La mentira con la que EE.UU. ocultó su derrota más humillante ante el Imperio español

Versión para imprimir