Lo mismo digo, Erasmus, te ha portado como un caballero.