Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 3 de 4 PrimerPrimer 1234 ÚltimoÚltimo
Resultados 41 al 60 de 68

Tema: Las Sociedades Secretas Del Siglo XIX Y Del XX

  1. #41
    tautalo está desconectado Uno más... que no se rinde
    Fecha de ingreso
    04 feb, 07
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,023
    Post Thanks / Like

    Re: Las Sociedades Secretas Del Siglo XIX Y Del XX

    LA QUINTA MONARQUÍA Y EL QUINTO IMPERIO.

    En otro hilo, mi caro corresponsal Templário, desmiente las conexiones entre masonería y separatismo lusitano. No he querido contestar allí, para poder hacerlo aquí. Soy consciente de que todo lo que a continuación dejo escrito exige una más detallada relación que, Dios mediante, intentaré satisfacer. Pero, mientras tanto, póngase sobre el tablero la Quinta Monarquía o el Quinto Imperio, que vienen a ser lo mismo.

    La primera vez que me encontré con este nombre de Quinta Monarquía o Quinto Imperio fue en un libro que nadie podrá encontrar publicado, pero cuyo manuscrito parcial obra en mi poder. El libro a la sazón se trata de una crónica de la Orden Franciscana, escrita por el P. fray Salvador Laín Rojas (1741-1824).
    En sus folios pueden leerse cosas tan curiosas como la visita de Napoleón -de incógnito- a Bujalance, en plena guerra de la independencia; visita de la que fue testigo directo el mismo autor P. Laín Rojas que todo lo contempló desde una ventana. Pero lo que aquí me concierne ahora es que comenta el seráfico padre que, mucho antes de la irrupción de los ejércitos de Bonaparte en España, él ya estaba aplicándose al estudio bíblico para resolver una cuestión que le traía de cabeza: la francmasonería, a la que él encontraba como uno de los motores de la Revolución francesa y cuyas amenazas se cernían sobre Europa.
    Había escrito, fruto de sus horas y horas de estudio, un libro titulado "Idea de la Quinta Monarchia deducida de los libros santos", y el manuscrito lo hizo llegar a D. Francisco José de Molle, editor del Procurador General, para que lo publicara éste. Pero ni el libro fue impreso ni le devolvieron el manuscrito, cuenta el P. Laín Rojas. No obstante, nos hace una aproximación a las teorías que en aquel libro había ido dando forma.

    Ya digo, fue la primera vez que oí hablar de esa supuesta "Quinta Monarquía".

    Pero, como mi pasión por la literatura portuguesa no tiene coto, en el curso de la lectura de Fernando Pessoa me encontré algo que me llamó la atención. Me encontré referencia de que una de las profecías de Vieira, más caras a Pessoa, era curiosamente la del Quinto Imperio.
    ¿Qué concebía Pessoa sobre lo que fuera el Quinto Imperio, a la luz de los textos de Vieira y Bandarra -impulsores del sebastianismo?

    "La división es: Imperio Griego (...); Imperio Romano (...); Imperio Cristiano (...); Imperio Inglés (...). El Quinto Imperio, que necesariamente fundirá estos cuatro imperios con todo cuanto se encuentre fuera de ellos, formando, pues, el primer imperio verdaderamente mundial, el universal" -dice Fernando Pessoa.

    El sebastianismo tiene al zapatero Gonzalo Ares (Bandarra) a su precursor. Su proximidad a los rabinos criptojudíos hizo que interpretara el Libro de Daniel en clave profética -y todo puede ser que cabalística-, empleando Bandarra esas extrañas ideas para las trovas que luego, más tarde, fueron interpretadas como material oracular por portugueses "nacionalistas" como Vieira. Más tarde, el P. António Vieira (pleno siglo XVII) interpretó las coplas de Bandarra como textos proféticos de un Quinto Imperio, que -según él- sería portugués y asumiría la unión de judíos y cristianos. Su libro "Clavis Profetarum" le granjeó un proceso inquisitorial.

    Pero, el Libro de Daniel daría para más, no ya en Portugal, sino entre las sectas milenaristas que proliferaron con la revolución inglesa.

    En el "Diccionario enciclopédico de Teología / escrito en francés por el Abate Bergier ; traducido libremente al español, ilustrado con notas por Ramon García Cónsul. - Madrid : Imprenta de Don Tomas Jordán, 1832" podemos leer:

    "HOMBRES DE LA QUINTA MONARQUÍA. En tiempos de Cromwuel (sic) apareció en Inglaterra una secta de fanáticos turbulentos, que decian que Jesucristo iba á bajar otra vez á la tierra para establecer un nuevo reino; y en consecuencia de esta visión trabajaban en trastornar el gobierno para confundirlo todo. Se fundaban en la profecía de Daniel, que anuncia que despues de la destruccion de las cuatro monarquías llegará el reinado del Altísimo y sus santos: Dan., cap. 7. Por esta razón se llamaron estos insensatos hombres de la quinta monarquía: Mosheim, siglo XVII, sec. 2, parte 2, cap. 2, 22."

    En efecto, en 1660 un tal Venner fundó esta sociedad de iluminados, interpretando que las cuatro Monarquías -o "imperios" de los que nos habla Daniel- eran, por estricto orden cronológico, las de Babilonia, Persia, Alejandría y Roma... Y que la quinta, que ellos traían, traería consigo el segundo advenimiento de Cristo. Se sublevaron al día siguiente de la Restauración, y Venner fue ejecutado con dieciséis seguidores suyos.

    Todas las especulaciones que se han hecho sobre la Quinta Monarquía o Quinto Imperio tienen su origen, como queda dicho más arriba, en el Libro de Daniel. Pero, en conjunto, todas las interpretaciones que del pasaje del sueño se han hecho, en los bordes de la heterodoxia (Vieira) cuando no desde la misma herejía (los de Venner), son una curiosa mezcla de mesianismo milenarista no exento de elementos muy provechosos para el judaísmo y para la antesala de la Sinagoga, las Logias.

    Nota: De Fernando Pessoa, el gran poeta portugués, se sabe a ciencia cierta su propensión al ocultismo y su "amistad" con el mago negro satanista Aleister Crowley, al que le confeccionó una carta astral que entusiasmó a la Bestia 666 -como firmaba Crowley. Crowley visitó a Pessoa en Lisboa y allí fingió su suicidio, para hacerles perder el rastro a la policía y a sus amantes que lo perseguían.

    Curiosas amistades, las de Pessoa y las de muchos portugueses "nacionalistas", enemigos de la unidad misional de España y Portugal (respetando las diferencias culturales, ni que decir tiene). Todos ellos eran, qué casualidad, cristianos judaizados, cristianos nuevos o criptojudíos. Eso explica más de una cosa, así como para el buen entendedor, explica las simpatías de estos con los herejes y masones de Albión.

    Muchas gracias.


  2. #42
    Avatar de Paco
    Paco está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    27 mar, 05
    Mensajes
    948
    Post Thanks / Like

    Re: Las Sociedades Secretas Del Siglo XIX Y Del XX

    Vaya tautalo, interesante información. Las conexiones de masones y satanistas con ciertos movimientos "nacionalistas" ya saltaron hace mucho a la luz, pero el tema portugués no lo conocia.....
    Hace ya algunos años, algunos católicos del entorno patriótico británico publicarón el libro "Satanismo y sus aliados: el movimiento patriotico bajo amenaza" o algo asi en lengua inglesa. Parece que el tema es todavía mas grave de lo que parece.

    Gracias por tus aportaciones por cierto.

  3. #43
    Avatar de Erasmus
    Erasmus está desconectado Socio vitalicio
    Fecha de ingreso
    03 ene, 06
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    4,184
    Post Thanks / Like

    Re: Las Sociedades Secretas Del Siglo XIX Y Del XX

    Este hilo es más que esclarecedor, Tautalo debería escribir un libro sobre este tema. A propósito, ¿ves alguna relación entre el ocultismo ibérico y algunos de los "linajes malditos" como los Agotes? Sobre los Agote hay un hilo abierto por vascongado:

    http://www.hispanismo.org/showthread...ight=los+agote



    Imperium Hispaniae

    "En el imperio se ofrece y se comparte cultura, conocimiento y espiritualidad. En el imperialismo solo sometimiento y dominio económico-militar. Defendemos el IMPERIO, nos alejamos de todos los IMPERIALISMOS."







  4. #44
    tautalo está desconectado Uno más... que no se rinde
    Fecha de ingreso
    04 feb, 07
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,023
    Post Thanks / Like

    Re: Las Sociedades Secretas Del Siglo XIX Y Del XX

    Contestando a mi estimado Erasmus, diré que sobre los Agotes poco sabe este servidor de Dios y la Santísima Virgen María, pero está más que claro que los "alumbrados" que florecieron en tiempos de los Augustos Austria (Felipe II fue legítimo Rey de España y Portugal) tienen conexiones con los judaizantes y moriscos... Será interesante echar un vistazo a lo que tan amablemente, como nos tienes acostumbrados, propones...

    Un saludo!


  5. #45
    Avatar de Paco
    Paco está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    27 mar, 05
    Mensajes
    948
    Post Thanks / Like

    Re: Las Sociedades Secretas Del Siglo XIX Y Del XX

    Tautalo:

    ya que hablamos por aquí de heterodoxos, el inclito Sanchez Drago en su Historia Mágica de España tiene un capítulo dedicado a estos grupos.
    Incluso hace no mucho el cantamañanas de Iker Jimenez en su espacio televisivo emitió un reportaje sobre ellos, quizás esté colgado en su web.Desde luego, alguna vez y no se dónde he leido que alguna conexión judía tenían...

    Slds

  6. #46
    Emersinda está desconectado Miembro novel
    Fecha de ingreso
    14 mar, 07
    Mensajes
    1
    Post Thanks / Like

    Re: Las Sociedades Secretas Del Siglo XIX Y Del XX

    Estoy recien llegada a esta web y a este foro al que he aterrizado por casualidad buscando datos sobre un antepasado mio, que al parecer tuvo algo que ver con la muerte de Vinuesa.
    Tautalo, estoy sorprendida por toda tu información.
    Además sumo 2 y 2 y empiezo a comprender las siguientes relaciones familiares.
    Me pierdo cuando bsco lo que paso con los validos de Godoy que cayeron de desgracia. ¿Puedes indicarme donde encontrar datos tuyos sobre eso?
    Gracias. Leerte es una gozada.

  7. #47
    tautalo está desconectado Uno más... que no se rinde
    Fecha de ingreso
    04 feb, 07
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,023
    Post Thanks / Like

    Re: Las Sociedades Secretas Del Siglo XIX Y Del XX

    Perdón por la intervención tan seguida, pero quisiera decirle a Emersinda que he tratado de ponerme en contacto por correo privado, para ventilar la cuestión que propone. Le ayudaré en lo que esté en mis posibilidades.

    Reciba este miembro novel mi bienvenida a este Foro y un saludo cordial. Quedo a su disposición en el correo privado.

    Gracias por vuestra indulgencia.


  8. #48
    Avatar de Donoso
    Donoso está desconectado Technica Impendi Nationi
    Fecha de ingreso
    06 mar, 05
    Ubicación
    Bellatrix Castilla
    Mensajes
    5,184
    Post Thanks / Like

    Re: Las Sociedades Secretas Del Siglo XIX Y Del XX

    Para no tener que cerrar el tema he movido los mensajes fuera de lugar a otro sitio. Será mejor mantenerlo como está que ya es muy interesante así.
    Aquí corresponde hablar de aquella horrible y nunca bastante execrada y detestable libertad de la prensa, [...] la cual tienen algunos el atrevimiento de pedir y promover con gran clamoreo. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar cuánta extravagancia de doctrinas, o mejor, cuán estupenda monstruosidad de errores se difunden y siembran en todas partes por medio de innumerable muchedumbre de libros, opúsculos y escritos pequeños en verdad por razón del tamaño, pero grandes por su enormísima maldad, de los cuales vemos no sin muchas lágrimas que sale la maldición y que inunda toda la faz de la tierra.

    Encíclica Mirari Vos, Gregorio XVI


  9. #49
    tautalo está desconectado Uno más... que no se rinde
    Fecha de ingreso
    04 feb, 07
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,023
    Post Thanks / Like

    Re: Las Sociedades Secretas Del Siglo XIX Y Del XX

    Con la venia del foro, quisiera incluir esta información aquí, para no abrir otro tema.

    Voy a ser largo, espero que no tedioso. Y aunque aquí estábamos todavía con las sociedades secretas del siglo XIX, no está de más que tratemos ciertas "sectas" tan actuales y recientes, cuyas actividades últimas han acaparado la atención de la opinión pública.

    La semana pasada saltaba la noticia. El Centro Jurídico Tomás Moro presentaba una querella contra José Antonio Moreno Montoya, conrta los responsables del Servicio de Publicaciones de la Universidad de Extremadura y contra Francisco Muñoz Ramírez, Consejero de Cultura de la Junta de Extremadura, como autores de un DELITO CONTRA LOS SENTIMIENTOS RELIGIOSOS, tipificado en el artículo 525.1. del vigente Código Penal.

    El fotógrafo José Antonio Moreno Montoya (Badajoz, 1950) aguardó hasta 1990 para ofrecer su "Serie negra" en la que hace profusión de motivos escatológicos y en el año 2003 Moreno Montoya utilizará imágenes religiosas de la iconografía católica en su serie Sanctorum aspirando a transgredir y provocar en sus propias palabras, explica Montoya, para exaltar la sexualidad.

    Pero las imágenes blasfematorias forman parte de una amplia producción entre las que se contienen las imágenes más provocadoras. Moreno Montoya ha desempeñado cargos como docente en la Universidad de Extremadura y en 1990 obtenía la Beca de Artes Plásticas de la Consejería de Cultura. Sus relaciones, pues, son excelentes con la administración socialista que domina Extremadura. El Centro Nacional de Arte Museo Reina Sofía tuvo que cancelar una exposición del fotógrafo por el contenido provocador de sus fotografías.

    En la COPE se denunció que Moreno Montoya había declarado en algunos medios que una de sus fuentes de inspiración, dentro del "arte" moderno, era Otto Mühl.

    Sepamos quién es su maestro. ¿Quién es Otto Mühl? -nos preguntamos.
    Nacido en Grodnau (Austria), en el año 1925, llegó a ser teniente del ejército del III Reich en la II Guerra Mundial y en 1958 pasó a trabajar como profesor en un centro para niños discapacitados, dirigido por una alumna de Freud.

    Pero a finales de los años 60 y principios de los 70, Otto Mühl parece decantarse por el arte y entra en contacto con una "corriente de vanguardia" que se hace llamar Wiener Aktionismus. Mühl será uno de los más conspicuos miembros de esa corriente pseudoartística, entre los que destaca por su radicalidad sobre otros como Günther Brus, Hermann Nitsch o Rudolf Schwarzkogler. Los accionistas vieneses serán recordados por sus grotescas puestas en escena y la violencia de sus "obras": sacrificios de animales, rituales orgiásticos y prácticas sexuales sanguinarias que, al principio, son aparentes y luego se convierten en violaciones explícitas. En Degradación del cuerpo femenino, degradación de Venus (de 1963) la pornografía y la degeneración llegarán a su máximo zenit en manos de este degenerado austríaco.

    Queda en claro, por este caso de aberración artística y sexual, que la estética siempre envuelve una ética. Y la estética de lo horroroso es hija de la anti-ética. Pensar lo contrario es ser un ignorante de remate. El diario El Mundo publicaba el 5 de marzo de 2004 un artículo en que se denunciaba que este terrorista iconográfico y, para más señas, pederasta era homenajeado a sus 78 años en la ciudad de Viena. Las autoridades austríacas celebrarían la vida y obra infames de este monstruo, mostrando la falta de respeto más grande hacia las víctimas de este depravado sexual. Así contaba una de las niñas violadas y vejadas por este energúmeno: "A la edad de 10 años, me metieron desnuda en una camisa de fuerza y me ataron los pies a una silla, con las piernas abiertas.Me puse a gritar y a escupir, así que me amordazaron". El MAK (Museo de Artes Aplicadas) no paró mientes en conmemorar la trayectoria de este delincuente sexual.

    En 1970 Mühl había fundado su primera comuna en la calle del Prater, en Viena. En 1991 la comuna Friedrichshof sería disuelta por denuncias de abusos de menores y uso de drogas. El pseudo-artista sería puesto a disposición judicial y condenado a siete años de cárcel por pedofilia y uso de drogas. Otto Mühl se destacará como uno de los más blasfemos y violentos entre todos los del grupo. En las comunas que ha ido creando ha abusado sexualmente de jóvenes y niños una forma terrible. Sus excusas: el comunismo sexual que, según sus ideas psicóticas, traerán el comunismo social y político.

    Los años 60 y 70 fueron los años de la Revolución Cultural fueron años en los que el hippismo y otras tendencias igual de degeneradas fomentaron el "amor libre" y las drogas. Mühl es uno de esos iluminados que acuñó lo que llamó la filosofía "Arte en la vida" que recogía y llevaba a la práctica las doctrinas sexuales que Mühl imponía como un gurú entre sus casi 700 seguidores.

    -"Dormirás cada noche con alguien diferente porque nadie pertenece a nadie en el sentido de la propiedad colectiva".

    -"Pertenecer a alguien genera celos y los celos son el hermano de la propiedad privada".

    No se puede ser más comunista...

    Eran algunos de los mandamientos comunistas de este perturbado mental. Pero el depravado no se quedó en su Austria natal, sino que vino a la Península Ibérica y aquí, en Faro (Algarve portugués) levantó Art and Life en 1997, una vez puesto en libertad. Allí convivían en 2004 una serie de seguidores de este degenerado:12 adultos y 14 niños, el menor de ellos de cuatro años. Mühl sufría Parkinson, pero seguía promoviendo el sexo libre y alternante cada noche. En la muestra de Viena, Mühl presentaba un autorretrato suyo, custodiado por un diablo de lengua roja.

    Como digo, los años 60 y 70 fueron los años de "Cuéntame...". La revolución cultural -como la que se produjo en la Sorbona- trajo consigo una serie de sectas, como la misma de Mühl, que explican la degeneración de nuestra sociedad: es el caso de Findhorn, secta panteísta y espiritista fundada en 1962 por Dorothy McLean en Escocia... O la llamada Iglesia Primitiva Libre del ex-luterano Franklin Jones que se fundaba en 1960.

    Experimentos utópicos como han sido las comunas de Mühl ya se habían realizado mucho antes por personajes de la calaña del satanista Aleister Crowley que, a principios del siglo XX, levantó en Cefalú su Abadía de Thelema para practicar la magia sexual y ritualística. Crowley, admirado por la mayor parte de los hippis (Lenon, por ejemplo) y los inconformistas del 68, es un pionero en este tipo de "empresas sectarias" que son cobertura para dar rienda suelta a los más bajos instintos humanos.

    Y en España, aunque un poco más tarde, ocurriría algo parecido. El poeta Luis Antonio de Villena acababa su libro "La revolución cultural (desafío de una juventud)" con un encendido elogio de Crowley, citando los versículos satanistas de Crowley que exaltan la "ley del más fuerte" y la exacerbación de todos los deseos hasta la imposición sobre los demás... Esta es la auténtica faz de los "progres" de aquellos años, y no las tonterías de esa serie detestable de la TV, "Cuéntame...", que solo cuenta cuentos.

    Psicosociólogos tan sospechosos como Paul Goodman o Abraham H. Maslow habían ido preparando, junto a filósofos neomarxistas de la Escuela de Frankfurt (Marcuse o Sartre) esa revolución cultural del 68. Las especulaciones del freudo-comunista Wilhelm Reich, un judío demente, también formaban parte de esa empanada de ideas extrañas que invitaban al desorden sexual y al consumo de drogas en una carrera hacia la degeneración y la infelicidad. Reich había puesto en práctica, cuando fue miembro del Partido Comunista Alemán aquello que él mismo llamaba SEXPOL (Política Sexual), recomendando la promiscuidad y el uso de preservativos para no reprimirse en absoluto. Wilhelm Reich terminó creyendo en OVNIS y en una fuerza misteriosa que él llamaba Orgón, también fundó una comuna para esperar el aterrizaje de criaturas de otras galaxias. Fue puesto en prisión por estafador, pues vendía aparatos con los que decía eliminar el cáncer.

    Las raíces de la Revolución Cultural de los años 60 no se quedan en las ciénaganas de los departamentos de filosofía de las Universidades implicadas, tampoco en las redacciones de los panfletos que las impulsaron, tampoco en las reuniones sectarias de los partidos marxistas y anarquistas... Hay que buscar las raíces de esa Revolución Cultural en el ocultismo satanista.

    En España no tardó en llegar esa oleada revolucionaria. Son muchas las profanaciones, muchos los sacrilegios que se cometieron desde los años 70 a esta parte y que siguen cometiéndose. Una sucinta muestra de episodios así: el 17 de marzo de 1983 la ermita de Ntra. Sra. de los Remedios en Granja Suárez (Málaga) fue profanada por unos desalmados que cometieron sacrilegio desparramndo las Sagradas Formas por el suelo, llevándose cálices, copones y patenas. En Vizcaya, en la misma semana de marzo de 1983, le tocó a la ermita de San Juan de Gaztelugatxe, después de profanarla, la ermita fue incendiada. En víspera de San José de 1983, las joyas de la Patrona de Játiva en Valencia fueron robadas. El 4 de mayo se cometió un sacrilegio en la iglesia de Santa María de Alaejos (Valladolid). En julio destruyen vandálicamente la iglesia románica de Sant Aniol D'Agujes (Gerona). En Málaga roban la corona y joyas de la Virgen de los Dolores de la Cofradía del Santísimo Cristo de la Expiración, allá por enero de 1984... Y así se van sucediendo una serie de profanaciones y sacrilegios que sería prolijo comentar. Daría como para una tesis doctoral.
    En algunos casos, puede decirse que la violación de un lugar sagrado es obra de unos desalmados que se conforman con un botín, pero en la mayor parte de las profanaciones hay una intención explicitada de herir a los cristianos. ¿Forman sociedades secretas estos delincuentes? Sí. ¿Se coordinan entre ellas? Pues no sería raro...

    Para finalizar quiero dejar sentado que no se nos olvide que en esto del "arte" transgresor en España tuvimos grandes experimentadores. Quiero recordar al lector al grupo de teatro catalán Els Comediants o Els Joglars, sin que se me olvide el ahora ciudadano por Cataluña Albert Boadella. Estos que digo y otros epígonos serán pioneros en la puesta en escena de "obras" que también tratan de escandalizar y provocar los sentimientos de la España católica a través de la blasfemia y el sacrilegio efectivo o intencional. Piezas teatrales como "Demonis", "Teledeum", "Los virtuosos de Fontainebleau", etcétera... Son buena muestra de lo que decimos.

    Gracias.


  10. #50
    tautalo está desconectado Uno más... que no se rinde
    Fecha de ingreso
    04 feb, 07
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,023
    Post Thanks / Like

    Re: Las Sociedades Secretas Del Siglo XIX Y Del XX

    LOS AMIGOS DE ALFONSO XIII: ¿SINARQUISMO EN ESPAÑA?

    En otra ocasión hemos hablado de cierta desviación que algunos ocultistas perpetraron en la verdadera devoción al Sagrado Corazón de Jesús. Cuando abordábamos la curiosa figura de aquel vasco-ruso que fundara aquella extravagante Francmasonería del Gran Occidente... Sarachaga o Sarachagov ya quedaba entre líneas. Pero, ¿de dónde procedía esa desviación doctrinal?

    Corrían las postrimerías del siglo XIX, cuando Saint-Yves marqués de Alveydre, un ocultista francés, publicaba una serie de obras: "Misión de los Soberanos", "Misión de los Obreros", "Misión de los Judíos"...). A través de estas obras, el Marqués de Alveydre se proponía combatir las consecuencias nefastas de la Revolución francesa. Entre sus precedentes ya se encontraba el ínclito contra-revolucionario Joseph de Maistre.

    Alveydre será el profeta de la Sinarquía, modelo político que según él, Yaveh Dios otorgó a Moisés: tres poderes sociales, ninguno de los cuales es político.

    Saint-Yves fue Gran Maestre de la Orden Martinista, fundada en 1760 por Martines de Pasqualy en Francia, por otro nombre llamada la Orden de los Cohen Electos. Martines era de ascendencia "marrana" (judeoconverso ibérico, se ignora si de Portugal o de España) instalado en Francia. En su versión judeomasónica combinaba elementos de astrología, gnosticismo y cabalismo. Parece que De Maistre se inició en su juventud en esta orden ocultista.

    Saint-Yves quería a todo trapo restaurar la sociedad teocrática. Sus libros calaron en Maurras (referido en un tema propuesto por Ordóñez) y en algunos de sus seguidores, los que más tarde montarían la Cagoule -por ejemplo, Jean Coutrot, muerto misteriosamente en 1941. Y mucho de la Sinarquía ha heredado o "mezclado" el llamado Priorato de Sión, organización tan popularizada en el libro de Dan Brown, "El código Da Vinci".

    La derecha francesa buscó en el Sinarquismo su justificación más
    "esotérica" que la fundada en la Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana y su Tradición Apostólica; por eso Maurras fue visto con tanta suspicacia por las autoridades eclesiásticas de la época. No sólo por su agnosticismo declarado y confeso, sino por sus ramalazos sinarquistas heredados del Marqués de Alveydre.

    El gobierno de Vichy estuvo saturado de sinarquistas que conformaban lo que se denominó "Movimiento Sinárquico del Imperio".

    Nuestro Sarachaga estaría empapado de martinismo y de sinarquismo. Pero no sólo Sarachaga...

    Aunque he tenido que introducir el asunto, refiriéndome al origen más que sospechoso, desde el punto de vista de la doctrina católica, del sinarquismo (elementos cabalísticos del judaísmo nos parecen inquietantes), hora es ya de comentar en qué altos personajes españoles pudo ejercer el Sinarquismo su perniciosa acción.

    Digamos que, a grandes rasgos, el Sinarquismo trata de restaurar la Monarquía, pero no el Altar... Para eso no para mientes en falsificar el Altar.

    Por testimonio de familiares vivos del personaje que voy a presentar a ustedes, he podido tener constancia de que uno de los más estrechos amigos de Alfonso XIII fue un iniciado en la Sinarquía española.

    El personaje al que me refiero, el amiguísimo de Alfonso XIII, al que voy a presentar es D. José del Prado y Palacio, dos veces Alcalde de Madrid y conspicuo político del partido de Silvela. D. José del Prado fue premiado por sus servicios con el título de Castilla de I Marqués del Rincón de San Ildefonso, otorgado por Alfonso XIII.

    Nació D. José del Prado en Jaén, el 3 de enero de 1865, estudió en el Colegio de Jesuitas de Sevilla y cursó la carrera de Ingeniero Agrónomo en la Escuela Especial de la Moncloa. Con 25 años era Alcalde de Jaén, después sería Senador vitalicio, caballero de la Orden de Santiago, Diputado a Cortes, Secretario, Vicepresidente del Congreso de los Diputados y Director General de Agricultura, coronó su carrera como Alcalde de Madrid en dos ocasiones y Ministro de Instrucción Pública, incluso llegó a ser Presidente accidental del Gobierno de España en la convalecencia de Eduarto Dato Iridier.

    Casado con Doña María Teresa Fernández de Villalta y Coca, hija del I y único Marqués Pontificio de Villalta, D. Antonio Fernández de Villalta y Uribe, D. José del Prado fue un aristócrata que, por lo que llevamos dicho, tuvo una brillante carrera política.

    Descendientes de D. José del Prado me han confirmado que su antepasado era íntimo de Alfonso XIII y que, con S. M., formaba parte de una misteriosa logia... Pero, ¿a qué logia? No es la francmasonería revolucionaria, sino más bien la que ha formado toda la "falsa derecha" que se aparta de la Santa Religión o la utiliza para sus fines más inconfesables.

    El 30 de mayo de 1919, Alfonso XIII inauguraba el monumento del Sagrado Corazón de Jesús en el cerro de los Ángeles y consagraba España al Sacratísimo Corazón de Jesús. Una de las devociones más utilizadas por la Sinarquía como tapadera de sus fines políticos. Pues tengamos en cuenta la consideración que del Sagrado Corazón de Jesús hacían los miembros del sinarquismo (un ejemplo es el más arriba comentado Sarachagov).

    Al menos, la pertenencia de un amigo de Alfonso XIII a esta sociedad secreta de potentados, está avalada no sólo por un testimonio familiar y oral.

    Un tal Nicolas Wilcox escribió uno de esos novelones de conspiración e intrigas, "La lápida templaria". En dicha novela presenta al personaje que nos ocupa, D. José del Prado y Palacios, enmascarado bajo el nombre ficticio de D. José de Peñas y Pazo (Pazo en gallego, como todo el mundo sabe, es Palacio). Existen muchas razones para pensar que el tal Nicholas Wilcox sea un pseudónimo de Juan Eslava Galán, escritor nativo de Arjona (Jaén) y familiarizado con la historia provincial. En esa novela se nos pinta a este D. José del Prado (de Peña) como uno de los miembros de una sociedad secreta que no existió con el nombre que recibe en la novela (que es un mezcla de ficción y realidad). Esa sociedad a la que perteneció este amigo de confianza de Alfonso XIII fue el Sinarquismo. ¿Pertenecería Alfonso XIII a esta sociedad secreta?

    Muchas gracias.


  11. #51
    Avatar de Erasmus
    Erasmus está desconectado Socio vitalicio
    Fecha de ingreso
    03 ene, 06
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    4,184
    Post Thanks / Like

    Re: Las Sociedades Secretas Del Siglo XIX Y Del XX

    Algunas consultas de lectores al Prof. Fedeli sobre la T.F.P.:

    http://www.montfort.org.br/index.php...o=tfp&lang=bra

    En la primera se lee "Milenarismo e Reino de Maria da T.F.P." donde don Orlando habla de la gnosis:

    http://www.montfort.org.br/index.php...72707&lang=bra



    Imperium Hispaniae

    "En el imperio se ofrece y se comparte cultura, conocimiento y espiritualidad. En el imperialismo solo sometimiento y dominio económico-militar. Defendemos el IMPERIO, nos alejamos de todos los IMPERIALISMOS."







  12. #52
    venator está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    27 mar, 06
    Mensajes
    154
    Post Thanks / Like

    Re: Las Sociedades Secretas Del Siglo XIX Y Del XX

    Tautalo, te agradezco tus intervenciones, que son instructivas y de gran interés, aunque (siempre desde el gran respeto que tengo por tus esfuerzos) creo que a veces - coincido aqui con Templario -manejas los hilos de los historia con demasiada incuria. Ya se que las diseños esquematicos que por causas de fuerza mayor (falta de espacio), corren siempre el riesgo de caer en la simplificaicon mas burda pero es que a veces reunes los nombres con excesiva liberalidad y atas los nudos con cierto arbitrio.

    Por lo demas, si se me permite la apreciacion, es verdad que estas fuerzas que describes participaron en "la contracultura" pero me parece que, a nivel de la calle, las cosas son mas sencillas. Los "sesenta" fueron una revuelta juvenil contra un mundo que se habia vuelto loco y en el que , casi unicamente por razones politicas(no vitales) se asesinaron a mas de cien millones de personas. Como te quedaria el cuerpo si a los veinte años descubrieses que tu familia se ha enriquecido a costa de la muerte y esclavitud de otros seres humanos? Seguirias "desayunando en casa" todas las mañanas? Pues esa es un poco la sensacion que tenian los movimientos hippies, al menos en los comienzos, no querian saber nada de una civilizacion que habia permitido que tales horrores se produjesen - y con esto, ojo!, no pretendo defenderlos ni nada parecido.


    Psicosociólogos tan sospechosos como Paul Goodman o Abraham H. Maslow habían ido preparando, junto a filósofos neomarxistas de la Escuela de Frankfurt (Marcuse o Sartre) esa revolución cultural del 68.
    Una pregunta Tautalo, ¿Maslow te parece "sospechoso" simplemente porque es judio o existen otras razones?


    Saludos en Cristo
    venator

  13. #53
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,630
    Post Thanks / Like

    Re: Las Sociedades Secretas Del Siglo XIX Y Del XX

    Venator, los hippies no se rebelaron a causa de los cien millones de muertos producidos por el comunismo, ni por los millones de muertos causados por las dos contiendas mundiales (que ya quedaban bastante lejos en el tiempo y no habían conocido más que de oídas. Se oponían a la guerra en general y más en particular a la de Vietnam, que en realidad era contra los comunistas. La influencia de todos esos ideólogos marxistas como Marcuse y demás calaña en el 68 y en el hippismo es innegable.

  14. #54
    tautalo está desconectado Uno más... que no se rinde
    Fecha de ingreso
    04 feb, 07
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,023
    Post Thanks / Like

    Re: Las Sociedades Secretas Del Siglo XIX Y Del XX

    Estimado Venator: Quiero agradecerte, en primer lugar, tu intervención tal y como he agradecido la de Templário. Llevas razón en que construyo las aportaciones que hago de un modo a veces deshilachado, pues voy siempre con celeridad y ya me gustaría a mí ordenar toda esa información para no dejar ningún cabo suelto.

    En cuanto a lo que dices del 68 y la contracultura, habría que decir que los revolucionarios de mayo del 68 eran "niños de bien", "niños de papá" (no sé si sus papás se lucraban a costa de tantas vidas humanas, seguro que, como apuntas tú, hubo más de un caso).

    D. Gonzalo Fernández de la Mora, en su "Crepúsculo de las ideologías" denomina a este movimiento "brote nihilista". Y lo describe con lujo de detalles, creo que acertando: "...la protesta no es pura y simplemente juvenil, sino más bien estudiantil", era un fenónomeno, por esa misma razón, "socialmente restringido" (sigue D. Gonzalo), "tiene algunas apoyaturas exteriores que son ciertos nombres más o menos profesorales y ciertos dirigentes políticos"; "Desde una perspectiva planetaria diríase que los dispares móviles expresos son pretextos para una acción de otro signo, o síntomas de algo profundo"; es un fenómeno que envuelve una paradoja palpable "que consiste en la asociación simultánea del liberalismo y del socialismo maximalistas y puros" (personalmente, apartándome del criterio de D. Gonzalo, creo que eso no tiene nada de contradictorio, pues si algo tengo claro es que la consecuencia lógica y ontológica del error del "liberalismo" es el error del "socialismo"), y, por último, D. Gonzalo piensa que, si bien esa protesta estudiantil -que conocemos como revolución cultural del 68- no es reductible a un "sí", sí que puede reducirse a un "no". Un NO a la autoridad, ya personal, ya institucional, junto a la configuración de la sociedad, sin que puedan salvarse ni creencias religiosas, ni normas morales, ni instituciones políticas, ni criterios estéticos, ni modas...

    Pero es que entre los inspiradores de la revuelta, por mucho que no fuesen conscientes los secuaces de ésta, no puede soslayarse el efecto sísmico que entre la juventud culta de Europa provocaron el pseudomisticismo orientalista (de la mano de Hermann Hesse) y el resurgir del ocultismo (en su versión secundum Mister Crowley)... Los Beatles colocan a la "Gran Bestia 666" (Aleister Crowley) en una de las carátulas de su discografía: creo que en "Sargent's pieper" (o como quiera Dios que se escriba en inglés...), y uno de ellos -Harrison- marcha a la India, para ser "iniciado" en una secta orientalista... El viaje a la India y al Tíbet es recurrente en el hippismo... Creo que uno de los acicates fue la lectura de Hesse (que no discutiré que es un escritor genial, pero que introduce elementos gnósticos en casi todas sus novelas; si no se me cree, búsquese la identidad de Abraxas, mencionado en "Demian")...

    En fin, creo que no se puede discutir la intervención, incluso la inspiración satánica de toda revolución, pero la del 68 está documentada. Véanse más de una de las páginas que Ernesto Milá ha dedicado a este capítulo: por ejemplo, me estoy acordando del feminismo más terrorista que surgió en este momento; un feminismo activista que reclamaba de su membresía femenina la castración de los hombres... Se fundaron, qué curioso, la noche de Walpurgis (1º. de Mayo, como el Día del Trabajador... Cuántas coincidencias, ¿verdad?).

    ¿Que por qué esto es así? Entre los especialistas en esta materia no puede pasar desapercibido D. Ernesto Milá que escribe lo siguiente:

    "El porqué esto es así y no de otra manera tiene su explicación. La temática "new age" tiene su origen inmediato en la "contracultura" de los años 60; especialmente en su formulación californiana. Allí ya estaban presenten movimientos feministas, la mayoría de carácter exclusivamente socio-político; otros veían en las brujas un precedente de su movimiento.

    El día de Halloween de 1968 es el punto de partida de un sector radical del movimiento feminista norteamericano: sus siglas deliberadamente significaban "BRUJA", esto es, WITCH, en inglés: Women's International Terrorist Conspiracy from Hell, Conspiración Internacional de Mujeres para el Infierno, nombre poco tranquilizador... su aspecto y acciones lo eran todavía menos." (artículo de Ernesto Milá, "Feminismo, Telurismo, Satanismo".)

    En cuanto a lo que sugieres, cuando me preguntas si es que Maslow me parece sospechoso por "judío", te preguntaré -en primer lugar- si lo dices con ánimo capcioso, como si quisieras deslizar sobre mí un presunto antijudaísmo o sonsacármelo. Tendrías que tener en cuenta que este tema es lo sobradamente delicado como para no tocarlo; hay gente cumpliendo cárcel por no poder tolerarlos. Preguntar esto a alguien inteligente y prudente es ocioso: no te contestará, guardándose lo que opina sobre el pueblo elegido. Pero yo sí te contestaré: yo creo que el pueblo elegido sigue en su protervia como pueblo deicida y hasta que se convierta a Cristo y deje de aguardar a un Mesías político cuyo objetivo, para ellos, es materialista: lograr la hegemonía mundial, el pueblo de Israel no puede ser aliado del cristianismo. "Los Protocolos de los Sabios de Sión" son un libelo antijudío, pero el que niegue el poderío que han logrado los Dineranos y los Monopantos es que no tiene ojos, (léanse las páginas indelebles de D. Francisco de Quevedo, mucho más fino este genio manchego que todos los antijudíos europeos. El gran manchego lo avisó en sus "Sueños).

    Si por ser simplemente judío yo tuviera que sospechar de quien lo fuese, también tendría que sospechar de la Madre Teresa Benedicta de la Cruz, en el siglo llamada Edith Stein, judía, fenomenóloga con Husserl y Heidegger y asesinada el 9 de agosto de 1942 en Auschwitz. Pero no es el caso, pues a ella le rezo y leo con fruición e instrucción sus escritos edificantes. No es eso, no es eso... Más bien, si Maslow me parece sospechoso es por ser "psicólogo" y, si nos ponemos a hilar fino: "psico-sociólogo"... Tal vez una de las mejores maneras de "justificar" a los criminales buscándole siempre una coartada clínica, tal vez una de las mejores maneras de justificar la promiscuidad y la degeneración sexual en aras de una presunta "salud mental"...

    Espero haber logrado satisfacer tu demanda. Si no es así, pues estaré encantado de volver a debatir contigo, Venator y mejorar en todo lo que pueda.

    P.D.: Una pregunta si me la permites: ¿Te llamas Venator por Martin Venator, personaje de "Eumeswil" de Jünger? Gracias por tu amabilidad.


  15. #55
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,630
    Post Thanks / Like

    Re: Las Sociedades Secretas Del Siglo XIX Y Del XX

    Entre las sociedades secretas del siglo XIX merece especial mención el famoso Katipunan de Filipinas.

    Ya en 1746, los anglosajones residentes en Manila habían fundado su primera logia, y en 1756 la Inquisición juzgó a dos irlandeses por su afiliación masónica. Durante la ocupación inglesa entre 1762 y 1764 se fundó una logia militar, y el obispo llegó a denunciar reuniones en el interior de la catedral. Pero una masonería verdaderamente autóctona no llegó hasta mediado el siglo XIX, cuando, en 1856, dos oficiales de marina fundaron en Cavite la logia Primera Luz de Filipinas, vinculada al Gran Oriente de Lusitania. Ambos marinos llegaron con el tiempo a convertirse en las máximas autoridades navales de las islas: José Malcamps, que fue capitán general, y el célebre Méndez Núñez, que además de destacarse en la Guerra del Pacífico se contó entre los candidatos al trono cuando las Cortes eligieron a Amadeo de Saboya. Pero las logias filipinas eran racistas y no admitían indígenas ni mestizos, solo a blancos criollos o nacidos en la metrópoli. En 1892, mestizos e indígenas constituyeron la organización secreta Katipunan, cuyo impronunciable nombre completo era Kataastaasan kagalanggalang Katipunan Nag Mga Anak ng Bayan, que se suele traducir como Suprema y Venerable Asociación de los Hijos del Pueblo, aunque otros traducen como Suprema Liberal Asociación de los Hijos del Pueblo. Sus iniciales eran las de las tres primeras palabras (KKK), que curiosamente coinciden con las del Ku Klux Klan, organización de origen y vinculaciones masónicas que fundó el EE.UU. el célebre Albert Pike.

    El Katipunan fue fundado por Andrés Bonifacio, Ladislao Diwa, Teodoro Plata e Ildefonso Laurel. Entre los primeros miembros se contaba un escultor indígena llamado Romualdo Teodoro de Jesús que definió a la organización declarando que era una revolución concertada para matar a todos los españoles y apoderarse de las islas a fin de independizarlas. La simbología y los ritos eran de clara inspiración masónica. En los mandiles de cuero blanco se mostraba una mano que sostenía la cabeza de un español barbudo (los filipinos no tenían barba) y el puñal ceremonial de la secta. Para ellos, matar no era una bravata, sino algo que se hacía con mucha frecuencia. El sello de la organización era una estrella de cinco puntas en cuyo interior figuraba el Delta Luminoso, es decir, el símbolo masónico del «ojo que todo lo ve». Un manifiesto ostentaba el logotipo de la cúpula dirigente: dos ramas de acacia enmarcaban el delta, dentro del cual figuraban las siglas N.A.B. y a su derecha KKK. El 28 de mayo de 1896, el Consejo Supremo de la organización emitió un manifiesto para la sublevación final que en ese momento se iniciaba. A la cabecera del documento estaban las siglas A.L.G.D.A.M., que con toda verosimilitud se pueden interpretar como «A la gloria del Gran Arquitecto del Mundo». Otros llamamientos difundidos ese año estaban firmados con un sello que tenía la K radiante en lugar de la G masónica y la divisa «Libertad, igualdad, fraternidad».

    El sistema de captación de adeptos era triangular, de suerte que A reclutaba a B y a C a la secta y conocía a ambos, pero estos dos no se conocían entre sí. La iniciación se realizaba mediante un pacto firmado con sangre extraída por una incisión en el brazo izquierdo del neófito. El documento de compromiso así rubricado terminaba con estas palabras: «Y como verdad de lo dicho pongo mi nombre verdadero con la sangre de mis venas al pie de esta declaración». La formula final de juramento era: «Vencer o morir». Con siete personas se formaba una logia. Uno de los puñales destinados a hacer las incisiones, perteneciente a Enrique Pacheco y encontrado junto con mandiles y otros objetos masónicos, tenía grabados en el mango la escuadra, el compás y los tres puntos.

    En 1896, el general Blanco, gobernador de las islas, puso final a las actividades masónicas en Filipinas. Las logias subsistieron hasta la insurrección general de 1896. El 21 de agosto el gobernador general Blanco, al que algunos tenían por masón, telegrafió a Madrid que se había descubierto una vasta red de organizada de sociedades secretas con tendencias antinacionales. Se comunicaba la detención de 22 personas, la mayoría del Gran Oriente de Filipinas, y que los sublevados eran indios tagalos fanatizados por las sociedades secretas. Resulta evidente, en todo el proceso final de la secesión filipina, que las logias masónicas y el Katipunan se confundían, y no precisamente por mala fe del observador. Los escasos historiadores que han estudiado el Katipunan dicen de él que fue una copia de la masonería. Fue algo más que eso: fue la masonería para indígenas y mestizos, de la misma forma que en EE.UU. existe una masonería para negros y otra, precisamente la más poderosa, B’nai Brith, «Los Hijos de la Luz», para judíos. La diferencia estriba en que el Katipunan se creó para luchar contra España, por la independencia. Esto es, para hacer bascular Filipinas a la órbita norteamericana. La palabra independencia no debe equivocarnos. Y otro tanto vale para Cuba. Lo mismo ocurrió con la masonería española de 1808-14, que trabajó para Napoleón y su hermano José, y la americana, que a través de Miranda, hizo que Bolívar y otros sirvieran a los intereses británicos.
    Pious dio el Víctor.

  16. #56
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,630
    Post Thanks / Like

    Re: Las Sociedades Secretas Del Siglo XIX Y Del XX

    En la Revista Española del Pacífico encontré un artículo con más información sobre el Katipunan, parte del cual reproduzco a continuación.


    Apuntes sobre el Katipunan

    Carmen Molina Gómez-Arnau
    Introducción
    10 de mayo de 1897. En las proximidades del Monte Tala, en una de las provincias próximas a Manila, moría de un disparo en la espalda, Andrés Bonifacio, «Supremo» de la sociedad secreta «Kataastaasang Kagalanggalang Katipunan ng mga Anak ng Bayan» (Soberana y Venerable Asociación de los Hijos del Pueblo). Conocida como Katipunan (45) esta sociedad secreta tenía como objetivo principal la lucha por la independencia de Filipinas.
    Surge la Revolución Filipina de 1896 después de casi tres siglos de gobierno español. El viraje en la política colonial de España con la ascensión de los Borbones al trono y las crisis internas en la Península empeoraron las relaciones metrópoli-colonias y agudizaron aún más los fallos de los gobiernos coloniales.
    En Filipinas, el gobierno del archipiélago destacaba por sus abusos administrativos y por las pocas posibilidades que se ofrecían a los filipinos (46) para desempeñar un papel de mayor responsabilidad en el gobierno de Filipinas. Las críticas se sucedían sin producirse los cambios deseados. Movimientos y asociaciones defendieron, por distintos caminos, un mismo fin: lograr la libertad de Filipinas, su nacimiento como nación.
    La Propaganda, la masonería y la Liga Filipina corresponden a una primera etapa en la lucha por la independencia, la etapa marcada por la enérgica denuncia de los abusos y fallos del gobierno español y la exigencia de reformas político-administrativas. Al mismo tiempo, constituirían los antecedentes inmediatos del Katipunan. [48]
    Las denuncias de la Propaganda y su programa de reformas constituirían la base ideológica del Katipunan. La rígida estructura interna de la masonería y su espíritu de clandestinidad se convertirían en el modelo organizativo del Katipunan. La Liga Filipina, además de ser su antecedente más inmediato, serviría al Katipunan como modelo asociativo al unir a un programa de denuncia de los abusos político-administrativos la promoción de unas acciones corporativas.
    Así como las tres opciones anteriores abogaban por la lucha pacífica, la cuarta opción, el Katipunan, da un viraje total y actúa así de forma directa en el comienzo de la revolución.
    El apoyo organizativo de la Masonería
    Hay variedad de opiniones y bastante confusión en torno a la masonería y su relación con la revolución filipina. Sin embargo, es fácil apreciar su influencia en el Katipunan, no solamente desde el punto de vista organizativo, sino también en el hecho de que sus miembros eran al mismo tiempo masones. Aun así, algunos autores piensan que éstos nunca fueron verdaderamente masones, sino que únicamente utilizaron la masonería para sus fines. Incluso llegan a afirmar que es imposible pensar que la masonería pudiera ser antiespañola, y muchos menos que los masones españoles fueran contra los intereses de España.
    El espíritu corporativista de la Liga Filipina
    Si el Katipunan fue influido por la Propaganda en su ideología y por la masonería en su organización, se puede decir que fue la Liga Filipina su precursora.
    ¿Qué era realmente la Liga Filipina? ¿Cómo surgió?
    La Liga Filipina había conseguido notoriedad por su vinculación con Rizal. Este, en el año 1891, había dejado España decepcionado no sólo por no haber logrado nada positivo para Filipinas sino por el clima, el ambiente, y las relaciones entre los filipinos residentes en Madrid, influidos por celos y rencillas, y se había trasladado a Hong Kong. Allí se hospedó en casa de José Mª Basa que aprovecha la situación para pedirle que redacte unos estatutos que regulen el funcionamiento de una sociedad, cuyo fin sería fomentar las artes, la industria, y el comercio en Filipinas. (52)[51]
    Al año siguiente, cuando Rizal regresa a Manila, el mismo día de su llegada, el 26 de junio, Timoteo Páez y Pedro Serrano le invitan a una reunión que tendría lugar en la casa de Doroteo Ong-junco en Tondo. En dicha reunión se trata del posible establecimiento de una sociedad, de acuerdo con los Estatutos preparados por el propio Rizal en Hong Kong. Sus objetivos serían los siguientes:
    1) unión de todo el archipiélago filipino en un cuerpo compacto, vigoroso y homogéneo;
    2) protección mutua en toda dificultad o necesidad;
    3) defensa contra toda violencia e injusticia;
    4) fomento de la instrucción, la agricultura y el comercio;
    5) estudio y aplicación de reformas.
    El 3 de julio del 1892, en la calle Ilaya número 176, en Tondo, queda definitivamente establecida la Liga Filipina con la aprobación de sus Estatutos y la elección de su Consejo.
    Sin embargo, a los pocos días de su fundación, la Liga Filipina sufre un duro golpe: Rizal, mediante decreto del Gobernador Despajo, es deportado a Dapitán, en la isla de Mindanao. (53)
    El decreto lleva fecha 7 de julio y se cumple el 15 de dicho mes.
    Sin embargo, hay que tener en cuenta que los objetivos de la Liga Filipina eran eco de unas aspiraciones latentes en el pueblo filipino. Por ello no era posible que la Liga muriera con la deportación de su fundador (54). Pero sobrevive en dos tendencias: la tendencia moderada, conocida como el «Cuerpo de Compromisarios» y la tendencia radical, conocida como el Katipunan.
    ORÍGENES DEL KATIPUNAN
    El mismo día en que se hacía público el decreto que exiliaba a Rizal a Dapitán, se reúnen en una casa en el número 72 de la calle de Azcárraga, en Manila, varios miembros de la Liga Filipina y personas destacadas por su labor propagandística. La reunión tenía por objeto formar una sociedad secreta [52] revolucionaria que lucharía por la independencia de Filipinas, sin reparar en los medios. Esta nueva sociedad secreta llevaría el nombre de Kataastaasang Kagalanggalang Katipunan ng mga Anak ng Bayan (Soberana y Venerable Asociación de los Hijos del Pueblo).
    Un rasgo distintivo de esta nueva sociedad, en comparación con las anteriores, sería su carácter más popular.
    Sus fines podría agruparse en tres grandes campos:
    a) Fines políticos: luchar por la independencia de Filipinas.
    b) Fines cívicos: ayuda mutua y defensa del pobre.
    c) Fines morales: urbanidad, buenas costumbres, higiene y moralidad democrática.
    Para poder hacer realidad estos fines, el Katipunan precisaba de una estructura interna. Así, la sociedad estaba dividida en tres grupos que abarcaban los niveles municipal, provincial y nacional del país:
    a) Consejo Supremo (Kataastaasang Sanggunian)
    b) Consejo Provincial (Sangguniang Bayan)
    c) Consejo Popular (Sangguniang Balangay)
    Cada uno de ellos estaba constituido por un presidente, un secretario, un fiscal, un tesorero, y un guarda del templo. En el caso del Consejo Supremo, el presidente era conocido como el Supremo del Katipunan. El Consejo Supremo, acompañado de los presidentes de los Consejos Provinciales y Populares, se reunía en asamblea y sus acuerdos eran de carácter ejecutivo.
    Anteriormente a la formación de un Consejo Popular, existían los denominados «Grupos». Cuando un grupo, que constaba generalmente de seis miembros, incrementaba su número a 32, pasaba a constituirse en Consejo Popular. Los Consejos Provinciales estaban compuestos de varios Consejos Populares.
    También quedó constituido un juzgado con jurisdicción municipal -Sangguniang Hukuman- si bien los casos de disciplina interna eran juzgados normalmente por el Consejo Supremo.
    Distintivos
    Cuando comienza el Katipunan, Andrés Bonifacio, su fundador, considera necesario que la sociedad cuente con una bandera. Encarga a su esposa, Gregoria de Jesús, y a otra simpatizante de la causa revolucionaria, Benita Rodríguez, que confeccionen la primera bandera del Katipunan: un rectángulo rojo y las iniciales K. K. K. en blanco en el centro (55). [53]
    Cifrados
    Para sus comunicaciones internas, el Katipunan elaboró una serie de cifrados. Estos solían ser modificados con frecuencia para evitar que las autoridades gubernamentales pudieran descubrir su clave y descifrar las comunicaciones e instrucciones del Katipunan.
    Miembros
    Los miembros del Katipunan estaban divididos en tres grupos:
    a) Katipun o asociado (nivel inferior)
    b) Kawal o soldado (nivel medio)
    e) Bayani o héroe (nivel superior)
    Cada tipo de miembro tenía sus propios distintivos:
    El katipun o asociado utilizaba máscara negra con letras blancas Z. Ll. B. (iniciales en clave del nombre completo del Katipunan) en forma de triángulo. Su santo y seña: «anak ng bayan» (hijo del pueblo).
    El kawal o soldado utilizaba máscara verde con un triángulo de líneas blancas, en cuyos ángulos figuraban las letras Z. Ll. B., un cinturón y un lazo verde alrededor del cuello con una medalla que llevaba inscrita la K, en alfabeto malayo, con una espada cruzada y una bandera debajo. Su santo y seña: Gom-Bur-Za (iniciales de los tres sacerdotes ajusticiados en Cavite en 1872, P. Burgos, P. Gómez y P. Zamora).
    El bayani o héroe utilizaba máscara roja con borde verde y un cinturón. En la máscara figuraban las iniciales KKK en forma de triángulo con las letras Z. Ll. B. en la base. Su santo y seña: Rizal.
    El paso de un grado a otro era mediante una serie de méritos.
    AFILIACIÓN AL KATIPUNAN
    Iniciación
    En sus comienzos, el ingreso en el Katipunan se llevaba a cabo a través de un procedimiento verdaderamente rígido. Según este método, denominado «hasik», cada katipunero tenía obligación de reclutar a otros dos miembros para formar un triángulo. Así debía proceder durante los seis primeros meses de su afiliación. De esta manera, no solamente se le exigía llevar a cabo una campaña proselitista sino que al mismo tiempo se controlaba mejor el carácter secreto del Katipunan ya que mediante este procedimiento cada miembro [54] solamente tenía acceso a un número limitado de miembros del Katipunan. De esta forma, el Consejo Supremo del Katipunan aseguraba un mayor secreto ya que sus miembros no disponían de una información total acerca de quienes componían la sociedad.
    En primer lugar, el candidato, que debía ser presentado por un katipunero, hacía (generalmente por escrito) la solicitud de afiliación (un modelo figura a continuación):

    El infrascrito hace constar que desea unirse a la Soberana y Venerable Asociación de los Hijos del Pueblo, si se estima procedente.


    Manila, 14 de marzo de 1896.

    Fdo.: (Jacinto Lumbrera) (56)

    Una vez hecha la presentación, el candidato debía formalizar, por escrito, su deseo de afiliarse al Katipunan:

    Yo..., natural de..., de la jurisdicción de..., de... años de edad, de profesión..., de estado civil... y residente en... habiendo sido plenamente informado de los objetivos y enseñanzas de la Asociación de los Hijos del Pueblo, deseo afiliarme a ella. En consecuencia suplico muy respetuosamente ser aceptado como hijo de la Asociación y prometo cumplir y profundizar en sus enseñanzas y mandatos.


    Lugar y fecha de la firma. Firmado... (57)

    Una vez aceptado como candidato, éste debía presentarse ante el Katipunan, en compañía del katipunero que le había presentado oficialmente, para someterse al ritual de iniciación. Esta ceremonia constaba de varias partes: una declaración por parte del candidato de sus aspiraciones, una prueba definitiva de carácter práctico y, finalmente, el juramento que el candidato debía sellar con su propia sangre.
    Prueba oral: El candidato debía responder de la siguiente manera a las preguntas que se le hacían: (58)
    P: ¿Cuál era la situación de esta Nación Tagala en los primeros años?
    R: En los primeros años seguramente era afortunada (tinasay) debido a que, según nos cuenta la Historia, la gobernaban sus propios ciudadanos.
    P: ¿Cuál es la situación actual? [55]
    R: La situación actual es humillante porque los que rigen nuestra patria proceden de otra nación.
    P: ¿Cuál será la situación en el futuro?
    R: Seguramente se podrá conocer lo que sea bueno para nuestra nación si nosotros no somos negligentes.
    Prueba práctica:A continuación, el iniciado se colocaba delante de una mesa en la que había una calavera, dos huesos y dos velas encendidas. Le rodeaban varios katipuneros con sus máscaras puestas, que se dirigían a él de la siguiente manera: (59)

    Esas llamas porque habeis pasado es el fuego del amor que constantemente debe arder en vuestros corazones conforme a lo que exige nuestro pueblo de nosotros. Esas vendas que han tapado vuestros ojos os dan a conocer la estupidez abyecta y triste estado de nuestra esclarecida raza, a causa de su torpe y absurdo vasallaje. Esto debe llamar sobre todo vuestra atención: éste es el más apretado lazo con que nos tienen oprimidos nuestros enemigos y sus desaforadas pasiones. El tañido de la campana dará a entender que vosotros habreis muerto ya en el regazo de la esclavitud a fin de resucitar en el seno de los hermanos K. K. K. de los A. N. B. donde reinan la libertad y los hermanos.


    Mediante este rito, se intenta crear en torno al iniciado el ambiente propicio:
    -Se le habla de la situación en la que ha vivido el país hasta el momento (de la cual no era consciente) -esas vendas que han tapado vuestros ojos
    -Se le anima a continuación a tomar conciencia de esa dura realidad por la que atraviesa el país:
    -Filipinas no es libre para regir su destino, se halla en el regazo de la esclavitud,
    -Su relación con España es un torpe y absurdo vasallaje.
    La descripción de esta situación hace surgir con mayor fuerza el deseo de hacer algo por mejorar la situación. El candidato acepta plenamente la imperiosa necesidad de afiliarse al Katipunan para poder así colaborar en mejorar la situación de su país:

    En conclusión: cuantas pruebas quedan ya referidas son como prenda que dejareis en fianza del cumplimiento de vuestro cargo, por cuya observancia derramaréis hasta la última gota de la sangre que corre por vuestras venas para defensa de la Hermandad. [56]


    Para el iniciado, la situación por la que atraviesa Filipinas exige por parte de los filipinos una toma de conciencia y un paso a la acción; ello se puede lograr a través del Katipunan y, por consiguiente, el iniciado debe expresar su voluntad de afiliarse a la Hermandad plenamente, afirmar su disponibilidad de derramar «hasta la última gota de la sangre que corre por vuestras venas para defensa de la Hermandad».

    Aprobamos todas las pruebas porque habéis pasado: empero todas ellas son tan solo preparación de las que han de venir. ¿Perseverais en vuestro propósito?


    Responded.

    Ahora debe expresar pública y solemnemente su total disponibilidad para llevar a cabo las tareas que le fueran encomendadas:

    Todos los tagalos que se afilian a esta Hermandad no son dueños de sus propias vidas sino que lo son K. K. K. de los A. N. B. (60) que están diseminados por todo el país.
    Entre las cosas que hemos de explicaros con toda perfección hay un sello de metal que, cuando está ya candente, ha de aplicarse a una parte de vuestro cuerpo, y esta marca os honrará mucho, porque podreis decir en todo tiempo: yo también soy hijo del país.


    Nuevamente se le insiste al candidato que debe ser consciente de lo que le exige su afiliación al Katipunan, que debe dejarse guiar totalmente por la sociedad y pertenecer a ella hasta el último extremo. Hecha esta advertencia, se le vuelve a pedir que públicamente exprese su deseo de afiliarse al Katipunan respondiendo a la siguiente pregunta:

    Consentís en que se aplique a vuestro cuerpo este candente sello de metal?


    Responded.

    Su respuesta positiva le lleva a someterse a la prueba definitiva:

    Esas fuertes amarras os demuestran el valeroso arrojo con que habeis de cumplir los más arduos mandatos que se os impongan; con respecto a esto escuchad: «La Asociación ha tenido un gran contratiempo porque ha recibido en su seno a un mal hombre, a un traidor, el cual proyecta vendernos tratando de manifestar nuestros secretos a nuestros enemigos. El infame está atado y tiene tapada la boca en una habitación inmediata. Ha tenido por conveniente K. K. K. que vosotros atraveseis el corazón del traidor con este envenenado puñal. ¿Aceptáis semejante mandato, que la Asociación os impone? Hermano... cumplid vuestro oficio. (61)[57]





    El juramento sellado con sangre
    Superadas las pruebas, el candidato debe prestar el siguiente juramento

    Compatriota, vos habeis prestado un gran servicio a la K. K. K. por lo tanto recibiréis el puñal que os corresponde.


    (una vez entregado el puñal) ¿Juras ser acero como el que tienes en la mano y no doblegarte a las exigencias de los que nos oprimen y vejan, y trabajar en pro de la independencia de tu patria esclava?

    Juras no tener padre, madre, mujer, hijos ni pariente alguno, sino este gran arma vengadora, que dormirá y vivirá contigo?

    (luego le rodean con armas blancas) He aquí a tu familia, tu único trabajo y que te dará la vida y te abrirá los ojos para el bien de tu país.

    Ha finalizado el ritual de iniciación. El candidato ha sido oficialmente aceptado como miembro del Katipunan. A continuación deberá firmar su juramento, con su nombre y el nombre simbólico que hubiera decidido adoptar, con sangre de sus venas. (62)

    Hago saber que, con motivo de mi ingreso en la Soberana y Venerable Asociación de los Hijos del Pueblo, juro solemnemente ante mi país y ante esta respetable asamblea de la Asociación, que gastaré todo lo que pueda gastar y sacrificaré todo lo que amo en la vida para defender sus sagrados objetivos hasta el límite de mis fuerzas y hasta perder el último aliento. Juro también acatar y obedecer a su Consejo Directivo y sus órdenes.


    En testimonio de lo cual, firmo esta declaración con sangre de mis venas.


    Trayectoria histórica
    La reunión del 7 de julio había sentado las bases para la creación del Katipunan. La semana siguiente, el 15 de julio de 1892, el Katipunan elegía a su Primer Consejo Superior. Dos semanas más tarde, existían Consejos en Caloocan, Malabón, Mandaluyong, San Juan del Monte, Pandacan, Santa Ana, Pasay, Cavite, Noveleta, Cavite Viejo, Imus, San Isidro y Gapan; así como en la cabecera de Cavite, que a su vez contaba con secciones o grupos en Noveleta, Cavite Viejo e Ymus.
    A finales de 1893, quedaba elegido Presidente del Consejo Supremo, Andrés Bonifacio. Con su elección se producen una serie de cambios: [58]
    a) se acentúa el carácter plebeyo de la sociedad
    b) se da mayor auge a su campaña de propaganda
    e) se establecen comités para reclutar a miembros activos y pasivos
    d) se incrementan las cuotas de entrada y mensual
    e) se traslada la sede a la calle Oroquieta
    f) se organizan comités de reclutamiento
    g) se forma el capítulo femenino
    h) se lleva a cabo una campaña de infiltración
    i) se utiliza más el tagalog como idioma oficial para las comunicaciones internas.
    Preparativos
    Comienza el año 1896. El Katipunan ha superado su primera prueba de fuego: ha logrado convertirse en una realidad. Los hombres reunidos aquel 7 de julio de 1892 han logrado su objetivo. El Katipunan es un hecho y se dispone a tomar una parte decisiva en el desarrollo histórico de Filipinas.
    Entre los meses de enero y febrero de 1896 se formó la cámara secreta del Katipunan, compuesta por Andrés Bonifacio, Emilio Jacinto y Pío Valenzuela.
    Ese mismo año, en el mes de mayo, en una reunión en Ugong, Pasig, Morong (hoy, provincia de Rizal) se decide:
    a) enviar una delegación a Japón para obtener fondos para armas y armamento.
    b) recaudar fondos para la revolución armada
    c) persuadir a Rizal para que encabece la revolución.
    Para esto último el Consejo pide al Dr. Pío Valenzuela que viaje hasta Dapitán, donde Rizal está deportado, para convencerle y planear su fuga. Rizal rechaza enérgicamente la propuesta de Valenzuela. No accede a ser rescatado, porque no quiere aparecer como un huido de la justicia. No quiere encabezar la revolución, porque la tacha de prematura y arriesgada.
    El descubrimiento
    Son varias las autoridades civiles y eclesiásticas de la época que denuncian la existencia de grupos filibusteros. Pero es el agustino, P. Mariano Gil, quien persiste en su empeño de poner al descubierto estas actividades:

    Desde hace doce años vengo siguiendo la pista a la propaganda filibustera y más de una vez tuve ocasión de avisar al general Weyler la llegada de proclamas [59] separatistas impresas en Hong Kong y la celebración de reuniones cuyo objeto era tramar contra España.


    Sería el P. Mariano Gil quien al final lograría poner al descubierto la existencia del Katipunan. Sigamos el relato que él mismo nos hace de los hechos cuando declaró ante notario el 1 de diciembre de 1896:

    «Primero:Que el día diez y nueve de Agosto de este corriente año, entre siete y ocho de la noche, se constituyó en la Imprenta del «Diario de Manila»,periódico de esta localidad, encontrando en la puerta de su despacho a Don Ramón Montes, Comandante del Regimiento número setenta de Infantería y propietario de dicha Imprenta, en compañía de los españoles Don José Trillo y Don Enrique Guidotti, empleados en dicho Establecimiento, y previo el cortés saludo y tomadas las precauciones necesarias para obtener el mayor sigilo que el caso requería, los manifestó el objeto de tan extraordinaria visita, que era el haber recibido denuncia formal, con todos los caracteres de verídica, de un feligrés suyo y empleado en la misma imprenta, llamado Teodoro Patiño, sobre la existencia en el mencionado Establecimiento de dos datos o pruebas que indefectiblemente habían de ser testimonios inexcusables de la existencia y organización de la horrible trama conspiradora que hacía ya mucho tiempo venía fraguándose contra España y sus amados hijos, teniendo o siendo su objeto inmediato el degüello general de todos los españoles residentes en el Archipiélago.»


    El feligrés era Teodoro Patiño, un katipunero, que había discutido con otro katipunero, Apolonio de la Cruz, debido al hecho de que Patiño llevaba cierto retraso en el pago de su cuota como miembro del Katipunan. En dicha discusión quedó en entredicho la conducta de Patiño como katipunero. Este, muy disgustado, y temiendo que el Katipunan pudiera tomar alguna medida contra él, fue a quejarse y prevenir a su hermana Honoria, que residía en un orfelinato regentado por las madres agustinas en Mandaluyong. De esta manera revelaba Patiño a su hermana su pertenencia al Katipunan y, consecuentemente, la existencia de dicha sociedad. Ante esta declaración, Honoria le aconseja que cuente todo a la Madre Portera quien, a su vez, le aconsejó dar un informe completo al P. Mariano Gil, capellán de dicho orfelinato.

    Segundo:Que la revelación de lo anteriormente expuesto por el Padre Mariano Gil al Señor Montes y a los otros dos caballeros empleados que con él estaban, fue recibida con asombro por dichos señores, los cuales, como verdaderos españoles y amantes de su patria eran ajenos completamente a los trabajos que se llevaban a cabo por los conspiradores empleados en la referida imprenta y completamente irresponsables de todo lo allí tramado y conjurado por los empleados indios y mestizos como lo asegura, firma, sostiene y jura, si es preciso, sin vacilación de ningún género, el compareciente, Reverendo Padre Fray Mariano Gil, é inmediatamente le franquearon con exceso de galantería, respeto y guardándole toda clase de consideraciones, por lo que les está reconocido, [60] el local de la mencionada imprenta, en el cual, según el exponente, debía encontrarse la piedra litográfica. Después de media a tres cuartos de hora de registro o requisa entre las varias piedras que en el local se hallaban se encontraron con la que se buscaba, la cual se hallaba en un sitio próximo al en que trabajaba el indicado Policarpo Tarla.»


    Las revelaciones de Teodoro Patiño quedaron así totalmente reforzadas al hallarse las dos pruebas: una piedra litográfica que se utilizaba para imprimir los recibos de los afiliados, y un puñal, de los denominados «punta de diamante.»

    Tercero:Que a las nueve de la misma noche, se despidió el mencionado Padre Gil de los señores anteriormente citados, y con el interés y la emoción propia de tan solemnes instantes, llevando la primera dicha prueba en la mano regresó presuroso a su parroquia, ansioso de cerciorarse más de la autenticidad de la prueba hallada. Acto seguido, se personó en el referido cuartelillo de la Veterana, al efecto y con el objeto de enseñar al denunciante, Teodoro Patiño, la copia obtenida de la indicada prueba litográfica, que fue reconocida por el mismo su autenticidad y en todas sus partes, al momento de verla, regresando al Convento a descansar el citado P. Gil, una vez realizado todo lo expuesto.


    Las reacciones
    El descubrimiento de la existencia del Katipunan provocó una cadena de reacciones por parte de todos los involucrados en este asunto: el gobierno, el país y, cómo no, el propio Katipunan.
    a) Reacción del alto mando del Katipunan:
    Andrés Bonifacio lanza una llamada a todos los katipuneros para que se reúnan con él en Pugad Lawin. El Katipunan se prepara para pasar al campo de batalla.
    b) Reacción del gobierno español en el archipiélago:
    El Gobernador General Blanco declara el estado de guerra en Manila, Bulacán, Pampanga, Nueva Écija, Tarlac, La Laguna, Cavite y Batangas. Se crea el Cuerpo de Voluntarios de Manila y se forma la guerrilla naval, denominada San Miguel. También se ordena la detención de una serie de personas que habían destacado por su participación en la denuncia de los males que afectaban a Filipinas.
    c) Reacción del gobierno peninsular:
    El mismo día 21, el Ministro de Ultramar comunica los hechos a las Cortes. A continuación el gobierno decreta la clausura del Círculo Hispano Filipino y el del Gran Oriente, incauta los archivos de la secretaría del citado Círculo y ordena la detención de su Junta Directiva. [61]
    d) Reacción del país:
    Las provincias próximas a Manila (Tayabas, Bulacán, Pampanga, Nueva Écija, Tarlac, Batangas, Cavite, La Laguna) se unen a la revolución; el resto del país espera.
    Todo ello pone de relieve la necesidad que tiene ahora el Katipunan de asegurarse la adhesión y el apoyo del mayor número de filipinos. Obedeciendo las consignas promulgadas por Andrés Bonifacio el 19 de agosto de 1896, los katipuneros se reunieron con él, primero en Balintawak, y luego en Pugad Lawin, desde donde, el 23 de agosto de 1896, rompieron sus cédulas -signo de adhesión a España- simbolizando así su afirmación de independencia. Desde este lugar, Bonifacio lanza se dirige a sus hombres y simpatizantes de la causa revolucionaria en los siguientes términos:

    «Este manifiesto es para todos vosotros. Es absolutamente necesario para nosotros el dar fin lo antes posible a la opresión que se viene perpetrando sobre los hijos del pueblo que ahora sufren castigos brutales y torturas en prisión. Por ello, por favor, decid a todos los hermanos que el sábado día 29 de este mes dará comienzo la revolución de acuerdo con lo acordado. Con este fin es necesario que todos los pueblos se subleven simultáneamente y ataquen Manila al mismo tiempo. Cualquier que se oponga a este sagrado ideal será tachado de traidor y enemigo, excepto si está enfermo o físicamente incapacitado, en cuyo caso se le juzgará conforme a las normas que hemos puesto en vigor. Monte de la Libertad, 28 de agosto de 1896.»


    La revolución es ya un hecho. Se suceden los choques entre los katipuneros y las fuerzas gubernamentales. Llegan refuerzos desde la Península al mismo tiempo que el gobierno mantiene su dureza en las detenciones y en los juicios. Sin embargo, no sería esto lo que pondría en peligro la existencia del Katipunan sino una grave crisis interna que empezaba a surgir en su seno y que desembocaría en su trágico fin.
    LA CRISIS INTERNA DEL KATIPUNAN
    Como se ha indicado anteriormente, fue en Manila y sus arrabales, así como las provincias de su entorno, donde la revolución logró mayor auge en estos primeros meses. Y entre estas provincias, fue Cavite la que destacó desde un primer momento. Funcionaban en Cavite dos Consejos Populares: Magdiwang, con Mariano Álvarez al frente, y Magdalo, con Baldomero Aguinaldo al frente. Entre ambos existía una cierta rivalidad para hacerse con el mando revolucionario.
    El 31 de octubre de 1896, Emilio Aguinaldo, del grupo Magdalo, escribe y promulga dos manifiestos. En el primero de ellos, sienta las bases para el [62] establecimiento de un gobierno revolucionario filipino; en el segundo, elabora la organización de dicho gobierno.
    Esta iniciativa de Aguinaldo pone de manifiesto el punto al que ha llegado la rivalidad entre los dos consejos y, sobre todo, cuestiona la validez del propio Katipunan. El Grupo Magdalo, en torno a Aguinaldo, defiende el establecimiento de este gobierno revolucionario arguyendo que el Katipunan ya ha cumplido su labor, la revolución es un hecho público y no precisa ya de una organización secreta. El grupo Magdiwang defiende la continuidad del Katipunan arguyendo que su propia estructura le permite constituirse en gobierno revolucionario.
    Andrés Bonifacio intenta mantenerse al margen de lo que, en aquel entonces, parecía ser una rivalidad para hacerse con el poder. Los hechos que se van sucediendo parecen indicar una situación más grave. Todo ello le lleva a Andrés Bonifacio a acceder a mediar en el conflicto. El 31 de diciembre de 1896, durante la «Asamblea de Imus», se debate la propuesta del grupo Magdalo de crear un gobierno revolucionario. La asamblea se clausura sin acuerdo alguno. Ambas partes mantienen sus posturas e incluso el grupo Magdalo no está dispuesto a aceptar el que Bonifacio continúe como «Supremo», sea cual fuera la decisión de la asamblea en lo que respecta a la creación del gobierno revolucionario.
    Ante este hecho, los jefes del grupo Magdiwang convocan nuevamente a una reunión en Tejeros, en un momento en que las fuerzas revolucionarias deben hacer frente a un ataque de las tropas gubernamentales en Salitrán. No parece el momento más oportuno, pero la convocatoria sigue en pie.
    La Asamblea de Tejeros se inauguró el 22 de marzo de 1897. En esta ocasión Bonifacio, ya que participa como mediador, ha tomado una postura y comparece en representación del grupo Magdiwang. Sin embargo, hay que dejar claro que a pesar de su afinidad con el grupo Magdiwang, Bonifacio es consciente de la necesidad de adoptar una actitud mediadora, conciliadora, respetuosa de la mayoría.
    Al comienzo de la sesión, Severiano de las Alas (Magdiwang) propone el establecimiento de un gobierno revolucionario. Lumbreras y Bonifacio se oponen. También lo hace Santiago Álvarez (Magdiwang) mientras que Antonio Montenegro (Magdalo) lo apoya. Tensión en la sala. Lumbreras, en su calidad de presidente de la asamblea, concede un breve descanso.
    Cuando se reanuda la sesión, Bonifacio, en su calidad de Supremo, preside la asamblea. Se procede a la votación de la propuesta de Severiano de las Alas. La decisión mayoritaria favorece la creación de un gobierno revolucionario. A continuación se procede a la elección de los dirigentes del nuevo gobierno revolucionario. Antes de comenzar la misma, Andrés Bonifacio propone [63] a los asistentes que se acate la decisión de la mayoría y no se tenga en cuenta la condición social ni el nivel de educación del que saliera elegido.
    Se procede en primer lugar a la elección del presidente. Los candidatos son: Andrés Bonifacio, Emilio Aguinaldo y Mariano Trías. El primero recuento de votos arroja un apoyo mayoritario a favor de Emilio Aguinaldo, que es proclamado vencedor. Se propone entonces que Andrés Bonifacio, por haber obtenido el segundo número de votos, pase automáticamente a ocupar la vicepresidencia, pero no se actúa en este sentido. Continúan las elecciones. Son elegidos los siguientes cargos: Vicepresidente, Mariano Trías; Capitán General, Artemio Ricarte, que declina; Director de Guerra, Emiliano Riego de Dios, y Director de Interior, Andrés Bonifacio. La presidencia de la Asamblea va proclamando a los vencedores. Es en este momento cuando nuevamente surge un momento de crisis.
    Cuando Andrés Bonifacio es proclamado Director de Interior, Daniel Tirona (Magdalo) impugna su elección aludiendo que Bonifacio no es abogado de profesión. Tensión muy fuerte en la sala. Bonifacio pide a Tirona que se retracte. Tirona, como respuesta, abandona la sala. Bonifacio desenfunda su pistola y le apunta pero Artemio Ricarte interviene y la bala se desvía. Entonces Bonifacio, invocando su calidad de Supremo del Katipunan, declara nulos la sesión y sus resultados, y abandona el lugar. Le acompañan sus hombres.
    La sesión ha finalizado. Vicente Riego de Dios (Magdiwang) es encargado de comunicar a Emilio Aguinaldo los resultados y de pedirle que se dirija a Tejeros para jurar el cargo. El 23 de marzo, Vicente Riego de Dios llega a Pasong Santol, en Salitrán. Informa a Aguinaldo de lo transcurrido y le pide que le acompañe a Tejeros. Aguinaldo se niega diciendo que no puede abandonar a sus hombres precisamente cuando es inminente el ataque a Salitrán. El Coronel Riego de Dios regresa a Tejeros. Ahora es Críspulo Aguinaldo, hermano de Emilio Aguinaldo, quien se dirige a Salitrán para intentar convencer a éste que vaya a Tejeros a jurar el cargo. Esta insistencia es para evitar a toda costa una ruptura en el mando revolucionario y que Bonifacio actúe cuando Aguinaldo aún no ha jurado el cargo. Para convencerle, Críspulo se ofrece a quedarse con los hombres de Aguinaldo en Salitrán hasta la muerte. Entonces, Emilio Aguinaldo, acompañado de algunos de sus hombres, viaja a Tejeros. Una vez allí, los miembros del grupo Magdiwang no le permiten la entrada por lo que tiene que dirigirse a Tanza. Es allí, en el convento del pueblo, donde Emilio Aguinaldo y Mariano trías juran sus cargos de presidente y vicepresidente respectivamente.
    Se ha producido la ruptura. Las victorias militares de Emilio Aguinaldo han permitido que la asamblea de Tejeros mire con buenos ojos a Emilio Aguinaldo, quien sería conocido con el nombre de «Generalísimo». [64]
    Ante este hecho, el 23 de marzo, Andrés Bonifacio redacta el Acta de Tejeros en el que repudia la decisión de la asamblea de Tejeros y proclama no tener nada que ver con el nuevo gobierno revolucionario. Poco después, en el Manifiesto de Naic, Bonifacio formaría un nuevo gobierno revolucionario, con su propio ejército.
    Ante la evidente ruptura en el seno de la revolución, Emilio Aguinaldo decide actuar decretando el arresto de Andrés Bonifacio.
    El 27 de abril de 1897, cumpliendo las instrucciones de Aguinaldo, llegan al campamento de Bonifacio, el Coronel Agapito Banzón, José Ignacio Pawa, y Felipe Topacio. Banzón y sus hombres sitian el lugar y Banzón sube a la casa e intenta persuadir a Bonifacio que se reconcilie y acepte la jefatura de Aguinaldo. El Supremo rechaza la propuesta. Banzón y sus hombres se van, pero vuelven al día siguiente y comienzan a disparar. Los hombres de Bonifacio responden con sus armas. Durante esta refriega, en la que muere Ciriaco Bonifacio, el Supremo intenta poner fin a la lucha y pide el cese de este enfrentamiento entre hermanos, pero no es escuchado. Poco después, Bonifacio es alcanzado por un tiro en el brazo, momento que aprovecha Banzón para abalanzarse sobre él y clavarle un puñal en el cuello. Así fue capturado Andrés Bonifacio. En una hamaca es trasladado, en compañía de su mujer, Gregoria de Jesús y de su hermano Procopio, a Naic, sede del nuevo gobierno revolucionario, para ser juzgado.
    El 29 de abril de 1897, el mismo día de su llegada a Naic, tiene lugar el juicio contra Andrés Bonifacio y su hermano Procopio, por un tribunal militar formado por el Coronel Pedro Lipanan, juez; Lázaro Makapagal, secretario; José Elises, fiscal. Actúan como defensor de Andrés Bonifacio, Plácido Martínez, y de Procopio Bonifacio, Teodoro González. En la causa, los defensores de los hermanos Bonifacio se limitan a pedir clemencia, en el caso de Andrés, y a decir que era ajeno al conflicto, en el caso de Procopio.
    El 4 de mayo, el tribunal militar, esta vez reunido en Maragondón, nueva sede del gobierno revolucionario, entrega su informe al Coronel Mariano Noriel, presidente del Consejo de Guerra, el cual queda convocado para el día 5. Esta vez estará compuesto por el General Mariano Noriel, presidente; y Crisóstomo Rial, Tomás Mascardó, Plácido Martínez, Mariano Riego de Dios, Esteban Ynfantes y Sulpico Antony, vocales. Finalizada su deliberación, el Consejo de Guerra reducido de 7 a 3 miembros (Noriel, Mascardó e Ynfante) por motivo de los encuentros bélicos que se seguían produciendo, declara culpables a Andrés y Procopio Bonifacio del delito de traición y les condena a la pena capital: ser ejecutados.
    En un primer momento, Aguinaldo se niega a firmar la pena de muerte y opta por su conmutación por la de destierro. Sin embargo, ante la insistencia de los generales Noriel y Pío del Pilar, apoyados por el general Mamerto Natividad [65] incluso por dos hombres de Bonifacio, Clemente José Zulueta y Anastasio Francisco, revoca su decisión y firma la sentencia de muerte.
    El 10 de mayo de 1897, el Comandante Makapagal recibe órdenes de llevar a los hermanos Bonifacio al Monte Tala y abrir allí un sobre conteniendo unas instrucciones secretas. Una vez llegados a las proximidades del Monte Tala, el Comandante Makapagal, que no había querido acceder anteriormente a las peticiones de los hermanos Bonifacio de revelar el contenido del sobre, abre el mismo para dar lectura de su contenido: ejecutar a los hermanos Bonifacio. Ante esta noticia, los hermanos Bonifacio piden a Makapagal que les dejen huir pero éste decide obedecer sus instrucciones. Los hermanos se abrazan y a continuación Makapagal y sus hombres se alejan con Procopio para fusilarle. Cuando vuelve el comandante Makapagal, Andrés Bonifacio le pide nuevamente clemencia pero no logra convencer a Makapagal. Entonces, ante este hecho, Andrés Bonifacio decide salir huyendo. Los tiros de Makapagal y su escolta alcanzan al Supremo del Katipunan que muere allí mismo.
    La muerte de Bonifacio ponía definitivamente punto final a la existencia del Katipunan. Si bien, legalmente, esta sociedad secreta había dejado de existir con el voto mayoritario de la asamblea de Tejeros a favor del establecimiento de un gobierno revolucionario, no sería hasta la muerte de Bonifacio, fundador y Supremo del Katipunan, cuando dicha sociedad dejó realmente de existir.
    Son varios los estudios aún pendientes de llevar a cabo en torno al Katipunan. Documentos internos intervenidos con motivo de su descubrimiento nos permiten conocer un poco mejor sus mecanismos internos. De entre ellos, me gustaría destacar en este artículo los relacionados a las relaciones con sus miembros, que podrían dividirse en dos tipos: acciones de disciplina y acciones de ayuda.
    Pious dio el Víctor.

  17. #57
    tautalo está desconectado Uno más... que no se rinde
    Fecha de ingreso
    04 feb, 07
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,023
    Post Thanks / Like

    Re: Las Sociedades Secretas Del Siglo XIX Y Del XX

    Después de conceder una tregua al tema propuesto, retomaremos otra vez la exposición, siquiera somera, de las sociedades secretas del siglo XIX y del XX, pues mucho queda todavía por decir de estas organizaciones.

    Se me permitirá dar un salto en el tiempo. Omitir todas las que todavía quedan que referir y comentar del siglo XIX y ponernos ahora en los años que preludian la Guerra Civil de 1936-1939.

    LAS SOCIEDADES SECRETAS MILITARES DE LA II REPÚBLICA.

    Según González Juarránz, fue en diciembre de 1933 cuando Rodríguez Tarduchy crea la sociedad secreta conocida como Unión Militar Española (UME). Más tarde ocupará la presidencia de esta sociedad secreta militar y contra-revolucionaria el comandante del Estado Mayor Barba Hernández.

    Barba Hernández extendería la UME entre capitanes y comandantes que la vendrían a engrosar, pero los generales no parecían muy interesados en pertenecer a una sociedad secreta en la que subordinados suyos eran mayoría y tenían papel predominante y directivo. En un primer momento, la UME se compuso de oficiales del Ejército Español afectos a la Monarquía, en su mayoría primorriveristas, como su mismo fundador Rodríguez Tarduchy que había pertenecido a la Unión Patriótica del General D. Miguel Primo de Rivera. Al terminar la Guerra de Liberación Nacional Rodríguez Tarduchy en unión de otros como Caralt, Cazañas, Pérez de Cabo y Gil Robles tratarán de dar un golpe contra el régimen de Francisco Franco.

    Para 1935 la UME se había convertido en un grupo de presión importante, contaba entre sus miembros con personal del Estado Mayor del Ejército y se había alejado del planteamiento, en un primer momento, primorriverista, y empezó a establecer contactos con la Alemania hitleriana y la Italia fascista.

    Una vez triunfante el nefasto Frente Popular, tras la elecciones de febrero de 1936, los militares sospechosos de derechistas fueron trasladados o destituidos. El talento organizativo de D. Emilio Mola, con plaza en Pamplona, reúne a todos los elementos descontentos con el fatídico resultado electoral que otorga a las izquierdas más agresivas el poder. Así como Acción Española de Ramiro de Maeztu fue el laboratorio intelectual del Alzamiento, la UME desempeñará el papel de canal que pondría en coordinación los esfuerzos de falangistas, requetés y demás grupos que sentían la auténtica amenaza que planeaba sobre España, la pobre Patria que caminaba irreversiblemente a convertirse en un satélite de la URSS. Mola atraería al militar, miembro de la masonería, Miguel Cabanellas, y a los militares republicanos Queipo de Llano y Aranda.

    La UME es considerada por algunos historiadores como heredera de las antiguas Juntas de Defensa, formadas allá por la primavera de 1917. Las Juntas de Defensa eran una especie de sindicato de oficiales que se proponían, entre otros fines corporativistas, la contención de los abusos y corruptelas que habían arraigado en el seno del Ejército, por culpa de la presión caciquil, propia de la Restauración y más pronunciada en sus estertores, así como por culpa del favoritismo borbónico que concedía ascensos a cambio de pelotear a Alfonso XIII. Las Juntas habían logrado, a principios de siglo XX, hacer dimitir a un gobierno y Eduardo Dato Iridier les hubo de conceder la legalización que exigían. Pero las circunstancias especiales que rodeaban la formación de la UME la hacían esencialmente contrarrevolucionaria, habiendo perdido el carácter "para-sindicalista" que exhibían las otrora Juntas de Defensa de 1917. La II República, una vez experimentado el viraje hacia posiciones cada vez más ultraizquierdistas, masónicas y antiespañolas se había convertido para estos militares conservadores en un objetivo a derribar.

    Según el conspicuo comunista Juan "Modesto" Guilloto León (1906-1969), la UME se fundó en 1932: "La UME, creada en 1932, organizadora de la sublevación de Sanjurjo el 10 de agosto del mismo año, era utilizada por los generales como instrumento preparatorio de la sublevación militar. El gran desarrollo de la UME se produjo a partir de 1934-35, cuando Gil Robles era ministro del Ejército y nombró a Franco jefe del Estado Mayor Central." Y, el mismo comunista apunta que la UME se inspiraba en la frase de Mola: "No admitimos neutrales". Es demasiado decir, no obstante, lo que categóricamente afirma el famoso comunista que referimos. Según "Modesto" la UME fuese el "apéndice del nazismo en España". Más bien, la UME trató por todos los medios de hacerse con aliados para la que se estaba preparando. Y lógicamente, no iban a echar mano de la URSS. La ideología de los militares que formaban la UME era de muy variada procedencia, como hemos indicado incluso militares masones, como Cabanellas, o republicanos disgustados con el sesgo que experimentaba la situación política española (Queipo de Llano), formaron parte de la UME y no podríamos decir que estos tuvieran especial simpatía ni por el nazismo ni -en el caso de Queipo, por razones personales- siquiera con el falangismo.

    En marzo de 1936 la UME alentó a través de dos circulares, las fallidas intentonas de golpe de Estado de febrero de 1936 y del 19 de abril.
    Según Modesto: "La actividad conspiradora de la UME se completaba con la realización de atentados contra los militares leales [se entiende que "leales" a los dictados del Frente Popular] después de las elecciones de febrero. La UME confeccionó listas en todas las guarniciones para asesinar a militares republicanos. En Madrid fue gravemente herido el comandante Jiménez Canito; en Barcelona, atentaron con bombas de reglamento "Laffite" contra el coronel Moracho."

    Y, en efecto, parece que la mano de la UME se oculta tras el, todavía por esclarecer, atentado del 12 de julio de 1936 contra la vida del Teniente Castillo. José del Castillo Sáenz de Tejada, teniente de la Guardia de Asalto, miembro del PSOE y de la masonería (algo que es muy común) e instructor militar de las Juventudes Socialistas, fue asesinado por unos desconocidos. El atentado se atribuyó a Juan de Dios Fernández Cruz, joven tradicionalista, también se atribuiría al falangista Ángel Alcázar de Velasco, e incluso fue atribuido por Franco a la misma masonería. Gibson lo achaca a un comando de requetés de Madrid que vengaban así los disparos que Castillo hiciera contra el carlista Llaguno Acha en el entierro del alférez De los Reyes. Pero, fueren los que fueren los autores (carlistas o falangistas), el "impulso soberano" parece, según el prestigioso historiador hispanista Stanley G. Payne, más que probable a una orden de la UME. Dice Payne que Castillo fue "asesinado por unos pistoleros de la UME". Castillo no era ningún inocente. Había matado a algunos falangistas en choques callejeros y, después de disparar contra Llaguno Acha, pasó unas horas en el calabozo y salió con toda impunidad. No es de extrañar que la UME empleara pistoleros, bien del Requeté o de la Falange, para eliminar elementos indeseables como el Teniente Castillo que había hecho méritos para recibir un balazo por sus actividades en la instrucción paramilitar de las milicias de las Juventudes Socialistas que, a su vez, desplegaban una virulencia atroz contra miembros de Falange y del Requeté. La UME estaba en contacto con toda la Resistencia al marxismo imperante.

    Según Modesto: "Para contrarrestar a la UME, a finales de 1934, un grupo de oficiales de signo genérico republicano se reunió en Madrid, en la casa del capitán médico Palacio. Los llevaba allí la voluntad de hacer frente a la política de fastistización del Ejército de la República." Una sociedad secreta de signo contrario a la UME.

    Así fue como se creó la UMA: Unión Militar Antifascista, de inspiración comunista. Esta organización publicó un manifiesto, redactado por el coronel Carratalá en que se instaba a los militares favorables a la República y al Frente Popular a hacer causa común y defender a la II República, haciendo frente a la UME. En el año 1935, según Modesto, se fusionaron la Unión Militar Antifascista y la Unión Militar Republicana, de iniciativa socialista, dando origen a la sociedad secreta roja: Unión Militar Republicana Antifascista (UMRA).

    Los dos frentes se disponían a dar la batalla: uno, la UME, para defender España de la amenaza soviética; el otro para servir dócilmente a los intereses del comunismo internacional.

    Bibliografía: El laberinto español, Gerald Brenan./El problema militar en España, Gabriel Cardona./Falange. Historia del fascismo español, Stanley G. Payne./El asesinato del Teniente José Castillo, Marino Aguilera Peñalver./La noche en que mataron a Calvo Sotelo, Ian Gibson./Soy del Quinto Regimiento (I), Juan "Modesto" Guilloto León./Testimonio, Pedro González Juarránz.


  18. #58
    venator está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    27 mar, 06
    Mensajes
    154
    Post Thanks / Like

    Re: Las Sociedades Secretas Del Siglo XIX Y Del XX

    Estimado Tautalo, antes de nada, pedirte disculpas por la tardanza en responder. He tenido que efectuar algunos viajes comerciales y tras estas "expediciones", tal vez por que no es lo mio, (una cosa es hacer el vino y otro muy distinta venderlo) me quedo completamente exhausto, sin ganas de hacer ni querer nada (a menudo se hace duro tener que explicarle a las propias gentes del vino ciertas cosas como que mantener un burro para arar las viñas es más caro que tener un John Deere de 600 CV y demás). Entre eso y la Semana Santa lo cierto es que he andado un poco “ido" estos dias.

    Estimado Venator: Quiero agradecerte, en primer lugar, tu intervención tal y como he agradecido la de Templário. Llevas razón en que construyo las aportaciones que hago de un modo a veces deshilachado, pues voy siempre con celeridad y ya me gustaría a mí ordenar toda esa información para no dejar ningún cabo suelto.


    Desde luego, a veces la propia existencia no nos deja demasiado tiempo para la meditacion tranquila y reposada. Mi critica iba sobretodo por el caso Pessoa. Me parecía un poquitín injusto relacionar sin más a este "poeta de las mil caras" - uno de los mas grandes aedos ibéricos de todos los tiempos - con un pobre diablo como Crowley, como si estuvieran en el mismo plano o como si Pessoa tuviera algo que ver, más allá de cuestiones meramente informativas, con el zopenco ingles. En cualquier caso tu trabajo es digno de encomio.

    En cuanto a lo que dices del 68 y la contracultura, habría que decir que los revolucionarios de mayo del 68 eran "niños de bien", "niños de papá" (no sé si sus papás se lucraban a costa de tantas vidas humanas, seguro que, como apuntas tú, hubo más de un caso).


    Tu exposición me deja bastante convencido. Es verdad que el "movimiento hippie" se genera sobre todo en clases medias altas adineradas (de otro modo hubiera sido dificil vivir sin trabajar) y que la primera chispa surge en las universidades y en eso, los profesores tiene una gran responsabilidad; pero, insisto,
    mucha gente se sumó a ella porque le pareció que el "viejo mundo" era deleznable, y en eso, aunque nos duela, llevaban algo de razón. Otra cosa muy distinta es que no tuvieran el coraje de seguir a Cristo para cambiar el mundo (el unico cambio posible y verdadero) y se deslizasen por la "pendiente facil"

    En cuanto a lo que sugieres, cuando me preguntas si es que Maslow me parece sospechoso por "judío", te preguntaré -en primer lugar- si lo dices con ánimo capcioso, como si quisieras deslizar sobre mí un presunto antijudaísmo o sonsacármelo. Tendrías que tener en cuenta que este tema es lo sobradamente delicado como para no tocarlo; hay gente cumpliendo cárcel por no poder tolerarlos. Preguntar esto a alguien inteligente y prudente es ocioso: no te contestará, guardándose lo que opina sobre el pueblo elegido. Pero yo sí te contestaré: yo creo que el pueblo elegido sigue en su protervia como pueblo deicida y hasta que se convierta a Cristo y deje de aguardar a un Mesías político cuyo objetivo, para ellos, es materialista: lograr la hegemonía mundial, el pueblo de Israel no puede ser aliado del cristianismo. "Los Protocolos de los Sabios de Sión" son un libelo antijudío, pero el que niegue el poderío que han logrado los Dineranos y los Monopantos es que no tiene ojos, (léanse las páginas indelebles de D. Francisco de Quevedo, mucho más fino este genio manchego que todos los antijudíos europeos. El gran manchego lo avisó en sus "Sueños).
    No, Tautalo, no seré yo (siendo yo mismo medio judío, aunque español entero) el que ande preguntando con segundas cosas así. Te lo preguntaba porque, mientras me hallaba en Inglaterra (trabajando aunque en realidad en una investigacion para fines personales) entre en contacto indirecto con las teorías de Maslow. Para ser precisos aparecia con cierta regularidad en las obras de Colin Wilson que estudiaba para estas investigaciones de las que te hablo y me parecieron lo bastante superfluas e inofensivas (la piramide de la felicidad,e tc) como para haber comandado la revolucion del 68 - aunque es verdad, como bien dices, que no hay nada inofesivo en cualquier psicología.


    Si por ser simplemente judío yo tuviera que sospechar de quien lo fuese, también tendría que sospechar de la Madre Teresa Benedicta de la Cruz, en el siglo llamada Edith Stein, judía, fenomenóloga con Husserl y Heidegger y asesinada el 9 de agosto de 1942 en Auschwitz.


    O a Santa Teresa

    Pero no es el caso, pues a ella le rezo y leo con fruición e instrucción sus escritos edificantes. No es eso, no es eso... Más bien, si Maslow me parece sospechoso es por ser "psicólogo" y, si nos ponemos a hilar fino: "psico-sociólogo"...
    Je,je, esa es muy buena, y no puedo estar mas de acuerdo contigo. Si te parece sospechoso por "psicólogo" entonces llevas más razón que un santo y no hay más que hablar .

    Espero haber logrado satisfacer tu demanda. Si no es así, pues estaré encantado de volver a debatir contigo, Venator y mejorar en todo lo que pueda.


    Me quedo ciertamente satisfecho he intentaré colaborar aquí y allá, sin dispongo de tranquilidad, con esta ingente, hercúlea tarea que llevas a cabo – aunque no t epuedo prometer nada porque vivo de un día para otro.

    P.D.: Una pregunta si me la permites: ¿Te llamas Venator por Martin Venator, personaje de "Eumeswil" de Jünger? Gracias por tu amabilidad


    Si, es mi novela favorita. Tambien es una referencia - como lo hace a su vez el insigne escritor y guerrero alemán - al venator (el cazador en busca de la verdad ) de San Agustin


    Saludos en Cristo

  19. #59
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,630
    Post Thanks / Like

    Re: Las Sociedades Secretas Del Siglo XIX Y Del XX

    Venator, ya que mencionas a Pessoa, sin dejar de reconocer su gran mérito literario, te digo que no tiene nada de injusto relacionarlo con Alistair Crowley. Fernando Pessoa era un anticristiano donde los haya. Te reproduzco a continuación parte de un escrito del profesor Orlando Fedeli que contiene precisamente algunas citas del propio Pessoa. Estuve a punto de ponerlas en este hilo para contestar a Templário, pero justo entonces se cerró esa polémica y se puso en un hilo aparte y cerrado para que Templário no siguiera haciendo propaganda gnóstica.

    Dice Orlando Fedeli:


    Como exemplo de poeta participante dessa verdadeira conspiração gnóstica contra a Igreja Católica citaremos Fernando Pessoa, o grande poeta português. Em uma pequena obra sobre a Maçonaria, Pessoa descreveu a si mesmo como "cristão gnóstico, e portanto inteiramente oposto a todas as igrejas organizadas, e sobretudo à Igreja de Roma, fiel à tradição secreta do Cristianismo que tem íntimas relações com a tradição secreta em Israel a Santa Kabballah) e com a essência oculta da Maçonaria" (Fernando Pessoa, Das Origens e Essência da Maçonaria e do seu contributo judaico, Ed. Princípio, São Paulo, 1993).

    Em outra obra o mesmo Fernando Pessoa revela todo o seu ódio contra a Igreja de Roma, dizendo:

    "O verdadeiro patrono de nosso País é esse sapateiro [o cabalista] Bandarra. Abandonemos Fátima por Trancoso. [Terra do Bandarra]. (...) "Que Portugal tome consciência de si mesmo. Que rejeite os elementos estranhos. Ponha de parte Roma e a sua religião. Entregue-se à sua própria alma. Nela encontrará a tradição dos romances de cavalaria, onde passa, próxima ou remota, a Tradição Secreta do Cristianismo, a Sucessão Super Apostólica, a Demanda do Santo Graal" (...) "Quebrar com Roma. Quebrar com a idéia monárquica. Quebrar com a idéia de Pátria como entidade oposta a qualquer outra coisa neste mundo. Quebrar com Roma. Deitemos fora esse fardo de trevas e de desalento que há séculos pesa, mais ou menos, sobre as nossas decisões".
    "Não precisamos dos sete montes de Roma: também aqui, em Lisboa, temos sete montes. Edifiquemos sobre estes a nossa Igreja. Deixemos de importar Deus, porque Deus [...] esse nacionalismo inquinado de fé Católica, esse patriotismo viciado de uma religião estranha. "(...) Todas as religiões são, afinal, uma só religião".
    "Expulsemos pois o elemento romano. Se há que haver religião em nosso patriotismo, extraiamo-la desse mesmo patriotismo. Felizmente temô-la: o sebastianismo". (Fernando Pessoa, Portugal, Sebastianismo e Império" Publicações Europa e Império, Portugal, 1986, p 110-111).

    http://www.montfort.org.br/index.php...oarte&lang=bra
    Pious dio el Víctor.

  20. #60
    tautalo está desconectado Uno más... que no se rinde
    Fecha de ingreso
    04 feb, 07
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,023
    Post Thanks / Like

    Re: Las Sociedades Secretas Del Siglo XIX Y Del XX

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Estimados Hyeronimus y Venator quiero corresponder con mi gratitud por la atención que se me presta. Y quisiera decirle a Hyeronimus que las citas que trae a colación son de lo más oportunas, pues, en efecto, aunque nunca he discutido la grandeza de la poesía de Pessoa, su heterodoxia es manifiesta y patente.

    Siempre me llamó la atención el empleo de heterónimos en Pessoa, la mayor parte de la crítica literaria ignora que, con ese artificio, Pessoa estaba recreando en literatura una antigua concepción gnóstica: la que, en el siglo III d. C., sostenía el gnóstico Valentinus: "Pues muchos espíritus moran en ello [el cuerpo] y no permiten que sea puro; cada uno de ellos lleva a cabo sus propias obras, y ellos lo tratan abusivamente por medio de indecorosos deseos" -decía Valentinus: muchos espíritus moraban en el cuerpo de Pessoa, o al menos eso creía él. El también gnóstico Basílides, decía asimismo del hombre que "preserva la apariencia de un caballo de madera, de acuerdo con el mito poético [se refiere al Caballo de Troya], que lleva en un sólo cuerpo el hospedaje de diferentes espíritus." Podría tratarse de un caso de posesión diabólica (la piara de Gadarene, por ejemplo).

    Comprendo que pueda escandalizar que se refieran las conexiones de Pessoa con Crowley, pero he leído sobre el asunto y parece fuera de toda duda. Pessoa realizó una traducción al portugués de uno de los poemas de Crowley: "Himno a Pan" que Crowley firmaba con uno de sus muchos alias iniciáticos, éste el de Master Therion. Y está suficientemente documentada la visita de Crowley a Lisboa, en donde le esperaba Fernando Pessoa.

    Por otro lado, Venator, en cuanto a Maslow hágase constar que su idea fundamental es la de self-actualization (auto-realización), o sea: hacer vivir todas las posibilidades del hombre e incluso sus contradicciones. La respuesta a la neurosis que ofreció Maslow consiste en atribuirla a la privación de ciertas satisfacciones que para él eran necesidades. La falta de placer es la causa de la infelicidad del hombre. Por lo tanto, estamos ante una psicología que rearma el hedonismo. Para él, las convenciones, el pecado, la conciencia de culpa, los tabúes son muros que nos cierran el paso a la auto-realización. La auto-realización estaba para él estrechamente conectada con las "experiencias-cumbre", y estas hay que lograrlas a todo trance. Además, toda la idea de auto-realización -tan extendida en nuestro tiempo- me parece que descuida una cosa fundamental: sin Cristo no podemos... Eso de la auto-realización suena a soberbia, como si el hombre pudiera por sí mismo realizarse plenamente, sin Dios.

    He de reconocer que, en efecto, llevas razón cuando apuntas, Venator, que aquella gente del 68 detestaba el mundo que la rodeaba y quería transformarlo, seguro que muchos pensarían con toda su buena fe que en algo mejor, más justo, más humano... Pero, siempre que me he referido a las siniestras conexiones del 68 con el fiemo del satanismo ha sido en concreto apuntando a los directores de orquesta, no a la gente que tal vez que con buena fe se incorpora a la zarabanda.

    Y veo, Venator, con satisfacción que compartimos una misma admiración: la de Ernst Jünger. A mí me marcó, siendo yo muy joven. Su lectura es algo que nunca me puede faltar: "Eumeswil", "Heliópolis", "Visita a Godenholm", "Abejas de cristal", sus diarios, "Tempestades de acero", sus ensayos... Son para mí una de las mejores lecturas. Si no aquí, en un tema nuevo podríamos comentar lo que convenga sobre el Solitario de Wilflingen, alguien que para mí ha sido un maestro y me congratulo de encontrarme contigo, pues te veo como condiscípulo mío en el magisterio literario de Jünger.

    Quiero volver a agradecer a Hyeronimus las citas que aporta sobre el anticristianismo de Pessoa. Es triste que una de las voces más grandes de la Península se perdiera para la Iglesia Católica. Cabe atribuirlo, pienso, a su educación anglosajona.

    Ha sido para mí un gusto poder leeros a los dos y estoy a vuestra entera disposición.

    Un abrazo en Cristo.


Página 3 de 4 PrimerPrimer 1234 ÚltimoÚltimo

LinkBacks (?)

  1. 12/08/2009, 12:56

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. El liberalismo es pecado
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 65
    Último mensaje: 26/03/2021, 17:44
  2. Los marranos: ¿víctimas o victimarios de España?
    Por Erasmus en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 195
    Último mensaje: 19/02/2021, 16:27
  3. Apuntes Socieconómicos Hispanoamérica XVIII
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 27/05/2011, 20:25
  4. Del Sudoeste Español a la Conquista de los Andes
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 22/11/2009, 00:12

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •