Así que "no hagais caso a los llorones, London necesita más extranjeros". Si hace falta más personal lo lógico sería que las familias de allí tuvieran más descendencia, no substituir a la propia raza...