Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 2 de 3 PrimerPrimer 123 ÚltimoÚltimo
Resultados 21 al 40 de 54

Tema: Muere Fidel Castro

  1. #21
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,771
    Post Thanks / Like

    Re: Muere Fidel Castro

    Cita Iniciado por Kontrapoder Ver mensaje
    Recojo algunas noticias de hemeroteca sobre las relaciones del régimen de Fidel Castro con Franco.

    Con respecto a la muerte del Almirante Carrero Blanco:


    La Vanguardia, 22-12-1973.


    ABC, 27-12-1973.

    Con respecto a la muerte de Franco:


    ABC Sevilla, 22-11-1975 (por cierto, interesante lo que dice de Radio Vaticano).


    La Vanguardia, 25-11-1975.


    La Vanguardia, 26-11-1975.

    Imagino que este vídeo ya lo habréis visto la mayoría, puesto que ha circulado en las redes sociales:



    Loa anarquistas que querían atentar contra Franco acusan a Fidel Castro de haberles dado la espalda:



    Un artículo interesante de El País:
    Franco y Fidel, enemigos cordiales >> Historia[S] >> Blogs EL PAÍS
    Si, muy cierto, pero en Madrid a los pocos años los anticastristas que se agrupaban en el Centro Cubano, estaban a partir un piñón y medio con Fuerza Nueva y hasta dos piñones con el Frente de la Juventud de Juan Ignacio González, hasta el extremo que tenían sus respectivas sedes en el mismo portal de la misma calle de Madrid. Vamos, que muchos anticastristas en Madrid -y provincias-, tenían carnet de militantes, tanto de FN como de FJ. Es decir, que una cosa son los suelos y otra las alturas.
    DOBLE AGUILA dio el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  2. #22
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,920
    Post Thanks / Like

    Re: Muere Fidel Castro

    Ahora que la ha palmado Castro, se me viene a la mente que el boxeador José Legrá, cubano nacionalizado español que nunca ha renegado de sus simpatías por Franco, siempre ha contado que una vez que fue a Cuba, Fidel lo recibió muy bien y le dijo que en Cuba querían mucho a los gallegos, y al gallego que más querían era a Franco. Ah, también se ha descubierto por archivos desclasificados que Fidel tuvo excelentes relaciones con el argentino Videla.

    Definitivamente: El mundo de las ideologías siempre ha sido mentira. El siglo XXI nos despertará a la fuerza, más pronto que tarde.

    En cuanto a la "galleguidad" de Fidel, creo que también hay mucho mito. Cuando fue Fraga a Cuba ya de viejo, le dijo algo de "meigas" y a Fidel le sonó a chino. Será hijo de gallego pero sabía menos de Galicia que yo.

    Fidel ha sido un gran fraude en todos los sentidos. Como lo es todo el "socialismo del siglo XXI". En el fondo, todos se mueren por ser gringos. Poco más hay en toda esta mierda.

    Otrosí, no quiero ser muy conspiranoico, pero, ¿cómo es que Yanquilandia nunca logró derrocar aquel régimen? "Popeye", el principal sicario de Pablo Escobar, lleva años diciendo que ellos negociaban con los hermanos Castro, y que una vez se perdió un cargamento de muchos kilos de cocaína en la isla. A lo mejor por ahí van los tiros.

    En fin, Cuba y Puerto Rico, lo mejor de la América Española del XIX porque allá fueron a confluir, entre otros, muchas familias realistas huidas del continente, sin querer conocer las repúblicas; con muchos peninsulares con ganas de trabajar y hacer cosas. Aun con la ineptitud de los gobiernos liberales, no fue hasta la invasión yanqui que estas perlas antillanas (que podrían ser tan españolas hoy en día como tan francesa es Martinica) se vinieron abajo. Fidel fue el que remató la faena. Hizo un gran trabajo sucio: Las niñas se prostituyen a cambio de chocolatinas y desodorantes. Ahora, sin embargo, Fidel ya es cosa del Altísimo.


    __________________________

    Fuente:


    https://es-la.facebook.com/permalink...13868212144988
    Trifón dio el Víctor.

  3. #23
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,920
    Post Thanks / Like

    Re: Muere Fidel Castro




    Derechos Humanos Internacionales Opinión y Actualidad


    Los mitos del castrismo. Por Agustín Laje


    Murió la Unión Soviética, pero Fidel Castro sobrevivió. Murió Fidel Castro, pero su mitología parece que sobrevivirá por mucho tiempo más, a menos que los historiadores y los intelectuales sean capaces de efectuar juicios críticos de verdad, que desnuden el fracaso del sistema que sometió a los cubanos en lo que fue la dictadura más longeva de nuestro continente.

    Propongo aquí desmenuzar algunos mitos que rondan desde hace tiempo en el discurso político procurando exculpar a Castro por sus terribles crímenes contra la humanidad.


    1) “Castro trajo a Cuba increíbles avances en educación”.

    Es frecuente que las dictaduras se apoyen en logros reales o imaginarios para legitimar su permanencia. En Sudáfrica, por ejemplo, se justificó el proyecto autoritario alegando que los negros de ese país eran los mejores educados del continente. En Cuba ha pasado algo similar, aunque no fue cierto que los logros educativos hayan sido consecuencia de la Revolución Cubana.

    Algunos datos al respecto: para 1959 (año de la revolución), Cuba ya encabezaba con el primer lugar el ranking de personas que sabían leer y escribir entre todos los países hispanoamericanos, y era también el primero en cuanto al porcentaje del ingreso nacional invertido en educación.[1] Sumemos, además, que Cuba ya estaba entre los cinco primeros países de Iberoamérica en publicaciones de prensa con una circulación diaria de 101 ejemplares cada 1000 habitantes.[2]

    En cuestiones tan caras para la cultura, como son los medios de comunicación, Cuba destacaba sobre el resto antes de Castro: había una radio cada 5 habitantes, un televisor cada 20 y un teléfono cada 28.[3] La situación sólo era empatada por Estados Unidos, que tenía tantos televisores per capita como Cuba.

    Al momento de la Revolución de Castro, Cuba tenía 6 millones de habitantes, pero contaba con 10 universidades, una cantidad muy elevada, en términos relativos, para la época. Además, se diseminaban por la isla más de un millar de escuelas públicas primarias y secundarias.[4] Hoy, con 11 millones de habitantes, las proporciones no han variado.

    Vale destacar que otros países, sin la necesidad de instaurar dictaduras interminables, han conseguido índices educativos tan buenos como el cubano. Véase el caso de Costa Rica y Puerto Rico, por ejemplo.


    2) “La revolución trajo a Cuba enormes avances sanitarios”.

    Otra vez, esta es una realidad que puede ser constatada antes del advenimiento dictatorial de Castro. En efecto, antes de 1959, Cuba ya contaba por ejemplo con “el doble de médicos y cirujanos en relación con la población y una tasa de mortalidad infantil y general inferior a la de los Estados Unidos”.[5] Efectivamente, la tasa de mortalidad anual de 15 por 1000, era excepcionalmente baja. Asimismo, la isla tenía una proporción de médicos y dentistas más elevada que cualquier otro país caribeño.



    LEÉ TAMBIÉN: Los aplazos y el pensamiento mágico. Por Alberto Medina Méndez.



    Es sabido que los hospitales cubanos eran también frecuentados por extranjeros antes de 1959. Un dato resulta ilustrativo: el promedio de camas en hospitales cubanos era de una por cada 190 habitantes, cifra que excedía la meta de los países desarrollados de la época, que contaban con una cama por cada 200 habitantes.[6]

    La esperanza de vida en Cuba, inmediatamente antes de Castro, era de 62 años[7], superando a principios de la década del 50 a países como España, Portugal, Grecia y Japón, y a la mayoría de las naciones latinoamericanas. En Brasil, por ejemplo, la expectativa de vida era de 55 años en aquella época.

    Por otro lado, la tasa de mortalidad infantil en la Cuba de 1958 era de 32,5 por cada 1000 nacidos vivos, promedio que puede contrastarse con los 70,6 por cada 1000 en Brasil (década del 80), los 53 por cada 1000 en México, 35,3 por cada 1000 en Argentina, o con los 46 por cada 1000 que la misma Cuba, en 1969, con Castro en el poder tras diez años de comunismo, registraba.[8]

    Algunos retrocesos pueden ser incluso advertidos a partir de la revolución castrista, como vemos. Otro ejemplo: ni bien instalada la dictadura socialista, en la isla había un médico por cada 1.020 habitantes. En 1979, tras 17 años de comunismo, la cantidad había bajado a un médico por cada 1.121 habitantes.[9] Lo mismo ocurrió con la mortalidad infantil: 32,5 por cada 1000 nacidos vivos en 1959; 46 por cada 1.000 en 1969, tras diez años de castrismo.[10]

    No fue entonces la revolución de Fidel Castro, en verdad, el artífice de los logros sanitarios. Había una condición previa notable y superior a cuantiosos países desarrollados, que en muchos aspectos, por desgracia, fue deteriorada por Castro.


    3) “Gracias a Fidel, en Cuba hay igualdad”.

    Es claro que en Cuba todos los ciudadanos de a pie son iguales, aunque igualmente pobres, lo cual lejos de ser motivo para festejar, debería serlo para lamentar. No obstante, ha de ser remarcado lo siguiente: la cacareada “igualdad” sólo se registra cuando se comparan ciudadanos comunes y corrientes; la disonancia aparece cuando se coteja el nivel de vida del poblador ordinario con el de la partidocracia acomodada (por Fidel y no por el pueblo, claro).



    LEÉ TAMBIÉN: La embrutecedora idolatría a San Perón. Por Nicolás Márquez



    La isla ofrece, probablemente, el mayor margen de diferencia social y económica del continente: mientras la familia Castro y sus lugartenientes inmediatos gozan de los placeres más variados desde las alturas del poder político y económico de la isla, su pueblo languidece en el subsuelo de la miseria. No existen los grises. Jorge Masetti, ex-agente cubano y “niño mimado” de Manuel Piñeiro, lo ha confesado así: “¿Privilegios? ¡Claro que existen! Primeramente, privilegios de función. En un país pobre, sometido al racionamiento, los cuadros superiores del régimen tienen acceso a casas, a vehículos, a equipos domésticos, sin ninguna transacción monetaria. Bienes que nadie soñaría poder adquirir ni siquiera mediante el trabajo más encarnizado”.[11]

    Recordemos que la revista especializada Forbes supo revelar que Fidel Castro poseía la sexta fortuna más importante del mundo, de unos 900 millones de dólares. ¿Y qué hay de los ingresos de los cubanos de a pie? Pues están un poco lejos de esa cifra: el salario per cápita de los ciudadanos de Cuba es de 20 dólares mensuales, según lo han reconocido los medios oficiales, lo que suma un ingreso promedio de 240 dólares anuales.[12]



    Fidel Castro ha muerto. Es hora de que su mitología también lo haga.





    Fuentes


    [1] Secretaría de Comercio de los Estados Unidos, Investemnt in Cuba, p. 183. Citado en Lazo, Mario. Daga en el corazón, Cuba traicionada. Minerva Books, 1972, p. 97.

    [2] Torres Mega, Alexander. En las puertas del infierno cubano. Uruguay, Ediciones FlashesCulturales, 1990, pp. 42-44.

    [3] Lazo, Mario. Ob. Cit., p. 100.

    [4] Datos extraídos de José Luis Fernández (8/10/2010). “La educación en Cuba, otra canallesca mentira del socialismo”. Pinceladas de Cuba: La educacion en Cuba, otra canallesca mentira del socialismo.

    [5] Lazo, Mario. Ob. Cit., pp. 97-100.

    [6] Movimiento de Solidaridad Mundial con Cuba, Plumas Democráticas. Lima, 2011, p. 78.

    [7] Ver Tendencias Políticas de la Población Mundial de la ONU 1977. Vol. 1, tabla 75. Citado en Torres Mega, Alexander. Ob. Cit., p. 60.

    [8] Torres Mega, Alexander. Ob. Cit., p. 60.

    [9] Torres Mega, Alexander. Ob. Cit., p. 61.

    [10] Mientras tanto, en ese mismo lapso, en Panamá la mortalidad infantil se reducía en un 40%; 46% en Puerto Rico; 47% en Barbados; 55% en Costa Rica.

    [11] Masetti, Jorge. El furor y el delirio. Itinerario de un hijo de la revolución cubana. Barcelona, Tusquets Editores, 1999, pp. 248-249.

    [12] Diario El País, España, 2/1/2009. “Medio siglo después, Cuba no tiene mucho que mostrar”, por Andrés Oppenheimer.




    __________________________

    Fuente:


    Los mitos del castrismo. Por Agustín Laje - Prensa Republicana
    Valmadian dio el Víctor.

  4. #24
    Avatar de Kontrapoder
    Kontrapoder está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    29 mar, 05
    Mensajes
    3,126
    Post Thanks / Like

    Re: Muere Fidel Castro

    Estoy muy de acuerdo con el mensaje de Valmadian en el que dice que hay que ser cautos con este tipo de entusiasmos, semejanzas, aproximaciones y otras sutilezas de la política que conducen a equívocos.

    Franco y Castro no son personajes comparables, por descontado, y prevengo contra cualquier tipo de entusiasmo con Castro. De que Franco se llevase razonablemente bien con Castro lo único que cabe deducir es que Franco era un tipo razonable que buscaba el bien de España por encima de ideologías.

    No pretendía hacer apología de Castro, pero sí aportar un contrapunto a la versión maniquea que, por ejemplo, se puede leer en Infocatólica o en Libertad Digital. Por otra parte soy partidario de respetar las filias y las fobias de cada uno mientras no afecten a la doctrina. En este sentido, puede haber gente a la que la caiga mal Castro y gente a la que no le caiga tan mal, sin que ello implique una toma de postura doctrinal.

    Sí me parece necesario resaltar que, lo mismo que en el castrismo, en el campo del anticastrismo también hay mucha podredumbre. Recojo una desagradable viñeta que encontré en algún tugurio derechoide:



    Más allá de la catadura moral del viñetista, creo que recoge el estado de ánimo de gran parte de la derecha ante la muerte de Castro. He visto que muchas personas --incluidos bastantes tradicionalistas-- ligan esta muerte con la victoria de Trump y con otros sucesos recientes (Brexit, referéndum en Colombia, supuesta derrota del Papa Francisco), como si formasen parte de un mismo plan que conduce inexorablemente a la victoria final. Hago constar mi escepticismo ante tales elucubraciones.
    Valmadian, DOBLE AGUILA, raolbo y 1 otros dieron el Víctor.
    «Eso de Alemania no solamente no es fascismo sino que es antifascismo; es la contrafigura del fascismo. El hitlerismo es la última consecuencia de la democracia. Una expresión turbulenta del romanticismo alemán; en cambio, Mussolini es el clasicismo, con sus jerarquías, sus escuelas y, por encima de todo, la razón.»
    José Antonio, Diario La Rambla, 13 de agosto de 1934.

  5. #25
    Avatar de Rodrigo
    Rodrigo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 dic, 06
    Mensajes
    2,209
    Post Thanks / Like

    Re: Muere Fidel Castro

    Me parece desacertado lo de llamar "gusanera" a los exiliados cubanos de Miami. Aunque no comparto su odio, creo que son los únicos que de algún modo pueden justificarlo. Si a mi me hubiesen expulsado de mi patria o me hubiese tenido que hacer a la mar para escapar de una miseria no sólo material sino principalmente moral (véase el comentario sobre la prostitución), quizá mi reacción hubiese sido también impulsiva. No sé cuál es la mejor solución para Cuba dadas las circunstancias pero los exiliados deben tener algo que decir; espero que vuelvan muchos de ellos y que Trump cumpla sus promesas respecto a su control de la inmigración para que la isla no acabe despoblandose y los cubanos yankizándose.
    Militia est vita hominis super terram et sicut dies mercenarii dies ejus. (Job VII,1)

  6. #26
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,771
    Post Thanks / Like

    Re: Muere Fidel Castro

    Desde la distancia geográfica, moral y doctrinal, Castro me parecía más soportable que Chávez y Maduro, dos impresentables que han hecho de la demagogia su "vivendi et stipendia"a costa del sufrimiento de su gente. Pero Castro tiene muchas cuentas que saldar, hay mucho dolor en ese régimen encanallado. No obstante, coincido con Rodrigo en que si me viese en la misma situación, posiblemente también celebraría la desaparición del causante de lo que pudiera haber estado sucediendo en España, en este caso.

    El problema es que este tipo de regímenes siembra mucha impotencia, injusticia y ello lleva al odio. En el caso cubano la sociedad está muy dividida desde siempre, y muy depauperada en la isla. Además, es un régimen que ya dura demasiado tiempo, que no ha evolucionado a otra forma, tal como con bastante más astucia e inteligencia han estado haciendo en China. Llevan sesenta años de autoalabanza revolucionaria, lo que es un contrasentido pues las revoluciones son siempre periodos de gran agitación pero muy breves, mirándose el ombligo y sin tener en cuenta al pueblo que someten. Término ese de "pueblo" muy querido de estos demagogos rojos para mencionarlo constantemente en sus soflamas, como parte de su habitual y monótono mantra, pero totalmente vacío de contenido real, pues el pueblo no cuenta para ellos ya que el pueblo deja de existir para pasar a ser una masa amorfa de peones obedientes. Por tanto, nada nuevo y nada sorprendente sería que en Cuba pueda encenderse una situación mala, peligrosa, si el "castrismo" no da el paso de ponerse a un lado y dejar que empiece un periodo de cambio muy rápido.
    Última edición por Valmadian; 28/11/2016 a las 16:35
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  7. #27
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,771
    Post Thanks / Like

    Re: Muere Fidel Castro

    El español que retó a Fidel Castro

    "La Vanguardia"

    Teresa Amiguet



    Juan Pablo de Lojendio interrumpe una arenga televisiva de Fidel Castro (Propias)© Image LaVanguardia.com



    Aquella noche el Marqués de Vellisca se hallaba en su casa de la Embajada española en La Habana viendo tranquilamente la televisión. En su San Sebastián natal se celebraba la tradicional Tamborrada, por lo que el diplomático se hallaba de buen ánimo. De pronto, en la pequeña pantalla irrumpió Fidel Castro, quien desde los estudios de la CMQ, ‘Telemundo’, pronunciaba uno de sus ya célebres discursos.

    Lojendio se arrellana en su sillón dispuesto a seguir la arenga. Fidel Castro tiene en sus manos una carta de un pariente del jefe de la Fuerza Aérea, Pedro Díaz Lanz, huido a Estados Unidos, en la que se afirma que desde las embajadas española y norteamericana se ayudaba a los movimientos contrarrevolucionarios. En ella el firmante, Antonio Miguel Yehor, huido también a aquel país hacía pocas semanas tras haber pertenecido a las fuerzas del líder revolucionario, denuncia, según explica Castro, que Lanz había sido ayudado por sacerdotes españoles en Cuba y que hay armas, dinamita y una imprenta clandestina ‘escondidas en alguna iglesia de este país’. El jefe del Gobierno muestra la carta a la pantalla y afirma que la pone a disposición de las entidades eclesiásticas para que puedan decidir acerca de su autenticidad.

    Tras su lectura, uno de los tres periodistas que acompañan a Castro se refiere a la misma pidiéndole que comente la reciente visita de varios sacerdotes al embajador de España, involucrado en el apoyo a la lucha contra la revolución castrista.

    En su sillón, Lojendio no puede dar crédito a lo que oye: indignado y dispuesto a defender el honor patrio, el aguerrido diplomático abandona la embajada, sita en uno de los suburbios de La Habana, no muy alejado de los estudios televisivos.

    A las 12:38 en punto el embajador, un hombre de presencia imponente, grueso y fornido, de negra y lustrosa cabellera, entra en los estudios. Resuelto se dirige al moderador y director del programa, Alfredo Muñoz Pascual, y le inquiere: ‘Un momento por favor. Vengo a rebatir las acusaciones que se hacen contra la Embajada de España’. Como éste le corta el paso, sentencia: ‘Esto es una democracia y el señor moderador es el que dirige’. A lo que Castro replica airado: ‘Me va a hablar de democracia el embajador de la mayor dictadura de Europa’.

    Lojendio se exalta aún más y manifiesta que ha sido ‘injuriado’ por sus manifestaciones calumniosas y sube impetuoso a la plataforma en la que se encuentra el revolucionario y pide que se le deje contestar ante el micrófono. Castro, abrumado por la vehemencia del aguerrido español, reacciona claramente enojado e inquiere a Lojendio, con voz contenida, si tiene permiso del ‘jefe del Gobierno para hablar’, a lo que el embajador replica que no lo había pedido porque había sido ofendido. Mientras tanto, el estudio se ha convertido en un auténtico pandemónium: policía, guardaespaldas de Castro, periodistas y personal de la televisión rodean al embajador. Todos profieren gritos y exabruptos. El programa se hace en directo con presencia de público y se retransmite a todo el país. La emisión es interrumpida pero no así el sonido, lo que permite a los televidentes seguir el episodio.

    Hasta siete minutos más tarde no se reanuda. Castro continúa su discurso. Lojendio, a quien por supuesto se le prohíbe el derecho a hablar, es obligado a abandonar el recinto acompañado por oficiales del Ejército cubano. Fidel Castro pide que el embajador abandone el país en 24 horas, orden que es inmediatamente transmitida por el presidente de Cuba, Oswaldo Dorticós, que se hallaba presente durante el incidente. El líder revolucionario acusa al representante español de abusar de su situación como diplomático, al tiempo que anuncia que se ha telegrafiado al embajador cubano en Madrid, José Miró Cardona, ordenándole regresar a La Habana de inmediato.

    En las horas sucesivas el director del programa de televisión lee un comunicado en el que se declara al embajador español, Juan Pablo Lojendio, Marqués de Vellisca, persona ‘non grata’, informando de su expulsión del país.

    Tras el incidente y antes de abandonar La Habana, la Embajada española da a conocer un texto escrito por el patrio embajador en el que ratifica categóricamente que las imputaciones realizadas durante el programa contra la Embajada carecen de fundamento. Y concluye con un mensaje haciendo gala, esta vez sí, de su buen hacer diplomático: ‘Deseo para Cuba todo lo mejor’.

    Tres días después, el 23 de enero, a la una y media en punto arriba al aeropuerto de Barajas, donde es recibido en loor de multitudes. Personalidades oficiales, prensa y centenares de ciudadanos le aclaman y aplauden. El estrafalario comportamiento del Marqués le ha convertido en un auténtico héroe. Antes de dirigirse a Madrid declara a los periodistas que agradece la calurosa acogida, apostillando que a su paso por Nueva York se le había dispensado un recibimiento similar, añadiendo que ni allí ni en ese momento podía hacer ninguna declaración hasta tanto no presentase su informe al ministro de Asuntos Exteriores, Fernando Mª Castiella.

    Se dice que Franco recibió a Lojendio con frialdad y socarrón, le espetó: ‘Como español, muy bueno…como diplomático, muy malo’. Sea como fuere, el fervoroso comportamiento patrio del embajador nunca fue premiado por el dictador, si bien tampoco fue castigado ya que prosiguió con su carrera diplomática.

    Tras el incidente, Franco, siempre empecinado en no romper con Cuba, mantuvo las relaciones diplomáticas, si bien se rebajaron al nivel de encargado de negocios durante diez años, manteniéndose un intercambio comercial discreto y debidamente acordado.

    Pero sabido es que la España de Franco no participó nunca en el embargo decretado por Estados Unidos contra Castro. No sería hasta 1975 cuando todo volvería a la normalidad tras la visita de Nemesio Fernández Cuesta, ministro de Comercio, que sería recibido en La Habana por el revolucionario, quedando normalizados los vínculos con el nombramiento de embajadores.

    Ese mismo año, el hombre que retó a Castro fallecía en el desempeño de su cargo como embajador en la Santa Sede, a los 67 años, dejando tras de sí una fecunda carrera diplomática y un episodio para recordar.


    El español que retó a Fidel Castro
    DOBLE AGUILA dio el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  8. #28
    Avatar de Kontrapoder
    Kontrapoder está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    29 mar, 05
    Mensajes
    3,126
    Post Thanks / Like

    Re: Muere Fidel Castro

    El marqués Fidel Castro

    Por Juan Manuel de Prada




    Quien mejor definió en vida a Fidel Castro fue José María Pemán, a través de su personaje Séneca, que veía en el cubano a un “marqués” en el sentido medieval del término, alguien que defendía una “marca”, encastillado en sus almenas y sosteniéndolas “con un empuje animal”. Y esto, en efecto, ha sido Fidel Castro: un marqués que ha defendido su marca contra once presidentes estadounidenses, durante casi sesenta años, hasta morir tranquilamente en la cama, contemplando la decadencia del enemigo que en otro tiempo ostentó la hegemonía mundial. El Séneca de Pemán, además de definir a la perfección a Fidel Castro, ofrecía –¡en 1959!—la fórmula para derrotarlo, que consistía en que los Estados Unidos lograran venderle una máquina refrigeradora: “Si lograran vendérsela –afirmaba el Séneca–, a los pocos meses Fidel Castro se afeitaría y haría una visita de buena vecindad a su enemigo”. Pero los yanquis hicieron exactamente lo contrario de lo que Pemán proponía: en lugar de vender máquinas refrigeradoras a Castro, urdieron un oprobioso bloqueo comercial que le permitió convertir a su pequeño país en un ejemplo mundial de resistencia heroica frente al imperialismo. Por supuesto, tal logro lo hizo a costa del sufrimiento de su propio pueblo; pero los cubanos prefirieron sufrir a manos de uno de los suyos que a manos de los yanquis que les habían impuesto el bloqueo.

    Y todo esto lo logró el marqués Castro a poco más de cien kilómetros de las costas de Florida, repeliendo algún intento de invasión y malogrando decenas de planes de magnicidio. Si los yanquis fueron responsables, con su oprobioso bloqueo, de que el marqués Castro pudiera defender su marca mucho más todavía lo fueron de que se convirtiera en un mito, un nuevo David enfrentado a Goliath. Y como contra los mitos es imposible luchar, el marqués Castro venció a los todopoderosos Estados Unidos, que hubiesen querido convertir Cuba en otro Puerto Rico; pero esta victoria fue erigida sobre un fracaso, porque se acompañó de una demente construcción del “hombre nuevo”, que es la manía predilecta de todas las revoluciones. Y para construir ese imposible “hombre nuevo” comunista, Castro no vaciló en celebrar juicios masivos, en fusilar a mansalva, en mandar a los católicos a las catacumbas, en crear un Estado policial de pesadilla, convirtiendo a cada cubano en un delator de su vecino. Si la creación de un “hombre nuevo” es siempre criminal, en el país del relajo, donde las playas tienen forma de cadera femenina, es algo parecido al genocidio. Decía Foxá que Cuba, al darnos el azúcar, el café, el ron y el tabaco, inventó la sobremesa; y el pecado mayor de Castro fue dejar al pueblo que inventó la sobremesa sin aperitivo siquiera.

    Claro que esta pecado no habría sido posible sin el bloqueo decretado por los Estados Unidos. Decía Toynbee que, en la historia de cualquier civilización, siempre hay dos fuerzas en aparente tensión cuyo choque se anticipa cataclísmico; pero que no hay más que esperar para que esa tensión acabe por hacerse alianza. Para Toynbee, Castro era el demonio de carne y hueso que el descreído capitalismo necesitaba para mantener inquietos a sus súbditos, una vez que habían dejado de creer en el verdadero demonio. La tesis de Toynbee es propia de quien contempla la Historia con impasibilidad científica; pero hay que reconocer que el tiempo le ha dado la razón. Existen, en efecto, unas leyes secretas que acaban fundiendo posturas que en apariencia parecían antagónicas. Y la muerte del marqués Castro no hace sino acelerar esta fusión. Las guerras ideológicas, a la larga, siempre terminan en tratados de comercio.

    Fuente: ABC
    Última edición por Kontrapoder; 29/11/2016 a las 19:05
    ReynoDeGranada, raolbo y Trifón dieron el Víctor.
    «Eso de Alemania no solamente no es fascismo sino que es antifascismo; es la contrafigura del fascismo. El hitlerismo es la última consecuencia de la democracia. Una expresión turbulenta del romanticismo alemán; en cambio, Mussolini es el clasicismo, con sus jerarquías, sus escuelas y, por encima de todo, la razón.»
    José Antonio, Diario La Rambla, 13 de agosto de 1934.

  9. #29
    Avatar de Trifón
    Trifón está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    08 may, 16
    Mensajes
    362
    Post Thanks / Like

    Re: Muere Fidel Castro

    Cita Iniciado por Kontrapoder Ver mensaje
    Decía Foxá que Cuba, al darnos el azúcar, el café, el ron y el tabaco, inventó la sobremesa
    Muy bueno.

  10. #30
    Avatar de Kontrapoder
    Kontrapoder está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    29 mar, 05
    Mensajes
    3,126
    Post Thanks / Like

    Re: Muere Fidel Castro

    Me ha gustado el ponderado artículo de Juan Manuel de Prada, tan lejos del maniqueísmo derechoide. Señala los graves errores de Castro, pero valora su independencia frente al coloso yanqui. También plantea el problema del bloqueo comercial que impusieron los Estados Unidos, que pudo provocar la deriva totalitaria de Castro. Comparto un pequeño reportaje sobre este asunto:

    ¿Quién convirtió en comunista al líder cubano Fidel Castro?

    Boris Miranda - @ivanbor BBC Mundo

    28 noviembre 2016

    "El pueblo de Cuba sabe que el gobierno revolucionario no es comunista".

    Lo dijo nada menos que Fidel Castro Ruz el 19 de abril de 1959, cuando la Revolución Cubana apenas daba sus primeros pasos.

    El entonces primer ministro cubano, fallecido el 25 de noviembre a la edad de 90 años, renegaba en ese tiempo de la "campaña" para vincular al naciente gobierno con el comunismo.

    "Nuestra Revolución es tan cubana como nuestras palmas. (...) Y toda esta campaña de `comunista`, campaña falsa, campaña canallesca, que ni nos preocupa, ni nos asusta", remató Castro en un discurso realizado en Washington D.C., donde se encontraba de visita oficial.

    ¿Cómo es posible que el hombre que rechazó tan vehementemente su filiación comunista en 1959 terminó convertido en el ícono socialista más importante de América Latina?

    ¿Fidel Castro cambió su orientación ideológica? ¿Cuándo? ¿Quién fue el responsable?

    Fueron ellos

    Puede ser una afirmación temeraria, pero los hechos parecen confirmarlo.

    Estados Unidos orilló a Fidel Castro a refugiarse en la órbita soviética y abrazar al socialismo como horizonte de la Revolución Cubana.

    Así lo señalan historiadores y estudiosos del castrismo como la investigadora Evilin Ling, de la prestigiosa Universidad de Lund en Suecia.

    "Lo decisivo en el acercamiento a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y la proclamación de la revolución como marxista-leninista fue por necesidad, ya que Estados Unidos intentó impedir la independencia económica (de Cuba)", señala Ling.

    "Como Fidel Castro era el único en condiciones de realizar tal cambio, pasó que él simultáneamente se declaró comunista y convirtió a la Revolución en comunista", señaló la académica en su ensayo "Un estudio sobre el por qué del cambio al comunismo en la Revolución Cubana".

    El mismo comandante guerrillero reconocería en 1985 que Estados Unidos precipitó que la Revolución Cubana realice un giro abrupto del nacionalismo hacia el socialismo.

    "Las agresiones del imperialismo aceleraron el proceso revolucionario", le dijo Castro al fraile brasileño Frei Betto en una entrevista que sería la base del libro "Fidel y la Religión".

    Castro señala que la estrategia inicial era distinta y que el programa de la primera etapa de la Revolución buscaba la "independencia nacional" a través de "reformas sociales avanzadas".

    En "La historia me absolverá", el alegato del joven Castro posterior al fallido asalto al Cuartel Moncada, el 26 de julio 1953, no se mencionan una sola vez las palabras socialismo, comunismo, marxismo o leninismo.

    Fidel en cambio hace una vehemente defensa de la necesidad de una reforma agraria y el nacionalismo cubano.

    Varios autores señalan que fue recién después de su salida de prisión, en 1955 gracias a una amnistía general en la isla, que Castro se aproximó a los textos clásicos del marxismo.

    Ya en México, en 1956, mientras organizaba a su ejército guerrillero conocería a otro hombre que quedaría en lo más alto de la iconografía socialista latinoamericana: Ernesto "Che" Guevara.

    Castro le diría a Frei Betto que, mientras estudiaba Derecho en la Universidad de La Habana, fue cuando se empapó de las ideas de Carlos Marx, Federico Engels y Vladimir Ilich Uliánov, también conocido como Lenin, entre otros pensadores revolucionarios.

    Sin embargo aquello no se vio reflejado en ninguno de sus discursos y escritos antes y durante la campaña de la Sierra Maestra.

    El lobby soviético

    Los representantes de la Unión Soviética intentaron seducir a Castro incluso antes del triunfo de la Revolución.

    Cuando el ingreso de los "barbudos" a La Habana cumplía apenas su primer año, el ministro soviético Anastás Mikoyán realizó la primera visita oficial de un representante de la URSS a la isla.

    Mikoyán viabilizó acuerdos comerciales para intercambiar azúcar cubano por petróleo ruso, además de gestionar un crédito millonario para ayudar a la maltrecha economía cubana.

    Los soviéticos verían los frutos de su trabajo un año después, paradójicamente gracias a un torpe movimiento de su máximo adversario ideológico y político: Estados Unidos.

    El 16 de abril de 1961, Fidel Castro declaró por primera vez el carácter socialista del proceso cubano, después del entierro de las primeras víctimas de la invasión de Bahía de Cochinos.

    "Eso es lo que no pueden perdonarnos, que estemos ahí en sus narices ¡y que hayamos hecho una Revolución socialista en las propias narices de Estados Unidos!", dijo aquella vez frente al cementerio Colón de La Habana.

    La fallida ofensiva para frenar al castrismo fue protagonizada por exiliados cubanos y contó con el apoyo de Estados Unidos.

    "Es posible creer que Fidel Castro inicialmente pensaba que Estados Unidos iba a respetar que Cuba quisiera hacer de sí misma un Estado soberano e independiente y que fue cuando entendió que no iba a ser así que se inclinó, por necesidad, hacia la Unión Soviética", señala la investigadora Ling.

    ¡Fidel, Jruschov, estamos con los dos!

    El 22 de diciembre de 1961, en la emblemática Plaza de la Revolución y frente al Memorial José Martí, Fidel Castro pronunció uno de sus más audaces y recordados discursos.

    Dijo unas palabras que cambiarían la historia de la isla para siempre.

    "Esa capacidad de crear, ese sacrificio, esa generosidad de unos hacia otros, esa hermandad que hoy reina en nuestro pueblo, ¡eso es socialismo! (...) ¡Seremos siempre socialistas!, ¡por eso somos marxista-leninistas!, ¡y por eso seremos siempre marxista-leninistas! ¡Y por eso no son los dirigentes, es el pueblo, son las masas las que levantamos la mano y decimos y repetimos que somos y seremos marxista-leninistas!"

    En aquel entonces, la televisión cubana mostró cómo la multitud enardecida estallaba en aplausos y gritaba una consigna que era el símbolo del principio de una época: "¡Fidel, Jruschov, estamos con los dos!"

    La referencia era a Nikita Jruschov, en ese entonces Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética y Presidente del Consejo de Ministros de la URSS.

    "¿No quiere socialismo el imperialismo? ¡Pues bien, le daremos tres tazas de socialismo!", exclamó Fidel aquella tarde habanera.

    Castro cerró el discurso gritando dos lemas que lo acompañarían durante décadas: "¡Viva el socialismo! ¡Patria o Muerte!".

    Fidel, que originalmente era considerado por los comunistas del occidente como un "aventurero pequeñoburgués", se convertiría en el primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC) en 1965 y mantendría ese puesto hasta 2011.

    La Constitución castrista de 1976 declararía al PCC como la "fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado", es decir el partido único de la isla, y decretaría el carácter "irrevocable" del socialismo cubano.

    Con esas premisas ideológicas es que Cuba llegó a ser admirada y condenada en el mundo entero.

    Defendida por sus enormes logros sociales, pero rechazada al mismo tiempo por su modelo político unipartidista, los cientos de miles de exiliados y sus presos políticos.

    Así fue como Fidel y la isla iniciaron una de las empresas más polémicas y debatidas de los últimos tiempos.

    Un emprendimiento sobre el que se seguirá discutiendo apasionadamente durante décadas, una aventura llamada Cuba socialista.

    FUENTE: ¿Quién convirtió en comunista al líder cubano Fidel Castro? - BBC Mundo
    Una curiosa foto de las primeras fases de la revolución que muestra que en principio no tenía una orientación anticatólica o que desde luego su marxismo no tenía el furor anticristiano de otras latitudes:


    La Habana, Cuba. Enero de 1959. Fidel Castro hablando a un grupo de niñas y monjas. Foto de Burt Glinn.

    Se ha dicho que el bloqueo no tiene tanta importancia, pero quiero recordar un terrible suceso que nos afecta a los españoles y que fue protagonizado por los anticastristas a los que venera la prensa derechista.

    Sierra Aránzazu
    El Sierra Aránzazu fue un buque mercante de bandera española. El domingo 13 de septiembre de 1964 sufrió un ataque terrorista mientras navegaba a unos 130 km al noreste de la isla de Cuba por aguas del canal de Las Bahamas perpetrado por el Movimiento de Recuperación Revolucionaria (MRR), de carácter anticastrista, y que costó la vida a tres de los miembros de la tripulación, incluyendo el capitán.1

    Historia

    El Sierra Aránzazu fue el segundo de los tres buques de carga construidos por los Astilleros Corcho de Santander, tras el Sierra Andia, primero de la serie. Fue botado en 1964 para la naviera Marítima del Norte, que lo registró inicialmente en el Puerto de Santander para hacerlo poco después en el de Bilbao.2

    Ataque terrorista

    El 13 de septiembre de 1964 el Sierra Aránzazu navegaba en el que era su cuarto viaje por el canal de Las Bahamas, en el Mar Caribe a unas cien millas al noreste de Guantánamo, rumbo al puerto de La Habana. Transportaba un cargamento variado de alimentos, material textil, material agrícola, juguetes y otras mercancías. El gobierno del dictador Francisco Franco de España mantenía abierto el comercio con Cuba a pesar del embargo de Estados Unidos y las críticas de los movimientos anticastristas.3 La naviera Compañía del Norte, propietaria del Sierra Aránzazu, comenzó a explotar la actividad comercial entre ambos países en los primeros años de la Revolución Cubana.1

    En torno a las 13:00 horas del 13 de septiembre,3 un avión de patrulla marítima de la Guardia Costera de Estados Unidos sobrevoló el carguero español en varias ocasiones a muy baja altura.

    Varias horas después, a las 19:50, una lancha se acercó al carguero desde popa iluminando su matrícula. Apenas 10 minutos más tarde, dos lanchas interceptaron por cada costado al Sierra Aránzazu iniciando el ataque con fuego de ametralladora y algún disparo de cañón de 20 y 40 mm.3 En apenas 4 minutos fue atacado el puente de mando y los camarotes de la tripulación,3 en un intento por masacrar a los tripulantes del carguero y evitar cualquier llamada de socorro. El carguero sufrió un incendio en un depósito de gasoil y el capitán, herido de gravedad por los disparos, ordenó realizar una llamada de emergencia y abandonar el buque.3 El intento de la tripulación de lanzar al agua uno de los dos botes salvavidas fue respondido por los agresores con fuego de ametralladora, lo que causó heridas graves a un miembro de la tripulación.1

    Los veinte tripulantes del Sierra Aránzazu consiguieron por fin abandonar la nave y ponerse a salvo. Los atacantes iluminaron el bote mientras se alejaba pero sin atacarlo. En cambio, el Sierra Aránzazu, ya sin nadie a bordo, fue atacado durante 10 minutos más.3 Los supervivientes permanecieron doce horas a la intemperie hasta ser rescatados, tiempo durante el cual fallecieron el capitán y el tercer maquinista como consecuencia de las graves heridas. En dos ocasiones en el transcurso de la noche se escuchó aproximarse una lancha, pero los supervivientes, debido a la oscuridad, no pudieron determinar su naturaleza.3

    El carguero neerlandés P. G. Thulin, que se había aproximado al Sierra Aránzazu tras ver las llamas del incendio que todavía afectaba al carguero español, comenzó las labores de búsqueda con las primeras luces de la mañana y en coordinación con un avión de la Guardia Costera de los Estados Unidos. El rescate efectuado por el P. G. Thulin se produjo en torno a las 10 de la mañana después de que el avión de reconocimiento señalara la posición del bote.3

    El segundo oficial falleció a bordo del buque rescatador por las heridas sufridas. Los supervivientes, entre los que había varios heridos, y los cuerpos de los fallecidos fueron desembarcados en Matthew Town (Inagua, Bahamas). Pasaron pocas horas hasta que fueron llevados a la Base Naval de la Bahía de Guantánamo por un avión de la Armada de los Estados Unidos y el día 15 a Puerto Rico, desde donde fueron finalmente repatriados a España.3 1

    Víctimas


    Como consecuencia del ataque terrorista tres tripulantes del Sierra Aránzazu resultaron muertos:

    • Pedro Ibargurengoitia García (n. 1922 en Górliz, Vizcaya), capitán del Sierra Aránzazu, casado y con dos hijos. Empleado de la Marítima del Norte desde 1958.
    • Francisco Javier Cabello Fernández (n. 1934), segundo oficial. Soltero. Llevaba unos meses trabajando en la Marítima del Norte.
    • José Vaquero Iglesias (n. 1941 en Villablino, León) tercer maquinista. Soltero.


    Autoría


    Inicialmente el gobierno español emitió una nota de protesta ante el gobierno de los Estados Unidos al entender que el ataque se produjo en aguas controladas militarmente por fuerzas de ese país.4 En España, al conocerse del atentado, de produjeron protestas frente a la embajada de los Estados Unidos en Madrid y en el consulado de Vigo. A pesar de la enérgica condena inicial y el compromiso de Dean Rusk, Secretario de Estado de los Estados Unidos, para investigar lo sucedido,4 a nivel diplomático el asunto cayó rápidamente en el olvido sin esclarecer la responsabilidad del atentado.1 En un primer momento los grupos armados anticastristas lanzaron el bulo de que fuerzas castristas habían sido responsables del ataque, aunque posteriormente quedó comprometida esa versión al conocerse de la participación de fuerzas del Movimiento de Recuperación Revolucionaria.1

    FUENTE: https://es.wikipedia.org/wiki/Sierra_Ar%C3%A1nzazu
    Así recogió la noticia la prensa española del momento:





    Un interesante artículo en la Tercera de ABC:

    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas
    Última edición por Kontrapoder; 29/11/2016 a las 21:42
    ReynoDeGranada y raolbo dieron el Víctor.
    «Eso de Alemania no solamente no es fascismo sino que es antifascismo; es la contrafigura del fascismo. El hitlerismo es la última consecuencia de la democracia. Una expresión turbulenta del romanticismo alemán; en cambio, Mussolini es el clasicismo, con sus jerarquías, sus escuelas y, por encima de todo, la razón.»
    José Antonio, Diario La Rambla, 13 de agosto de 1934.

  11. #31
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,590
    Post Thanks / Like

    Re: Muere Fidel Castro

    Cita Iniciado por Kontrapoder Ver mensaje
    Una curiosa foto de las primeras fases de la revolución que muestra que en principio no tenía una orientación anticatólica o que desde luego su marxismo no tenía el furor anticristiano de otras latitudes:


    [FONT=&amp]La Habana, Cuba. Enero de 1959. Fidel Castro hablando a un grupo de niñas y monjas. Foto de Burt Glinn.
    De hecho, tengo entendido que mientras combatía para derrocar a Batista, Fidel rezaba el rosario todos los días. Lo contaban como para decir que era un hipócrita, pero tiene mucho sentido que lo rezara sinceramente y que cuando lo obligaron más tarde a volverse comunista terminara perdiendo la fe y volviéndose anticristiano.
    Última edición por Hyeronimus; 30/11/2016 a las 14:23
    raolbo dio el Víctor.

  12. #32
    Avatar de ReynoDeGranada
    ReynoDeGranada está desconectado 𝔄𝔱𝔥𝔞𝔩 𝔚𝔞𝔯𝔡
    Fecha de ingreso
    13 feb, 14
    Ubicación
    Jerez de la Frontera
    Mensajes
    1,307
    Post Thanks / Like

    Re: Muere Fidel Castro

    Perón sobre Fidel Castro y el Che:
    https://m.youtube.com/watch?v=A4GMEoyXIJM

    Creo conveniente recordar que, si bien Castro apoyó a la Argentina en la guerra de Malvinas, se puso, sin embargo, del lado de Guyana contra Venezuela en el tema del Esequibo.

    Saludos en Xto.
    Última edición por ReynoDeGranada; 30/11/2016 a las 17:45
    «¿Cómo no vamos a ser católicos? Pues ¿no nos decimos titulares del alma nacional española, que ha dado precisamente al catolicismo lo más entrañable de ella: su salvación histórica y su imperio? La historia de la fe católica en Occidente, su esplendor y sus fatigas, se ha realizado con alma misma de España; es la historia de España.»
    𝕽𝖆𝖒𝖎𝖗𝖔 𝕷𝖊𝖉𝖊𝖘𝖒𝖆 𝕽𝖆𝖒𝖔𝖘

  13. #33
    Avatar de ReynoDeGranada
    ReynoDeGranada está desconectado 𝔄𝔱𝔥𝔞𝔩 𝔚𝔞𝔯𝔡
    Fecha de ingreso
    13 feb, 14
    Ubicación
    Jerez de la Frontera
    Mensajes
    1,307
    Post Thanks / Like

    Re: Muere Fidel Castro

    «¿Cómo no vamos a ser católicos? Pues ¿no nos decimos titulares del alma nacional española, que ha dado precisamente al catolicismo lo más entrañable de ella: su salvación histórica y su imperio? La historia de la fe católica en Occidente, su esplendor y sus fatigas, se ha realizado con alma misma de España; es la historia de España.»
    𝕽𝖆𝖒𝖎𝖗𝖔 𝕷𝖊𝖉𝖊𝖘𝖒𝖆 𝕽𝖆𝖒𝖔𝖘

  14. #34
    Avatar de Kontrapoder
    Kontrapoder está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    29 mar, 05
    Mensajes
    3,126
    Post Thanks / Like

    Re: Muere Fidel Castro

    Me ha sorprendido que varios partidos patriotas han emitido comunicados sobre la muerte de Fidel Castro en un tono muy negativo. Generalmente no se pronuncian sobre cuestiones importantes de la actualidad, pero en esta ocasión han creído necesario dejar patente lo mal que les cae el personaje, en un tono marcadamente anticomunista que recuerda al de la Guerra Fría.

    Recojo un testimonio de Utrera Molina que puede resultar interesante:


    Fidel Castro en mi memoria. Por José Utrera Molina



    Ahora que la actualidad mundial está centrada en la polémica figura de Fidel Castro, quisiera recordar algunos apuntes para la historia. En los años 60, durante mi etapa como gobernador civil en Sevilla, tuve una frecuente y cordial comunicación con el cónsul de Cuba en Sevilla, gran amigo de Fidel. Se llamaba Ramón Ara, y estaba empeñado en convencerme de la verdad revolucionaria de su líder y amigo. Yo le combatía limpiamente y le envié las obras completas de José Antonio para que las hiciese llegar al líder de la Revolución. El propio Fidel me contestó, aprobándolas efusivamente y prometiéndome que formarían parte de su biblioteca personal. Pasó el tiempo y a medida que las horas de la historia cambiaban su rumbo, conocí el radicalismo absoluto en que se vio envuelto Fidel Castro. Fueron muchas las causas de su cambio que yo no voy a analizar ahora pero sí quiero escribir que en principio, el clamor revolucionario de Fidel tuvo un ajuste preciso y noble.

    Sí quisiera recordar una anécdota significativa que presencié como testigo directo. Era el mes de enero de 1959 y en mi condición de Gobernador civil de Ciudad Real estaba junto al Generalísimo Franco en la Encomienda de Mudela con ocasión de una cacería de perdices. La noticia que se comentaba en los corrillos era la reciente entrada de Castro en la Habana y la opinión generalizada entre las ilustres y altisonantes personalidades que rodeaban al jefe del Estado era que se trataba de una asonada más y que Castro duraría cuatro días. Como era habitual en él, Franco dejó a hablar a todos, escuchando con atención sus comentarios. Y finalmente, sorprendiendo a todos, dijo: “Se equivocan, señores. La revolución de Castro no es una asonada más, tiene un arraigo popular innegable y mucho me temo que tenemos Castro para los próximos 40 años”. Recuerdo también su predicción: “hay que esperar un tiempo, pero muy pronto podremos ver sus verdaderas intenciones, que probablemente pasarán por establecer una férrea dictadura”.

    Todo esto me conduce a afirmar las mismas convicciones que yo tenía y tuve acerca de Fidel Castro. Cayó en manos de un grupo de fanáticos que alteró sus primitivas convicciones, surgidas de la injusticia social y del deseo de afirmar la soberanía de una patria que se había convertido en el prostíbulo y el casino de América. El líder de la revolución se convirtió en un tirano que repartió el poder entre su familia y unos pocos amigos, atribuyendo al ejército un poder económico relevante, mientras arruinaba literalmente a la población. Poco a poco fue intensificando su personalismo a veces irracional y se convirtió más que en un político en un soporte revolucionario de la demagogia existente en muchos países de Hispanoamérica. Hubo una etapa de tranquila suficiencia e inmediatamente cayó en manos de la Unión Soviética que constituyó el baluarte más fuerte que tuvo el régimen fidelista. Rusia se convirtió en apasionado apoyo del régimen imperante hasta llegar a que el mismo Castro confesara que era marxista y leninista cuando las cortinas de casi toda Europa se cerraban para ocultar la barbarie que representaba el comunismo y llenar de muertos lo que hubiera querido ser en principio un triunfo de la revolución y de la paz.

    No niego que desde el primer día fueron otras las aspiraciones de Fidel pero las circunstancias del mundo y el poderío indiscutible de la Unión Soviética constituido en protector del régimen frente a los Estados Unidos, fue radicalizando irracionalmente lo que pudo haber sido una limpia obra revolucionaria y que desgraciadamente acabó siendo un régimen de terror, muerte y miseria al más puro estilo del resto de las tiranías comunistas del mundo.

    Ahora, cuando tantos se ceban en el elogio o le maldicen por su actuación política, yo sigo pidiendo en este tiempo litúrgico de la misericordia que la querida tierra de Cuba, donde vivieron mis antepasados, encuentre por fin una senda civilizadora y que el amor que algún día alumbró sus entrañas en relación con España, reverdezca ahora en un mundo distinto y eterno. Yo lo pido, lo suplico al Creador que conoce bien el sufrimiento de un pueblo hermano que ha vivido durante tantos años las amargas consecuencias de la mentira, la miseria y la tiranía.

    JOSÉ UTRERA MOLINA

    FUENTE: Arriba: Fidel Castro en mi memoria. Por José Utrera Molina
    El patriarca Kirill de la Iglesia Ortodoxa Rusa se ha deshecho en elogios a Fidel Castro, al que considera un sincero amigo de la Iglesia Rusa:

    Patriarch Kirill calls Fidel Castro a sincere friend of the Russian Church


    Moscow, November 28, Interfax - Patriarch of Moscow and All Russia says he will always remember Fidel Castro, who was not only a legendary person, but a true friend of the Russian Orthodox Church.

    "Comandante Fidel was one of the most well-known and prominent state figures of the present time, enjoyed international authority and became a legend when he was alive. He was from the flesh of the Cuban people and focused his force on gaining true independence for his Motherland and giving it a worthy place in the family of nations," the patriarch said in his letter of condolences to the head of the Cuban State Council and government Raul Castro.

    According to Patriarch Kirill, the Russian Orthodox Church pronounces Castro's name "with respect and gratitude." The Church of Our Lady of Kazan in Havana was built with the comandante's personal participation, and the primate writes that Fidel called himself "the commissioner of the building site."

    "I keep the warmest memoirs of my meetings with Comandante Fidel. I was always impressed by the grandeur and acuity of his mind, ability to speak competently on various topics," Patriarch Kirill writes.

    When he was young, the comandante was keen on the ideas of revolution and socialism, but he stood for cooperation with believers in struggle for the fair society and he once said that "there are ten thousand times more coincidences between Christianity and Communism than between Christianity and Capitalism," and "a martyr for a religious idea" is made "of the same material as the revolutionary hero."

    However, Castro confessed that he "failed to become a true believer and adopt a religious faith," but instead he acquired "a political faith."

    In the mid 2000s Castro approved of building a Russian Orthodox church in center of Havana and Cuban people built it on their own money.

    This February a historic meeting between Pope Francis and Patriarch Kirill was held in the Cuban capital.

    FUENTE: Interfax-Religion
    Esto es claramente un exceso deplorable. Sin embargo, llama la atención que los infocatólicos que han fustigado a Francisco I por mandar un simple telegrama de condolencias guarden silencio ante estos excesos de la Iglesia ortodoxa, a la que consideran una especie de faro en medio de la crisis del catolicismo.
    DOBLE AGUILA y raolbo dieron el Víctor.
    «Eso de Alemania no solamente no es fascismo sino que es antifascismo; es la contrafigura del fascismo. El hitlerismo es la última consecuencia de la democracia. Una expresión turbulenta del romanticismo alemán; en cambio, Mussolini es el clasicismo, con sus jerarquías, sus escuelas y, por encima de todo, la razón.»
    José Antonio, Diario La Rambla, 13 de agosto de 1934.

  15. #35
    Avatar de Rodrigo
    Rodrigo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 dic, 06
    Mensajes
    2,209
    Post Thanks / Like

    Re: Muere Fidel Castro

    Lo que pasa, Kontrapoder, es que tu reacción parece ser la contraria: intentar contrarrestar la avalancha de información negativa sobre el personaje que ha destruido la isla de Cuba para varias generaciones, como si por el hecho de haber sido (supuestamente) adversario de los yankees, tendríamos que tenerle un cierto respeto. Vaya por delante que me parecen muy interesantes todas tus aportaciones, y es bueno saber lo que dice tal o cual mandatario internacional, pero creo que es realmente imposible lavar la cara a este personaje tan nefasto en la historia de lo que para mí sigue siendo un trozo de España llamado Cuba.

    Respecto al tema de la buena relación con Franco, me parece que lo planteas partiendo de la premisa de que Franco era un patriota y un defensor de la Hispanidad y que, por tanto, su buena relación con Castro era en beneficio de España y de Cuba. Sin embargo, también se podría usar ese argumento a la inversa: si Franco y su régimen se llevaban tan bien con enemigos de España y de la Civilización cristiana, es que Franco quizá no era el patriota y paladín de la fe que tanta gente da por sentado. No me estoy posicionando a favor del famoso embargo, simplemente creo que ese argumento no es convincente.
    Militia est vita hominis super terram et sicut dies mercenarii dies ejus. (Job VII,1)

  16. #36
    brua está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    16 ago, 15
    Ubicación
    San Felipe y Santiago de Montevideo
    Mensajes
    190
    Post Thanks / Like

    Re: Muere Fidel Castro

    No me parece acertado lo de De Prada, al contrario: olvida que los comunistas estuvieron financiados por los mismos que los capitalistas...
    ReynoDeGranada dio el Víctor.

  17. #37
    Avatar de Kontrapoder
    Kontrapoder está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    29 mar, 05
    Mensajes
    3,126
    Post Thanks / Like

    Re: Muere Fidel Castro

    Rodrigo, ya dije que me interesaba aportar un contrapunto a la narrativa dominante en el ámbito patriótico. Pero eso no quiere decir que apoye a Castro. De los artículos que he pegado, el que más concuerda con mi manera de pensar es el de Juan Manuel de Prada, que por cierto no habéis querido comentar. También me han parecido muy acertadas las matizaciones que introdujo Valmadian en uno de sus mensajes. No soy de los que lo mezclan todo o de los que perdonan las barbaridades comunistas por razones geopolíticas. Aunque, dicho sea de paso, si se aplica la geopolítica, ha de ser en interés de España, y parece que está en el interés de España tener tratos con Cuba y que ésta dependa lo menos posible de EEUU. No le doy ningún crédito a lo que dice Gustavo Morales sobre su visita a Cuba; es un hombre propenso a la fabulación.

    No soy muy fan de Franco, ya lo sabes, pero en mi opinión Franco obró correctamente, porque comerciar con Cuba le venía bien a España y a los cubanos. No soy partidario de los bloqueos y menos si vienen dictados por Estados Unidos. A Fidel lo veo como un Quijote con ideas equivocadas, pero al fin y al cabo un Quijote que de alguna manera reivindicaba el honor de los españoles frente al coloso yanqui que nos humilló en 1898. Otro gallo nos cantaría si España le hubiese prestado el apoyo militar y político que finalmente tuvo que buscar en Rusia.

    Dejo un fragmento del libro en el que Ignacio Ramonet entrevista a Fidel Castro. Creo que puede resultar interesante su lectura. Fidel tiene una idea equivocada sobre nuestra Guerra Civil, pero tiene una excelente opinión sobre Franco --cosa que no es políticamente correcta-- y no se muestra antiespañol en absoluto.

    * * *

    En esa intervención en la televisión, cuando criticó la posición del señor Aznar, creo —de memoria— que dijo usted algo así como que "hasta Franco, finalmente, había tenido una actitud más correcta con Cuba."

    Por lo menos más digna.

    ¿Más digna? ¿En qué sentido?

    Se lo digo. Nosotros, por doctrina, éramos antifranquistas rabiosos cuando triunfa la Revolución. Y los yanquis empiezan a tomar medidas de todo tipo contra nosotros y Europa entera también. Ya una vez la Revolución se desarrolló sin Europa y podría demostrarse que puede avanzar perfectamente bien sin Europa, porque en aquella época, en el año 1960, no había transcurrido tanto tiempo después de la guerra y estaba la OTAN, la guerra fría y todo aquello, el bloqueo...

    Estados Unidos le impuso la ruptura con Cuba a casi todos los países de América Latina y también lo exigió de sus aliados europeos, y nosotros criticando a Franco y atacando a Franco, y él era el único que no se plegaba al pedido de Washington. La nuestra fue una posición absolutamente doctrinaria. Yo, no había un lugar en que no hiciera un ataque contra Franco.

    Una vez, creo que fue en enero de 1960, un embajador de España, Juan Pablo de Lojendio, un marqués, era un miura... En aquella época las medidas nuestras de organización no eran muchas, la seguridad tampoco, eran como las doce de la noche y en el edificio de Telemundo donde yo estaba hablando por la televisión criticando a Franco, se siente un bufido y entra una especie de toro miura que avanza como un tanque, porque era1 medio gordo también, y ha dado un escándalo colosal, de insultos y todo... Entonces, no sé qué cosa le dije, más bien porque tenía que protegerme, digo: "¡Saquen al malcriado éste de aquí!", y no conseguían sacarlo. El hombre fue valiente, tengo que reconocerlo. Yo no estaba ni muy ofendido, porque, bueno, después de la audacia de ese Embajador me reía casi de aquello. Pero hubo que expulsarlo, no quedó más remedio.

    Pero no se rompieron las relaciones, ¿verdad?

    No, las relaciones con Franco no había quien las rompiera. El tabaco nuestro quien lo compraba era España; el azúcar cubano lo compraba España; el ron cubano, España; y sin embargo, realmente, nosotros lo que teníamos era una fiebre y una crítica incesante contra Franco. Y además relaciones ostensibles con comunistas españoles, Santiago Carrillo, La Pasionaria, con todo el mundo.

    Algunos de los que habían estado en la Guerra Civil española y después se habían ido para Rusia vinieron, que eran militares como el general Enrique Líster o tenían experiencia, a ayudarnos a organizar las milicias y todas esas cosas. Y Franco no rompió.

    Fue una actitud meritoria que merece nuestro respeto e incluso merece, en ese punto, nuestro agradecimiento. No quiso ceder a la presión norteamericana. Actuó con testarudez gallega. No rompió relaciones con Cuba. Su actitud fue firmísima.

    ¿Cómo lo explica usted?

    Bueno, hay algunas explicaciones: Franco era del Ferrol, la escuadra de Cervera era de gente de allí del Ferrol.

    El almirante Cervera de la batalla de Santiago de Cuba, en 1898.

    De aquella batalla que fue un disparate, un sacrificio inútil. Cervera debió haber dejado aquellos barcos y poner a los marinos a combatir como infantería. Los cañones para defender la ciudad; la infantería para defender la ciudad. Le dan una estúpida orden, de ésas que dan los políticos que no saben nada de guerra, porque, óigame, ni Aznar sabía nada de guerra, ni Bush tampoco. Pueden dar órdenes —en general, éstos, los gobiernos norteamericanos, se atienen más a la experiencia—, y los militares se encargan de hacer la guerra. Allá, en Madrid, un político le dio la orden a la escuadra de salir de la bahía de Santiago y fue fusilada, barco a barco. Una de las cosas más crueles, a uno le duele; admirable el valor de aquellos marinos españoles. Se demostró allí el quijotismo y el heroísmo español en un grado muy alto. Nosotros los honramos, les rendimos tributo a aquellos hombres. Entonces, dicen que Franco era de allí, del Ferrol, de donde era la escuadra, y aquello fue un trauma muy grande, lo de Cuba fue un enorme trauma para los militares españoles.

    Porque en esas circunstancias, Estados Unidos lleva a cabo, contra España, una guerra oportunista, muy desigual, y le inflige una de las mayores humillaciones de la historia. Le destruyó toda su escuadra en una batalla fácil. Fue una enorme humillación para el orgullo militar y el orgullo nacional español. Y eso ocurrió cuando Franco era niño en Ferrrol. Franco tiene que haber crecido y haberse educado con aquella amarga experiencia, en una atmósfera de abatimiento y sed de revancha. Quizá asistió al retomo de los restos de la escuadra vencida, de los soldados y oficiales humillados y frustrados. Eso debe haberlo marcado profundamente.

    Y lo que hizo la Revolución Cubana, a partir de 1959, resistiendo a Estados Unidos, rebelándose contra el imperio y derrotándolo en Girón, puede haber sido visto por él como una forma de revancha histórica de España. En definitiva, los cubanos, en la forma en que hemos sabido enfrentarnos a Estados Unidos y resistir sus agresiones, hemos reivindicado el sentimiento y el honor de los españoles. Ese factor histórico, casi sentimental, tiene que haber influido en la actitud de Franco. No creo en razones económicas, ni creo en razones de otro tipo.

    Después Franco participa en una guerra colonial, la de Marruecos, en los años 1920, donde el ejército tiene enormes bajas, hay una batalla, la de Annual, en 1921, en la que tienen como tres mil bajas. Yo me he leído completa la historia de aquella guerra. Franco se destaca como jefe militar allí, adquiere fama de hombre valiente y ya lo usaban, tenía prestigio entre los militares. En Asturias, en 1934, lo usan para reprimir las huelgas de los mineros, va adquiriendo prestigio entre los sectores de la reacción. Era, sin duda alguna, astuto —no sé si eso será por la cosa de los gallegos, que los acusan de ser astutos—, y bueno, todo el mundo sabe la historia, no hay que repetirla: la participación de Mussolini y de Hitler en la Guerra Civil española, Guernica, la batalla aquella de Guadalajara, donde los italianos fueron derrotados. Todo el mundo sabe cómo ocurrió. Franco fue astuto, porque después lo querían meter en la Guerra Mundial.

    Mussolini entra en la guerra, después que los alemanes derrotan a los franceses, invaden exitosamente Francia y desalojan a los ingleses, Mussolini declara la guerra; pero Mussolini creía que tenía las legiones romanas. Él se había olvidado de que las legiones romanas, al final, estaban constituidas por las tribus bárbaras y que el romano de los primeros tiempos aquéllos, de la época de Julio César, con los mejores militares, ya no existía. El italiano era un pueblo pacífico, con otra cultura, otra mentalidad, no tenía aquellas tradiciones bélicas que los romanos tuvieron siempre —los alemanes las mantuvieron—, entra en la guerra y usted sabe, conoce derrota tras derrota: en Etiopía lo barrieron, en Libia lo barrieron, de El-Alamein lo barrieron, acabaron por convertirse en un gran estorbo para los propios alemanes en la guerra, y tuvieron que mandar a Rommel. Rommel se hizo famoso, no tuvo fama de tipo represivo, era, parece, un militar caballeroso, al final incluso.

    Pero bien, está Hitler en pleno poderío, se entrevista, en octubre de 1940, en Hendaya con Franco y no logra persuadirlo. Franco es astuto.

    Prudente, no se mete en esa guerra.

    Entonces él se compromete a mandar una división —la División Azul— pero no se mete en la guerra mundial y soporta la situación hasta el final. Después, los norteamericanos, siguiendo su tradición de "profundas convicciones" por las cuales hacen la guerra, se asocian a Franco y se alían a Franco, y Franco fue entonces protegido también por Estados Unidos a partir de 1953.

    Si se analiza la vida de Franco, bueno, la cantidad de gente que mató, la cantidad de represión que aplicó en España... De hecho, trajo de Marruecos a los moros, aquellos mismos contra los cuales guerreó; los trajo, fueron las primeras tropas que llegaron, y los mantuvo como su guardia personal durante todo el tiempo.

    No creo que Aznar, en el lugar de Franco, hubiera sido menos cruel. Pienso que habría sido hasta más cruel; lo más probable es que se hubiera embarcado en la guerra, como hizo Mussolini, en la Segunda Guerra Mundial. Sin tener necesidad de entregarse a los yanquis, Aznar se entregó a los yanquis y se convirtió en un criado de Estados Unidos.

    ¿Usted considera que tenía menos visión política que Franco?

    Óigame, estaba muy por debajo de Franco, como personalidad, como capacidad, como estadista, es lo que quiero decir. Aznar es la chancleta de Franco como personalidad, como capacidad política; en definitiva, Franco demostró que la tenía. Aznar habría sido más incondicional y, además, tal vez más cruel, porque es un tipo de odios.

    Franco era un individuo de ideas reaccionarias... A lo largo de su vida adquiere un lugar, y Aznar es un heredero de Franco, porque se sabe que el Partido Popular surgió de esas filas, no de las filas socialistas. Aznar no procedía de las filas de los simpatizantes de Carlos Marx, procedía de las filas de los franquistas, y su mentalidad era franquista.

    Ahora, no oí decir que Franco se apoderara de tanto dinero como se han apoderado otros. Eran ricos los que lo apoyaban, pero, al parecer, era una administración menos corrupta. Si hacemos una especie de Vidas Paralelas y pusiera a un lado a Franco y pusiera por otro lado a ese "caballerito"...

    Franco tenía los periódicos; Aznar hizo más o menos lo mismo, pero simplemente comprándolos. En España, los medios masivos nacionales fundamentales, los grandes canales de televisión, estaban controlados por Aznar y su grupo. ¿Dónde están las diferencias?

    Luego, a mí me parece que Franco no era un hombre —aunque era un hombre bajito— de complejos, y no por cuestión de estatura ni nada; en todo caso es estatura moral y estatura política, que Aznar era de muy baja estatura moral y muy baja estatura política. Yo aprecié, la primera vez que me encontré con el individuo Aznar, complejos extraños; gente con poca confianza en sí mismo, y una cambiadera de corbatas y cosas —estaba un poco desconcertado—, y pude observar, a partir de eso, un hombre de complejos.

    Hay un período muy malo inicialmente, en las relaciones entre Cuba y el gobierno de Aznar, que es cuando se dan los debates en las Cortes. Entonces, un día, se pusieron de acuerdo con el Ministro de Relaciones Exteriores y lo arreglaron; que Aznar me iba a hacer una llamada. Espero una hora por la mañana y llama Aznar, llama en tono amable —en ese momento la crisis estaba fuerte, porque no dábamos agreement al embajador, estaba el debate aquel—-, y entonces él conversa, usa el tono amable —parece que puede usarlo cuando puede, sin que siempre pueda—, y habla del problema, que quieren mejorar las relaciones, que iban a nombrar un nuevo embajador, y entonces en esa conversación se crea un clima normal de relaciones entre los dos Estados. Pienso: "Bueno, habrá recapacitado; tal vez se haya dado cuenta de que a Cuba no se le puede tratar con la punta del pie ni poner nada por arriba", y nosotros fuimos asequibles, recibimos al nuevo embajador, Eduardo Junco Bonet. Claro que nos mandó un franquista, no podía mandar otra cosa, un hombre de pensamiento franquista total, pensamiento fascista, y viene.

    Todo este tiempo, pero también antes, la embajada de España en Cuba estuvo como instrumento de conspiración, al servicio,.. No puedo decir lo mismo en época de Felipe González, había uno u otro, y el mismo Felipe, en determinada etapa, a medida que iba degenerando en sus ideas, en su pensamiento, en la misma medida que uno sabe sus aspiraciones cuáles son y dónde son, etcétera, él ya colaboraba con los yanquis.

    La Embajada española estuvo cooperando con Estados Unidos, en la conspiración ésta de James Cason y de los llamados "disidentes", etcétera. Y las Embajadas europeas, más de una ha fastidiado. Ya no le voy a mencionar a la checa, porque no la considero europea, o la polaca. Los nórdicos, las izquierdas, el Partido Socialdemócrata ya no es el partido de Olof Palme, que era un hombre excelente, un buen amigo, preocupación sincera por los problemas del Tercer Mundo, que no es hoy ni mucho menos; han ido involucionando hacia la derecha, casi tanto como el señor Blair, el hombre de la "Nueva Vía", el líder del Partido Laborista en el período post-Thatcher, que fue el período de la liberalización por excelencia de la economía, y entonces ahora vemos...

    FUENTE:
    Ignacio Ramonet
    , Cien horas con Fidel [PDF].
    Última edición por Kontrapoder; 02/12/2016 a las 22:30
    raolbo dio el Víctor.
    «Eso de Alemania no solamente no es fascismo sino que es antifascismo; es la contrafigura del fascismo. El hitlerismo es la última consecuencia de la democracia. Una expresión turbulenta del romanticismo alemán; en cambio, Mussolini es el clasicismo, con sus jerarquías, sus escuelas y, por encima de todo, la razón.»
    José Antonio, Diario La Rambla, 13 de agosto de 1934.

  18. #38
    Avatar de Leolfredo
    Leolfredo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 ago, 14
    Mensajes
    753
    Post Thanks / Like

    Re: Muere Fidel Castro

    Kontrapoder, ¿qué opinas acerca de las acusaciones contra Castro de haberse enriquecido y acumulado una perra fortuna? ¿Propaganda, realidad, las dos cosas?

  19. #39
    Avatar de Kontrapoder
    Kontrapoder está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    29 mar, 05
    Mensajes
    3,126
    Post Thanks / Like

    Re: Muere Fidel Castro

    Cita Iniciado por Leolfredo Ver mensaje
    Kontrapoder, ¿qué opinas acerca de las acusaciones contra Castro de haberse enriquecido y acumulado una perra fortuna? ¿Propaganda, realidad, las dos cosas?
    No he estudiado el asunto. Puede ser que se haya enriquecido ilícitamente, no lo sé, pero me huele a la típica propaganda contra todos los autócratas.

    Tampoco tengo claro el alcance de la represión castrista. Creo que se dan cifras en torno a cinco mil fusilados, de los cuales unos ochocientos lo serían sin juicio, pero no se especifica por qué fueron fusilados y en qué contexto. Tampoco sé cuán fiables son esas fuentes. Aun dando por ciertos esos datos, no me parece que la dictadura castrista fuese especialmente cruenta en comparación con otras dictaduras.

    Con esto no justifico ningún crimen. Ya digo que no he estudiado estos aspectos de la dictadura castrista y por lo tanto mi opinión se basa en percepciones que pueden estar erradas.

    Para mí el gran fallo de Fidel es que permitió el aborto y en los últimos años toleró el homosexualismo.
    Última edición por Kontrapoder; 02/12/2016 a las 23:17
    Leolfredo y raolbo dieron el Víctor.
    «Eso de Alemania no solamente no es fascismo sino que es antifascismo; es la contrafigura del fascismo. El hitlerismo es la última consecuencia de la democracia. Una expresión turbulenta del romanticismo alemán; en cambio, Mussolini es el clasicismo, con sus jerarquías, sus escuelas y, por encima de todo, la razón.»
    José Antonio, Diario La Rambla, 13 de agosto de 1934.

  20. #40
    Avatar de Rodrigo
    Rodrigo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 dic, 06
    Mensajes
    2,209
    Post Thanks / Like

    Re: Muere Fidel Castro

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Todo eso demuestra que Castro habría sido gallardo y agradecido, pero en ningún caso un patriota ni un amigo de España. Un comunista nunca podrá serlo. Si oyésemos a un judío ultrasionista, capitalista y proyankee hablando bien de España, y hasta de Franco, creo que todos seguiríamos teniendo una mala opinión de ese hombre, o al menos de lo que defiende. Y si fuera de origen español y católico, lejos de verlo como un aspecto positivo e identificarnos con él, nos asquearía su apostasía y su paso a la secta judaica. Sin embargo, si ese hombre en cambio es un rabioso comunista, enemigo por definición no sólo de España, sino de todas las naciones del mundo, ¿tiene que caernos menos mal? Que permitiera el aborto y tolerase el homosexualismo solo lo equipara a los regímenes liberales, de los que a fin de cuentas el marxismo es heredero. Pero es que Castro barrió la isla de Cuba de sacerdotes, quiso erradicar toda huella del cristianismo que trajeran las carabelas de Colón en 1492; y de haber seguido la Iglesia predicando su tradicional doctrina, la anterior al CVII, probablemente no habrían vuelto nunca. Me parece que esto es algo digno de mención. Por no hablar del derecho a la propiedad que tiene la gente, que parece que a nadie le importa hasta que le quitan a uno lo suyo.

    En esa misma entrevista Castro reconoce que en los inicios de su revolución el principal objeto de sus iras no eran las potencias liberales, sino la España franquista. Su opinión sobre el general cambia solo cuando ve que tiene mucho que agradecer a Franco y a su régimen. Acepto, pues, que Castro fue agradecido, al menos de palabra, pero el agradecimiento y las palabras amables de un tiranuelo siniestro que ha arruinado una isla española y acogía con los brazos abiertos a los mayores criminales rojos, etarras, etc., quizá debería dar vergüenza a los franquistas más que otra cosa.

    En cuanto a la gallardía en una lucha en condiciones desiguales, se podría decir que también la tuvo Hitler. ¿Fue un acto de patriotismo y generosidad aguardar a que Alemania hubiese sido aniquilada? ¿O más bien hubiese sido más sensato capitular cuando la guerra estaba perdida y evitar así el sufrimiento innecesario de su pueblo? Sin ninguna simpatía por los aliados, me inclino por lo segundo. Por eso mismo considero que esa "gallardía" del tirano fenecido solo es muestra de su enorme egoísmo y su desprecio por su pueblo. No digo que debiera haber inclinado la cerviz ante el tío Sam, pero si veía que estaba llevando al país a la ruina, lo que hubiera hecho un patriota es cambiar de rumbo, o apartarse y dejar el mando a otro para que cambiase el rumbo.
    Última edición por Rodrigo; 03/12/2016 a las 00:23
    Militia est vita hominis super terram et sicut dies mercenarii dies ejus. (Job VII,1)

Página 2 de 3 PrimerPrimer 123 ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Muere Fidel Castro
    Por donjaime en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 26/11/2016, 10:32
  2. Fidel Castro reclutó nazis en la crisis del '62
    Por Erasmus en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 23/10/2012, 07:25
  3. El cadáver de Fidel Castro ya está en Internet
    Por Hyeronimus en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 10/04/2008, 05:12
  4. Los crimenes Fidel de Castro
    Por Miquelet Chaira en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 24/02/2008, 23:57
  5. Fidel Castro suma y sigue
    Por Ordóñez en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 12/05/2005, 11:28

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •