Es un hecho que en la Iglesia hay muchos infiltrados. En todo caso, no fue el único que luchó a favor de las causas independentistas en América (pensemos en Camilo Enríquez, por ejemplo, en Chile)....