Muy buena la aportación, lástima que no se tengan medios de difusión masivos para desenmascarar el golpe de mano del diablo en el Vaticano.

El Vaticano II fué la dinamitación de la Tradición...