Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 20 de 32

Tema: Ifni

  1. #1
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    39
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Ifni

    En los 50 fue el escenario de la última guerra colonial con tropas españolas

    Hace 40 años España abandonó Ifni a Marruecos



    Si usted sabe que hubo una provincia española llamada el Sáhara español y que el Gobierno entregó en 1975, ya se merece un sobresaliente en historia contemporánea española. Si encima sabe dónde está Ifni y que también fue parte de España, ganará una matrícula de honor. Este pequeño territorio de la costa marroquí constituyó, en 1934, la última extensión de España fuera de su territorio. El 30 de junio de 1969 se arrió la bandera española y entraron los marroquíes. Desde hace meses, se producen protestas de sus habitantes contra el Gobierno marroquí. elmanifiesto.com

    29 de junio de 2009
    Imprimir esta noticia
    Enviar a amigos
    Después de la Segunda Guerra Mundial, las dos grandes potencias vencedoras, Estados Unidos y la Unión Soviética, apoyaron la desaparición de los imperios coloniales europeos: India, Egipto, Argelia Birmania, Angola, Nigeria, Indonesia… Ni las pequeñas posesiones españolas en África, los restos que sobrevivieron al Desastre del 98, quedaron a salvo de estos movimientos emancipadores. En 1956, España y Francia reconocieron la independencia de Marruecos, al que España entregó además el norte del Sáhara Española, Tarfaya. En 1968 Manuel Fraga dejaba Guinea Ecuatorial al sanguinario Macías. Y en 1975, con Franco agonizando, el príncipe Juan Carlos (jefe de Estado en funciones) y el presidente Carlos Arias Navarro pactaron con Hassán II la entrega del Sáhara. ¿Quién recuerda el pequeño territorio de Ifni? En él murieron varias docenas de soldados españoles defendiéndolo de la invasión marroquí, pero unos pocos años después fue abandonado.
    El 30 de junio de 1969 se arrió la bandera española en Sidi Ifni, la capital de Ifni, un territorio de 1.500 kilómetros cuadrados a 150 kilómetros al sur de Agadir. La legitimidad española para ocuparlo provenía de la guerra con Marruecos de 1859-1860. No fue hasta 1934 cuando se establecieron tropas españolas en una zona desértica, sin más recursos que la pesca. ¡La última expedición africanista!

    El Gobierno marroquí recién independizado reclamó la soberanía sobre Ifni por las buenas y por las malas, y entre 1957 y 1958 tropas de Marruecos lo invadieron. En esa pequeña guerra, que fue silenciada por el régimen franquista, murieron en torno a 300 soldados españoles. El Ejército se contentó con retirarse en torno a la capital mientras Madrid llegaba a un acuerdo con Rabat. Entre 1958 y 1969, Ifni fue jurídicamente una provincia española, al igual que el Sáhara, cuyos actuales habitantes reivindican y luchan denodadamente contra el gobierno de Rabat por que se reconozcan sus derechos legítimos.

    Al igual que ha hecho con las demás zonas bajo control español, el régimen alauita se ha olvidado de Ifni en cuanto se apoderó de él. Como ocurre en Tánger, Tetuán o El Aaiún, todavía muchos de los mejores edificios son los construidos por los españoles. El abandono de Ifni es tal que en los últimos meses se han producido revueltas que Rabat ha aplastado con la Gendarmería. Los rebeldes llegaron a ondear la bandera española.

  2. #2
    Toronjo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    11 may, 09
    Ubicación
    Huelva
    Mensajes
    933
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Ifni

    No se donde colgar esto.




    El Barranco del Lobo

    El desastre del Barranco del Lobo es una derrota sufrida, el 27 de julio de 1909, por los españoles en la zona montañosa del Rif, en las proximidades de Melilla.


    Montañas del Rif.Tuvo su origen en la compra de explotaciones mineras por parte de empresas españolas a El Rogui, un líder rifeño rebelde al sultán de Marruecos, Abd al-Aziz. El Rogui se había erigido como líder de las tribus rifeñas independientes de Marruecos. Cuando El Rogui vendió las explotaciones mineras muchas tribus, que antes le apoyaron, se sintieron traicionadas y ostigan a los trabajadores de las explotaciones consiguiendo paralizarlas. Peor suerte corrió El Rogui, es apresado por el sultán de Marruecos y encarcelado hasta su muerte. Presionado el Gobierno español por las compañías mineras y por el gobierno francés, por sus intereses económicos en la zona, consigue volver a poner en marcha las explotaciones mineras.
    Todo estallaría el 9 de julio. Los rebeldes rifeños atacaron las obras del ferrocarril destinado a la exportación del mineral extraído y mataron a varios trabajadores. Cuando la noticia llega a Madrid el gobierno, presidido por Maura, decide movilizar a los reservistas. Esta movilización genera muchas protestas y manifestaciones contrarias al envío de tropas, teniendo su expresión más dramática en la Semana Trágica barcelonesa (26 de julio al 2 de agosto).
    Tras varios días de escaramuzas, el 27 de julio de 1909, un columna dirigida por el General de Brigada Guillermo Pintos es sorprendida y atacada en el barranco del Lobo. Se produce una matanza en la que mueren más de 1.000 soldados (entre ellos el General Pintos). El atraso militar de las tropas españolas, la sorpresa y la complicada orografía del terreno dieron lugar a la matanza. El gobierno español siguió enviando tropas hasta acumular más de 40.000 efectivos en la zona. En el mes de noviembre el ejército español consiguió controlar la zona de Melilla y las explotaciones mineras.


    Recogida de cadáveres en el barranco del Lobo.
    "QUE IMPORTA EL PASADO, SI EL PRESENTE DE ARREPENTIMIENTO, FORJA UN FUTURO DE ORGULLO"

  3. #3
    Avatar de mazadelizana
    mazadelizana está desconectado Mos maiorum
    Fecha de ingreso
    02 abr, 08
    Ubicación
    Condado de Ribagorza.
    Edad
    29
    Mensajes
    1,735
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Ifni

    Me ha contado una fuente muy fiable que en realida, lo que cedimos a Marruecos fue la soberanía del Sáhara, en ningún caso el territorio en si.

    "El vivir que es perdurable
    no se gana con estados
    mundanales,
    ni con vida deleitable
    en que moran los pecados
    infernales;
    mas los buenos religiosos
    gánanlo con oraciones
    y con lloros;
    los caballeros famosos,
    con trabajos y aflicciones
    contra moros".

    http://fidesibera.blogspot.com/

  4. #4
    Toronjo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    11 may, 09
    Ubicación
    Huelva
    Mensajes
    933
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Ifni

    Guerra de Ifni



    La Guerra de Ifni enfrentó a fuerzas españolas con marroquíes en la pretensión por parte de estas últimas de controlar el territorio de Ifni y Tarfaya, por entonces bajo administración española como parte de sus posesiones en el Sáhara Occidental, al norte de África, entre octubre de 1957 y abril de 1958 y que culminó con el abortado asedio de la ciudad de Sidi Ifni.

    Esta guerra tuvo lugar en el contexto del proceso de descolonización de África durante la segunda mitad del siglo XX. La guerra fue dirigida fundamentalmente por elementos del Ejército de Liberación Marroquí, la antigua fuerza de liberación que luchó por la independencia contra los franceses, liderados por el dirigente del Istiqlal, Ben Hammu. Una vez obtenida la independencia, mientras que aproximadamente la mitad de los miembros del ejército de liberación se constituían en el Ejército Real Marroquí, el resto se dirigió al sur a conquistar las posesiones españolas en el norte de África. Los grupos armados marroquíes operaban por todo el territorio del Sahara, incluido el ocupado aún por Francia al este (hoy Argelia) y al sur (hoy Mauritania).


    Causas

    El territorio de Ifni fue cedido por el sultán de Marruecos a España en 1860. Durante las siguientes décadas y con la reticencia de Francia y el reconocimiento internacional obtenido en la Conferencia de Berlín (1884), se fueron estableciendo más poblaciones en la costa situada al sur de Ifni: Cabo Juby (Tarfaya), Saguia el Hamra, Villa Cisneros y La Güera (Río de Oro) (que formaron posteriormente el Sahara español). En 1946, todos los enclaves de la zona fueron agrupados en la denominada África Occidental Española.

    Tras obtener en 1956 la independencia, Marruecos empezó a expresar su interés por descolonizar las posesiones españolas, fundadas en los proclamados vínculos históricos y geográficos de dichos territorios con Marruecos. El sultán marroquí, Mohammed V, alentó los esfuerzos para reclamar las posesiones españolas y personalmente financió a los conspiradores anti-españoles en Ifni.


    Estallido

    Manifestaciones contra el dominio extranjero se produjeros en Ifni el 10 de abril de 1957, seguidas de disturbios y algún asesinato de leales a España. En respuesta, Franco envió dos banderas (batallones) de la Legión, fuerza de choque de élite de España, a El Aaiún en junio de ese año.

    Mientras tanto, las tropas marroquíes se agruparon en las inmediaciones de Ifni. El 23 de octubre, dos pueblos en los alrededores de Sidi Ifni, Goulimine y Bou Izarguen, fueron ocupados por 1.500 soldados marroquíes (muyahidín). El cerco de Ifni había comenzado. Dos banderas más de la Legión llegaron a las posesiones españolas antes del comienzo de las hostilidades (la Sexta Bandera llega a Ifni, en tanto que la Segunda se unió a la Cuarta y la Decimotercera en el Sahara español). También se desplazaron a Ifni una bandera paracaidista y un regimiento de infantería.


    El asalto de Ifni

    El 21 de noviembre, los servicios de inteligencia españoles en Ifni dieron cuenta de que los ataques de marroquíes operando desde de Goulimine eran inminentes. El 23 de noviembre, las líneas de comunicaciones españolas con los puestos avanzados en la frontera fueron cortadas, al tiempo que una fuerza de unos 2.000 marroquíes asaltaba las guarniciones del territorio de Ifni, así como el aeródromo y el arsenal de Sidi Ifni.

    Aunque la incursión marroquí contra Sidi Ifni fue fácilmente rechazada, los puestos avanzados cercados fueron abandonados o perdidos ante el ataque enemigo, en tanto que Tiliuin, Telata y Tagragra permanecieron bajo estrecho asedio.


    Tiliuin

    En Tiliuin, 60 tiradores (pertenecientes al Cuerpo de Tiradores de Ifni, un cuerpo mixto de soldados españoles e indígenas) defendían el puesto, así como a su población civil, ante el ataque de cientos de marroquíes. El 25 de noviembre, un intento de rescate fue autorizado por las autoridades españolas. Ante el veto de los Estados Unidos (aliado de Marruecos) para que España utilizara aviones o armas fabricados por ese país, se hubo de recurrir a cinco viejos Heinkel He-111 para bombardear las posiciones marroquíes, mientras que desde el mismo número de Junkers JU-52 saltaban en paracaídas 75 paracaidistas (15 de cada avión) al mando del capitán Sánchez Duque, sobre el puesto avanzado de Tiliuin, en tanto que un sexto lanzaba armas y suministros. Estas fuerzas también quedaron cercadas en el poblado.

    El 3 de diciembre, miembros de la Sexta Bandera de la Legión llegaron al puesto, rompiendo el cerco y reconquistando el aeródromo. Todo el personal civil y militar fue entonces evacuado por vía terrestre a Sidi Ifni, a donde llegaron el 6 de diciembre. Tras destruir las fortificaciones, Tiliuín fue abandonado definitivamente.


    Soldados de la bandera paracaidista española en la guerra de Ifni

    Telata

    La situación en Telata

    Telata tenía un puesto de policía muy apto para dicha función, pero en absoluto preparado para un ataque. Aun así sus defensores estuvieron muy por encima de lo que tuvieron que sufrir, con gran mérito a pesar de los constantes ataques, llegando los marroquíes hasta los mismos muros del fuerte sin poder conquistarlo.

    Al mando del puesto de policía se encontraba en aquellas fechas el Teniente Emilio Cuevas Puente (después Coronel), y distante a poco más de un kilómetro el destacamento de Tiradores, bajo el mando del capitán Niceto Llorente Sanz, con algo más de un centenar de soldados del grupo de Tiradores.

    A las 06.30 de la madrugada del 23 de noviembre de 1957, varios grupos del Ejército de Liberación Marroquí atacan el puesto de Telata, con intenso fuego de fusilería, ametralladoras y morteros. Tras repeler el primer ataque, el operador de radio informa que la defensa ha sido perfectamente organizada, produciéndose las siguientes bajas: en el grupo de Tiradores un muerto, cinco soldados y un sargento heridos, un policía musulmán muerto, un brigada herido grave (Luis Gutiérrez Nalda) y tres policías heridos.

    El puesto de Telata queda asediado y sus defensores deben hacer frente a continuas incursiones con un armamento obsoleto y escaso.

    En medio de los continuos ataques, entre los defensores destacan los casos de héroes como el soldado del Rgto. de Redes Permanentes y Servicios Especiales de Transmisiones, Joaquín Fandos Martínez, natural de Burriana (Castellón). Asignado al destacamento de Tiradores, cuando dejaba su puesto de operador de radio, relevaba a alguno de sus compañeros más agotados o levemente heridos de las posiciones defensivas, sin apenas descansar durante los nueve días siguientes al 23 de noviembre.

    El 1 de diciembre de 1957, se produce uno de los últimos y más duros ataques de los marroquíes. Entre las bajas de los defensores, Joaquín Fandos cae gravemente herido por el impacto de una granada de mortero, muriendo al día siguiente.

    La expedición de auxilio a Telata

    La expedición de auxilio al puesto avanzado de Telata fue claramente menos exitosa que la de Tiliuin. Tras abandonar Sidi Ifni el 24 de noviembre a bordo de viejos camiones, un pelotón de la Segunda Bandera paracaidista, al mando del teniente Ortiz de Zárate, avanzó muy lentamente por la pista que unía Sidi Ifni y Tiliuin (los camiones no podían ir campo a través, dado lo abrupto del terreno ifneño), puesto que los irregulares marroquíes habían interpuesto piedras en el camino. A esto había que añadir las frecuentes emboscadas realizadas por los marroquíes que, al día siguiente, causaron varias bajas, forzando a la expedición a abandonar los camiones y salir de la pista por la que transitaban. El 26 de noviembre, la comida se acabó. Los españoles, bajos de munición, reanudaron la marcha, sólo para sufrir de nuevo repetidos ataques enemigos y ser cercados.

    Aunque se les pudo enviar víveres desde aeroplanos, las bajas continuaron aumentando. Entre los muertos estaba el teniente Ortiz de Zárate.

    El 2 de diciembre, una columna de infantería que había salido de Sidi Ifni, compuesta por la 21ª compañía del IV Tabor de Tiradores de Ifni al mando del capitán Rafael López Andión rompe el cerco sobre los paracaidistas y entra a continuación en Telata. El puesto es destruido para no dejar refugio a los marroquíes. Los supervivientes de Telata y del batallón paracaidista estaban de vuelta en Sidi Ifni el 5 de diciembre. Habían sufrido cinco muertos y catorce heridos.


    El asedio de Sidi Ifni

    Los primeros ataques marroquíes habían sido más o menos exitosos. En el espacio de dos semanas, los marroquíes y sus aliados tribales bereberes habían conseguido controlar la mayor parte de Ifni, aislando las unidades españolas tierra adentro de la capital, Sidi Ifni. Ataques simultáneos habían sido lanzados por todo el Sahara español (territorio situado a 200 km al sur de Ifni), capturando guarniciones y emboscando convoyes y patrullas.

    Consecuentemente, las unidades marroquíes, reabastecidas y reforzadas en gran medida, se esforzaron en rodear y asediar Sidi Ifni, esperando incitar un levantamiento popular. Sin embargo, los marroquíes subestimaron la fortaleza de las defensas españolas de la ciudad. Abastecida desde el mar por tres buques de la armada española y protegida por una línea de posiciones defensivas, establecidas a lo largo de un perímetro de 27 kilómetros y a 8-10 km del centro de la ciudad, que para el 9 de diciembre albergaba unos 7.500 defensores, Sidi Ifni resultó inexpugnable. [aquí posiciones defensivas

    ] El asedio, que duró hasta junio de 1958, transcurrió sin grandes incidentes y relativamente sin derramamiento de sangre, ya que las fuerzas españolas y marroquíes concentraron sus recursos en los escenarios del Sahara español.

    La batalla de Edchera

    En enero de 1958, Marruecos redobló su dedicación a la campaña contra España, reorganizando todas las unidades militares en territorio español, como el Ejército de Liberación Saharaui. Mientras tanto, la Novena Bandera de la Legión es enviada al Sahara español a reforzar las tropas allí estacionadas.

    El 12 de enero, una columna del Ejército de Liberación Sahariano atacó la guarnición española en El Aaiún. Derrotados y forzados a retirarse por los españoles, esta columna centró sus esfuerzos en el sudeste de la colonia. La oportunidad se presentó al día siguiente en Edchera, donde dos compañías de la XIII Bandera de la Legión estaban llevando a cabo una misión de reconocimiento. Deslizándose sin ser vistos por entre las dunas junto a las columnas españolas, los marroquíes abrieron fuego.

    Emboscados, los legionarios lucharon para mantener la cohesión, repeliendo los ataques con fuego de mortero y armas ligeras. El episodio principal de la lucha lo protagonizó el primer pelotón, el cual se negó obstinadamente a retroceder ante el fuego marroquí, hasta que el enorme número de bajas le forzó a retirarse. Los sangrientos ataques continuaron hasta la caída de la noche, cuando las fuerzas marroquíes, demasiado desperdigadas y sin hombres suficientes para continuar el ataque, se desvanecieron en la oscuridad.


    Reconquista del Sáhara español

    En febrero de 1958, tropas franco-españolas lanzaron una importante ofensiva que desmanteló con éxito al Ejército de Liberación Sahariano. Por primera vez, el poder aéreo masivamente superior de los europeos fue aplicado, ya que Francia y España desplegaron una escuadra de 130 aviones (60 españoles y 70 franceses). Sobre el terreno se desplegaron 9.000 soldados españoles y 5.000 franceses. El Teniente General López Valencia, Capitán General de Canarias, comandaba las fuerzas españolas.

    Los primeros reductos en caer fueron las fortalezas montañosas marroquíes entre Tan-Tan y Saguia el Hamra. Bombardeadas desde el aire y con fuego de proyectiles desde tierra (de fuerzas españoles venidas de El Aaiún y Villa Bens y francesas de Fort Trinquet), el Ejército de Liberación sufrió 150 muertos y abandonó sus escondites montañosos y gran cantidad de material.

    El 10 de febrero, las banderas Cuarta, Novena y Decimotercera de la Legión, organizadas en una columna motorizada, expulsaron a los marroquíes de Edchera y ocuparon a continuación Tafurdat y Smara.

    El ejército español, avanzando desde El Aaiún y Villa Cisneros, junto a tropas francesas que operaban desde Fort Gouraud, atacaron contundentemente a los marroquíes el 21 de febrero, destruyendo las concentraciones del Ejército de Liberación Sahariano entre Bir Nazaran y Ausert.


    Consecuencias

    El 2 de abril se firman los acuerdos de Angra de Cintra entre los gobiernos español y marroquí. Por este acuerdo se entregaba a Marruecos la zona de Tarfaya (colonia de Cabo Juby), entre el río Draa y el paralelo 27º40', excluyéndose Sidi Ifni y el Sáhara español.

    España mantuvo la posesión de Ifni hasta 1969, consecuente a la resolución 2072 de las Naciones Unidas (1965) en la que insta a la descolonización de Ifni y el Sáhara Occidental. Sin embargo, el control español sobre el Sahara Occidental duró hasta que, de acuerdo con Marruecos (que organiza la Marcha Verde), se firmaron los Acuerdos de Madrid de 1975, donde España, Marruecos y Mauritania emitieron en Madrid una declaración de principios sobre el Sáhara Occidental, con arreglo al cual las facultades y responsabilidades de España, como Potencia administradora del Territorio, se transfirieron a una administración temporal tripartita, sin que la paralela declaración de independencia hecha por los nacionalistas saharauís (Frente Polisario) y la proclamación de la República Árabe Saharaui Democrática se tradujeran en la creación de una nueva nación. Antes bien, fue el inicio de un conflicto que dura hasta hoy.
    "QUE IMPORTA EL PASADO, SI EL PRESENTE DE ARREPENTIMIENTO, FORJA UN FUTURO DE ORGULLO"

  5. #5
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    39
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Ifni

    Toronjo, ¿ podrías poner la fuente ? Gracias.

  6. #6
    Toronjo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    11 may, 09
    Ubicación
    Huelva
    Mensajes
    933
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Ifni

    Amigo Ordoñez,
    No puse el enlace por se un trabajo, hecho en la mayor parte con Guerra de Ifni - Wikipedia, la enciclopedia libre y con fotos sueltas.
    Un abrazo y quede usted con Dios
    "QUE IMPORTA EL PASADO, SI EL PRESENTE DE ARREPENTIMIENTO, FORJA UN FUTURO DE ORGULLO"

  7. #7
    Toronjo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    11 may, 09
    Ubicación
    Huelva
    Mensajes
    933
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Ifni

    "QUE IMPORTA EL PASADO, SI EL PRESENTE DE ARREPENTIMIENTO, FORJA UN FUTURO DE ORGULLO"

  8. #8
    Toronjo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    11 may, 09
    Ubicación
    Huelva
    Mensajes
    933
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Ifni

    Carmen Sevilla, en la guerra de Ifni


    Carmen Sevilla en la guerra de Ifni (1975), vista por Idígoras y Pachi

    Ahora está clarísimo, tras el estudio "Influencia del cuponsito en la Historia de España Contemporánea" que acaba de publicar la Fundación ONCE. Ahora ya es muy fácil saber por qué España no perdió Ifni en aquella oscura guerra de 1957. España tenía aún Ifni y el Africa Occidental Española, aquella parte de Villa Cisneros y por allí donde iban los pobrecitos soldados a quienes les tocaba "Africa", por lo que se cogían unas borracheras espantosas el día del sorteo de los quintos, cuando con tiza se pintaban en la espalda de la chaqueta dicha palabra terrible con una palmera y un camello y se iban de copas por los bares del pueblo, principalmente para olvidar que España era todavía una potencia colonial, cosa que no olvidaban ni la ONU, ni Mohamed V, ni su hijo Hassan II.
    Ahora está clarísimo que Ifni no se perdió porque aquella Navidad de 1957 del fregado de tiros con las "bandas incontroladas", Franco mandó a Carmen Sevilla a El Aaiun para elevar la moral de la tropa. Con la independencia de Marruecos, España había ya perdido el que se llamó Protectorado del Norte de Africa. Ni Larache ni Tetuán eran españolas. En Africa nos quedaba Guinea Ecuatorial, que aún no había aparecido el libertador Macías para convertirse luego en dictador de los negritos de la canción del Colacao. Y quedaban Ifni y Sáhara. De Ifni a las posesiones del Africa Occidental Española había una tiraíta buena, sobre todo en camello, que es como se iba por allí, que parecía que siempre estaban llegando los Reyes Magos. Pero desde aquí, Ifni y Sáhara aparecían como una sola cosa, hasta que definitivamente las perdimos tras la muerte de Franco y la Marcha Verde que organizó Hassan II con los padres de los marroquíes que ahora nos manda en las pateras, a quienes les dio una inquietante bandera americana.
    La de 1957 en Ifni fue una guerra con el moro en toda regla, aunque no se dijera así en los periódicos por la censura. España ha estado en guerra con el moro desde el siglo XIX hasta ayer por la mañana. Concretamente ha estado en guerra con el moro de Pedro Antonio de Alarcón a Carmen Sevilla. O del Tebib Arrumi a Gila. Junto con Carmen Sevilla fue Gila. Como entonces no había motorolas, Carmen Sevilla se llevó el teléfono de Gila para llamar a Madrid y preguntar si ya había televisión privada, si habían fundado Tele 5, y si Lazarov y estos señores tan buenos de la cadena le habían encargado ya lo del cuponsito de Miguel Durán. Por cierto que en el régimen de Franco era Gila tan antifranquista y tan significado estaba como rojo perdido, que cada vez que había una guerra con el moro, el dictador lo mandaba para animar a sus invictas tropas. Había guerra en Ifni a pesar de que el Caudillo hablaba en sus discursos de "nuestra tradicional amistad con los pueblos árabes". Nuestra tradicional amistad con los árabes consistía en que los árabes se hartaban de matar muchachos de Almonaster la Real o de Alcalá la Real en cuanto que empezaban a disparar sus fusilas. Porque como los moros hacían casi todos a pelo y a pluma, al fusil le llamaban la fusila.
    La de Ifni fue una guerra en toda regla, aunque no declarada. Con Marruecos, aunque Radio Nacional dijera que eran bandas incontroladas de moros sueltos que habían invadido nuestro territorio. Una guerra con las manos atadas. Nuestros Ejércitos estaban pertrechados con el material de desecho de la II Guerra Mundial que nos habían dado los americanos tras los acuerdos de 1952. Pero en esos acuerdos se establecía que tal chatarra bélica no podía ser utilizada contra Marruecos o los moros. En un principio, los moros nos dieron fuerte y flojo, y cayó un estudiante andaluz, de Jaén, alférez de las Milicias Universitarias de Montejaque, el héroe de aquella guerra: el alférez Rojas Navarrete. También sufrieron bajas a lo Apocalipsis Now los paracaidistas, la Legión, los regimientos de las guarniciones andaluzas, como Soria 9, el de la banda de música cofradiera, que llevó su banda contra las bandas de moros que mataban a nuestros muchachos.
    Lo más triste es que mientras Franco presumía de una España en paz, nuestros soldados de reemplazo morían en una guerra no declarada, en un Ifni que poco después fue proclamado "provincia española". Ganamos la guerra que no era guerra, y ello se explica por la presencia de Carmen Sevilla en el fregado. En plan Agustina de Aragón, dicen que cogió el teléfono de Gila, se asomó a una trinchera del desierto y les dijo a los moros: " Moro, hijo, ¿tú quien eres? ¿Mustafá? Pues mira, Mohamed, corazón, no pegues más tiros, ¿eh?, que vas a matar a uno de estos muchachos. Y además, Mohamed, o Mustafá, o como te llames, que aquí en España tenemos la paz de Franco y esto de la guerra no es plan... Así que ahora vais a dejar que estos muchachos tan simpáticos os ganen la guerra, y en cuanto el Caudillo nos falte, podéis ya organizar la Marcha Verde y nos podéis quitar Ifni y el Sahara, pero ahora no tires, Mustafá, o Mohamed, o como te llames, que le puedes dar a este muchacho tan guapo de Guadix..."
    Pious dio el Víctor.
    "QUE IMPORTA EL PASADO, SI EL PRESENTE DE ARREPENTIMIENTO, FORJA UN FUTURO DE ORGULLO"

  9. #9
    Toronjo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    11 may, 09
    Ubicación
    Huelva
    Mensajes
    933
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Ifni

    El último preso de Sidi Ifni


    Alfonso Carlos Alsúa vive en Irun con su esposa. En su vivienda guarda testimonios de hace ahora cincuenta años, cuando cayó preso en la guerra de Sidi Ifni, que enfrentó a España con Marruecos





    http://www.diariovasco.com/20071228/...-20071228.html





    SAN SEBASTIÁN. DV. «Nota del Ministerio del Ejército» titulaba a una columna El DIARIO VASCO el miércoles 27 de noviembre de 1957, en primera página. «Hace ya algunos meses, la paz y el orden en nuestros territorios de Sidi Ifni y Sahara vienen siendo alterados por la presencia en las inmediaciones de sus fronteras con el territorio marroquí, de bandas armadas del llamado Ejército de Liberación...», seguía con una prosa de la época. Comenzaba así la guerra de Sidi Ifni, otro enfrentamiento entre Marruecos y España que comenzó oficialmente el 23 de noviembre de 1957. El reino alahuita de Mohamed V reivindicaba a Franco los territorios costeros del sur marroquí colonizado por España hace dos siglos. Miles de soldados de reemplazo fueron destinados a Sidi Ifni, la capital de aquella provincia, y los alrededores para frenar las acometidas de los marroquíes armados. Entre ellos, muchos guipuzcoanos.

    Carlos Alsua vive en Irun. Nació en Pamplona pero lleva más de cuatro décadas viviendo en la ciudad fronteriza. Él tiene un imborrable mal recuerdo de aquel conflicto que hoy cumple medio siglo en medio del olvido institucional. Será que el Gobierno español quiere pasar en silencio por esta lucha histórica, tal y como están de heladas ahora las relaciones con el vecino marroquí.

    «Aquel es un pequeño territorio en el Sahara», describe con una portentosa memoria este jubilado irunés. Marruecos reclamaba la independencia de los protectorados a la Francia de De Gaulle y a la España de Franco. «Era marzo del año 1957 cuando me llamaron a filas y en junio ya estaba de policía del ejercito en Sidi Ifni». Le destinan al campamento de Tagraga. Nada más llegar al puesto de vigilancia, a 40 kilómetros, «hubo un ataque», recuerda. «No eran soldados uniformados, sino bereberes. Pero luego con el tiempo hemos comprobado que se trataba del ejército disfrazado como las tribus de la zona porque todo el armamento era del ejército marroquí, armado por España... ¿y mejor que el nuestro!», clama. Cada puesto contaba con quince policías, que debían dar la voz de alarma y defender su posición rodeados de dunas y desierto. Atentados y acosos continuos hasta que en agosto «cortaron una línea de teléfono. Fuimos varios policías para proteger su reparación», recuerda.

    Prisionero

    Cómo recuerda de nítida la fecha del comienzo de las hostilidades oficialmente: 23 de noviembre de 1957. Ya se lo esperaban tras meses de asaltos. «Atacaron todos juntos». Eran 2.800 soldados españoles, «contra 10.000-12.000 moros». En ese momento no piensan en las reivindicaciones de tierras por parte marroquí sino en defenderse de los ataques. Su grupo adelantado de vigilancia fue de los primeros en ser atacados. «Nos metimos en una casa de adobe para defender el paso hacia Sidi Ifni. Pero los marroquíes nos disparaban con morteros. Hasta que cayó el techo, luego toda la casa y nos hicieron prisioneros a los nueve. Vino un oficial en un jeep con bandera blanca a decirnos que nos llevaba al cónsul de Agadir. Estábamos solos y nos fuimos con él». En la población de Tabelcut. En la frontera.

    Iba armado con un fusil «naranjero» que se lo quitaron. «Nos habían mentido». Les metieron en un autobús, «atados al asiento con cuerdas por el cuello, las muñecas y los pies». Horas de viaje por aquellas carreteras de polvo cruzando las montañas hasta llegar a un campamento del ejército marroquí en Mirleb. «Estuvimos seis meses encerrados sin ver el sol. Nos pegaban sin motivo. Nos hacían ponernos de puntillas junto a una pared con la cabeza apoyada. Cuando te caías, te golpeaban con la culata del fusil o a patadas. O te quitaban pelos del pubis y te los metían en la boca». Comían sólo nabos «y bebíamos una agua sucia caliente por la noche». Les obligaban a cavar en el suelo. «Nos apuntaban con las armas haciendo con la boca ¿pum! para asustarnos». No llegaron a matar a ninguno, «pero hirieron a uno en una pierna con una bala que dijeron perdida».

    A los seis meses les trasladaron a otro puesto. «No nos pegaban ya. Nos daban algo de comer y llegaron más prisioneros». Así no sólo hasta que finalizó la guerra, en junio de 1958, «sino varios meses más hasta mayo del 59». Cuenta Alsúa: «García Guerra, un corso, viajó con Mohamed V a Córcega, donde fue liberado porque era francés y Marruecos quería congraciarse con Francia. Allí contó a los medios informativos que aún había soldados españoles prisioneros, a pesar de que la guerra había acabado». Las declaraciones llegaron hasta Madrid y allí se gestionó su liberación cuando la prensa se hizo eco del caso.

    No recuerda que hubiese oficiales prisioneros pero sí que su máximo responsable, el teniente Felipe Soto Fernández, de Zaragoza, llegó a general. décadas después. En esta guerra silenciada por Franco, murieron 300 soldados y otros 500 fueron heridos. Todos de reemplazo.

    La liberación

    Antes de que llegara el día de su liberación, recuerda Alsúa -nada que ver con los magníficos futbolistas iruneses- «nos dieron para comer carne podrida. Nos negamos y nos pegaron». Pero reconoce que el trato fue normal. «El día que nos liberaron era el 6 de mayo de 1959. Nos llevaron a un puesto y nos dieron una maleta vacía. No sabíamos qué pasaba, pero imaginamos que nos liberaban. Nos dijeron de ponernos un traje, de los cientos que había. Nos los probamos y nos llevaron en autobús a Rabat». Eran 40 y no les dijeron nada. «Nos metieron al palacio del rey. Nos dijeron que estuviésemos callados y firmes. Nos pusieron por filas. Llegó Mohamed V con su hijo Hassan y otras autoridades, como el embajador español. El rey nos dio la mano, sin hablar con nadie».

    Después se los llevó el embajador, se fueron a cenar y al día siguiente viajaron hasta Ceuta, de allí a la península, a Algeciras, a Madrid y desde la capital a sus respectivas casas. «A los meses nos llegó una encuesta del Ministerio del Ejército a ver qué tal nos habían tratado. Pero nunca nos preguntaron personalmente qué nos había pasado». Ahora, 50 años después, sí que se lo preguntan los de CiU «recordando el cincuentenario» y reclamando un reconocimiento económico.

    Tan poco les reconocieron su sacrificio como prisioneros. Cuando Carlos Alsua dejó de pasar la revisión de su cartilla militar al año siguiente porque se fue a Francia a trabajar en la construcción, la Guardia Civil le multó con 250 pesetas de primeros de la década de los sesenta cuando volvió para afincarse en Irun.

    Hoy vive feliz con su mujer en la ciudad irunesa y guarda carpetas de recuerdos de su paso por la guerra de Sidi Ifni que apenas la vivió pero la padeció como prisionero de los marroquíes. «He vuelto como turista hasta Agadir y no me ha apetecido seguir más abajo, hacia donde estábamos», susurra.

    Sí en cambio entró a visitar el palacio donde les despidieron el día de su liberación. Todo ello además lo ha recogido y contado en su página web Alsua y el Sahara
    Pious dio el Víctor.
    "QUE IMPORTA EL PASADO, SI EL PRESENTE DE ARREPENTIMIENTO, FORJA UN FUTURO DE ORGULLO"

  10. #10
    Toronjo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    11 may, 09
    Ubicación
    Huelva
    Mensajes
    933
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Ifni

    "QUE IMPORTA EL PASADO, SI EL PRESENTE DE ARREPENTIMIENTO, FORJA UN FUTURO DE ORGULLO"

  11. #11
    Toronjo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    11 may, 09
    Ubicación
    Huelva
    Mensajes
    933
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Ifni









    "QUE IMPORTA EL PASADO, SI EL PRESENTE DE ARREPENTIMIENTO, FORJA UN FUTURO DE ORGULLO"

  12. #12
    Toronjo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    11 may, 09
    Ubicación
    Huelva
    Mensajes
    933
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Ifni

    "QUE IMPORTA EL PASADO, SI EL PRESENTE DE ARREPENTIMIENTO, FORJA UN FUTURO DE ORGULLO"

  13. #13
    Toronjo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    11 may, 09
    Ubicación
    Huelva
    Mensajes
    933
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Ifni

    EMILIO FERNANDEZ MANCEBO.

    Todos los años, en las fiestas de Mayo, en Higueruela, Emilio Fernández Mancebo, acompaña a la patrona en su recorrido por las calles del pueblo, vestido de militar. Luciendo en su guerrera una serie de insignias y medallas. Al no conocer el motivo por el cual utiliza ese uniforme, nos ha llevado a preguntarselo.

    Le sorprendió nuestra ignorancia en este punto, y nos dijo "Es por méritos de Guerra" " Yo participe en el primer salto en acción de Guerra del Paracaidismo Español".
    Su contestación picó nuestra curiosidad, y nos ha llevado buscar y dar a conocer esa historia. Historia que nos desvela una persona que peleó en la siempre ignorada "Guerra del Sidi-Ifni.

    El 29 de noviembre del año 1957, comenzó su participación en la guerra del Sidi-Ifni, como componente de la 2 patrulla de la 7ª Compañía de la “Agrupación de Banderas Paracaidistas”.Cinco Patrullas de paracaidistas compuestas por 15 hombres, cada una de ellas.
    Los cinco aviones que los transportaban salieron de Sidi-Ifni a las 11,10 con destino a Tiliuin, su misión fue (Acción de Guerra para reforzar el Fuerte de Tiliuin.) El tiempo de vuelo duró 23 minutos.
    Bajo el mando del Teniente D. Pedro Soto del Río, nuestro paisano Emilio Fernández Mancebo, realizó su salto número 11 sin novedad, resultó lesionado el Legionario 1ª Antonio Luzón Corpas, en su salto número veinte. Este fue el comienzo de su una participación en una guerra “que nunca fue declarada como Guerra”.
    NACIDO EN HIGUERUELA 6 ABRIL 1934. Hijo de Francisco Fernández Cantos. De profesión agricultor, estudios ninguno.
    Del reemplazo del año 1955. Ingresó en el ejército el 22 de marzo del año 1956 en el 20 GUADALAJARA, SITUADO EN PATERNA (VALENCIA). INGRESO EN LA AGRUPACION PARACAIDISTA EL 9 DE SEPTIEMBRE EN ESE MISMO AÑO.
    OBTENIENDO EL TITULO DE PARACAIDISTA (N. 3697 EN EL OCTAVO CURSO 15-11-1956) EL OCHO DE ENERO DE 1958


    En Tiliuin, 60 tiradores (pertenecientes al Cuerpo de Tiradores de Ifni, un cuerpo mixto de soldados españoles e indígenas) defendían el puesto, así como a su población civil, ante el ataque de cientos de marroquíes. El 25 de noviembre, un intento de rescate fue autorizado por las autoridades españolas. Ante el veto de los Estados Unidos (aliado de Marruecos) para que España utilizara aviones o armas fabricados por ese país, se hubo de recurrir a cinco viejos Heinkel He-111 para bombardear las posiciones marroquíes, mientras que desde el mismo número de Junkers JU-52 saltaban en paracaídas 75 paracaidistas (15 de cada avión) al mando del capitán Sánchez Duque, sobre el puesto avanzado de Tiliuin, en tanto que un sexto lanzaba armas y suministros. Estas fuerzas también quedaron cercadas en el poblado.
    El 3 de diciembre, miembros de la Sexta Bandera de la Legión llegaron al puesto, rompiendo el cerco y reconquistando el aeródromo. Todo el personal civil y militar fue entonces evacuado por vía terrestre a Sidi Ifni, a donde llegaron el 6 de diciembre. Tras destruir las fortificaciones, Tiliuín fue abandonado definitivamente.

    El desembarco aéreo sobre el sitiado fuerte de Tiliuin (Ifni), es la primera acción paracaidista española ante un enemigo real. Situado a 60 kilómetros de la capital del territorio (Sidi-Ifni) y debido a lo complicado de la orografía para desarrollar una operación por tierra, el Mando decide emplear a las "jóvenes fuerzas paracaidistas", comienza la " Operación Pañuelo ". El enemigo que actuaba en la zona, los rebeldes del autodenominado ejército de liberación, tiene unos efectivos entre 2000 y 2500 hombres dispersos en diferentes partidas.

    Desde las primeras horas del 23 de noviembre de 1957, el fuerte de Tiliuin sufre los continuos ataques de las partidas rebeldes, la frontera del Marruecos francés la tienen muy próxima, en el río Asaca y nuestra aviación respetuosa con las leyes internacionales, no la cruza, sirviéndoles esta zona de santuario.
    La decisión para el desembarco aéreo se toma a las 22,00 horas del día 28 de noviembre de 1957 y se realizará en las primeras horas del día 29. La finalidad es realizar un desembarco aéreo con fuerzas paracaidistas en la zona del aeródromo de Tiliuin para establecer contacto con la guarnición del fuerte y reforzarlo, dando tiempo a la llegada de la Agrupación Táctica terrestre, efectuar la evacuación del personal y la posterior destrucción del fuerte.
    La misión se le asigna a la 7ª Compañía paracaidista, disminuida en una sección (la del Tte. Ortiz de Zárate) en aquellos días cercada en las proximidades del Zoco de Tzelata .Se designan para la operación cinco aviones Junker 52 y el apoyo aéreo directo a cargo de cinco Heinkel 111. El desembarco aéreo se efectuará en dos rotaciones, la primera formada por cinco patrullas de 15 hombres al mando del capitán Sánchez Duque, la segunda con los abastecimientos, morteros y municiones.
    Tanto el lanzamiento como los apoyos de fuego aéreo debían de ser operaciones precisas. A las diez horas dieciséis minutos despega el primer Heinkel, el resto a intervalos de cuatro minutos, cada avión lleva una misión de bombardeo concreto, sobre Intlan, Agadir, Morabtien, Sidi El Ahsen y todas las casas que circundan el norte, oeste y sur del fuerte. A continuación comienza el lanzamiento paracaidista, bajo el apoyo de las ametralladoras de los Heinkel, los paracaidistas llegan al suelo casi todos en sus puntos previstos. Se recibe fuego enemigo de ametralladora, de la zona de Agadir, la patrulla donde salta el capitán Sánchez Duque es la más próxima a esta zona, el enemigo piensa que las intenciones de estos paracaidistas es envolver Intlan y Agadir por lo que varía su despliegue hacia el este y sur. Al final los paracaidistas consiguen reagruparse y entran en el fuerte sin haber sufrido una sola baja.
    Durante los días siguientes los rebeldes atacan el fuerte con morteros y fusilería, hasta que el día 3 de diciembre a las 22,00 horas se establece contacto con las fuerzas de la Legión.
    El día 4 de diciembre con todos los objetivos cumplidos se arría la bandera nacional; en las horas siguientes se procede a la voladura del fuerte, regresando la Unidad a Sidi-Ifni.
    Así finalizó el primer salto de guerra de las Unidades Paracaidistas del Ejercito de Tierra.


    Nuestro paisano sigue unido a las fuerzas armadas como lo demuestra los homenajes recibidos en distintos puntos de España.

    Lugar Colmenar Viejo año 2007.Motivo: Invitación Presidido el acto por el Capitán general de los tres ejércitos Tierra,mar y aire, que coge a nuestro paisano por el hombro y le dijo: Fuisteis heroes del ayer y pilares del presente.

    Bailando su " Salomé o La camisa Negra" nos muestra su cara mas amable y distendida en el cuartel de la Tercera Bandera paracaidista en Jabalí Nuevo, 2005
    6
    Homenaje en la Academia Militar del ejército de Tierra situada en Toledo. Escuela militar de Toledo año 2007. Motivo Invitación del Ejercito al Grupo Veteranos paracaidistas del Sidi Ifni.



    San Vicente del Raspeig. Acompañados de la alcaldesa de la localidad y del Coronel Luis Torres Arenas del ejercito del aire. con motivo de la entrega del Banderin de la brigada C.
    No podemos olvidar su etapa de jugador de Futbol en Higueruela, como portero. Con el nombre de Guerra El VIZCO . Decia a sus compañeros: Tranquilos que si pasa el balón, no pasa el tio. Su etapa en el Higueruela Club de fútbol. 1960.




    Se fue del pueblo en el año 1962. Su vida laboral se ha desarrollado en Alicante Se jubilo el año 2000, siendo en esos momentos, guarda jurado de caza. casado en el año 1964 con una la alpereña Teresa Mejias Gómez. Son padres de tres hijos

    La guerra de Sidi Ifni.
    "QUE IMPORTA EL PASADO, SI EL PRESENTE DE ARREPENTIMIENTO, FORJA UN FUTURO DE ORGULLO"

  14. #14
    Toronjo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    11 may, 09
    Ubicación
    Huelva
    Mensajes
    933
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Ifni

    Ifni

    La presencia española en Ifni data de la época de los Reyes Católicos, cuando Diego García de Herrera fundó el establecimiento de Santa Cruz de la Mar Pequeña (1476). La importancia del establecimiento derivaba del tráfico de esclavos para las plantaciones de caña de azúcar de Canarias. Los españoles fueron desalojados en 1524 por los bereberes de la zona.
    El territorio y su capital, Sidi Ifni, fué reconocido a España por Marruecos el 26 de abril de 1860, mediante el Tratado de Paz y de Amistad entre Españaa y Marruecos firmado en Tetuán tras una corta guerra, pero la presencia española fue inexistente hasta 1934, cuando el coronel Capaztomó posesión de la zona. No obstante, los limites de la colonia, fijados por un tratado de 1912 con Francia, son notablemente más reducidos que los establecidos en 1860.

    Hasta 1952, Ifni tuvo el estatus de protectorado. En ese año se convirtió en parte del Africa Occidental Española (entidad que agrupaba las colonias del Sahara español y cabo Juby, su capital era la actual Tarfaya, en Marruecos).
    En 1957 Ifni ocupaba una extensión de unos 1.700 kilómetros cuadrados, y se encontraba situado al sur del nuevo Marruecos.
    Contaba con unos 40.000 habitantes, el 10 % eran de origen europeo y el 90% restante indígenas. Su capital, Sidi-Ifni, tenía una población de unos 8.000 habitantes de los que el 40 % eran españoles y el resto nativos. El 2 de marzo de 1956 Francia había concedido la independencia de su Protectorado y España lo hizo el 7 de abril, naciendo así el reino de Marruecos.
    Actualmente Ifni pertenece a la provincia de Tiznit, tiene unos 54.000 habitantes, su capital : Sidi Ifni.
    Geogróficamente Ifni es una franja de tierra de unos ochenta kilómetros de costa y veinticinco kilómetros hacia el interior situado entre las estribaciones del Anti-Atlas y el océano Atlántico. Se encuentra a unos 300 km. de la isla de Lanzarote. El clima es árido, con una pluviosidad escasa e irregular y temperaturas altas y regulares. La población está compuesta fundamentalmente por la tribu bereber de los baamarani, de religión musulmana.
    Existen cultivos de cebada, argán (el pasto característico de los camellos) y trigo. Los españoles introdujeron el cultivo del ricino, de cuyas semillas se pueden extraer aceites lubricantes, y del henequén (planta amarilidácea), que proporciona fibras textiles. Ganadería extensiva de ganado lanar y bovino, caprino, además de camellos y explotaciones pesqueras en la costa.
    Marruecos reclamó el territorio en diversas ocasiones. La primera en agosto de 1957, alegando que el tratado franco-español de 1912 había sido derogado. A finales de 1957 se produjeron graves incidentes fronterizos, siendo las guarniciones de Ifni atacadas por tropas irregulares lideradas por nacionalistas marroquíes, autodenominadas Ejército de Liberación Marroquí. El ELN se hizo con el control de la mayor parte de Ifni . Este conflicto, que también afectó al Sahara Español, se denomina generalmente la guerra olvidada. Y si bien esta guerra no fué nunca formalmente declarada ni finalizada, España y Marruecos firmaron el 1 de abril de 1958 los acuerdos de Angra de Cintra, por los que se cedía Cabo Juby (con capital en Villa Bens, actual Tarfaya) a Marruecos en junio de 1958, en cumplimiento de los acuerdos de independencia de Marruecos en 1956. Sin embargo, el territorio perdido en Ifni no fue recuperado, pasando a Marruecos. La administración de España sobre el territorio de Ifni era efectiva solo en las inmediaciones de la capital, Sidi Ifni.
    La colonia se mantuvo durante apenas 35 años, desde que un grupo de soldados al mando del coronel Capaz la había ocupado el 6 de abril de 1934. La guerra que nunca se declaró y cuyo sello de paz oficial jamás fue estampado duró unos ocho meses.
    La noche del 23 de noviembre de 1957 estuvo a punto de ocurrir un desastre. Estaba todo dispuesto para que guerrilleros marroquíes controlados secretamente por el actual rey Hassán, entonces príncipe heredero, asesinaran en sus casas a todos los habitantes de Sidi Ifni y que tomaran todos los fortines del interior del territorio, cuando la indiscreción de la cuñada de un policía nativo y la fidelidad de este a su capitán evitaron la tragedia: le advirtió del ataque previsto.

    El asalto al polvorín y la toma de la ciudad fracasó estrepitosamente pero se saldó con un puñado de muertos, y todos los puestos del interior quedaron asediados. Son terribles las historias que han contado los supervivientes que durante unos diez días estuvieron cercados, hasta que las fuerzas paracaidistas recién creadas y los legionarios que calzaban alpargatas para combatir en un terreno de arena y piedras consiguieron liberarlos. Muchos de estos liberadores murieron en el empeño, como muchos de los asediados, y algunos nombres se conservan en el recuerdo y en el afecto de sus familias: el alférez de las Milicias Universitarias Rojas Navarrete, el teniente Ortiz de Zárate…
    Las dolorosas anécdotas son innumerables. El primer muerto ilustre, el comandante Alvarez Chas, cayó al mar en un viejo Heinkel 111, con toda su tripulación, por un error en el momento del aterrizaje.
    El glorioso ejército carecía de casi todo: los aviones eran antiguallas de los años treinta; los Junkers que Alemania había enviado a comienzo de la guerra civil, a falta de bombas lanzaban bidones de gasolina provistos de un sistema de explosión artesanal ideado por un teniente; a los soldados se les entregaban hasta cinco viejos fusiles Máuser, pensando que alguno pudiera funcionar.
    La administración Eisenhower había prohibido la utilización por parte de las fuerzas españolas de cualquier tipo de material moderno cedido por Estados Unidos, bajo el pretexto de tratarse de una guerra colonial. Marruecos también era un aliado de los norteamericanos.
    Durante los siguientes años, la presión internacional (en varias resoluciones de las Naciones Unidas 14 de diciembre de 1960, 16 de diciembre de 1965 hizo que España comenzara las conversaciones con Marruecos que desembocaron, a comienzos de 1969, en el acuerdo de devolución del territorio a Marruecos. La bandera española se arrió en Sidi Ifni el 30 de junio de 1969.
    El soldadito Emilio unjubilado se encontraba con la emisora “Cabeza de Fonía de la evacuación” en el gobierno militar de Las Palmas de Gran Canarias; por lo que me considero de los últimos de Sidi Ifni.

    La guerra olvidada.
    El general Mariano Gómez de Zamalloa, recibió en su despacho de gobernador general de Sidi Ifni, un telegrama de Madrid con el siguiente texto: “Representante bandas armadas asegura a partir 12,00 horas día 30 harín alto el fuego ese sector. Observe cuidadosamente actitud enemigo, extremando precaución. Fuego propio totalmente prohibido. Aviación no debe volar”. Ese día era el 30 de junio de 1958. El texto del telegrama decía de manera velada que la guerra había terminado.

    Pero ¿qué guerra? ¿Existió alguna vez una guerra en Ifni?
    Es verdad que murieron al menos 300 españoles y que más de 500 fueron seriamente heridos en las batallas, que muchos miles de soldados de reemplazo lo pasaron muy mal en las trincheras y puestos de vigilancia montañosos de aquel enclave africano, y hasta época tan reciente como 1969 en los que seguían existiendo esos puestos a todo lo largo de la frontera y en el que los soldados se dedicaban a conversar e intercambiar alguna cosa con los marroquíes, pero ¿aquello fué una guerra?
    En el lenguaje oficial de entonces se calificó el asunto como incidente, la censura de noticias fue tan dura, perfecta y rigurosa que cuatro décadas más tarde hasta el mismo nombre del escenario se ha borrado casi por completo de la memoria de la mayoría de españoles. No obstante, aquellos acontecimientos deben considerarse como la última guerra internacional que ha mantenido España.
    En los sesenta, Sidi Ifni floreció como nunca y los militares cobraban tres veces su salario (A los soldaditos nos pagaban diariamente 5,50 pts, creo que en la Península les daban una peseta con cincuenta céntimos)
    Muchos todavía añoran la que fué hermosa ciudad colonial, el hotel España se llama Belle Vue, el cine Avenida está cerrado, en la fachada del ayuntamiento se lee Hotel de Ville, la iglesia de Santa Cruz, descabalgadas las campanas y tapiada la gran cruz, es sede de los juzgados; el palacio del gobernador sigue siéndolo, pero de Hassán (que nunca ha querido ir a ocuparlo); el aeródromo al que volaba Iberia es un campo de matorral para cabras…
    Ifni constituyó desde 1958 (terminada la guerra ignorada) hasta enero de 1969 (retrocesión a Marruecos) una provincia española, regida por un gobernador general, que enviaba procuradores a las cortes franquistas.
    "QUE IMPORTA EL PASADO, SI EL PRESENTE DE ARREPENTIMIENTO, FORJA UN FUTURO DE ORGULLO"

  15. #15
    Toronjo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    11 may, 09
    Ubicación
    Huelva
    Mensajes
    933
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Ifni

    Última edición por Toronjo; 15/07/2009 a las 11:32
    "QUE IMPORTA EL PASADO, SI EL PRESENTE DE ARREPENTIMIENTO, FORJA UN FUTURO DE ORGULLO"

  16. #16
    Toronjo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    11 may, 09
    Ubicación
    Huelva
    Mensajes
    933
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Ifni

    Ifni, donde murió la memoria
    Hace 40 años España dejó su provincia 51. Hoy, olvidados por Madrid y Rabat, los ifneños alzan su voz, aún en castellano, para reclamar su porción de memoria histórica. "Hijos de España", les gritan los agentes marroquíes cuando les reprimen a palos


    «¿Dura mucho esto de la independencia?», le preguntó hace poco un guineano al embajador español en Malabo. Los habitantes de Sidi Ifni sufren un problema de identidad similar 40 años después de que la provincia española número 51 pasara a Marruecos.

    «Soy ifneño, medio español medio marroquí», afirma con su acento gallego Mohamed El Mansuri (1950), conocido como Hamudi, marino formado en Alicante y secretario general de la Asocación Amigos de Ifni, que lucha para mantener los vínculos.
    Los españoles, gracias al Tratado de Tetuán de 1860, desembarcaron en Sidi Ifni en 1934 y sobrevivieron entre 1957 y 1958 a una guerra con entre 200 y 300 muertos. Finalmente Franco y el Rey Hasán II firmaron el 4 de enero de 1969 un Tratado de retrocesión y este martes 30 de junio se cumplen 40 años de la salida definitiva.
    Hoy, Sidi Ifni es un avispero subdesarrollado lejos de Rabat. La ciudad fue escenario en junio de 2008 de los más graves disturbios desde que fue devuelta. «¡Hijos de España!», llegaban a gritar los militares marroquíes que los reprimían a porrazos, cuentan varios jóvenes.
    Reivindicaciones locales
    Uno de los cabecillas de la revuelta fue Ibrahim Sballil, presidente del Centro Marroquí de Derechos Humanos (CMDH), que acaba de salir de prisión. «Estamos marginados y empobrecidos por la centralización del poder en Rabat». «Fuimos abandonados por los españoles y pedimos que España haga algo porque formamos parte de su historia», añade.
    Exigen un centro cultural en uno de los edificios que la ex metrópoli guarda, que se compense a las viudas de los excombatientes y que los descendientes de aquellos españoles de origen tengan la nacionalidad.
    El Tratado de 1969 les dio un plazo de tres meses para que normalizaran su nacionalidad española. Hamidu se altera. «No pudimos pedirla porque estábamos bajo la dictadura de Franco y Hasán».
    Ese tratado «es ilegal», insiste Jordi Rojo, abogado del Colegio de Cataluña que ha seguido una quincena de casos de Ifni. «Alguien nacido como español en territorio español lo es para siempre a todos los efectos». «¿Cómo se le da ese plazo de tres meses a personas que en muchos casos eran menores de edad?», se pregunta. «España no quiere problemas con Marruecos» y los expedientes «son denegados por motivos políticos».
    La Ley de la Memoria Histórica abrió además en 2008 nuevas esperanzas para obtener la nacionalidad española. «Apenas me han llegado cuatro o cinco casos que están siendo estudiados», afirma José Pintor, cónsul español en Agadir. En cualquier caso, «la interpretación que se está haciendo de esta ley es muy restrictiva», opina Aurelia Álvarez, especialista de la Universidad de León.
    Varios de los entrevistados recuerdan que cuando en 1969 empezaron a cambiar de documentos, las autoridades del reino alauí les iban reclamando los españoles. «Muchos se encuentran todavía en la comisaría y uno de los agentes los devuelve ahora a sus propietarios o las familias (que los reclaman para tratar de nacionalizarse españoles) a cambio de dinero», denuncia Mohamed Amazouz, del secretariado local de Sidi Ifni.
    Muchos otros lograron sin embargo guardar a buen recaudo cartillas militares, DNI, partidas de nacimiento y hasta las notas del colegio. Fátima El Malek (1941), viuda e hija de militares del Grupo de Tiradores de Ifni del Ejército español, agarra esos papeles como si fueran su vida. Su padre llegó a participar en la Guerra Civil. Muestra las cartas que ha enviado a los Reyes de España, pero en las respuestas que le niegan derecho a paga o pensión.
    Arbía Bent Reduan recibe al periodista sola en una covacha, paralítica y tirada en el suelo de una habitación inmunda. Su marido, fallecido en 1972, era policía en la época española, pero ella no recibe tampoco paga. Al rato aparece el único hijo que vive con ella. «Nací en 1952 con los españoles, pero me quedé en la trampa de Ifni. No soy árabe. Mire el santo que llevo al cuello», dice Yamaa en español enseñando una cruz como muestra de que reniega de ser marroquí y musulmán.
    Frente a estas viudas, hay algunos ex combatientes que sí son compensados por la Pagaduría del Ministerio de Defensa. Salem Mohamed Embarc recibe 577 euros al mes y Mohamed Ramain Farachi, 566 al mes. Ambos se consideran bien correspondidos.
    Numerosas personas llegan hasta el periodista cuando se enteran de que está recopilando información. Le cuentan su caso y traen numerosa documentación y la correspondencia que intercambian con autoridades españolas.
    No es prioridad para Madrid
    España guarda en Sidi Ifni algunas posesiones. Destaca la antigua Pagaduría, en la plaza de España -que nadie reconoce como plaza Hasán II-, casi en ruinas y con el águila del escudo preconstitucional aún erguida en la fachada. A una decena de metros, la antigua iglesia, ya sin la cruz, es hoy sede de los juzgados.
    Atender las reivindicaciones locales para que alguno de esos edificios acoja a corto plazo un centro cultural para que se evite la muerte de la lengua y cultura españolas no está entre los planes del Gobierno de Madrid.
    La cooperación española, volcada en el norte del reino alauí, tampoco alcanza a los ifneños. «La locomotora para que lleguen proyectos está en marcha» explica Vicente Sellés, responsable de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) en Marruecos. En Ifni esperan ese tren, pero no hay vías.
    Fuente: ABC
    28/06/09
    ReynoDeGranada dio el Víctor.
    "QUE IMPORTA EL PASADO, SI EL PRESENTE DE ARREPENTIMIENTO, FORJA UN FUTURO DE ORGULLO"

  17. #17
    Toronjo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    11 may, 09
    Ubicación
    Huelva
    Mensajes
    933
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Ifni

    Un puñado de héroes cercados por el enemigo.
    <

    TRAS los ataques del 23 de noviembre de 1957 a los puestos del interior, algunos pudieron ser liberados por la Legión, Tiradores y Paracaidistas; desgraciadamente otros tuvieron peor suerte, como Tabelcut, Tamucha y Hameiduch. Unos cayeron heroicamente ante el numeroso enemigo y otros fueron hechos prisioneros sufriendo un penoso, humillante y vergonzoso cautiverio de año y medio.
    <

    Los valientes tiradores.
    <

    Valga la verdad que emociona la lectura del brillante historial de aquella unidad tan recordada, los Tiradores de Ifni, donde aquellos hechos de armas hoy sólo constan en los archivos militares, y la sangre y heroísmo de sus soldados en los pliegues de su bandera en el museo del Ejército. Banderas que están repletas de corbatas que son las laureadas y medallas militares que en el campo de batalla ganaron sus soldados, los mismos que juraron ante dicha bandera que figura en la entrada de los cuarteles con esa legendaria frase, tan poco comprendida y poco valorada, de "¡Todo por la Patria!".
    <

    Lo triste es que algunas veces aquellos que detestan esa legendaria frase o leyenda ignoran por completo que tanto la guerra como la paz ofrecen desinteresadamente sangre, sudor y lágrimas, a los que se les tendría que recordar aquello de "¡Patria, no olvides a los que por ti mueren!".
    <

    <

    Uno de los puestos cercados por e1 enemigo y que ofreció una defensa más que heroica fue Telata de Isbuia, cuyo puesto se componía de dos puestos: el del Grupo de Policía, al mando del entonces teniente (hoy coronel) Emilio Cuevas Puente, y el otro puesto de Tiradores de Ifni, situado a una distancia de más de un kilómetro, cuyo mando lo ostentaba el capitán Niceto Llorente Sanz, coya guarnición la componían una sección de Ametralladoras del I Tabor y dos secciones de la 2° Compañía del II Tabor.
    <

    La mención a los Tiradores de Ifni lleva implícito el tener que destacar su brillante historial. Los hechos hablan por sí solos, nada menos que 1.200 muertos, 3.975 heridos y 881 mutilados, en acción de guerra en campo de batalla, y sobre sus banderas y guiones lucen, con todo orgullo y honor, una laureada y cuatro medallas militares individuales, y una laureada y cuatro medallas militares colectivas. Estos hechos son más que elocuentes, ya que muestra el heroico comportamiento de los soldados del grupo de Tiradores de Ifni y que por desgracia, a día de hoy, son los auténticos olvidados.
    <

    No sólo está el testimonio de los profesionales de la información, como más adelante se verá, están también los que allí convivieron esas duras jamadas de lucha, quienes afirman y ratifican que el comportamiento de los Tiradores fue algo más que ejemplar, puesto que estuvieron en todas las acciones. El periodista Ramiro Santamaría Quesada que allí cubría la información, así habla de ellos.
    <

    "El comportamiento de los Tiradores fue ejemplar. Fueron jornadas muy duras, superadas con bravura y acierto. Fueron ejemplo de preparación militar yesplritu de heroísmo. Mi conviven
    cia con jefes, oficiales y soldados del grupo de Tiradores de Ifni es un heroico plantes castrense".
    <

    Aquel puñado de valientes soldados de Tiradores de Ifni del puerto de Telata de Isbuia sufrieron días de asedio en los que ,donde para poder resistir, la ayuda les llegaba a través de los aviones del Ejército del Aire, pero con frecuencia muchos paquetes de víveres, municiones, etc. caían en zona batida por el enemigo, lo que suponía caer bajo las balas de los moros.
    <

    La liberación y el emocionante encuentro.
    <

    Para liberar el puesto de Telata se constituyó una agrupación compuesta por Tiradores de Ifni, la VI Bandera de la Legión. Testigos presenciales comentan que tanto el asedio como la liberación eran imposibles de narrar sin emoción; allí se fundieron en abrazos y lágrimas los que habían visto la muerte de tema, viendo caer a varios compañeros en la defensa del honor de España.
    <

    <

    Un testigo y protagonista de la liberación de Telata fue el capitán de la 22ª Compañía de Tiradores que intervino en la liberación de dicho puesto. Así lo recuerda:
    <

    "Es muy posible que cuando después de un combate el capitán de una compañía comunica mediante una carta la pérdida de un soldado a sus familias, en algunos casos, piensan que uno lo hace de forma rutinaria y que no ha dejado ninguna huella sentimental en él. Nada más lejos de la verdad.
    <

    El oficial que convive con sus soldados en campaña siente como propio, son sinceros, y después los considera como componentes de su propia familia. Esta intensa relación hace que se comprenda y se amplíe ese artículo de las Reales Ordenanzas: Hacerse querer y respetar..:" (capitán Flaviano Flores Valverde)".
    <

    Tras doce días de asedio, aquellos heroicos defensores de Telata de Isbuia, Tiradores de Ifni, grupo de Policía y personal civil, donde habla mujeres y niños, a lo lejos veían con lágrimas en los ojos como en la lejanía se veían los "Tarbush" rojos de los Tiradores y los gorros legionarios, los cuales liberaban a estos héroes defensores durante diez días, de un puesto que, aunque lo intentaron muchas veces, el enemigo jamás pudo ni tan siquiera llegar a las paredes del puesto.
    <

    Allí quedó hasta la partida para Ifni la más dolorosa tarea: desenterrarlos cuerpos de los compañeros. El brigada Luis Gutiérrez Nalda, el cabo Manuel Castillo Díaz y el soldado de Transmisiones, Joaquín Pandos Martínez. No es de extrañar cómo fue reconocida la heroica conducta de aquellos heroicos defensores. El entonces general gobernador Mariano Gómez?Zamalloa así lo refería a un periodista "Lo heroico es tan fácil, lo valeroso tan sencillo, y lo sublime tan castrense, y a la Patria se le sirve en todos los puestos". Finalmente, el periodista en esta entrevista al general Mariano Gómez?Zamalloa afirmaba que "el general es más que un catedrático en lecciones de moral y valor militar".
    <

    No es de extrañar el heroísmo de estos defensores cuando uno recuerda: "Con soldados españoles que aman más la gloria que la vida, no hay victoria imposible" (Conde Clonard).
    "QUE IMPORTA EL PASADO, SI EL PRESENTE DE ARREPENTIMIENTO, FORJA UN FUTURO DE ORGULLO"

  18. #18
    Avatar de txapius
    txapius está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    10 jul, 09
    Ubicación
    Cádiz
    Mensajes
    991
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Ifni

    Una demostración de fuerza no demasiado conocida. El crucero Canarias en Agadir.
    Para el 5 de Diciembre, se había rescatado a todos los supervivientes, volados los puestos y establecida la línea de defensa en torno a la capital . De hecho, el territorio quedaba a merced de Marruecos, pero el príncipe Hasan sabía que sin la toma de Sidi Ifni, la operación era un fiasco. Y fue cuando los vuelos de reconocimiento de la aviación española detectaron los movimientos de refuerzo del Ejército marroquí, concentrados cerca de Agadir.

    La ficción de nuestra “eterna” amistad corría el riesgo de descubrir su auténtico rostro y Franco tomó una decisión: el 7 de diciembre el Crucero Canarias se destacó de la flota y penetró en el puerto de Agadir. Durante largas horas, en medio del pánico de la población, apuntó con los monstruosos cañones de 203 milímetros a distintos blancos en un ejercicio pausado, calmo, de selección de tiro. Luego regresó. Hasan comprendió el significado de la amenaza. Detuvo su último movimiento y dejó que las “bandas irregulares” languidecieran en torno a Sidi Ifni. Todo por nuestra tradicional amistad.


    UN CONFLICTO OLVIDADO


    Otra versión
    Para soslayar la extensión del conflicto y evitar la intervención directa de las fuerzas regulares de Marruecos, una agrupación de la Flota integrada por los cruceros Canarias y Méndez Núñez escoltados por tres destructores, al mando del vicealmirante Nieto Antúnez, realizó una demostración de fuerza frente al puerto de Agadir con la artillería apuntando a tierra, para indicar a las autoridades alauitas hasta qué punto llegaba la determinación del Gobierno español de llevar la guerra a sus últimas consecuencias (7 de diciembre de 1957). Pese a las enérgicas protestas de Rabat, la demostración surtió efecto, descongestionando la presión sobre Ifni y frenando temporalmente las aspiraciones marroquíes.

    La Armada Española en el Franquismo

  19. #19
    Toronjo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    11 may, 09
    Ubicación
    Huelva
    Mensajes
    933
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Ifni

    Cita Iniciado por Toronjo Ver mensaje
    No se donde colgar esto.




    El Barranco del Lobo

    El desastre del Barranco del Lobo es una derrota sufrida, el 27 de julio de 1909, por los españoles en la zona montañosa del Rif, en las proximidades de Melilla.


    Montañas del Rif.Tuvo su origen en la compra de explotaciones mineras por parte de empresas españolas a El Rogui, un líder rifeño rebelde al sultán de Marruecos, Abd al-Aziz. El Rogui se había erigido como líder de las tribus rifeñas independientes de Marruecos. Cuando El Rogui vendió las explotaciones mineras muchas tribus, que antes le apoyaron, se sintieron traicionadas y ostigan a los trabajadores de las explotaciones consiguiendo paralizarlas. Peor suerte corrió El Rogui, es apresado por el sultán de Marruecos y encarcelado hasta su muerte. Presionado el Gobierno español por las compañías mineras y por el gobierno francés, por sus intereses económicos en la zona, consigue volver a poner en marcha las explotaciones mineras.
    Todo estallaría el 9 de julio. Los rebeldes rifeños atacaron las obras del ferrocarril destinado a la exportación del mineral extraído y mataron a varios trabajadores. Cuando la noticia llega a Madrid el gobierno, presidido por Maura, decide movilizar a los reservistas. Esta movilización genera muchas protestas y manifestaciones contrarias al envío de tropas, teniendo su expresión más dramática en la Semana Trágica barcelonesa (26 de julio al 2 de agosto).
    Tras varios días de escaramuzas, el 27 de julio de 1909, un columna dirigida por el General de Brigada Guillermo Pintos es sorprendida y atacada en el barranco del Lobo. Se produce una matanza en la que mueren más de 1.000 soldados (entre ellos el General Pintos). El atraso militar de las tropas españolas, la sorpresa y la complicada orografía del terreno dieron lugar a la matanza. El gobierno español siguió enviando tropas hasta acumular más de 40.000 efectivos en la zona. En el mes de noviembre el ejército español consiguió controlar la zona de Melilla y las explotaciones mineras.


    Recogida de cadáveres en el barranco del Lobo.
    LA CAMPAÑA DE MELILLA (1909)



    Primer choque entre rifeños y españoles, que ocasionó el desastre del Barranco del Lobo y que se saldó con la ocupación de la zona colindante con Melilla y las minas de hierro.

    Antecedentes
    Entre 1902 y 1907, un tal Bou Hamara "El Rogui", que quiere decir "El Pretendiente", desafió la autoridad del sultán Abdelaziz y estableció una especie de reino independiente en el nordeste marroquí con el apoyo de las cábilas rifeñas, sumadas a su causa con la promesa de expulsar a los extranjeros franceses y españoles. En varias ocasiones rechazó los ejércitos que el sultán envió en su contra para someterle.
    El Rogui no tardó en traicionar el espíritu de independencia de los rifeños, y en el verano de 1907 otorgó la concesión de explotación de las minas de hierro del Monte Uixan a la Compañía Española de Minas del Rif, con derecho a construir un ferrocarril desde Melilla; y la de las minas de plomo del Monte Afra a la Compañía Francoespañola del Norte de África.
    Los rifeños no aceptaron las concesiones realizadas por "El Rogui" y se sublevaron en 1907 liderados por un tal Mohammed Ameziane "El Mizzian". Eliminado El Rogui, El Mizzian comenzó a hostigar a los españoles y consiguió paralizar los trabajos mineros en octubre de 1908. El gobierno español fue inmediatamente presionado por los intereses económicos mineros españoles, representados por el conde de Romanones y por Juan Antonio Güel, así como por los franceses, que amenazaban con intervenir en la zona si España no era capaz proteger los intereses nacionales franceses, representados por la mayoría de capital francés de la Compañía del Norte de África. La reanudación de los trabajos creó una situación de conflicto que dió pie a España a intervenir militarmente en la zona, dando lugar a lo que se ha dado en llamar la Campaña de Melilla.
    El Barranco del Lobo
    El 9 de julio de 1909 un grupo de trabajores que construían un puente de ferrocarril fue atacado por lo rifeños. El gobierno decidió la movilización de reservistas. La medida produjo innumerables protestas y manifestaciones en toda España, contrarias al envío de tropas a Marruecos. El momento más álgido fueron los sucesos conocidos como La Semana Trágica de Barcelona, cuando la protesta desembocó en una auténtica revuelta popular que duró desde el 26 de julio al 2 de agosto.
    Desde octubre de 1905 el general de división don José Marina Vega ocupaba el cargo de jefe de la Comandancia General Exenta de Melilla, dependiente directamente del Ministro de la Guerra y al cual debía de solicitarse permiso para realizar movimientos de tropas y la ocupación de posiciones. Tras los ataques de julio, el 27 de ese mes de 1909 el general Marina fué nombrado Comandante en Jefe del Ejército en Operaciones, con la misión de dirigir a todas las fuerzas que combatían y de organizar la llegada de las unidades procedentes de la Península. Desafortunadamente, la misma noche de ese 27 de julio una columna al mando del general don Guillermo Pintos, jefe de la Brigada Mixta de Madrid, fue atacada por los rifeños en el Barranco del Lobo, cerca de Melilla. Se produjo un desconcierto total y como resultado de la confusión murieron entre 1000 y 1500 soldados, entre ellos el propio general Pintos y un tercio de la oficialidad.


    Soldados españoles recogiendo cadáveres tras el desastre del Barranco del Lobo
    La toma del Gurugú
    A pesar de la contestación popular, alimentada tras conocer el desastre del Barranco del Lobo, el gobierno continuó la movilización de tropas y acumuló en Melilla un ejército de 40.000 soldados. En el mes de septiembre las tropas españolas tomaron el Monte Gurugú, liberando a Melilla de la presión de los rifeños. El 30 de septiembre el general don Darío Díez Vicario murió durante un reconocimiento ofensivo llevado a cabo sobre Zomo el-Jemís, situado al sur del Gurugú. A finales de noviembre las tropas españolas aseguraron el control de la zona colindante con Melilla y de la zona de las minas de hierro cercanas. Cuando se comenzó a percibir cansancio en los rifeños, el general Marina recibió la orden de entablar conversaciones con los jefes de las cábilas locales y a repatriar unidades. Como resultado, se cancelaron todos los planes de avance sobre el interior del Rif, los cuales contemplaban un desembarco en la bahía de Alhucemas, corazón del Rif.
    "QUE IMPORTA EL PASADO, SI EL PRESENTE DE ARREPENTIMIENTO, FORJA UN FUTURO DE ORGULLO"

  20. #20
    Avatar de txapius
    txapius está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    10 jul, 09
    Ubicación
    Cádiz
    Mensajes
    991
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Ifni

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Hola Toronjo
    Creo que habría que abrir un hilo con Guerra del Rif.
    Saludos

Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo

LinkBacks (?)

  1. 28/02/2010, 19:02
  2. 31/08/2009, 19:56

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. En Ifni quieren ser españoles
    Por Hyeronimus en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 28/06/2017, 16:42
  2. Historias militares y gloriosas Hispanas
    Por mazadelizana en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 230
    Último mensaje: 04/05/2010, 16:10
  3. Império Ibérico : Preguntas
    Por Imperius en el foro Tertúlia
    Respuestas: 25
    Último mensaje: 13/08/2009, 23:42
  4. Pedsquerías, Comercio y Razzias Canarias en Berbería
    Por DON COSME en el foro Reino de las Canarias
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 23/06/2007, 20:33
  5. Canarias y la II Guerra Mundial
    Por DON COSME en el foro Reino de las Canarias
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 22/06/2007, 18:27

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •