En estos oscuros tiempos en que unos fariseos, saduceos, y filibusteros han usurpado el poder en la entrañable Cataluña, los hombres de la España eterna, levantamos las banderas de la unidad...