Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 3 de 6 PrimerPrimer 123456 ÚltimoÚltimo
Resultados 41 al 60 de 104

Tema: Ideología de género: ideología degenerada

  1. #41
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,294
    Post Thanks / Like

    Re: Ideología de género: ideología degenerada

    Cita Iniciado por Mexispano Ver mensaje
    Copa las marquesinas de País Vasco y Navarra y ha sido pagada por un millonario de EEUU

    Hay niñas con pene y niños con vulva” es el nuevo mantra del lobby transexual.
    ¿Niñas con pene... ? Muy cierto, claro que las hay, innumerables: todos los hombrecetes famosillos de hoy día (mentalmente castrados) que pululan por las Cortes (principalmente los de izquierda), por las TVs, por la calle, yo los catalogaría, por supuesto, como "niñas con pene" (...¡si además, como ellas, hasta mearán sentados en la taza del WC!) ; y buena parte de mujeres no son sino descarados marimachos: o sea, hombrecitos con vulva.
    Plenamente de acuerdo en ello.


    Algo así era lo que siempre se entendió por "hombres", a secas; "género" ya inexistente.
    Última edición por ALACRAN; 19/01/2017 a las 18:54
    DOBLE AGUILA y Pious dieron el Víctor.
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  2. #42
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,587
    Post Thanks / Like

    Re: Ideología de género: ideología degenerada

    Cuando la ideología de género ha trasvasado todo límite




    Un caso de “transexualidad con transedad” que impacta en el Derecho de Familia
    Nos informan las agencias de noticias de internet, que Stefonknee Wolscht es un transexual que, antes de ‘transformarse’ en mujer, se llamaba Pablo y estaba casado.



    • Una familia lo adopta y lo cuida como a un hijo más… de 56 años (los que tiene ahora biológicamente), aunque él dice tener 6.
    • Se trata de una nueva vuelta de tuerca en la ideología de género: de la transexualidad a la ‘transedad’.
    • Esta ‘edificante’ noticia confirma que la ideología de género pretende destruir la familia, como ha hecho este hombre con la suya.


    Stefonknee Wolscht
    es un transexual que, antes de transformarse en mujer, se llamaba Pablo y estaba casado. A los 46 años de edad, Wolscht abandonó a su esposa y sus siete hijos para vivir lo que considera su vida “verdadera”, informa El Español.


    Recapitulemos y vayamos despacio: un señor de 46 años, casado y con siete hijos “descubrió” que en realidad quiere ser mujer, lo que lamentablemente no es tan ya poco visto. Pero con un plus, se siente una niña de seis años y se viste como tal. Es tan grosera la foto y produce tanto estupor y lástima que nosotros preferimos en este artículo no copiarla para centrarnos en los argumentos y no en las imágenes, aunque éstas valgan más que mil palabras.


    No entraremos en el “circo” mediático buscado por los promotores de loa satánica ideología de género porque es justamente lo que ella pretende.

    Esto es justificar que un hombre de 46 años con siete hijos y una esposa que ahora se siente niña, pues decididamente pueda serlo en forma totalmente irresponsable y artificial.


    Queremos creer que este sujeto tiene serios trastornos síquicos porque de sólo pensar que no los tiene se nos pone la piel gallina. Y que debería de recibir tratamiento siquiátrico en una clínica.


    Porque pensar que la realidad es lo que uno siente o desea es mostrar que no se está en su sano juicio.


    En las redes sociales escribíamos hace poco, que habrá que irse a acostumbrando, lamentablemente, a estos brulotes alentados por la industria del relativismo moral y de la ideologia de género.


    Que será de esa esposa y de sus siete hijos pequeños cuando deban admitir que su esposo y padre es “hermana” de los chicos de la familia que lo adoptó e “hija” de la madre de sus “hermanos”. Que pensarán su ex esposa y sus siete hijos. Que daño le ha producido a los mismos? Claro que a este señor seguramente que no le importa un ràbano!!!


    Es por el absurdo que hay que concluir que estos shows mediáticos son armados con la clara finalidad de apuntar a lo que se llama la reingeniería social antinatural y que analizamos antes que ahora (2)


    Y es un movimiento corruptor de menores y violatorio de los derechos de la patria potestad y de la tutela de los representantes legales, en el caso de las situaciones transgénero de menores de edad, pero también de violación de la laicidad de la educación, prevista en la Constitución de los Estados, cuando se enseña a los educandos que esto es natural y hasta bueno. Hay que decirlo bien fuerte y exigir a que los gobiernos actúen en consecuencia, porque somos ciudadanos responsables y pagamos nuestros impuestos. Por tanto tenemos derecho a exigir y luego en la próxima elección negar nuestro voto a los legisladores y gobernantes que apañaron esta clara transgresión a la ley moral natural, además del más elemental sentido común.



    Por Carlos Alvarez Cozzi


    Cuando la ideología de género ha trasvasado todo límite

  3. #43
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,920
    Post Thanks / Like

    Re: Ideología de género: ideología degenerada

    martes, 17 de enero de 2017

    ¡¡¡QUÉ ATROPELLO A LA RAZÓN!!!





    LA ERA DE LA POSVERDAD: LA RAZÓN HA MUERTO

    Por Pedro Luis Llera

    En 1979, los Monty Python estrenaron La Vida de Brian. Por aquel entonces, nadie había oído hablar, al menos en España, de la ideología de género. Sin embargo, no me negarán que el sketch que les enlazo aquí resulta de una actualidad asombrosa:







    Lo que en la España de 1980 provocaba hilaridad ahora, en 2017, es lo “normal” y, si te atreves a cachondearte del tema o lo criticas, acabarás con sanciones administrativas o con denuncias ante la fiscalía por homofobia o por incitación al odio.


    “Es un símbolo de su lucha contra la realidad", afirma el líder del Movimiento Anti-imperialista. Stan quiere ser Loretta y defiende su derecho a parir. “¿Donde vas a gestar al feto? ¿En un baúl?". En los años 80, no se habían desarrollado como hoy en día las técnicas de reproducción asistida ni se habían “inventado” los vientres de alquiler.

    Los Monty Python se adelantaron a su tiempo y hoy en día deben ser reconocidos como auténticos precursores de la Era de la Posverdad. Los posverdadianos no se preocupan de la realidad: cuando la realidad no encaja en su marco de ideas preconcebidas, simplemente se inventan una realidad distinta que se adapte a sus preferencias.

    La Posverdad representa el triunfo del emotivismo y del voluntarismo sobre la razón. Vivimos una especie de nuevo Romanticismo irracionalista, subjetivista, voluntarista, emotivista y sensiblero, en el que la razón y la realidad deben ajustarse al capricho de cada cual. Siguiendo los postulados de otro insigne romántico, Friedrich Nietzsche, Dios ha muerto y con Él, también han muerto la moral ("el hombre está por encima del bien y del mal") y la razón (el Logos). Por eso, nuestra sociedad ha normalizado lo absurdo, lo “ilógico", el sinsentido y la necedad; la perversión y la inmoralidad. Buen ejemplo de esa necedad y de esa inmoralidad son buena parte de los políticos que supuestamente nos representan. Vivimos rodeados de descerebrados, de papanatas, de pazguatos políticamente correctos que repiten como mantras los eslóganes que dictan los lobbys. Hoy en día el derecho que reclama Stan de convertirse en Loretta está recogido y amparado por nuestras leyes. El humor absurdo ha devenido en patética realidad. Hoy afirman sin rubor que hay niños con vulva y niñas con pene. Da igual lo que afirmen la biología o la medicina. La voluntad se impone a la realidad. Los deseos del ser humano crean un mundo nuevo donde el Logos no tiene cabida. No existe más razón que la sinrazón. El mundo y la realidad son lo que yo quiero que sean. Yo creo el mundo y me creo a mí mismo conforme a los impulsos de mis sentimientos y a los deseos de mi voluntad. El hombre se endiosa en un acto de suprema soberbia y abandona su condición de creatura para asumir la condición de creador, de supremo hacedor del mundo y de sí mismo. Hemos llegado a la cima del antropocentrismo al elevarnos a nosotros mismos a la condición de dioses. Y como tales dioses, los hombres tenemos la capacidad de dictar los nuevos mandamientos a través de leyes positivas aprobadas por el consenso de la mayoría cretinizada. “Seréis como Dios", les dijo la Serpiente a nuestros primeros padres. Nuestra sociedad representa el aparente triunfo de Satanás.

    Hemos perdido el buen juicio, la cordura y el sentido común. Esa es la conclusión a la que podemos llegar. El mundo se ha vuelto loco. Ya no distingue la realidad de sus deseos, de sus paranoias. Habitamos un mundo esquizofrénico, paranoico, donde la razón, la inteligencia y el sentido común y el espírtitu crítico han muerto. Ni las peores distopías han podido pronosticar un mundo como el que nos ha tocado vivir. Sólo los genios de la comedia del absurdo han dado en el clavo. ¿Dónde están ahora los intelectuales? ¿Dónde los médicos, los maestros,los científicos, los filósofos? Yo se lo diré: la inmensa mayoría aplauden y vociferan alabando la belleza del traje del emperador desnudo. Y el resto callan por miedo a verse condenados por la multitud al ostracismo y a la marginalidad. Hay que estar con los tiempos, aunque sean los de la sinrazón y la insensatez.


    Pongamos ejemplos:

    Este tipo del video que les enlazo tenía 46 años, estaba casado y tenía seis hijos. Abandonó a su mujer y a sus hijos para vivir su vida “verdadera": se convirtió en una niña de seis años que fue adoptada como tal por una nueva familia. Ahora juega como una niña pequeña con su hermana mayor (aunque realmente tenga más de 50 años). ¿Una locura? No. Es un ejemplo del superhombre nietzscheano.







    Y aquí tienen también al hombre que quería ser lagarto:







    Y esta señorita dice ser un gato en el cuerpo de una mujer:






    El mundo posverdadiano es un esperpento, una farsa grotesca, una gran mentira, una absurda parada de monstruos. La inmoralidad se ha convertido en normalidad; lo absurdo, en norma; lo depravado y lo antinatural, en costumbre aceptada. Cada cual que sea lo que quiera ser. Somos libres incluso para recrearnos y crear nuestro propio mundo, por irracional y absurdo que pueda parecer. De ahí que la cirujía estética, los tatuajes o los piercings hayan proliferado hasta conversirse en modas que mueven millones de euros cada año.





    Lo que la Iglesia y la sociedad occidental, mayoritariamente cristiana, consideraban pecado, los posverdadianos lo consideran normal e incluso virtuoso, con lo cual la inversión de valores está servida. Lo que antes era vicio ahora es virtud. Lo que antes era malo, ahora es bueno. Primero se normalizan y se visibilizan la perversión y la depravación y luego se legisla para imponerlas por decreto y enseñar toda clase de inmoralidades en las escuelas para pervertir a los menores y acabar con su inocencia al tiempo que se persigue a los “fanáticos” que se oponen o critican su estilo de vida y sus ideas insensatas.


    La muerte de la razón crea monstruos. Bienvenidos al totalitarismo posverdadiano. Dentro de poco inventarán los centros de reeducación y de internamiento. Sálvese quien pueda. La razón nos hace humanos. La sinrazón produce monstruos sin humanidad. Una sociedad sin sentido común y sin razón es un mundo de locos, desalmado e inhumano.



    Fuente InfoCatólica


    Publicado por Catolicidad en 22:50 1 comentarios Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con FacebookCompartir en Pinterest


    Etiquetas: memes, opinión de otros blogs, Posverdad






    _______________________________

    Fuente:


    Catolicidad: ¡¡¡QUÉ ATROPELLO A LA RAZÓN!!!

  4. #44
    Avatar de Carolus V
    Carolus V está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    06 ago, 15
    Ubicación
    España Europea
    Mensajes
    754
    Post Thanks / Like

    Re: Ideología de género: ideología degenerada

    «El 'transgenerismo' es una histeria de masas similar a la pseudociencia de los años ochenta» - ReL

    Bajo el título El "transgenerismo" es una histeria de masas similar a la pseudociencia de los años 80, la revista The Federalist publicó un artículo del doctor Richard B. Corradi, profesor de Psiquiatría en la Facultad de Medicina de la Case Western Reserve University de Cleveland (Ohio, Estados Unidos), donde presenta la agenda del lobby LGTB como ayuna de base científica y orientada a crear una identidad colectiva mediante la victimización, en detrimento de la ayuda que necesitan las personas afectadas por un trastorno de la identidad de género. Por su interés lo traducimos para ReL:

    El "transgenerismo" es una histeria de masas similar a la pseudociencia de los años 80
    Consideremos el notable fenómeno del transgenerismo. Un trastorno de identidad de género que afecta a un minúsculo número de estadounidenses se ha convertido en un objeto de controversia culturalmente polarizador. Su influencia –captando la atención pública y exigiendo cambios sociales- ha sido extraordinaria, desproporcionada en relación al número de personas insatisfechas con su género.

    Mientras que la izquierda política ha hecho suya totalmente la agenda transgénero como un “derecho civil” al que sólo se oponen los intolerantes y las personas llenas de odio, mucha gente ve el movimiento como un ataque concertado contra los usos y costumbres tradicionales, un asalto indisimulable a las normas, las costumbres y la moralidad convencionales.

    El fenómeno transgénero es claramente la punta de lanza del movimiento LGBT, al que ha dado un fuerte impulso la decisión del Tribunal Supremo sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, que incluye en la definición de libertad el derecho de la gente a “definir y expresar su identidad”. Para el movimiento LGBT, esto incluye literalmente el derecho a decidir sobre el propio género, a exigir el derecho a un género alternativo (dado que el género es maleable, hay otras opciones además de hombre o mujer), a que la sociedad reconozca esa opción como un derecho civil, y en última instancia a ser aceptado como una forma de vida normal.

    Sin embargo, vender el transgenerismo como una forma de vida normal puede ser difícil. Mientras que las personas sin prejuicios pueden estar de acuerdo en que los gays o las personas con confusión de género no deberían padecer discriminación, en general la gente no parece dispuesta a aceptar el género como un simple artificio social ni a asumir que la gente pueda tener el género que elija. Estas controversias, que constituyen el fundamento conceptual del transgenerismo, chocan con la realidad: la diferencia biológica entre los sexos.

    El contagio de un engaño de masas
    El transgenerismo rechaza las leyes naturales de la biología y trastoca la naturaleza humana. La fundamentación filosófica del movimiento lo define como un engaño popular similar a la moda de las personalidades múltiples y la histeria de los “abusos en rituales satánicos” y la “memoria recobrada” de abusos infantiles que se difundió en los años 80 y 90. Estas dos últimas implicaban extrañas acusaciones de abuso de niños y resultaron en la persecución y vida arruinada de los falsamente acusados.

    Esos engaños populares se caracterizan por una falsa creencia que no se apoya en ninguna evidencia científica o empírica y tienen una capacidad de contagio que supera al pensamiento racional e incluso al sentido común. Esta tendencia demasiado humana a abandonar el juicio crítico individual y seguir la corriente de la masa lo facilitan enormemente los medios de comunicación social. Lo más importante, sin embargo, es que recibe el imprimatur de los “expertos”. Quienes realmente deberían saber más se apuntan a la histeria. Así como los “profesionales de la salud mental” de hace una generación apoyaban los engaños sobre abuso infantil, e incluso participaban en la persecución de los injustamente acusados, del mismo modo han alimentado el fuego del engaño transgénero.

    El movimiento transgénero recibió un gran impulso cuando la APA (The American Psychiatric Association) revisó su edición de 2013 del Diagnostic and Statistical Manual of Psychiatric Disorders (DMS-5), y eliminó el “trastorno de identidad de género” de la lista de “trastornos” psiquiátricos, reclasificándolo como “disforia de género”. Más que validar científicamente la agenda transgénero, la actuación de la APA fue una llamativa dimisión de la responsabilidad personal en beneficio de la corrección política.

    A diferencia de las enfermedades médicas, los trastornos psiquiátricos carecen de marcadores biológicos diagnósticos: no hay datos físicos ni tests de laboratorio ni estudios de imágenes. Los diagnósticos psiquiátricos consisten en la comprobación de listas de síntomas determinados por el consenso científico. No debe sorprender que ese proceso sea exquisitamente reactivo a los vientos culturales y políticos dominantes. Ante la ausencia de marcadores biológicos que definan las enfermedades, son infinidad las enfermedades mentales y emocionales que pueden denominarse trastornos psiquiátricos. Puede ser muy beneficioso para un movimiento activista movido por un interés cualquiera apuntarse el éxito de legitimar su causa como un trastorno mental, y también para una industria farmacéutica inclinada a recurrir a los fármacos psicotrópicos para tratar cualquier nueva enfermedad mental.



    Así definía el DSM, manual diagnóstico de referencia en Psiquiatría, el trastorno de identidad sexual. En 2013 fue redenominado como "disforia de género", asumiendo el concepto no científico de "género asignado".


    Activismo científico + Relativismo = Insensatez
    Sin embargo, el proceso trabaja en ambas direcciones. Los “trastornos” psiquiátricos van y vienen en respuesta a modas e intereses concretos. Para el movimiento de liberación sexual, la ventaja política consiste en eliminar trastornos ofensivos. En 1973 consiguieron que la APA, simplemente por votación de sus miembros, quitase la homosexualidad de su listado de trastornos.

    Posteriormente, el movimiento se fusionó con el relativismo postmoderno, donde no hay valores universales o trascendentes, sólo convenciones sociales y culturales. La doctrina, aplicada al género, afirma que el género –sexo masculino o femenino- es meramente una construcción social, no un hecho biológico, y está sujeto a cambios según el deseo de cada cual. Las personas pueden ser del género que elijan como “género alternativo” o incluso quedarse fuera de todo el entramado de género.

    Ésa fue la agenda que la APA asumió cuando quitó el “trastorno de identidad de género” del DSM-5. Sin embargo, más que simplemente eliminar el concepto de identidad de género, que oficialmente ya no es un trastorno, creó una nueva “clase diagnóstica” llamada “disforia de género”. Esto llevó aún más lejos el asalto al sentido común, pues ahora los psiquiatras, supuestos expertos en distinguir entre la fantasía y la realidad, ponen su sello de aprobación a la histeria transgénero.

    Sólo los niños prelógicos y los adultos psicóticos creen en el pensamiento mágico, eso de que “basta con desearlo”. Sin embargo, la “disforia de género” queda caracterizada como una “incongruencia de género”: el sentimiento de insatisfacción con el género “asignado” al nacimiento, y el deseo de tener otro género, convierten a uno en una persona diferente. Reclamar la verdadera (“deseada”) identidad de género puede precisar cirugía de reasignación de sexo, un tratamiento aprobado por la APA para la “nueva clase diagnóstica” de la disforia de género. El tortuoso vocabulario del DSM fabricado para catalogar el posible espectro de variaciones de género produciría risa si no fuese tan trágico.

    El rechazo al diagnóstico impide el necesario tratamiento
    La tragedia, por supuesto, es que la gente que sufre por problemas de identidad no recibe la ayuda que necesita. La anorexia nerviosa es otro trastorno caracterizado por una distorsión de la imagen corporal. Sin embargo, en contraste con los transgénero (a quienes se ayuda representando un engaño a base de hormonas y “reasignación de sexo”), a las personas con una percepción enfermiza e irreal de sí mismas como obesas o gordas no se les impone una dieta de reducción de peso. Al revés: se diagnostica la anorexia como un trastorno psiquiátrico y se la trata apropiadamente con psicoterapia.

    La anorexia y la “disforia de género” están entre las muchas manifestaciones de conflicto psicológico que pueden suceder durante las “crisis de identidad” de la adolescencia, un momento importante en el desarrollo en la formación de la identidad. Es una época de rápidos cambios físicos y fuertes deseos sexuales. La confusión de género –el deseo de ser del sexo opuesto, o incluso de no tener ningún sexo (sin-género)– pueden ser simplemente una pausa temporal del joven mientras resuelve el conflicto entre la certeza y la seguridad de los vínculos parentales y las atractivas pero temibles urgencias de la autonomía y la sexualidad adultas.

    El ascetismo –la renuncia a la sexualidad y a los placeres sensuales en general, convirtiéndose de hecho en asexuales y antihedonistas- es otro parapeto que usan los jóvenes. Es llamativamente similar a la disforia de género en su propósito de conseguir un alivio temporal en la confusión sobre la propia sexualidad emergente y la ansiedad por las exigencias de la edad adulta.

    La gran mayoría de esos mecanismos de defensa son transitorios, y útiles cuando las tormentas de la adolescencia son más intensas, pero ya no son necesarios cuando surge una percepción estable de uno mismo. (El más común es, quizá, la idealización adolescente de los famosos. Que muchas de esas figuras populares sean andróginas ilustra la naturaleza de estas identificaciones como una respuesta ante el conflicto sexual y de género.) Muy pocos jóvenes que hacen dietas severas se vuelven anoréxicos. No muchos adolescentes ascéticos se convierten en monjes de clausura. Por el contrario, jóvenes insatisfechos con su género reciben hormonas e incluso son sometidos a cirugía de reasignación de sexo. Un conflicto temporal del desarrollo es sometido a tratamientos en ocasiones irreversibles y que trastocan tu vida.

    Reforzar el engaño hiere a las personas
    Aún más lamentable es la utilización de estos “tratamientos” en niños preadolescentes cuyo pensamiento prelógico difumina los límites entre la fantasía y la realidad. Los padres jóvenes preocupados por sus hijos necesitan el consejo de quienes conocen el desarrollo infantil normal. Por desgracia, a veces es difícil conseguir un buen consejo. Temerosos de ser vistos como “anticuados”, “ignorantes” o “intolerantes”, quienes debería saber más no están dispuestos a confiar en su propio sentido común y en la sabiduría de generaciones.

    Si una niña de cuatro años, temerosa de ser sustituida en el afecto de sus padres por un nuevo hermanito, proclama que es un chico, sus sensatos padres no comienzan a tratarla como si fuera un chico. No asumen que es transgénero. Por el contrario, la abrazan y le aseguran que ella es su preciosa hijita a quien tanto quieren. Los padres que permiten a los niños preadolescentes elegir si quieren ser chicos o chicas han dimitido de su papel como adultos racionales, y son ellos quienes necesitan ir al psiquiatra.

    Sin duda, formar una identidad personal estable es un asunto complicado. En algunas personas se prolonga y nunca llegan a conseguirlo. Aunque la adolescencia y la edad adulta joven pueden ser una época fundamental para construir la propia identidad personal, ésta se ve sometida durante el ciclo vital a retos inevitables, así como a factores estresantes específicos de cada uno.

    La edad madura es un momento desafiante para muchas personas. Los hombres y mujeres de edad mediana que se sienten insatisfechos con sus vidas pueden representar fantasías románticas irreales en un intento de rehacerse a sí mismos. A menudo esto conduce a la tragedia del divorcio y a la destrucción familiar. El movimiento transgénero ha animado la más irreal fantasía imaginable: que cambiando de sexo uno puede resolver lo que es siempre una insatisfacción multidimensional con uno mismo.

    Por qué algunas personas quieren creer que son transgénero
    Las características que definen la identidad personal son los elementos nucleares de la personalidad. Las personas con una imagen de sí mismas crónicamente inestable, baja autoestima y una enfermiza visión de sí mismas están pobremente equipados para lidiar con el estrés de la vida cotidiana. Este grupo constituye la mayor parte de quienes, autoidentificados como transgénero, se someten a un régimen de cambio de sexo total con tratamiento de hormonas y cirugía de “reasignación de sexo”.

    Sin embargo, la mayor parte de quienes sufren de trastornos comunes de personalidad no focalizan en la insatisfacción de género la causa de su disfunción global y no consideran el cambio de sexo como un remedio. ¿Por qué entonces unas cuantas personas con un trastorno de identidad complejo y multidimensional deciden que su problema consiste en que se les ha “asignado” el sexo equivocado? La respuesta reside tanto en la naturaleza del trastorno de personalidad mismo, como en las poderosas influencias sociales, culturales y políticas.

    Aportando líderes activistas y una causa “noble”, el movimiento LBGT ha conseguido un éxito enorme explotando las vulnerabilidades psicológicas de las personas que carecen de un sentido coherente de sí mismas. Alimentado con el éxito de la decisión del Tribunal Supremo sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, el movimiento ha adquirido un aura de imbatibilidad.

    El éxito de la cruzada por los derechos transgénero, basada como está en el engaño cultural de negar la diferencia biológica entre los sexos, podría sugerir que no hay límites para un movimiento que tiene como objetivo redefinir la cultura estadounidense y sus instituciones. Unirse a una fuerza tan poderosa puede ser una experiencia emocionante para alguien cuya identidad se define en buena medida por las personas y las causas con las que se identifica.

    El transgenerismo es una política de identidad
    El movimiento transgénero ha hecho un uso inteligente de la poderosa fuerza de la identidad política. Es evidente que la identidad personal, el sentimiento global que uno tiene de sí mismo, no consiste en el género más que en la raza, la etnia, la religión o la clase. Esas son, sin embargo, las categorías sobre las que se construye la identidad política. Para ser políticamente eficaces, las políticas de identidad tienen que aglutinar personas en grupos que borran las identidades y características personales. En las identidades políticas no hay individuos, solo masas amorfas de gente con una propiedad común y definitoria que pueda explotarse para un propósito político.

    Ese proceso explota las diferencias entre la gente (culturales, sociales, étnicas, religiosas, etc.) para fabricarse un electorado con los agraviados, los marginados y aquellos a quienes se conduce a creer que son marginados. Se les asegura que un grupo de interés compensará sus reclamaciones: normalmente, un partido político que se beneficia electoralmente de activarlos como grupo de víctimas. Por definición, los victimizados tienen que tener victimizadores, a quienes la comunidad de los agraviados denigra como opresores.

    Esta amarga fórmula de polarización sitúa a los “transgénero” como un conjunto amorfo de personas odiosamente oprimidas. No se distingue entre los grupos enormemente dispares de “disforia de género”. Como hemos descrito, abarcan desde expresiones transitorias de “incongruencia” de género que tienen lugar en el proceso de desarrollo normal, a los problemas más profundamente arraigados de identidad personal que son sintomáticos de trastornos de la personalidad.

    Irónicamente, a los individuos se les roba su identidad personal y se les convierte en miembros anónimos de la comunidad de identidad de género: los “transgénero”. En vez del asesoramiento individual y la psicoterapia personalizada que deberían recibir quienes alcanzan un determinado nivel de angustia, el remedio es “de talla única”. Una persona transgénero puede convertirse en cualquier género que desee, o no tener ningún género. Pueden denominarse a sí mismos con cualquier nombre que elijan, tomar hormonas y “reasignar” su sexo quirúrgicamente. Todo esto, con el apoyo crédulo de personas e instituciones que han sucumbido al contagio del delirio cultural.

    A los individuos se les arranca su identidad personal en la medida en que se convierten en peones de la amplia agenda LGBT. Como han conseguido ganar poder judicial y político, los objetivos LGBT no parecen contentarse con menos que con una total aceptación pública de cualquier variedad de expresión sexual que elijan, y tolerancia cero para el disidente. El transgenerismo es la vanguardia de la actual ofensiva. La amarga lucha social que ha suscitado indica lo lejos que llegará el movimiento para destruir a la oposición.

    Demonizar a la oposición
    ¿Quiénes son la oposición? Fieles a la política de identidades, la caracterizan como una multitud de intolerantes llenos de odio que niegan a los transgénero sus derechos humanos básicos. No puede haber otra explicación si alguien cree que el transgenerismo desafía tanto la razón como las leyes de la biología.

    Los demonizados, por supuesto, son quienes tienen una fe religiosa. Buena parte del mundo occidental ha sido secularizado y convertido en anti-religioso, pero todavía queda en Estados Unidos una capa fuerte de creencia religiosa. A pesar de estar fundamentados en un sistema de valores judeocristiano que tiene milenios, los partidarios de un código de moralidad sexual que difiera de la agenda LGBT de liberación sexual son vistos como el último bastión de la oposición. Consecuentemente, la expresión de creencias religiosas sinceramente creídas es atacada como incitadora al odio e intolerante. Los creyentes son objeto de burla como catetos y paletos poco sofisticados, aferrándose desesperadamente a sus armas y a su religión mientras resisten al triunfo inevitable de la modernidad racional.

    Los grandes medios de comunicación progresistas figuran a la cabeza de las instituciones que caminan de la mano con las tácticas divisorias de las políticas de identidad. Los aduladores relatos de anécdotas y los testimonios individuales de personas que se han practicado cirugía de cambio de sexo aparecen en reportajes de medios serviles que apoyan y animan la agenda transgénero. Se elogia especialmente a los famosos transgénero, y se cumple a rajatabla la norma de aplicar a cada cual el pronombre de género que prefiera.

    Cualquier oposición religiosa o moral al movimiento es caracterizada como incitadora al odio y discriminatoria. En ningún lado se refleja el testimonio de desilusión y depresión de quienes han lamentado haberse operado. Al prescindir de evidencias clínicas e investigaciones convincentes que apoyan la idea (de sentido común) de que la cirugía no es el tratamiento adecuado para un trastorno psicológico, la profesión psiquiátrica es ciertamente más culpable (aunque uno se pregunta qué fue de los reportajes responsables y de la honrosa tradición del periodismo de investigación).

    La Larga Marcha a través de las instituciones
    A la vez que los medios de comunicación, la izquierda política ha abrazado calurosamente la finalidad evidente del movimiento LGBT de rehacer el tejido social y las tradiciones culturales de la vida estadounidense y reconstruir la sociedad para satisfacer sus demandas. No parece haber límite en los esfuerzos por silenciar a los disidentes. Los creyentes religiosos están siendo demonizados, y muchos temen que incluso la libertad del púlpito resulte amenazada. No se duda en utilizar los tribunales para imponer la voluntad de una exigua minoría sobre la población general, incluso al extremo de cambiar las costumbres de toda la nación sobre el uso del cuarto de baño.

    Las objeciones de la mayoría, incluso si se basan en la privacidad o en proteger a los niños de la exposición prematura a cuestiones sexuales, son sencillamente ignoradas. Muchas de nuestras instituciones académicas de élite se emplean a fondo en alterar nuestro lenguaje elemental, promocionando el uso de los numerosos neologismos inventados para etiquetar las nuevas variedades de género.

    La decisión del gobierno federal de permitir a las personas transgénero participar abiertamente en los Ejércitos, a las mujeres servir en tareas de combate, y con el tiempo tener unos militares totalmente integrados sexualmente, ilustra hasta qué punto ha triunfado la corrección política. Que hombres y mujeres en el intenso e íntimo contacto que implica el servicio militar pueda convertirse en una fuerza de combate altamente eficaz, en un grupo formado no por hombres y mujeres sino por soldados genéricos, probaría que el género es simplemente una creación. También refutaría las leyes de la naturaleza humana. El delirio consiste precisamente en creer que el hombre y la mujer no se comportarán según su biología.

    Está por ver qué efecto tendrá en nuestra sociedad y en sus instituciones, incluyendo las militares, el delirio transgénero. Por el contrario, la influencia destructiva de las políticas de identidad es inmediata y muy personal para los transgénero. Como miembros sin rostro de un grupo de político con intereses específicos, no sólo se les está robando su distinción como individuos sino también su oportunidad de recibir un tratamiento eficaz.

    Las vicisitudes de la vida –conflictos del desarrollo, factores estresantes en el ciclo vital, trastornos de personalidad–, que en ellos se expresan en forma de insatisfacción o confusión de género, son los mismos que pueden desafiar el sentimiento de seguridad en uno mismo que pueda tener cualquiera y causarle estrés emocional. De hecho, ese estrés es lo que con mayor frecuencia hace que la gente acuda a la consulta del psiquiatra y a los psicólogos clínicos. La gente etiquetada como “transgénero” o “disforia de género” no merecen menos asesoramiento psicológico individual ni menos consejo personalizado o psicoterapia.

    Según enseña la historia, los delirios populares contagiosos que niegan el sentido común y la realidad siguen su curso hasta morir. Ese será probablemente el destino de la causa transgénero. Pero antes de que se derrumbe por su propio peso, mucha gente sufrirá un daño irreparable.

    Traducción de Carmelo López-Arias.
    Última edición por Carolus V; 21/01/2017 a las 13:54
    Pious dio el Víctor.

    Todo el mundo moderno se divide en progresistas y en conservadores. La labor de los progresistas es ir cometiendo errores. La labor de los conservadores es evitar que esos errores sean arreglados. (G.K.Cherleston)

  5. #45
    Avatar de Carolus V
    Carolus V está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    06 ago, 15
    Ubicación
    España Europea
    Mensajes
    754
    Post Thanks / Like

    Re: Ideología de género: ideología degenerada

    Un psicólogo contra la homoparentalidad: los riesgos de tener dos 'papás' o dos 'mamás'

    Un psicólogo contra la homoparentalidad: los riesgos de tener dos ‘papás’ o dos ‘mamás’

    Ha sido el único entre 19 psicólogos que se ha atrevido a hablar sobre los riesgos de la denominada homoparentalidad, en un estudio publicado en la revista trimestral Giornale italiano di psicologia. Estos son sus argumentos.



    Un psicólogo sostiene que la adaptación no es el criterio único para determinar la adecuación de la adopción por personas del mismo sexo.
    Se llama Vittorio Cigoli, esprofesor emérito de Psicología Clínica en la Universidad Católica del Sacro Cuore y autor de varias obras sobre psicología de la familia y la pareja. En una entrevista en La Nuova Bussola Quotidiana, de la que se ha hecho eco Religión en Libertad,ha puesto en evidencia la homoparentalidad.
    Por su interés reproducimos la entrevista:

    Profesor Cigoli, ¿puede explicarnos cómo se ha llegado a este bloque de opiniones a favor de la homoparentalidad y por qué es usted el único que subraya los riesgos para los hijos?

    El Giornale italiano di psicologia afronta siempre temáticas concretas y, en este caso, la dirección decidió confiar el tema de la homoparentalidad al profesor Vittorio Lingiardi, que se ocupa de este tema desde hace años, ayudado por un compañero de profesión más joven, Nicola Carone.

    Estos responsables se ponen en contacto, normalmente, con un determinado número de científicos e investigadores para que escriban una contribución, mientras otros, como es mi caso, son contactados por la dirección de la publicación, que me preguntó si estaba dispuesto a participar.

    En su artículo de conclusión del estudio, los autores han hecho el cálculo de los comentarios para decir que estos “concuerdan al considerar que el género y la orientación sexual de los padres no son, de por sí, factores de riesgo para la estabilidad y el bienestar psicológico de los hijos”.

    Todos los comentarios concordaban, menos el suyo.


    Sí, y en sus conclusiones los autores dedicaron mucho espacio para replicar mi contribución. Creo que al hacerlo han instrumentalizado la publicación con un fin ideológico. Ahora bien, yo investigo desde hace cuarenta años y creo que estoy en mi derecho de expresar mi pensamiento sobre el tema de las relaciones familiares sin que se me tache de tener prejuicios.

    Pero los autores decidieron hacer una especie de plebiscito y no creo que los otros compañeros de profesión se sientan felices de haber sido homologados de esta manera.

    Los autores, para corroborar sus tesis sobre homoparentalidad, citan distintas investigaciones, de las que usted en cambio resalta las carencias metodológicas.


    Una buena parte de estas investigaciones han sido dirigidas por personas e investigadores homosexuales, algunos famosos. La homoparentalidad se ha convertido en un zona prácticamente reservada. De hecho, casi toda la investigación está centrada en personas de raza blanca, alto nivel económico y buena inclusión social.

    Los autores usan a menudo el tema de la discriminación, del estigma, pero en realidad detrás hay lobbies importantes como el lobby LGBT y becas de investigación que se dedican a esto.

    Además de los problemas metodológicos, hay otros problemas relacionados con la investigación psicológica sobre estos temas, ¿no?


    Es verdad, el problema está en lo que podemos decir como psicólogos: es la primera vez que la investigación psicológica es llamada en causa para dirimir cuestiones que no son meramente psicológicas. Porque cuando se habla de familia y generatividad, surgen necesariamente cuestiones de carácter antropológico, ético y filosófico. Pedir a la psicología que dé respuestas definitivas es instrumentalizarla.

    Las investigaciones psicológicas que apoyan la homoparentalidad pueden decir algo sólo en el ámbito de un marco cognitivo-comportamental, en el que los aspectos considerados son la adaptación y la calidad de la relación.

    Esta calidad de la relación se valora en base a la percepción que tienen el progenitor o el niño, es decir, de ninguna manera estas investigaciones estudian la relación en vivo y no pueden responder a preguntas fundamentales como las relacionadas con la concepción, las relaciones generacionales, las organizaciones familiares, la relación entre géneros que es, desde siempre, un factor de riesgo, pero también de fundamental oportunidad.

    En resumen, son investigaciones que toman en consideración aspectos muy parciales.

    Exacto. Esta tipología de investigaciones da algunos resultados, pero tiene también sus límites y no puede ser considerada como científica en sí misma. El punto está precisamente aquí: cuando alguien levanta una duda sobre lo problemático de estas familias modernas, es inmediatamente atacado.

    En su contribución a la revista usted ha puesto en evidencia la importancia de la generatividad y de su diferencia con la educación.


    Sí, hay diferencia entre los aspectos educativos, que son especie-específicos en el sentido de que la especie humana se distingue porque es capaz de educar, y los aspectos generativos, que en cambio son una especificidad de las relaciones familiares.

    La generatividad está necesariamente vinculada a la diferencia sexual: por consiguiente, la homologación de los sexos constituye un problema. La generatividad, de hecho, nos dice muchísimo de la relación entre las generaciones y sería reducirla en extremo considerarla sólo como relación progenitor-hijo, porque el vínculo familiar incluye también los nombres, los orígenes, la relación con quien ya no está, etc. El vacío de los orígenes, la eliminación del vínculo, lo complica todo.

    Hemos llegado hasta este punto a causa, también, de la fecundación artificial, que apoya una ideología que pretende afirmar la irrelevancia de la naturaleza humana.


    Este tipo de intervenciones, como en el caso de la maternidad subrogada, no cuestan menos de 150.000/200.000 dólares. Los fertility centers, muy presentes también en Europa y no sólo en los Estados Unidos, son centros de negocios. Así, se han creado nuevas formas familiares que se basan sobre una fecundación extracorpórea dominada por la técnica.

    Se ha dado un salto que no es indoloro. Saber del esperma y de los óvulos congelados, saber que desde el punto de vista netamente biológico puedes tener decenas y decenas de hermanos (de hecho, hay sitios internet en los que las personas se buscan), el hecho de tener una-dos madres biológicas y una denominada madre social, la presencia o menos de figuras masculinas y el anonimato o menos del donante son todas preguntas que tienen que ver con las consecuencias sobre los hijos.

    Es imposible, por lo tanto, no plantearse preguntas a nivel antropológico y psíquico. Por lo tanto, no tiene nada que ver con un prejuicio o un estigma. También el tema recurrente de la donación tiene que ser reconsiderado con atención. No es lo mismo que donar sangre u órganos.

    ¿Son preguntas que la investigación dominante ya no se plantea?

    Es como si más de 50 años de estudios sobre el valor de la diferencia sexual, la generatividad, la relación padre-madre-hijo, hubieran sido literalmente silenciados, expulsados de la investigación de la homologación (ninguna diferencia). Las investigaciones sobre las familias modernas se han centrado sólo en la adaptación y son un intento sutil de anular lo familiar como dimensión crucial de lo humano.
    Para algunos compañeros investigadores ya no importan, de hecho, la estructura y la organización, sino sólo la calidad de la relación, si tienes más o menos “amor”. Ahora bien, ellos llaman “organización” sólo a la raza, al estatus socio-económico, y no tienen la idea antropológica de los vínculos. Todos estos son temas que el Centro para la Familia de la Universidad Católica afrontará en un Cuaderno que se publicará en breve, con un comentario de Eugenia Scabini y mío.

    ¿Por qué se niega de manera tan obstinada la importancia de los vínculos y de los orígenes para el bienestar de los niños?


    Fundamentalmente, la idea es ir más allá, hacer cosas que hasta hace poco tiempo eran impensables: por lo tanto, es realmente un desafío al límite, a la búsqueda de una denominada normalidad.

    Pero si se supera el límite natural, ¿se podrá encontrar la normalidad?


    Buena, ésta es precisamente la pregunta. Nosotros conocemos el tema de la hybris [concepto que se puede traducir como “desmesura”, un intento de transgresión de los límites impuestos, NdT], los griegos nos lo enseñaron. Hay riesgos. Yo creo que una buena investigación científica debe tenerlo en cuenta.

    Usted tiene más de cuarenta años de experiencia a sus espaldas y no ha permitido que condicionaran su libertad investigativa. ¿Cree que para sus compañeros de profesión más jóvenes y, en general, para las futuras generaciones, a la luz del eco que tienen los temas de la homoparentalidad será más difícil no estar condicionados?

    Desde luego. Como decía antes, es como si la psicología se hubiera alineado, renunciando prácticamente a 50 años de investigaciones psico-sociales y clínicas sobre las relaciones familiares. El mundo siempre ha sufrido presiones y ha tenido lobbies, que normalmente llevan al conformismo, que es el camino más fácil: les toca a los jóvenes tomarse su responsabilidad en el respeto de la diferencia.

    Traducción de Helena Faccia Serrano (diócesis de Alcalá de Henares).
    DOBLE AGUILA y Pious dieron el Víctor.

    Todo el mundo moderno se divide en progresistas y en conservadores. La labor de los progresistas es ir cometiendo errores. La labor de los conservadores es evitar que esos errores sean arreglados. (G.K.Cherleston)

  6. #46
    EuropeoDespierto está desconectado Miembro novel
    Fecha de ingreso
    19 nov, 16
    Mensajes
    4
    Post Thanks / Like

    Re: Ideología de género: ideología degenerada

    Lo de identidad gato me ha dejado mudo. Como así sigamos nos acusarán de gatofobia y nos meterán a juicio por "incitar al odio" contra las personas cuya identidad de género es la de un gato.

  7. #47
    Avatar de donjaime
    donjaime está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 15
    Mensajes
    502
    Post Thanks / Like

    Re: Ideología de género: ideología degenerada

    La mal llamada "teoría" (enfoque, mirada, etc.) de género es en realidad una IDEOLOGÍA. Probablemente la más radical de la historia pues de imponerse destruiría al ser humano en su núcleo más íntimo y simultáneamente acabaría con la sociedad.
    También es la más sutil porque no busca imponerse por la fuerza sino usando la propaganda para cambiar las mentes y los corazones de los hombres.

    Pero como toda ideología desparecerá sin dejar rastro, especialmente por su intrínseca falsedad aunque dejará tras sí un tendal de víctimas, personas y sociedades frustradas e infelices.

    Como cualquier ideología NO busca la verdad ni el bien sino solamente la conquista de las voluntades para usarlas en sus fines espúreos. Por eso es deliberadamente ambigua, usa el engaño como medio imprescindible para alcanzar su finalidad. La razón es obvia: quien pretende usar a los demás en su provecho no puede hacerlo ni decirlo abiertamente. El ideólogo usa el engaño como una herramienta diaria de trabajo.

    El cuerpo ideológico, por sus limitaciones intelectuales, no podría aspirar a salir fuera de pequeños círculos esotéricos sino fuera por la MANIPULACIÓN del lenguaje usada para LAVAR CEREBROS de forma similar al sectario, pero con dimensión global.

    Es una táctica aplicada en movimiento de tenaza, usando para ello los medios de propaganda:
    1º.- mass media: el principal éxito de esos medios es hacer creer que son medios de "comunicación". Un medio de comunicación es el teléfono que interconecta personas. La Radio, la Prensa, el Cine, la TV son UNIDIRECCIONALES, no permiten comunicación alguna entre seres humanos sino sólo propagación de ideas (PROPAGANDA y publicidad de bienes y servicios), lo correcto es llamarlos medios de propaganda o de masas: mass media).
    2º.- el sistema educativo formal.

    La estrategia sigue 3 etapas:
    1ª.- usar una palabra del lenguaje común pero cambiando su contenido de forma súbita.
    2ª.- bombardear la opinión pública mediante los mass media y educación formal. Usan el antiguo vocablo pero girando progresivamente hacia el nuevo significado que se le quiere dar.
    3ª.- la gente acaba aceptando el término antiguo pero con el contenido nuevo prefijado.

    Esta ideología tiene varias locuciones que usa para manipular hábilmente el lenguaje. la principal es la palabra que la denomina, el vocablo: GÉNERO.
    Además en una compleja articulación usa otros que le son convenientes para completar su argumentación ideológica. Entre ellos:
    - opción sexual.
    - igualdad sexual.
    - derechos sexuales y reproductivos.
    - salud sexual y reproductiva.
    - igualdad y desigualdad de género.
    - "empoderamiento" de la mujer.
    - patriarcado.
    - sexismo.
    - ciudadanía.
    - "derecho" al aborto.
    - embarazo no deseado.
    - "tipos" de familia.
    - "androcentrismo".
    - "matrimonio" homosexual.
    - sexualidad polimorfa.
    - "parentalidad".
    - heterosexualidad obligatoria.
    - homofobia, etc.
    Se trata de un NEOLENGUAJE de características esotéricas cuya función es confundir.

    En el lenguaje se define género masculino, femenino y neutro de las palabras, de manera arbitraria (por convenio), sin que tenga relación alguna con la sexualidad. La mesa es femenino y el vaso masculino, pero en ninguno de los dos casos hay connotación sexual alguna.
    Los ideólogos extrapolan esto a los seres humanos pretendiendo sostener que hay un sexo biológico, con el que nacemos, y por ende, resulta definitivo, pero toda persona podría CONSTRUIR LIBREMENTE su sexo psicológico o género.

    Inicialmente se usan los términos sexo y género de forma intercambiable, como sinónimos. Luego cuando la gente se acostumbró al uso de la palabra género se le añade, sutilmente, el nuevo significado de "sexo construido socialmente" y se contrapone al sexo biológico.
    Al final las personas hablan de género como una autoconstrucción libre de la propia sexualidad, aún cuando es algo imposible. Y la afirmación de que es posible lo imposible, exterioriza el "lavado de cerebro" de buena parte de la sociedad.

    Según esta ideología, la libertad para "construir" el propio género, debe interpretarse como sinónimo de una autonomía absoluta. Y en dos sentidos simultáneos:
    1º.- cada uno interpreta como se le antoja, qué es ser varón y qué ser mujer. Interpretación que el sujeto podrá variar siempre que quiera.
    2º.- cada persona puede elegir hoy y ahora, si quiere ser varón o mujer (con el contenido subjetivo que ella misma haya dado a esos términos) y cambiar de decisión cuantas veces le plazca. Y además de poder definir cada uno, sin límite alguno, el contenido de la masculinidad y feminidad, también podrá ponerlo en práctica sin límite. A esta elección absolutamente autónoma la denominan "opción sexual".

    Pero como en la "construcción" del género interviene la percepción del resto de la sociedad sobre lo que es ser varón o mujer, se genera una doble interacción. Por un lado cada uno con su concepción de género influye en la sociedad, por el otro, la sociedad influye en lo que percibe cada uno como contenido de género.
    Por eso se afirma que el género seria el "sexo construido socialmente". Un juego de palabras para nada inocente, porque primero se le ofrece a la gente la ilusión de la autonomía absoluta en materia sexual; pero, luego quienes detentan el poder real son los que eligen (a su conveniencia) el modo en que podrán ejercer la sexualidad, los carentes de poder.

    Si se analiza un poco se concluye que si el género se construyera autónomamente, no tendría sentido, es más serían ideas perniciosas las concepciones de complementariedad de los sexos, y por ende, la norma de la heterosexualidad para contraer nupcias.
    El matrimonio sería una opción más, de igual valor que la cohabitación sin compromisos, las relaciones ocasionales, la prostitución, la homosexualidad, la pederastia, el bestialismo, etc. Cada uno elegiría autonómamente lo que quiere y gusta.
    Y nadie debería impedirlo sino que el Estado debería facilitarle los medios a cada persona, para satisfacer sus instintos sexuales a su gusto, minimizando los riesgos de un embarazo no deseado, o de contraer una enfermedad de transmisión sexual.
    El único límite tolerable sería la prohibición de las relaciones sexuales no consentidas (todo adolescente estaría facultado para presta un consentimiento válido a cualquier forma de trato genital).

    Ese ejercicio sin límites y los medios se denominan: "derechos sexuales y reproductivos". Mientras que la "salud sexual y reproductiva" es el ejercicio sin límites de la sexualidad apetecida por cada quien, sin contraer ninguna enfermedad.

    "La igualdad de género" sería cuando los varones están a cargo de la vida pública, el poder político y el trabajo; y las mujeres de la privada (procreacion y educación de los hijos). La función doméstica (especialmente concebir) impide a las mujeres participar en la vida pública y, por ende, compartir el poder. Por ello la maternidad es vista como un mal intrínseco por el feminismo radical, que reivindica el derecho al aborto.

    El "empoderamiento de la mujer" superaría la desigualdad de género al hacerla partícipe del poder político, el trabajo y la vida pública.
    Si bien el rechazo de esta visión ideologizada, por tanto falsa, de las relaciones entre los sexos no debe conducir al extremo opuesto, negando que hubo y perduran discriminaciones injustas contra algunas mujeres, especialmente en culturas no cristianas.

    Por contraposición la igualdad de género, no es la igualdad de dignidad y derechos entre mujeres y varones.
    La "igualdad de género" significa que mujeres y varones seríamos iguales, pero en el sentido de idénticos, esto es, absolutamente intercambiables. Es una consecuencia del presupuesto antropológico según el cual todo ser humano podría (con autonomía absoluta) elegir su propio género, aplicable a varones y mujeres. Así la diferencia biológica sexual se percibe casi como una provocación a la confrontación, no como un llamado a la complementariedad.

    Otros vocablos ideológicos son "sexismo" y "homofobia".
    El sexismo sería cualquier límite puesto a la conducta sexual (prohibir la prostitución, la pornografía, la esterilización voluntaria, la homosexualidad, etc.) serían leyes sexistas.
    Si cada unos construye su género autónomamente, sin restricción, es tan válido ser heterosexual*, homosexual, bisexual, transexual, travestido, transgénero y todo lo que se le ocurra a las mentes más calenturientas.

    *Nota: el autor no es "hetesexual" pues en realidad los "heterosexuales" no existen. El autor es varón, a secas, sin aditamento porque cualquiera es innecesario. Todos los seres humanos con respecto a la sexualidad, pueden ser solamente varones o mujeres. No hay un tercer sexo, cierto que algunas personas tienen anomalías sexuales de muchos tipos, algunas de tipo biológico como el hermafroditismo, y otras psíquicas como la homosexualidad o lesbianismo, travestismo, etc. Ahora bien el que usa el término "heterosexual" para contraponerlo a "homosexual" implícitamente está igualando ambas categorías y opciones, así unos elegirán ser homosexuales y otros heteresuales.

    Pero la realidad es la contraria. La normalidad física y psíquica en materia sexual tiene únicamente dos versiones: varón y mujer. La "heterosexualidad" no existe. Del mismo modo que a nadie se le ocurre llamar persona "no leproso" o "no diabética" por contraposición a leproso y diabético. Por eso es tan absurdo como incorrecto hablar de "heterosexuales". Muchos se sorprenden ante estas afirmaciones pero es una señal más de como el bombardeo constante hace que se acepten como normales y usuales las cosas más inverosímiles y absurdas.
    Precisamente con vocablos como éste, nada inocentes, aunque la mayoría lo usa sin percibir conscientemente la manipulación semántica de que es objeto.

    Finalmente la "homofobia" sería considerar que las relaciones naturales entre los humanos son las heterosexuales pues esto implicaría tener fobia a la igualdad (entendida como identidad) entre los géneros ...

    Por último no debe escaparse que "el apoyo a la Agenda de Género" viene de grupos activistas, todos interrelacionados con intereses comunes, pero distinguibles:
    1º.- controladores de la población.
    2º.- libertarios sexuales.
    3º.- activistas pro homosexuales.
    4º.- partidarios del multiculturalismo y lo políticamente correcto.
    5º.- ambientalistas extremistas.
    6º.- progresistas (neo-marxistas).
    7º.- posmodernistas o deconstruccionistas.

    También está apoyada esta Agenda de Género por liberales influyentes en los gobiernos y multinacionales.

    Se dice que "a menudo me solicitan que en 30 segundos explique que ví en El Cairo y Pekín. Simplificando en la ONU habitan personas que creen que la solución para el mundo es:
    1º.- menos personas.
    2º.- más placer sexual.
    3º.- la eliminación de las diferencias entre hombres y mujeres.
    4º.- que no haya madres a tiempo completo.

    Estas mismas personas reconocen que aumentar el placer sexual conlleva aumento de bebés y madres, por tanto, exigen (para salvar el mundo, claro está):
    1º.- anticonceptivos gratis y aborto legal.
    2º.- promoción de la homosexualidad (sexo sin bebés).
    3º.- cursos de educación sexual promoviendo experiencias sexuales entre los niños, para enseñarles a obtener anticonceptivos, abortos, fomentar la homosexualidad, que hombres y mujeres son la misma "cosa", etc.
    4º.- eliminación de los derechos de los padres para que no les puedan impedir a los niños que tengan sexo, educación sexual, anticonceptivos y abortos.
    5º.- cuotas por igual para varones y mujeres.
    6º.- todas las mujeres en la fuerza laboral.
    7º.- desacreditar todas las religiones que se opongan a esta agenda.

    Esta es en síntesis la "perspectiva de género" que se está implementando en todos los programas, a todos los niveles, en todos los países y con dinero de los contribuyentes.

    La ideología de género por falsa y antinatural no convence, por lo tanto sólo puede implantarse de forma totalitaria y engañosa.
    Se trata del intento de imponer una nueva antropología que origine una nueva cosmología y que provoque un cambio total en las pautas morales de la sociedad.
    Pious dio el Víctor.

  8. #48
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,920
    Post Thanks / Like

    Re: Ideología de género: ideología degenerada

    Famoso actor transgénero muere renegando de la ideología de género



    Administrador17 noviembre, 2016





    Participó en películas como Pulp Fiction, Tres formas de amar y La novia de Chucky, convirtiéndose por su fama en un ícono del activismo LGBTTTI.


    En septiembre pasado falleció, a los 47 años de edad, el actor norteamericano Robert Arquette, quien participara en películas como Pulp Fiction, Tres formas de amar, La novia de Chucky y unas cuarenta más del cine independiente.
    Mejor conocido como Alexis Arquette desde que se sometió a una operación para el “cambio de sexo”, se convirtió en un ícono del activismo LGBTTTI; sin embargo, poco antes de morir dijo a su amigo Sham Ibrahim que la ideología de género era una m…

    “Ponerse un vestido no cambia nada biológicamente… Es físicamente imposible una reasignación de sexo. Todo lo que puedes hacer es adoptar características superficiales; pero la biología nunca cambia”, fueron algunas de sus palabras.

    En su certificado de defunción figura con el nombre de Robert, y es preciso señalar que su hermano Richmond Arquette, al anunciar su fallecimiento, hizo alusión a él considerando las complicaciones que tuvo a partir de la “resignación de sexo”. “Nuestro hermano Robert, que se convirtió en nuestro hermano Alexis, que se convirtió en nuestra hermana Alexis, que se convirtió en nuestro hermano Alexis”, fueron las palabras de Richmod, en virtud de que desde 20013 –según consta en The Hollywood Reporter–, Alexis comenzó a presentarse nuevamente como hombre, luego de algunas complicaciones en su estado de salud.

    A raíz de la muerte de Alexis Arquet, Walt Heyer –un conocido transgénero que, arrepentido de haberse practicado dicha cirugía, pudo revertirla–, escribió en The Public Discourse acerca de “Dave”, quien acudió a él en busca de ayuda; se trataba de un hombre que había escuchado insistentemente que sus sentimientos transgénero eran inmutables, pues estaban asentados profundamente en su cerebro y nunca cambiarían, de modo que tomó la decisión de someterse a una cirugía.

    “El problema es que ya no tengo esos sentimientos –dijo “Dave” a Heyer, a unos años de la operación–; empecé a visitar a un psicólogo para que me ayudara a superar algunos traumas infantiles; la depresión y la ansiedad comenzaron a disminuir, como también mis sentimientos transgénero”.

    Son cosas que “tenemos que entender” –señala Heyer–, aunque moleste a los ideólogos de género. “El sexo es natural, nacemos y morimos con él. Los sentimientos transgénero pueden cambiar y las vueltas atrás suceden; el género de la persona puede cambiar, pero su sexo biológico permanece”.


    Fuente: Siame.




    _______________________________

    Fuente:

    Famoso actor transgénero muere renegando de la ideología de género | Parejas Reales
    Última edición por Mexispano; 11/02/2017 a las 23:07

  9. #49
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,920
    Post Thanks / Like

    Re: Ideología de género: ideología degenerada

    ¿Cómo que la ideología de género “no existe”? He aquí sus cinco mandamientos más evidentes



    Administrador — 5 febrero, 2017




    "Conchita Wurst", nombre "artístico" de Thomas Neuwirth.


    Podríamos prolongarnos mucho sobre estos estudios académicos puramente ideológicos y absolutamente a-científicos; bastaría volver a proponer el documental La paradoja noruega para explicar hasta qué punto esta ideología está fundada sobre bases médicas y científicas nulas, pero esto nos desviaría de la cuestión principal. Hoy, aquí, queremos responder a una simple pregunta: ¿qué es lo que afirma la ideología de género? Los “mandamientos” de esta ideología son cinco y vinculados entre ellos.


    1. Hombre y mujer son iguales

    El objetivo originario de los “estudios de género” de los años sesenta era afirmar la absoluta igualdad entre el hombre y la mujer con el fin de que la mujer se liberara y emancipara de la “discriminación”. Negar la distinción masculino-femenino, considerar “un estereotipo” el que existan, por ejemplo, trabajos típicamente masculinos y otros típicamente femeninos, negar la especificidad del papel materno respecto al paterno, son los elementos fundamentales de la ideología que afirma que el hombre y la mujer son intercambiables en cada función, que han sido sólo un convencionalismo social y una opresión de tipo histórico-cultural los que han encerrado a la mujer en algunos papeles concretos, en especial en el ámbito familiar, por lo que es necesario liberarla.


    2. El sexo biológico se puede modificar

    La ideología de género ve el sexo biológico como un dato originario que se puede modificar, como algo transitorio y “líquido” que se puede doblegar según la elección del “género” al que se quiere pertenecer y que puede realizarse a cualquier edad partiendo de los datos de comportamiento. Los ideólogos del género impulsan, por consiguiente, el transexualismo como prueba de libertad y emancipación del individuo y sostienen que la definición del ser humano también a nivel burocrático no debe limitarse a las dos sexualidades biológicas universalmente reconocidas (masculino y femenino), sino que debe adecuarse a infinitos y fantasiosos matices de género, llegando a contar hasta 56. Las redes sociales como Facebook se han sometido a este diktat ideológico, mientras que algunas legislaciones nacionales han reconocido, además del género masculino y femenino, también un irreal género “neutro”.


    3. ¿La familia natural? Un estereotipo

    Según la ideología de género, la familia natural formada por padre, madre e hijos es sólo un estereotipo cultural basado en la opresiva acción del varón sobre la mujer, roto ya por la liberación sexual de la mujer, a su vez acompañada por el fin de la “dictadura del varón”, también él liberado en una sexualidad líquida que genera 56 géneros distintos. Por consiguiente, roto el esquema masculino-femenino, rota está también la idea estereotipada de la familia. Por consiguiente, los ideólogos del género obligan a utilizar el plural: ya no existe la familia, sino “las familias”; con ello se refieren a cualquier agregación social fundada sobre un “amor” genérico que incluye, obviamente, también las relaciones con más parejas como los “poliamores”. Esto hace que emerjan una serie de reivindicaciones políticas y sociales que van desde el denominado “matrimonio igualitario”, más conocido como matrimonio gay, hasta el reconocimiento, como hemos dicho, de las relaciones con más parejas llamadas “poliamores”, vistas por algunos intelectuales como Jacques Attali como el inevitable desembarco de la sociedad de la desintermediación.


    4. “Desexualizar” la “progenitorialidad”

    Si la familia natural es un estereotipo, el culmen de la ideología de genero es inevitablemente la “desexualización” de la “progenitorialidad”. Por consiguiente, los hijos ya no nacen de la relación sexual entre un hombre y una mujer, sino que pueden ser generados artificialmente por cualquiera agregación social, lo que lleva a impulsar la fecundación asistida homóloga y sobre todo heteróloga: de hecho, la ley que la regula, a medida que se la va privando de vínculos, es cada vez más el emblema de la liberación. Se apoyan prácticas objetivamente violentas y brutales, como el vientre de alquiler, utilizando sin embargo fórmulas lingüísticas edulcoradas y si es posible con forma de incomprensibles acrónimos como GPA (gestation pour autrui, gestación por otro) o GDS (gestazione di sostegno, gestación de apoyo), necesarias sobre todo para los homosexuales, notoriamente desprovistos de útero. La finalidad de la “desexualización” de la “progenitorialidad”, culmen de la ideología de género, tiene como consecuencia la idealización de la homosexualidad, propuesta como modelo de liberación de condiciones sociales opresivas y, en el pasado, claramente vejatorias.


    5. Conquista de la escuela y de los medios de comunicación social

    El instrumento con el que se quiere realizar la “colonización ideológica” denunciada por el Papa Francisco es la conquista de los lugares de educación y comunicación, es decir, la escuela y los medios de comunicación social. Es decisivo para los ideólogos de género conseguir dinero público para entrar en los centros escolares y formar las mentes de los niños y de las jóvenes generaciones a la idea de que la familia natural es un estereotipo. El resultado: falsos cursos contra la “discriminación de género” o el “acoso homófobo” son los caballos de Troya con los que penetran fácilmente en las escuelas de todo tipo, produciendo textos dirigidos sobre todo a los niños y capaces de atacar la mente más frágil y “de-formarla”.

    Al mismo tiempo ocupan puestos clave en los medios de comunicación; con ello, la ideología de género apunta a formar la opinión pública en conjunto sobre la identificación de los principios que enuncian una idea avanzada de libertad, describiendo a los opositores como retrógrados peligrosos que limitan la libertad del resto por pura maldad. Las descripciones maniqueas de las dinámicas en marcha en este terreno en todas las sociedades occidentales son una característica de los ideólogos de género, cuyo fin es crear iconos que sean fácilmente reconocibles e identificables con el mundo homosexual y transgénero y que ellos contraponen a la opinión pública que aún se resiste contra estas formas de fascinación, intimidándola y atacando con fuerza incluso la libertad de expresión sobre estos temas. De aquí surgen legislaciones punitivas, arrestos de opositores y objetores de conciencia, linchamiento mediático de quienes no se someten al nuevo diktat ideológico.


    * * *


    Resistir significa conocer las directrices de esta “colonización ideológica” en marcha, de estos cinco mandamientos basados sobre la falsedad. Si esta es una ideología que “no existe”, es algo que ahora podrán juzgar ustedes con toda claridad. La realidad se puede observar o se puede negar. La realidad ante nuestros ojos, evidente para quien quiera verla, es que esta ideología marcha con prepotencia hacia la realización de sus objetivos. Nosotros podemos ponernos de pie y mantenernos derechos y silenciosos ante esta columna de tanques. O podemos dejarlos pasar, timoratos y cómplices. Elijan ustedes. En mi caso, he elegido. Tengo dos hijas y quiero que el mundo que construyamos para ellas esté fundado sobre la verdad, no sobre la ideología.


    Fuente: Religión en Libertad.



    _______________________________

    Fuente:
    ¿Cómo que la ideología de género “no existe”? He aquí sus cinco mandamientos más evidentes | Parejas Reales

  10. #50
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: Ideología de género: ideología degenerada

    Fuente: ABC, 13 Enero 2017


    ACTITUDES CORRECTAS

    Por Juan Manuel de Prada



    Para enterarse de lo que está pasando, hay que seguir la actividad de los archipámpanos del mundialismo. Un tal Vitit Muntarbhorn, relator elegido por el Consejo de Derechos de Naciones Unidas, acaba de explicar cuál debe ser la estrategia para evitar «la discriminación basada en la orientación sexual e identidad de género». Muntarbhorn considera prioritario «formar a los niños en actitudes correctas desde una edad temprana»; y afirma sin ambages que «la libertad de expresión y la libertad religiosa no son derechos absolutos y podrán ser limitados». Es un soniquete que llevamos escuchando bastante tiempo, a veces expresado más brutalmente, como hizo Hillary Clinton: «Las creencias religiosas han de modificarse. Los gobiernos deben emplear sus recursos coercitivos para redefinir los dogmas religiosos tradicionales».

    ¡Pero esto es un atropello!, exclaman los católicos cándidos, que todavía piensan ilusamente que las declaraciones de derechos humanos amparan sus creencias. Pero lo que la «libertad religiosa» hace, lo mismo que la «libertad de expresión», es más bien otorgar el mismo rango a todas las religiones y expresiones, que a partir de ese momento pasan a tener todas el mismo valor (o sea, ninguno) y se anulan entre sí. Lo que la «libertad religiosa» pretende es que la religión fundadora de nuestra civilización valga lo mismo que cualquier superstición sectaria y pachanguera. Lo que la «libertad de expresión» pretende es que la verdad quede oscurecida por un enjambre de mentiras, de modo que verdad y mentira queden igualadas en una papilla indiscernible. Y allí donde todas las creencias religiosas valen un ardite, es inevitable que el orden temporal usurpe los atributos divinos y exija adoración; allí donde la palabra del sabio y la palabra del necio son opiniones igualmente valiosas, es inevitable que acabe imponiéndose una verdad oficial que se alce sobre el guirigay reinante.

    El hombre es un ser de dependencias: allá donde no tiene un Dios al que adorar, termina adorando ídolos; allá donde no puede abrazarse a la verdad, termina abrazándose a las paparruchas más dementes. Esto lo sabían bien los promotores de los «derechos humanos», que emboscaron detrás de una vaga ética cristiana una religión antropoteísta que disfrazaba de «dignidad» humana lo que no era sino exaltación de los apetitos. Esta es la razón por la que los «derechos humanos» no han dejado nunca de redefinirse y ampliarse, quitándose al fin la careta de la inspiración cristiana con la que en su día engolosinaron a los católicos cándidos; pues, a medida que los apetitos humanos hallaban satisfacción, despertaban otros apetitos, cada vez más caprichosos y excéntricos, cada vez más voraces en su afán de imposición.

    Llegados a este punto, la argumentación del relator Muntarbhorn que citábamos al principio es irreprochablemente lógica. Del mismo modo que la religión antropoteísta no puede admitir que unos testigos de Jehová impidan que sus hijos reciban una transfusión de sangre, tampoco puede admitir que unos católicos impidan que sus hijos reciban en la escuela «orientación sobre su identidad de género». Pues, para la religión antropoteísta, los testigos de Jehová y los católicos son igualmente grupúsculos de friquis que enarbolan creencias religiosas obsoletas. Y tales creencias sólo se toleran mientras no osen infringir la verdad oficial establecida por un poder temporal que, entretanto, ha usurpado los atributos divinos. Pero, si osan infringirla, tendrán que ser limitadas, para que los niños sean formados en actitudes correctas, para que puedan recibir transfusiones de sangre y orientación sobre su identidad de género.
    Pious dio el Víctor.

  11. #51
    pozinho está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    26 oct, 12
    Mensajes
    76
    Post Thanks / Like

    Re: Ideología de género: ideología degenerada

    En el nuevo programa de historia de Pío Moa ('Una hora con la historia', que más o menos reemplaza a 'Cita con la Historia', aunque éste continúa con Pedro Fernández Barbadillo en Radio Ya) han dedicado un repaso interesante sobre la vida y obra de los personajes que cimentaron la ideología de género, con Fernando Paz de invitado:

    He intentado insertar el video; como soy un negado, os dejo el enlace directamente en el momento en que empieza la sección.
    https://youtu.be/Ar1x4EUezgw?t=12m59s

    Lo más interesante una frase que pronuncian que lo resume todo: "La gente piensa "esto son ieas de locos. En efecto, es que estaban todos locos."
    Pious dio el Víctor.

  12. #52
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,920
    Post Thanks / Like

    Re: Ideología de género: ideología degenerada

    Así se caen por pedazos las mentiras de la ideología de género

    #IdeologíaDeGéneroNOVA "Ideología de género en el Perú #ConMisHijosNoTeMetas Con Mis Hijos No Te Metas PERÚ OFICIAL" "Ideología de Género No Va"





    https://www.youtube.com/watch?v=lU7HuW8kUpY

  13. #53
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,920
    Post Thanks / Like

    Re: Ideología de género: ideología degenerada

    ¿Qué es la ideología de género? El intento por hacer partícipes a todos, mediante intervención estatal, de las fantasías ajenas.

    He aquí otro nuevo caso: en Australia un hombre profesional en levantamiento de peso, ahora se siente mujer y el Estado lo habilita para competir con mujeres.

    ¿El fin del cuento? El hombre gana la competencia a las mujeres.




    Un hombre transgénero, campeona de levantamiento de peso de Australia

    Hubbard, de 39 años, participó en el campeonato internacional de Australia como miembro de Nueva Zelanda y se alzó hasta el primer cajón del podio, una gesta que las asociaciones LGTB no han parado de aplaudir.

    Pablo González de Castejón -

    23/03/2017





    La atleta transgénero Laurel Hubbard levantado peso / Twitter


    El deporte femenino se enfrenta a un escenario inimaginable hace apenas unos años y que está levantando ampollas entre muchas deportistas al sentirse en desventaja, y es que ahora aquellos hombres que se sienten mujeres pueden competir en la sección femenina en una supuesta igualdad de condiciones.

    El último caso ha sido el de
    Laurel Hubbard, un hombre que durante años ha participado en diversos campeonatos de levantamiento de peso masculinos pero que ahora, tras decir que se siente una mujer, se ha proclamado campeona de Australia de esta modalidad.


    El oro de Hubbard ha sido aplaudido por asociaciones LGTB del país y algunas de sus compañeras, pero no todas las participantes lo vieron con tan buenos ojos


    Hubbard, de 39 años, participó en el campeonato internacional de Australia como miembro de Nueva Zelanda y se alzó hasta el primer cajón del podio. Una gesta que las asociaciones LGTB del país y algunas de sus compañeras aplaudieron, pero otras de las participantes no lo vieron con tan buenos ojos.

    La atleta transgénero llegó a levantar en las dos categorías en las que participó hasta 19 kilos más que la segunda en liza, una diferencia que no gustó mucho a la medallas de bronce, según declaró a stuff.co.

    “Ella es quien es. Esa es la manera en que la política… y los neozelandeses lo han decidido. No puedo decir mucho más. Es vista como una mujer y así funciona”.

    Más critica se mostró la dos veces campeona olímpica Deborah Acaso, que dijo que si ella estuviese compitiendo
    en esa categoría no se sentiría “en igualdad de condiciones”.

    Pero desde la dirección de la organización apoyan a la atleta: “Es tan genuina, ama a todos sus compañeros de equipo y ellos la apoyan”.


    No es la primera polémica

    Aunque poco frecuentes, este tipo de casos se van dando en deportes en los que el físico es bastante importante. Hace unas semanas,
    Mack Beggs, una chica que dice ser chico y lleva dos años hormonándose, ganó una competición de lucha femenina en Texas y levantó una polémica parecida.

    El reglamento en este caso la obliga a competir en la categoría femenina, pero al tomar hormonas su fuerza se ha multiplicado, por lo que otras competidoras se quejaron de “este dopaje” legal.


    El COI ya se posicionó hace unos meses al aceptar que los atletas trasngénero puedan tomar parte en las competiciones olímpicas que quieran



    La solución para este tipo de casos no es fácil, hay voces que sugieren crear una nueva categoría, pero la mayoría se opone porque eso sería discriminar.
    El Comité Olímpico Internacional ya se posicionó hace unos meses al aceptar que los atletas trasngénero puedan tomar parte en las competiciones olímpicas que deseen sin necesidad de cirugía.

    Eso sí, en los casos en los que sean hombres transgénero que vayan a competir en categoría femenina, sus
    niveles de testosterona deberán estar por debajo de ciertos niveles al menos durante un año antes de la competición. Para las mujeres transgénero que compitan en categorías masculinas no hay ningún problema.





    _______________________________

    Fuente:


    Un hombre transgénero, campeona de levantamiento de peso de Australia

  14. #54
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,920
    Post Thanks / Like

    Re: Ideología de género: ideología degenerada

    Interesante video sobre la "mujer" Bruce Jenner, no disponible en YouTube:


    Doy gracias a Víctor Bu por subtitular el video, es GRACIOSO cómo reacciona BRUCE JENNER.


    https://www.facebook.com/Me-lo-contó...25344/?fref=ts

  15. #55
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,920
    Post Thanks / Like

    Re: Ideología de género: ideología degenerada

    DECLIVE DE LA CIVILIZACIÓN

    “El Libro Negro de la Nueva Izquierda” y una reveladora entrevista

    Jueves 20 de abril de 2017

    ¿Qué pensarían nuestros lectores de un programa periodístico audiovisual que acoge a dos conceptuados intelectuales para entrevistarlos sobre su último éxito editorial, pero de repente uno de los anfitriones pierde los papeles y se lanza a provocar a sus invitados con ultrajes personales sobre su aspecto físico e incluso sexual, en lenguaje bajo, convirtiendo así el programa en un degradante espectáculo de callejón?








    Inaugurado un nuevo estilo de periodismo, el periodismo de agresión.


    Fue lo que hizo el 19 de abril la ofuscada conductora Patricia del Río con los escritores argentinos Nicolás Márquez y Agustín Laje, autores del best-seller El Libro Negro de la Nueva Izquierda. Ideología de género o subversión cultural. Armó un show de provocación, ante la mirada atónita de sus colegas Aldo Mariátegui y Fernando Carvallo, quienes visiblemente no podían creer lo que presenciaban, y se apresuraron a poner fin a la entrevista como pudieron.

    El video rápidamente se reprodujo y generó un abrumador rechazo del público hacia esa conductora, a cuya falta de idoneidad y peculiar odio anti-católico ya tuvimos ocasión de referirnos [1], y que parece haber inaugurado un nuevo estilo de periodismo, el periodismo de agresión.

    Por la noche, en un auditorio de la UNI colmado —y ante un público joven, mucho más benévolo que la inefable entrevistadora—, los escritores argentinos agradecieron en tono jocoso a su “amiga Patricia del Río”, por la inesperada publicidad gratuita que les brindó.


    * * *


    ¿Qué fue lo que motivó esa insólita exhibición de agresividad de la periodista? Los jóvenes escritores estaban comenzando a explicar el tema de su libro, la historia de la ideología de género, hija del marxismo y del feminismo radical de los años 60. Nada justificaba que a esa exposición de naturaleza puramente intelectual e histórica, ella respondiese con agravios hacia los expositores, y se retirase airada.





    Patricia del Río, en la desafortunada entrevista, reveló ser una acabada muestra del declive de la vida civilizada.


    Es una conducta repudiable, pero explicable. Hoy, la izquierda mundial ya reconoce que ha perdido la batalla ideológica (por ejemplo el Partido Socialista francés, que llegó a ser la mayor fuerza política de su país, ahora afirma que debe “reinventarse” para no morir). Y solo le resta avanzar subrepticiamente —como lo intentó hacer el Ministerio de Educación peruano con la ideología de género en los currículos escolares— o bien por golpes de mano estilo Nicolás Maduro, siempre de incierto resultado.

    El libro de Márquez y Laje pone al descubierto todos los errores intelectuales de los cuales se nutre la ideología de género, con datos que obviamente Patricia del Río no sabría ni podría desmentir. Entonces ella optó por trastornar la entrevista “pateando el tablero”.


    * * *


    Hasta ahí todo se entiende. Pero hay un aspecto en este insólito episodio que no todos tienen claro, y que interesa sobre todo resaltar.

    La cortesía es un elemento fundamental de la vida civilizada. Ella floreció en la civilización cristiana como una síntesis de la virtud cardinal de la justicia —que manda dar a cada uno lo que le corresponde— y de la virtud teologal de la caridad, que propone dar más al que más lo necesita.

    Es justamente el buen trato marcado por la cortesía lo que hace la vida en sociedad amena y agradable, y llevó a exclamar a Talleyrand: “Quien no conoció el Ancien Régime (período anterior a la Revolución Francesa) no sabe lo que es la dulzura de vida”.

    La más elemental cortesía impone que quien recibe a una persona en su casa o lugar de trabajo, se esmere en hacerlo sentirse cómodo, y que incluso si deben tratar un asunto en que las opiniones divergen, haya siempre un fondo de comprensión y cordialidad hacia el visitante, que debe sentirse respetado y dignificado.

    Todas estas normas fueron quebrantadas por Patricia del Río, de una manera que no vacilamos en calificar de brutal, con sus visitantes argentinos. ¿Por qué?

    Refiriéndose a la revolución cultural sucesora del comunismo, y de la cual la ideología de género es hoy la punta de lanza, el Dr. Plinio Correa de Oliveira explicaba que dicha revolución puede definirse como una estrategia de embrutecimiento programado, generador de un éxodo cultural, una migración hacia fuera de la vida civilizada, una “tribalización” del mundo.

    Ese proceso ya está en pleno curso, y cualquiera puede notarlo en detalles tanto grandes como pequeños, desde las “barras bravas” al aumento de la violencia doméstica, del bullying escolar a la simplificación de las fórmulas de trato, de la decadencia de la conversación a la creciente falta de pudor en la indumentaria, etc.

    Patricia del Río reveló ser, quiéralo o no, una acabada muestra, con tintes psicopáticos [2], de ese declive de la vida civilizada.





    Tapa del best-seller "El Libro Negro de la Nueva Izquierda, Ideología de Género o Subversión Cultural".





    [1] Ver: Crecimiento de activismo pro vida alarma a anticatólicos, Crecimiento de activismo pro vida alarma a anticatólicos - Tradición y Acción por un Perú Mayor

    [2] Utilizamos aquí el término psicopatía en la segunda acepción que le da la Real Academia Española: Anomalía psíquica por obra de la cual, a pesar de la integridad de las funciones perceptivas y mentales, se halla patológicamente alterada la conducta social del individuo que la padece.





    _______________________________

    Fuente:


    “El Libro Negro de la Nueva Izquierda” y una reveladora entrevista - Tradición y Acción por un Perú Mayor

  16. #56
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,920
    Post Thanks / Like

    Re: Ideología de género: ideología degenerada

    Respuesta a Patricia del Río, por A. Laje y N. Márquez

    Sobre el incidente protagonizado por Patricia del Río y los escritores argentinos en un programa radial.



    "Lo curioso del caso vivido es que tras el incidente que ella protagonizó, fue la propia ofensora quien se nos acercó a pedir disculpas, y en señal de concordia acabamos tomándonos una foto todos juntos para dar por finalizado el mal rato".



    Agustín Laje
    Ensayista argentino



    Nicolás Márquez
    Ensayista argentino


    Tras el episodio acontecido en la mañana del miércoles en RPP (19 de abril del corriente) en la cual la comunicadora Patricia del Río nos increpó (intento frustrado de ‘strip-tease’ mediante) sin permitirnos brindar argumento alguno para responderle, ayer nos encontramos que no contenta con la violencia explicitada por radio y televisión, escribió en el diario El Comercio una nota referida a nosotros, en la que además llama a practicar la censura sistemática contra todo aquel que no piense como ella.

    Claro que todo esto pretende ser justificado en virtud de un cúmulo de imputaciones tan infundadas como previsibles que nos dedica, tales como “homofobia” y “misoginia”, mezcladas con una curiosa interpretación xenofóbica sobre la nacionalidad argentina según la cual, nosotros como argentinos, nada tendríamos que hacer en el Perú hablando sobre ideología de género, a pesar de haber escrito un ‘best seller’ internacional (que la agresora no leyó) sobre la materia.

    Vale decir, la sedicente “comunicadora de la diversidad” es quien se arroga el monopolio y la potestad de decidir qué opinión debe permitirse y cuál debe prohibirse, a pesar de que en su mencionado escrito afirme que “el tema merece un debate amplio e informado”.

    En la década del 60, uno de los más importantes teóricos de la marxista Escuela de Frankfurt y padre de la revolución cultural que hoy impulsa la ideología de género, Herbert Marcuse, escribía en “La tolerancia represiva” que la libertad de expresión solo debía valer para la izquierda, al tiempo que debía ser completamente vedada para cualquiera que tuviera posiciones distintas.

    Es inevitable no recordar este intolerante ensayo del citado autor alemán cuando reparamos en el penoso papel protagonizado por Del Río, quien no ahorró siquiera el contacto físico para denigrar a sus invitados sobándoles el hombro. Y si bien es muy probable que la censuradora no conozca ni de a oídas a Marcuse, indirectamente cumplimenta a pie juntillas sus deseos que hoy, por desgracia, son moneda corriente en una sociedad que, al tiempo que se llena la boca vociferando “tolerancia” y “diversidad”, silencia y reprime toda voz que cuestione o disienta con la ideología de género.

    Lo curioso del caso vivido es que tras el incidente que ella protagonizó en su programa a expensas nuestra, al terminar el bloque en el que nos tocó atestiguar su histriónico desempeño, fue la propia ofensora quien se nos acercó a pedir disculpas, y en señal de concordia acabamos tomándonos una foto todos juntos para dar por finalizado el mal rato que ella generó.

    Si bien no fue la voluntad de ella darle popularidad a la obra que venimos a presentar al Perú (“El libro negro de la nueva izquierda. Ideología de género o subversión cultural”), mucho le agradecemos su bulliciosa intervención, puesto que la misma masificó el interés del lector peruano en la obra que ella paradojalmente pretendió acallar.


    _______________________________

    Fuente:


    Respuesta a Patricia del Río, por A. Laje y N. Márquez | Colaboradores | Opinión | El Comercio Peru

  17. #57
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,920
    Post Thanks / Like

    Re: Ideología de género: ideología degenerada

    Género:¿Enfoque o Ideología? Agustín Laje & Nicolás Márquez
    Debate Completo en la PUCP en Perú-Lima



    Debate Realizado en la PUCP el 17/04/2017

    Fuente: Estracto de la Video Conferencia Publicada por la PUCP

    Expositores:-Agustín Laje-Ariana Lira-Nicolás Márquez-Pablo Sánchez




    https://www.youtube.com/watch?v=GPct7AQgIys

  18. #58
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,920
    Post Thanks / Like

    Re: Ideología de género: ideología degenerada



    Ideología de género Opinión y Actualidad


    El llanto progresista. Por Agustín Laje


    24 Abril, 2017 Agustín Laje Arrigoni



    censura, Debate, ideología de género, Perú, progresismo


    La negación del progresismo a debatir sólo puede explicarse por el daño que está sufriendo su insufrible hegemonía: intercambiar ideas, en este marco, se vuelve para él un asunto peligroso del cual hay más para perder que para ganar.En la intensiva semana de gira por el Perú que tuvimos con Nicolás Márquez, esta realidad quedó expuesta en toda su dimensión. Quisiera listar sólo algunos hechos que me resultaron significativos al respecto, y reparar al final de este breve artículo el sentido de esta negativa.

    Un mes antes de viajar al Perú, la agrupación “Familia UNInclusiva”, junto a estudiantes y egresados de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), comunicaron públicamente que se ampararían en el Decreto Ley Nº 1322, Art. 46, mejor conocido como “decreto mordaza”, para solicitar al Estado que censure nuestras conferencias programadas. La suerte, no obstante, se puso de nuestro lado: pocos días antes de viajar, el Congreso peruano derogó esta normativa inquisitorial.

    Una semana antes de viajar, empero, otro grupo salió a la palestra: la Federación Estudiantil de la Pontificia Universidad Católica de Perú (PUCP), donde teníamos programado un debate, lanzó una junta de firmas exigiendo al decano de la Facultad de Letras que cancelara dicho evento. ¿Las razones? Cito el comunicado en cuestión: “Como estudiantes que defendemos el respeto, la libertad de expresión y la pluralidad de voces en la PUCP, nos preocupa que se esté avalando la presencia en la universidad de ponentes reconocidos por sus discursos discriminatorios”, y dicha preocupación se convierte, finalmente, en una exigencia de censura. Tan evidente fue el contrasentido, que este grupo estudiantil devino rápidamente en un inevitable objeto de burla en las redes sociales.

    En paralelo, las amenazas personales se incrementaban. Una vez en Lima, esas amenazas que al inicio eran más o menos embozadas, se convirtieron en claras amenazas de muerte, situación que llevó a la Fundación anfitriona (Fundación para la Familia) a contratar guardaespaldas para que protegieran a Nicolás Márquez y a quien suscribe.


    LEÉ TAMBIÉN: Papa o Popper - Por Horacio Giusto Vaudagna


    La negativa al diálogo llegó a su momento de clímax en el episodio protagonizado por la comunicadora Patricia del Río en RPP, cuando ésta, no contenta con no dejarnos hablar en su propio programa, decidió retirarse porque le resultaba insoportable la sola presencia de dos escritores que disintieran con ella. Luego se su papelón televisivo, hizo acaso un papelón peor en el diario El Comercio, donde escribió: “creo que el tema merece un debate amplio e informado sobre cada aspecto que les preocupa. Sin embargo, una cosa es acompañar a un padre o maestro con sus dudas y otra muy distinta aceptar discursos que fomentan la discriminación”. Otra vez esa palabrita: “discriminación”, artilugio lingüístico que hoy funciona para silenciar desde el vamos posiciones con las que no acordamos, ¡incluso antes de escucharlas!

    Si a patetismo periodístico refiere, la periodista Alejandra Costa (Jefa de Economía en RPP Noticias) no se quedó atrás. Al parecer, Alejandra nos encontró en un restaurante limeño comiendo junto a nuestras cinco anfitrionas, pero como no se animó a acercarse a dialogar y, en todo caso, plantear educadamente sus disidencias, nos sacó una foto a escondidas y lanzó su bilis desde Facebook. Algunos fragmentos de su publicación son sencillamente de antología: “hoy me encontré con ese par de misóginos y homófobos en un restaurante (…) Toda la semana había fantaseado en qué les diría si tuviera la oportunidad. (…) Solo pude huir conteniendo mi miedo y mi rabia, con un dolor de estómago que no me pasa, con unas lágrimas que no puedo soltar, pero tampoco contener. Lágrimas de impotencia, de vergüenza, de indignación”.

    El progresismo no quiere debatir. Y está tan aterrado de hacerlo, que no repara en admitirlo públicamente. Nosotros, en cambio, con respeto y altura, siempre hemos estado abiertos al debate educado. Lamentablemente es difícil encontrar del otro lado la misma actitud: ¿por qué razón?


    LEÉ TAMBIÉN: A los hombres también nos están matando. Por Agustín Laje


    Retomo algo que escribimos en El Comercio como parte de nuestra respuesta a Patricia del Río: lo que el propio Herbert Marcuse, padre de la Nueva Izquierda que nosotros criticamos, escribió respecto de la necesaria intolerancia a posiciones de derecha. Y lo hago porque han salido algunos ignorantes de redes sociales a argumentar que la referencia era errada, confundiendo incluso fechas de publicaciones.

    “La tolerancia represiva” es un ensayo que Marcuse publica en 1965 (no 1968 como cierto ignorante virtual por ahí publicó). En éste, el destacado miembro de la Escuela de Frankfurt dice, en clave dialéctica, que la libertad de expresión exige “nuevas y rigurosas limitaciones de las doctrinas y prácticas de las instituciones pedagógicas”, impulsando “la supresión de la tolerancia frente a los movimientos regresivos y una tolerancia diferenciada en favor de las tendencias progresistas”. En efecto, “una política de distinto tratamiento protegería al radicalismo de la izquierda contra el de la derecha” y, finalmente, “la tolerancia liberadora significaría, pues, intolerancia frente a los movimientos de derechas (…) la liberación de los condenados de este mundo exige la opresión, exige que la tolerancia sea retirada a los movimientos retrógrados, intolerancia sobre todo frente a los conservadores y a la derecha política; tales ideas antidemocráticas corresponden al desarrollo efectivo de la sociedad democrática”.

    Cuando la tolerancia requiere intolerancia; cuando la libertad de expresión exige censura; cuando el pensamiento sólo puede ser uno; cuando el debate se vuelve monólogo y el mero intercambio de ideas deviene en temeraria praxis, algo en la democracia no está funcionando nada bien.




    _______________________________

    Fuente:


    https://prensarepublicana.com/llanto...-agustin-laje/

  19. #59
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,920
    Post Thanks / Like

    Re: Ideología de género: ideología degenerada

    Violencia de género

    Tesela nº 56 (Oviedo, 28 de octubre de 2010). Gustavo Bueno trata sobre la llamada Violencia de género.

    Gustavo Bueno, Violencia de género





    https://www.youtube.com/watch?v=F0fDbaMbZaw

  20. #60
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,920
    Post Thanks / Like

    Re: Ideología de género: ideología degenerada

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    El nuevo aspecto de la mujer transgénero que se inyectó cemento

    Durante sus operaciones transgénero, quiso cambiar un poco su rostro por uno más femenino, sin embargo, las operaciones la dejaron casi grave. Hoy se recupera y luce una mejorada imagen. 12 Mayo 2016 | 14:20 h



    Médicos se arriesgaron a solucionar el problema de la mujer. Medios Internacionales . .


    Redacción:
    Redacción LR


    Rajee Narinesingh de Hollywood, Florida, una mujer transgénero, se sometió en el 2005 a una operación para que luciera más femenina, sin embargo, el falso cirujano Oneal Ron Morris, la estafó y le inyectó cemento y sellador de neumáticos. Le desfiguró completamente el rostro.

    Su mentón, mejillas y barbilla se hincharon, quedando con una apariencia bastante lejana de la que deseaba tener. Pese que al inicio no pensó denunciar por la verguenza, finalmente lo hizo. De esta manera, los médicos aceptaron operarla para quitar las sustancias tóxicas de su cuerpo.

    Los doctores Terry Dubrow y Paul Nassif, anfitriones del programa “Botched” del canal E!, fueron los encargados de realizar el procedimiento. Al inicio los especialistas tenían miedo de los efectos sobre su piel, pues había el riesgo que se desembocara daños en los nervios

    La operación definitiva se dividió en dos partes. En la primera, los doctores removieron una pequeña parte del cemento para ver como reaccionaba el organismo. Y después de una semana de reposo, comprobaron que su piel había evolucionado favorablemente, por lo que consideraron este primer paso como un 'éxito'.

    Posteriormente realizaron una nueva cirugía, en la que llegaron a extraer de su mejilla una bola de cemento del tamaño de una pelota de golf. En este procedimiento si se presentaron algunos problemas, ya que Rajee comenzó a despertar de la anestesia.

    Al final, Rajee Narinesingh reaccionó bien a todos los procedimiento y ahora solo se recupera cada día más. Ella siente que volvió a nacer y que tiene una nueva vida.






    _______________________________

    Fuente:


    http://larepublica.pe/mundo/766924-e...nyecto-cemento

Página 3 de 6 PrimerPrimer 123456 ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Rafael Correa habla claro sobre la ideología de género
    Por Montealegre en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 8
    Último mensaje: 31/10/2017, 10:26
  2. La ONU promueve la ideología de género
    Por Ramón de Bonifaz en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 02/11/2013, 22:49
  3. Respuestas: 0
    Último mensaje: 15/03/2013, 09:19
  4. Respuestas: 2
    Último mensaje: 09/01/2013, 17:58
  5. Ideología de género como factor de cambio social
    Por Kontrapoder en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 20/10/2011, 21:30

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •