Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 8 de 8 PrimerPrimer 12345678
Resultados 141 al 149 de 149

Tema: El fenómeno Vox: la «nueva derecha» prepara el asalto al Congreso

  1. #141
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,033
    Post Thanks / Like

    Re: El fenómeno Vox: la «nueva derecha» prepara el asalto al Congreso


  2. #142
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,033
    Post Thanks / Like

    Re: El fenómeno Vox: la «nueva derecha» prepara el asalto al Congreso

    «Antagonismos» por Juan Manuel de Prada para la revista XLSEMANAL, artículo publicado el 3/02/2020.
    ______________________

    Para ilustrar la íntima complicidad de todas las ideologías modernas, me gustaría comentar el método de ascenso que está siguiendo el partido llamado Vox, que es el mismo que preconizaba Laclau –autor de cabecera de los fundadores de Podemos– en sus obras. Y no –como el moderno abonado a los tópicos diría– porque «los extremos se tocan»; sino porque el alma misma de la política moderna se funda sobre la creación de antagonismos. Suscitando entre grupos sociales con potencialidad revolucionaria –para Laclau las feministas, los ecologistas o los inmigrantes; pero igualmente pueden ser otros grupos que se sientan oprimidos o maltratados– estos antagonismos, la sociedad entra en una dinámica de conflictividad constante que acaba generando frustraciones y canalizándolas hacia el único partido que, según la percepción del momento, parece que puede solucionarlas. Y así ese partido conquista el poder político.

    Pero una sociedad antagónica nunca podrá resolver sus problemas. En todo caso, su debilidad será utilizada por la facción política que pueda articular sus antagonismos, convirtiéndolos en nichos ‘agregadores’ de voto; que es lo que llegó a conseguir parcialmente Podemos y lo que ahora intenta Vox, generando antagonismos en grupos tan diversos como cazadores y divorciados, aficionados a la tauromaquia y católicos desencantados de sus obispetes, de Roma abajo. Y, claro está, para lograr esta articulación de antagonismos hay que definir un enemigo del modo más burdo y esquemático posible (porque siempre hay que adaptar el mensaje a su potencial destinatario más cretino, según cierta ley de la propaganda): este enemigo, para Podemos, es un «fascismo» ubicuo; y para Vox es una chusma formada por «comunistas bolivarianos, filoetarras, separatistas» y otras hierbas del herbolario tremendista.

    Pero este método recomendado por Laclau es pura antipolítica. Pues genera una sociedad espantosa, separada y enfrentada por un cúmulo de odios y discordias que, además, se retroalimentan entre sí (como muy bien ha entendido el doctor Sánchez, que para acrecentar su parroquia otorga gran protagonismo mediático a todas las iniciativas antagónicas de Vox). Una sociedad a la greña que, a la vez que se debilita en querellas chirriantes, hace fuertes a las facciones políticas que la incapacitan para el esfuerzo colectivo fecundo. Las comunidades políticas se hacen por la solidaridad y la mutua colaboración; y se deshacen por los antagonismos. Por ello, como decía Donoso, la preocupación primera de un gobernante debe ser «la unión de las inteligencias en lo que es verdad, la unión de las voluntades en lo que es honesto, la unión de los espíritus en lo que es justo». La unión de la comunidad política, en fin, en torno al bien común.

    Exactamente lo contrario de lo que provocan los antagonismos. En el caso del partido llamado Vox, los antagonismos que aventa son especialmente dolorosos, porque (en contra de lo que pretenden sus demonizadores) hay muchas ‘semillas del Logos’ en algunas de sus propuestas; pero lo hace siempre de un modo tan tremendista y azuzador de antagonismos que nutran sus graneros electorales que, a la postre, logran un mayor enconamiento de las posiciones contrarias (hasta el punto de dejar inutilizables y hechas un trapo muchas causas valiosas que merecen defenderse). Y, en su pasión por crear antagonismos, pueden llegar a extremos delirantes, como ha ocurrido ahora con su propuesta del llamado ‘pin parental’, errónea en su concepción de fondo (por postular una ‘privatización de la verdad’ que es completamente inconciliable con el bien común), pero muy certera en el mal que denuncia. Mal que quienes en estos momentos mejor detectan son los muchos musulmanes piadosos y pacíficos que aborrecen la degeneración rampante que envenena las sociedades occidentales; musulmanes con un sentido moral y unas inquietudes espirituales sinceras que, sin embargo, previamente han sido demonizados por Vox y metidos en el mismo saco que los musulmanes fanáticos; musulmanes a cuyas hijas Vox (¡el mismo que pide ‘pin parental’ para que las suyas no escuchen inmoralidades en clase!) quiere despojar el velo, sin entender que el velo no es un signo de esclavitud, sino de pudor y reverencia religiosa (una venerable tradición que –por cierto– también guardaban las abuelas de los señores de Vox, al igual que la mía).

    Pero como los musulmanes ya han sido utilizados para agitar el antagonismo islamofóbico no pueden ser recuperados como ‘agregadores’ para el nuevo antagonismo del ‘pin parental’. Son los inconvenientes del método preconizado por Laclau.

    https://www.xlsemanal.com/firmas/202...uel-prada.html
    Kontrapoder dio el Víctor.

  3. #143
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,771
    Post Thanks / Like

    Re: El fenómeno Vox: la «nueva derecha» prepara el asalto al Congreso

    Cita Iniciado por Pious Ver mensaje
    «Antagonismos» por Juan Manuel de Prada para la revista XLSEMANAL, artículo publicado el 3/02/2020.
    ______________________


    Pero este método recomendado por Laclau es pura antipolítica. Pues genera una sociedad espantosa, separada y enfrentada por un cúmulo de odios y discordias que, además, se retroalimentan entre sí (como muy bien ha entendido el doctor Sánchez, que para acrecentar su parroquia otorga gran protagonismo mediático a todas las iniciativas antagónicas de Vox). Una sociedad a la greña que, a la vez que se debilita en querellas chirriantes, hace fuertes a las facciones políticas que la incapacitan para el esfuerzo colectivo fecundo. Las comunidades políticas se hacen por la solidaridad y la mutua colaboración; y se deshacen por los antagonismos. Por ello, como decía Donoso, la preocupación primera de un gobernante debe ser «la unión de las inteligencias en lo que es verdad, la unión de las voluntades en lo que es honesto, la unión de los espíritus en lo que es justo». La unión de la comunidad política, en fin, en torno al bien común.

    Exactamente lo contrario de lo que provocan los antagonismos. En el caso del partido llamado Vox, los antagonismos que aventa son especialmente dolorosos, porque (en contra de lo que pretenden sus demonizadores) hay muchas ‘semillas del Logos’ en algunas de sus propuestas; pero lo hace siempre de un modo tan tremendista y azuzador de antagonismos que nutran sus graneros electorales que, a la postre, logran un mayor enconamiento de las posiciones contrarias (hasta el punto de dejar inutilizables y hechas un trapo muchas causas valiosas que merecen defenderse). Y, en su pasión por crear antagonismos, pueden llegar a extremos delirantes,
    Muchas veces me pregunto sí el Sr. De Prada escribe sus artículos difamatorios, aureolados de presunta respetabilidad intelectual, con tinta de whisky o es que se lo va echando por el coleto mientras escribe. Al parecer para este eximio señor lo adecuado ante la esperpéntica situación a la que nos han llevado PP, PSOE, PODEMOS, C'S, PNV, ESQUERRA, BILDU... y toda la retahíla de indeseables es quedarse en casita callados, apoyar politiquitas de derechita mariconcita, de esa derechita de la Srta Pepis Arrimadas, mientras las fieras devoran todo lo que se pone por delante.

    Y es que estamos asistiendo no el asalto al Congreso de VOX, como se titula este hilo, sino al asalto al gobierno del Sr. Abascal, al asalto a la Moncloa para desalojar al indeseable ilegítimo e ilegal "okupa" que lo usurpa, y lo está haciendo con exigüas fuerzas, que es como siempre han actuado los verdaderos conquistadores. Escuchar las chorradas que sueltan unos -sobretodo las de los peperos-, y otros, todas a la defensiva, todas mostrando signos de miedo, es un verdadero placer. Personalmente estoy deseando escuchar sus grititos de histeria por puro pánico. Porque una cosa es ladrar, y actuar de palmero como algunos, y otra muy distinta generar un clima de opinión necesario para provocar los cambios incuestionables, e inevitables, que se avecinan. En los medios se pueden leer los titulares de las noticias y reacciones de toda esta caterva de miserables, titulares que suelen ser el meollo, lo jugoso del asunto, y yo suelo acudir a continuación a los comentarios, porque es donde está lo mollar de cómo se está respirando ya. Negro futuro les veo a muchos de éstos, pero más negro es todavía el de los peperitos que, curiosamente, en ninguno de los cocidos del CIS sale bien parado, pero es que en las recetas de las otras cocinas tampoco. Yo apostaría algo a que los futuros sondeos de intención de voto van a tener algunos cambios, pero se van a dar escenas de pánico en Génova en cuanto lleguen unas elecciones de verdad, y sí ahora se les ocurre votar en contra de la moción de Abascal, lo van a tener crudo, muy crudo. Viene al caso un artículo de El Correo de España que lo clava, que realiza el perfecto retrato de lo que puede empezar a cambiar en España y que podría llevar a Abascal a asaltar la Moncloa pra desalojar al "okupa".

    Ahora a ver quien se pone el pin del SÍ, o el pin del NO, aunque no es nada difícil acertar.


    El PP se cava su propia tumba.

    Por Javier Arias


    CARTAS AL DIRECTOR - 21 OCTUBRE 2020

    El único motivo por el cual, desde Génova han decidido votar NO a la moción de censura de VOX es por pura soberbia. La falta de iniciativa de los populares y la blanda oposición que están ejerciendo contra el gobierno socialcomunista ha provocado que sean los de Abascal los que hayan tomado la iniciativa y a pesar de ser la tercera fuerza en votos, erigirse como el principal partido de la oposición.

    Una vez anunciada la moción de censura por parte de VOX, la pelota estaba en el tejado de Pablo Casado. Tenían que tomar una decisión y han optado por la peor, por puros y erróneos cálculos partidistas y electoralistas. Se piensan que votar SI, que sería lo natural, es ponerse a los pies de VOX y precisamente por eso se niegan en rotundo y son capaces de traicionar a sus votantes y lo que es peor, a sí mismos.

    Ahora tendrán que explicar a sus votantes cómo han sido capaces de pulsar el mismo botón que socialistas, comunistas, etarras y separatistas. Estamos, sin lugar a dudas, frente al peor gobierno en el peor momento posible y no es momento de sacar la calculadora, sino de arrimar el hombro hacía una misma dirección que pasa, cada uno desde su sitio, por dar por terminado cuanto antes el mandato del ilegítimo Pedro Sánchez.

    No es posible comprender como PP, CS y UPN deciden votar que NO en favor de Pedro Sánchez, el presidente más mentiroso de toda la democracia. No es posible comprender cómo van a votar NO junto con Podemos, defensores de regímenes autoritarios y comunistas. No es posible comprender cómo van votar NO junto con Bildu, brazo político de ETA. No es posible entender cómo van a votar NO junto con JxCAT, ERC, CUP y PNV que son partidos abiertamente separatistas cuyo único fin político no es otro que destruir la unidad de España.

    Esta decisión marcará un antes y un después en el espectro político del centro-derecha/derecha español. Si con todos los acontecimientos de estos últimos meses son incapaces, por soberbia y egoísmo, de dejarse llevar por sus propios intereses en vez de actuar en beneficio del bien común que exige la sociedad en estos momentos, Pablo Casado y el PP habrá cavado su propia tumba.


    https://elcorreodeespana.com/politic...ier-Arias.html
    Última edición por Valmadian; 21/10/2020 a las 20:35
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  4. #144
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,771
    Post Thanks / Like

    Re: El fenómeno Vox: la «nueva derecha» prepara el asalto al Congreso

    "Pepis Arrimadas" parece no comprender que algunos no es que deseen la "dictadura", sino que prefieren vivir "sin TIRANÍA", dime Inesita, ¿tan compleja es para tí entender esta diferencia? y te lo pregunto Inesita porque tú estás contribuyendo activamente al sostenimiento de la banda de la Moncloa

    Inés Arrimadas: «La alternativa a los ataques del Rey no es echar de menos la dictadura»

    https://www.abc.es/espana/abci-ines-...5_noticia.html
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  5. #145
    DOBLE AGUILA está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 jun, 14
    Mensajes
    1,458
    Post Thanks / Like

    Re: El fenómeno Vox: la «nueva derecha» prepara el asalto al Congreso

    Pero este método recomendado por Laclau es pura antipolítica. Pues genera una sociedad espantosa, separada y enfrentada por un cúmulo de odios y discordias que, además, se retroalimentan entre sí (como muy bien ha entendido el doctor Sánchez, que para acrecentar su parroquia otorga gran protagonismo mediático a todas las iniciativas antagónicas de Vox). Una sociedad a la greña que, a la vez que se debilita en querellas chirriantes, hace fuertes a las facciones políticas que la incapacitan para el esfuerzo colectivo fecundo. Las comunidades políticas se hacen por la solidaridad y la mutua colaboración; y se deshacen por los antagonismos. Por ello, como decía Donoso, la preocupación primera de un gobernante debe ser «la unión de las inteligencias en lo que es verdad, la unión de las voluntades en lo que es honesto, la unión de los espíritus en lo que es justo». La unión de la comunidad política, en fin, en torno al bien común.
    Es extraño este discurso (parece) equidistante políticamente, que acusa de "tremendismo" a Vox, y que lo culmine nada menos que con una cita del gran Donoso Cortés; que es la máxima expresión del Ultramontanismo filosófico y de la (esta sí, la verdadera) "ultraderecha" más polémica en su época.

    Luego impresiona esa defensa que hace de los musulmanes, con una visión beatífica:

    (...) Mal que quienes en estos momentos mejor detectan son los muchos musulmanes piadosos y pacíficos que aborrecen la degeneración rampante que envenena las sociedades occidentales; musulmanes con un sentido moral y unas inquietudes espirituales sinceras que, sin embargo, previamente han sido demonizados por Vox y metidos en el mismo saco que los musulmanes fanáticos; musulmanes a cuyas hijas Vox (¡el mismo que pide ‘pin parental’ para que las suyas no escuchen inmoralidades en clase!) quiere despojar el velo, sin entender que el velo no es un signo de esclavitud, sino de pudor y reverencia religiosa (una venerable tradición que –por cierto– también guardaban las abuelas de los señores de Vox, al igual que la mía).
    Que yo sepa, en España llevaron el velo las mujeres en misa, cuando iban a casarse o estando en un funeral pero no diariamente. Puede ser que se taparan la cara si hacía mucho frío en la calle, pero no por exigencias religiosas. Ruego a las personas que sean más mayores que yo que me corrijan si a lo mejor me equivoco.

  6. #146
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,771
    Post Thanks / Like

    Re: El fenómeno Vox: la «nueva derecha» prepara el asalto al Congreso

    Cita Iniciado por DOBLE AGUILA Ver mensaje
    Que yo sepa, en España llevaron el velo las mujeres en misa, cuando iban a casarse o estando en un funeral pero no diariamente. Puede ser que se taparan la cara si hacía mucho frío en la calle, pero no por exigencias religiosas. Ruego a las personas que sean más mayores que yo que me corrijan si a lo mejor me equivoco.
    En efecto, las mujeres llevaban velo sobre la cabeza, no sobre la cara, al asistir a misa y cualquier otro acto religioso. No iban tapadas como las musulmanas y si se ponían bonitos pañuelos de color o con motivos de flores para salir a la calle, unas veces como complemento a juego con vestido y bolso, o del abrigo, chaquetón, etc., y en otras como defensa frente a las inclemencias como viento que las despeinase y incluso para taparse las orejas a causa del frío. Pero siempre sobre la cabeza y anudado por debajo de la barbilla, jamás tapándose la cara como las musulmanas.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  7. #147
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,771
    Post Thanks / Like

    Re: El fenómeno Vox: la «nueva derecha» prepara el asalto al Congreso

    Se huele el miedo, aunque no merecen ni ser mencionados siquiera, no deja de ser divertido contemplar la miseria moral e intelectual de pingajos como éstos dos elementazos, obsérvense la enjundia de sus capacidades mentales:

    Rufián a Vox: “Es el partido del cuarto cubata"
    El portavoz de ERC se congratula de que la moción sea solo un debate porque "ustedes las mociones las hacían con tricornios y pistolas. Ir de Tejero a Torrente 6 está muy bien”


    https://www.larazon.es/espana/202010...62q5om7b4.html

    Sí que está muy bien, al menos mucho mejor que ellos de ERC con la pluma de firmar sentencias de muerte que salían como churros de las garras del genocida de su jefecillo de banda criminal, Lluys Companys. Y también mucho más barato, porque VOX sí representa a más de 3 millones de españoles y trabaja por ellos, no como este zángano de colmena o de hormiguero que cobra de nuestros impuestos para estarnos chuleando.


    Y lo de este otro "espabilao", otro zángano de los que estamos manteniendo.

    Errejón a Abascal: “Es usted como el matón de clase, muy duro pero un cobarde”
    El líder de Más País le ha dicho al líder de vox que “se le está haciendo más larga la moción a ustedes que a nosotros”


    https://www.larazon.es/espana/202010...gsdmwwpqa.html

    Normal, nene tonto, tú tienes 3 escaños y VOX 52 es lógico que se les haga largo a ellos porque la lista de vuestra cabronadas y gilipolleces, los daños que habeís causado a España son una lista tan larga que es para estar meses detallándola. Pero descuida nene tonto, que llegado el momento hay un sitio que se hará mucho más largo cuando llegue el día. Y dices que es un matón ¿y tú que eres aparte de un parásito social, chupón?
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  8. #148
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,771
    Post Thanks / Like

    Re: El fenómeno Vox: la «nueva derecha» prepara el asalto al Congreso

    Terminó la moción con el resultado esperado, el que ya se sabía. Y todos los "analinadas" de este país ya están emitiendo sus "sabias" opiniones de las que ya se verá cuántas se cumplen. En dichos presuntos análisis Abascal y los suyos parecen un grupo de adolescentes imberbes jugando a la política. Y no hay mayor error que menospreciar al contrario. Es de suponer, porque los hay y algunos sobradamente conocidos, que en VOX hay juristas, politólogos, sociólogos -como el propio Abascal-, que tienen sus estrategas y que hay otros que sin estar en el partido también los apoyan y asesoran desde fuera. Y esta moción no ha respondido a un arrebato, a un cabreo momentáneo, sino al planteamiento de un jugador profesional de ajedrez. Desde el escenario más optimista, como hubiera sido que PP y C'S hubiesen votado afirmativamente, lo que hubiese puesto contra las cuerdas a Sánchez, hasta el más esperado y consecuente, que todos, incluidos esos PP y C'S han sumado su voto y esfuerzo para apoyar y apuntalar al gobierno comunista y a todos sus socios terroristas y rupturistas de España.

    Pues frente a lo que dice la majadera de la periodista, que no ha entendido nada de nada, Casado NO ha ganado a Abascal:

    CASADO GANA LA MOCIÓN DE CENSURA DE VOX

    Todo el Congreso se opone a la iniciativa y deja sola a la formación de Santiago Abascal, con 52 votos a favor y 298, en contra: el mayor rechazo de la democracia


    https://www.larazon.es/espana/202010...h4e5ymmqy.html

    Con la moción de censura se han retratado a las claras quienes son unos y quienes otros. Ya sólo hay dos bandos, ya no cabe confundir más a muchos españoles que todavía se creían el cuento tártaro de que "la alternativa" son los del PP, a quienes con su líder al frente, se han dejado poner el collar con la correa al cuello y encima mueven la colita.

    Abascal se ha cargado a Casado, por cobarde y por pusilánime. Abascal se ha presentado ante TODA España como presidenciable, y hasta ahora no era nadie. Abascal ha demostrado que es el jefe de la oposición. Abascal tiene en sus manos, además, la continuidad de gobiernos autonómicos como los de Andalucía y Madrid, más seguro de momento el segundo para el PP en caso de elecciones anticipadas, pero muy inseguro el primero desde que su presidente en un alarde de imbecilidad supina quisiera prohibir la Eucaristía por suponer un peligro de contagio, algo que estoy convencido que no habrá caído en el saco roto de muchos católicos andaluces. Abascal ha demostrado tener una idea de España muy diferente a la escoria de lo que estamos asistiendo a diario. Abascal ha dicho lo que muchos millones de españoles pensamos.

    Pero lo interesante, lo verdaderamente importante, de esta moción, no son titulares bobos como el que hay en el enlace, sino los efectos que empezarán a producirse en los próximos meses. Y es que todo lo que sube, baja, todo tiene un comienzo y un final, no se puede actuar con la total y completa impunidad con la que se conducen sin esperar una reacción de igual magntiud e intensidad en sentido contrario. No se puede acusar a VOX de fomentar el odio, cuando ellos son el odio personificado, No se le puede acusar de incrementar la tensión en España, cuando eso lo reinició Zapatero hace diez años y por entonces VOX ni existía.

    Al contrario, Casado ha demostrado ser un ser mezquino, pequeñito, que se ha sentido acorralado, acojonado, y ha tenido una reacción irracional de tal calibre que ha pasado ya a formar parte del panteón de muertos políticamente. Es difícil saber que va a pasar dentro del PP, pero no le auguro un futuro cierto y es que, para empezar, dentro de su partido han estado presionando para que se abstuviesen, se lavasen las manos para que todo quedase en un ataque de desgaste de Sánchez, y ellos muy al estilo Pilatos quedar al margen. Pero no, el chulito, el gallito que hasta ahora sólo se había atrevido a soltar alguna impertinencia que otra, sin peso y sin fuerza argumental alguna ante las continuass bravatas y chulerías de Sánchez y su "koletitas" al que todo consiente, se ha cionvertido en la voz de su amo, ahora ha ladrado estrepitosamente y se ha puesto en el lado de los traidores declarados, del lado del Enemigo.

    Pues ojo, porque cuando el Enemigo te aplaude es que estás muerto.
    Última edición por Valmadian; 22/10/2020 a las 17:57
    ALACRAN dio el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  9. #149
    Avatar de ReynoDeGranada
    ReynoDeGranada está desconectado 𝔄𝔱𝔥𝔞𝔩 𝔚𝔞𝔯𝔡
    Fecha de ingreso
    13 feb, 14
    Ubicación
    Jerez de la Frontera
    Mensajes
    1,309
    Post Thanks / Like

    Re: El fenómeno Vox: la «nueva derecha» prepara el asalto al Congreso

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Vox y Podemos: vasos comunicantes ideológicos. Hasel-Paris Álvarez


    LA TRIBUNA

    Podemos contra Vox: vuelve la Guerra Civil, pero sin comunistas ni fascistas

    El autor defiende la tesis de que, a pesar de su aparente animadversión mutua, Vox y Podemos son dos caras de una misma moneda ideológica.

    Hasel-Paris Álvarez @haselparis 20 abril, 2021 13:40
    Pablo Iglesias ha entrado en la campaña madrileña “por compromiso antifascista” para “frenar a la ultraultraderecha”. Su lema: No pasarán. Su himno: Bandera Roja.
    Rocío Monasterio, de Vox, está encantada. “Nos vamos a divertir sacando al comunismo de Madrid”. “Frenaremos a los castrobolivarianos".




    Como escribe Juan Soto Ivars, en estas elecciones “se habla de Franco y de Azaña; de chekas y paredones, hasta de la URSS y el chile de Pinochet".


    Con esta dialéctica, propia de la Guerra Civil, cualquiera diría que Madrid decide entre la abolición del capitalismo o la restauración del Imperio. Lamentablemente, ninguna de ambas propuestas está sobre la mesa. La elección se reduce a la gris Isabel Díaz Ayuso o el soso Ángel Gabilondo. Dos políticos de aparato que, además, comparten un mismo ideario: desde la desregulación de la vivienda hasta la autodeterminación del género.
    Entonces, ¿por qué en Madrid se habla hoy de fascismo, ocho décadas después de la caída de Berlín? ¿Por qué se habla de comunismo, tres décadas después de la caída del muro de Berlín?
    Pues para no hablar de otra cosa que también cayó cerca de Berlín, hace seis décadas: la socialdemocracia. En 1959, en Godesberg, los partidos europeos de la familia del PSOE renunciaron a combatir el libre mercado y nacionalizar empresas, sustituyendo el análisis de clase por consignas moralistas.
    Los partidos europeos de la familia del PP sufrieron otra traumática deformación. Con Margaret Thatcher a la cabeza, pasaron de un conservadurismo preocupado por la pobreza a un liberalismo enamorado de la desigualdad económica.
    La izquierda renunció a representar al pueblo. La derecha renunció a defender la patria
    Además, en años siguientes, tories británicos, CDU alemana y populares españoles se dedicaron a someter la Nación a cualquier poder global, abolir el servicio militar o importar inmigración como mano de obra barata. Así se consumó una doble traición, en palabras de Verstrynge. La izquierda renunció a representar al pueblo. La derecha renunció a defender la patria.
    Ahora, la única forma en que socialistas y populares pueden movilizar al decepcionado elector es a la contra. Por eso la estrategia de Pedro Sánchezes “o me votas a mí o vuelve el franquismo”. Por eso el lema de Ayuso da a elegir “libertad o comunismo”.
    Con esta estrategia, hiperbólica y divisiva, se envenena todo el cuerpo social a costa de salvar a los políticos. Nos quieren como en el 36 para mantener su régimen del 78 con tácticas propias del 84.
    Eso sí, para que funcione el cuento antifascista-anticomunista, el bipartidismo necesita a dos tontos útiles que se presten a jugar el papel de comunista y fascista: Podemos y Vox. Y en vez de impugnar un partido amañado, ambos deciden entrar a jugar. Pero como balones.
    Así, Podemos (la izquierda de la izquierda) y Vox (la derecha auténtica)hincan el diente en la carnaza del comunismo contra fascismo. Y más fieramente que nadie. Se sienten tiburones, cazadores nacidos para tales aguas. Cuando en realidad son los gusanos que, retorciéndose en un doble anzuelo, atraen la pesca hacia las redes de siempre.
    La realidad es tragicómica. Podemos hace campaña desde la trágica contradicción de despotricar contra el fondo buitre Blackstone, mientras implanta el ideario eco-trans-diverso de Blackstone.
    Vox se mueve en la comedia de criticar el progrerío de Soros y Netflix, pero defendiendo el modelo económico de Wall Street y California, sedes de Soros y Netflix.
    Y así, ambos libran una Guerra Civil repetida como farsa, donde los milicianos y los requetés son interpretados por un único bando de pijos: los de Malasaña contra los de Salamanca.
    Para PSOE y Podemos, el fascismo incluye desde la preocupación por la seguridad ciudadana hasta la afirmación de que las niñas tienen vulva
    Tal estrategia de antifascismo-anticomunismo sólo se sostiene sobre un analfabetismo político instaurado por el bipartidismo (y remachado por los nuevos partidos). Para PSOE y Podemos, el fascismo incluye desde la preocupación por la seguridad ciudadana hasta la afirmación de que las niñas tienen vulva.
    Para PP y Vox, el comunismo incluye desde Cáritas hasta el artículo 128 de la Constitución Española.
    Ello demuestra lo mucho que, entre los políticos, se ha movido el eje económico hacia la derecha, y el eje cultural hacia la izquierda. Dos carriles diferentes con un mismo sentido.
    Por ello, la estrategia antifascista-anticomunista tiene un discreto punto débil: ser un disparate.
    Podemos tiene bien poco de comunista. Ha cambiado los planes quinquenales por la Agenda 2030. No les gusta el octubre del 1917 tanto como Mayo del 68. No son muy de clase obrera, pero sí mucho de aula universitaria. Tienen un par de ministros que se dicen comunistas, pero no son tan revolucionarios como para tocar la publicidad de apuestas o la reforma laboral.
    Igualmente, Vox tiene bien poco de fascista. Han cambiado la Carta del Lavoro por la Carta de Madrid. No les gusta tanto la república imperial como el borbonismo parlamentario. No son germanófilos antisemitas, sino pitiyankis sionistas.
    Lo representativo en la lista de Podemos Madrid no es el comunista Agustín Moreno (el único obrero de la lista). Lo representativo de Podemos es el posmodernismo friki de Beatriz 'queer' Gimeno y Serigne 'BlackLives' Mbayé.
    Lo representativo de Vox Madrid no es el fascista Jorge Cutillas (el único conocedor del rural). Es el neoliberalismo trepa de Henríquez 'sobresueldos' de Luna y Ruiz 'ladrillazo' Bartolomé.
    Hay, sobre todo, dos grandes diferencias entre estos partidos nuevos y aquellas viejas ideas. Mientras que Vox es una escisión del ultraliberal PP aguirrista, el fascismo tenía "grandes perspectivas sociales, o mejor dicho, socialistas", según Ramiro Ledesma.
    Mientras que Podemos es el valedor de todo partido independentista (desde EH Bildu hasta el PDeCAT), el comunismo era "la centralidad democrática en un estado único e indivisible", según Lenin.
    Las oligarquías barcelonesas y bilbaínas buscan romper la solidaridad interterritorial para quedarse con una buena tajada de la Hacienda Pública
    Siguiendo con Lenin, “todo discurso que proponga separar a los obreros de una nación en otra es un nacionalismo burgués contra el que se debe luchar de forma implacable”.
    Este nacionalismo burgués es lo que caracteriza el procés catalán y vasco. Su motor reside en JxCAT y el PNV, oligarquías barcelonesas y bilbaínas que buscan romper la solidaridad interterritorial para quedarse con una buena tajada de la Hacienda Pública. Todo ello, en nombre de un derecho de autodeterminación para catalanes y vascos. Una autodeterminación que (Lenin de nuevo) “no debería buscarse en Europa Occidental, cuyos Estados quedaron consolidados desde 1871”.
    En un principio, Podemos quiso resolver la cuestión territorial copiando de Bolivia el término plurinacional. España sería la unión de varias naciones culturales (diferentes lenguas y orígenes). Unidad en la diversidad. Una buena fórmula que permitía a los morados embestir contra la política castuza, no contra la España castiza.
    Con tal enfoque, sus resultados electorales fueron excelentes tanto en Madrid como en Cataluña, País Vasco o Galicia. Pero la creciente presión del independentismo fue obligando a Podemos a pasarse del acierto plurinacional al bulo de la autodeterminación.
    En biología, un organismo pluricelular es aquel en que diferentes células han logrado ensamblarse, pero cuyo desmembramiento es imposible, pues supondría la extinción de todas ellas.
    Lo mismo ocurriría con la España plurinacional. Y también así se fue extinguiendo el Podemos proindependentista en Cataluña, País Vasco o Galicia. Las famosas confluencias (Compromís, En Marea, Adelante Andalucía) se revelaron como escisiones y el voto perdido por Podemos acabó relanzando a EH Bildu y al BNG. La respuesta de los cinturones rojos (barrios obreros) fue teñirse de naranja Ciudadanos o de verde Vox.
    En ambientes podemitas suele decirse que “no hay nada más tonto que un obrero que vota a las derechas”. Más bien habría que decir “no hay nada más tonto que un político de izquierdas apoyando el independentismo”.
    El currante del pladur que vota a Vox tiene en sus entrañas más análisis marxista que todo el partido morado
    El obrero sabe, casi instintivamente, que no existe progreso posible si se quiebra el Estado nación, la caja común y la hucha de pensiones. Prefiere cualquier partido que no rompa el suelo bajo sus pies antes que uno que quiera asaltar los cielos con la cabeza en las nubes. El currante del pladur que vota a Vox tiene en sus entrañas más análisis marxista que todo el partido morado.
    Para Stalin, la Nación es algo previo a todo proyecto político, “una comunidad humana estable, históricamente formada”, una unidad preexistente de “territorio, economía, psicología, cultura”. La Nación está formada sobre un pasado común, por mucho que Podemos quiera borrar de la memoria histórica a almirantes de Trafalgar o a divisionarios (y Vox quiera borrar a Abderramán o a brigadistas).
    La Nación está formada sobre un idioma común, por mucho que Podemos vote contra “la imposición legal del castellano en España” (y Vox vote enseñar en inglés desde la Ética hasta la Historia).
    Para José Luis Rodríguez Zapatero, sin embargo, la Nación es “discutible y discutida”. Y su discípulo coletudo evita la discusión diciendo que “la única patria son los hospitales y la sanidad pública”. ¡Mejor sería, en ese caso, nacionalizarse escandinavo o solicitar una ciudadanía global a la Bill Gates Foundation!
    Tener muchos hospitales es un gran logro de la Nación, pero no es la Nación en sí. Y el gran fracaso de la Nación es la desigualdad entre esos hospitales, con trece robots quirúrgicos en Cataluña, pero cero en Extremadura, la Mancha, Murcia o Aragón.
    Gregor Strasser definió el nacionalsocialismo como una lucha “contra la explotación capitalista del débil, los salarios injustos y el valor humano definido por su productividad”. Vox, por el contrario, ha votado a favor de los despidos por baja médica, en contra de la subida del salario mínimo y contra ERTE o pensiones.
    Los youtubers son el último peldaño, más o menos simpático, de la gran estafa piramidal tecnológica, desde YouTube y Google hasta Netflix y Amazon
    Sin embargo, la nueva estrategia de Vox es camuflar su apoyo a los poderosos, aparentando proteger a los humildes. Ahora hablan de rebaja fiscal “a la clase trabajadora” cuando quieren bonificar herencias de más de 800.000 euros. Hablan de “garantizar la seguridad de los productores” para apoyar las abusivas sanciones de Estados Unidos. Y hablan de “defender a las pymes” para encubrir a las grandes empresas.
    El último episodio ha sido el del apoyo de Vox a los youtubers que se van a Andorra para pagar menos impuestos. Los youtubers son el último peldaño, más o menos simpático, de la gran estafa piramidal tecnológica, desde YouTube y Google hasta Netflix y Amazon. Estas empresas crean poquísimos puestos de trabajo y apenas pagan impuestos, pero se enriquecen a fuerza de expropiar nuestra privacidad y monopolizar sectores estratégicos.
    Vox ha decidido comprometerse con este modelo económico, para “asemejar España a Silicon Valley y convertirnos en un paraíso [fiscal]”. Donde el fascismo de Mussolini decía “nada por encima del Estado”, Vox dice “todo bajo el Mercado”.
    La coartada para esta operación son unos youtubers que, escribe Ana Iris Simón, “se dedican a retransmitir videojuegos, hacer retos de comer huevo crudo y vivir entre teclados multicolor y estantes con figuritas, pese a haber superado la treintena”.
    Con millones de seguidores (niños y adolescentes), el estilo de vida que promueven costará caro a las arcas públicas. Desde la adicción a redes sociales hasta el sedentarismo, pasando por el desdén hacia la formación de una familia o la educación.
    “A España le debo muy poco, ¡si yo prácticamente no he ido al instituto!" afirma el youtuber Lolito, celebrando dejar de pagar impuestos aquí. ¡Con lo que se ahorra en cotizar a Sanidad, el youtuber Corbacho ha podido comprarse “el primer Porsche dorado de Andorra”!
    Estos muchachos, tan formados y austeros, son la juventud apadrinada por Vox.
    Vox apoyará a las dos decenas de youtubers que se escapan del fisco, no a los dos millones de españoles expatriados por falta de inversión en investigación o industria. A Vox le interesa el andorrano que se ahorra 30.000 euros de impuestos, no el español promedio que cobra menos de 30.000 euros.
    La deformación principal es la existencia de masivas concentraciones de capital y brutales desigualdades económicas
    En general, a Vox le preocupa que el 1% de la población pague casi un 50% de impuestos, en vez de preocuparle que un 1% de la población acumule el 50% de la riqueza.
    Dicho de otra forma, Vox se horroriza de las imperfecciones secundarias, no de la deformación principal.
    La deformación principal es, por supuesto, la existencia de masivas concentraciones de capital y brutales desigualdades económicas. Para solucionar tal anomalía, ya Aristóteles escribió que “lo justo es que aquel que posea mucho pague muchos impuestos, mientras que aquel que posea poco pague pocos”.
    Y Platón, pensador fascista (según el pensador liberal Popper), añade: “A la comunidad no le interesa que unos pocos gocen de beneficios, sino que se distribuyan entre todos con armonía, mediante la persuasión o la fuerza”.
    Así, la impecable lógica griega formuló la fiscalidad progresiva.
    Fiscalidad progresiva es toda aquella en que los más ricos pagan una proporción mayor que los más pobres. La única alternativa es una fiscalidad regresiva en la que los más pobres se esfuerzan más que los ricos para pagar su parte proporcional.
    Por eso, la antigua Grecia tasaba las grandes fortunas con la liturgia, un impuesto destinado a sufragar desde las carreteras hasta la defensa. Las aristocracias griegas entendían que unos mayores impuestos suponían un mayor honor. Practicaban lo que Pablo Iglesias llama “fiscalidad patriótica”. Aunque seguramente lo hacían porque no se lo gastaban luego en estudios sobre juguetes rosas.
    Aquel modelo continuó hasta la Edad Media, en la que el rico costeaba la parte mayor de catedrales y universidades para redimirse del pecado de la avaricia. En 1379, el duque de Lancaster pagaba en impuestos 133 monedas y 4 céntimos, mientras que un campesino pagaba sólo los 4 céntimos.
    Aquella barbaridad, evidente hasta para un humilde trovador de hace siglos, es la propuesta de la moderna derecha ilustrada
    Pero con el final del Medievo, prosperaron las fiscalidades regresivas. Se conserva el lamento de un juglar: “¡Un hombre con más de 40 libras pagará sólo 12 peniques, mientras que otro hombre, abatido por la pobreza, tendrá que pagar la misma medida!”. Aquella barbaridad, evidente hasta para un humilde trovador de hace siglos, es la propuesta de la moderna derecha ilustrada. ¡Cuánto hemos degenerado!
    El economista Juan Ramón Rallo es el defensor del capitalismo más radical. Rallo ha confesado que detrás de la campaña youtuber de Vox hay una operación para cuestionar la fiscalidad progresiva. Este sería el enésimo intento de sabotaje que el liberalismo ejerce contra la tradición occidental.
    Pero, además de ser el economista de cabecera de las derechas, Rallo es el filósofo en la sombra de las izquierdas. Rallo comparte con Podemos una misma defensa de la droga, la prostitución, la eutanasia o la inmigración, entendidas todas ellas como meras libertades individuales, sin considerar su naturaleza mafiosa.
    También comparten ambos apología del independentismo. La secesión de las regiones es, para ellos, un derecho absoluto, por encima de vínculos humanos y razones históricas.
    Es una visión coherente con el capitalismo, cuyo objetivo es destruir los grandes Estados y atomizar la sociedad hasta el nivel del indefenso individuo. Así, Rothbard (precursor de Rallo) defendía la independencia del Quebec afirmando que “la ruptura del Estado desde el interior siempre es buena, y debe propagarse desde la región a la ciudad, de la ciudad al vecindario, del vecindario al bloque, del bloque a cada casa y de cada casa al individuo”.
    Por eso, el egoísmo de los evasores fiscales tiene mucho que ver con el ombliguismo de los independentistas. Unos y otros concuerdan en cada depravada premisa del moderno pensamiento liberal-libertario.
    La primera premisa: la idea de que el individuo se determina a sí mismo. El sujeto liberal se cree previo a la comunidad, como si un planeta pudiese existir antes que el universo. De la misma forma, el independentista cree (escribe Pedro Insua) “que su nación fragmentaria (la vasca, la catalana, la gallega, etcétera) está formada siempre antes que España”. Es decir, que su planeta enano es anterior a su sistema solar, pudiendo además escoger órbita.
    Ya que lo individual se autodetermina, la segunda premisa es que todo colectivo debe ser una asociación voluntaria. Familia, culto y república (imperativos del mundo clásico) pasan a un segundo plano.
    La comunidad (Gemeinschaft) se convierte en empresa (Gesellschaft). La patria de Podemos es "un vínculo como de compañía telefónica", escribe Quintana Paz. La de Vox es "un pacto constitucional cualquiera".
    La Cataluña independiente optará libremente por la Unión Europea o la Liga Árabe. Lo que pocos podrán escoger es la clase socioeconómica, única jerarquía sagrada en el liberalismo.
    Ya que los colectivos han de ser voluntarios, la tercera premisa es que cualquier comunidad heredada es un lastre
    Ya que los colectivos han de ser electivos, la tercera premisa es que cualquier comunidad heredada es un lastre. La elite capitalista se queja (escribe Esteban Hernández) "de que Europa tiene una cultura muy conservadora y unas regulaciones económicas muy estrictas". Por eso los youtubers de Vox y los separatistas de ERC comparten un mismo lema: "El Estado Español nos roba y oprime".
    Pero, en realidad, las empresas tecnológicas deben buena parte de su éxito a la acción del Estado (por ejemplo, la invención de internet). Y, de la misma forma, Cataluña se lo debe al resto de España (por ejemplo, la política industrial desde 1812).
    Ya que la comunidad heredada es un lastre, la cuarta premisa es que debe facilitarse el derecho a separarse. El problema es que (escribe Félix Ovejero) “un país es una propiedad comunal, no es posible que algunos se marchen con lo suyo, porque es de todos”. El evasor se lleva, por la carretera que le hemos pagado, el fruto de unos trabajadores que hemos formado y sanado. De la misma forma, el independentista catalán quiere llevarse incluso el sudor charnego. El independentista vasco, hasta la sangre maketa.
    Vox y Podemos serán parte de esta tenaza, mientras ignoren que sin patria no hay justicia social
    “Este imposible derecho a separarse”, escribe Guillermo del Valle, “se traduce en el privilegio de unos pocos para disponer de los demás”. Por eso no puede fugarse a Andorra un trabajador cualquiera: la residencia cuesta 15.000 euros.
    Por eso un gallego no puede permitirse un procés: la misma Unión Europa que riega Barcelona se mea en Galicia, como decía Castelao ("mexan por nós e hai que dicir que chove").
    Por eso la única separación posible es una "secesión de los ricos" (Antonio Ariño). Y por eso repugna que Vox trate a los privilegiados como exiliados fiscales, y Podemos llame exiliados políticos al belga Carles Puigdemont y a la suiza Ana Gabriel.
    Para concluir, baste decir que Platón advertía de dos grandes peligros para la comunidad.
    El primero, “que se despedace, de forma que una sola se convierta en muchas”.
    El segundo, que, aun habiendo unión territorial, la desigualdad económica genere “dos comunidades dentro de la misma comunidad, enemiga la una de la otra: la clase de los pobres y la de los ricos”.
    El pensamiento de Rallo está forjado a partir de ambos males: tribalismo y plutocracia. La idea liberal-libertaria es la tenaza que busca cercenar la dorada cadena de la comunidad.
    Vox y Podemos serán parte de esta tenaza, mientras ignoren que sin patria no hay justicia social (y viceversa). Serán partidos tan opuestos como los dos dientes de la tenaza, que aprietan cada uno desde su lado.
    Y para disimular su acción combinada, insistirán en viejas guerras (fascismo contra comunismo), rehuyendo las nuevas: populismo contra elitismo, patriotismo contra globalismo.
    *** Hasel-Paris Álvarez es politólogo y especialista en geopolítica.

    https://www.elespanol.com/opinion/tr...812516_12.html

    Última edición por ReynoDeGranada; Hace 1 día a las 07:37
    «¿Cómo no vamos a ser católicos? Pues ¿no nos decimos titulares del alma nacional española, que ha dado precisamente al catolicismo lo más entrañable de ella: su salvación histórica y su imperio? La historia de la fe católica en Occidente, su esplendor y sus fatigas, se ha realizado con alma misma de España; es la historia de España.»
    𝕽𝖆𝖒𝖎𝖗𝖔 𝕷𝖊𝖉𝖊𝖘𝖒𝖆 𝕽𝖆𝖒𝖔𝖘

Página 8 de 8 PrimerPrimer 12345678

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. El fenómeno Podemos desde la lejana Rusia.-
    Por Guerreiro Galaico en el foro Europa
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 06/12/2014, 11:07
  2. El fenómeno del escrache
    Por Martin Ant en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 25/04/2013, 18:38
  3. La derecha social uruguaya - una nueva dinámica comunitaria
    Por celestesocial en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 8
    Último mensaje: 12/09/2011, 00:47
  4. El fenómeno del testimonio
    Por FACON en el foro Religión
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 21/02/2008, 13:50
  5. También en México avanza la nueva derecha social
    Por rey_brigo en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 5
    Último mensaje: 05/09/2007, 14:11

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •