Era de esperar que esa jerga llamada "lenguaje inclusivo", rechazado por la RAE y prohibido en Francia, finalmente haya llegado a infiltrarse en los libros saqrados de nuestra fe. No podía ser de...