Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 2 de 2 PrimerPrimer 12
Resultados 21 al 37 de 37

Tema: Javier I, Rey Legítimo español vs. Franco, el revolucionario

  1. #21
    Avatar de Rodrigo
    Rodrigo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 dic, 06
    Mensajes
    2,216
    Post Thanks / Like

    Re: Javier I, Rey Legítimo español vs. Franco, el revolucionario

    Cita Iniciado por jasarhez
    Curiosamente, la actual constitución de 1978 mantiene una ley sálica que hubiera dejado a Isabel II sin el trono, y por lo tanto jamás podría haber llegado a reinar Alfonso XII ni Alfonso XIII.
    Cita Iniciado por Valmadian Ver mensaje
    La Pragmática es de 1830, y es evidente que la Constitución de 1978 mantiene el auto de 10 de mayo de 1713. Lo que supone que, en efecto, ni la niña Isabel ni sus descendientes hubiesen accedido al Trono.
    Eso no es así y no sé de donde lo habéis sacado. Ni la Constitución del 78 tiene ley sálica alguna (sino mera preferencia del varón a la mujer, en el mismo grado) ni mantiene auto alguno del Antiguo Régimen.

    Si Felipe tuviese hermanos menores, su hija primogénita seguiría siendo la heredera legal (que no legítima) según este marco constitucional.

    Según esta sinopsis del artículo 57:

    el trono se defiere al primogénito y a sus descendientes, de padres a hijos y nietos, y así sucesivamente, con preferencia sobre los hermanos y los sobrinos por razón de línea; que las mujeres sólo tienen acceso al trono si no tienen hermanos varones; y que la preferencia de línea con derecho a la representación significa que los nietos anteceden, en caso de fallecimiento, a los padres, a los tíos, y a los hermanos del Rey difunto.
    Lo que dice exactamente el artículo 57 es esto:

    1. La Corona de España es hereditaria en los sucesores de S. M. Don Juan Carlos I de Borbón, legítimo heredero de la dinastía histórica. La sucesión en el trono seguirá el orden regular de primogenitura y representación, siendo preferida siempre la línea anterior a las posteriores; en la misma línea, el grado más próximo al más remoto; en el mismo grado, el varón a la mujer, y en el mismo sexo, la persona de más edad a la de menos.
    2. El Príncipe heredero, desde su nacimiento o desde que se produzca el hecho que origine el llamamiento, tendrá la dignidad de Príncipe de Asturias y los demás títulos vinculados tradicionalmente al sucesor de la Corona de España.
    3. Extinguidas todas las líneas llamadas en derecho, las Cortes Generales proveerán a la sucesión en la Corona que más convenga a los intereses de España.
    4. Aquellas personas que teniendo derecho a la sucesión en el trono contrajeren matrimonio contra la expresa prohibición del Rey y de las Cortes Generales, quedarán excluidas en la sucesión a la Corona por sí y sus descendientes.
    5. Las abdicaciones y renuncias y cualquier duda de hecho o de derecho que ocurra en el orden de sucesión a la Corona se resolverán por una ley orgánica.
    http://es.wikisource.org/wiki/Consti...la_de_1978:_04

    Como buena Constitución revolucionaria, la del 78 no reconoce ningún marco legal anterior a la misma y mucho menos una ley multisecular de la monarquía hispánica (tan sólo se hace una escueta mención a que Juan Carlos es el legítimo heredero de la dinastía histórica, sin mencionar si quiera de qué dinastía se está hablando). Para la Constitución del 78, la monarquía en España empieza con Juan Carlos. Tampoco contempla no ya la exclusión por matrimonio morganático, sino que ni siquiera es un requisito ser católico para ocupar la corona, por lo que un "rey" no bautizado sería perfectamente legal según esta Constitución (anti)española.
    Última edición por Rodrigo; 21/05/2014 a las 02:45
    Militia est vita hominis super terram et sicut dies mercenarii dies ejus. (Job VII,1)

  2. #22
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,675
    Post Thanks / Like

    Re: Javier I, Rey Legítimo español vs. Franco, el revolucionario

    Cita Iniciado por Martin Ant Ver mensaje
    Yo no despotrico de Franco, simplemente me limito a reproducir documentos y textos que argumentan y prueban la traición, tergiversación, desvirtuación y falseamiento de los principios del 18 de Julio por parte de Franco y las políticas de sus respectivos Gobiernos. Y seguiré, si Dios quiere, reproduciendo todos esos textos y documentos.
    Yo TAMPOCO despotrico de D. Javier, "simplemente me limito a reproducir documentos y textos que argumentan y prueban la traición, tergiversación, desvirtuación y falseamiento de los principios" del legitimismo por parte de Don Javier y las políticas de sus respectivas camarillas.
    Y seguiré, si Dios quiere, reproduciendo todos esos textos y documentos, hasta abriendo un hilo para ello: El revolucionario rey Don Javier traicionó al legitimismo
    Última edición por ALACRAN; 21/05/2014 a las 11:24
    DOBLE AGUILA y Pious dieron el Víctor.
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  3. #23
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    17 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Javier I, Rey Legítimo español vs. Franco, el revolucionario

    Es seguro que tendrás razón, estimado Rodrigo. Como antes decía, yo no tengo ni idea de estas cuestiones legitimistas. Para mi, la coronación de Isabelota 2.0 supuso el triunfo de los liberales y eso es lo que desgraciadamente cuenta. Me da igual si Isabel II llegó al trono de una forma legítima o ilegítima (eso lo dejo para los entendidos en cuestiones monárquicas). Lo realmente lamentable para mi es saber que, a consecuencia de ello, los liberales gobernaron en España. Aunque, como decía antes, desde mi particular visión de las cosas (que yo tampoco dudo en calificar de 'revolucionaria') yo pienso que Franco habría acertado más si hubiera escuchado un poco más a Arrese y algo menos a Carrero en este tema... Dándole un papel relevante al Movimiento dentro de la estructura del Régimen, aunque todos los monárquicos hubieran calificado el resultado de 'nefasto engendro totalitaro', e incluso lo hubieren asemejado a un 'politburó oriental revolucionario', tal y como cuentan que dijo en su día el señor conde de Vallellano, que era también Ministro de Obras Públicas... ¡¡Ahhh....!!, y por mucho que hubieran puesto, también, el grito en el cielo algunos obispos.

    De modo que lo realmente nefasto fué, sin duda, que triunfaran los liberales en España por aquellos días. De no haber triunfado, jamás habría sido necesaria una guerra civil tan terrible como la del 36... Y si me apuran, hasta tampoco el régimen que surgió de ésta hubiera sido innecesario. Desgraciadamente, con la llegada al trono de Isabel II, se impusieron las tesis liberales y perdieron las de los tradicionalistas. Por lo que, a partir de ese momento, se transmutó inevitablemente la historia de manera inevitable y nefasta... y ya nunca nada pudo volver a ser otra vez lo mismo.
    Última edición por jasarhez; 21/05/2014 a las 10:12

  4. #24
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,856
    Post Thanks / Like

    Re: Javier I, Rey Legítimo español vs. Franco, el revolucionario

    Cita Iniciado por Rodrigo Ver mensaje
    Eso no es así y no sé de donde lo habéis sacado. Ni la Constitución del 78 tiene ley sálica alguna (sino mera preferencia del varón a la mujer, en el mismo grado) ni mantiene auto alguno del Antiguo Régimen.

    Si Felipe tuviese hermanos menores, su hija primogénita seguiría siendo la heredera legal (que no legítima) según este marco constitucional.

    Según esta sinopsis del artículo 57:



    Lo que dice exactamente el artículo 57 es esto:



    Constitución española de 1978: 04 - Wikisource

    Como buena Constitución revolucionaria, la del 78 no reconoce ningún marco legal anterior a la misma y mucho menos una ley multisecular de la monarquía hispánica (tan sólo se hace una escueta mención a que Juan Carlos es el legítimo heredero de la dinastía histórica, sin mencionar si quiera de qué dinastía se está hablando). Para la Constitución del 78, la monarquía en España empieza con Juan Carlos. Tampoco contempla no ya la exclusión por matrimonio morganático, sino que ni siquiera es un requisito ser católico para ocupar la corona, por lo que un "rey" no bautizado sería perfectamente legal según esta Constitución (anti)española.

    He abierto un hilo específicamente con el texto de la Ley de 10 de mayo de 1713 y de la Pragmática Sanción, a efectos de cotejar la primera con el orden sucesorio de dicha Ley con el art., 57.1 de la Constitución de 1978, siendo este artículo mucho más sencillo ciertamente, pero inspirado en el anterior. Así como poder comprobar la nulidad de derecho de la Pragmática mediante el análisis de algunos de sus aspectos.

    Rodrigo, aquí no se trata de analizar la naturaleza política de la Constitución de 1978, sino de hacerlo sobre una cuestión esencialísima como es la Corona Española, el resto no nos interesa aquí. De modo que es de desear que no nos salgamos del tema.


    http://www.hispanismo.org/politica-y...a-sancion.html
    Última edición por Valmadian; 21/05/2014 a las 13:39
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  5. #25
    Avatar de muñoz
    muñoz está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    12 oct, 08
    Mensajes
    741
    Post Thanks / Like

    Re: Javier I, Rey Legítimo español vs. Franco, el revolucionario

    Cita Iniciado por Valmadian Ver mensaje
    Por tanto, señores ALACRAN y Jasarhez, yo les pediría que no sigan mezclando los acontecimientos históricos ya que D. Javier nunca fue erigido en rey, y S.M. D. Alfonso Carlos dejó únicamente abierta la posibilidad de que le pudiesen corresponder alguno derechos. A la vez, al señor Martín Ant también tengo que pedirle que no haga pasar por cierto lo que nunca fue. El Carlismo se dividió y la corriente mayoritaria jamás reconoció a Don Javier, mucho menos a su hijo Carlos Hugo que, finalmente, y de un modo descarado se desmarcó de la Causa.
    Sólo hay que leer a Manuel de Santa Cruz para descalificar tal afirmación. Don Javier no sólo fue rey, sino que fue aceptado por todos los carlistas enmarcados en la Comunión Tradicionalista. ¿Las cien mil personas que acudían a Montejurra a aclamar a Don Javier eran la corriente minoritaria? Los que no reconocieron a Don Javier fueron los carlosctavistas y la Regencia de Estella, entre otros grupos, siempre minoritarios. Que, algunos de ellos, se incorporaron con el tiempo a la Causa. Pero, vamos, de traca que "la corriente mayoritaria jamás reconoció a Don Javier".

  6. #26
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,856
    Post Thanks / Like

    Re: Javier I, Rey Legítimo español vs. Franco, el revolucionario

    Cita Iniciado por muñoz Ver mensaje
    Sólo hay que leer a Manuel de Santa Cruz para descalificar tal afirmación. Don Javier no sólo fue rey, sino que fue aceptado por todos los carlistas enmarcados en la Comunión Tradicionalista. ¿Las cien mil personas que acudían a Montejurra a aclamar a Don Javier eran la corriente minoritaria? Los que no reconocieron a Don Javier fueron los carlosctavistas y la Regencia de Estella, entre otros grupos, siempre minoritarios. Que, algunos de ellos, se incorporaron con el tiempo a la Causa. Pero, vamos, de traca que "la corriente mayoritaria jamás reconoció a Don Javier".
    De traca nada, Rodrigo, nada. Había, sí, un gran <anhelo de tener un Rey pero de ahí a afirmar que los 100.000 carlistas que estuvieron en Montejurra fueron a aclamar a Don Javier media un abismo. Y es que si se repasa la historia del Carlismo lo que lo han definido han sido las continuas divisiones internas. Además, tal y como ya cité Qué es el Carlismo, editado por el CENTRO DE ESTUDIOS GENERAL ZUMALACÁRREGUI, en 1971, preparado a través de tres "Congresos de Estudios Tradicionalistas" 1964, 1967, 1968 y cuyos autores no son otros que: Carlos ABRAIRA LÓPEZ; Enrique ALONSO YAGÜE; Tomás BARREIRO RODRÍGUEZ; Jorge BENEITO DE MORA; Jesús EVARISTO CASARIEGO; Jaime CALDEVILLA Y GARCÍA DEL VILLAR; Luis CORTES ECHANOVE; Francisco ELÍAS DE TEJADA Y SPÍNOLA; Carlos ESTEVE MONTAGUT; Félix HERNÁNDEZ MURGA; Emilio FERNÁNDEZ PINTADO; Pedro Paulo de FIGUEIREDO; Rafael GAMBRA CIUDAD; Pedro GALVAO DE SOUZA; Joaquín GARCÍA DE LA CONCHA; José ITURMENDI MORALES; Félix ALONSO LAMAS; VIcente MARRERO SUÁREZ; Ernesto MIRAMÓN; Diego REYNA DE LA MUELA; Balbino RUBIO ROBLA; Alberto RUÍZ DE GALARRETA; Luis RUÍZ HERNÁNDEZ; José Luis SANTALO y R. VIGURI; Emilio SERRANO VILLAFAÑE; Carlos Alberto SOARES; Edurado TRIGO DE YARTO; Alfonso TRIVIÑO DE VILLALAÍN; Jesú VALDÉS MENÉNDEZ-VALDÉS; Ramón VILLALÓN DE CUARTAS; y Gustavo VILLAPALOS SALAS (este último antes de su desafección por la Causa y posterior Rector Magnífico de la U. Complutense)

    Y, como ya apunté, en el Capítulo 2, "El Carlismo como Bandera Dinástica" Parágrafo 16, "La Dinastía Legítima" afirma sin duda alguna en los siguientes términos:

    "La bandera nobilísima de la legitimidad proscrita y heroica ha tenido por abanderados cinco reyes: CARLOS V, CARLOS VI; CARLOS VII; JAIME III y ALFONSO CARLOS I

    Página 37.


    Y ninguno de ellos era "carloctavista", y afirmar que la Regencia de Estella era minoritaria, eso si que es de traca amigo. Así que yo no me invento nada, ni me lo imagino. En cuanto a Manuel de SANTA CRUZ, con toda su enjundia, y con toda su obra, no estaba exento de error, al menos en cuanto a las interpretaciones de datos, otra cuestión es que sea y siga siendo un referente indispensable. La obra de SANTA CRUZ no es la Biblia del Carlismo.
    DOBLE AGUILA y Pious dieron el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  7. #27
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,856
    Post Thanks / Like

    Re: Javier I, Rey Legítimo español vs. Franco, el revolucionario

    TRADICION VIVA


    Recientemente (24 de septiembre de 2009, a los 83 años) ha fallecido el amigo Juan Casañas Balsells. De familia carlista decidió seguir a Mauricio de Sivatte y formar parte de la Regencia Nacional y Carlista de Estella (RENACE). Primero nos dejó Sivatte, luego Cusell, Luna, Orbe y ahora él. De aquella vieja guardia sólo queda vivo Miguel Garisoain.

    Hablar de Casañas es complicado. Era un buen amigo con el que compartí muchas horas de charla y confidencias. También es complicado por la evolución que tomaron algunos acontecimientos. Antes de escribir esta nota de recuerdo a su figura he releído una carta que le envió, el 5 de diciembre de 1996, a José María Cusell. Ambos ya no están entre nosotros y creo que me perdonaran esta licencia.

    Casañas abandonó la presidencia del Consejo que se creó después de la unificación de 1986 y se dio de baja del carlismo formalmente el 27 de febrero de 1990. Con anterioridad, el 19 de junio de 1987, se le pidió que renunciara a la Regencia y eso nunca lo haría. Prefirió marcharse: “para que nadie pudiera acusarme de intrigar o interferir en la marcha de la CTC y culparme de su inoperancia práctica”. Por eso se retiró de cualquier acto organizado por la CTC y sólo al final, en 2003, volvió a ser visto por culpa de un servidor que le incitó a que lo hiciera.

    Cuando falleció José Vives, en enero de 2005, le llamé. Llevaban años sin hablarse. Sin embargo, se sintió compungido y me preguntó: “¿a qué hora es?”. Casañas fue a despedir al amigo, aunque las circunstancias los hubiera separado.

    Le costaba mucho hablar del pasado. Tenía una espina clavada en el corazón. Consideraba que había sido traicionado. Tenía muy claro que la Junta de la Regencia era la depositaria de la legítima autoridad del Carlismo y de España. También consideraba que esta tenía que haber actuado en El Escorial en 1986. Sin embargo, aceptaba la obediencia de CTC, pues al no actuar la Junta quedó ilegitimada por inexcusable dejación de sus funciones. No comprendía como personas importantes en la época de Sivatte -Luna, Gómez del Moral, él mismo- hubieran quedado apartados del nuevo organigrama creado en 1986.

    Al morir en 1980 Sivatte pasó a ser portavoz de la Regencia. Nunca me explicó si formaba parte o no de la Junta de la Regencia. Lo cierto es que desde junio de 1987 nunca más volvió a tener contacto con ningún miembro de la Junta. Él consideraba que esta tenía que haber salido en su auxilio y apoyarlo en aquellos complicados momentos. Nada de esto pasó. Confesaba que lo habían dejado sólo y eso le dolía: “Era un estorbo para muchos, por eso prefirieron que me marchara a mi casa. Yo, un carlista de raza, era apartado por defender los mismos postulados que Sivatte”.

    Todo aquello era un mal sueño para Casañas. Y este mal sueño se basaba, según él, en el frustrado proceso hacia la unidad que se produjo en El Escorial en 1986. Creía que, después de la muerte de Franco, España estaba llamada a hacer realidad el deseo expresado por S. S. Pío XII.

    Ahora que hay consultas independentistas y que algunos están por la fragmentación de España, se ha de saber que Casañas, en 1996 ya lo vaticinaba: “pienso que el castigo -al haber aceptado la transición- puede ser la desaparición de España como Nación, porque si la razón de ser de España era la implantación del Reinado social de N. S. Jesucristo en el Mundo, abandonada esta misión España pierde su razón de ser”.

    Como heredero de la legítima autoridad del Carlismo y de España consideraba que había fracasado: “fracasé en el intento de conseguir la unidad para la acción política de los diversos grupos carlistas para hacer frente a los avances de la Revolución. No se aceptó la fórmula propuesta, y se prefirió una fusión total, cuyo resultado ha sido la paralización de la acción… no estamos, no existimos. Mi fracaso al no conseguir que se adoptara la única fórmula que me parecía viable, me incapacita para reemprender cualquier actividad política. Es el sino de todos los políticos que han propuesto y propiciado un cambio que luego ha seguido por caminos distintos. No me queda, pues, otra alternativa que mantenerme apartado y refugiarme en la oración para que el Señor, por los caminos de sus designios, se digne adelantar el advenimiento de su Reino”.

    Así era Juan Casañas Balsells. Quizás estas notas de despedida no sean políticamente correctas. Tampoco lo fueron Sivatte o Casañas en vida y tal vez tampoco lo sea un servidor. A veces uno tiene que seguir los mandatos de su corazón y aunque con dolor, quedarse en casa. Esto no significa renunciar a sus principios ni a sus ideas. Todo lo contrario. Casañas siempre fue un carlista de raza en la lucha y en el olvido.

    Es posible que, en un futuro, alguien relea las ponencias y artículos que publicó. Quizás en ese momento obtenga el reconocimiento que se merece. Tal vez esto no ocurra nunca. Posiblemente así ha de ser. Lo que no ocurrirá es que aquellos a los cuales nos ofreció su amistad lo olvidemos. Eso nunca pasará.

    Amante de los “castells” siempre que podía viajaba a Valls para ver la colla vella, que la habían fundado los carlistas. No era familiar del cardenal Casañas, pero le gustaba explicar esta anécdota: “Una vez el cardenal Casañas fue recibido por Isabel II. Esta le comentó: Me han dicho que usted es carlista. El cardenal le contestó: Eso dicen Señora, eso dicen”. Amigo Juan, descansa en la paz del Señor y, como te dije en alguna ocasión, para algunos nunca fracasaste. Un carlista de raza puede ser un incomprendido, pero nunca un fracasado.



    Juan Casañas Balsells. - TRADICION VIVA
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  8. #28
    Avatar de muñoz
    muñoz está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    12 oct, 08
    Mensajes
    741
    Post Thanks / Like

    Re: Javier I, Rey Legítimo español vs. Franco, el revolucionario

    Qué es el carlismo lo redactó principalmente Elías de Tejada quien mantenía una relación con los Borbón Parma poco clara. Cuando se redactó el librito, Elías no reconocía a Don Javier y de ahí ese matiz. Pero no te quepa duda que la gente de Montejurra aclamaba como rey a Don Javier. Sólo hay que leer las pancartas. De lo de la Regencia, eran una minoría. Sólo hay que observar la composición de las juntas en las diferentes ciudades españolas. En Valladolid, por ejemplo, hubo un reducido número de octavistas que desaparecieron en 1950 cuando reconocieron como rey a Don Javier. En Valladolid no hubo nada de Regencia de Estella porque era algo minoritario. Para acabar, nos cuelgas un artículo de Tradición viva. Un ejemplo de neutralidad, supongo. Francamente, no ha habido nadie que escribiera de ese periodo una obra tan completa como Manuel de Santa Cruz, equivalente a Melchor Ferrer, quien por cierto, reconocía los derechos de Javier I. Son unos cuantos tomos, pero te los recomiendo.

  9. #29
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,856
    Post Thanks / Like

    Re: Javier I, Rey Legítimo español vs. Franco, el revolucionario

    Si pones a unos grupos bien situados aquí y allá para jalear, la masa acaba jaleando, eso es una cuestión de estrategia, pero en cualquier caso no da valor de ley. Pero ello no quita para que, como dije con anterioridad, no hubiese anhelo de tener un rey legítimo. Por otro lado el hecho de que el libro tuviese por artífice principal a Elías de Tejada, no significa que el resto de los miembros del Centro no diesen su aprobación, empezando por Rafael Gambra. Y, Melchor Ferrer pudo reconocer los derechos de D. Javier, algo que no hizo S.M. D. Alfonso Carlos I, quien no negó que quizás pudiese tenerlos y hacerlos valer, y así está escrito. Si tú quieres reconocerlo como rey, es cuestión tuya, yo en cambio no, al igual que otros muchos tampoco lo hicieron, empezando por la Regencia que si tuvo una amplia mayoría en Cataluña aunque no la misma presencia en otros lugares. Y es que los derechos de D.Javier eran más que discutibles bien analizados según la legitimidad de origen, no olvides de dónde procedían, rama Parma de María Luisa mujer de Carlos IV con una ley sálica de por medio y después de 115 años de posible retroactividad entre el fallecimiento de Carlos IV (1819) y el de D. Alfonso Carlos I. Y ello, además, pasando por encima de los derechos de S.M. D. Carlos Mª Isidro. Y es que olvidas que los Parma son por parte femenina.

    Las discusiones al respecto nunca han cesado y seguirán así hasta que no quede ningún miembro de esta rama secundaria. Por ejemplo, ¿porqué hoy solamente hay un sector que reconoce a D. Sixto? y aún así muchos por afecto personal, más que por derechos claros y confirmados. No, (Rodrigo), (1) la cuestiones legales no dependen de los sentimientos o de las supuestas aclamaciones populares. Tampoco de las interpretaciones que puedan hacer historiadores o expertos en genealogías, nada vale si no hay detrás un sustrato legítimo basado en las leyes.

    A su vez, D. Javier dio suficientes muestras de que no estaba en condiciones para ser el Abanderado, y ahora siguen abiertos este y otro hilo, en el que se están aportando pruebas documentales de lo que acabo de decir. A ellas, también se pueden adjuntar leyes de gran raigambre vigentes en España, como la pérdida de la nacionalidad cuando se viste un uniforme no español y se jura una bandera extraña, y D. Javier fue capitán en el ejército belga. Y en cambio D. Sixto si vistió el uniforme de la Legión Española jurando nuestra Bandera. Y no valen argumentos de que si "menganito" o "D. fulanito", porque la Jurisprudencia indica en nuestro ordenamiento que cada caso es individual y que no es extensivo a otros casos similares.

    En resumen, el asunto de D. Javier siempre ha sido complejo y polémico. Y, por último, a la vista de los acontecimientos y las variadas desafecciones entre padre e hijo, hijo y padre, ¿cuánto duraron los "entusiasmos" de esa presunta mayoría que mencionas? Sea lo que fuere que te parezca, D. Javier no fue rey carlista, bueno a no ser que consideres como válida su autocoronación como te digo, pero en tal caso también podemos considerar como válido el título de Príncipe de Asturias en D. Juan.

    Cuando D. Alfonso Carlos no lo dejó como heredero por algo fue, aunque como bien especificó, sin que ello supusiera una merma en la existencia de unos posibles derechos. Como digo, ni él lo consideró así.


    (1),Te pido disculpas, Muñoz, no me había dado cuenta de que el mensaje es tuyo y no de Rodrigo, con quien venía debatiendo.
    Última edición por Valmadian; 23/05/2014 a las 19:44
    DOBLE AGUILA dio el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  10. #30
    DOBLE AGUILA está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 jun, 14
    Mensajes
    1,476
    Post Thanks / Like

    Re: Javier I, Rey Legítimo español vs. Franco, el revolucionario

    Recupero este antiguo hilo, ya que en las últimas fechas algunos están tan preocupados por el supuesto "jacobinismo" y las supuestas "traiciones" de según qué personajes patriotas de nuestra historia; en la primera página, nuestro amigo Alacrán tiene a bien traernos dos discursos de Don Javier de Borbón Parma, uno de 1970 y otro de 1974, que a mi juicio podía haberlos firmado el abate Sieyés, o pongamos, Felipe "Igualdad".

    Para que así algunos sigan soñando recurrentemente con una imaginaria y "católica" España regida por este príncipe, antiguo oficial del Ejército Belga (junto a su hermano Don Sixto) que prefirió serlo de este Estado protegido del Reino Unido al que nada debía, en vez de digno soldado del Ejército Imperial y Real de Austria-Hungría; todo ello pese a que su propia HERMANA fuera nada menos que la Emperatriz Zita (cosas que pasan).

    Y es que nada mejor para saber lo que alguien es, que leer lo que escribe de su puño y letra:

    Buscamos una estructura del estado que permita el desarrollo de las libertades, en la que los pueblos y las personas puedan ser creadoras y responsables de su futuro.Para impedir que la Revolución Social desemboque en una democracia ficticia, presentamos nuestra Monarquía Socialista como soporte y arbitraje neutral, que asegure la conjunción de todos los intereses del Pueblo español dentro del Estado Socialista de Autogestión.Para alcanzar estas metas, se necesita del esfuerzo de todos. En el Carlismo, del esfuerzo de todos los carlistas para constituirse en vanguardia de lucha reivindicativa y revolucionaria del pueblo español. Nuestra unidad ideológica fruto de una gran polémica, análisis y controversia interna, nos permite configurar una doctrina enriquecida con el pensamiento de todos y con la practica política de los que estamos más comprometidos en la lucha diaria. El constante confrontamiento del pensamiento y de la actividad de todos, nos conduce a esta unidad ideológica en la acción del Carlismo, partiendo de una militancia y de un compromiso que lleva a esta triple unidad: unidad ideológica, unidad orgánica y unidad de acción.

    "Scriptum est".
    Última edición por DOBLE AGUILA; 11/04/2018 a las 23:47
    Pious dio el Víctor.

  11. #31
    Avatar de Rodrigo
    Rodrigo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 dic, 06
    Mensajes
    2,216
    Post Thanks / Like

    Re: Javier I, Rey Legítimo español vs. Franco, el revolucionario

    Don Javier jamás escribió eso de su puño y letra y ningún carlista, que eran gente inteligente, se creyó nunca que lo hubiera hecho. Nuestro viejo rey tuvo que padecer lo insufrible de su primogénito, y estando mayor y enfermo firmaba cualquier cosa que Carlos Hugo y sus otras hijas le pusieran sobre la mesa, sin leerlo siquiera. Curioso que los anticarlistas siempre traigais esos textos y concidáis con los hugonotes en darles credibilidad, pero en cambio ocultáis el último manifiesto de Don Javier de 1977, que sí refleja su pensamiento y los ideales por los que luchó toda su vida. Curioso también que no haya un sólo texto "rarito" de Don Javier anterior a la camarilla progre de Carlos Hugo. Uno no se hace rojo de buenas a primeras en la ancianidad.
    Última edición por Rodrigo; 11/04/2018 a las 22:11
    Militia est vita hominis super terram et sicut dies mercenarii dies ejus. (Job VII,1)

  12. #32
    DOBLE AGUILA está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 jun, 14
    Mensajes
    1,476
    Post Thanks / Like

    Re: Javier I, Rey Legítimo español vs. Franco, el revolucionario

    Mensaje de Don Javier al Montejurra 1972


    Queridos carlistas:

    Representa para el carlismo un gran sacrificio la celebración de este Acto de Montejurra. Sacrificio, porque las barreras que el Régimen pone a todos los que buscan la libertad intentan impedir el que llegue NUESTRO AFÁN REVOLUCIONARIO a gran parte del pueblo.

    A pesar de todos los obstáculos, Montejurra es la superación de la dinámica política desarrollada en el transcurso del año.

    Frente al régimen político, social y económico totalitario, el carlismo sigue avanzando.

    Frente a un orden rígido y sujeto al desarrollo meramente materialista, frente a una España de privilegios creada para la satisfacción de necesidades materiales, queremos un orden flexible, un escoger de vida para los pueblos, aceptando que sus estructuras estén constantemente abiertas a evolucionar para la VIDA DEMOCRÁTICA de los mismos pueblos y respondan a éstas otras exigencias de responsabilidad y PROGRESIÓN IDEOLÓGICA.

    Frente a este régimen inmovilista y dictatorial, no nos queda otra alternativa que presionar con todas nuestras fuerzas, en entendimiento con aquellos que, al igual que nosotros, basan su acción en principios democráticos, para superar estos obstáculos sea como sea.

    Esto no quiere decir que condenemos todo avance material. Pero sí consideramos que no debe realizarse a costa de otro progreso, de índole humana, moral y social, sino juntamente con él, dentro de una organización social que busca decididamente la igualdad y la fraternidad compartida todos los niveles.

    Tampoco quiere decir que estemos abogando a favor de la violencia. Ahora que los hombres del sistema franquista están constantemente condenándola de palabra para justificarse, nosotros advertimos que queremos precisamente superar la primera violencia, la VIOLENCIA DE LAS ESTRUCTURAS, la violencia que el régimen practica contra el pueblo que busca el ejercicio de su libertad. Por eso estamos por la Revolución Social. REVOLUCIÓN que establezca estructuras que no sean opresivas y permitan superar la violencia.

    Para hacer posible el establecimiento de este orden de paz, de justicia y de libertad, la Iglesia y el Ejército, por su gran influencia en la sociedad, tendrán que presentarse ante el pueblo español como independientes en cualquier proceso político que discurra por vías de garantías democráticas que desde la oposición estamos forzando. Su responsabilidad es manifiesta. La Iglesia, sin ejercer coacciones o frenos morales sobre el ímpetu reivindicativo de un pueblo oprimido que busca sus derechos para desprenderse de la opresión económica, social y cultural que ejerce el RÉGIMEN CAPITALISTA y con el cual hasta ahora la IGLESIA JERÁRQUICA HA COLABORADO. El Ejército, no dejándose conducir a aventuras heroicas que en definitiva serían acciones que a él le comprometan y sirvan para fortalecer un sistema económico cargado de inmoralidad y de corrupción. El Pueblo, que sabe que el Ejército no es el Régimen, porque él subsistirá y el Régimen desaparecerá, le pide al Ejército que, con su neutralidad y con su presencia, haga posible el CAMINO DEMOCRÁTICO dentro de un orden con paz.

    Os vuelvo a decir que, frente a todo esto, el carlismo avanza y se presenta con una vivencia y dinámica política fruto de su unidad. El carlismo ha logrado hacer desembocar sus tensiones internas, que harían disgregarse a otros grupos, en una fructífera dialéctica. Esto es gracias a la fidelidad a esta unidad, que con tanto empeño intentan algunos romper. Ésta es la vivencia que hemos experimentado y que podemos aportar al pueblo español como testimonio de algo que es posible. Y es posible en el carlismo, por una mística de servicio dentro de un marco de orden interno con una gran unidad. Esta unidad tiene una fuerza: la fidelidad. Un instrumento: el Pacto Dinastía-Pueblo. Una forma: la Monarquía Socialista.

    Como esta unidad es nuestra constante, debemos mantenerla por encima de todo, por ser garantía de la Revolución Social.

    La garantía que representa la Monarquía carlista se ve hoy fortalecida y prestigiada gracias al testimonio y entrega de mi hijo el Príncipe Carlos Hugo, que ha sabido ser fiel catalizador de mi pensamiento y del ansia renovadora y evolutiva del pueblo carlista.

    Por las causas que todos conocéis, he tenido que tomar la decisión de delegar plenos poderes en él para que dirija el Partido Carlista en conjunción con todos vosotros, mediante los procedimientos democráticos que tenemos e iremos perfeccionando a través del Congreso del Pueblo Carlista, en una progresiva democracia que culmina en el Pacto Dinastía-Pueblo y en el cual se hallará la eficacia política del carlismo.

    Mi recuerdo y admiración por todos aquellos, carlistas y no carlistas, que sufren la opresión del Régimen por manifestarse virilmente contra la tiranía en defensa de la Libertad.

    FRANCISCO JAVIER

    París, 6 de mayo de 1972.


    https://jurramendimontejurra.wordpre...ntejurra-1972/
    Última edición por DOBLE AGUILA; 12/04/2018 a las 03:07
    Pious dio el Víctor.

  13. #33
    Avatar de Rodrigo
    Rodrigo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 dic, 06
    Mensajes
    2,216
    Post Thanks / Like

    Re: Javier I, Rey Legítimo español vs. Franco, el revolucionario

    Cita Iniciado por DOBLE AGUILA Ver mensaje
    [BORRADO A PETICIÓN DE DOBLE AGUILA]
    Nadie justifica eso; eres tú el que justifica la falsa versión hugonote de un inverosímil y estrafalario cambio ideológico de 180 grados de Don Javier en su ancianidad (mientras en sus cartas privadas seguía siendo tradicionalista y anticomunista, muy curioso). Lo que nosotros hacemos es negar que esa verborrea rojo-progre procediera de Don Javier, porque era la camarilla de Carlos Hugo la que la escribía. Y no es que seamos nosotros, es que no hay un historiador serio que le de credibilidad a eso. Solo puede creerse eso alguien que no haya leído a ningún autor imparcial o "no hugonote" sobre ese triste periodo (y alguien que no haya leído ninguna otra cosa anterior de Don Javier, porque la diferencia es como la noche y el día). Y mira que se ha escrito mucho, pero quedarse con Wikipedia y los blogs cutres del falso Partido Carlista es más fácil.
    Última edición por Rodrigo; 12/04/2018 a las 10:18
    Militia est vita hominis super terram et sicut dies mercenarii dies ejus. (Job VII,1)

  14. #34
    Avatar de Rodrigo
    Rodrigo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 dic, 06
    Mensajes
    2,216
    Post Thanks / Like

    Re: Javier I, Rey Legítimo español vs. Franco, el revolucionario

    Manifiesto ante notario de Don Javier contra el marxismo y el separatismo (1977):

    Ante ciertos rumores relacionados con pretendidas declaraciones políticas que se me atribuyen, quiero, en este día, dar a conocer una declaración mía para disipar toda confusión o mal entendido en cuanto a mi posición y forma de pensar, en lo que al carlismo se refiere, en su permanente línea ideológica derivada de los grandes principios que la informan y constituyen su razón de ser.

    Debo, por tanto, afirmar, ante todo, que si siempre me he esforzado por mantener la unidad en el seno de mi familia, no puedo consentir que se utilice mi nombre, pese a lo que se intentó hacerme decir, para justificar un gravísimo error doctrinal dentro del carlismo, haciéndolo aparecer ante la opinión pública como partido socialista o aliado del marxismo o del separatismo, que son incompatibles con su propia naturaleza y contra los cuales el carlismo ha luchado siempre con la mayor energía, de la misma manera que también ha luchado contra el capitalismo liberal materialista, que todavía trata de imponerse en nuestra patria como ya trató de hacerlo en el pasado.

    Así, toda concomitancia de aquéllos que se llaman a sí mismos carlistas con el separatismo o el socialismo constituye una provocación evidente y una clara voluntad de engaño. No puede haber, por tanto, carlistas ni carlismo fuera de la plena aceptación de los principios fundamentales que son, quiero recordarlo:

    1) La confesionalidad católica: es decir, la afirmación de nuestra condición católica como primera razón de nuestra causa: Dios.

    2) El mantenimiento del principio indiscutible de la unidad nacional y del conjunto de tradiciones específicas de la naturaleza de la España de siempre y que dan su pleno sentido al concepto de patria.

    3) La defensa de los fueros, fórmula que no está en modo alguno en contradicción con el principio anterior, sino que lo complementa.

    Además de constituir unos derechos históricos indiscutibles, representan la libre y original evolución de cada región de España, y de los cuerpos intermedios, evitando así los graves inconvenientes del centralismo absorbente y paralizador.

    4) La afirmación de la necesidad de la Monarquía para España, que se basa en nuestra convicción de que es herencia permanente de autoridad, responsabilidad, independencia y continuidad.

    Todo esto, lo sé, puede parecer una exposición de verdades elementales, pero creo que es oportuno recordarlas para terminar con ciertos falsos razonamientos que pretenden hacer que se puede ser carlista sin ser católico ni monárquico, patente traición a las convicciones de todos aquéllos que, obedeciendo las órdenes que tuve el honor de firmar en nombre de mi augusto tío el Rey, don Alfonso Carlos, lucharon con valor y murieron gloriosamente por la religión y por la Patria.

    Pido a Dios que el carlismo, sin desviación alguna, siga fiel a sí mismo para el mejor servicio a España y la Cristiandad.

    Francisco Javier de Borbón, duque de Parma.

    Fuente: http://es.calameo.com/read/004669402dac663597e1f

    Comunicado de Doña Magdalena, la esposa de Don Javier, cuando los hugonotes lo amenazaron para que firmase un documento contrario al manifiesto anterior:

    Quiero expresar mi indignación por el hecho de que mi hijo Carlos Hugo haya sido capaz de acusar a su propio hermano, Sixto Enrique, de haber secuestrado a su padre, cuando precisamente, esta mañana a las 7,30 horas, y en contra de las consignas más estrictas recibidas de los médicos, nuestra hija Cecilia, de acuerdo con su hermano Carlos Hugo, se llevó a mi esposó fuera del hospital americano, centro en el que estaba hospitalizado desde hace ocho días, y donde yo he permanecido junto a él durante todo este tiempo, con el pretexto de acompañar a mi esposo a misa.

    Quiero añadir, además, que es imperdonable qué Carlos Hugo no haya vacilado en arriesgarse a hacer salir del hospital a su padre, sin ningún respeto hacia su edad, ni tener en cuenta su estado de salud, para llevarle ante un notario desconocido, a fin de obligar a mi esposo a hacer una declaración a favor de Carlos Hugo, y contraria al auténtico tradicionalismo.

    Para conseguir que mi esposo firmara esta declaración, Carlos Hugo no ha dudado en emplear los chantajes y presiones más innobles llegándole a decir que la vida de su hijo Sixto Enrique se vería amenazada si no firmaba esa declaración, sin haberle permitido regresar más que después de haber firmado este texto.

    A última hora de la mañana, mi esposo pudo volver al hospital, a donde llegó visiblemente afectado y transtornado por el hecho de haber sido obligado por su propio hijo Carlos Hugo, a firmar un texto difundido en su nombre, y tan contrario a sus ideas.

    Hago constar, que a partir de ahora, estoy decidida a utilizar sistemáticamente, todos los recursos jurídicos que estén a mi disposición, para preservar la salud de mi esposo, y la dignidad y el honor de mi familia.

    Fuente: http://hemeroteca.lavanguardia.com/p...30084/pdf.html
    Pero nada, que seguro que tu conoces mejor el pensamiento de Don Javier que todos los carlistas que lo conocieron e incluso que su propia esposa. Lo que diga José Carlos Clemente, tu ""historiador"" favorito sobre el carlismo, va a misa, oiga.
    Última edición por Rodrigo; 12/04/2018 a las 02:44
    Donoso y Hyeronimus dieron el Víctor.
    Militia est vita hominis super terram et sicut dies mercenarii dies ejus. (Job VII,1)

  15. #35
    DOBLE AGUILA está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 jun, 14
    Mensajes
    1,476
    Post Thanks / Like

    Re: Javier I, Rey Legítimo español vs. Franco, el revolucionario

    Nadie justifica eso; eres tú el que justifica la falsa versión hugonote de un inverosímil y estrafalario cambio ideológico de 180 grados de Don Javier en su ancianidad (mientras en sus cartas privadas seguía siendo tradicionalista y anticomunista, muy curioso). Lo que nosotros hacemos es negar que esa verborrea rojo-progre procediera de Don Javier, porque era la camarilla de Carlos Hugo la que la escribía. Y no es que seamos nosotros, es que no hay un historiador serio que le de credibilidad a eso. Solo puede creerse eso alguien que no haya leído a ningún autor imparcial o "no hugonote" sobre ese triste periodo (y alguien que no haya leído ninguna otra cosa anterior de Don Javier, porque la diferencia es como la noche y el día). Y mira que se ha escrito mucho, pero quedarse con Wikipedia y los blogs cutres del falso Partido Carlista es más fácil.

    Mira, es una lástima el contemplar esos escritos terribles de Don Javier. Si en sus cartas privadas (que yo no tengo) le decía a alguien que se arrepentía de lo que le hacían escribir, me parece aún más penoso (y prueba evidente de que esa persona nunca podía ser Rey de España).

    Pensaba eliminar el último comentario que había hecho sobre esa última frase, y que hice todavía indignado por las graves palabras que se han dedicado aquí a otras personas a mi entender honorables; el problema es que lo has citado (haz el favor de quitarlo). Como al fin y al cabo yo no soy juez (ni nadie) para juzgar los errores de este príncipe, que ya hace mucho que dejó este mundo para encontrarse con Nuestro Señor y dado que a pesar de los avatares de la política, era una persona católica, me dispongo a hacerlo.

    Por otra parte, lo que yo opino políticamente de Don Javier y su hijo Don Carlos Hugo ya ha quedado claro en este foro en varias ocasiones; así que tampoco es muy cristiano andar aireando miserias una y otra vez (cosa que había pensado no hacer nunca más). Por tanto sólo dejo el discurso, que es un documento historico, pero elimino mis propios comentarios al respecto.

    "No juzguéis y no seréis juzgados" Lc [6, 37]
    Última edición por DOBLE AGUILA; 12/04/2018 a las 03:20
    Trifón dio el Víctor.

  16. #36
    DOBLE AGUILA está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 jun, 14
    Mensajes
    1,476
    Post Thanks / Like

    Re: Javier I, Rey Legítimo español vs. Franco, el revolucionario

    Pero nada, que seguro que tu conoces mejor el pensamiento de Don Javier que todos los carlistas que lo conocieron e incluso que su propia esposa. Lo que diga José Carlos Clemente, tu ""historiador"" favorito sobre el carlismo, va a misa, oiga.
    El pensamiento de Don Javier, lo conocía Dios y él mismo. Y yo no me he leído nunca un libro del tal Clemente; lo más que he hecho, ha sido ojear uno que publicó hace unos tres o cuatro años en un están de "El Corte Inglés". Naturalmente, yo no pago ni un duro a un enemigo de la Tradición.
    Última edición por DOBLE AGUILA; 12/04/2018 a las 13:28

  17. #37
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: Javier I, Rey Legítimo español vs. Franco, el revolucionario

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Fuente: Montejurra, Número 45, Marzo 1969, páginas 20 – 21.



    CARTA PUNTUALIZADORA

    Escrito dirigido a todos los Procuradores en Cortes comentando la contestación del Gobierno


    Madrid, 10 de Marzo de 1969.

    Fiesta de los Mártires de la Tradición.


    Ilmo. Sr. D.

    Procurador en Cortes


    Querido amigo y compañero:

    El Boletín Oficial de las Cortes Españolas, N.º 1.044, publicó el 27 de Febrero pasado los textos de nuestra interpelación oral –transmitida como ruego y pregunta– y de la contestación del Gobierno, todo ello en relación con la salida no voluntaria del territorio nacional de S. A. R. Don Javier de Borbón Parma y Braganza y de sus hijos, y con la cuestión del reconocimiento de su nacionalidad española.

    Al final de nuestro escrito resaltábamos la importancia que el tema tenía respecto del futuro de la Monarquía en España, así como las facultades de las Cortes Españolas acerca del mismo.

    Celebramos que el Gobierno, en su contestación, lo haya reconocido así, precisamente en el último párrafo, en el que, al aludir a la Ley de Sucesión, a los casos y al momento en que cada uno de los órganos competentes son llamados a actuar, dice que

    «las Cortes, como órgano superior de participación del pueblo español en las tareas del Estado, tienen en esta materia el poder de decisión a través de sus acuerdos emitidos conforme a lo previsto en la Ley de Sucesión, y el de resolver, de acuerdo con ella, todas las cuestiones que puedan surgir en orden a la sucesión a la Jefatura del Estado».

    Evidentemente que la cuestión es importante, dados sus antecedentes, y, además, porque afecta al mantenimiento de unos Principios Fundamentales; por eso, la planteamos en nuestra interpelación, aunque no con la amplitud con que lo hubiéramos hecho verbalmente ante el Pleno.

    Las razones expuestas justifican, a nuestro entender, el que hagamos unas puntualizaciones de hecho a la aludida contestación, con ánimo de facilitar a los señores procuradores elementos informativos que completen los que ya poseen, y que contribuyan a formar su criterio en este asunto de «trascendencia política», como dice el Gobierno.

    1. El Gobierno ha venido a reconocer, en su contestación, que Don Carlos Hugo no hizo promesa alguna de abstenerse de actividades que su carácter de Príncipe de Borbón le imponía. Siendo este incumplimiento la causa expuesta y escrita de su expulsión, ésta queda sin justificar.

    2. En la contestación se alude a manifestaciones contrarias al orden público, efectuadas por Don Javier y Don Carlos Hugo en un acto en Valvanera. Pero no se fija qué frases sean éstas, para poder juzgar sobre su significado y si justifican medida tan rigurosa.

    Por otra parte, a Doña María Teresa no se le hace partícipe de esas manifestaciones, y, sin embargo, también fue expulsada; lo mismo que Doña María de las Nieves, que ni siquiera asistió a aquel acto.

    3. Respecto a la nacionalidad, insiste el Gobierno en el carácter de francés de Don Javier de Borbón Parma, y en la prestación del servicio militar en Francia por Don Carlos Hugo. Han sido aludidas las consideraciones de nuestra interpelación sobre la naturaleza de españoles. En cambio, al final de la pág. 22.472 del B. O. de las Cortes se hace referencia a una Circular que no procede de Don Javier, y que recoge una versión caprichosa, aunque no sea trascendente. Y alguno de los textos que se transcriben en la contestación no están exactamente traducidos, lo que desvirtúa su sentido.

    Según se lee en una de las citas, Don Javier habla «como depositario de los deberes que se imponen a la rama primogénita de la Casa Real de Francia». Históricamente es comprensible, y esto tuvo antecedentes en la Dinastía Carlista.

    Carlos VII, en un documento fundamental, su Testamento Político, en 1897, dejó escrito:

    «Aunque España ha sido el culto de mi vida, no quise ni pude olvidar que mi nacimiento me imponía deberes hacia Francia, cuna de mi Familia. Por eso allí mantuve intactos los derechos que, como Jefe y Primogénito de mi Casa, me corresponden.

    Encargo a mis sucesores que no los abandonen, como protesta del derecho…

    Quiero también dejar aquí consignada mi gratitud a la corta, pero escogida, falange de legitimistas franceses que, desde la muerte de Enrique V, vi agrupados en torno de mi padre y luego de mí mismo, fieles a su Bandera».

    Don Jaime, según nos dice el Conde de Melgar («Don Jaime», pág. 198, Espasa Calpe, 1932, Madrid) cargó sobre sí «el doble deber de velar por la conservación de la idea monárquica legítima en Francia y en España». En la misma obra se destaca la vinculación a Don Jaime de Don Javier de Borbón Parma.

    Pues bien, ni a Don Carlos VII, ni a Don Jaime, se les niega en la contestación su carácter de españoles; antes bien, por dos veces se afirma que su sucesor, Don Alfonso Carlos, era Representante legítimo de la Dinastía Carlista.

    4. La cuestión de la nacionalidad tiene dos aspectos, uno jurídico y otro político.

    En el primer aspecto, la contestación tiene un error. No fue el Infante Don Luis Felipe, sino el Infante Don Carlos, quien pasó a gobernar como Duque de Parma, y, al pasar luego a Nápoles, le sucedió en Parma el Infante Felipe. Desde entonces, todos los Duques de Parma han tenido la condición de Infantes de España. Nos remitimos a los Archivos y Colecciones legislativas, donde constan las Reales Cédulas y los Reales Decretos de los Reyes de España. Al afirmar la contestación que los Duques de Parma perdieron la calidad de español, no está acorde ni con los documentos citados, ni con el hecho de que Carlos, Duque de Parma, y luego Rey de Nápoles y Sicilia, pasara a ser Rey de España con el título de Carlos III.

    Así consta en la Exposición del Real Decreto de 18 de Agosto de 1920, por el que se reconoció la nacionalidad española y el título de Príncipe de Borbón, con el tratamiento de Alteza Real, a Don Elías de Borbón Parma, hermano de Don Javier. Y nadie discute tampoco la condición de españoles de los Borbón Dos Sicilias.

    La cuestión política de desconocimiento de la nacionalidad de la Familia Borbón Parma tuvo su origen en la lealtad de la misma a la Dinastía Carlista, y, consecuentemente, en su no reconocimiento de la Dinastía Isabelina. El Gobierno alega las buenas relaciones de Don Javier y Don Alfonso XIII, pero hay que distinguir entre las de carácter privado y las políticas. También Don Carlos VII las mantuvo personales con Doña Isabel II, y Don Alfonso Carlos con Don Alfonso XIII.

    5. Don Javier, nacido en Pianore, Viareggio (Italia), de padre Infante español, ha residido y reside ciertamente en Francia, por no haber podido vivir en España, pero no tiene la nacionalidad francesa, que nunca ha solicitado, a pesar de las dificultades de su situación. En Francia, es apátrida. Así lo declara expresamente el Tribunal Supremo de Francia en Sentencia de 13 de Abril de 1932.

    6. Don Carlos Hugo tuvo que prestar el servicio militar en Francia. Pero no podía alegar el «ius sanguinis» de su padre, porque éste formalmente no era español; y, habiendo nacido en Francia, le era de aplicación el «ius soli», como sucede en la Ley española.

    Hoy no se puede andar por el mundo sin constar inscrito en un Registro público, y esta situación –forzada por el destierro, no voluntaria– comporta indeclinables obligaciones, como la referida.

    Lo que no se dice en la contestación es que el hermano menor de Don Carlos Hugo, el Príncipe Don Sixto, se alistó voluntariamente en la Legión, para prestar el servicio militar en España, pero no se le dejó terminar el período de duración de su compromiso, y se le dijo de baja a los once meses de estar en filas. Esta acción del Príncipe Don Sixto motivó que fuese declarado prófugo en Francia, a donde no puede regresar, viviendo actualmente en Portugal.

    7. El argumento de que los Príncipes de la Dinastía Carlista son extranjeros, no es nuevo. En 1887, el Gobierno de Sagasta dirigió al Canciller de Chile, a través del Embajador español en aquel país, y con motivo de la visita efectuada al mismo por Don Carlos VII, una nota en la que, entre otras cosas, se decía:

    «Que Don Carlos de Borbón y Este es extranjero en España. Que no es ni ha sido nunca Infante de España, ni tiene título oficial nobiliario concedido por los Reyes de España, ni honores ni condecoraciones españolas de ningún género».

    Hoy, en cambio, la perspectiva histórica posterior al Alzamiento Nacional, ha permitido al Gobierno reconocer la condición española de la Dinastía Carlista, como se hace por dos veces en la contestación al referirse a Don Alfonso Carlos como Representante de aquélla, con poder de convocatoria en nombre de la Patria.

    8. El Gobierno formula unas preguntas sobre los vínculos y títulos de la Familia Borbón Parma para ocuparse del futuro de España. En realidad, estos interrogantes quedaron previamente satisfechos en nuestro escrito de interpelación, al que nos remitimos, lamentando que en la contestación se haya omitido toda alusión a ella.

    La designación por Don Alfonso Carlos, Rey de la Dinastía Carlista, de Don Javier como Regente de la misma (23 de Enero de 1936); el claro deseo de que sobre su persona recayese la sucesión de la Dinastía Carlista (10 de Marzo y 6 de Abril de 1936); la directa intervención de Don Javier en la preparación y en la orden para el Alzamiento Nacional; su nombramiento, por Don Alfonso Carlos, como General de División del Ejército Carlista (5 de Agosto de 1936); y tantos y tantos hechos más, son títulos más que justificativos de su actuación política y de su vinculación a la causa de España. Y todo ello abona la razón y justicia del reconocimiento de la nacionalidad, que si se solicitó por un procedimiento excepcional es porque las circunstancias del caso también son excepcionales.

    9. Por último, ratificando todos estos hechos, queda el notorio y terminante de la adscripción de Don Javier de Borbón Parma y sus hijos a unos Principios de Monarquía Tradicional, católica, social y representativa, que es eficaz garantía del significado que la Monarquía española tendría en su Persona.

    Hemos deseado ser breves, pero las puntualizaciones requerían esta relativa extensión.

    Muy agradecidos a la atención que nos ha prestado con la lectura de esta carta, le saludan cordialmente,




    José Ángel Zubiaur

    Auxilio Goñi

    Antonio Arrúe

    Manuel María Escudero
    Última edición por Martin Ant; 01/04/2019 a las 19:36

Página 2 de 2 PrimerPrimer 12

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Carta de la Princesa de Beira al Rey legítimo Juan III
    Por Martin Ant en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 13/07/2019, 16:00
  2. El Rey Don Javier I.
    Por Tradición. en el foro Tablón de Anuncios
    Respuestas: 15
    Último mensaje: 21/05/2017, 15:32
  3. Respuestas: 82
    Último mensaje: 03/08/2014, 19:46
  4. Respuestas: 1
    Último mensaje: 13/07/2012, 11:26
  5. En defensa del Rey Legítimo (por un botifler anacrónico)
    Por Hyeronimus en el foro Regne de Valéncia
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 24/11/2011, 18:52

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •