Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 1 de 1
Honores2Víctor
  • 2 Mensaje de Arnau Jara

Tema: Can Vies o el día de la marmota

  1. #1
    Avatar de Arnau Jara
    Arnau Jara está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    16 mar, 05
    Mensajes
    1,106
    Post Thanks / Like

    Can Vies o el día de la marmota

    CAN VIES Y EL DÍA DE LA MARMOTA

    En la madrugada del martes al miércoles del 15 de junio de 2011, más de 2000 'indignados' acamparon sobre el triste asfalto, bloqueando con sus cuerpos lustrosos los accesos al Parc de la Ciutadella en un intento por detener los recortes presupuestarios que los Consellers de CiU traían en sus carteras. Una barricada humana de jóvenes y jóvenas pertrechados con guitarras tuneadas, rastas acartonadas, sobacos sin estética ni ética conocida y porros de autocultivo, impedían el acceso a los diputados bajo la consigna siempre eterna del 'No pasarán'. Entre ellos, ningún obrero de casco y mono azul mahón como los de antaño. Un mes antes, la #spanishrevolution que había nacido en la Plaza del Sol tras el descalabro de la izquierda pesebrera del PSOE, el triunfo por mayoría absoluta del PP y cuatro años de crisis salvaje, se extendía por toda la geografía española al margen de los partidos que habían gobernado en España en las últimas tres décadas.
    En Cataluña, el escenario político estaba determinado por la estrategia diseñada desde los despachos de la Generalitat, que tras la disolución y muerte del tripartido, se articulaba bajo la táctica del català emprenyat. La sentencia del Tribunal Constitucional de 2010 sobre el “Estatut del olvido”, incrementó la tensión micronacionalista. Artur Mas consciente de esa inicial ventaja, pero a la vez temeroso de perder el control con los recortes en áreas tan sensibles como sanidad y educación, una alarmante tasa de desempleo y la desaparición progresiva del tejido industrial, guardaba sin embargo, una hoja de ruta infalible. Ruta que se distanciaba tangencialmente de toda realidad y que sería resumida en una máxima: más banderas y menos enfermeras. Los economistas del régimen a su vez, esgrimieron las balanzas fiscales -con vistosas hojas Excel- del montante sisado por el Estado, poniendo en marcha la maquinaria diseñada para distraer a los ciudadanos, donde los medios de comunicación subvencionados y los intelectuales y artistas de la cuerda (también subvencionados), repetían como mantras, mañana, tarde y noche.
    Por ello, aquella mañana en la que el President Artur Mas subió al helicóptero para acceder al Parlament y evitar su linchamiento, fue consciente -desde esas inmerecidas alturas- de que, o bien se confeccionaba un traje a medida con la estelada, o no duraba más de tres telenoticies. El desgaste político que significaba atajar el despilfarro de una Generalitat que fagocitaba recursos sin control, le colocaban en una incomoda posición ante la historia, sus votantes y sus delirios. Su megalomanía personal –mamada de las ubres del mismo Jordi Pujol-, le imposibilitaba asumir responsabilidades humanas, pues pensaba y sigue pensando, que estaba predestinado para menesteres más excelsos. A partir de entonces, fue transmutando sin pudor para presentarse ante los catalanes como imprescindible gurú y salvador de la patria saqueada y maltratada. Tras años de espera, de sacrificios impagados, de amargos sinsabores, Artur Mas, ante todo, y por encima de todos, jamás se perdonaría acabar siendo una figura política sin luz propia, devorado por la prima de riesgo española y el bono-patriótico basura de la Generalitat.
    Hasta tal punto aquella mañana fue incómoda e inesperada para la casta micronacionalista, que el Honorable compungido y abatido anunció que “Se han cruzado todas las líneas rojas”. López Tena una vez a salvo de la turba enfurecida, espetó sudoroso ante los periodistas que “la única lengua que se utilizaba por parte de las personas que nos han rodeado durante tres manzanas era la española”. "Evidentemente puede haber catalanes, pero evidentemente también puede haber gente de fuera que estén haciendo, digamos, turismo vamos a divertirnos un poco por la calle", continuaba el diputado autonómico de Solidaritat per la Independència. “Yo lo que digo es que todos los insultos, todas las palabras oídas durante tres manzanas por parte de todas la gente que había allí, todas eran en lengua española. Podía haber sido en mandarín pero no eran en mandarín, podían haber sido en catalán pero no eran en catalán, eran en español." Clarividentes fueron también las palabras de Oriol Junqueras al diario Gara en octubre de ese mismo año: “(…) Lo ocurrido en el Parlament es intolerable, porque eso pone en riesgo el prestigio de nuestras instituciones, la cohesión nacional de nuestro país y el proyecto de que este país se convierta en un Estado.” Una nueva teoría de la conspiración señalaba que los indignados eran turistas españoles, porque los verdaderos catalanes, los de socarrel, bien adoctrinados y disciplinados, no zarandean -bajo ningún concepto- a los patriotas del 3%, aunque sus familias fallezcan de hambre o de apendicitis en el pasillo de un ambulatorio.
    Pero tres años y once meses más tarde, idénticos protagonistas volverán a recrear una segunda entrega, esta vez, con el desalojo de Can Vies, un centro okupa que lleva diecisiete años sin pagar agua, luz, impuestos o seguro alguno. Un nido de mierda y molestias para los vecinos, una fuente de financiación ilimitada para los okupas y una patata caliente para el alcalde Trias. A seis meses de la consulta separatista del 9 de Noviembre, CiU ha querido cerrar el asunto –aunque sea en falso- para no comprometer el proceso. Sea al precio que sea, Barcelona debe presentar una imagen de civismo que es incongruente con cientos de contenedores ardiendo y Mossos golpeando a adolescentes en busca de su primer bautismo político. "El mundo nos está mirando", es la muletilla que Artur Mas invoca en todo acto de reafirmación separatista, autoentrevista en TV3 o rotativo amigo. Esta es la razón de que el Ajuntament de Barcelona haya otorgado una moratoria de 30 meses para el desalojo definitivo de Can Vies, entregando una carta en blanco a okupas y ratas –que haberlas, haylas- para que no toquen lo que no suena.
    En definitiva, el espectáculo debe continuar, mientras la ley puede esperar. También los vecinos, aunque eso les cueste la salud y noches en vela.

    Arnau Jara
    Última edición por Arnau Jara; 10/06/2014 a las 00:29
    Rodrigo y Xaxi dieron el Víctor.
    Vita hominis brevis:
    ideo honesta mors est immortalitas

    Que no me abandone la Fe,
    cuando toque a bayoneta,
    que en tres días sitiamos Madrid
    y en otros quince la capital, Lisboa.


    Sic Semper Tyrannis

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Día a día
    Por Hyeronimus en el foro Crisis de la Iglesia
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 13/02/2012, 13:45
  2. Día de la Hispanidad
    Por Miquelet Chaira en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 08/10/2010, 13:20
  3. Un día negro
    Por Anorgi en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 22
    Último mensaje: 27/02/2010, 02:52
  4. Día de Santiago
    Por Ordóñez en el foro Religión
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 21/07/2009, 01:58
  5. El día a día de la construcción separatista pancatalana
    Por Ulibarri en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 10/03/2006, 19:17

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •