Una opinión bastante razonable.

De todas forma debo decir que aquellos que viven una militancia virtual, ya vivían en la virtualidad mucho antes de internet. Internet sólo lo ha hecho más...