Los doctorados honoris causa últimamente dan más bien risa, así que no hay que tomarlos en serio:

En 2016 el entrenador de fútbol Vicente Del Bosque, fue nombrado doctor Honoris Causa nada menos...