En el reyno de Chile, el Santo Oficio no tuvo mucho trabajo en dos siglos y medio.

Tres casos se dedicaron a investigar participaciones en hechizos, supersticiones, quiromancia y decir blasfemias....