Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 4 de 22 PrimerPrimer 1234567891011121314 ... ÚltimoÚltimo
Resultados 61 al 80 de 427

Tema: Desenterrando a Franco

  1. #61
    Avatar de Carolus V
    Carolus V está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    06 ago, 15
    Ubicación
    España Europea
    Mensajes
    754
    Post Thanks / Like

    Re: Desenterrando a Franco

    Cita Iniciado por DOBLE AGUILA Ver mensaje

    A ver si "la mano" masónico-luciferina que hay detrás de esto, lo que quiere es una REEDICIÓN DE MONTEJURRA´76. A mí no me extrañaría lo más mínimo. Pero hay que ser mucho más inteligentes que ellos; yo del Abad del Valle, lo que haría sería atrancar las enormes puertas del templo a cal y canto y punto. Cuidado en la zona de la carretera y que a nadie se le ocurra hacer una tontería. Se supone que en la entrada hay un puesto de control de la Guardia Civil.
    No sé lo que hará Santiago Cantera, pero sería verídico. Es autor de un libro, Hispania-Spania, el nacimiento de España, cuya reseña aparecerá la semana que viene el blog de Reino de Granada; es bastante bueno, y tiene una profunda trayectoria de defensa de la tradición española y de la doctrina tradicional del Reinado Social. También admito que tiene mucho valor con sus continuos enfrentamientos con las instituciones democrática. En pocas palabras, es bastante de fiar y muy respetable.
    DOBLE AGUILA y Pious dieron el Víctor.

    Todo el mundo moderno se divide en progresistas y en conservadores. La labor de los progresistas es ir cometiendo errores. La labor de los conservadores es evitar que esos errores sean arreglados. (G.K.Cherleston)

  2. #62
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,033
    Post Thanks / Like

    Re: Desenterrando a Franco


  3. #63
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,033
    Post Thanks / Like

    Re: Desenterrando a Franco

    La última batalla de Francisco Franco

    Luis Felipe Utrera-Molina Gómez
    Tomado del blog Arriba

    Tras la victoria en Mühlberg (1547) sus huestes propusieron al emperador Carlos exhumar a Lutero de su tumba y esparcir sus restos. La respuesta de Carlos, que dice tanto de la nobleza del rey como de la vileza de la pretensión, fue la siguiente: Dejadle reposar; ya ha encontrado su juez. Yo hago la guerra a los vivos, no a los muertos.

    Cinco siglos después, no son las huestes sino un gobernante de exigua estatura moral quien pretende hacer historia con minúsculas profanando la tumba de quien hace 82 años cometió la osadía de unirse a una sublevación cívico-militar contra un proceso revolucionario marxista y ser el primero y único en derrotar al comunismo en el campo de batalla: Francisco Franco Bahamonde.

    82 años ha tardado el Frente Popular en volver a gobernar en España y, como sucediera la otra vez, no lo ha hecho por la fuerza de las urnas. En febrero de 1936, su primera medida fue indultar a los condenados por el golpe de estado de octubre de 1934 haciendo ostentación de su desprecio por el Estado de derecho. En 2018 accede al poder con una propuesta estrella pronunciada solemnemente en el parlamento: exhumar a Francisco Franco, con el objeto de completar el círculo paranoide de una revancha retrospectiva iniciada por el gobernante más sectario de nuestra reciente historia, Rodríguez Zapatero. Una revancha disfrazada cínicamente de reconciliación que ni un solo diputado del arco parlamentario nacional ha tenido la vergüenza torera de denunciar, no fuera a ser que se le tache de “fascista” como a los que paseaban en el 36.

    No demuestra el Partido socialista valor alguno, sino más bien todo lo contrario, con tan macabra pretensión. Valor habría hecho falta para sacar a Franco vivo del Pardo, pero ensañarse con su cadáver, cuarenta y tres años después de muerto, es un acto de suprema cobardía que pesará como un baldón sobre sus responsables. Se trata de un acto ritual, de un macabro aquelarre con el que el Frente Popular pretende ganar simbólicamente, 80 años después, una guerra que provocó deliberadamente y perdió en el campo de batalla. Pero paradójicamente, para consumar su felonía, necesita ahora de la Iglesia católica, la misma que fue cobardemente perseguida y martirizada en los años 30 con más de 8.000 asesinados por causa de su fe y que ahora se encuentra ante el dilema de convertirse en cómplice de una póstuma humillación del hombre que salvó a la Iglesia del mayor genocidio que había sufrido desde tiempos de Nerón.

    Con la ley en la mano, Sánchez no tiene nada fácil lograr su propósito, ante la rotunda negativa de los legítimos propietarios de los restos mortales del Generalísimo, sus nietos, quienes han hecho gala de una firmeza y dignidad encomiables ante las presiones recibidas del ejecutivo. El gobierno no ha dudado en mentir abiertamente lanzando mensajes falsos sobre la existencia de negociaciones y acuerdos con la familia que sólo han existido en la mente del nuevo gurú mediático de la Moncloa.

    Tampoco tiene asegurado, sino más bien difícil, el plácet de la Iglesia para que sus comandos exhumadores puedan entrar en un lugar sagrado que, como basílica pontificia, tiene carácter inviolable de acuerdo con los Acuerdos vigentes entre la Iglesia y el Estado. Una vez más, su pomposo anuncio se ha dado de bruces contra el muro de la dignidad de una Comunidad Benedictina que no está dispuesta a servir de comparsa de las macabras pretensiones socialistas.

    Con todo ello, es enorme el poder de un gobierno en un país en el que los mecanismos de contrapoder son escasos, lentos y pesados. Como dijera Franco en el año 1936, ellos lo tienen todo, menos la razón. Sánchez se arriesga muy seriamente a tener que responder ante la justicia si decide despreciar el estado de derecho para no quedar en ridículo ante sus huestes, sedientas de rencor y de venganza contra la media España que entonces no se resignó a sucumbir.

    La borrachera de poder que siguió a la patética moción de censura que le aposentó en la Moncloa, le llevó a prometer con mucha pompa que iba a disponer de algo que no era suyo y que se encontraba en un lugar sobre el que carece de jurisdicción, sin que fuera advertido de ello por los sesudos y forrados sanedrines de la memoria histórica.

    Olvida el gobierno que Franco fue enterrado en el Valle de los Caídos con autorización de su familia y que ésta no está dispuesta a que el cadáver de su abuelo sea públicamente humillado para complacer a una turba sedienta de venganza. Y sin la autorización de la familia, la jerarquía de la Iglesia no puede tolerar la pretendida profanación sin incurrir en gravísima responsabilidad, no sólo jurídica, sino también moral.

    Nada más lejos de mi intención que despreciar al enemigo, porque en este caso dispone de todos los resortes del poder y cuenta con la indiferencia de la mayoría de los españoles, que viven en la inopia y a los que esta aberración histórica les trae sin cuidado. Pero son demasiadas las variables que no controla Sánchez en esta batalla sin par contra el cadáver de un General invicto que, si la Iglesia no lo impide, podría ganar, cuarenta y tres años después de su muerte y emulando al Cid Campeador, la última y más mediática de sus batallas.

  4. #64
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,033
    Post Thanks / Like

    Re: Desenterrando a Franco

    «Prelados respetuosos», artículo publicado en el periódico «Adelante la Fe».

    __________________

    El Gobierno socialista–comunista de España ha puesto de ardiente actualidad una cuestión que permanecía enterrada más de cuarenta años.

    El hecho ha causado sensación, como no podía ser menos. Que en el mundo moderno de los super avances técnicos un Gobierno que se auto denomina revolucionario se dedique, con afán digno de mejor causa y como si no existieran cosas importantes que gobernar, a buscar momias del pasado para darle a España la consideración de una gigantesca pirámide egipcia, no deja de ser un acontecimiento.

    Y como es lógico, un acontecimiento extraordinario provoca a su vez otros no menos extraordinarios. Como es el hecho, en este caso que nos ocupa, de que dos Prelados españoles hayan hablado.

    Ordinariamente, también normalmente, e incluso habitualmente los Obispos españoles permanecen siempre callados. Su actitud es un verdadero derroche de serenidad y de prudencia. Se producirán tormentas, caerán rayos, las ovejas del Rebaño se dispersarán hasta desaparecer…, y los Obispos seguirán practicando imperturbables la ley del silencio. Un alarde de discreción.

    El hecho de ambas locuciones ha causado conmoción entre las ovejas del Rebaño y ciudadanos en general. Por lo general, y hasta corrientemente, la gente presta poca importancia a lo que dicen los Obispos, dadas las raras ocasiones en que hablan sobre algo y la escasa transcendencia de lo que dicen. Pero en esta ocasión todo ha sido distinto

    Dos ilustres Prelados españoles, el señor Cardenal de Madrid y el señor Arzobispo de Sevilla, con motivo de las pretendidas exhumaciones de difuntos enterrados, ilustres personajes que fueron en su día salvadores de España y de la Iglesia, en labor emprendida ahora por los socialistas para cumplir con las exigencias de la Ley de Memoria Histórica, se han pronunciado en favor del respeto debido a la Ley de Memoria Histórica. Que dos Prelados propugnen respeto a la Ley de Memoria Histórica no deja de ser un evento tan crucial superior a cualquiera del que se tenga memoria a lo largo de la Historia.

    Claro que aquí se plantea un grave problema. Los Prelados españoles piden respeto para una ley que en realidad no puede tener el carácter de ley. Dentro del concepto de Ley Natural en el que aquí nos movemos, los Obispos no pueden ignorar que un precepto normativo no puede tener carácter de ley si no cumple las condiciones mínimas de lo que es una ley. Y han sido dos grandes Maestros, Santo Tomás de Aquino y Suárez los grandes definidores del concepto de ley el cual ha sido universalmente aceptado.

    Para el primero, la ley es una ordenación de la razón promulgada con vistas al bien común por quien tiene a su cargo la comunidad. Para el segundo, la ley es un precepto justo y estable suficientemente promulgado.[1] Ordenación de la razón con vistas al bien común y precepto justo promulgado para todos. De donde se sigue que la ley ha de ser necesariamente justa y ordenada al bien común de los ciudadanos.

    ¿Es aplicable el concepto de ley a la Ley de Memoria Histórica?

    Ante todo, el contenido y objeto de la Ley en cuestión es un conjunto de falsedades y acusaciones ignominiosas en el que los hechos históricos han sido, no ya meramente reinterpretados, sino incluso reescritos. No contiene la historia de lo que sucedió, sino un memorándum de lo que algunos desearían que hubiera sucedido. En realidad es la Historia escrita al revés.

    Si en el partido socialista–comunista alguien tiene idea de lo que es el mundo del Derecho, habrá de reconocer honradamente que no se le puede conceder a tal producto el carácter de ley.

    Es posible que diga alguien que la Ley de Memoria Histórica no trata de reescribir hechos, sino de normativizar o regular el criterio–pensamiento de los españoles sobre aquellos hechos. Es la prohibición de atribuirles un carácter derechista o franquista, de negarles la condición de verdad real para revestirlos del fantasma ideológico de la falsedad.

    Pero volvamos al mundo del Derecho.

    Los hechos históricos no pueden ser objeto de leyes o de normas. Se estudian o se someten a debate, pero no se imponen por medio de leyes. Y si se dice que la Ley trata solamente de regular criterios o formas de pensar acerca de ellos, el dislate es mayor todavía: ¿Cómo puede pensarse en una Ley que regule el modo de pensar o el criterio de los ciudadanos? ¿Dónde queda la libertad de pensamiento? ¿O la libertad de expresión?

    Siendo así las cosas, ¿qué es a lo que piden respeto los Prelados españoles?

    El hecho es grave, en cuanto que podría dar lugar a que algunos atribuyeran a los Obispos ignorancia en cuestiones fundamentales.

    O que no les importaría acatar leyes intrínsecamente falsas, o incluso anticristianas, con el fin de quedar bien con el Poder constituido y mantener un cierto statu quo favorable que sería sobre todo de orden económico.

    Por otra parte, la exhumación unilateral de los restos de personajes ilustres enterrados en Basílicas sometidas directamente al Poder de la Santa Sede (Basílicas de Derecho Pontificio, en este caso reconocidas por el Estado español), es ilícita o ilegal si no media la autorización de la Santa Sede. Lo que piensen estos señores Obispos, o los miembros del Gobierno, es completamente indiferente. Sería la Santa Sede quien tendría que dar la cara.

    Bien entendido que aquí rigen las normas del Derecho Internacional, acatadas por todos los Estados civilizados. De tal manera que ni siquiera bastaría la opinión personal del Santo Padre a fin de no oponer resistencia a la exhumación. Las opiniones personales subjetivas del legislador no tienen por sí solas fuerza de ley, sino que han de plasmarse formalmente. En realidad la Santa Sede tendría que denunciar el Tratado establecido entre los dos Estados y que está actualmente vigente (sus artículos prohiben expresamente la exhumación en Basílicas sin la autorización de la Autoridad competente). Claro que el Tratado también podría ser denunciado por el Estado español, lo que sería una solución que tal vez no se había ocurrido a los Licurgos socialistas y que a lo mejor nos agradecen.

    Lo curioso del caso es que los Obispos españoles, que tanto se esfuerzan en pedir respeto para la Ley de Memoria Histórica, no han caído en la cuenta de que, en la ocurrencia de cualquiera de los dos casos anteriores, se verían privados de las famosas subvenciones que les presta el Estado.

    Es muy posible, por lo tanto, que si los Obispos españoles leyesen otra cosa, además de la Página web de la Conferencia Episcopal, supieran estas cosas y algunas más. Y no se apresurarían a pedir a sus ovejas que guardasen respeto a cosas que les obligarían a faltar a su propia conciencia y a la propia dignidad personal.

    Es seguro que los Obispos pondrán cuidado en el asunto. La pérdida de los bienes de consumo o del consumo de los bienes tiene a veces más fuerza que las consignas evangélicas.

    _____

    [1] La definición exacta de Santo Tomás está contenida en la Suma Teológica, I-II, q. 90. a. 4. La de Suárez se encuentra en su tratado De Legibus, t. V.

    https://adelantelafe.com/prelados-respetuosos/

  5. #65
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,033
    Post Thanks / Like

    Re: Desenterrando a Franco

    Cita Iniciado por Carolus V Ver mensaje
    No sé lo que hará Santiago Cantera, pero sería verídico. Es autor de un libro, Hispania-Spania, el nacimiento de España, cuya reseña aparecerá la semana que viene el blog de Reino de Granada; es bastante bueno, y tiene una profunda trayectoria de defensa de la tradición española y de la doctrina tradicional del Reinado Social. También admito que tiene mucho valor con sus continuos enfrentamientos con las instituciones democrática. En pocas palabras, es bastante de fiar y muy respetable.
    La reseña de la cuál hablaba Carolus V: http://hispanismo.org/literatura/251...o-cantera.html.

  6. #66
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,771
    Post Thanks / Like

    Re: Desenterrando a Franco

    Este país no es normal, en este país bufones, tarados, delincuentes, criminales, putas, mariconas..., toda la hez de las heces humanas que retrataron Víctor Hugo y Valle Inclán, se han organizado en agrupaciones raras (por ejemplo, las "Mareas") en partidos de inspiración ideológica criminal y han llegado a institucionalizarse. Hemos llegado a tal extremo que, de seguir así, o salimos corriendo, o nos ponemos a "exhumar" también, en nuestro caso "el hacha de guerra y el mosquetón". En cualquiera de las dos posibilidades este país se va al garete. Esto va a terminar mal, pero que muy mal.



    El alcalde podemita de Ferrol quiere sacar de su tumba a varios familiares de Franco.

    La exhumación de los restos de Franco podría tener consecuencias sorprendentes para los abuelos, la hermana y una tía del dictador.

    Libertad Digital 2018-07-26


    Jorge Suárez, alcalde de Ferrol por la ¿ marca blanca de Podemos ? en la ciudad, amenaza con sacar de su tumba en el cementerio municipal a los abuelos paternos de Francisco Franco, a la hermana del dictador y a una tía, una medida que surge por la posible exhumación de los restos de Franco en el Valle de los Caídos.

    "No queremos convertirnos en un lugar de peregrinaje franquista", ha dicho Suárez en declaraciones a El Confidencial en las que advierte que "la maquinaria administrativa ya se ha puesto en marcha" incluso antes de que se hayan concretado la intenciones del Gobierno respecto al Valle de los Caídos.

    El primer edil asegura también que no va a haber "negociación o diálogo" y amenaza a la familia con que, si no se reclaman los restos, estos recibirán el mismo tratamiento que los restos que se exhuman de cualquier cementerio en determinados casos: "Van a la fosa común".

    Siempre según la información que aporta El Confidencial, el nicho que ocupa la familia fue un regalo del entonces alcalde de la ciudad al entonces dictador en 1967 y la familia nunca ha pagado por él, por lo que el ayuntamiento podría expropiarlo con la excusa de que no se han cumplido las obligaciones tributarias.

    De no ser suficiente esta vía el regidor está dispuesto incluso a un acuerdo en el pleno municipal para revocar la propiedad del nicho.



    https://www.libertaddigital.com/espa...co-1276622578/


    Entre las respuestas destacan estas dos, una de ellas de un Tal Pascual López que indica:

    "La tumba es propiedad de la familia desde hace más de 50 años y no se puede expropiar como decisión particular dirigida contra una sola familia y sin justificación. El hacerlo así sería totalitario y discriminatorio. Tampoco se pueden pretextar que muchas personas visitan la tumba, porque están en su derecho si cumplen la normativa de visitas. El ayuntamiento no les puede preguntar por qué vienen, porque sería también totalitario y una intromisión en la intimidad de cada cual."


    Y la otra es de alguien llamado Antonio Pérez que responde en varios mensajes con diferentes fotografías. Es recomendable acudir a esta parte de la noticia.

    En cualquier caso, la hora de cambiar esto ya ha llegado y no se puede demorar ya más. La maquinaria que se tiene que poner en marcha ya, es la que se precisa para desalojar totalmente y expulsar a esta chusma de España para siempre. La hora de las lanzas ya ha llegado.
    DOBLE AGUILA y Pious dieron el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  7. #67
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,033
    Post Thanks / Like

    Re: Desenterrando a Franco

    Comunicado ante las reiteradas intenciones de ilegalización de la FNFF

    Juan Chicharro Ortega
    Presidente Ejecutivo de la FNFF

    Surgen voces, una y otra vez, de instancias formales y de sus correas de transmisión, que incitan a la ilegalización de la FNFF.

    Ante esta situación la FNFF quiere recordar a los originadores de esta propuesta, y a la sociedad española en general, los siguientes artículos de la Constitución española:

    Articulo 14 : Los españoles son iguales ante la ley sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de …..opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

    Artículo 16 : Se garantiza la libertad ideólogica ……..sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley.

    Artículo 20: Se reconocen y protegen los derechos a expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.

    De la lectura de estos artículos se desprende la imposibilidad de la ilegalización de esta FNFF dada la clara inconstitucionalidad de una medida como la deseada. La Fundación, por otra parte, se atiene escrupulosamente a los fines de interés general establecidos en la Ley de Fundaciones.

    Los promotores de esta iniciativa, ante la evidencia de lo prescrito en la Constitución, buscan subterfugios al amparo de lo que el artículo 22 de la misma dice respecto a “que no se reconocerá el derecho de asociación a aquellas que persigan fines o utilicen medios tipificados como delito y sean ilegales”. En consecuencia, el subterfugio es, o pretende ser, la tipificación como delito de lo que llaman “apología del franquismo”. Ahí, está: descalificar por completo a aquellos que no quieren olvidarse de 40 años de historia de nuestra nación. Y es, o será, la reforma pendiente de la actual Ley de Memoria Histórica el medio a utilizar.

    Los españoles, al margen de su ideología, deben saber que de prosperar la iniciativa socialista, el expresar, por ejemplo, que la actual Ley de Seguridad social tiene su origen en la ley vigente de 1968 de Bases de la Seguridad Social, que las pagas extras de navidad o julio, que los 556 embalses que se construyeron en la época franquista, que los cientos de hospitales, universidades y colegios construidos en aquella época, que la creación de la clase media es producto de las políticas sociales de aquella época …..etc, fueron obra, entre miles de otras, del régimen que rigió España bajo la capitanía del Generalísimo Franco, podrá ser considerado como delito por constituir clara apología del franquismo.

    Los españoles y sus representantes políticos deben ser conscientes que lo que está en juego no es otra cosa que simplemente la libertad.

    Detrás de este deseo de eliminar a la FNFF está la voluntad de destrucción de una parte importante sociológica de la sociedad española, que no se detendrá cuando alcance este objetivo y que detrás nos seguirán partidos políticos y medios de comunicación hasta que no queden otros que los ahora vociferantes.

    La defensa de la FNFF es, a día de hoy, una obligación cívica, por encima de discrepancias ideológicas o de simpatías políticas. Es la piedra de toque del respeto a la ley y a la investigación histórica de la sociedad española. Es un paso obligado para evitar la ilegalización progresiva de todo aquel que no se pliegue a las exigencias totalitarias de un amplio sector de la izquierda española.

    Y mientras la inquina contra la FNFF arrecia, otras Fundaciones con carácter fundamentalmente marxista proliferan con toda clase de subvenciones públicas sin que nadie se rasgue las vestiduras por ello.

    No compartimos para nada los fines de estas asociaciones si bien reconocemos sus derechos a expresarlas al igual que ellos deberían respetar los nuestros.

    ¿Estará sola la FNFF en su defensa cuando se presente en el Congreso la iniciativa parlamentaria para su ilegalización a través de la propuesta de reforma de la Ley de Memoria Histórica?

    ¿Serán conscientes nuestros representantes en el Congreso que lo que se juega en España es la libertad de todos?

    Pronto lo veremos.

    http://www.fnff.es/Comunicado_ante_las_reiteradas_intenciones_de_ilegalizacion_de_la_FNFF_3950_c.htm
    Valmadian y DOBLE AGUILA dieron el Víctor.

  8. #68
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,033
    Post Thanks / Like

    Re: Desenterrando a Franco

    Osoro presiona al Prior del Valle para que permita la profanación de Franco por InfoVaticana.

    Según informa Jesús Bastante, periodista de cabecera del cardenal de Madrid, Osoro está presionando a Santiago Cantera, prior del Valle, para que permita, contra el parecer de la familia Franco, la exhumación del general que salvó a España de convertirse en una tiranía comunista.

    Un artículo publicado esta mañana por Jesús Bastante, periodista de cabecera del arzobispo de Madrid, en el digital de ultraizquierda eldiario.es, explica una sorprendente versión del penúltimo capítulo del ataque de la izquierda contra el Valle de los Caídos.

    Según la nota, el cardenal de Madrid está presionando al prior del Valle para que ceda y permita un delito de profanación en la Basílica cuya custodia tiene encomendada:


    “La postura de Cantera perjudica la imagen de la Iglesia, y mucho más en tiempos de Francisco”, lamenta este eclesiástico, que asegura que tanto el cardenal de Madrid, Carlos Osoro, como el abad de Solesmes, el francés Philip Dupont, que es la autoridad superior a Cantera, ya han hecho llegar al prior del Valle sus recomendaciones para no hacer de la salida de Franco un tema que enquiste las ya difíciles relaciones Iglesia-Estado.

    Los antecedentes.

    Hace unos días InfoVaticana informaba sobre cómo el prior del Valle de los Caídos está trabajando para evitar que se produzca la exhumación ilegal de los restos de Francisco Franco, mientras que Pedro Sánchez insistía en que el proceso finalizaría lo antes posible.

    Sin embargo, en las oficinas de Bailén, a lo largo de estos meses la contradicción ha sido una constante. Por un lado, Osoro manifestó desde el primer momento su decisión de no oponerse a las actuaciones del Gobierno con respecto a éste asunto. Una postura que levantó críticas entre algunos sectores católicos, que recordaban al cardenal arzobispo de Madrid la ejemplar figura cristiana del que fuera Jefe del Estado español. Sin embargo, hace pocos días Carlos Osoro ha defendido públicamente a Cantera, declarando a los medios de comunicación que éste “no está atrincherado”, en lo que pareció un respaldo a la actitud de respeto a la legalidad del Prior.

    El artículo 526 del código penal establece que “el que, faltando al respeto debido a la memoria de los muertos, violare los sepulcros o sepulturas, profanare un cadáver o sus cenizas o, con ánimo de ultraje, destruyere, alterare o dañare las urnas funerarias, panteones, lápidas o nichos será castigado con la pena de prisión de tres a cinco meses o multa de seis a 10 meses”.

    https://infovaticana.com/2018/07/24/presionan-para-exhumacion-de-franco/
    Última edición por Pious; 27/07/2018 a las 02:16

  9. #69
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,771
    Post Thanks / Like

    Re: Desenterrando a Franco

    El artículo 526 del Código Penal establece que “el que, faltando al respeto debido a la memoria de los muertos, violare los sepulcros o sepulturas, profanare un cadáver o sus cenizas o, con ánimo de ultraje, destruyere, alterare o dañare las urnas funerarias, panteones, lápidas o nichos será castigado con la pena de prisión de tres a cinco meses o multa de seis a 10 meses”.

    Lo primero que ha de hacer el okupa de La Moncloa es largarse, y luego ya se vería si conviene o no encausarlo. Un individuo que siendo diputado, renunció a su escaño, que siendo secretario general de su partido, fue desalojado del cargo, que después volvió por la puerta trasera para lograr, a saber con qué chanchullos, ser de nuevo secretario general y, definitivamente, desde fuera, lograr mediante una asamblea de ratones ponerle el cascabel a un gato gordo y gastado, ya se dirá qué clase de presidente puede ser, nada más que de un gobierno fantoche en un país transformado en el de las bananas de Occidente.

    No sirve de nada exigir respeto a las leyes, a las suyas, a "SU" Constitución, cuando no saben ni lo que significa la más elemental de las dignidades. España no tiene solución, o les abrimos las cabezas y los expulsamos, o esto se acaba.
    Pious dio el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  10. #70
    cegama está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    02 jun, 18
    Ubicación
    yurreta
    Mensajes
    3
    Post Thanks / Like

    Re: Desenterrando a Franco

    La mímesis del concepto izquierdista – creo que ahora se le denomina social-demócrata – reside en que el Valle de los Caídos no representa la Unidad Nacional porque es el paradigma del monumento del vencedor sobre los vencidos – utilizo el plural de forma consciente pues el bando republicano era una confluencia de numerosas ideologías,.

    Creo que se debería dar la vuelta a la tortilla ( tortilla como símil de planteamiento manejado por la izquierda utilizado para identificar el Valle de los Caídos como símbolo Franquista ) para que junto al Sr. Franco Vahamonde reposen los restos de algún reconocido Republicano como el Sr. Buenaventura Durruti ( muertos el mismo día por cierto, aunque en circunstancias muy distintas ) y de este modo desarmar las tesis de que en el Valle de los Caídos es únicamente una exaltación de la España del águila pasmada de San Juan

  11. #71
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,771
    Post Thanks / Like

    Re: Desenterrando a Franco

    ¿Dónde está el legado de éstos que se ven en las imágenes del enlace? Muchos de ellos, por no decir que la mayoría, ya han fallecido, otros tal vez habiten en residencias o en alguna habitación del fondo de sus casas donde no molesten, pero muchos de ellos, involuntariamente, nos han dejado un legado deplorable de individuos militando en la extrema izquierda: PSOE, IU-PODEMOS, ERC, etc., así como de renegados separatistas.



    https://www.youtube.com/watch?v=o20tO1IWmFw
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  12. #72
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,771
    Post Thanks / Like

    Re: Desenterrando a Franco

    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  13. #73
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,771
    Post Thanks / Like

    Re: Desenterrando a Franco

    En este otro documental las imágenes son más nítidas.

    https://www.youtube.com/watch?v=CMNTAZQYi3A
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  14. #74
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,771
    Post Thanks / Like

    Re: Desenterrando a Franco

    Edición especial del NO-DO.

    https://www.youtube.com/watch?v=LyXrQg6Nsyo
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  15. #75
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,033
    Post Thanks / Like

    Re: Desenterrando a Franco

    «La tumba de Franco» por Eduardo García Serrano para el periódico El Correo de Madrid.

    __________________

    Francisco Franco sacó el Padrenuestro de las catacumbas y el Avemaría de las mazmorras de las checas en las que el Frente Popular torturaba hasta la locura a los españoles que trenzaban una plegaria prohibida, una oración proscrita para aliviar el dolor y dignificar el trance de la muerte a mayor gloria de la dictadura del proletariado.

    La Iglesia ardía y sus pastores, capturados como alimañas, eran conducidos a los cadalsos del martirio. Nerón se hizo comunista y Diocleciano socialista para perseguir a los católicos en aquella España atroz en la que, según Manuel Azaña (al que le faltó una H en su apellido), un templo, un Cáliz o un Crucifijo no valían la vida de un republicano. La persecución y exterminio de los católicos, con y sin sotana, con hábito o sin él, obtuvo licencia y patente de corso. Se les dio caza, se fomentó su delación. Eran apresados en la intimidad de sus alcobas, en las fábricas, en las eucaristías clandestinas, en los áticos y en los sótanos de la última pedanía de aquella España republicana, hasta que Francisco Franco cruzó el Rubicón por el Estrecho de Gibraltar el 18 de julio de 1936.

    De no haber sido por él y por sus soldados, de la Iglesia Católica en España no hubiera quedado ni una oblea. Francisco Franco fue, a la vez, el buen samaritano y el templario que, con su espada y con sus leyes, rescató a la Iglesia española de las manos de sus verdugos y le regaló la libertad al Padrenuestro y al Ángelus.

    Cuarenta y tres años después de su muerte, la Iglesia española, convertida hoy en su Conferencia Episcopal en un sanedrín de fariseos, se apresta a lavarse las manos en la bacinilla de Poncio Pilatos para dar satisfacción, por omisión, a la venganza largamente aplazada de sus verdugos que exigen sacar a Franco de su sepulcro del Valle de los Caídos porque, incapaces de derrotarle en vida creen, como todos los cobardes, que humillando sus restos y condenando su osamenta al exilio reescribirán la propaganda, que no la Historia de su infamia.

    La Conferencia Episcopal Española, tan sutil en la política, tan untuosa en la diplomacia, tan hábil en el diálogo cuando le conviene y para lo que le conviene, es incapaz de pronunciar las palabras de gratitud que Francisco Franco merece, para impedir que su tumba sea desahuciada. No cabe esperar ni piedad ni valor de quienes ya consintieron borrar de los muros de sus templos los nombres y la memoria de los que cayeron defendiendo a Dios y a la Patria.

    Los españoles tenemos un “evangelio” laico que es nuestra auténtica constitución: el Refranero. En él se nos enseña, antes incluso de destetarnos, que quien no es agradecido no es biennacido. Y el que, por desagradecido, es un malnacido habitualmente es un hijoputa, con y sin sotana, con hábito o sin él.

    https://www.elcorreodemadrid.com/opi...a-Serrano.html

  16. #76
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,033
    Post Thanks / Like

    Re: Desenterrando a Franco

    Los trece obispos asesinados por la izquierda de los que Osoro parece haberse olvidado. Por Juan E. Pflüger.




    El Cardenal Carlos Osoro, Obispo de Madrid, sigue en sus trece (el número le va que ni pintado puesto que es el número de obispos asesinados por la izquierda en la represión religiosa durante la Guerra Civil). Sigue apoyando, cada vez más claramente, la intención de los socialistas de exhumar a Franco del Valle de los Caídos.

    Osoro parece no querer recordar la historia de los partidos políticos –socialistas, comunistas, separatistas,...- que pretenden la profanación de la Basílica de la Santa Cruz del Valle de los Caídos y de los enterramientos de Francisco Franco y de José Antonio Primo de Rivera.

    Juega a que se ha olvidado de que una de las principales causas del levantamiento de una parte de la población española contra el régimen revolucionario impuesto por el Frente Popular consistía en que no estaban dispuestos a seguir permitiendo la persecución religiosa que se inició en mayo de 1931, solamente dos semanas después de la proclamación de la república. Una persecución que continuó con las leyes anticatólicas, que vivió importantes casos de asesinatos durante la revolución de Asturias y que se generalizó durante los cinco meses que van de las elecciones fraudulentas que ganó el Frente Popular en febrero de 1936 hasta el levantamiento del 18 de julio de ese mismo año.

    Una vez comenzada la Guerra Civil, lo que ocurrió en la retaguardia del bando republicano solamente se puede definir como la mayor persecución religiosa de la historia.

    He aquí el martirio y asesinato de los 13 obispos, como lo es Osoro, que murieron defendiendo su fe y a sus feligreses. Obispos que tuvieron la dignidad y la valentía de defender unas creencias que Osoro prefiere aparcar para no complicarse la vida.

    La persecución religiosa fue una de las características entre quienes decían defender la "legalidad republicana" tras el levantamiento militar del 18 de julio. Desde el principio, el asesinato de religiosos y religiosas fue una constante, incluso antes de que la jerarquía publicase la Carta Colectiva de los obispos el 1 de julio de 1937. Es más, los precedentes habían sido claros desde las primeras matanzas en mayo de 1931 y durante la Revolución de Asturias en 1934.

    Entre los miles de católicos, religiosos y seglares, asesinados, se cuentan hasta 13 obispos contra los que los revolucionarios, principalmente pertenecientes al Partido Comunista de España y a las diversas organizaciones anarquistas como la Federación Anarquista Ibérica y la Confederación Nacional de Trabajadores, mostraron su más brutal ensañamiento.

    Por orden cronológico, los obispos asesinados por los frentepopulistas fueron:

    Eustaquio Nieto Martín, obispo de Sigüenza. Pese a la insistencia de personas de su entorno, el 18 de julio, una vez producido el pronunciamiento militar, se negó a abandonar la diócesis. Cuando la capital de la provincia, Guadalajara, se pronunció a favor de los sublevados el 21 de julio, Nieto intercedió ante los líderes sublevados para que no se cometieran fusilamientos y logró reducir considerablemente la represión en la provincia. La columna dirigida por el coronel Puigdengolas que tomó Guadalajara el día 22 envió unas secciones al mando del líder de milicias, Cipriano Mera, para tomar Sigüenza, que fue conquistada por los frentepopulistas el día 24. Lo primero que hicieron fue detener al obispo y someterlo a un juicio público, pero los testimonios de los dirigentes izquierdistas locales contando su actuación para salvar vidas en los primeros días del levantamiento llevaron a su absolución y liberación. Sin embargo, el 26 fue secuestrado por orden de Mera para ser asesinado. Cuando lo trasladaban en coche fue arrojado en marcha del vehículo, como sobrevivió le dispararon y quemaron su cuerpo.

    Salvio Huix Miralpeix, obispo de Lérida. Al conocer la noticia del alzamiento se refugió en casa de unos conocidos en Lérida. A los pocos días empezaron a llegarle noticias de la brutal represión a la que estaban sometiendo al clero de su diócesis por lo que decidió entregarse para intentar mediar ante las autoridades revolucionarias. Fue encarcelado inmediatamente en la cárcel provincial donde pasó dos semanas hasta que durante la madrugada del 5 de agosto fue conducido junto a otros veinte presos –en su mayoría religiosos y destacados políticos y empresarios locales- a las inmediaciones del cementerio donde fueron fusilados.

    Cruz Laplana Laguna, obispo de Cuenca. El pronunciamiento del 18 de julio fracasó en Cuenca gracias a la actuación del teniente coronel Francisco García de Ángela quien se comprometió a garantizar la integridad de todos los ciudadanos. Así fue hasta la llegada de milicianos anarquistas de las unidades mandadas por Cipriano Mera que obligaron a Laplana a abandonar su residencia el 28 de julio, siendo trasladado al seminario que había sido convertido en cárcel. Allí permaneció detenido hasta que el 7 de agosto, en compañía de otras 7 personas fue sacado de madrugada para ser fusilado sin que mediara juicio alguno.

    Florentino Asensio Barroso, obispo de Barbastro. Nada más producirse el levantamiento militar, el comité revolucionario local decidió su arresto dentro de la residencia episcopal, pero cuatro días después se decidió su traslado a la cárcel municipal, donde se le interrogó en varias ocasiones y se le intentó obligar a que apostatara. Ante el fracaso se decidió su traslado a una celda aislada donde fue torturado por milicianos que llegaron a realizarle amputaciones, como la de los testículos. En la madrugada del 9 de agosto fue trasladado junto a otros doce detenidos en un camión hasta un paraje cercano a Barbastro, donde fueron fusilados y arrojados a una fosa común en la que ya habían sido enterrados varios de los seminaristas de la localidad.

    Miguel Serra Sucarats, obispo de Segorbe. Tras decretarse su arresto en las dependencias del obispado, el 27 de julio se le trasladó a la cárcel local improvisada en locales del ayuntamiento. Junto a él fueron trasladados el vicario, Blasco Palomar, el hermano del obispo, Carlos Serra, y otros cinco religiosos y seglares vinculados a la sede episcopal. Allí estuvieron hasta la madrugada del 9 de agosto en la que fueron sacados en varios coches con la excusa de trasladarlos a Vall de Uxó, pero en el trascurso del camino pararon y en una zona deshabitada fueron fusilados y sus cuerpos abandonados sin enterrar.

    Manuel Basulto Jiménez, obispo de Jaén. Tras retenérsele durante los primeros días en su domicilio, el 2 de agosto fue detenido, junto a su hermana y su cuñado, y encarcelados en la catedral de Jaén que había sido convertida en cárcel gestionada por el Comité Revolucionario provincial. Allí permanecieron hasta el día 11 de agosto, en que fueron trasladados a la estación de tren para ser llevados en tren a la cárcel de Alcalá de Henares. A estos traslados se les conoce como "los trenes de la muerte", ya que el tren fue detenido y todos sus ocupantes –casi 200- fueron ametrallados. Entre ellos se encontraba el obispo Basulto que, al igual que el resto de las víctimas fueron saqueados por la turba que se había congregado para ver los asesinatos.

    Manuel Borrás Ferré, obispo auxiliar de Tarragona. Fue detenido junto al cardenal Vidal y Barraquer el día 21 de julio. Se les mantuvo retenidos unos días en el monasterio del Poblet, hasta que el día 24 tras la intermediación del Papa, se consiguió la liberación del cardenal que fue trasladado a Italia. Sin embargo, Borrás no tuvo la misma suerte y quedó detenido en Montblanch hasta que, a mediados de la primera semana de agosto fue llevado ante un tribunal revolucionario en Tarragona que decretó su condena a muerte que fue ejecutada de inmediato. Murió fusilado y su cadáver fue quemado después para dificultar su identificación.

    Narciso Esténaga, obispo de Ciudad Real. La población castellanomanchega vivió una situación peculiar a comienzos de la Guerra Civil. En ella, la numerosa guarnición de la Guardia Civil había pactado con el gobernador civil no sumarse al alzamiento a cambio de que éste frenase los desmanes revolucionarios. Si bien se produjeron fusilamientos y sacas de ciudadanos, al obispo se le respetó durante las primeras semanas. Pero cuando a principios de agosto se trasladó a la Guardia Civil a Madrid para reforzar la defensa de la capital, los milicianos anarquistas y comunistas asaltaron el palacio episcopal obligando a Esténaga a abandonarlo porque había sido incautado para ser la nueva sede del Comité Revolucionario. Se le obligó a trasladarse a la residencia de un vecino, donde permaneció hasta el 22 de agosto. En la madrugada de ese día fueron sacados por la fuerza y trasladados a la localidad de Peralvillo del Monte, donde fueron fusilados y abandonados en una zona próxima al río Guadiana.

    Diego Ventaja Milán, obispo de Almería. El 24 de julio un grupo de milicianos irrumpió en la sede episcopal de Almería con la excusa de registrarla. Se incautaron de numerosa documentación que, supuestamente, relacionaba al obispo con "actividades contrarrevolucionarias", lo que provocó que fuera detenido y encarcelado primero en el barco prisión Astoy Mendi y después en el acorazado Jaime I, donde coincidió con el obispo de Guadix, Manuel Medina. Ambos fueron sacados el 30 de agosto, trasladados al lugar conocido como el barranco de Vícar y fusilados junto a varios religiosos más.

    Manuel Medina Olmos, obispo de Guadix. Fue detenido en su residencia tras un registro realizado por milicianos y dirigido por el alcalde de Guadix y su hijo que aprovecharon para incautarse de cuanto objeto de valor hubiera en la casa. Fue más un saqueo que un registro. Tras su detención fue obligado a desfilar entre las turbas congregadas en las calles de la localidad para hacerle pasar por una situación de escarnio. Dos días después, el 29 de julio, fue trasladado a Almería donde pasó por hasta cuatro prisiones diferentes hasta que el 30 de agosto fue sacado junto al obispo de Almería y otros 16 religiosos para ser fusilado en el barranco de Vícar.

    Manuel Irurita, obispo de Barcelona. El 21 de julio, mientras que la residencia del obispo era asaltada por una turba dirigida por comunistas y anarquistas, el clérigo se ocultaba en la casa del joyero Antonio Tort cuya casa se había convertido en un piso franco para los religiosos y religiosas perseguidos por los partidarios del Frente Popular durante los primeros días de la Guerra Civil. Allí permaneció hasta el 1 de diciembre de 1936, cuando un grupo de milicianos descubre la protección que daba Tort a los religiosos. Fueron detenidas ocho personas protegidas de la familia de joyeros, además de éstos. El día 3 de diciembre, el obispo fue fusilado en las tapias del cementerio de Moncada. La propaganda republicana extendió durante muchos años la patraña de que Irurita había salvado la vida y había vivido oculto en el Vaticano desde que acabó la Guerra Civil. Esta absurda hipótesis fue desmentida tras los estudios de Jorge López Teulón que tras realizar las pruebas de ADN al cadáver del obispo que se conservaban en España desde su asesinato pudo desmontar el absurdo de la propaganda frentepopulista.

    Juan de Dios Ponce y Pozo, obispo de Orihuela. Varios seglares que trabajaban para el obispado de Orihuela convencieron al obispo Ponce de la necesidad de ocultarse en los primeros días de la Guerra Civil. Consiguió ocultarse, cambiando varias veces de casa hasta que fue descubierto a mediados de octubre de 1936. Fue encarcelado y tras pasar varias semanas en la cárcel, donde fue torturado para intentar conseguir que apostatara. Finalmente, la madrugada del 30 de noviembre de 1936 fue trasladado junto a otros nueve sacerdotes de su diócesis al cementerio de Elche, donde fueron fusilados. Los milicianos impidieron que los cuerpos de los 10 religiosos fueran recogidos hasta una semana después del asesinato para que pudieran ser contemplados "para escarmiento de contrarrevolucionarios".

    Anselmo Polanco, obispo de Teruel. Tras la rendición del coronel Domingo Rey d'Harcourt el 8 de enero de 1938, el obispo y el militar fueron hechos prisioneros por las tropas republicanas. El Gobierno descartó la propuesta de que fuera enviado a Francia y puesto allí en libertad, realizada por Indalecio Prieto. Tras varias etapas y el paso por Valencia, el religioso y Rey d'Harcourt fueron internados en el "Depósito para prisioneros" de Barcelona. Allí pasaron la guerra hasta que el 23 de enero de 1939, horas antes de que Barcelona fuera tomada por las tropas de Franco, se les acercó a la frontera con Francia obligándoles a acompañar a los milicianos que huían en desbandada hacia el país vecino. Éstos consideraban que con el militar y el religioso tenían dos buenos rehenes con los que negociar en caso de necesidad. El 7 de febrero de 1939 el comandante comunista Pedro Díaz decidió fusilar al grupo de 40 prisioneros que les acompañaban en su huida. Entre ellos se encontraba el obispo Polanco.

    Última edición por Pious; 29/07/2018 a las 04:34

  17. #77
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,033
    Post Thanks / Like

    Re: Desenterrando a Franco

    Cita Iniciado por Pious Ver mensaje
    Al parecer el medio de comunicación TV3 (qué desconozco el porqué sigue sin haber sido ilegalizado al haber participado activamente durante el proceso secesionista qué culminaría con el referéndum ilegal del 1/X/2017 dando un apoyo mediático a este además de haber servido para manipular a favor de los secesionistas entre otras tantas cosas) recortó una gran parte de la entrevista qué sí se puede ver al completo en el siguiente vídeo:


  18. #78
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,033
    Post Thanks / Like

    Re: Desenterrando a Franco

    Cuatro mentiras gruesas sobre el Valle de los Caídos

    LFU

    1. Una obra faraónica en tiempos de miseria. El Valle de los Caídos no costó una sola peseta al erario público. El 75% de su coste se financió con el sobrante de la “suscripción nacional”, las donaciones voluntarias al bando nacional durante la guerra civil y el 25% restante con los ingresos derivados de dos sorteos extraordinarios de Lotería Nacional a partir de 1957.

    2. Construido por mano de obra “esclava”. En su construcción participaron principalmente trabajadores libres y un porcentaje menor de presos (inferior a 2.000 en total y nunca más de 750 a la vez), entre los años 1942 y 1950, en régimen de redención de penas.

    Todos ellos eran voluntarios, que debían solicitar ser destinados a dicha obra con lo que reducíanel tiempo de su condena por este medio (primero 3 días de condena por día de trabajo y luego 6 días de condena por día de trabajo), además de cobrar un salario exactamente igual al de los trabajadores libres. Además, disponían de una serie de ventajas (seguros sociales, amplia libertad de movimientos y trato normal con empleados libres, visitas, estancias y colegio para familia e hijos, mejor alimentación, etc.). Muchos de ellos continuaron trabajando como libres después de redimir su tiempo de condena.

    3. “Miles de muertos” en su construcción. El médico de las obras, D. Angel Lausín a la sazón, preso redimiendo condena contabilizó un total de 15 accidentes mortales entre 1943 y 1962, tanto de trabajadores libres como de presos que redimían condena, lo que teniendo en cuenta las colosales dimensiones de la construcción, la duración de la misma y las medidas de seguridad entonces vigente.

    4. El “mausoleo” de Franco. Todo parece indicar que Francisco Franco jamás pensó en ser enterrado en el Valle de los Caídos. Nada dejó por escrito y tampoco dijo nada a su familia. De hecho, tanto él como su mujer tenían preparado un pequeño panteón en el cementerio de El Pardo-Mingorrubio que Franco visitó y al que eliminaron algunos adornos por haberlo considerado excesivamente suntuoso. La decisión la tomó el Consejo de Ministros presidido por el Rey Juan Carlos, tras preguntar a su familia si había dejado alguna indicación al respecto, firmando el primero y único de sus Decretos con la fórmula tradicional de “yo el rey”. Comunicado a la comunidad benedictina, hubo que hacer un agujero a toda prisa en la parte posterior del presbiterio desviando los conductos de calefacción que pasaban por dicho lugar (lo que explica bien que nunca se pensó que aquél lugar alojase ningún enterramiento). Uno de los monjes recordaba que al enterrar a José Antonio, la primera de las losas de granito que sirvió una cantera de Collado Villalba fue desechada por no tener las dimensiones requeridas, por lo que llamó a la cantera por si la conservaban. Ante la respuesta afirmativa, pidió que grabaran por la parte posterior el nombre de “FRANCISCO FRANCO”. Así que el reverso de la lápida que hoy puede verse en la Basílica lleva escrito el nombre de “JOSÉ ANTONIO”.

  19. #79
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,033
    Post Thanks / Like

    Re: Desenterrando a Franco

    El Valle de los Caídos, símbolo de la Fe Católica por Mario Caponnetto.

    El peregrino que por primera vez llega al Valle de los Caídos no puede sustraerse a una triple conmoción. La primera, el particular paisaje geográfico, el Valle de Cuelgamuros en las Sierras del Guadarrama con sus grandes formaciones graníticas y su vegetación compuesta predominantemente de coníferas que dan al entorno un aire de silencio umbrío que llena el ánimo de profunda paz. Lo segundo, la audacia arquitectónica que sorprende y admira al comprobar que la gran Basílica está excavada en el corazón de la piedra que más parece haber sido horadada por el alma que por las máquinas. Lo tercero, y lo que más conmueve, el profundo sentido religioso admirablemente expresado en la gran y sobrecogedora Cruz que domina el Valle y que invita al recogimiento y la plegaria.

    El Valle no es tan sólo un mausoleo aun cuando en su interior estén las tumbas de quienes, de un lado y del otro, ofrendaron sus vidas en la guerra de 1936 a 1939. Tampoco es solamente un monumento a la memoria histórica de una gesta, la Cruzada, aunque sin lugar a dudas la recuerde y la reivindique con total legitimidad. Menos todavía, como lo ha afirmado cierta propaganda malintencionada, puede decirse que sea la vana pretensión de autohomenaje de algún personaje histórico aun cuando en su interior yazgan en sus tumbas hombres ilustres. No. El Valle es, por sobre todas las cosas, un grandioso monumento cristiano cargado de un profundo significado. La piedad española ha sabido valerse de la piedra para esculpir en ella la gran verdad de nuestra Fe: que Cristo es el único Redentor y Salvador del hombre y que con su Cruz ha unido a los que estaban separados reconciliándolos en su propio Cuerpo conforme con la enseñanza del Apóstol San Pablo: Los que estaban lejos han sido acercados por la sangre de Cristo: Porque Él es nuestra paz, el que de ambos hizo uno, derribando de en medio el muro de separación, la enemistad […] para reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo por medio de la Cruz matando en ella la enemistad(Efesios 2, 13-16). Sólo bajo la Cruz los hombres pueden reconciliarse y lo que este Monumento dice al mundo es que allí, a la sombra de la inmensa Cruz que señorea el Valle, los españoles han puesto la cifra y la esperanza de su reconciliación.

    En este sentido resulta oportuno recodar algunos testimonios, hoy poco o nada conocidos o adrede olvidados, que evidencian cuál fue el espíritu que animó a quienes concibieron y llevaron adelante la construcción del Monumento. El Arquitecto Don Diego Méndez Gonzalez, que fue Consejero de Arquitectura del Patrimonio Nacional, en su estupendo libro El Valle de los Caídos. Idea. Proyecto. Construcción, explica desde lo arquitectónico como se buscó y logró la absoluta preeminencia de la Cruz sobre el resto del conjunto:

    El Monumento puede y debe definirse como una gran Cruz, integrada, con sobriedad, en el paisaje. El desarrollo de esta idea es lo que le da carácter y fisonomía singulares e inconfundibles […] la gran Cruz desnuda se impone por todas partes a la mirada, y centra la atención de una manera absorbente, al paso que prevalecen en las soluciones arquitectónicas y decorativas los recursos simples y necesarios[1].

    Pero no menos ilustrativo es recordar, siquiera someramente, cómo nació y se gestó la idea de levantar semejante Monumento. Todos los testimonios concuerdan en que el Valle fue una idea muy temprana de Franco. Según Pedro Muguruza, arquitecto del proyecto, en un informe de abril de 1940, aseguraba que “ya hacía más de un año que el Caudillo tenía el propósito de erigir un gran monumento nacional a los Caídos de la Cruzada”[2]. De hecho, una primera alusión pública a lo que sería en el futuro el Valle de los Caídos la encontramos en un discurso pronunciado en junio de 1939, durante la inauguración de un monumento en memoria de Emilio Mola, en el que Franco anunciaba la construcción de un monumento al que definía como “un lugar que tendrá basílica, tendrá monasterio y tendrá cuartel; tendrá la reciedumbre de España, tendrá la aspereza de la tierra, tendrá la soledad de la oración”[3]. Es evidente que en el pensamiento del Caudillo ya estaba la idea central del Valle que, muy poco tiempo después, se pondría en ejecución.

    Por Decreto del 1 de abril de 1940 el Gobierno de Franco dispone, en efecto, la construcción del Monumento; en sus considerandos se menciona

    […] la elección de un lugar retirado donde se levante el templo grandioso de nuestros muertos en que por los siglos se ruegue por los que cayeron en el camino de Dios y de la Patria. Lugar perenne de peregrinación en que lo grandioso de la naturaleza ponga un digno marco al campo en que reposen los héroes y mártires de la Cruzada”[4].

    Pero quizás el testimonio más significativo lo ofrece el Decreto Ley del 23 de agosto de 1957 que establece la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos. Creemos necesario traer a la memoria el párrafo más significativo de esta notable pieza normativa:

    La Cruz grandiosa que inspira el Monumento imprime a esta realización un carácter profundamente cristiano. Por ello el sagrado deber de honrar a nuestros héroes y nuestros mártires ha de ir siempre acompañado del sentimiento de perdón que impone el mensaje evangélico. Además, los lustros de paz que han seguido a la victoria han visto el desarrollo de una política guiada por el más elevado sentido de la unidad y hermandad entre los españoles. Este ha de ser, en consecuencia, el Monumento a todos los Caídos, sobre cuyo sacrificio triunfan los brazos pacificadores de la Cruz[5].

    Pieza notable, repetimos, ya que en ella queda claramente expuesto el significado del Valle como lo que en realidad es: un símbolo inequívoco de la Fe Católica que alentó la gran empresa de la Cruzada, primero, y luego la entera obra de gobierno de quien, con toda justicia, merece ser recordado como el último Caudillo de la Cristiandad.

    Con estos testimonios, y muchos más que omitimos en honor a la brevedad, queda muy en claro que el Valle de los Caídos es un gran Monumento a la Fe Cristiana y una muestra más, de las mejores, de la esencial catolicidad de España. Esto explica que suscite el odio permanente e inextinguible de los enemigos de la Fe de Cristo y de la España Católica. Erraríamos gravemente si atribuyéramos las reiteradas embestidas de que es objeto a una mera cuestión política o a un rencor histórico de los herederos de aquella república ominosa abatida tras limpia guerra en 1939. Algo de esto hay, sin duda. Pero lo fundamental es el odio a la Fe. Por eso en esta España nacida de la Transición (que mejor cuadraría llamar apostasía) el Valle es un contrasentido, una presencia intolerable, un cuerpo absolutamente extraño que hay que extirpar. El rechazo al Valle mide “con pasmosa exactitud” el grado de desintegración y de disolución que hoy afecta a la noble nación española. Pero la falta de una condigna y adecuada reacción a nivel mundial de parte de los católicos mide, también, el grado de indiferencia y de ignorancia en que hemos caído.

    Es que el Valle, sin mengua alguna de su españolísima alcurnia, pertenece a toda la Catolicidad. Es un ejemplo pero a la vez un legado de España a todo el orbe católico. Su defensa compete, en primer lugar a los católicos españoles pero ningún católico puede desertar de ella. Y menos los que, por gracia de Dios, hemos nacido en este extremo austral de la Hispanidad Católica.

    En muestra de ello lleguen estas líneas a nuestros hermanos de España.
    _____
    [1] Diego Méndez Gonzalez, El Valle de los Caídos. Idea. Proyecto. Construcción, Madrid, 1982, página 15.
    [2] Pedro Muguruza, Informaciones, 2 de abril de 1940, página 3.
    [3] Este Discurso lo recoge Isaías Lafuente, en su libro Esclavos por la patria, la explotación de los presos bajo el franquismo, Madrid, 2002, 113.
    [4] Decreto del 1 de abril de 1940 disponiendo se alcen Basílica, Monasterio y Cuartel de ,Juventudes, en la finca situada en las vertientes de la Sierra del Guadarrama (El Escorial), conocida por Cuelga-muros para perpetuar la memoria de los caídos en nuestra Gloriosa Cruzada. Boletín Oficial del Estado, 2 de abril de 1940, página 2240.
    [5] Decreto Ley del 23 de agosto de 1957 por el que se establece la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los caídos, Boletín Oficial del Estado, n. 226, de 5 de septiembre de 1957. El subrayado es nuestro.

  20. #80
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,033
    Post Thanks / Like

    Re: Desenterrando a Franco

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    El Gobierno baraja exhumar a Franco con "nocturnidad y alevosía".



    Es la única forma que le queda de cumplir su promesa "estrella" del verano y aunque siguen faltando muchos flecos, ahora el Ejecutivo está mandando a sus medios, voceros la falsa premisa de que tiene atados todos los cabos y los detalles jurídicos no son ya un problema.La medida se pondrá en marcha de aquí a unas semanas, aseguran fuentes solventes, y se llevará a cabo con total discreción. Sin cámaras, periodistas ni imágenes del momento. El Ejecutivo quiere revestir de normalidad el asunto, y también busca evitar que trascienda la fecha concreta de la exhumación. Los españoles sabrán del traslado del dictador, señalan estas mismas fuentes, cuando la operación haya concluido.

    El Gobierno asume que contará con la negativa de la familia Franco, que ha mostrado su oposición frontal a mover los restos de Franco, pero tampoco esto será un problema, para el Presidente frentepopulista. Los Franco, la FNFF y algunas asociaciones interpondrán acciones jurídicas en caso de que se hiciera efectiva la exhumación .Recurrirían al delito de profanación para enfrentarse legalmente al Gobierno.

    18 de julio: sin novedad en el Valle de los Caídos. Promesa incumplida.

    La decisión de exhumar los restos de Franco es "firme" y se materializará en "muy breve espacio de tiempo". Fue quizá el anuncio más relevante que Pedro Sánchez lanzó este verano. Pero sigue el Valle, sin Novedad.

    Está corriendo el rumor en las fuentes cercanas a Moncloa que esta semana será vital y que la medida será unilateral y en Moncloa ya dan por descontadas las denuncias de la familia y de la Fundación Franco tras la exhumación, o profanación sería el término más exacto. Para evitar que estas acciones judiciales se dirijan al presidente de Gobierno, no será Pedro Sánchez quien firme la medida, que podría salir adelante mediante dos vías: que sea el Consejo de Ministros quien apruebe el Real Decreto; o que un ministerio socialista emita una orden ministerial. Algo saben que están haciendo mal y contra derecho, cuando se tienen esas cautelas.

    El Gobierno está convencido de que cuenta con el apoyo de una mayoría social y no ha tenido en cuenta el clamor popular de acciones como la del pasado 15 de Julio que congregó en el Valle a más de 10.000 personas o la continua campaña en la calle de gente anónima con el lema: El Valle no se toca.



    Lo que quiere hacer Sanchez, según fuentes cercanas a Presidencia es retirar el cuerpo de la tumba que ahora mismo se encuentra en el altar del panteón y habilitar un lugar discreto dentro de la basílica en el que reubicarlo. El sitio no estaría abierto al público para evitar que pueda ser escenario de homenajes franquistas. Esta opción mantendría el convenio firmado con la orden Benedictina, por el que la congregación se hace cargo de la custodia del cuerpo, aunque tendrían que contar con el visto bueno del prior de la basílica, Santiago Cantera, que en sus últimas declaraciones se ha mostrado poco proclive a la colaboración. El traslado, en cualquiera de los casos, se produciría en caso de que los Franco no reclamaran el cuerpo en el proceso para darle sepultura junto al resto de sus familiares.

    Desde El Correo de Madrid podemos afirmar que el nuevo Presidente del Frente Popular del Siglo XXI va a descartar la vía judicial pues podría prolongarse en el tiempo y difícilmente permitiría culminar la operación con la rapidez y discreción que el Ejecutivo desea. La segunda fórmula para la exhumación de Francisco Franco consiste en hacer el levantamiento de cadáver y ponerlo a disposición judicial. En este caso, sería un juez quien tendría que determinar el siguiente paso y de él dependería su nueva ubicación. Es probable que los restos fueran trasladados a una morgue durante el periodo deliberación, y el nuevo paradero decidido por el juez entraría a formar parte de un proceso judicial en el que cabrían recursos y apelaciones. Un proceso generalmente largo que impediría cerrar el asunto en los plazos deseados, como así informa El Independiente.
    La vía ordinaria.La tercera vía que contempla el Gobierno y ahora mismo Sanchez está muy de acuerdo en esta solución; la solución de la "nocturnidad y alevosía".

    Esta opción consiste en exhumar sus restos y trasladarlos directamente a los cementerios municipales más cercanos, el de El Escorial o Guadarrama. El Ejecutivo gestionaría previamente el traslado con los municipios, que tendrían que dar el visto bueno.
    Guadarrama está gobernado por Carmen Mª Pérez del Molino, una histórica dirigente popular que dejó el PP en 2011 y cuya larga trayectoria en el partido no parece augurar una especial devoción por el traslado de Franco. En el caso de San Lorenzo del Escorial, la alcaldesa es Blanca Juárez, del partido Vecinos por San Lorenzo, (Podemos) que arrebató la alcaldía al PP mediante una moción de censura en 2015 con el apoyo de PSOE, Cs, PSL (Pueblo San Lorenzo), En Común y Sí se Puede; unos apoyos que convierten a El Escorial como el lugar más propenso a la exhumación.

    Este traslado a una zona común estaría cargado de simbolismo: con él, el Gobierno marcaría un antes y un después en cuanto a la aplicación de la Ley de Memoria Histórica y Sanchez habría ganado una batalla, pero no la guerra, pues en ese caso será El Escorial el lugar de peregrinación de los seguidores de Franco, que haberlos haylos y parece ser que en número considerable. Sanchez lejos de cerrar unas heridas que estaban cerradas en la Transición, por cierto, con el sacrificio de aquellos a los que hoy se está masacrando, lo que está consiguiendo es el enfrentamiento nuevamente entre españoles y cada vez esa herida es más grande.Siguiente paso, la ilegalización de la FNFF, que no nos equivoquemos, es la ilegalización de quien disiente y no te olvides, que mañana puedes ser tú.
    Última edición por Pious; 29/07/2018 a las 23:40

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Y dale con Franco...
    Por ReynoDeGranada en el foro Tertúlia
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 09/12/2016, 20:45
  2. La Fundación Francisco Franco impugna la retirada de honores a Franco en Madrid
    Por Espíritu Imperial en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 5
    Último mensaje: 02/08/2009, 23:34
  3. Desenterrando muertecitos
    Por Hyeronimus en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 08/10/2008, 09:45
  4. Franco y Pinochet
    Por Aliocha en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 25/03/2008, 18:24
  5. Franco .¿Rey?
    Por Litus en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 06/03/2007, 17:34

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •