Sí, es un apellido, y antropónimo, de origen romano. Proviene del latín Martinus y alude al dios de la guerra Mars (Marte en español) igual que otros nombres como Marcial o Marco.