La solución es esperar y tener fe. Esperar a que los independentistas entren en razón. Como lo hicieron los alemanes con sentido común cuando sus compatriotas votaron y apoyaron a Hitler, como lo...