Qué pena estar tan lejos de Barcelona, si por mí fuera, vamos que iría.