La interpretación protestante de ese texto, que Cristo dice "sobre esta roca" hablando de sí mismo es una aberración lingüística que no tiene asidero razonable.

No hay razón morfológica ni...