Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 4 de 4

Tema: El Día de la Hispanidad

  1. #1
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    El Día de la Hispanidad





    EL DÍA DE LA HISPANIDAD





    Nuestra feliz y próspera democracia capitalista juega a eso de los días y los aniversarios. Ahora, con esto de la memoria histórica dirigida por la extrema izquierda apoltronada al modo más burgués posible en los escaños del congreso de los diputados, más todavía. Entre el día de la constitución, que es el 6 de Diciembre, y ridículos días del mismo sistema, como Villalar, 28 de Febrero o Aberri Eguna, está el calendario completito.





    El día de la Hispanidad, también conocido a modo popular ( Y con toda justicia ) como el día del Pilar, ha quedado como reserva para fiestecilla en los cuarteles de la Guardia Civil. Es lógico que en el régimen liberal imperante sea así. Pero también es lógico que a los hispanistas tradicionales eso nos siga enfureciendo. Al fin y al cabo, es un día “ no laborable “, y que realmente, carece de la importancia del día constitucionalista o de los días de los engendros “ autonómicos “.





    Algunos de la extrema derecha ( Esos que andan fascinados con el “ lepenismo “ sobre todo ) definen al día de la Hispanidad como “ día nacional español “. Bueno, depende de cómo se entienda. Realmente es algo más que eso. El día del Pilar, el sacrosanto 12 de Octubre, no es sólo un día “ nacional “, sino también imperial, y ante todo, espiritual. Un 12 de Octubre del año de 1492 partieron del puerto de Palos de la Frontera ( Reino de Sevilla ) tres carabelas que marcarían el inicio de la gesta hispánica en las Indias. Esas carabelas partieron con las premisas de los Reinos de Castilla y León. El onubense Pinzón arribaría a las costas del Brasil, que tras las expediciones de Cabral y Vespucci, ya en el siglo XVII, constituiría la América Portuguesa. La Corona de Aragón continuaba con su labor imperial en el Mar Mediterráneo, mientras que Portugal había tomado un viejo testigo y se empecinaba en el África; empezando por la Reconquista ( Pues forma parte de la Hispania Tingitana ) de Ceuta, que aún conserva en su blasón la Maestría de Avís.



    La Corona de Castilla agrupaba a los Reinos de Castilla, León, Galicia, Sevilla, Granada, Córdoba, Jaén, Algeciras, Gibraltar, Toledo, Murcia, Canarias, Guipúzcoa; amén del Señorío de Vizcaya, el Condado de Álava y el Principado de Asturias. A posteriori, tomaría la tutela sobre el Oranesado, tras haber pasado en tan encomiable proyecto la Corona de Aragón, que abarcaba el Principado de Cataluña y los Reinos de Valencia, Aragón, Mallorca y las Sicilias; mientras que Portugal, que también recogió el testigo hispano-tingitano, abarcaba el Reino de Portugal y el Reino de los Algarves, amén de la plaza de Ceuta, que debido a su posición ante la Guerra del 1640 se siguió manteniendo en el seno de los Austrias Españoles. El Reino de Navarra ( Con su genuina foralidad, junto con Castilla y las Vascongadas, amén del modelo “ confederacional “ aragonés y la expansión leonesa del Fuero Juzgo, han dotado a la tradición política de las Españas un bello legado ) siguió guerreando contra el expansionismo francés en la tierra pirenaica; y con Fernando el Católico compartía esta “ soberanía “ con Aragón por así decirlo, al menos en líneas generales. La conformación de España como Patria tiene su origen en la Unidad Católica. Tras grandes tomas de conciencia, desde la conversión del Rey Recaredo I de los Godos en el III Concilio de Toledo, fue la premisa a mantener en el duro periodo reconquistador ante la invasión musulmana, acaudillada principalmente por berberiscos recién convertidos así como por muladíes ( Conversos, del árabe muwallad ) de sangre hispana, amén de la caballería siria y las minorías elitistas árabes, y los esclavos euro-orientales. De esta espiritualidad puramente cristiana nos fuimos conformando en el Medioevo, poniendo colofón a la vasta tarea imperial desarrollada por la Corona de Portugal y por los Reinos de Castilla y León a lo largo y ancho de la esfera terráquea. Navegantes católicos romanos al servicio hispano, tales como Vespucci, Pinzón, Cabral, Vasco de Gama, Caboto, Colón o Magalhâes confirmaron en la práctica las fundamentadas teorías de los también católicos Copérnico o Galileo ( Ya ahondadas en el Medioevo a partir de la cultura grecorromana, empezando por el mismo Lucio Anneo Séneca: “ Thule no será la última tierra....” ) ante los asombrados ojos del recalcitrante protestantería.





    Las Españas de los soldados y los misioneros. Las Españas de Antonio Cardoso Barros, Hernán Cortés, Francisco Pizarro, Alonso de Ojeda, Tomé de Sousa, Vasco Núñez de Balboa, Sebastián de Belalcázar, Gonzalo Jiménez Quesada, Pedro de Valdivia, Bartolomé Días, Juan de Garay; de Fray Antonio Sepp, el Padre Vitoria, Fray Alonso de Sandoval, Fray Juan Calero ( Primer Mártir de las Indias, natural de mi pueblo ), Fray Tomás de Mercado, Fray Bartolomé de Albornoz, Fray Luis de Molina, Fray Simâo Masseta, Fray Juan Mansilla, el Obispo Montúfar, el carmelita Vázquez de Espinosa....Las Españas que persistían en alianzas con el italiano solar, sobre todo con las Repúblicas de Venecia y Génova, e incluso también con Florencia, manteniendo la integridad del Milanesado y del Reinado de Nápoles. Las Españas que tomaban la Espada de Roma y cuyos teólogos juristas establecieron las premisas para un digno Derecho Internacional ( Nada que ver con la ONU de Caco-Fi Annan, claro está ), y que portaba su sangre generosamente por los Países Bajos hasta asomarse al Oriente del Viejo Continente. Al fin y al cabo, la España de los Imperiales. La vida como lucha, la vida como misión. A la herencia de los almogávares de Roger de Flor ( Con Raimon Muntaner ) hasta Atenas y Neopatria, de Jaume I lo Conqueridor y Raimon Llull.





    De toda esta vasta herencia de raigambre celtibérica saldrían plumas como las del Inca Garcilaso, Huaman Poma de Ayala, Bernardo de Balbuena, J. Oviedo Baños o Juan Ruiz de Alarcón; amén de almas ejemplares como Sor Juana Inés de la Cruz, Santa Rosa de Lima, San Martín de Porres, Fray Toribio de Mongrovejo....Hasta caudillos como Hernandarias Saavedra. Todo ello cultivóse en el interior de la cultura barroca indiana ( Acaudillada por el genial arquitecto portugués Constantino de Vasconcelos ), donde el trigo se encontró con la papa y el caballo con la llama; el morrión ( De origen militar germánico, como germánicos eran los lansquenetes al servicio de la batuta imperial española ) con el blasón solar y la espada con la macana. Allí encontró un portentoso caldo de cultivo la Tradición Jacobea, tras la reciente Reconquista de Granada invocando a Santiago Matamoros por España. De ello surgirían devociones marianas como Guadalupe o Copacabana. La Cruz de San Andrés figuraría desde el Río Grande hasta la Tierra de Fuego, acompañada mayormente de los cuarteles de León y Castilla. Siglos de San Vicente Ferrer, San Ignacio de Loyola, San Juan de la Cruz, Santa Teresa de Jesús y San Francisco Javier; de Francisco de Quevedo y Villegas, Miguel de Cervantes Saavedra, Luis de Camoens, Pedro Calderón de la Barca, Tirso de Molina y Gil Vicente, que habían sido precedidos por Joanot Martorell o Bernat Desclot. Siglos cuya gloria se fue diluyendo no sin resistencia y que ahora recordamos como la más absoluta veneración hacia la honda labor de nuestros antepasados.






    Las valientes carlistadas ( Como el tradicionalismo napolitano encontraría a todo un corpus en la pluma de Francisco Elías de Tejada ) fueron precedidas por los realistas de España e Hispanoamérica, por Navarra, Cataluña, Nueva España o el Perú. Desde el Barón de Eroles hasta Huachaca o Agustín de Agualongo o el Virrey Elío. Ellos heredaron una gran tradición cuyo puente como empresa radicaba en el Reino de las Islas Canarias. Toda esa lucha ha sido, en uno y otro modo, por la defensa de lo genuinanemente hispánico. Como así defendíalo también el miguelismo portugués. Desde el Altar y el Trono que nos unió, hasta el desarrollo del Cabildo, la Audiencia, el Fuero y el Gremio. Buen testigo historiográfico nos anda dejando D. Luis Corsi Otálora, natural de la Nueva Granada, contra la embustera y canallesca leyenda negra, que desde el fracaso de la Verapaz guatemalteca de Las Casas dirigióse a las ignorantes ilustraciones de Jacques Miggrode y las intrigas varias de Antonio Pérez y a posteriori de la masonería; y no sólo británica precisamente. El triunfo de Bolívar, Miranda, Martí u O´Higgins se debe en buena medida a los traidores indignos de llamarse españoles, empezando por el tan cacareado Riego.






    Todo ello es lo que encarna el día de la Hispanidad. Por ello los bravos requetés cantaban aquello de:




    “ El Pilar Sacrosanto,
    será nuestro sostén,
    la Fe de nuestros padres,
    sabremos defender,




    La Patria es nuestra Madre,
    Y Dios es nuestro Rey,
    El Rey es el caudillo,
    La vida es de los tres,
    ¡ El Rey es el caudillo,
    la vida es de los tres !



    ¡ Requeté, requeté a morir o vencer por la Fe,
    Requeté, requeté a morir o vencer por el Rey !



    ¡ Viva España ! ¡ Viva el amor ! ¡ Viva Siempre España ! “





    Ahora nosotros, Cruzados de la Tradición, esperando cumplir con nuestras promesas en vida, anhelando un puesto en el Reino de los Cielos, siendo los máximos partícipes de tan digna festividad. No olvidemos nunca el día de la Hispanidad, queridos correligionarios. Pues fue España madre de pueblos y una madre siempre quiere a sus hijos, como bien me recordó D. Manuel Onrubia Baturone, un digno carlista del Reino Andaluz de Sevilla cuyo segundo apellido refleja algo de sangre napolitana. Que no nos importe la “ lógica “ de la globalización capitalista, pues nos urge la defensa de la Hispanidad ( Como Ramiro de Maeztu, Juan Vázquez de Mella y Fanjul, Marcelino Menéndez y Pelayo, Almeida Garret, António Sardinha, Rafael Gambra Ciudad, Antoni Torrox, Manuel J. Fal-Conde, Tomás Antonio Zumalacárregui, Alfonso Carlos de Borbón y Austria-Este, Álvaro Pacheco Seré, Francisco de Paula Oller y tantos otros que velan por nos. desde la Casa del Padre ). Un proyecto universal, una herencia muy romana, que nunca puede caer en el olvido y que nunca puede dejar de ser nuestra premisa.







    Con la Borgoñona Cruz de San Andrés por todo lo alto, como aún ondea en la Florida y Puerto Rico. ¡ 12 DE OCTUBRE: DÍA DEL PILAR, DÍA DE LA RAZA, DÍA DE LA HISPANIDAD !

  2. #2
    Avatar de DeusEtPatris
    DeusEtPatris está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    28 jul, 06
    Mensajes
    87
    Post Thanks / Like

    Re: El Día de la Hispanidad

    Muy bonito Ordoñez.Efectivamente el día 12 de Octubre no es sencillamente el Día de España sino el día para conmemorar el sentimiento hispanico,la idea de hispanidad que no debemos olvidar y en su recto cumplimiento debemos de ser y hacer participes,ser participes nosotros de un modo de sentir y hacer participes a los españoles y los hermanos hispanoamericanos que hoy,por motivos esencialmente economícos,residen en nuestro país.

    POR EL PATRIOTISMO HISPANICO!!!
    "La raza, la hispanidad, es algo espiritual que transciende sobre las diferencias biológicas y psicológicas y los conceptos de nación y patria."Cardenal Gomá


  3. #3
    Avatar de Villores
    Villores está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    03 dic, 05
    Mensajes
    940
    Post Thanks / Like

    Re: El Día de la Hispanidad

    Este artículo se merece por derecho propio ir a la página principal del foro. Enhorabuena Ordoñez, me ha encantado. Has sintetizado a la perfección una visión agudísima de la Hispanidad.

  4. #4
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: El Día de la Hispanidad

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Gracias al amigo cruz y fierro, me he dado cuenta de un gran gazapo: El día 12 de Octubre nuestros barcos llegan a Guanahaní, pues partieron de Palos antes. Aprovecho el foro para decirle a cruz y fierro que si bien cuando generalizo o expongo personajes es más o menos en una línea general, porque sé que San Vicente Ferrer es muy anterior a la Conquista pero sé también que todo ello, en toda esa línea ayudó pues a confirmarnos en un gran Imperio, de Aragón a Castilla y Portugal. Porque el 12 de Octubre creo que hay que mirarlo como eso, como una consecuencia lógica.



    También me habría valido una mención a los cristeros mejicanos.



    Y sigo pensando que el realismo, tanto español como hispanoamericano, guarda con toda justicia un antecedente del carlismo. ¿ Con matices ? Sí claro. Pero creo que tampoco miento si afirmo esto.




    EL DÍA DE LA HISPANIDAD




    Nuestra feliz y próspera democracia capitalista juega a eso de los días y los aniversarios. Ahora, con esto de la memoria histórica dirigida por la extrema izquierda apoltronada al modo más burgués posible en los escaños del congreso de los diputados, más todavía. Entre el día de la constitución, que es el 6 de Diciembre, y ridículos días del mismo sistema, como Villalar, 28 de Febrero o Aberri Eguna, está el calendario completito.






    El día de la Hispanidad, también conocido a modo popular ( Y con toda justicia ) como el día del Pilar, ha quedado como reserva para fiestecilla en los cuarteles de la Guardia Civil. Es lógico que en el régimen liberal imperante sea así. Pero también es lógico que a los hispanistas tradicionales eso nos siga enfureciendo. Al fin y al cabo, es un día “ no laborable “, y que realmente, carece de la importancia del día constitucionalista o de los días de los engendros “ autonómicos “.







    Algunos de la extrema derecha ( Esos que andan fascinados con el “ lepenismo “ sobre todo ) definen al día de la Hispanidad como “ día nacional español “. Bueno, depende de cómo se entienda. Realmente es algo más que eso. El día del Pilar, el sacrosanto 12 de Octubre, no es sólo un día “ nacional “, sino también imperial, y ante todo, espiritual. Un 12 de Octubre del año de 1492 arribaron a la Isla de Guanahaní ( Habían partido del puerto de Palos de la Frontera, en el Reino de Sevilla ) tres carabelas que marcarían el inicio de la gesta hispánica en las Indias. Esas carabelas partieron con las premisas de los Reinos de Castilla y León. El onubense Pinzón arribaría a las costas del Brasil, que tras las expediciones de Cabral y Vespucci, ya en el siglo XVII, constituiría la América Portuguesa. La Corona de Aragón continuaba con su labor imperial en el Mar Mediterráneo, mientras que Portugal había tomado un viejo testigo y se empecinaba en el África; empezando por la Reconquista ( Pues forma parte de la Hispania Tingitana ) de Ceuta, que aún conserva en su blasón la Maestría de Avís.






    La Corona de Castilla agrupaba a los Reinos de Castilla, León, Galicia, Sevilla, Granada, Córdoba, Jaén, Algeciras, Gibraltar, Toledo, Murcia, Canarias, Guipúzcoa; amén del Señorío de Vizcaya, el Condado de Álava y el Principado de Asturias. A posteriori, tomaría la tutela sobre el Oranesado, tras haber pasado en tan encomiable proyecto la Corona de Aragón, que abarcaba el Principado de Cataluña y los Reinos de Valencia, Aragón, Mallorca y las Sicilias; mientras que Portugal, que también recogió el testigo hispano-tingitano, abarcaba el Reino de Portugal y el Reino de los Algarves, amén de la plaza de Ceuta, que debido a su posición ante la Guerra del 1640 se siguió manteniendo en el seno de los Austrias Españoles. El Reino de Navarra ( Con su genuina foralidad, junto con Castilla y las Vascongadas, esto es, la tradición de " villa y tierra ", amén del modelo “ confederacional “ aragonés y la expansión leonesa del Fuero Juzgo, han dotado a la tradición política de las Españas un bello legado ) siguió guerreando contra el expansionismo francés en la tierra pirenaica; y con Fernando el Católico compartía esta “ soberanía “ con Aragón por así decirlo, al menos en líneas generales. La conformación de España como Patria tiene su origen en la Unidad Católica. Tras grandes tomas de conciencia, desde la conversión del Rey Recaredo I de los Godos en el III Concilio de Toledo, fue la premisa a mantener en el duro periodo reconquistador ante la invasión musulmana, acaudillada principalmente por berberiscos recién convertidos así como por muladíes ( Conversos, del árabe muwallad ) de sangre hispana, amén de la caballería siria y las minorías elitistas árabes, y los esclavos euro-orientales. De esta espiritualidad puramente cristiana nos fuimos conformando en el Medioevo, poniendo colofón a la vasta tarea imperial desarrollada por la Corona de Portugal y por los Reinos de Castilla y León a lo largo y ancho de la esfera terráquea. Navegantes católicos romanos al servicio hispano, tales como Vespucci, Pinzón, Cabral, Vasco de Gama, Caboto, Colón o Magalhâes confirmaron en la práctica las fundamentadas teorías de los también católicos Copérnico o Galileo ( Ya ahondadas en el Medioevo a partir de la cultura grecorromana, empezando por el mismo Lucio Anneo Séneca: “ Thule no será la última tierra....” ) ante los asombrados ojos del recalcitrante protestantería.






    Las Españas de los soldados y los misioneros. Las Españas de Antonio Cardoso Barros, Hernán Cortés, Francisco Pizarro, Alonso de Ojeda, Tomé de Sousa, Vasco Núñez de Balboa, Sebastián de Belalcázar, Gonzalo Jiménez Quesada, Pedro de Valdivia, Bartolomé Días, Juan de Garay; de Fray Antonio Sepp, el Padre Vitoria, Fray Alonso de Sandoval, Fray Juan Calero ( Primer Mártir de las Indias, natural de mi pueblo ), Fray Tomás de Mercado, Fray Bartolomé de Albornoz, Fray Luis de Molina, Fray Simâo Masseta, Fray Juan Mansilla, el Obispo Montúfar, el carmelita Vázquez de Espinosa....Las Españas que persistían en alianzas con el italiano solar, sobre todo con las Repúblicas de Venecia y Génova, e incluso también con Florencia, manteniendo la integridad del Milanesado y del Reinado de Nápoles. Las Españas que tomaban la Espada de Roma y cuyos teólogos juristas establecieron las premisas para un digno Derecho Internacional ( Nada que ver con la ONU de Caco-Fi Annan, claro está ), y que portaba su sangre generosamente por los Países Bajos hasta asomarse al Oriente del Viejo Continente. Al fin y al cabo, la España de los Imperiales. La vida como lucha, la vida como misión. A la herencia de los almogávares de Roger de Flor ( Con Raimon Muntaner ) hasta Atenas y Neopatria, de Jaume I lo Conqueridor y Raimon Llull.






    De toda esta vasta herencia de raigambre celtibérica saldrían plumas como las del Inca Garcilaso, Huaman Poma de Ayala, Bernardo de Balbuena, J. Oviedo Baños o Juan Ruiz de Alarcón; amén de almas ejemplares como Sor Juana Inés de la Cruz, Santa Rosa de Lima, San Martín de Porres, Fray Toribio de Mongrovejo....Hasta caudillos como Hernandarias Saavedra. Todo ello cultivóse en el interior de la cultura barroca indiana ( Acaudillada por el genial arquitecto portugués Constantino de Vasconcelos ), donde el trigo se encontró con la papa y el caballo con la llama; el morrión ( De origen militar germánico, como germánicos eran los lansquenetes al servicio de la batuta imperial española ) con el blasón solar y la espada con la macana. Allí encontró un portentoso caldo de cultivo la Tradición Jacobea, tras la reciente Reconquista de Granada invocando a Santiago Matamoros por España. De ello surgirían devociones marianas como Guadalupe o Copacabana. La Cruz de San Andrés figuraría desde el Río Grande hasta la Tierra de Fuego, acompañada mayormente de los cuarteles de León y Castilla. Siglos de San Vicente Ferrer, San Ignacio de Loyola, San Juan de la Cruz, Santa Teresa de Jesús y San Francisco Javier; de Francisco de Quevedo y Villegas, Miguel de Cervantes Saavedra, Luis de Camoens, Pedro Calderón de la Barca, Tirso de Molina y Gil Vicente, que habían sido precedidos por Joanot Martorell o Bernat Desclot. Siglos cuya gloria se fue diluyendo no sin resistencia y que ahora recordamos como la más absoluta veneración hacia la honda labor de nuestros antepasados.







    Las valientes carlistadas ( Como el tradicionalismo napolitano encontraría a todo un corpus en la pluma de Francisco Elías de Tejada ) fueron precedidas por los realistas de España e Hispanoamérica, por Navarra, Cataluña, Nueva España o el Perú. Desde el Barón de Eroles hasta Huachaca o Agustín de Agualongo o el Virrey Elío. Ellos heredaron una gran tradición cuyo puente como empresa radicaba en el Reino de las Islas Canarias. Toda esa lucha ha sido, en uno y otro modo, por la defensa de lo genuinanemente hispánico. Como así defendíalo también el miguelismo portugués y a posteriori lo demostrarían en el campo de batalla los cristeros mejicanos, sobre todo, los de la Nueva Galicia de la Nueva España.... Desde el Altar y el Trono que nos unió, hasta el desarrollo del Cabildo, la Audiencia, el Fuero y el Gremio. Buen testigo historiográfico nos anda dejando D. Luis Corsi Otálora, natural de la Nueva Granada, contra la embustera y canallesca leyenda negra, que desde el fracaso de la Verapaz guatemalteca de Las Casas dirigióse a las ignorantes ilustraciones de Jacques Miggrode y las intrigas varias de Antonio Pérez y a posteriori de la masonería; y no sólo británica precisamente. El triunfo de Bolívar, Miranda, Martí u O´Higgins se debe en buena medida a los traidores indignos de llamarse españoles, empezando por el tan cacareado Riego.







    Todo ello es lo que encarna el día de la Hispanidad. Por ello los bravos requetés cantaban aquello de:




    “ El Pilar Sacrosanto,

    será nuestro sostén,

    la Fe de nuestros padres,

    sabremos defender,

    La Patria es nuestra Madre,

    Y Dios es nuestro Rey,

    El Rey es el caudillo,

    La vida es de los tres,

    ¡ El Rey es el caudillo,

    la vida es de los tres !

    ¡ Requeté, requeté a morir o vencer por la Fe,

    Requeté, requeté a morir o vencer por el Rey !


    ¡ Viva España ! ¡ Viva el amor ! ¡ Viva Siempre España ! “





    Ahora nosotros, Cruzados de la Tradición, esperando cumplir con nuestras promesas en vida, anhelando un puesto en el Reino de los Cielos, siendo los máximos partícipes de tan digna festividad. No olvidemos nunca el día de la Hispanidad, queridos correligionarios. Pues fue España madre de pueblos y una madre siempre quiere a sus hijos, como bien me recordó D. Manuel Onrubia Baturone, un digno carlista del Reino Andaluz de Sevilla cuyo segundo apellido refleja algo de sangre napolitana. Que no nos importe la “ lógica “ de la globalización capitalista, pues nos urge la defensa de la Hispanidad ( Como Ramiro de Maeztu, Juan Vázquez de Mella y Fanjul, Marcelino Menéndez y Pelayo, Almeida Garret, António Sardinha, Rafael Gambra Ciudad, Antoni Torrox, Manuel J. Fal-Conde, Tomás Antonio Zumalacárregui, Alfonso Carlos de Borbón y Austria-Este, Álvaro Pacheco Seré, Francisco de Paula Oller y tantos otros que velan por nos. desde la Casa del Padre ). Un proyecto universal, una herencia muy romana, que nunca puede caer en el olvido y que nunca puede dejar de ser nuestra premisa.





    Con la Borgoñona Cruz de San Andrés por todo lo alto, como aún ondea en la Florida y Puerto Rico. ¡ 12 DE OCTUBRE: DÍA DEL PILAR, DÍA DE LA RAZA, DÍA DE LA HISPANIDAD !
    Última edición por Ordóñez; 06/10/2006 a las 17:26

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. El liberalismo es pecado
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 73
    Último mensaje: 03/12/2021, 17:39
  2. Los marranos: ¿víctimas o victimarios de España?
    Por Erasmus en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 197
    Último mensaje: 13/07/2021, 02:04
  3. Hernán Cortés; Conquistador de la Nueva España
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 201
    Último mensaje: 04/04/2019, 21:27
  4. Apuntes Socieconómicos Hispanoamérica XVIII
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 27/05/2011, 21:25
  5. Del Sudoeste Español a la Conquista de los Andes
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 22/11/2009, 01:12

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •