Recomiendo encarecidamente el libro. Es fundamental. Y además, Esparza escribe con un estilo tan ameno que engancha a cualquiera, no solo a los que somos aficionados a la historia. Es apasionante...