Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 3 de 3
Honores1Víctor
  • 1 Mensaje de Hyeronimus

Tema: Álvar Núñez Cabeza de Vaca, el descubridor que pasó seis años desnudo en América

  1. #1
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,633
    Post Thanks / Like

    Álvar Núñez Cabeza de Vaca, el descubridor que pasó seis años desnudo en América

    Álvar Núñez Cabeza de Vaca, el descubridor que pasó seis años desnudo en América

    M. MOGUER

    Conquistador, náufrago, chamán, comerciante y finalmente un indio más, este español vagó de La Florida a California antes de poder volver a casa... para regresar a América de nuevo

    ABC


    Álvar Núñez Cabeza de Vaca


    «Fueron seis años el tiempo que yo estuve en esa tierra solo entre ellos y desnudo, como todos andaban» (Álvar Núñez Cabeza de Vaca, Naufragios)
    La vida del conquistador Álvar Núñez es la historia de un fracaso hecho victoria. Porque Cabeza de Vaca falló en su empresa de conquistar y gobernar el sur de la Florida, sí, pero consiguió vivir con los indios seis años, aprendiendo sus costumbres y dando al mundo uno de los primeros tratados sobre América. Del viaje que puso significa su muerte -como así fue para los centenares de hombres que cruzaron el Atlántico con él-, sacó el conocimiento más profundo que hasta ese momento se tenía en Europa sobre las costumbres y lenguas indígenas.
    En su hoja de servicio a la Corona, Núñez tiene el haber sido el primer europeo que descubrió las cataratas de Iguazú y el primero en explorar el río Paraguay. En sus 70 años de vida (1488-1558), Álvar Núñez, fue Adelantado del Rey, capitán general del Río de la Plata, pero, sobre todo, un aventurero.
    De conquistador a indio desnudo

    ¿Cómo pasa un hidalgo español de conquistar a lomos de un caballo vestido con brillante armadura a correr desnudo por los montes americanos? Álvar Núñez se embarca con 20 años en su primer viaje a América convencido de que marcha al Nuevo Mundo a hacer fortuna. Este desastre absoluto de expedición lo comanda Pánfilo de Narváez, quien ve como ahora los indios, ahora la Naturaleza, golpea a los suyos y los va matando poco a poco. En Cuba pierde primero 140 hombres. Poco después 70 morirían por una tormenta. Los ataques de los indios y el hambre-hasta los caballos se comieron llegados a este punto- acabó con muchos otros. Perdieron los barcos, fundieron sus armas para hacer herramientas, construyeron balsas.... y en ese momento, en medio de la nada, el golpe de gracia.

    Estando cerca de la desembocadura del río Misisipi, la balsa de Álvar Núñez se separó de la de Pánfilo de Narváez, dejando a Cabeza de Vaca con otros pocos hombres a su suerte. Que no fue mala, en realidad, a partir de ese punto. Encontraron un grupo de indios que les dieron refugio y alimento. En ese momento Núñez mira a los indígenas con otros ojos y tira del tan español «allá donde fueres...» Despojados de sus armaduras, viven con los salvajes, quienes les enseñan el idioma y costumbres locales. Por su parte, Cabeza de Vaca y los suyos actúan primero de curanderos -padrenuestros y avemarías que combinan con imposiciones de manos y algunos conocimientos de medicina- y más tarde de mercaderes. Es la historia de cómo los conquistadores acabaron conquistados.
    Durante seis años Álvar Núñez vive como un indio más. A ratos les entiende y admira: «Es la gente del mundo que más ama a sus hijos», escribió. A ratos les odia abiertamente: «Los más son ladrones. [...]. Mienten muy mucho y son grandes borrachos». El caso es que el pequeño grupo de españoles llega a dominar seis lenguas indígenas y a ser uno más de la tribu. Pero pueden más las ganas de volver a casa que la experiencia en el Nuevo Mundo. Tras una expedición fallida para buscar la salida de América, Cabeza de Vaca se encuentra con algunos de sus compañeros del viaje desde España hasta Nuevo Mundo y consigue organizar la partida de vuelta a la madre patria. Aunque aún tuvieron que recorrer muchos kilómetros hasta dar con un asentamiento español, con este episodio acabó el primer viaje de Núñez a América.
    Cataratas de Iguazú y destierro

    Cabeza de Vaca cuenta su historia en Naufragio, no tanto para dar cuenta de su viaje sino para justificar de algún modo el fracaso de su misión y sus seis años perdido en América. Debió convencer el relato en la Corte, puesto que es enviado de vuelta a América en pago por sus servicios. Ahora su destino es el Sur, donde debe ocupar el puesto de Gobernador del Río de la Plata.
    En su camino a lo que hoy es la frontera entre Argentina, Paraguay y Brasil contempla las cataratas de Iguazú -de hecho es el primer europeo en dar señales del lugar- y llega tras cinco meses de cruzar valles, montañas y selvas a la sede del Gobierno, en Asunción del Paraguay.

    Poco tiempo dura en el cargo este desafortunado conquistador. Su especial defensa de los nativos -no hay que olvidar que fue uno de ellos durante seis años- le consiguen la oposición frontal de quienes debían estar a su cargo. ¿Resultado? Vuelta a España, donde es condenado al exilio en Orán. Mediante recursos y alegaciones nunca llegó a cumplir la condena, y murió antes de que fuera firme.
    Pero poco tiempo duró tal encargo, puesto que la especial defensa que Vaca planteaba de los indígenas -no hay que olvidar que durante seis años fue uno de ellos- provocó el recelo cuando no directamente la oposición frontal de quienes debían estar a su cargo. Por esto acabó condenado al exilio en Orán, donde finalmente no fue, al morir en Sevilla en 1559, antes de que su caso se resolviese por completo.

    lvar Nez Cabeza de Vaca, el descubridor que pas seis aos desnudo en Amrica - abcdesevilla.es

  2. #2
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,633
    Post Thanks / Like

    Re: Álvar Núñez Cabeza de Vaca, el descubridor que pasó seis años desnudo en América

    El viaje de los prodigios: Cabeza de Vaca


    Su historial de aventuras espeluznantes son propias de una novela de ciencia ficción


    Alvar Núñez Cabeza de Vaca - ABC

    Borja Cardelús
    Cuatro hombres caminan por el sur de lo que dos siglos y medio más tarde serán los Estados Unidos. Parecen espectros andantes, y a su frente marcha el jerezano Alvar Núñez Cabeza de Vaca, quien hasta ahora ha vivido cinco años dignos de una pesadilla. Había llegado como tesorero de la expedición de Pánfilo de Narváez, un calamitoso capitán que llevó a sus hombres al naufragio, muriendo ahogados, el propio jefe incluido, en las aguas de la desembocadura del Misisipi.


    Cabeza de Vaca logró ponerse a salvo nadando, y entonces comenzó su historial de aventuras espeluznantes, propias de una novela de ciencia ficción. Se encontró solo, deambulando por parajes desconocidos, hasta que cayó en manos de una tribu que le sometió a la esclavitud. Tuvo que hacer trabajos inverosímiles para aquellos nativos, tan primitivos que desconocían la agricultura y se alimentaban, como relataría don Alvar, «de arañas, hormigas, lagartijas, gusanos, culebras, víboras y estiércol de venado, y creo que si en aquella tierra hubiese piedras, las comerían».


    Como esclavo pasó varios años de los nativos, hasta que logró escapar y deambular en soledad por aquellas tierras inhóspitas, boscosas, pantanosas, tan frías de noche que sobrevivió gracias a un tizón prendido por un rayo, que conservaba como un tesoro y transportaba encendido de un lugar a otro, avivando el fuego por las noches. Así pasaron otros años, en los que sobrevivió gracias al comercio que ideó entre las tribus costeras, a las que suministraba pieles y pintura para teñir sus rostros, y las de interior, a las que proveía de moluscos y conchas, quedando para él una comisión en alimentos, porque en aquella pesadilla solo le mantenían el instinto ciego de vivir, su fuerte fe en Dios, y la esperanza de escapar algún día de aquel infierno de miseria y soledad.


    Hasta que en aquellos nomadeos descubrió que había otros tres españoles supervivientes de la malhadada expedición de Narváez. Se trataba de Alonso Castillo, Andrés Dorantes y un mulato llamado Esteban, todos igualmente esclavizados, y que habían visto cómo los indios mataban y se comían a sus demás compañeros.


    Cabeza de Vaca les propuso entonces acometer su proyecto soñado: huir en algún descuido de las garras de aquellas tribus, y caminar hacia el Oeste en busca de un nuevo destino. Tuvieron que esperar seis meses a que el descuido se produjera, y entonces comenzaron la andadura, que ha quedado registrada en las crónicas de la historia.


    El punto crucial, el que marcaría la pauta del periplo, se produjo cuando se toparon con la primera tribu del camino. Los indios vieron llegar a estos seres extraños, desgreñados, como de ultratumba, y los tomaron por seres sobrenaturales, hasta el punto de que trajeron a su presencia a un moribundo de la tribu para ser curado. Comprendieron los españoles que la vida o la muerte de los cuatro dependía de que aquel enfermo fuera o no sanado. Sin remedios a mano no había esperanza, solo quedaba la fe, y a ella recurrió Cabeza de Vaca. Rezó sobre él un padrenuestro y un avemaría, sopló sobre el cuerpo a continuación, y el enfermó se levantó al instante completamente curado, ante la admiración de los presentes, que en agradecimiento al hecho les escoltaron hasta la tribu ulterior. De ir solos hubieran sido sacrificados de inmediato, pero informados por la tribu acompañante sacaron a dos enfermos para que los insólitos seres aliviaran sus males. Y Cabeza de Vaca volvió a repetir el rito de la oración y el soplo, y los dos recuperaron la salud al momento. Los indios, agradecidos, colmaron de regalos a la tribu precedente, y a su vez escoltaron a los españoles hasta la siguiente.


    Así fue como los cuatro progresaron sin daño hacia el Oeste. Como cuenta Cabeza de Vaca en la crónica de su viaje, «Naufragios y Comentarios», cada tribu acompañaba a los caminantes hasta la sucesiva, que sacaba a sus enfermos para ser curados por don Alvar, y recompensaban a la tribu precedente con dádivas, que luego se cobraban en la siguiente. Cuéntase que don Alvar, mediante tan extraño procedimiento pudo curar a cuantos enfermos trajeron a su vista, algunos en estado agonizante.


    Y en su libro no solo narra los hechos, y cómo iban desnudos y mudaban cada seis meses la piel, «como las serpientes», sino el cúmulo de rarezas y costumbres que vieron en su camino, como las manadas de bisontes que cubrían el horizonte, y que el lacónico De Vaca llamó «vacas», o aquellos indios que echaban humo por sus bocas a partir de cierta planta, sin duda el tabaco. Cuando tras varios años de caminar se encontraron en el Oeste con los compatriotas de Nueva España, habían recorrido 11.000 km a pie por el sur de Estados Unidos, en la más fantástica aventura que hayan conocido los tiempos.


    El viaje de los prodigios: Cabeza de Vaca
    Vainilla dio el Víctor.

  3. #3
    Avatar de Vainilla
    Vainilla está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    05 may, 16
    Mensajes
    655
    Post Thanks / Like

    Re: Álvar Núñez Cabeza de Vaca, el descubridor que pasó seis años desnudo en América

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Otro conquistador Católico.

    Pues habra que leer su letra.
    Seguramente su prosa era tan sencilla como apasionante, grandiosa.
    ¡Qué lástima de cine no nos hacen a España e Hispanoamérica!

    Aquí por 6,30 euros (porte incluido), Naufragios y Comentarios. De la edición de 1957, eso dicen. Bueno, como es de hace bastantes años, pues esperemos sea más fiel a su pluma.

    Naufragios y comentarios | Alvar Nuñez Cabeza de Vaca

    Para entender y conocer "algo" o mucho de la gesta española, y de nuestra unión americana, familiar, yo creo que las primeras fuentes son los que las emprendieron en sus ámbitos: religioso, militar, gobernante. A partir de ahí quién siga "emperrado" en falacias, o las desconoce o le falta un hervor en entendederas.


    Tándem Aquila Vincit
    ———————————



    Salve, llena de gracia; el Señor es contigo..
    Bendita tú eres entre todas las mujeres que fueron, son y serán; Reina Virginal, Madre Santísima, Virgen Pura..El Espíritu Santo vendra sobre ti, y la virtud del Altísimo te cubrirá; por eso el santo Ser que nacerá será llamado Hijo de Dios.

    Y el Oriente, Luz Verdadera vino al mundo e ilumina a todo hombre y toda mujer como Sol de justicia.

    TÚ DIOS mío solo ayúdanos, que nosotros haremos para Su camino.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Cristóbal Colón, navegante y descubridor
    Por Lo ferrer en el foro Biografías
    Respuestas: 6
    Último mensaje: 29/03/2014, 01:32
  2. ¿Fue un español el descubridor de Australia?
    Por Martin Ant en el foro Hispanoasia
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 28/08/2013, 18:36
  3. Respuestas: 1
    Último mensaje: 17/11/2011, 08:17
  4. Marín Alhaja el de la cabeza de vaca
    Por Hyeronimus en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 5
    Último mensaje: 23/07/2011, 12:39
  5. Hernán Núñez
    Por Hyeronimus en el foro Biografías
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 23/11/2007, 23:24

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •