombia y el Mundo desde 1.990 - eltiempo.com

  7. #7
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,492
    Post Thanks / Like

    Re: Cuando la mayoría de los esclavos en Norteamérica y Caribe eran blancosy y católi

    Ocho princesas árabes juzgadas en Bruselas por esclavizar a sus empleadas

    La princesa Shekha al-Nahyan y sus siete hijas han sido acusadas de maltratar a sus empleados y dejarlos sin comida ni cama




    ABC
    15/05/2017 14:45h - Actualizado: 15/05/2017 14:45h.


    La Princesa Sheikha al-Nahyan y sus siete hijas, de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), viajaron regularmente a Bélgica en 2008 , donde llevaron consigo al menos a 20 sirvientes, todas ellas mujeres, para que les atendieran las 24 horas del día.

    Una empleada fue a la policía después de escapar de la suite de lujo en el Hotel Conrad en Bruselas, donde las princesas se quedaron en 2008. La mujer afirmó que ella y sus compañeros estaban trabajando largas jornadas, a veces sin suficiente comida, no tenían camas para dormir y no estaban en posesión de visas, según informa Deutsche Welle.

    La policía belga inició una investigación y encontró que las mujeres vivían en «condiciones inhumanas». Las ocho princesas fueron acusadas de violar las leyes laborales y la trata de personas.

    El caso podría tener consecuencias de largo alcance, sobre todo porque la familia al-Nahyan es una de las familias más influyentes en los Emiratos Árabes Unidos. Sheikh Mansour bin Zayed al-Nahyan, miembro de la familia gobernante de Abu Dhabi, es el dueño del club de fútbol del Manchester City.

    Según la emisora alemana, los abogados de la familia real alegaron que la policía violó los derechos de las princesas buscando en su habitación de hotel y esto ha dado lugar a una batalla legal de nueve años.

    En declaraciones a Deutsche Welle, Patricia LeCocq, portavoz de la organización belga de derechos humanos Myria, dijo: «Los empleados no eran remunerados, trabajaban día y noche y tenían que dormir en el suelo, las princesas les gritaban y abusaban continuamente».

    «Si el tribunal decide que hay suficientes evidencias para apoyar un cargo de trata de personas, los acusados pueden tener que pagar una compensación a sus empleados e incluso puede ser condenados a una pena de prisión».

    «Pero el problema es que este caso ya tiene varios años, incluso si las princesas son condenadas, lo más probable es que el veredicto sea muy leve», dijo.




    _________________________

    Fuente:


    Ocho princesas árabes juzgadas en Bruselas por esclavizar a sus empleadas






    Tribunal belga condena a 8 princesas árabes por esclavizar a sus criadas

    La justicia del país europeo concluye que las 23 mujeres que acompañaban y atendían a la familia de un jeque de los Emiratos Árabes Unidos durante su estancia en un hotel en Bruselas en 2007 y 2008 fueron esclavizadas





    https://www.youtube.com/watch?v=CChrTQ_1R9c
    Última edición por Mexispano; 24/06/2017 a las 18:30

  8. #8
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,492
    Post Thanks / Like

    Re: Cuando la mayoría de los esclavos en Norteamérica y Caribe eran blancosy y católi

    Esclavos blancos. Las Órdenes redentoristas

    18 julio 2017
    José Crespo

    1005 Views 1 comentario Arabia Saudita, esclavitud, islam, Orden de la Santísima Trinidad, terrorismo





    Los Trinitarios Descalzos, negocia con el rey Muley Ismaín



    Las órdenes religiosas de los trinitarios, Orden de la Santísima Trinidad y de los Cautivos en latín Ordinis Sanctae Trinitatis et Captivorum, conocida también como Orden Trinitaria o Trinitarios, y los mercedario, Orden Real y Militar de Nuestra Señora de la Merced y la Redención de los Cautivos más conocida como Orden de la Merced, se dedicaban a la liberación de esclavos en poder de los piratas berberiscos, recaudando dinero específicamente para esto en los templos e incluso ofreciéndose como intercambio. Eran muy buenos negociadores y conseguían comprar su libertad a precios más bajos de lo normal, sin embargo, nunca hubo suficiente dinero para liberar a muchos cautivos, y según estimaciones del profesor Davis no más de un 3 o un 4% de los esclavos eran rescatados cada año.



    “Esta aberración finalmente terminó en el siglo XIX, pero no porque dejase de ser rentable o por motivos humanitarios”


    Esta aberración finalmente terminó en el siglo XIX, pero no porque dejase de ser rentable o por motivos humanitarios, sino porque los estados esclavistas norteafricanos eran ya demasiado débiles en comparación a los de sus víctimas. Como curiosidad, las dos primeras guerras de los EEUU de América fueron en contra de estos estados-lacra en 1815, que atacaban sus barcos mercantes y esclavizaban a sus ocupantes.

    Hoy llegan musulmanes a Europa, unos mueven el árbol y otros en silencio recogen los frutos, y ejercen desde una cómoda arrogancia su exigencia de derechos, unos derechos de los que no gozarían jamás en sus lugares de origen, convencidos que la permisividad y tolerancia europea sólo es consecuencia de la inseguridad en nuestros principios. Vemos a diario manifestaciones y muestras de arrogancia en suelo europeo y crecidos frente a las muestras de debilidad europea.





    Reciprocidad? ¡¡Arrogancia!!!


    Recordemos que incluso en fechas tan recientes como 1950, la población esclava de Arabia Saudí, aliado protegido del capital occidental, rondaba el medio millón de personas, aproximadamente el 20% de la población.

    Mientras tanto esa monarquía medieval ofrece la construcción de mezquitas y Europa se va llenando de templos financiados por Arabia Saudita a la vez que en ese reino medieval está prohibido el culto y menos la erección de un templo cristiano




    _________________________

    Fuente:


    Fuerte Mosé: negros de Estados Unidos recuerdan con orgullo su pasado español

  9. #9
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,492
    Post Thanks / Like

    Re: Cuando la mayoría de los esclavos en Norteamérica y Caribe eran blancosy y católi

    No me fijé que puse un enlace incorrecto al artículo del post anterior, éste es el bueno.

    https://lapaseata.net/2017/07/18/esc...redentoristas/


  10. #10
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,492
    Post Thanks / Like

    Re: Cuando la mayoría de los esclavos en Norteamérica y Caribe eran blancosy y católi

    Los esclavos blancos: El Devsirme o el secuestro de niños cristianos en los Balcanes

    23 julio 2017
    José Crespo




    En la imagen primera se representa la inscripción de niños para el devşirme, en una miniatura otomana del Suleymanname, 1558.


    “Devşirme significa colecta en turco, basada en el secuestro de niños cristianos en los Balcanes y que estuvo vigente desde comienzos del imperio en el XIV hasta el XVIII”


    El Imperio Otomano durante los siglos XVI y XIX fue una de las potencias más importantes, con dominios que se extendían por el norte de África, Sudán, Oriente Medio y buena parte de Europa del este, con un importante papel en la esclavitud de europeos y levantinos cristianos, así como de africanos bantúes. Una de las notas más particulares del esclavismo otomano era la llamada devşirme, que significa colecta en turco, basada en el secuestro de niños cristianos en los Balcanes y que estuvo vigente desde comienzos del imperio en el XIV hasta el XVIII.

    Estos niños en algunos casos se convertían en esclavos en caferías, baños turcos o como esclavos sexuales, y en otros eran convertidos al islam, educados y entrenados para formar parte de una élite militar, los jenízaros, que no solo tenía una gran influencia en el poderoso ejército otomano sino también importante influencia política, llegando a alcanzar grandes cotas de poder e incluso algunos de ellos convirtiéndose en líderes de facto, a pesar de que eran esclavos.



    Miguel de Cervantes Saavedra


    Nuestro príncipe de las Letras y soldado de Infantería Española, don Miguel de Cervantes Saavedra sufrió como sabemos la esclavitud en sus carnes. Fue capturado por una flotilla turca y estuvo cinco años apresado en Argel, donde trató de fugarse en vano en varias ocasiones, y finalmente trasladado a Estambul donde fue liberado por la Orden de los Trinitarios previamente mencionada. En su cautiverio sufrió torturas y maltratos.




    El gran Barceló


    Esa larguísima etapa de esclavismo que surge desde el mismo nacimiento del islam se extiende t supera el siglo XVIII que fue combatida con bravura por el mallorquín Antonio Barceló, uno de los más desconocidos y mejores generales de la historia de la Armada española, quien acabó con la piratería berberisca contra costas y barcos españoles después de varias incursiones contra Túnez y Argelia a finales del XVIII, bajo el reinado de Carlos III.




    Exvotos sobre la fachada de San Juan de los Reyes en Toledo, Memoria de la esclavitud del islam.


    Como mudo testigo aún hoy podemos contemplar en la fachada de San Juan de los Reyes en la imperial Toledo los grillos y cadenas de españoles esclavizados por los musulmanes, presentados como exvotos y dejados en la fachada como memoria, esa que se nos secuestra cada día por falsos políticos y corrientes acomodaticias que la reinventan a su gusto.

    Hoy día tenemos el esperpento comunista de Granada con políticos que dicen que Andalucía no es España, con la creación de una bandera que nada tiene que ver con Andalucía. Estos individuos le iban a durar dos minutos a los valientes de daesh… o quizá serían los primeros en empuñar el hacha para convertirse en cortadores de cabezas?.

    A partir del siglo XVI muchos liberados colaboraban con las órdenes redentoristas mostrando en público el trato recibido durante el cautiverio y que era ofrecido en señal de agradecimiento por la liberación.




    Semana Santa española. Ofrecimiento en recuerdo de los que sufrieron la esclavitud en honor a la fuerza liberadora de la Fe Cristiana.De ahí viene la costumbre que aún se conserva en muchos lugares de España de salir encadenado en las procesiones de Semana Santa haciendo de la Fe cristina liberadora de la esclavitud.


    Tras estas sencillas introducciones entraremos en profundidad sobre el asunto.



    _________________________

    Fuente:


    https://lapaseata.net/2017/07/23/esc...ncos-devsirme/

  11. #11
    kasimirovich está desconectado Miembro novel
    Fecha de ingreso
    26 jul, 17
    Mensajes
    3
    Post Thanks / Like

    Re: Cuando la mayoría de los esclavos en Norteamérica y Caribe eran blancosy y católi

    esto es muy interesante, y oconocia algo del tema pero no imaginaba su dimension. muchas gracias

  12. #12
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    2,492
    Post Thanks / Like

    Re: Cuando la mayoría de los esclavos en Norteamérica y Caribe eran blancosy y católi

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Estas cadenas de los esclavos blancos liberados de sus dueños musulmanes tras la conquista de Granada, adornan una de las paredes laterales del Monasterio de San Juan de los Reyes en Toledo. — en Monasterio de San Juan de los Reyes.



    https://www.facebook.com/photo.php?f...type=3&theater
    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Respuestas: 28
    Último mensaje: 09/09/2017, 19:31
  2. Respuestas: 3
    Último mensaje: 29/01/2014, 01:27
  3. De cuando la medicina era española (y, la mayoría, valenciana)
    Por Hyeronimus en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 23/01/2008, 18:27
  4. Respuestas: 2
    Último mensaje: 03/06/2007, 20:21
  5. Respuestas: 0
    Último mensaje: 05/08/2005, 23:11

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •