¡...y el obispo aconsejándolo... ! De pesadilla.

A mí no me sorprende, hace tiempo que los mande a la m... gracias a Dios.