El aranés es una lengua occitana, una variante del dialecto gascón. Además, geográficamente, el valle está más unido a Francia que a España.