La comparación. No tiene ningún sentido.