Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 2 de 5 PrimerPrimer 12345 ÚltimoÚltimo
Resultados 21 al 40 de 82

Tema: Trump reconoce Jerusalén como la capital de Israel

  1. #21
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,947
    Post Thanks / Like

    Re: Trump reconoce Jerusalén como la capital de Israel

    Siempre que se habla de crisis mirando hacia Oriente, se hace referencia a los problemas entre palestinos y judíos, o al fracaso americano en la guerra de Siria, o los problemas en Irák, así como algunos otros. No solemos caer en el detalle de que quien mantiene "informada" a la población es la Prensa o, si se prefiere, los medios de comunicación de masas que, siempre buscarán la inmediatez de la noticia, y el beneficio que de ésta se deriva. El principal escollo muchas veces es precisamente esa abundancia de noticias tan seguidas, no olvidemos que los medios se valen de las agencias de prensa a las que les están llegando noticias continuamente y a gran velocidad. Conocer a fondo un tema se convierte así en un problema, o casi en un sacrificio de alguien con sumo interés. De este modo podemos llegar a la cuestión de que si el problema palestino-israelí azuza las tensiones en Oriente Medio, ¿qué pasa con la situación global de los países islámicos? Pues vamos a ver qué nos cuentan en el siguiente artículo de fondo, y hay a quienes les va a gustar lo que en él se dice, pero aquí yo trato de dar objetividad al tema, no emotividad e ideología.



    La crisis del mundo islámico

    WILLIAM PFAFF



    Unidos por el Corán y la lengua árabe, la civilización islámica vive una interminable crisis de carácter político y religioso. Resolverla está en manos de los países musulmanes. La intervención externa solo ha servido para frustrar cualquier intento de solución interna.

    Desde la caída del Imperio Otomano tras la Primera Guerra mundial, la civilización islámica árabe atraviesa una profunda crisis que solo habrá de resolverse desde dentro. Esta crisis es de carácter tanto político como religioso, y podría compararse a la vivida en Europa durante la guerra de los Treinta Años, que terminó en 1648 con la Paz de Westfalia. Estos supusieron la aparición de un nuevo sistema de Estados soberanos nacionales y, en el ámbito religioso, allanó el camino para la aceptación del principio cuius regio, eius religio, fijado por la Dieta de Augsburgo en 1555. A grandes rasgos, puede decirse que ambos instrumentos legales se han respetado en Occidente hasta hoy, excepción hecha del siniestro interludio totalitario del siglo XX.

    Ni la aparición inesperada del que se ha autoproclamado nuevo Califato Islámico, ni las atrocidades que demuestran su poder e impiedad, ni su objetivo declarado de recuperar una edad del islamismo deberían ser considerados fenómenos nuevos en la historia del imperialismo y del posimperialismo. Que últimamente el debate en los círculos europeos y estadounidenses haya girado en torno a lo qué hacer (o no hacer) con respecto al Estado Islámico (EI) revela hasta qué punto, sorprendentemente, se ignora la Historia y se insiste en no reconocer las continuadas futilidades y fracasos de Occidente a la hora de imponer su voluntad más allá de sus fronteras. Este nuevo movimiento que llama a recuperar el poder perdido y la gloria pasada del islam es, en realidad –y por poco convincente que parezca esa aspiración–, la última etapa de la crisis que aqueja a la civilización árabe musulmana desde su desmembración tras la derrota del Imperio Otomano, la última manifestación política de un islam unido.



    La vuelta al pasado

    Nos repiten una y otra vez que para entender el presente debemos estudiar el pasado, pero en la práctica rara vez lo hacemos con amplitud de miras. En varias ocasiones se han alzado movimientos populares radicales que exigían devolver a alguna sociedad fragmentada y culturalmente consternada su Edad de Oro: ocurrió dos veces en la China del siglo XIX (las rebeliones Taiping y de los bóxers), en India (el llamado motín de los cipayos de 1857) y en el Sudán colonial (donde el mahdi Mohamed Ahmed, mesiánico purificador del islam, tomó Jartún en 1885 y asesinó al general Charles Gordon). Estos son solo dos de los ejemplos más relevantes de insurrecciones contra el poder imperial.

    Se trata de un fenómeno que apareció en el África poscolonial, cuando los practicantes de religiones animistas se propusieron capturar o emular el poder de la religión imperial para escapar de la explotación. Un fenómeno que sigue dándose en su forma más primitiva. ¿Qué, si no, son el terrible Ejército de Resistencia del Señor de Uganda u otros fenómenos radicales, como Boko Haram, clasificados por los gobiernos europeos simplemente de “terroristas”? Su poder reside en que los inspiran determinadas interpretaciones, a veces perversas, de la religión.

    Tales fenómenos son, en su totalidad, expresión del problema quizá más recurrente de la historia: la búsqueda de la “clave del Milenio”, común a sociedades tanto sencillas como sofisticadas desde los tiempos más remotos. Por ejemplo, ¿qué diríamos que es (y sigue siendo, en ciertas formas fragmentadas) el comunismo? El comunismo propuso un método para alcanzar las promesas hechas por la Internacional Comunista y varios gobiernos, entre ellos el soviético: el Gran Día, en que la virtud quedaría encarnada en una futura felicidad permanente y en una condición humana transformada, el Gran Día en que se recuperaría un pasado glorioso que traería la justicia y la dicha a los pueblos afligidos. Es decir, una religión secular.

    Estamos pues ante un fenómeno moderno. En Occidente, durante la Edad Media, se consideraba que el paraíso prometido existía más allá del tiempo y que solo abriría sus puertas después de que la llegada del Mesías acabara con el dolor de la existencia terrena. El nuevo milenio marcaba el final de una era secular, tras el cual se agotaría la historia de la humanidad y daría comienzo el milenio de reinado celestial, tal y como prometió el Libro de las Revelaciones. El marxismo fue la traducción secular de esa promesa religiosa, promulgada por nuevos profetas: el propio Marx, Engels o Mao. Hacía falta una promesa laica, porque Dios había perecido a manos de la Ilustración europea. Pero esta no es la visión del islam. El emir Abu Bakr al Baghdadi, supuesto nuevo califa del islam, espera que se cumplan las promesas del profeta Mahoma que, como las de la cristiandad, son intemporales.

    El Califato Islámico anunció su nacimiento en agosto de 2014 y se proclamó dispuesto a atacar a Occidente y en especial a Estados Unidos y a sus heréticos aliados árabes: el Estado de Irak, chií y sometido a la política estadounidense, y Arabia Saudí, que afirma su superioridad en virtud de su ideología propia, el wahabismo. En el seno del islam, el conflicto entre suníes y chiíes se enrarece y extiende, promovido por los Estados islámicos más grandes y poderosos, como los suníes Arabia Saudí y Catar o el chií Irán, entre otros. Todos ellos proveen energía a Occidente. En Oriente Próximo se están librando actualmente muchas guerras, pero todas se confinan casi exclusivamente a sociedades islámicas y su origen está principalmente en antiguas disputas religiosas en torno a la doctrina del Profeta, siendo secundarias las motivaciones políticas o geopolíticas. Es mejor dejarlo estar.

    ¿Por qué los políticos de la oposición en EE UU se empeñan en que Barack Obama saque músculo yendo de nuevo a la guerra? ¿Por qué el presidente se ha sometido a ese chantaje fronteras adentro? Tanto Irak y Siria (que libran guerras civiles) como Hezbolá (que lucha contra Israel, los rebeldes suníes y los mandatarios alauitas de Siria) han demostrado ya que saben enseñar los dientes a sus enemigos.

    Los únicos en fracasar recientemente han sido los militares iraquíes, tras una década de entrenamiento militar estadounidense: sin duda, la causa está en la incapacidad del gobierno iraquí para sembrar lealtades y alimentar el nacionalismo que vincula un ejército al Estado y al pueblo que debe defender. Se trata, así pues, de un fracaso político, consecuencia de la miope demolición que el gobierno de George Bush hijo perpetró contra el Irak secular anterior a 2003.

    Lo que quedó de las dos guerras

    La crisis que actualmente atraviesan los países árabes se inició tras la Gran Guerra, cuando los vencedores, es decir, los principales poderes imperiales europeos de entonces, dispusieron como quisieron de los despojos del Imperio Otomano. Su nuevo instrumento legal, la Sociedad de Naciones, les permitía crear mandatos y supervisar las nuevas monarquías y demás autoridades territoriales reconocidas por los acuerdos firmados en la posguerra. No obstante, los pueblos del islam no cejaron en su empeño de reunirse: pese a sus diferencias teológicas, los unía el Corán y la lengua árabe, en la que está escrito ese libro sagrado y en la que se lee aún hoy. El sistema otomano que había reemplazado a los grandes califatos árabes fue destruido a finales del siglo XIX y principios del XX, primero debido a la resistencia ofrecida en los territorios eslavos del imperio y, a continuación, por la colisión contra la Europa moderna e industrializada, en la Primera Guerra mundial. El desafío intelectual y teológico que había planteado la Ilustración europea influyó inevitablemente a los pensadores islámicos y dieron curso a las corrientes reformistas del movimiento de los Jóvenes Turcos en el seno del Imperio Otomano.

    Después de 1918, el intemporal Egipto (islámico pero no árabe) siguió siendo una monarquía, aunque bajo protectorado británico. Persia, otra antigua monarquía independiente ajena al mundo árabe, cayó también bajo la égida informal de Reino Unido, tras el descubrimiento en el siglo XIX de petróleo, necesario para el funcionamiento de la Royal Navy. Los tronos de Siria, Irak y Transjordania fueron ocupados por monarcas árabes hachemitas (en Irak reinó Faisal, quien encabezó la revolución árabe con T. E. Lawrence, alias Lawrence de Arabia, como consejero militar y fue en un principio coronado rey de Siria, hasta que las autoridades coloniales francesas lo apartaron del poder).

    Ambos Estados eran mandatos de la Sociedad de Naciones, bajo control francés y británico respectivamente, al igual que Palestina que –como es bien sabido– se transformó asimismo en Mandato Británico, sin previsión de cumplir la promesa hecha durante la guerra de establecer en ella la “patria del pueblo judío”, a condición de que se reconociesen los derechos de las comunidades no judías de Palestina, como especificaba la Declaración Balfour.

    Lo que en ese tiempo era la Arabia tribal estaba siendo tomada progresivamente por el purista movimiento wahabí, encabezado por Ibn Saud. Sus territorios conquistados fueron proclamados independientes por Arabia Saudí en 1926, mientras que el actual Yemen se mantuvo bajo poder tribal. Los gobiernos coloniales europeos estaban acostumbrados a gobernar a pueblos “menores” en ultramar, más allá de las fronteras continentales, creyendo siempre actuar en el interés propio y el de los pueblos gobernados. Lo hicieron bajo la autoridad incontestable de la “comunidad internacional” (como llamaríamos hoy a aquella Sociedad de Naciones), destruyendo todas las expectativas que los pueblos árabes tenían de una independencia unitaria y real.

    Las nuevas monarquías de Irak y Siria cedieron a los movimientos militares nacionalistas de las décadas de los veinte y los treinta. El partido panárabe Baaz, de espíritu modernizador y laico, terminaría tomando el poder en ambos países, y se vería influido por los cristianos libaneses, que temían encontrarse aislados en el seno de un nuevo país panárabe musulmán. Quien más cerca estuvo del ideal panárabe (la fundación de una nación árabe única) fue el coronel egipcio Gamal Abdel Nasser, quien en 1953 aplicó una interpretación árabe del socialismo y consiguió unir efímeramente Egipto, Siria y Yemen (el antaño Reino de Saba). Los Hermanos Musulmanes (fraternidad fundada en Egipto en 1928, a la que Nasser se opuso) fueron y siguen siendo un movimiento panárabe, radical y sectario, con múltiples manifestaciones y, probablemente, mucho futuro por delante, pese a su derrota en Egipto.

    Tres décadas después del armisticio de la Primera Guerra mundial, la entonces joven Organización de las Naciones Unidas, institución occidental dominada tanto entonces como ahora por EE UU, dividió el Mandato Británico de Palestina para crear la Patria Nacional Judía prometida por el gobierno británico a través de la Declaración Balfour, en noviembre de 1917. Nace así un conflicto permanente con los palestinos que poseían esos territorios. Desde entonces, no han dejado de luchar los sionistas respaldados por EE UU y los árabes que habitaban Palestina. Este conflicto ha obrado transformaciones políticas y psicológicas en la conciencia comunitaria árabe y ha desenterrado sensibilidades y el recuerdo de las Cruzadas, de los grandes califatos y del periodo otomano, cuando los árabes dominaron la Europa balcánica, desde Grecia hasta Viena. En ambos bandos, el conflicto palestino se ha convertido en una lucha “existencial”, tomando prestado el adjetivo utilizado por los políticos israelíes. Quien pierda, muere.

    Los árabes emergieron de la Segunda Guerra mundial bajo el control de las mismas potencias coloniales y la influencia de la ONU, la nueva autoridad global patrocinada por los estadounidenses. Las iniciativas de independencia árabes de la posguerra buscaban unir a los árabes, pero fracasaron en su totalidad: la guerra contra la división de Palestina y la creación de Israel, el socialismo árabe del coronel Nasser, el partido laico Baaz en Siria e Irak, las iniciativas religiosas como los Hermanos Musulmanes. En su lugar, se dieron una serie de conflictos civiles e interestatales en los que EE UU terminaba por intervenir, inútilmente, tratando de imponer órdenes políticos prooccidentales en toda la región. Podría pensarse que las consecuencias de esos conflictos habrían enseñado a Occidente una dura lección, pero no ha sido así.

    En este clima político de fracaso, marcado por el nacionalismo árabe y la aparente irresolubilidad del conflicto israelo-palestino, EE UU determinó que debía ser capaz de imponer un nuevo orden. Tal realidad era implícita a la política general estadounidense, tanto durante la guerra como en la posguerra. En Oriente Próximo debían cumplirse dos objetivos en el ámbito de la política exterior. El primero era garantizar el acceso de EE UU a la energía. Durante la guerra, dichas garantías quedaron consignadas en el acuerdo firmado entre Franklin Roosevelt y la Arabia de Ibn Saud, en virtud del cual los estadounidenses brindarían protección a Arabia Saudí a cambio de petróleo, directamente. El segundo objetivo era solucionar el problema israelo-árabe. Si Washington hubiese querido imponer una solución en la década de los cincuenta, a saber, la creación de dos Estados permanentes bajo los auspicios de EE UU, esa parte del mundo se habría ahorrado 60 años de guerra, tanto abierta como encubierta. Pero no fue así, e Israel vio refrendados sus ímpetus sionistas más esenciales, que planteaban tomar la totalidad de Tierra Santa sin importar el coste para los palestinos, a los que, en un primer momento, la propaganda israelí tildaba de “insignificante grupo de tribus nómadas”. La administración estadounidense se vio obligada, por las presiones internas, a defender invariablemente las consecuencias de aquella ficción.
    En 1951 emergió otro obstáculo para el éxito de EE UU en Oriente Próximo: el primer ministro iraní, el populista Mohamed Mussadeq, nacionalizó las inversiones petroleras británicas contra la voluntad del sah. Este terminó exiliándose, pero en 1953 un golpe de Estado nacido de la agitación popular y espoleado por los servicios secretos británico y estadounidense le devolvió el trono. El gobierno de Richard Nixon lo ungiría más tarde como aliado de EE UU y guardián del orden en la región del Golfo. No obstante, en 1979, tras otro periodo de desórdenes internos, se vio obligado a huir debido a otra intentona golpista por parte de fundamentalistas chiíes. El secuestro de personal diplomático estadounidense supuso un varapalo para el gobierno de la superpotencia. Desde este acontecimiento, la política estadounidense está marcada por la enemistad hacia Irán.

    La consecuencia más importante de aquellos hechos fue el ataque perpetrado por Irak contra Irán a raíz de conflictos territoriales, pero con el beneplácito implícito de EE UU. La guerra duró ocho años y fue una carnicería comparable a la de la Primera Guerra mundial. En 1990 Irak invadió Kuwait –territorio también reclamado– y una coalición liderada por los estadounidenses devolvió la libertad al pequeño país y su petróleo tras la entonces llamada guerra del Golfo. EE UU había resuelto mantener bases permanentes en Arabia Saudí, pese a la objeción árabe de levantar instalaciones militares junto a los lugares sagrados del islam. Tras los ataques del 11-S contra Nueva York y Washington, el movimiento Al Qaeda, integrado por saudíes, declaró explícitamente que mediante sus actos la ira de Alá castigaba las blasfemias de EE UU en Oriente Próximo. El presidente Bush contestó entonces que los yihadistas de Al Qaeda eran el “mal” personificado.

    Las invasiones estadounidenses de Afganistán y el Irak árabe azuzaron el deseo de vengar los ataques del 11-S. Quedaron justificadas aquellas por una ficción, la supuesta existencia de armas de destrucción masiva de Irak, y por la interesada quimera estadounidense de “democratizar” esas dos sociedades y, en última instancia, el resto de Estados islámicos árabes y centro*asiáticos, potenciales nodos de un sistema liberal regional dominado por Washington.



    EE UU: fracaso tras fracaso

    El “nuevo Oriente Próximo” fundado por la OTAN a finales de 2003 ha fracasado flagrantemente, pero sigue siendo una aspiración del expansionismo visionario de algunos políticos estadounidenses neoconservadores (el último ejemplo de esta política ha sido el intento frustrado de atraer Ucrania al seno de la OTAN). La secretaria de Estado del gobierno de Bush hijo, Condoleeza Rice, escribió en Foreign Affairs (julio-agosto de 2008) las siguientes palabras: “La construcción de Estados democráticos es hoy un punto prioritario en nuestra agenda nacional y es reflejo de una actitud realista, inconfundiblemente estadounidense, que nos empuja a creer que el cometido de nuestro país es cambiar el mundo a su imagen y semejanza”. El 11 de septiembre de 2014, Vali R. Nasr, eminente director de la School of Advanced International Studies de la Universidad Johns Hopkins, opinaba así en The New York Times: “EE UU debe recabar en Oriente Próximo apoyos para la redistribución de poderes y la construcción nacional”. Ha transcurrido una década de fracasos pero ese gran designio no ha cambiado.

    El presidente Obama ha declarado que el yihadismo del nuevo EI es en sí mismo una encarnación del mal que debe ser anulada y destruida. Los dos bandos enfrentados en esta reinterpretación de la “guerra contra el terror” lanzada por Bush –a saber, judíos y cristianos de Occidente de un lado y enemigos árabes de otro– se consideran “pueblos del Libro” y descendientes del profeta Abraham. En su fuero interno, no obstante, se han convertido en ejecutantes del apocalíptico destino descrito en el Libro del Génesis. Muchos evangélicos y protestantes estadounidenses se han convencido de que la política exterior estadounidense actual no puede entenderse sino en ese contexto.

    El principal obstáculo para el éxito de esta nueva guerra de Washington en Oriente Próximo lo pone el hecho de que el modelo político estadounidense ni convence ni merece el respeto en los países de la región. Además, las políticas de EE UU no han tenido ningún éxito. Su actitud desde los ataques de radicales islámicos en 2001 contra Nueva York y el Pentágono ha socavado o subvertido deliberadamente instituciones encargadas de guardar el orden internacional, que en el pasado disfrutaban del apoyo incondicional de EE UU. Los códigos morales y de justicia internacionales, desarrollados por la comunidad occidental desde el siglo XVII, eran rechazados o ignorados cuando se creía conveniente, y EE UU exigía que se le eximiera de cumplir el Derecho Internacional, incluso de respetar normas relativas a los derechos humanos y la soberanía nacional, hasta hace poco aceptadas internacionalmente.

    Así pues, la política exterior estadounidense se ha visto despojada de un elemento fundamental, un cimiento moral que originalmente se daba por supuesto. La asimilación de las modernas influencias, valores y prácticas de carácter totalitario, que caracterizan la política exterior de EE UU desde 2001, ha llevado a la justificación de asesinatos de Estado, matanzas selectivas a cargo de drones, incumplimiento de los procedimientos legales o tortura y reclusión incondicional sin juicio. Los mandatarios estadounidenses justificaban todo ello en el ámbito de un conflicto que no era guerra de religiones como tal, sino de absolutismos: uno, religioso; el otro, el nuestro, una cultura política de ensimismados y radicales nacionalismos milenaristas.



    Forzar el choque de civilizaciones

    Recuerdo la hipótesis que Samuel Huntington presentó al final de su carrera intelectual, según la cual la próxima guerra mundial será una guerra de religiones más que de Estados. Quien escribe desestimó en su día tal especulación, tildándola de proyección simplista de lo vivido en el siglo XX y de las típicas ideas estadounidenses sobre política exterior durante la década de los noventa, fundamentalmente promovidas por los agresivos neoconservadores islamófobos de Washington.

    La implausibilidad de esa teoría es puesta de relieve por el argumento de que China (al parecer considerada ya por Washington el enemigo del futuro) formaría parte de una “conexión militar confuciano-islámica […] que contrarrestaría el poder militar occidental”. Una alianza que, de existir, no sería de mucha utilidad para China, nación con una minoría musulmana exigua y dispersa que no suma más del tres por cien de su población. El gigante asiático apenas sacaría provecho involucrándose en los conflictos entre Washington y el mundo musulmán.

    El principal efecto de la hipótesis de Huntington cuando esta saltó a la palestra fue el incremento de los prejuicios antiárabes en EE UU, especialmente entre los amigos de Israel. Ello contribuyó a un ambiente político que hacía parecer inevitable la venganza pergeñada por la administración Bush tras los atentados del 11-S. Las teorías de Huntington tuvieron una influencia incluso mayor en los círculos intelectuales islámicos y entre los gobiernos árabes, debido a que era profesor de la Universidad de Harvard. El prestigio de Huntington, considerado el decano de los expertos estadounidenses en ciencia política (especialidad que en ese país alcanzó su madurez en la década de los treinta con el movimiento conductista), le ha convertido en una de las principales influencias académicas en Washington. ¿Proponía Huntington un ataque occidental contra el mundo musulmán? No: el artículo apareció en 1993, dos años después del ataque conjunto contra Irak debido a la ocupación de Kuwait; 10 años después se lanzarían la invasión de Irak británico-estadounidense y la guerra global contra el terror.

    Si bien la alianza militar chino-árabe a duras penas tiene visos de realidad hoy, las hipótesis de Huntington sobre una nueva guerra religiosa han sido tomadas en serio en algunos círculos desde los atentados del 11-S, debido al auge de los partidos islamistas y la nueva yihad. Este año, a los pocos días de su proclamación como califato, desde el Congreso de Washington y los think tanks se comenzó a exigir obcecadamente el ataque contra el EI (al que también se le conoce por el acrónimo árabe Daesh). No se hicieron esperar tampoco las críticas a Obama por su renuencia inicial a actuar.

    ¿Cuál es la razón? Las intervenciones anteriores en Oriente Próximo se habían probado fútiles y perjudiciales para ambos bandos. En efecto, EE UU ha intentado erigirse en oligarca del moderno mundo árabe islámico, librando guerras y ordenando invasiones cuyo efecto real ha sido el enrarecimiento político de una grandísima parte de los árabes de Oriente Próximo y la justificación de una venganza que tanto el pueblo como sus líderes desean ver culminada. Obama se presentó a la presidencia con la promesa de poner fin a dos guerras, un trabajo que aún no ha rematado. Ahora, no obstante, trata de responder a las mofas y crímenes mediante los cuales el EI desea arrastrar a EE UU a una venganza aún más mortífera, lo cual justificaría, a su vez, las propias acciones y ambiciones del grupo terrorista.



    Una guerra en la civilización islámica

    Esta es una guerra que fundamentalmente se desarrolla en el seno de la civilización islámica, por causas religiosas, ideológicas y políticas que tienen su raíz en esa misma sociedad. Se suman a dichas causas provocaciones externas que perduran en el tiempo. Solo podrá ponerse fin a esta guerra desde dentro de esa civilización.

    Lo que menos hace falta es otra intervención militar extranjera. La primera de las intervenciones imperialistas posteriores a 1918, encabezada por Reino Unido y Francia, hizo añicos la unidad árabe islámica que había existido en el último periodo otomano, cuando la Sublime Puerta era una superpotencia tanto europea como mediterránea. Las potencias europeas parcelaron la región durante el periodo de entreguerras y las intentonas posteriores a la Segunda Guerra mundial de recrear el ideal visionario de la nación árabe única se vieron definitivamente frustradas.

    Los intentos estadounidenses de hacer del sah su ministro plenipotenciario y de Persia su principal agente en Oriente Próximo terminaron por crear un Irán fundamentalista, el principal enemigo de EE UU en la región. Las invasiones estadounidenses contra el régimen talibán en Afganistán y el Irak suní convirtió ambos países en regímenes títeres, arruinados y corruptos. Más tarde ocurriría lo mismo en Yemen y Libia. Podría pensarse que cualquier nueva estrategia estadounidense en Oriente Próximo será universalmente tachada de locura, incluso en Washington. Todas las anteriores no han traído sino destrucción y un fervoroso odio contra EE UU en gran parte –quizá la mayor parte– del mundo islámico. Tal vez sea responsable del “nuevo califato”. Washington se ha autoproclamado otra vez líder de una nueva intervención militar, un predecible fracaso en el que decenas o cientos de miles de personas, quizá millones, podrían encontrar la muerte de prolongarse indefinidamente en el tiempo.

    La monarquía saudí y EE UU, en su calidad de patrocinadores de lo que queda del Estado iraquí, se presentan como defensores del potencial sucesor de los grandes poderes suníes, a saber, el EI, proclamado nuevo Califato Islámico que exige implícitamente el derecho a poseer los santos lugares del islam.

    Coaligándose con EE UU para luchar contra el recién aparecido califato, Arabia Saudí y el resto de sus socios árabes reconocen de nuevo su dependencia de un poder forastero intervencionista a la hora de defender su propia integridad. El reino saudí admite, así pues, que no tiene la capacidad de devolver al mundo árabe la unidad e integridad que poseía durante el periodo otomano, evocando a su vez la capitulación en el siglo XX ante el imperialismo y la división impuesta por las potencias europeas. Arabia Saudí no quiere ni puede restablecer la unidad del pasado, cometido al que se ha entregado en cuerpo y alma el bárbaro movimiento suní, sea cual sea el peaje a pagar por el islam como civilización.

    Rara vez se leen comentarios sobre hasta qué punto las ideologías políticas laicas posteriores a la Ilustración resultaban intrínsecamente inverosímiles, incluso absurdas y contrarias al sentido común, cuando no totalmente inalcanzables o siniestras: ideas que iban desde el utópico paraíso obrero o la “revolución perpetua”, al dominio nazi del mundo y el exterminio de los racialmente distintos, pasando por el armonioso reino económico en el que el mercado se autocorrige y crece ad infinítum, la reordenación de la civilización islámica o el dominio global de los más poderosos y la opresión del resto, lo que empujaría al hombre al cultivo de sus instintos más atrasados y crueles.

    Marx dijo que la historia no planteaba problemas que no fuese capaz de resolver ella misma. Supongo que llevaba razón en el sentido de que todos los problemas de la historia en última instancia se resuelven de un modo u otro. Esto, no obstante, no es excusa para la locura ni consuelo para quienes sufren sus consecuencias.
    La crisis del mundo islámico
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  2. #22
    Avatar de Kontrapoder
    Kontrapoder está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    29 mar, 05
    Mensajes
    3,142
    Post Thanks / Like

    Re: Trump reconoce Jerusalén como la capital de Israel

    Amigos, no tengo tiempo para participar, pero me gustaría pediros que no peleemos por esto. Cada uno puede tener su postura en la pugna Israel-Palestina. Pertenece al terreno de opinable. Lo que trataba de decir es que, independientemente de la postura que se tenga, no creo que la medida de Trump contribuya a pacificar la zona. Así lo ha señalado el Papa, pero así lo han señalado también los representantes de las diversas iglesias cristianas en Tierra Santa, incluidos católicos, ortodoxos, luteranos y coptos:

    TIERRA SANTA - EEUU Iglesias de Tierra Santa: ‘daños irreparables’ si cambia el estatus de Jerusalén

    ÁFRICA/EGIPTO- Iglesia copta: El traslado de la embajada de EE.UU a Jerusalén es un riesgo para la estabilidad global - Agenzia Fides


    Y parece que todos los gobiernos coinciden en señalar que puede ser una medida peligrosa. No se ve cuál puede ser el beneficio.

    No critico a las personas que, como Valmadian, tengan simpatía por el bando israelí y obren de manera consecuente. Como decía, lo considero dentro de lo opinable, aunque crea que es un error. Sí critico a los que alardean de antisionistas --hasta el punto de que lo usan como arma arrojadiza-- y hablan todo el rato de la "conspiración judía" pero luego apoyan medidas como ésta de Trump, en un continuo juego de malabares con el que consiguen engañar a mucha gente. Es el caso de muchos ideólogos del sector patriótico o del trol que últimamente me acusaba de proteger a Israel sólo por hablar de la injerencia rusa en Cataluña.

    Por otra parte, quisiera aclararle a Valmadian que no tengo ninguna animadversión contra el pueblo judío y ni siquiera contra los israelíes, pues de hecho entiendo que a los judíos que llevan allí asentados durante varias décadas no se les puede mandar a ninguna parte. Entre mis autores de cabecera tengo a varios judíos; precisamente dos de estos judíos han tratado el tema del fascismo con una meritoria imparcialidad que no encuentro en ningún otro autor. Y además soy muy crítico con todo esto de la "conspiración judía", que pienso que sólo ha servido para desviarnos del verdadero problema. Es verdad lo que Valmadian dice de que los judíos son originarios de allí; lo que pasa es que por diversos avatares fueron expulsados de allí hace siglos y entonces, al retornar allí de golpe y en masa, en los años 20-40, se produce un choque con los palestinos que allí habitaban. Con lo que estos últimos se tienen que marchar y se desparraman por Oriente próximo y por todo el mundo, lo que resulta una fuente constante de inestabilidad. Por lo tanto, urge solucionar el problema de manera pacífica y pienso que la decisión de Trump no contribuye a ello.

    Los palestinos son racialmente lo mismo que los judíos originarios de esas tierras; lo único que profesan la religión musulmana y, en menor medida, la cristiana. Hay algunos judíos que no son originarios de allí sino de países del este. No tiene mucho sentido que judíos rusos o polacos emigren a Israel mientras se tienen que marchar los palestinos, que comparten orígenes raciales con los judíos sefardíes y llevan viviendo allí desde hace siglos. De la misma manera que no fue bueno expulsar a los judíos hace siglos, no es bueno que ahora tengan que emigrar muchos palestinos. Y aunque sea sólo por un interés egoísta, no nos interesa que eso suceda, por lo que debemos procurar una solución del problema que dañe lo menos posible a las partes implicadas.

    Finalmente, aunque se simpatice más con Israel, creo que se debe tener en cuenta que este último país mantuvo una neutralidad un tanto hostil en lo que respecta al separatismo catalán, mientras que el Presidente de Palestina mostró un franco apoyo a la unidad de España. Aunque caigan mal los palestinos por las razones que sean, creo que se debería valorar esto.
    Última edición por Kontrapoder; 10/12/2017 a las 03:26
    raolbo dio el Víctor.
    «Eso de Alemania no solamente no es fascismo sino que es antifascismo; es la contrafigura del fascismo. El hitlerismo es la última consecuencia de la democracia. Una expresión turbulenta del romanticismo alemán; en cambio, Mussolini es el clasicismo, con sus jerarquías, sus escuelas y, por encima de todo, la razón.»
    José Antonio, Diario La Rambla, 13 de agosto de 1934.

  3. #23
    Avatar de Rodrigo
    Rodrigo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 dic, 06
    Mensajes
    2,244
    Post Thanks / Like

    Re: Trump reconoce Jerusalén como la capital de Israel

    Cita Iniciado por Kontrapoder Ver mensaje
    Es verdad lo que Valmadian dice de que los judíos son originarios de allí; lo que pasa es que por diversos avatares fueron expulsados de allí hace siglos y entonces, al retornar allí de golpe y en masa, en los años 20-40, se produce un choque con los palestinos que allí habitaban. Con lo que estos últimos se tienen que marchar y se desparraman por Oriente próximo y por todo el mundo, lo que resulta una fuente constante de inestabilidad. Por lo tanto, urge solucionar el problema de manera pacífica y pienso que la decisión de Trump no contribuye a ello.
    Sería más preciso decir que fueron expulsados de allí hace milenios (dos, en concreto). Como pueblo (aunque yo soy de los que sostienen que los judíos más que un pueblo son una religión) los judíos tendrían el mismo "derecho" a reclamar esa sagrada tierra que el que podrían tener los tunecinos (como descendientes de los cartagineses) a reclamar España, por poner un ejemplo comparable.

    Cita Iniciado por Kontrapoder Ver mensaje
    De la misma manera que no fue bueno expulsar a los judíos hace siglos, no es bueno que ahora tengan que emigrar muchos palestinos. Y aunque sea sólo por un interés egoísta, no nos interesa que eso suceda, por lo que debemos procurar una solución del problema que dañe lo menos posible a las partes implicadas.
    Eso de que no fue bueno expulsar a los judíos hace siglos no es lo que ha enseñado siempre la Iglesia. La Iglesia siempre dijo que Dios se había servido de los romanos para expulsar a los judíos de la Palestina como castigo por el deicidio que cometieron. Pero es que incluso los judíos religiosos han sido contrarios al sionismo (y buena parte de ellos lo siguen siendo), ya que consideran que es el Mesías el que les debe devolver la tierra de promisión y que por tanto deben vivir en la diáspora y no debe existir un Estado judío antes de la llegada del Mesías.

    El Estado de Israel resulta ser un Estado (colonia) creado para personas vinculadas a una religión falsa por individuos que no creen en dicha religión falsa. Es algo totalmente insólito en la historia. ¿Cómo resolver el entuerto? Esa es otra cuestión. Opino que el nuevo statu quo no se puede obviar, pero aquí hay claramente culpables y víctimas de la situación.
    Última edición por Rodrigo; 10/12/2017 a las 04:53
    ReynoDeGranada, Vainilla y César Ignacio dieron el Víctor.
    Militia est vita hominis super terram et sicut dies mercenarii dies ejus. (Job VII,1)

  4. #24
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,947
    Post Thanks / Like

    Re: Trump reconoce Jerusalén como la capital de Israel

    Cita Iniciado por Kontrapoder Ver mensaje
    Amigos, no tengo tiempo para participar, pero me gustaría pediros que no peleemos por esto. Cada uno puede tener su postura en la pugna Israel-Palestina. Pertenece al terreno de opinable. Lo que trataba de decir es que, independientemente de la postura que se tenga, no creo que la medida de Trump contribuya a pacificar la zona. Así lo ha señalado el Papa, pero así lo han señalado también los representantes de las diversas iglesias cristianas en Tierra Santa, incluidos católicos, ortodoxos, luteranos y coptos:

    TIERRA SANTA - EEUU Iglesias de Tierra Santa: ‘daños irreparables’ si cambia el estatus de Jerusalén

    ÁFRICA/EGIPTO- Iglesia copta: El traslado de la embajada de EE.UU a Jerusalén es un riesgo para la estabilidad global - Agenzia Fides
    La medida "per se" que ya se ha explicado puede no ser la más diplomática. De hecho es una total anomalía que la mayoría del cuerpo diplomático acreditado ante Israel, se encuentre en Tel-Aviv cuando la presidencia del país, el parlamento, el ministerio de exteriores, etc., están en Jerusalén. Por otra parte, los mismo palestinos reclaman Jesuralén Este, no toda la ciudad por lo que, en principio, la parte Oeste podría ser la capital del Estado. Pero he mencionado "en principio", porque no está nada claro que ni palestinos, ni judíos, acepten de verdad esa partición. La cual, aunque no es muy común, tampoco es algo inédito, así Kinsasa durante el periodo de coexistencia de la República de Zaire y de la República del Congo, fue la capital de ambos Estados separadas ambas partes tan sólo por el Río Congo. Hoy, reunificados los dos Estados, la ciudad sigue conservando el nombre. Sobre la estabilidad de la región, puede ser un detonante, pero será porque el explosivo ya existe.

    Y parece que todos los gobiernos coinciden en señalar que puede ser una medida peligrosa. No se ve cuál puede ser el beneficio.
    Aparte de la promesa electoral, tal vez sea el que se comenta en el artículo que puse en el #16.

    No critico a las personas que, como Valmadian, tengan simpatía por el bando israelí y obren de manera consecuente. Como decía, lo considero dentro de lo opinable, aunque crea que es un error.
    No estoy manifestando "simpatía" por ningún bando. Mi formación académica y mi experiencia docente me llevan siempre a tomar muchos temas calientes de un modo que la gente, subjetivamente, no quiere o puede entender, que el tratamiento empírico de los temas exige no sólo no tomar partido, sino tratar todo lo que les concierne. Pero, en ocasiones, tengo serias dudas no de que no se entienda lo que digo, sino de que ni siquiera se lee lo que he aportado. Además, de que hay una enorme carga emocional, lo cual no sirve para nada, tampoco hay interés ni en querer profundizar, ni en la coherencia. Personas que atacan esto o lo otro, mañana con otro tema dicen la contraria. En ocasiones, tampoco es necesario esperar a tales situaciones, se puede sacar directamente de las respuestas. Comprendo que la gente opine, me parece muy bien, pero hay que cuidar lo que se dice.

    Sí critico a los que alardean de antisionistas --hasta el punto de que lo usan como arma arrojadiza-- y hablan todo el rato de la "conspiración judía" pero luego apoyan medidas como ésta de Trump, en un continuo juego de malabares con el que consiguen engañar a mucha gente. Es el caso de muchos ideólogos del sector patriótico o del trol que últimamente me acusaba de proteger a Israel sólo por hablar de la injerencia rusa en Cataluña.
    Te reafirmo lo que acabo de decir. Sería muy interesante conocer la edad y los C.V. de muchos de ellos, creo que sería más que suficiente.

    Por otra parte, quisiera aclararle a Valmadian que no tengo ninguna animadversión contra el pueblo judío y ni siquiera contra los israelíes, pues de hecho entiendo que a los judíos que llevan allí asentados durante varias décadas no se les puede mandar a ninguna parte. Entre mis autores de cabecera tengo a varios judíos; precisamente dos de estos judíos han tratado el tema del fascismo con una meritoria imparcialidad que no encuentro en ningún otro autor. Y además soy muy crítico con todo esto de la "conspiración judía", que pienso que sólo ha servido para desviarnos del verdadero problema.

    Hombre, yo no he dicho que tengas ninguna clase de animadversión. En mis respuestas # 10 y 14 a tus mensajes sólo intenté establecer los fundamentos históricos de ambos pueblos. La reivindicación de ser descendientes de los filisteos que proclaman los actuales palestinos, tiene por intención obviamente demostrar que llevan allí tanto tiempo como los judíos. El problema es que es algo que no se puede demostrar, lo que no significa que los filisteos se extinguieran, sino que desaparecieron definitivamente como pueblo y cultura en el S. VIII d. C. y que ello también se solapa con la invasión árabe.

    Es verdad lo que Valmadian dice de que los judíos son originarios de allí; lo que pasa es que por diversos avatares fueron expulsados de allí hace siglos y entonces, al retornar allí de golpe y en masa, en los años 20-40, se produce un choque con los palestinos que allí habitaban. Con lo que estos últimos se tienen que marchar y se desparraman por Oriente próximo y por todo el mundo, lo que resulta una fuente constante de inestabilidad. Por lo tanto, urge solucionar el problema de manera pacífica y pienso que la decisión de Trump no contribuye a ello.
    Los judíos siempre han sido un pueblo muy incómodo para todos, antes de la Diáspora, y después de ella. Todo el A.T. está lleno de conflictos con otros pueblos más o menos limítrofes. Para los romanos fueron insoportables, creo que no hace falta decir las razones que son múltiples. En unos países han estado mejor considerados que en otros. En una parte de ellos han sufrido enormes "progroms" y no recientemente, que también y basta con repasar la Historia. A mi me recuerdan al perro apaleado, no pretendas que te sea fiel. Pase lo que pase, es el pueblo más odiado del mundo, ¿qué se puede esperar por tanto? Y ya que mencionas al Papa Francisco, también podía acordarse de esta realidad, porque estamos ante una maniobra diplomática. Trump no es la perita en dulce que todo el ámbito patrioterillo creía, y no es un hipócrita porque está haciendo lo que prometió en su programa, otra cuestión es que fuera de los EEUU la gente lo conozca. Y, en estos momentos, temo mucho más que la situación con Corea del Norte se les escape de las manos, que de la posibilidad de otra intifada.

    Los palestinos son racialmente lo mismo que los judíos originarios de esas tierras; lo único que profesan la religión musulmana y, en menor medida, la cristiana. Hay algunos judíos que no son originarios de allí sino de países del este. No tiene mucho sentido que judíos rusos o polacos emigren a Israel mientras se tienen que marchar los palestinos, que comparten orígenes raciales con los judíos sefardíes y llevan viviendo allí desde hace siglos. De la misma manera que no fue bueno expulsar a los judíos hace siglos, no es bueno que ahora tengan que emigrar muchos palestinos. Y aunque sea sólo por un interés egoísta, no nos interesa que eso suceda, por lo que debemos procurar una solución del problema que dañe lo menos posible a las partes implicadas.
    El argumento racial hoy en día no se sostiene en parte alguna, se trate de la sociedad, cultura o pueblo que se quiera, a excepción de los grupos humanos "no civilizados", o lo que es igual, no incorporados a las sociedades más o menos tecnificadas, por tanto, son raras las sociedades endogámicas. Ciertamente si nos atenemos a las fuentes, resulta muy complicado segregarlos, pero una cosa es que estuvieran juntos y otra revueltos. Ya dije que los palestinos pueden ser tan descendientes de filisteos, como de cananeos, egipcios o también judíos. Pero mientras los judíos fueron dispersados, o esclavizados, los habitantes que allí quedaron no tuvieron la misma suerte, ¿por qué? si eran tan iguales deberían haber tenido el mismo destino. Indudablemente debió ser un factor de primera magnitud la religión. Lo que en una tierra tan exigüa sorprende bastante, especialmente por la milenaria presencia en dicho territorio. Los posteriores mestizajes de muchos judíos en diferentes países, sino de acogida al menos como inmigrantes, han debido deberse a una necesidad de ocultarse para evitar las persecuciones. Por lógica parece que si hubo gente no judía que los favoreció acabasen por mestizarse bastante. Luego, si bien los palestinos no tendrían que emigrar, pero no se trata de un problema exclusivamente judío y de esto no se habla nunca, nunca de la "patata caliente" que nadie quiere en casa, y eso que éstos otros si son musulmanes, pues gracias por lo que les toca:

    Jordania: no queremos palestinos

    En este otro enlace, que pongo para que sea lea, no para hacer bonito, el que escribe es un judío y hay que conocer la opinión de esta gente, no sólo atribuirles un silencio absoluto como si nada tuviesen que argumentar, porque para eso ya está el NOM.

    https://latribunadelpaisvasco.com/no...alen-es-judia/

    La declaración, al finalizar el artículo, de "La Tribuna del País Vasco" tiene su miga.

    Finalmente, aunque se simpatice más con Israel, creo que se debe tener en cuenta que este último país mantuvo una neutralidad un tanto hostil en lo que respecta al separatismo catalán, mientras que el Presidente de Palestina mostró un franco apoyo a la unidad de España. Aunque caigan mal los palestinos por las razones que sean, creo que se debería valorar esto.
    Yo no creo en la sinceridad de nadie que se dedica a la política. Son de agradecer palabras o gestos de apoyo, pero también el no meterse en camisa ajena. ¿Hostil? posiblemente y no es raro, porque eso de que en España se simpatiza con Israel está por verse,

    La comunidad judía advierte de un aumento del antisemitismo en España | España | elmundo.es

    El 34,6% de los españoles tiene una opinión desfavorable hacia los judÃ*os


    Pero sorprende que hayan empatizado de alguna manera con el independentismo catalán:

    https://www.actuall.com/criterio/dem...s-y-andaluces/

    En cualquier caso, yo no tengo antipatía hacia el pueblo palestino, pues como vengo sosteniendo se trata de un problema histórico y religioso que eso que hoy conocemos como Occidente se encargó de politizar, polemizar y traer las consecuencias que conocemos.
    DOBLE AGUILA dio el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  5. #25
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,099
    Post Thanks / Like

    Re: Trump reconoce Jerusalén como la capital de Israel

    Kontrapoder, Vainilla y César Ignacio dieron el Víctor.

  6. #26
    Avatar de Rodrigo
    Rodrigo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 dic, 06
    Mensajes
    2,244
    Post Thanks / Like

    Re: Trump reconoce Jerusalén como la capital de Israel

    Por otra parte, en el tema del sionismo y de los desmanes del Estado llamado de Israel, en el que como se sabe el papel de EE.UU. es esencial, suele obviarse que más que los judíos, que también, ejercen sobre todo una gran influencia en el gobierno yankee los protestantes evangelistas, que son más sionistas que los propios judíos de allí. El ultra-sionismo de estos protestantes obedece a una extraña teología según la cual todos los hombres del mundo tienen la obligación de aceptar a Jesucristo, excepto los judíos, que por alguna razón quedarían exentos. Naturalmente en ninguna parte de la Biblia —según la cual dicen guiarse— se dice tal cosa, pero el mensaje ha calado y parece que para esta gente para ser un buen cristiano hay que ser sionista y projudío.

    Por parte de los sectores neonazis nunca oiremos hablar de la "conspiración protestante" claro. Pero a mi juicio no sería nada descabellado.

    Reconozco que esa basura teológica también se halla presente entre algunos católicos desde la publicación de documentos pastorales "católicos" como "Nostra Aetate", en directa contradicción de la doctrina católica tradicional, que sostiene que la Antigua Alianza de Dios con el pueblo judío dejó de existir tras la venida de Cristo. Aun así hasta 1994 el Vaticano no tuvo relaciones diplomáticas con el Estado de Israel.
    Última edición por Rodrigo; 11/12/2017 a las 00:42
    Militia est vita hominis super terram et sicut dies mercenarii dies ejus. (Job VII,1)

  7. #27
    DOBLE AGUILA está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 jun, 14
    Mensajes
    1,494
    Post Thanks / Like

    Re: Trump reconoce Jerusalén como la capital de Israel

    Y hablando de Jesucristo, los musulmanes le aman, los judíos no. Y son hijos de Abraham; allá cada cual con su conciencia. Desde luego es muy fácil escribir, pero ¿Y si eres una persona y esos judíos te bombardean?
    Los musulmanes ponen a Jesucristo en el segundo cielo (de los siete en los que creen) junto a Juan el Bautista; un puesto bastante discreto el que le otorga esa herejía al Hijo de Dios. Por contra, el asaltador de caravanas, va al séptimo (cómo no) en compañía del arcángel San Gabriel.

    https://www.islamreligion.com/es/art...-parte-3-de-6/

    Inefable pastiche el de la "religión de paz".

  8. #28
    Avatar de Rodrigo
    Rodrigo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 dic, 06
    Mensajes
    2,244
    Post Thanks / Like

    Re: Trump reconoce Jerusalén como la capital de Israel

    Es cierto lo que dice DOBLE AGUILA. Los mahometanos no aman a Jesucristo, sino que respetan al profeta que según ellos no es redentor y no es Dios (por tanto no es el Cristo que conocemos). Y pongo en duda que lo respeten tanto, ya que nunca han reaccionado ante blasfemias contra Jesús (ni contra la Santísima Virgen María) mientras que sí han castigado duramente lo que consideran blasfemias contra Mahoma. Y es que además no se puede amar a Cristo si no se ama a la Iglesia Católica, que es su Cuerpo místico.

    Eso sí, no deja de ser llamativo que los mahometanos afirmen creer en cosas como la segunda venida de Cristo, cuando hay sacerdotes católicos (soy testigo de ello) que niegan esa segunda venida desde el púlpito como si nada. Pero eso solo es señal de la tremenda crisis en la Iglesia.
    Última edición por Rodrigo; 10/12/2017 a las 16:44
    Hyeronimus, DOBLE AGUILA, Vainilla y 1 otros dieron el Víctor.
    Militia est vita hominis super terram et sicut dies mercenarii dies ejus. (Job VII,1)

  9. #29
    Avatar de Vainilla
    Vainilla está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    05 may, 16
    Mensajes
    655
    Post Thanks / Like

    Re: Trump reconoce Jerusalén como la capital de Israel

    Desde esa profunda acepción si es cierto que no le aman. Pues Cristo es su Iglesia entera con todas sus composiciones, características; y no se le puede acomodar a nada que no sea el mismo Cristo.

    Lo compare con que los judíos ni siquiera le tienen ni en cuenta como Santo ni como nada. Entonces: ¿Con quién sería más difícil establecer una plática de ÉL?.

    Que si, que los musulmanes están un rato averiados en concepciones, pero no dejan de ser del mismo barro que nosotros, y toda persona o familia musulmana no es un ser/conjunto de tratados a despojar de su sentido humano.

    Pero hete, que en tantos “de repentes”, sale un señor que previamente fue a visitar al Vicario de Cristo en la tierra, y justo cuando estábamos en las meditaciones, celebraciones, oraciones por la Anunciación, gestación, la espera De Dios.. ese individuo nos sale con una declaración que sabe perfectamente la reacción que van a tener los mahometanos. Porque lo
    sabian el y sus sionistas afines.

    Quizás necesiten esos estímulos para su navidad agradando así a sus protestantes secta evangelistera, sionistas.. Pero
    nosotros no. Y resulta que tierra Santa es tan en derecho de Jesucristo como de los judíos, musulmanes, evangelistas judeocristianos.. Pero en ese igual, EL es legítimo Rey de Reyes, por ahí regresará. Por lo tanto nosotros los Católico al ser la religión de La Verdad, que bien podríamos liarlas pardas, no, nosotros no creemos que todo vale como otros ( por eso comente lo de la droga como ejemplo en otro mensaje), nosotros confiamos en que Dios proveerá, dispondrá; y a diferencia de otros sí tenemos en cuenta las vidas ajenas; entonces más que importarnos unas placas del arca de la alianza nos importan las vidas y haciendas de las personas, que aunque esten en grave pecado, errores, nosotros no vamos a ir matándolos por eso. Cosa que sí gusta de hacer a los gobiernos úselos, gobiernos israelitas. Antes de recuperar el Arca de La Alianza, habrá que cumplir a rajatabla sus mandamientos. Uno dice: no matarás.

    Si tierra Santa hubiese sido Católica por unos siglos, hoy día Dios estaría más complacido, pero como los ganadores fueron y son tan listos, pues asi esta la misma y todo el globo en general.

    Lo de escribir, demencial, es una expresión. Que me parece penosos, y ya; yo ni soy quien ni se me ocurre poner en duda la Fe Católica de nadie. Le estoy contestando, Valmadian. Y a su pregunta: Sí, soy Católica.

    Y por otra parte, van dos veces que me aconseja leer a San Pablo. Pero es que yo le leí, no todas sus cartas enteras, pero su legado y mensaje aún lo recuerdo. Tendrá que ser más explícito, pues San Pablo hizo mucha exhortación, judíos (como el) incluidos; pero si entonces no habían musulmanes, las letras y palabras del Santo, si estos hubiesen estado ¿No habrían sido para ellos también la prédica?.

    Quienes se han comportado como cabestros animales y han empezado, como casi siempre, han sido el useño mandamás y unos judíos sionistas. Y eligen fechas concretas para ofender a la Santa Madre primero y a Su Hijo después. Aprovechando que las vacas que iban a explotar en otras zonas árabes se van desinflando.
    Sabian perfectamente que tendrían respuesta agresiva y de resistencia palestina, árabes. ¿Acaso buscan nuevas guerras contra quienes las están deseando como ellos?.

    Y yo no cojeo, no. Esa es su impresión y puede que la de alguno más. De eso nada. Yo distingo bien mi Iglesia de otras creencias. Pero naturalmente lo que mis ojos ven no me engañan; y a mi Patria, a las mahometanas las han traído, no “Católicos intrínsecos”, sino políticos de máscara católica,y yo menos.

    Matarse con personas de virtud, mientras no me ataquen a mí, mi religión me prohíbe ir insultándolas como hacen algunas y algunos parece ser “inmaculados e virtuosos barones y hembras españoles”. ¿Por qué no se desoyan la piel entre los que los han traído y los que han venido? ¿Por que no tienen problemas, y solo crean problemas al resto/nosotros? Pues la única solución para ser respetado es hacer y ser y estar en tu religión Católica, pero evitando a la bicha, y a toda virulencia liberostoide informativa, que detrás de toda esa peste subyace el expolio, el despelotaré a sus mujeres tapadas, el hacerles dependientes de la usura más de lo que están, y vengarse.. el nom. Pues en su juego yo no pienso entrar.

    Y mantengo: A Dios gracias, que nos diste la lucidez de expulsarlos a judíos y musulmanes; pues a pesar de hoy día considerarlo como hechos que les perjudicaron enormemente, sobre todo a los mahometanos durante el camino de
    éxodo y no más, nuestra tierra se libró de traiciones enormes Y eso influyó enormemente en que floreciese el rostro y mente de Jesucristo en el mundano, que por ello, España es parte del rostro si miras el mapa. Casualidades no son.
    Ambos eran traidores, y lo demostraron, en el contexto de aquella época, a la Fe Verdadera.
    Última edición por Vainilla; 10/12/2017 a las 23:36
    Trifón dio el Víctor.


    Tándem Aquila Vincit
    ———————————



    Salve, llena de gracia; el Señor es contigo..
    Bendita tú eres entre todas las mujeres que fueron, son y serán; Reina Virginal, Madre Santísima, Virgen Pura..El Espíritu Santo vendra sobre ti, y la virtud del Altísimo te cubrirá; por eso el santo Ser que nacerá será llamado Hijo de Dios.

    Y el Oriente, Luz Verdadera vino al mundo e ilumina a todo hombre y toda mujer como Sol de justicia.

    TÚ DIOS mío solo ayúdanos, que nosotros haremos para Su camino.

  10. #30
    Avatar de Kontrapoder
    Kontrapoder está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    29 mar, 05
    Mensajes
    3,142
    Post Thanks / Like

    Re: Trump reconoce Jerusalén como la capital de Israel

    Está muy bien el artículo de Prada. Gracias por traerlo.

    Rodrigo, los mahometanos conciben de manera diferente a Jesús, por lo que su concepto de blasfemia ha de ser necesariamente diferente. Pero, de todas formas, sí que se han sumado a las protestas católicas contra obras de teatro o exposiciones blasfemas contra Jesucristo. En Francia ha sucedido varias veces y yo mismo traje en su día noticia de aquellos apoyos. En España no tengo noticia de que haya ocurrido, pero si se les trata como apestados tampoco es de esperar que den muchos apoyos.

    Lo que comentáis de que esto viene en parte por el peculiar protestantismo estadounidense es verdad. Aquí lo explica, por ejemplo:
    Trump premia a su electorado evangélico con su temerario paso sobre Jerusalén

    No obstante, la carta de protesta que han publicado los patriarcas de Tierra Santa también va firmada por un representante luterano.

    Pero Trump también contenta a Adelson y a la facción judía que simpatiza con el Likud, a los neocones, a los islamófobos y a los derechistas alternativos como Bannon:
    Adelson, ultracristianos y el freno a Irán: los tres motores de Trump

    Pero yo creo es un error centrar el tema en la pugna contra los musulmanes. Primero, porque hay palestinos que son cristianos. Segundo, porque no les conviene a los cristianos de Oriente Próximo que Trump se erija en "cruzado". De esto sólo se pueden esperar desgracias. Tercero, porque es de justicia reconocer un Estado a los palestinos al margen de la religión que profesen.

    Los malabares que están haciendo en La Gaceta son para estudiarlos en las facultades de psicología. Ahora resulta que la culpa es de Arabia Saudí, de Soros, de Obama, de Killary y en general de todo el mundo menos de Trump, que el pobre ha sido forzado a obrar así por oscuros lobbies que le quieren arruinar su rutilante reinado. ¡Él no quería, pero al pobre lo obligaron, y eso que lo llevaba en su programa! Y esto mientras otros gacetilleros no ocultan su regocijo por la decisión de Trump.

    En Religión en Libertad publican el comunicado de celebración del GEES:
    ¡Sorpresa! Jerusalén es la capital de Israel. GEES - ReL

    Y en Infocatólica siguen sin informar del tema mientras no paran de incensar a Trump. Es evidente que están de acuerdo con esta medida.
    Última edición por Kontrapoder; 10/12/2017 a las 22:51
    raolbo, Pious y César Ignacio dieron el Víctor.
    «Eso de Alemania no solamente no es fascismo sino que es antifascismo; es la contrafigura del fascismo. El hitlerismo es la última consecuencia de la democracia. Una expresión turbulenta del romanticismo alemán; en cambio, Mussolini es el clasicismo, con sus jerarquías, sus escuelas y, por encima de todo, la razón.»
    José Antonio, Diario La Rambla, 13 de agosto de 1934.

  11. #31
    Avatar de Kontrapoder
    Kontrapoder está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    29 mar, 05
    Mensajes
    3,142
    Post Thanks / Like

    Re: Trump reconoce Jerusalén como la capital de Israel

    Por cierto, Alerta Digital, que últimamente presumía de antisionista radical, publica un artículo del Gatestone Institute en apoyo de la medida de Trump:

    La auténtica respuesta palestina al discurso de Donald Trump sobre Jerusalén – Alerta Digital

    Para que veáis qué rápido se cambia de discurso y cuán profundas son las convicciones de esta gente.

    Última edición por Kontrapoder; 10/12/2017 a las 23:37
    raolbo, Vainilla, Pious y 1 otros dieron el Víctor.
    «Eso de Alemania no solamente no es fascismo sino que es antifascismo; es la contrafigura del fascismo. El hitlerismo es la última consecuencia de la democracia. Una expresión turbulenta del romanticismo alemán; en cambio, Mussolini es el clasicismo, con sus jerarquías, sus escuelas y, por encima de todo, la razón.»
    José Antonio, Diario La Rambla, 13 de agosto de 1934.

  12. #32
    Avatar de Rodrigo
    Rodrigo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 dic, 06
    Mensajes
    2,244
    Post Thanks / Like

    Re: Trump reconoce Jerusalén como la capital de Israel

    Cita Iniciado por Kontrapoder Ver mensaje
    Rodrigo, los mahometanos conciben de manera diferente a Jesús, por lo que su concepto de blasfemia ha de ser necesariamente diferente. Pero, de todas formas, sí que se han sumado a las protestas católicas contra obras de teatro o exposiciones blasfemas contra Jesucristo. En Francia ha sucedido varias veces y yo mismo traje en su día noticia de aquellos apoyos. En España no tengo noticia de que haya ocurrido, pero si se les trata como apestados tampoco es de esperar que den muchos apoyos.
    Su consideración de Jesús es la de profeta, exactamente la misma que la de Mahoma (con la salvedad de que ellos mismos reconocen que Mahoma murió y que Jesús no, aunque no crean en la resurrección). Sin embargo, las "blasfemias" contra Mahoma, quizá por ser "el fundador", las castigan duramente, mientras que las blasfemias contra Jesús no. Quizá ellos mismos interpretan que se está blasfemando contra el Jesucristo cristiano, que no es el suyo, y por eso les da igual. No lo sé, el caso es que los ataques a Jesús no parecen interpretarlos como ataques contra uno de sus profetas. Si así lo hicieran, no haría falta "tratarlos bien", ni "pedirles apoyo", ya que su relación con los cristianos les sería indiferente en este asunto. Ningún musulmán suní quedaría impasible ante una burla del "Mahoma chií", pues interpretarían que se trata de su mismo profeta.
    Última edición por Rodrigo; 11/12/2017 a las 00:58
    Militia est vita hominis super terram et sicut dies mercenarii dies ejus. (Job VII,1)

  13. #33
    Avatar de Vainilla
    Vainilla está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    05 may, 16
    Mensajes
    655
    Post Thanks / Like

    Re: Trump reconoce Jerusalén como la capital de Israel

    Se retratan solos la horda liberostoide, por eso esas actitudes que trae Kontrapoder.

    Sobre Jesus, el concepto que le tienen los musulmanes es como uno de los mayores profetas. Muhammad es el más perfecto, el más grandioso; baste decir que le tienen multitud de literatura, o que hasta lo que comía y decía lo repiten con un amor y reverencia; incluso en cierta ocasión donde hizo sus necesidad (orinar), su esposa cuando lo limpiaba en su ausencia percibió olor a rosas o armizcle ( no recuerdo ahora a que me contaron). Ósea que sobre el mismo hay una enorme veneración que supera a cualquier profeta en su creencia.

    En el corán en el versículo 5 hablan de Maria y en otros, por ejemplo el 19 de Jesús y un milagro.

    Lo que les molesta es que nosotros lo representémonos , en la Cruz o en cualquier forma.
    La cruz, el cruzado, etc les resultan palabras rechazables, molesta por la cosa histórica y por Cristo, claro.
    Ellos no creen que Jesucristo fue crucificado, sino que Dios le libró poniendo en su lugar a un delincuente.

    De Maria creen que está en el paraíso, en el mismo estatus, nada superior que otras tres mujeres allí: la esposa, hija de Muhammad Y la mujer del faraón que adoptó a Moises ( porque sufrió insufribles torturas y no renunció a Dios).

    Tienen muchas cosas para que los padres de nuestra Iglesia católica pudieran dejarlos en sus grandes evidencias, errores.. sin faltar al respeto, exagerar, mentir.. Pero como en este país parece que el seso está al servicio liberostoide, y esto del islam se lo han dejado a cuatro “pseudo expertos con fines sucios de capitalistas salvajes” Y a otros cuantos pseudo expertos también en geopolítica que parecen adorar al diosecillo hombre y ascos raciales; pues como todo.
    Se montan unos líos monumentales, eso pasa por llevar sucias y ateas avaricias consigo; no sale bien.

    Aparte, la Iglesia no parece tampoco por la labor como para desmontar a esa creencia.

    Osea, quienes deberían y podrían no lo hacen. El catolicismo sigue siendo abandonado y el islam gana adeptos. Y la culpa no es solo de los musulmanes que le comen la cabeza a cualquiera, no. Nuestra Iglesia es culpable también. Aunque hasta cierto punto lo comprendo, pues si se arriesgasen a estudiar el texto coránico no iban a tener ninguna protección de los
    estamentos políticos ni de la sociedad; entonces solo les quedaría hacer de portavoces por la red; y claro, ahí tenemos el peligro de que lo que suele haber esta apolitizado con el liberalismo.

    Luego de momento, en esto estamos solos para entender ese código mahometano, solitos.


    Tándem Aquila Vincit
    ———————————



    Salve, llena de gracia; el Señor es contigo..
    Bendita tú eres entre todas las mujeres que fueron, son y serán; Reina Virginal, Madre Santísima, Virgen Pura..El Espíritu Santo vendra sobre ti, y la virtud del Altísimo te cubrirá; por eso el santo Ser que nacerá será llamado Hijo de Dios.

    Y el Oriente, Luz Verdadera vino al mundo e ilumina a todo hombre y toda mujer como Sol de justicia.

    TÚ DIOS mío solo ayúdanos, que nosotros haremos para Su camino.

  14. #34
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,099
    Post Thanks / Like

    Re: Trump reconoce Jerusalén como la capital de Israel

    Macron pide a Netanyahu que paralice la construcción de nuevos asentamientos.




    El presidente francés, Emmanuel Macron, pidió este domingo al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, "gestos valientes" en dirección de los palestinos para sacar del atasco en que se encuentra el proceso de paz, y, en concreto, que congele la colonización. Al término de un encuentro de más de dos horas y media en el Palacio del Elíseo con Netanyahu, Macron reiteró su "desaprobación" por el giro dado por Estados Unidos al reconocer Jerusalén como capital de Israel, no solo porque constituye una decisión unilateral que contraviene la legalidad internacional, sino porque "es peligrosa para la paz" y también "para la seguridad de Israel". Pero más allá del llamamiento generales a la calma, se esforzó por trascender la nueva posición de Washington y reclamó a su interlocutor "gestos", como "la congelación de la descolonización y medidas de confianza hacia la Autoridad Palestina".

    Israel, país amigo.

    Al mismo tiempo, intentó dejar sin efecto los reproches del propio Netanyahu, que antes de iniciar su gira por Europa (mañana estará en Bruselas para un encuentro con los ministros de Exteriores de la UE) había hecho notar que mientras los europeos critican la declaración del presidente de EEUU, Donald Trump, sobre Jerusalén, no habían denunciado los ataques con cohetes contra Israel. Macron, que negó un "doble rasero", quiso que quedara claro que condena "con la mayor claridad, todas las formas de ataques de los últimos días y de las últimas horas" así como "todo lo que amenaza la seguridad de Israel" que "es un país amigo". Sobre eso, Netanyahu afirmó que esos ataques son "inaceptables", que Israel es quien más defiende en Oriente Medio los valores democráticos y de los derechos humanos, y que ha dado información a Europa para prevenir "decenas de ataques terroristas". En cuanto a la polémica sobre Jerusalén, indicó que es la capital de Israel en la práctica desde la creación del Estado hace siete decenios, que "nunca ha sido la capital de otro pueblo" y que cuando los palestinos lo acepten se podrá avanzar por el camino de la paz.


    Netanyahu reprocha la actitud de Erdogan.

    El jefe de Gobierno israelí también replicó al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que en sus cargas por el giro de Estados Unidos sobre Jerusalén, también acusa a Israel de ser "un Estado ocupante" y de que su policía dispare "a jóvenes y a niños". Netanyahu avisó de que no va a "recibir lecciones de moralidad" de Erdogan, que encarcela a opositores y bombardea a los kurdos. Preguntado sobre si Estados Unidos queda invalidado como mediador después de la postura que ha adoptado sobre Jerusalén, Macron estimó que "es demasiado pronto para decirlo" puesto que Washington mantiene su voluntad de mediación. Por eso hay que ver en las próximas semanas y meses cuáles son sus propuestas y, sobre todo, la acogida que puedan tener por las partes, los israelíes y los palestinos, que es de quienes al final tienen que tener en sus manos las claves de cualquier negociación. En ese contexto, estimó que no tiene sentido multiplicar las iniciativas, que "la paz no se puede construir sin las partes implicadas, sin que las consideren creíbles", y que lo que hay que evitar es que la situación degenere en violencia en los próximos días tras el paso dado por Estados Unidos.


    Diálogos con Irán.

    Para el primer ministro israelí, "el rechazo a reconocer el derecho de Israel a existir es un problema clave". Y puso el acento en que su propuesta al presidente de la Autoridad Palestina siempre ha sido que "si quiere la paz, que venga a negociar". Netanyahu dijo que la paz necesita igualmente que se atajen de raíz todas las agresiones, y se centró en Irán, porque aseguró que intenta crear bases militares en territorio sirio "con el objetivo expreso de destruir Israel" y establecer misiles en el Líbano que también "son una gran amenaza" para su país. La posición francesa sobre Irán es defender el acuerdo sobre el programa nuclear de Teherán (que está siendo atacado por Trump), pero también mantener con sus autoridades una actitud "firme y exigente". París tiene intención de entablar un diálogo con Irán sobre dos cuestiones que le inquietan, que son su ambición en el terreno balístico y su influencia en diferentes conflictos en la región.
    Kontrapoder y César Ignacio dieron el Víctor.

  15. #35
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,099
    Post Thanks / Like

    Re: Trump reconoce Jerusalén como la capital de Israel

    Una reacción política y meritoria, aunque con matices, de Roberto Fiore de Forza Nuova: https://twitter.com/RobertoFioreFN/s...49175682600960

    En la cuál acusa a Trump de gran error y cesión al sionismo; y que solo el Papa [aplaudo en este sentido las palabras de Roberto Fiore] puede solucionar la crisis conjunto Putin [cuestionable en mi opinión], pero aún así, es una opinión que aplaudo.
    César Ignacio dio el Víctor.

  16. #36
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,099
    Post Thanks / Like

    Re: Trump reconoce Jerusalén como la capital de Israel

    La actitud de la derecha liberal estos días está siendo deleznable y digo deleznable porque a través de la manipulación y una retórica barata están aplaudiendo hasta la saciedad la decisión de Trump, con la excusa de lucha contra el Islám poniendo a Trump como si de un cruzado se tratase; los mismos que hoy aplauden esta medida son los que en antaño aplaudieron en su día la invasión de Irak o la intervención en Libia pero que hoy reniegan de ellas porque saben que fue una equivocación.

    Se está apoyando la decisión de Trump con la excusa de que es “una decisión contra el Islám”, lo cuál es completamente falso. Detrás de las críticas al Islám por parte de toda la parafernalia liberal [incluyo a la derecha alternativa] solo hay relativismo moral, palabras vacías, un laicismo y un profundo odio religioso, no es un odio contra el Islám, sino un odio contra la religión; un odio contra los valores religiosos y esto se puede apreciar en cualquier partido de la llamada derecha alternativa, por ejemplo el mismo Frente Nacional de Marine Le Pen llevaba en su programa para las presidenciales una renovación del laicismo en la que por ejemplo proponía la eliminación de todo símbolo religioso de los centros médicos.

    Algo que también estoy apreciando y que he de decir que no es nuevo, es la hipocresía de los modernistas católicos, que se llenan la boca hablando de persecución religiosa, pero hacen oídos sordos en esta ocasión cuando omiten de que entre los palestinos hay un gran núcleo de cristianos que han sido y son perseguidos religiosamente y que por esta decisión, sus vidas corren peligros.
    Kontrapoder y César Ignacio dieron el Víctor.

  17. #37
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,099
    Post Thanks / Like

    Re: Trump reconoce Jerusalén como la capital de Israel

    Varios heridos en Beirut en las protestas por la decisión de Trump sobre Jerusalén.

    El Ejército libanés ha usado gas lacrimógeno contra los manifestantes que se congregaban ante la Embajada de EE.UU:



    Cerca de mil personas han protestado este domingo frente a la Embajada de Estados Unidos en Beirut contra la decisión de Donald Trump de reconocer Jerusalén como capital de Israel y de desplazar la sede de su embajada en ese país a la Ciudad Santa. La protesta —que ha tenido precursoras en la mayoría de los países árabes en los pasados días— ha derivado en enfrentamientos entre varios grupos de jóvenes armados con piedras y uniformados libaneses. Al menos medio centenar de personas fueron heridas por el lanzamiento de piedras, balas de goma y gas, incluidos varios soldados y periodistas. Tras desplegar refuerzos, el Ejército libanés, que ha usado gases lacrimógeno, ha dispersado a a los manifestantes. Este lunes, Hasán Nasralá, líder de Hezbolá ha convocado a una manifestación masiva en los suburbios al sur de Beirut.

    Al canto de “Jerusalén es palestina y lanzaremos otra intifada”, centenares de personas se reunieron frente al cordón militar que las fuerzas armadas libanesas desplegaron alrededor de la embajada de EE UU, en las afueras de Beirut. “No hay unidad entre los países árabes, ni siquiera en Líbano se respeta el derecho de los palestinos”, dice Khaled Beyuma, mecánico de 20 años. Khaled forma parte del medio millón de refugiados palestinos que alberga Líbano con 4,5 millones de habitantes desperdigados.
    El partido milicia libanés libró su última guerra con el Ejército israelí en 2006 con un balance en vidas de más de 1.200 libaneses, la mayoría civiles, y 120 israelíes, la mayoría soldados, muertos. En el sur del país se hayan desplegados unos 10.000 efectivos de los cascos azules, entre ellos 600 españoles, como fuerza de interposición. Tras una reciente escalada verbal entre el Gobierno israelí y Hezbolá, los libaneses temen el estallido de nuevas escaramuzas al sur del país. La participación de la milicia libanesa en la guerra siria junto a las tropas regulares sirias ha despertado la alerta entre en Ejército hebreo. “Si libramos una nueva guerra no será como las anteriores”, dice un miliciano de Hezbolá bajo el seudónimo de Abu Husein.

    Las tropas israelíes se retiraron del sur del Líbano tras 18 años de ocupación. Seis años de lucha en Siria han permitido a la milicia libanesa desarrollar técnicas ofensivas y acumular experiencia bélica en diferentes escenarios desde las urbes al desierto. Lo que ha convertido a los milicianos de Hezbolá y sus bases en Siria en repetidos objetivos de los bombardeos israelíes.

    Manifestación en Marruecos.

    En Rabat, decenas de miles de personas protestaron pacíficamente este domingo contra la decisión de Donal Trump, en una manifestación nacional convocada por dos organizaciones no gubernamentales de apoyo al pueblo palestino. “Estados Unidos se merece otro presidente responsable”, rezaba una pancarta. “La ignorancia crea desorden, la inteligencia une a la gente”, señalaba otra, informa Francisco Peregil.

    La gente fue llegando en autobuses procedentes de las principales ciudades del país y todo discurrió sin ningún incidente. El éxito de la manifestación coincide con las gestos de apoyo al pueblo palestino expresados por el jefe de Estado, Mohamed VI quien dirigió la semana pasada a Trump en la que expresaba su “profunda preocupación” y “gran inquietud” ante el anuncio del traslado de la Embajada estadounidense a Jerusalén.

  18. #38
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,947
    Post Thanks / Like

    Re: Trump reconoce Jerusalén como la capital de Israel

    JERUSALÉN YA TIENE MUCHAS EMBAJADAS; PERO NINGUNA PARA ISRAEL (1)

    March 22, 2017 by Eylon Aslan-Levy

    Mucho se ha hablado en los últimos meses de la promesa del presidente Donald Trump de trasladar la embajada de EEUU en Israel de Tel Aviv a Jerusalén y sus posibles repercusiones. El debate público se ha centrado por lo general en los posibles efectos colaterales diplomáticos y políticos, en especial en la posibilidad de un nuevo estallido de violencia palestina. Sin embargo, no se está teniendo en cuenta que EEUU es uno de los nueve países que ya tiene una embajada de facto en Jerusalén. Aunque todas ellas son embajadas para los palestinos, no para Israel.

    La embajada de EEUU en Israel está en Tel Aviv, pero menos conocido es que su consulado general está en Jerusalén, justo a la vuelta de la esquina de la residencia del primer ministro, y que gestiona las relaciones diplomáticas con la Autoridad Palestina. Es uno de los nueve consulados generales en Jerusalén, todos con el mismo propósito. Cinco de ellos –los de Reino Unido, Turquía, Bélgica, España y Suecia– están en el este de Jerusalén. Los de EEUU, Francia, Italia y Grecia están en el oeste. La Unión Europea también tiene una delegación en el este de Jerusalén, y la Santa Sede tiene allí una nunciatura apostólica; también se radican ahí las oficinas palestinas de varios organismos internacionales.

    Ninguno de los países que tiene consulado en Jerusalén reconoce la soberanía israelí sobre la ciudad. Por lo tanto, sus embajadas oficiales permanecen en Tel Aviv. Sus consulados en Jerusalén no están acreditados ante ningún Estado. Y ninguno de los cónsules pide el exequatur, la autorización diplomática exigida por las leyes internacionales. Aun así, el ministro de Exteriores israelí los trata a todos los efectos como si fuesen consulados normales acreditados ante el Estado de Israel. Su jurisdicción cubre la totalidad de Jerusalén, al margen de Israel, así como la Margen Occidental y la Franja de Gaza.

    ¿Por qué nueve países se niegan a hacer operativas sus embajadas en Jerusalén alegando que no reconocen la soberanía israelí allí, mientras mantienen misiones diplomáticas para los palestinos en la misma ciudad? Ninguno de los ministros de Exteriores relevantes quiso justificar públicamente la situación. De hecho, la historia de esta anomalía diplomática es la de una situación que ningún país diseñó o buscó a conciencia, pero que nadie tiene hoy intención de cambiar.

    Los consulados generales en Jerusalén son anteriores al propio Estado de Israel: el de EEUU ha estado en la calle Agrón desde 1912, y cerca de él está el consulado general francés, que abrió sus puertas en 1929. Muchos de estos consulados se remontan incluso a los tiempos del Imperio Otomano, y bajo el Mandato Británico Jerusalén albergó muchos otros consulados que fueron posteriormente abandonados.

    Cuando la Asamblea General de la ONU recomendó la partición del Mandato Británico para Palestina en dos Estados, en la Resolución 181 de noviembre de 1947, también recomendó que Jerusalén se convirtiera en un corpus separatum: un territorio administrado por un Consejo de Administración Fiduciaria de la ONU que no perteneciera a ninguna de las dos partes. Esta resolución, por supuesto, jamás se aplicó: los Estados árabes libraron una guerra para echarla abajo, y en consecuencia Jerusalén fue dividida entre Israel –la zona occidental– y Transjordania –la oriental–.

    La ONU se negó a dejar que muriera la idea del corpus separatum, aunque asumió que sus propuestas fronterizas originarias habían periclitado. En la Resolución 194 de diciembre de 1948, la Asamblea General resolvió que Jerusalén “debía recibir un tratamiento acordado especial (…) y estar bajo el control efectivo de Naciones Unidas”. Por lo tanto, los países extranjeros empezaron a establecer sus embajadas para Israel en Tel Aviv.

    Israel y Jordania repelieron el intento de la ONU de arrebatarles Jerusalén de las manos. En diciembre de 1949, el primer ministro israelí, David ben Gurión, ordenó que la sede del Gobierno, reubicada en Tel Aviv durante la guerra, volviera a Jerusalén. La Asamblea General respondió inmediatamente reafirmando en la Resolución 303 que “Jerusalén debía estar bajo un régimen internacional permanente”.

    La presencia de embajadas en Tel Aviv dejó a los consulados en Jerusalén en una incómoda y anómala posición. Durante la época del Mandato, la jurisdicción del consulado estadounidense abarcaba tanto Palestina como Transjordania, porque EEUU no reconoció oficialmente a Jordania hasta 1949. Cuando el vicecónsul de Jerusalén Well Stabler fue destinado a Jordania como encargado de negocios y se abrió una embajada en Tel Aviv, el resultado fue que el consulado de Jerusalén trataba con ciertas partes del Mandato para Palestina que EEUU no reconocía como pertenecientes a ningún país, en concreto, la totalidad de Jerusalén y la Margen Occidental. Otros países también ajustaron así las jurisdicciones de sus consulados jerosolimitanos.

    Según Daniel Oliver Newberry, vicecónsul de EEUU en Jerusalén en la década de 1949, el estatus del consulado de Jerusalén era objeto de discusiones en el Departamento de Estado. “El embajador estadounidense en Tel Aviv [James McDonald] insistió en que el consulado general en Jerusalén era ‘un poder constituyente’ de la misión estadounidense en Israel”, recordó Newberry. “Intentó dar órdenes al cónsul general en Jerusalén, pero este no aceptaba ninguna”. El consultado insistía en reportar directamente al Departamento de Estado, en vez de hacerlo a través de una embajada, y así sigue haciendo hoy en día.

    Desde 1948 en adelante, pues, la comunidad internacional se ha negado de manera persistente a reconocer la soberanía israelí sobre cualquier parte de Jerusalén. Durante algún tiempo se seguían imprimiendo las palabras “Jerusalén (Palestina)” en los pasaportes de los funcionarios estadounidenses, porque el Departamento de Estado creía que, “de iure, Jerusalén había sido parte de Palestina y desde entonces no se había convertido en parte de ningún otro ente soberano”. Durante años, según un cable de WikiLeaks, el consulado “se cuidó de no tratar directamente con ningún funcionario ministerial de israelí”, ni siquiera en el ámbito social, no fuese a ser que “se interpretara como un reconocimiento de sus reivindicaciones de soberanía sobre Jerusalén”. Cuando un conductor de su consulado se vio implicado en un fatal accidente de tráfico en Jerusalén en 1952, Bruselas intentó sin éxito negar la jurisdicción de los tribunales israelíes.

    Fuente: Revista el Medio
    Jerusalén ya tiene muchas embajadas; pero ninguna para Israel (1)
    DOBLE AGUILA dio el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  19. #39
    Avatar de Kontrapoder
    Kontrapoder está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    29 mar, 05
    Mensajes
    3,142
    Post Thanks / Like

    Re: Trump reconoce Jerusalén como la capital de Israel

    ¿Qué os decía de Visegrado?

    ¿Hungría también mudará su embajada a Jerusalén?

    10/12/2017




    Viktor Orban, presidente de Hungría. /Foto: ramblalibre.com.

    Miklós Cseszneky.

    El gobierno húngaro no ha confirmado la información de prensa según cual seguirá el ejemplo de los EEUU y trasladará su embajada de Tel Aviv a Jerusalén.

    Este miércoles Hungría bloqueó una declaración de la UE que iba a expresar “seria preocupación” con respecto a la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel, según señalaron fuentes diplomáticas a EUObserver. La declaración de la UE debía haber sido emitida en nombre de los 28 estados miembros, pero debido a la fuerte oposición de Hungría fue rebajada a una declaración por parte de Federica Mogherini, la alta representante de la UE para asuntos exteriores y política de seguridad. Según las fuentes europeas de The Times of Israel, se espera que Hungría siga el ejemplo de Trump.

    En una rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Asociación UE-Ucrania, Péter Szijjártó, el Ministro de Asuntos Exteriores y Comercio de Hungría, se negó a comentar sobre la decisión estadounidense, pero afirmó que no había cambios en la política de Hungría con respecto al Oriente Medio.

    Mazsihisz, la Federación de Comunidades Judías de Hungría, ha expresado que espera que Jerusalén se convierta en “una capital de paz religiosa” para cada comunidad. En una declaración conjunta, András Heisler, el presidente de la federación, y el rabino jefe, Róbert Frőlich, afirman que Jerusalén “siempre había estado en el corazón de la comunidad judía mundial” y “habían estado orando por la ciudad” durante miles de años desde la destrucción de sus dos templos y continuarán haciéndolo incluso después de la decisión de Donald Trump.

    Márton Gyöngyösi, diputado del partido opositor más fuerte, Jobbik, denunció el decreto del presidente Trump, advirtiendo de que semejantes pasos unilaterales podrían tener graves consecuencias. Según Gyöngyösi, reconocer Jerusalén como la capital de Israel puede causar conflictos en la región así como poner en peligro a las comunidades judías en todo el mundo. El político de Jobbik también criticó al Ministerio de Asuntos Exteriores de Hungría por haber bloqueado la declaración de la UE.

    FUENTE: ¿Hungría también mudará su embajada a Jerusalén? – Rambla Libre
    Lo gracioso es que esto lo recoge, con tono esperanzado, Enrique de Diego, que es un gran partidario de Rusia, del presidente Asad y de Amanecer Dorado; que brama contra el Plan Kalergi y contra el Nuevo Orden Mundial, y que últimamente acusaba a Israel de apoyar al ISIS. Aplicando su lógica cambiante, habría que concluir que el propio Enrique de Diego apoya al ISIS.

    Otro tema que quizá habría que tratar es el siguiente: ¿a qué juega el grupo de Visegrado en Europa? Porque si por un lado hacen lobby a favor de Israel y de Rusia en la UE, además de presentarse como grandes cruzados contra el islam y la inmigración musulmana, por otro lado presionan para que la UE acepte a Turquía como miembro.
    Última edición por Kontrapoder; 11/12/2017 a las 22:43
    raolbo, Pious y César Ignacio dieron el Víctor.
    «Eso de Alemania no solamente no es fascismo sino que es antifascismo; es la contrafigura del fascismo. El hitlerismo es la última consecuencia de la democracia. Una expresión turbulenta del romanticismo alemán; en cambio, Mussolini es el clasicismo, con sus jerarquías, sus escuelas y, por encima de todo, la razón.»
    José Antonio, Diario La Rambla, 13 de agosto de 1934.

  20. #40
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,099
    Post Thanks / Like

    Re: Trump reconoce Jerusalén como la capital de Israel

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Esta noche unos 20 encapuchados han asaltado e incendiado con cócteles molotov la sinagoga de Götemburgo, Suecia. https://www.expressen.se/gt/brinnand...era-patruller/

Página 2 de 5 PrimerPrimer 12345 ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Por qué Felipe II descartó Barcelona y eligió Madrid como capital de España
    Por Hyeronimus en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 15/10/2015, 21:28
  2. Respuestas: 0
    Último mensaje: 20/08/2013, 13:25
  3. El mundo reconoce el Valenciano como lengua.
    Por Lo Regne en el foro Otras Zonas
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 30/07/2008, 16:09
  4. Respuestas: 4
    Último mensaje: 23/11/2007, 06:40
  5. La Cruz de Jerusalén
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 24/03/2006, 13:30

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •