Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 2 de 2 PrimerPrimer 12
Resultados 21 al 23 de 23

Tema: El epigrama español: poesía satírica y jocosa (Marcial, Góngora, Lope, Quevedo...)

  1. #21
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,521
    Post Thanks / Like

    Re: El epigrama español: poesía satírica y jocosa (Marcial, Góngora, Lope, Quevedo...

    Epigramas de Francisco de Quevedo y Villegas (IV)

    Francisco de Quevedo y Villegas (1580-1645)

    (IV)

    31
    A UN MÉDICO
    Yacen de un home en esta piedra dura
    el cuerpo yermo y las cenizas frías:
    Médico fue, cuchillo de natura,
    causa de todas las riquezas mías.
    Y agora cierro en honda sepultura
    los miembros que rigió por largos días,
    y aun con ser Muerte yo, no se la diera,
    si dél para matarle no aprendiera.

    ***
    32
    AL MOSQUITO DE TROMPETILLA
    Saturno alado, ruido
    con alas, átomo armado,
    bruja ave, aguijón alado,
    cruel sangrador zumbido,
    menestril, pulga, cupido,
    clarín, chinche, trompetero;
    no toques, mosca barbero;
    que, mosquito postillón,
    le vienes a dar rejón,
    sin ser marido, a mi cuero.

    ***
    33
    AL MOSQUITO DEL VINO
    Mota, borracha, golosa,
    de sorbos ave luquete:
    mosco irlandés del sorbete,
    y del vino mariposa.
    De cuba rara vinosa,
    liendre del tufo más fino,
    y de la miel del tocino
    abeja, supla mosquito:
    yo te bebo y me desquito
    lo que me bebes del vino
    .

    ***
    34
    DESNUDA A LA MUJER DE LA MAYOR PARTE
    AJENA QUE LA COMPONE
    Si no duerme su cara con Filena
    ni con sus dientes come, y su vestido
    las tres partes le hurta a su marido,
    y la cuarta el afeite le cercena;
    si entera con él come y con él cena,
    mas debajo del lecho mal cumplido,
    todo su bulto esconde, reducido
    a chapinzanco y moño por almena,
    ¿por qué te espantas, Fabio, que abrazado
    a su mujer, la busque y la pregone,
    si, desnuda, se halla descasado?
    Si cuentas por mujer lo que compone
    a la mujer, no acuestes a tu lado
    la mujer, sino el fardo que se pone.

    ***
    35
    CALVO QUE SE DISIMULA CON NO SER CORTÉS
    Catalina una vez que mi mollera
    se arremangó, la sucedió... ¿dirélo?
    Sí, que no se la pudo cubrir pelo,
    si no se da a casquete o cabellera.
    Desenvainado el casco, reverbera;
    casco parece ya de morteruelo;
    y, por cubrirle, a descortés apelo,
    porque en sombrero perdurable muera.
    Porque la calva oculta quede en salvo,
    aventuro la vida: que yo quiero
    antes mil veces ser muerto que calvo.
    Yo no he de cabellar por mi dinero;
    y pues de la mollera soy cuatralbo,
    sírvame de cabeza mi sombrero.

    ***
    36
    PRONUNCIA CON SUS NOMBRES LOS
    TRASTOS Y MISERIAS DE LA VIDA
    La vida empieza en lágrimas y caca,
    luego viene la mu, con mama y coco,
    síguense las viruelas, baba y moco,
    y luego llega el trompo y la matraca.
    En creciendo, la amiga y la sonsaca,
    con ella embiste el apetito loco,
    en subiendo a mancebo, todo es poco,
    y después la intención peca en bellaca.
    Llega a ser hombre, y todo lo trabuca,
    soltero sigue toda perendeca,
    casado se convierte en mala cuca.
    Viejo encanece, arrúgase y se seca;
    llega la muerte, y todo lo bazuca,
    y lo que deja paga, y lo que peca.

    ***
    37
    UN CASADO SE RÍE DEL ADÚLTERO
    Dícenme, don Jerónimo que dices
    que me pones los cuernos con Ginesa;
    yo digo que me pones cama y mesa,
    y en la mesa capones y perdices.
    Yo hallo que me pones los tapices
    cuando el calor por el octubre cesa;
    por ti mi bolsa, no mi testa, pesa,
    aunque con molde de oro me la rices.
    Este argumento es fuerte y es agudo;
    tú imaginas ponerme cuernos; de obra
    yo, porque lo imaginas, te desnudo.
    Más cuerno es el que paga, que el que cobra;
    ergo, aquel que me paga es el cornudo
    lo que de mi mujer a mí me sobra.


    ***
    38
    LA PLAZA DE MADRID, CUANDO NUEVA, ENVIDIA LA
    VENTURA QUE CUANDO VIEJA HABIA TENIDO.
    Mientras que fui tabiques y desvanes,
    desigual en cimiento y azotea,
    tela fina en lacayos fue librea:
    ya no me puedo hartar de tafetanes.
    Hoy, hermosa, me faltan los galanes,
    y el silbo bien bebido me torea;
    yo tuve la ventura de la fea,
    como la pronostican los refranes.
    Tan sola siempre, tan a pie me hallo,
    que, vueltos en andrajos los rejones,
    tengo el fuego de Troya, no el caballo.
    Los bravos son mis altos y escalones;
    no los toros, pues tengo, y no los callo,
    más hombres en-terrados que en balcones.

    ***
    39
    MEDICO QUE PARA MAL QUE NO QUITA
    RECETA MUCHOS
    La losa en sortijón pronosticada
    y por boca una sala de viuda,
    la habla entre ventosas y entre ayuda,
    con el "denle a cenar poquito o nada".
    La mula, en el zaguán, tumba enfrenada;
    y por julio un "arrópenle si suda;
    no beba vino; menos agua cruda;
    la hembra, ni por sueños, ni pintada".
    Haz la cuenta conmigo, doctorcillo:
    ¿para quitarme un mal, me das mil males?
    ¿Estudias medicina o Peralvillo?
    ¿De esta cura me pides ocho reales?
    Yo quiero hembra y vino y tabardillo,
    y gasten tu salud los hospitales.

    ***
    40
    A LA BALLENA Y A JONÁS, MUY MAL PINTADOS, QUE
    SE COMPRARON CAROS Y SE VENDIERON BARATOS
    Si la ballena vomitó a Jonás,
    a los dos juntos vomitó Cajés:
    borrasca es de colores la que ves;
    el dinero se pierde aquí no más.
    Si a Nínive por orden de Dios vas,
    ¿por qué veniste a dar en mí al través?
    Tan mal pescado el que se almuerza es,
    que de comido dél vomitarás.
    A Jonás la ballena le tragó;
    y pues los cuatrocientos por él di,
    Jonás y la ballena tragué yo.
    Y por sesenta y siete que perdí,
    a los tres nos tragó quien la pagó,
    y otra ballena se dolió de mí.

    ***
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  2. #22
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,521
    Post Thanks / Like

    Re: El epigrama español: poesía satírica y jocosa (Marcial, Góngora, Lope, Quevedo...

    Epigramas de Francisco de Quevedo y Villegas (V)


    Francisco de Quevedo y Villegas (1580-1645)

    (V)

    41
    ENCARECE LOS AÑOS DE UNA VIEJA NIÑA
    Antes que el repelón eso fue antaño:
    ras con ras de Caín; o, por lo menos,
    la quijada que cuentan los morenos
    y ella, fueron quijadas en un año.
    Secula seculorum es tamaño
    muy niño, y el Diluvio con sus truenos:
    ella y la sierpe son ni más ni menos;
    y el rey que dicen que rabió, es hogaño.
    No había a la estaca preferido el clavo,
    ni las dueñas usando cenojiles;
    es más vieja que «Présteme un ochavo».
    Seis mil años le lleva a los candiles;
    y, si cuentan su edad de cabo a cabo,
    puede el guarismo andarse a buscar miles.


    ***
    42
    A UNA NARIZ
    Érase un hombre a una nariz pegado,
    érase una nariz superlativa,
    érase una nariz sayón y escriba,
    érase un peje espada muy barbado,
    era un reloj de sol mal encarado,
    érase una alquitara pensativa,
    érase un elefante boca arriba,
    era Ovidio Nasón más narizado,
    érase el espolón de una galera,
    érase una pirámide de Egito,
    las doce Tribus de narices era,
    érase un naricísimo infinito,
    muchísimo nariz, nariz tan fiera
    que en la cara de Anás fuera delito.

    ***
    43
    MUJER PUNTIAGUDA CON ENAGUAS
    Si eres campana, ¿dónde está el badajo?
    Si pirámide andante, vete a Egito;
    si peonza al revés, trae sobrescrito;
    si pan de azúcar, en Motril te encajo.
    Si chapitel, ¿qué haces acá abajo?
    Si de disciplinante mal contrito
    eres el cucurucho y el delito,
    llámente los cipreses arrendajo.
    Si eres punzón, ¿por qué el estuche dejas?
    Si cubilete, saca el testimonio;
    si eres coroza, encájate en las viejas.
    Si buída visión de San Antonio,
    llámate doña Embudo con guedejas;
    si mujer, da esas faldas al demonio.


    ***
    44
    PREFIERE LA HARTURA Y SOSIEGO MENDIGO A
    LA INQUIETUD MAGNÍFICA DE LOS PODEROSOS
    Mejor me sabe en un cantón la sopa,
    y el tinto con la mosca y la zurrapa,
    que al rico, que se engulle todo el mapa,
    muchos años de vino en ancha copa.
    Bendita fue de Dios la poca ropa,
    que no carga los hombros y los tapa;
    más quiero menos sastre que más capa:
    que hay ladrones de seda, no de estopa.
    Llenar, no enriquecer, quiero la tripa;
    lo caro trueco a lo que bien me sepa:
    somos Píramo y Tisbe yo y mi pipa.
    Más descansa quien mira que quien trepa;
    regüeldo yo cuando el dichoso hipa,
    él asido a Fortuna, yo a la cepa.

    ***
    45
    DESACREDITA LA PRESUNCION VANA DE LOS COMETAS
    A venir el cometa por coronas,
    ni clérigo ni fraile nos dejara,
    y el tal cometa irregular quedara
    en el ovillo de las cinco zonas.
    Tiénenle, sin por qué, las más personas
    por malquisto del cetro y la tiara,
    y he visto gran cometa de luz clara
    no hartarse de lacayos y fregonas.
    Yo he visto diez cometas veniales,
    a quien, desesperados, los doctores
    maldijeron, porque eran cordiales.
    Tres cometas he visto de aguadores,
    uno de ricos, siete de oficiales,
    y ninguno de suegras y habladores.

    ***
    46
    AL MOSQUITO DE LA TROMPETILLA
    Ministril de las ronchas y picadas,
    mosquito postillón, mosca barbero,
    hecho me tienes el testuz harnero,
    y deshecha la cara a manotadas.
    Trompetilla, que toca a bofetadas,
    que vienes con rejón contra mi cuero,
    cupido pulga, chinche trompetero,
    que vuelas comezones amoladas,
    ¿por qué me avisas, si picarme quieres?
    Que pues que das dolor a los que cantas,
    de casta y condición de potras eres.
    Tú vuelas y tú picas y tú espantas
    y aprendes del cuidado y las mujeres
    a malquistar el sueño con las mantas.

    ***
    47
    A APOLO, SIGUIENDO A DAFNE
    Bermejazo platero de las cumbres
    a cuya luz se espulga la canalla,
    la ninfa Dafne, que se afufa y calla,
    si la quieres gozar, paga y no alumbres.
    Si quieres ahorrar de pesadumbres,
    ojo del Cielo, trata de compralla:
    en confites gastó Marte la malla,
    y la espada en pasteles y en azumbres.
    Volvióse en bolsa Júpiter severo;
    levantóse las faldas la doncella
    por recogerle en lluvia de dinero;
    astucia fue de alguna dueña estrella;
    que de estrella sin dueña no lo infiero;
    Febo, pues eres sol, sírvete de ella.


    ***
    48
    A DAFNE, HUYENDO DE APOLO
    “Tras vos un alquimista va corriendo,
    Dafne, que llaman Sol ¿y vos tan cruda?
    Vos os volvéis murciégalo, sin duda,
    pues vais del Sol y de la luz huyendo.
    “Él os quiere gozar a lo que entiendo,
    si os coge en esta selva tosca y ruda;
    su aljaba suena, está su bolsa muda;
    el perro, pues no ladra, está muriendo.
    “Buhonero de signos y planetas,
    viene haciendo ademanes y figuras,
    cargado de bochornos y cometas.”
    Esto la dije, y en cortezas duras
    de laurel se ingirió contra sus tretas,
    y en escabeche el Sol se quedó a oscuras.

    ***
    49
    RIESGO DE CELEBRAR LA HERMOSURA DE LAS TONTAS
    Sol os llamó mi lengua pecadora,
    y desmintióme a boca llena el cielo;
    luz os dije que dábades al suelo,
    y opúsose un candil, que alumbra y llora.
    Tan creido tuvistes ser aurora,
    que amanecer quisistes con desvelo;
    en vos llamé rubí lo que mi agüelo
    llamara labio y jeta comedora.
    Codicia os puse de vender los dientes,
    diciendo que eran perlas; por ser bellos,
    llamé los rizos minas de oro ardientes.
    Pero si fueran oro los cabellos,
    calvo su casco fuera, y, diligentes,
    mis dedos los pelaran por vendellos.

    50
    PROCURA TAMBIÉN PERSUADIR AQUÍ A UNA PEDIDORA PERDURABLE
    LA DOCTRINA DEL TRUECO DE LAS PERSONAS
    Que no me quieren bien todas, confieso;
    que yo no soy doblón para dudallo.
    Si alguno tengo, gusto de guardallo;
    si me aborrecen, no será por eso.
    Con quien tiene cudicia, tengo seso;
    en pagar soy discípulo del gallo,
    y yo ningún inconveniente hallo
    en estas retenciones que profeso.
    Es lenguaje de poyos y de establo:
    «Tengamos y tengamos»; y «lo cierto
    es lo de taz a taz», si yo le entablo.
    No se tome en la boca el perro muerto:
    quebremos de esta vez el ojo al diablo;
    y pues cojuelo le hay, háyale tuerto.


    ***


    Última edición por ALACRAN; Hace 2 semanas a las 12:32
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  3. #23
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,521
    Post Thanks / Like

    Re: El epigrama español: poesía satírica y jocosa (Marcial, Góngora, Lope, Quevedo...

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Epigramas de Francisco de Quevedo y Villegas (VI)


    Francisco de Quevedo y Villegas (1580-1645)

    (VI)


    51
    VIEJA VUELTA A LA EDAD DE LAS NIÑAS
    ¿Para qué nos persuades eres niña?
    ¿Importa que te mueras de viruelas?
    Pues la falta de dientes y de muelas
    boca de taita en la vejez te aliña.
    Tú te cierras de edad y de campiña,
    y a que están por nacer, chicota, apelas;
    gorjeas con quijadas bisagüelas
    y llamas metedor a la basquiña.
    La boca, que fue chirlo, agora embudo,
    disimula lo rancio en los antaños,
    y nos vende por babas el engrudo.
    Grandilla, porque logres tus engaños,
    que tienes pocos años, no lo dudo,
    si son los por vivir los pocos años.

    ***
    52
    SACAMUELAS QUE QUERÍA CONCLUIR CON
    LA HERRAMIENTA DE UNA BOCA
    ¡Oh, tú, que comes con ajenas muelas,
    mascando con los dientes que nos mascas,
    y con los dedos gomias y tarascas
    las encías pellizcas y repelas;
    tú, que los mordiscones desconsuelas,
    pues en las mismas sopas los atascas,
    cuando en el migajón corren borrascas
    las quijadas que dejas bisagüelas,
    por ti reta las bocas la corteza,
    revienta la avellana de valiente,
    y su cáscara ostenta fortaleza.
    Quitarnos el dolor, quitando el diente,
    es quitar el dolor de la cabeza,
    quitando la cabeza que le siente.


    ***
    43
    A UNA FEA, Y ESPANTADIZA DE RATONES
    ¿Lo que al ratón tocaba, si te viera,
    haces con el ratón, cuando, espantada,
    huyes y gritas, siendo, bien mirada,
    en limpiezas y en trampas ratonera?
    Juzgara, quien huyendo de él te viera,
    eras de queso añejo fabricada;
    y con razón, que estás tan arrugada,
    que pareces al queso por de fuera.
    ¿Quién pensó (por si así tu espanto abones)
    que coman solimán, que, atenta, guardas
    el que en tu cara juntas a montones?
    Saltar huyendo quieres aun las bardas,
    cuando en roer no piensan los ratones
    tu tez de lana sucia de las cardas.

    ***
    44
    CONFUSIÓN POR LOS MANDAMIENTOS
    Padre, yo quiero al prójimo, y me muero
    por cumplir lo que en esto se me ordena.
    Yo no cudicio la mujer ajena,
    que antes todos cudician la que quiero.
    A mí solo me hurto yo el dinero.
    Las fiestas guardo yo, no mi cadena.
    No temo, por no honrar los padres, pena;
    ni peco en la avaricia del logrero.
    Por mí estarán eternamente echados
    los testimonios, y mi lengua muda
    para jurar ni aun reyes coronados.
    ¿Si gracia alcanzaré con esta ayuda?
    Ya que no ha de absolverme mis pecados,
    padre fray Gil, absuélvame la duda.

    ***
    45
    EN UNA CONVERSACIÓN HICIMOS LOS DOS EL SONETO
    SIGUIENTE, EN CLÁUSULAS AMABEAS O ALTERNADAS
    Cornudo eres, Fulano, hasta los codos,
    y puedes rastillar con las dos sienes;
    tan largos y tendidos cuernos tienes,
    que, si no los enfaldas, harás lodos.
    Tienes el talle tú que tienen todos,
    pues justo a los vestidos todos vienes;
    del sudor de tu frente te mantienes:
    Dios lo mandó, mas no por tales modos.
    Taba es tu hacienda; pan y carne sacas
    del güeso que te sirve de cabello;
    marido en nombre, y en acción difunto;
    mas con palma o cabestro de las vacas,
    que al otro mundo te hacen ir doncello
    los que no dejan tu mujer un punto.

    ***
    46
    A JUDAS ISCARIOTE, LADRÓN NO DE POQUITO
    P: ¿Quién es el de las botas, que, colgado,
    es arracada vil de aquel garrote?
    R: Es Judas, el apóstol Iscariote.
    P: Habéis los portugueses despenado.
    Bien está lo bermejo a lo ahorcado
    ¿No es éste el de los pobres y el del bote?
    R: Este fue despensero y sacerdote,
    y presidió en la hacienda interesado.
    P: Para los pobres dijo que quería
    vender el bote, y darles el dinero;
    ¿y entre los cinco mil no hurtó aquel día?
    R: Fue Judas gran ministro, no ratero,
    las migajas dejó, porque atendía
    a embolsarse su dueño todo entero.


    ***
    47
    AL SEÑOR DE UN CONVITE, QUE LE PORFIABA
    COMIESE MUCHO
    Comer hasta matar la hambre, es bueno;
    mas comer por cumplir con el regalo,
    hasta matar al comedor, es malo,
    y la templanza es el mejor Galeno.
    Lo demasiado siempre fue veneno:
    a las ponzoñas el ahíto igualo;
    si a costumbres de bestia me resbalo,
    a pesebre por plato me condeno.
    Si engullo las cocinas y despensas,
    seré don Tal Despensas y Cocinas.
    ¿En qué piensas, amigo, que me piensas?
    Pues me atiestas de pavos y gallinas,
    dame, ya que la gula me dispensas,
    el postre en calas, purga y melecinas.

    ***

    Última edición por ALACRAN; Hace 2 semanas a las 12:33
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

Página 2 de 2 PrimerPrimer 12

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Góngora: la corteza y la médula
    Por Hyeronimus en el foro Literatura
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 31/10/2016, 14:26
  2. Música marcial
    Por tautalo en el foro Música
    Respuestas: 124
    Último mensaje: 06/10/2015, 23:26
  3. Respuestas: 0
    Último mensaje: 09/09/2015, 12:34
  4. Respuestas: 7
    Último mensaje: 25/01/2011, 09:31
  5. Música marcial
    Por tautalo en el foro Cultura general
    Respuestas: 5
    Último mensaje: 31/12/2009, 19:40

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •