Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 2 de 2

Tema: La Casa de Moneda de Potosí

  1. #1
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,649
    Post Thanks / Like

    La Casa de Moneda de Potosí

    1545 - 1995
    En 1545 -a los 53 años del Descubrimiento de América por Cristóbal Colón- tuvo lugar el hallazgo casual de los filones de plata del Cerro Rico de Potosí.
    Este hecho constituyó una sorpresa para los mismos conquistadores y "el santo olor de las minas se extiende en todo el mundo". Era el cerro más precioso y el más opulento monte del orbe" afirmaba Fray Antonio de la Calancha (1584 - 1624), mientras que el cronista Bartolomé Arzans de Orsua y Vela (1676- 1736) expresaba que "el nombre de este gran rey de los cerros y emperador de los montes es conocido en cuanto mire el sol y sus efectos experimentan todos los vivientes: grandeza sin igual, admiración portentosa".
    "El raudal argentífero tuvo colosal influencia en la civilización europea" y muy pronto se penso en instalar una Casa de amonedación para dejar atrás el trueque de productos y lograr un intercambio comercial fácil en sus transacciones y efectivo en sus resultados.
    De esa necesidad, en 1572 el Virrey Francisco de Toledo ordena la construcción de la primera Casa de Moneda en la ya opulenta ciudad de Potosí, que tuvo una marcada influencia en la economía de América. La ceca inició su trabajo tres años después.
    El castellano o peso oro. El peso de oro ensayado. El peso sencillo de oro. El ducado de plata. El peso de plata ensayada. El peso ensayado. El peso doble fueron las primeras monedas que circularon en el continente sur desde 1540. En la Villa Imperial se acuñaron monedas a martillo hasta 1773 que tenían la denominación de "macuquinas" del vocablo quechua "makaikuna" que quiere decir "hechas a golpe".
    Tardíamente, cuando el periodo colonial sentía su debilitamiento las autoridades reales deciden levantar una nueva Casa de Moneda en las faldas del Cerro Rico, cuya construcción se concrete entre 1759 y 1773.

    Una larga sucesión de monarcas peninsulares se benefició con la indetenible acuñación potosina de monedas: Felipe II (1556-1598). Felipe III (1598-1621). Felipe IV (1621 - 1665). Carlos II (1665- 1700). Felipe V (1700- 1746). Fernando VI (1741 - 1759). Carlos III (1759- 1788). Carlos IV (1788- 1808) y Fernando VII (1808-1825) aunque su reinado duro hasta 1833.
    En abril de 1995 se cumplieron 450 años del comienzo de la explotación de plata del Cerro que dió nacimiento tanto a nivel local como continental, a un dinámico proceso monetario que si bien confronto altibajos, pero influyo poderosamente a un cambio de las relaciones económicas de la extensa región de Europa y del orbe entero.
    Su historia es harto conocida, pero poco comprendida y valorada.
    La ciencia numismática se inclina hoy en día a que "la moneda debe recibir el mismo trato metodológico que cualquier material arqueológico, muy cerca de las gemas y sellos porque se trata de un documento publico además de un monumento histórico".
    "El dinero es un metal que hace bien y mucho mal" y quien se detenga en este compendio informativo arrancara su propia reflexión pensando no solo en las "rodajas metálicas que son las monedas" sino también en los métodos bancarios modernos con las tarjetas de crédito que aparentemente pregonan que “la moneda ya no se lleva” y que su ciclo esta por concluir. Pese a ello, propios y extraños siempre se detendrán en la Casa de Moneda de Potosí porque en los antiguos troqueles, matrices, laminadoras, buriles, codillos, cordoncillos o punzones permanecerá latente y en su propio escenario la grande historia de una región que contribuyo con su sorprendente riqueza al desarrollo de la humanidad...


    En 1568 el Licenciado Castro pedía al Rey Felipe II la creación de una "Casa de fundición y de Moneda", interpretando los continuos reclamos de los dueños de minas y comerciantes de la naciente villa de plata al pie del Cerro Rico.

    Después de tomar conocimiento de la preocupación el Virrey Francisco de Toledo estando en Potosí eligió la parte sur de la Plaza del Regocijo, frente a la iglesia Matriz o Catedral, en un solar cuadrado de 75 varas castellanas de lado para la construcción de la Ceca.
    Los cronistas Pedro Vicente Cañete y Domínguez y Modesto Omiste manifiestan que el edificio comenzó a construirse en 1572, afirmación que no es aceptada por Medina, que aduce que fue con posterioridad al cierre de la Casa de Moneda de La Plata -hoy Sucre-, a fines de 1574 y principios de 1575.
    Al convencerse el Virrey Toledo de la inconveniencia del funcionamiento de la ceca en ese lugar se decidió que las herramientas y materiales de la efímera ceca de La Plata fueran trasladados a Potosí.

    No cabe dude que a pesar de haberse trasladado los materiales de La Plata en 1575, bien puede haberse preparado el nuevo edificio en fecha anterior, para encontrar toda la casa en condiciones de funcionamiento al recibir las herramientas- y utensilios para su funcionamiento. Cañete y Domínguez dice que la construcción comenz6 en 1572, cuando el Virrey Toledo visitó la ciudad de Potosí en viaje de inspección.

    El alarife potosino Jerónimo de Leto fue el encargado de su construcción a quien el Virrey, por provisión de 27 de septiembre de 1575, certifica el pago de la obra que importó 8.231 pesos un tomín y 13 gramos de plata corriente. La construcción tenia muros de piedra y barro; modeladas las chimeneas con ladrillo y cal y las oficinas con techo de teja roja y luciente.
    Los gastos que se hicieron entre 1572 y 1575 en la construcción fueron, varios, como la compra de ladrillos en cantidades hasta 8.070 piezas a 30 pesos corrientes el millar y la compra de tejas a 36 pesos el millar.
    Intervinieron en la obra: Francisco Nuñez, Juan Herrera y Francisco Ramirez, carpinteros; Juan de Matiazo, maestro albañil; Sarabia de Oropeza, proveedor de maderas; Pedro González y Bartolomé Sánchez, herreros.
    En el nuevo mundo, mucho antes de la llegada de los españoles, los indigenas del imperio incaico contaban en sus principales centros de población con expertos en el arte de determinar la ley del oro y la plata que utilizaban en la fabricación de sus adornos y utensilios. La ley del oro era aproximadamente de 21 quilates según datos estimados.
    La conquista abrió a los europeos una zona rica en minerales que se incremento con la producción del Cerro de Potosí con sus vetas registradas a partir de 1545. Al principio los españoles utilizaban el true-que, pero muy pronto a medida que las entrañas de la tierra entregaban sus fru-tos, emplearon activamente tejos de oro o plata de ley variable, como reguladores comunes de las transacciones. El sistema tolerado por la falta de monedas, fue com-batido luego por las autoridades que no querian dejar los impuestos reales. La única solución viable para canalizar la creciente producción argentífera se ci-fraba en crear Casas de Moneda, como lo habían hecho en México en 1535, treinta años después en Lima. Pero la Producción de reales de plata no alcanzaba a cubrir las mínimas demandas del comercio local. Demás esta decir que el territorio altoperuano que comenzaba a ser explotado, solo pudo proveer de metálico a partir de la creación de la Casa de Moneda en Potosí, que por iniciativa del dinámico Virrey Francisco de Toledo, inicio su actividad con altibajos en diciembre de 1572.


    La actual Casa de Moneda de Potosí fue construida durante el reinado de Carlos III, de diciembre de 1759 a julio de 1773.
    Los factores más importantes para construir una nueva fabrica o adaptar el viejo edificio actualizan-do su maquinaria, fueron varios, pero ante todo porque la moneda sellada del siglo XVI al XVIII, era harto defectuosa, en las figuras que poseían, en el peso y en el fino. Estos detalles eran constantemen-te criticados. Por otro lado, el au-mento de las actividades mineras en territorio potosino hizo pensar en la necesidad de contar con una nueva maquinaria para fabricar moneda circular con cordoncillo. Las ordenanzas reales expedidas en Madrid el 9 de junio de 1728 y el 16 de julio de 1730 tienden a llevar adelante el proyecto de levantar una nueva Casa de Moneda cuya dirección y administración ejercería la Corona y serviría para batir moneda circular con cordoncillo. En los días siguientes, el Marques de Castelfuerte comunico a los habitantes de la Villa la Orden Real indicando que "los mercaderes de plata diesen 2 reales de cada marco que fundiesen, el uno por los cuatro granos del dineraje, y el otro porque valiendo el marco 8 pesos 3 reales ellos se tomaban 8 pesos 3 reales y esta plata se irá guardando con el destino de hacer nueva Casa de Moneda en la que se labrase moneda de cordoncillo, como en la Casa de Zegovia; siendo este proyecto del señor Patiño".
    En junio de 1752 parten de Cádiz rumbo a Potosí para la construcción y puesta en marcha de la Casa de Moneda cinco técnicos nombrados por S.M. José del Rivero (natural de Málaga), Director de la Obra; Tomas Camberos (natural de Sevilla), Segundo Director; José María Caballero, Ensayador; José Antonio Garrón, Fiel y José Fernández Córdoba, Tallador. Luego de un viaje trasatlántico arriban a la villa de plata en agosto de 1753.
    En la misma época el Gobernador y Superintendente de la Casa de Moneda don Ventura Santelices y Venero, recibió de algunos miembros del Real Gremio de Azogueros el pedido de que el nuevo edificio sea construido en la plaza del "Ccatu" o del Gato, plazuela que había sido cedida tiempo atrás a los indios de Quillacas, Toledo, Azanaque y Challacollo en la cual realizaban ferias los fines de semana, costumbre que no pudieron cambiar las autoridades reales ni las religiosas. Por lo anteriormente mencionado, Santelices apoyado por Rivero, Director que ya se encontraba en Potosí, trataba de imponer su criterio para reedificar el antiguo edificio, pero a su vez, el influyente Conde de San Miguel de Carma, don Matías de Astoraica, cuya casa se vería afectada en caso de realizar la reedificación, apoyado en el Segundo Director de la Obra don Tomas Camberos se oponía a las ideas del Superintendente.
    E1 Primer y Segundo Directores conocían a la perfección Casas similares en España y por si fuera poco prepararon las maquinarias para Potosí en Madrid. Ya, en esta ciudad, sus ideas acerca de la ubicación de la ceca fueron divergentes.
    De 1753 a 1758 los proyectos de Rivero fueron varias veces observados, entonces se encomendó este trabajo al Arquitecto Salvador de Villa, radicado en ese tiempo en Lima y que había trabajado edemas con reconocido éxito en la Casa de Moneda de México.

    E1 28 de noviembre de 1758, ya en Potosí, don Salvador de Villa pidió autorización para comenzar la construcción al gobernador y tropieza con varios problemas ocasionados por esta autoridad. Luego de costosos tramites ante el Virrey de Lima, en 1759 se requirió la presencia del Presidente de la Audiencia de Charcas para que resuelva personalmente el problema. Después se encomendó a Villa diseñar nuevos pianos. E1 Arquitecto, luego de elaborarlos, los manda a Lima, el 16 de agosto y por fin el 6 de octubre tuvieron aprobación.
    El Virrey realiza especiales recomendaciones, para que la construcción co-mience inmediatamente y ordena que la Dirección sea asumida por Salvador de Villa. Los trabajos se inician los primeros dias de diciembre de 1759 en la plazuela del "Gato".
    En 1761 don Jaime San Just sucedió a Santelices como Superintendente.
    Villa dirigió la obra hasta su muerte ocurrida en 19 de enero de 1764. Ante esta circunstancia los pianos se entregaron a Luis Cabello, discípulo de Villa que le acompaño en las construcciones de similares trabajos en Lima y México y por decisión del Superintendente se lo designa como Director el 22 de enero. Esto disgusto al Virrey de Lima que el 12 de noviembre de 1765 lo designa "Director Segundo", porque Tomas Camberos ejercía el de "Director Primero" desde 1756, año en el que murió el malagueño José del Rivero.
    E1 Rey por Real Cédula de 23 de octubre de 1764, ordena al Virrey terminar cuanto antes la obra. Entonces el Cnl. Antonio Aymerich dibuja un perfil y la fachada principal en 1765, dibujos que fueron luego copiados por don Rafael Fluxa, para que viera S.M. lo avanzado de la construcción.
    En 1770, reemplazando a San Just asume en forma interina la Superintendencia don Pedro Tagle y Bracho asumiendo también la dirección de la obra. Efectúa varios arreglos, especialmente solucionando los problemas del agua, de las paredes del lado este y especialmente el acabado de la portada. La tarja que hizo colocar en el lado derecho de la portada indica "Reinando la Católica Majestad del Sr. Don Carlos 3°, se concluyo esta Casa de Moneda Circular, en el año 1772".
    Varios investigadores expresan que faltaban algunos arreglos en esta ambi-ciosa obra civil. E1 cronista Pedro Vicente Cañete afirma que la Nueva Casa Real de Moneda Circular fue inaugurada el 31 de julio de 1773, con un costo total de un millón ciento cuarenta y ocho mil cuatrocientos cincuenta y dos pesos y seis reales ($ 1.148,452 y 6 reales).
    Conviene mencionar aquí la frase que exclamo el Rey Carlos III, cuando se entero del costo de la obra: “el edificio debe ser de plata”.
    La Casa ocupa una superficie aproximada de 7.570 m2, pero como sus habitaciones se distribuyen en dos plantas la superficie construida se aproxima a los 15.0000 metros cuadrados. Sus habitaciones están distribuidas preciosamente en cinco patios, tres de sur a norte y dos de este a oeste que servían de ventilación.

    http://www.bolivian.com/cnm/indexamp.html

  2. #2
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,649
    Post Thanks / Like

    Re: La Casa de Moneda de Potosí

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Moneda Macuquina, anversode plata 1713 Moneda Macuquina, reverso Moneda de Oro de Carlos III, 1779,8 escudos (8-5), anverso. Moneda de Oro de Carlos III, 1779,8 escudos (8-5), reverso. Moneda de Plata de Carlos IV,siglo XVIII (anverso) Moneda de Plata de Carlos IV,siglo XVIII (reverso) Moneda de Fernando VII, de plata1825 8 reales, anverso. Moneda de Fernando VII, de plata1825 8 reales, reverso. Moneda de plata acuñada en Potosípara las Provincias Unidas del río de la Plata1815, anverso. Moneda de plata acuñada en Potosípara las Provincias Unidas del río de la Plata1815, 8 reales reverso. Moneda de oro acuñada en Potosípara las Provincias Unidas del río de la Plata1813, 8 escudos Moneda de oro acuñada en Potosípara las Provincias Unidas del río de la Plata1815, 8 reales, reverso

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Marcelino Menéndez Pelayo
    Por Ordóñez en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 5
    Último mensaje: 23/07/2013, 22:04
  2. Respuestas: 0
    Último mensaje: 31/08/2007, 03:36
  3. El " Arte Rupestre " en la Península Hispana
    Por Ordóñez en el foro Prehistoria y Protohistoria
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 29/11/2006, 14:14
  4. Respuestas: 0
    Último mensaje: 20/11/2006, 13:15
  5. Informe sobre la cuestión de Gibraltar
    Por Lo ferrer en el foro Gibraltar
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 19/06/2006, 20:09

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •