Odiar a alguien por motivos de raza es algo deleznable. Pero ser indiferente a los problemas de los pueblos tambien. Este supuesto obispo vive muy bien en su palacio episcopal fuera de los problemas...