Recomiendo, además, la lectura de artículos publicados a este respecto por el historiador y cronista donostiarra Javier Sada (e hijo) que son muy ilustrativos.