Si esa contradicción es a sabiendas, verdaderamente es preocupante.