Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 3 de 4 PrimerPrimer 1234 ÚltimoÚltimo
Resultados 41 al 60 de 70

Tema: Un 23 de Febrero

  1. #41
    Avatar de MADERA
    MADERA está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    14 nov, 09
    Mensajes
    170
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Un 23 de Febrero

    no tienen vergüenza... no sé el qué pero algo hay que hacer contra todos esos canallas aunque solo sea por justicia.

    tú lo sabrás, como yo lo sé, por experiencia propia) que sólo oir el nombre "carlista" se preguntan maravillados "¿pero eso existe?".
    para los que no tenemos nada que ver, el carlismo es algo antiguo y exótico con poca o ninguna relevancia en nuestro tiempo. Es como si me hablaran del círculo defensores del Imperio Austrohúngaro en Viena, probablemente gente aristocrática y elistista más volcada en libros de historia que no en los problemas actuales.

    No quiero criticar, solo doy la idea de la impresión más probable en el español de a pie. Por eso me cuesta ver una solución en el carlismo para los problemas de España.

  2. #42
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    39
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Un 23 de Febrero

    Sí, suele pasar. Para la gente de a pie la Iglesia Católica es una antigualla también y que nada puede aportar. Pero esto no es nuevo, ya Chesterton cuando se convirtió tuvo que afrontar esa dialéctica.

    A mí sin embargo me cuesta creer sin embargo en los supuestos inventos, y más viniendo de donde vienen. Es decir: No se puede solucionar desde la Revolución cuando los problemas actuales de España vienen directamente de ahí. Y esto no quiere decir volver al pasado, porque los llamados " valores actuales " no son más que una suma mal digerida de errores antiguos sin capacidad renovadora, en un mundo que se está devorando a sí mismo y que está siendo sustituido.


    Y eso es así Madera por el fuerte vacío social y cultural que ya se avistaba en la época del golpe de Tejero. Quiero decir: Ese desconocimiento, ese prejuicio sobre qué es y qué no es; porque es curioso que se vea al carlismo como eso ( No digo que no sea cierto, pues del país que más farlopa consume, la realidad supera a la ficción ) cuando si ha habido un movimiento interclasista y popular en España, ha sido él; etc. Para que tú veas lo que puede hacer la propaganda.

    Y ese vacío, otros lo llenarán....Lo están llenando de hecho.


    Pero de ese vacío no se dieron cuenta en el 1981. Ni ahora....

  3. #43
    Avatar de MADERA
    MADERA está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    14 nov, 09
    Mensajes
    170
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Un 23 de Febrero

    Pienso que debemos combatir ese "vacío" del que tu hablas y que debemos combatir tambien toda la suciedad que cubre a la sociedad en nuestro tiempo. Debemos luchar por recuperar un sentido elevado de las cosas y una forma de entender la vida que supere la inmediatez y la autocomplacencia. Quisiera que de verdad se creyera en el ser humano, tanto individual como colectivamente, que se apostara por él no como unidad de consumo, proletario esclavo, objeto útil, elemento racial-biológico o cualquier otra forma creada por las ideologías modernas y no tan modernas, sino como ser dotado de alma al que ayudar a reencontrarse consigo mismo y a su creador así como la verdadera libertad.

    Y supongo que eso no se gana con electoralismos ni nada por el estilo, sino mediante una verdadera revolución contra el espíritu de nuestro tiempo decadente, falso y egoista.

    Y perdonad por el cambio de tema. Este hilo sobre el 23-F me gusta mucho, aquí he leido muchas cosas muy interesantes que no conocía. No pretendia interrumpirlo con un cambio de tema. Así que mejor vuelvo a ello.

    Del 23-F lo que a mi me resulta más admirable es Tejero, la sencillez y la sinceridad de su valor y entrega. La fuerza de su figura como contrapeso al chaqueterismo que imperó durante la Transición, en el que participaron desde los ciudadanos de a pie hasta las más altas instancias, todos liderados por el mismo Juan Carlos I.

    Frente a todo aquel ejercicio de hipocresía generalizado, aquel "adaptarse a los tiempos" y poner el interes personal por encima de cualquier otra cosa se erigieron algunos que se rebelaron, hasta hoy esterilmente, por fidelidad a los principios que habían jurado. Lucharon contra las mareas del tiempo por una causa que en realidad está más allá de él, que lo trasciende y que como tal pienso que volverá. Todos aquellos de los que Tejero es para mi la imagen más representativa.

    Según mi opinión la dignidad ahora está en respetar y honrar aquellas figuras que ahora desde lo más alto nos acusan de pasadas y villanas. Y hacerlo por lo menos hasta que llegue el momento en que ocupen el lugar que definitivamente merecen en la historia.

  4. #44
    Avatar de Liga Santa
    Liga Santa está desconectado Santa Unión Católica
    Fecha de ingreso
    04 ene, 10
    Ubicación
    Frente a las murallas de Arras.
    Mensajes
    926
    Post Thanks / Like

    Cool 29 años después del 23-F





    [YOUTUBE]http://www.youtube.com/watch?v=ZLgmzOSpggY[/YOUTUBE]



    [YOUTUBE]http://www.youtube.com/watch?v=bDLTNqi-Emk[/YOUTUBE]




    Mi honor, la lealtad,

    mi fuerza, la voluntad,
    mi fe, la catolicidad,
    mi lucha, la hispanidad,
    mi bandera, la libertad,
    mi arma, la verdad,
    mi grito... ¡despertad!
    mi lema... ¡¡Conquistad!!

  5. #45
    Avatar de Liga Santa
    Liga Santa está desconectado Santa Unión Católica
    Fecha de ingreso
    04 ene, 10
    Ubicación
    Frente a las murallas de Arras.
    Mensajes
    926
    Post Thanks / Like

    Cool Respuesta: 29 años después del 23-F



    [YOUTUBE]http://www.youtube.com/watch?v=Vpg-8v5C3bM[/YOUTUBE]




    [YOUTUBE]http://www.youtube.com/watch?v=d3HAaN1CeLk[/YOUTUBE]





    [YOUTUBE]http://www.youtube.com/watch?v=Zpuj8y708cE[/YOUTUBE]




    [YOUTUBE]http://www.youtube.com/watch?v=ZKyHz0CjNlI[/YOUTUBE]

    Mi honor, la lealtad,

    mi fuerza, la voluntad,
    mi fe, la catolicidad,
    mi lucha, la hispanidad,
    mi bandera, la libertad,
    mi arma, la verdad,
    mi grito... ¡despertad!
    mi lema... ¡¡Conquistad!!

  6. #46
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,587
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Un 23 de Febrero

    QUIETO TODO EL MUNDO...

    ALGO HUELE A PODRIDO EN EL HEMICICLO

    De cumplida mención es la efeméride que celebran hoy algunos. Aquel 23-F de 1981 a mí me sorprendió en mi casa. Nos enteramos de la entrada de Tejero en el Congreso de los Diputados por una llamada desde Francia: las nietas de una vecina mía, casi histéricas, van y llaman. Me pregunto qué les habrían dicho a estas chicas en París. En aquel entonces, no todo el mundo tenía teléfono. Como en mi casa lo había, el aparato estaba puesto al servicio de la vecindad para recibir llamadas nacionales o internacionales. Aquella llamada de Francia nos alertó a todos. Creíamos que podría ser alguna desgracia familiar que afectaba a la familia de mi anciana vecina; pero no. Las nietas de aquélla nos dijeron alborotadas por el auricular: "¿Pero qué está pasando en España?".

    Esta efeméride del 23-F se ha convertido en una más de esas tontas costumbres, de las muchas (y tontas todas) que genera la democracia. Dichas efemérides anuales vienen marcadas, en el almanaque, por una cifra en número que corresponde al día del mes, seguido por un guión y la inicial del mes. De esta guisa los periódicos no gastan más tinta ni espacio necesario para referirse a cualquiera de los hitos-mitos o mitos-hitos de la andadura de la democracia... O, dijéramos mejor, de su "reptar" desde 1975 hasta hoy mismo. Así tenemos un 20-N, como un 23-F, y no se nos olvide un 11-M... Y tantos más que podríamos citar: en Andalucía tenemos un 28-F. A mí no me gusta el 23-F: me huele mal.

    Forma parte de la "conmemoración" de esta fecha la salida a la palestra de los mismos de siempre, con sus mismos lugares comunes de siempre... Más manoseados que el trasero de una puta. Y los abracadabra demagógicos brotan a borbotones de los caños del tópico y manan con asqueante monotonía de los surtidores del sistema. Las palabras del repertorio son las mismas, las frases también. Y los gurúes todos inclinan sus testas igualitarias ante: "democracia", "convivencia", "pluralismo", "progreso", "Estado de Derecho"... Y las testuces democráticas, tantas son las tan irreverentes para Dios, ante esta letanía, hacen la reverencia.

    Observan estrictamente la pantomima que marca el libro que todos tienen en la mesita de noche. El título de este libro es: "Vademécum del perfecto demócrata que confiesa y profesa, mientras se lucra, los principios de la estricta ortodoxia de la corrección política".

    En dicho manual puede leerse en el capítulo titulado "Comportamiento del perfecto demócrata ante el 23-F": "Cuando el demócrata español escuche la fecha 23-F pondrá cara de estreñido y acto seguido, dirá: "Fue una de las jornadas más dramáticas para nuestra democracia"." Y hasta el demócrata profesional que sufre diarrea, ese día 23-F pone cara de estíptico para despacharse por la boca.

    Me da en la pituitaria que el 23-F fue un paripé; pues si hubiera sido todo eso que dicen por ahí los demócratas profesionales (que tan ricamente cobran por serlo: políticos, periodistas, faranduleros...), si el 23-F fuese eso que se han encargado de propalar: en el Congreso de los Diputados, los tiros no hubieran ido al techo.

    El 23-F me huele muy mal. Insisto.

    Se dice del 23-F. Se habla del 23-F. Se elevan panegíricos a la firmeza de las fuerzas democráticas: en el 23-F. Pero por mucho que se ha escrito de ese día, todavía me ronda una pregunta que nadie me ha respondido.

    Un vehemente "¡Se sienten, coño!" de un Guardia Civil con bigote, pistola en mano, y unos tiros bastaron para que sus flamantes señorías, asustadizas como liebres, se atrincheraran en la zanja de las butacas de las gradas del hemiciclo. Ya se vio que eso de la firmeza de las fuerzas democráticas era una metáfora. Y yo me hago la pregunta que nadie me ha respondido:

    ¿A qué olía en el Congreso de los Diputados?

    Sabido es que lo normal para un cobarde, en una situación de peligro, es ensuciar los calzoncillos. Hablemos en bronce: Cagarse en los pantalones.

    ¿Hubo zurullos el 23-F en la Cámara? Es que si se constata que los hubo, descubriríamos otra función para el Congreso de los Diputados:

    La de letrina.

    Maestro Gelimer

    LIBRO DE HORAS Y HORA DE LIBROS
    Pious dio el Víctor.

  7. #47
    Avatar de txapius
    txapius está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    10 jul, 09
    Ubicación
    Cádiz
    Mensajes
    991
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Un 23 de Febrero

    Tengo un amigo que dice que lo del 23-F fue una vacuna para evitar un verdadero Golpe de Estado que, tal como iban las cosas en España, no podía tardar mucho y volvería a traer a España una dictadura militar que no interesaba a los países llamados occidentales. Pero es solo eso, una opinión.

    Y os cuento la mía:

    Como golpe, creo que no estuvo tan mal preparado. Se tomó el Congreso, Radio Nacional y TVE. Madrid estaba controlado y en el resto de España nadie (salvo Milans en Valencia) tenía ni idea de que estaba pasando. (Marchas militares en RNE y programas enlatados en TVE). Hasta que se confirmó que era Tejero quien había entrado en el Congreso, se llegó a pensar en un atentado de etarras disfrazados de Guardias Civiles...

    El que encendió la mecha para iniciar el golpe fue Tejero, el mismo que la apagó al negarse al Gobierno de Salvación Nacional o como se quiera llamar que le propuso Armada. Si llega a aceptarlo, creo que el golpe habría sido un éxito. Nos habría llevado a una dictablanda como la de Primo de Rivera.

    Dudo mucho que algún día se conozca la historia completa.

  8. #48
    Avatar de Liga Santa
    Liga Santa está desconectado Santa Unión Católica
    Fecha de ingreso
    04 ene, 10
    Ubicación
    Frente a las murallas de Arras.
    Mensajes
    926
    Post Thanks / Like

    Cool Un 23 de Febrero

    Tengo información de primera mano, sobre los militares que entraron en R.T.V.E., todo lo que ocurrió y lo que paso dentro y fuera de los estudios de Prado del Rey en esas horas y la posterior retirada de fuerzas que entraron en los estudios.

    La verdad que cuando me lo explicaron en primera mano, te das cuenta que todo fue una chapuza muy mal organizada y con una falta de comunicación entre las diferentes fuerzas que da mucho que pensar.

    Mi honor, la lealtad,

    mi fuerza, la voluntad,
    mi fe, la catolicidad,
    mi lucha, la hispanidad,
    mi bandera, la libertad,
    mi arma, la verdad,
    mi grito... ¡despertad!
    mi lema... ¡¡Conquistad!!

  9. #49
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    39
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Un 23 de Febrero

    Muy interesante Liga Santa. ¿Podrías explayarte un poco más?

  10. #50
    Avatar de Liga Santa
    Liga Santa está desconectado Santa Unión Católica
    Fecha de ingreso
    04 ene, 10
    Ubicación
    Frente a las murallas de Arras.
    Mensajes
    926
    Post Thanks / Like

    Cool Un 23 de Febrero

    Me contaba alguien de primera mano y que me ahorrare las primeras pistas, para no dar con ellas, el nombre de la persona relacionada directamente con los hechos aquí relacionados a continuación.

    Antes de salir del acuartelamiento, la tropa que queda allí sin salir de paseo, el retén de guardia y parte de la guardia es mandada formar con chopo y traje de campaña , salen del acuartelamiento en vehículos y llegan a R.T.V.E. una vez allí algunos que quedan de guardia en la puerta donde la valla elevadiza, toman el portalón donde están los guardias jurados desarmándolos, a continuación parte de la tropa entran dentro de los estudios y el jefe (no digo cargos militares)a cargo del destacamento, con una amplia escolta entra por los pasillos hasta el despacho del Director general del medio y, le dice que corte la emisión hasta nueva orden, el Director contesta al mando que se niega en rotundo pues él no es nadie para darle ordenes, el mando indignado por la impresión del momento y viendo que los subalternos que llevaba a su cargo no hacen nada al respecto y todos ponen cara de preguntar ¿pero que pasa? toma el chopo de un soldado cercano y apunta a la cabeza del director ante la perplejidad de los soldados, diciéndole que le obedezca al instante, al momento el director manda cerrar la emisión como ya todos conocemos. A todo esto ya pasados los primeros minutos los soldados de clase entran y salen de los estudios para hablar con los compañeros que se encontraban en el portalón entrada y en una de esas visitas, se oye una conversación entre los que salían y los que allí se encontraban, aunque estos últimos algo relajados ya por el paso del tiempo y con los cigarrillos en el labio y escuchando las emisoras: "oye he oído en mi transistor, que en las cortes hay movida y de la gorda con guardias civiles" y se oye una respuesta de otro "allí movida y aquí parece que habían terroristas, en fin los mandos sabrán menudo follón".

    Que cada uno saque sus conclusiones de lo leído aunque si hay dudas todavía podría despejarlas algo más.

    Mi honor, la lealtad,

    mi fuerza, la voluntad,
    mi fe, la catolicidad,
    mi lucha, la hispanidad,
    mi bandera, la libertad,
    mi arma, la verdad,
    mi grito... ¡despertad!
    mi lema... ¡¡Conquistad!!

  11. #51
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    39
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Un 23 de Febrero

    Joder, vaya plan....

    He leído en alguna ocasión una teoría quizá demasiado conspiranoica, y es que el golpe fue preparado en los laboratorios de la CIA y Tejero fue el primer engañado. Algo parecido defiende Xavier Casals en cuanto a la "estrategia de la tensión" utilizada por los servicios secretos entre extrema izquierda y extrema derecha. Sin duda, la "extrema derecha" fue desarticulada en España al poco del golpe, cuando precisamente se estimaba en el pleno 1981 que FN podría subir de 1 a 4 diputados. Creo que este factor es algo íntimamente relacionado con el 23-F.

    Y qué casualidad que nadie, absolutamente nadie, ni el propio Tejero, haya hablado claro del tema tras haber pasado ya 29 años. Lo que le he escuchado a Pardo Zancada sigue sin aclararme. Milans del Bosch solía decir que si quieren saber qué pasó en el golpe, que se lo pregunten a quienes lo sepan, porque él nunca lo supo....

  12. #52
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    39
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Un 23 de Febrero

    Las Clases Medias: Reportaje del semanario 'Alba' sobre el 23-F.




    Reportaje del semanario 'Alba' sobre el 23-F.



    Por su interés. lo reproducimos de nuevo
    Clases Medias. 4 de diciembre de 2010. Autogolpe Reproducimos el interesante reportaje del semanario 'Alba' sobre el 23-F:
    A las 18.23 horas el teniente coronel Tejero entró en el Congreso de los Diputados.A las 1.15 horas Don Juan Carlos fijó su posición ante las cámaras de televisión. Esas siete horas han constituido siempre el gran misterio de aquella noche. Nunca nadie había penetrado en él como Jesús Palacios en el 23-F, el Rey y su secreto.




    Carmelo López-Arias
    ¿Dónde estabas el 23-F?". Todos los que tengan edad para haber estado conscientemente en algún sitio aquella tarde de aquel lunes de febrero recuerdan dónde, y qué hacían, y a todos gusta intercambiar esa respuesta. Por alguna extraña razón psicológica, la mayor banalidad que nos ocupara se convierte en digna de ser comentada. El teniente coronel Antonio Tejero nos convirtió a todos en protagonistas de la Historia. ¿O no fue el teniente coronel Tejero?


    Si nos atenemos a los hechos que recoge Jesús Palacios en 23-F, el Rey y su secreto (LibrosLibres-Grupo Intereconomía), en realidad podría decirse que el hombre que mandaba a los guardias civiles que tomaron el Congreso de los Diputados fue el único que aquel día no dio un golpe de Estado. O, para ser más precisos: el golpe que él pretendía no era realmente de Estado, porque lo pretendía él solo, y de haber sabido que estaba solo, no se habría embarcado en la espectacular aventura de la que era coartada su intervención.

    Y entonces, es probable que ésta hubiera triunfado.
    Para entender la paradoja hay que remontarse a la Francia de 1958, a la deriva bajo una sucesión de débiles Gobiernos radicales y socialistas. La fortaleza del estalinista Partido Comunista Francés de Maurice Thorez, capaz de fomentar revueltas formidables, hacía temer el estallido de un conflicto civil, mientras la guerra de Argelia cobraba cada vez peor cariz.


    Operación De Gaulle
    En ese contexto, el general Charles de Gaulle se atribuyó, como en 1940, el papel de salvador de la nación. Una ‘improvisada’ sublevación de militares patriotas en Argelia mostró que la IV República necesitaba un "golpe de timón". Una autoridad ("militar, por supuesto": De Gaulle) se hizo imprescindible para "reconducir la situación" por vías constitucionales mediante una reforma del sistema (la V República) que devolviese la estabilidad y la paz al país, con el "consenso" de todas las demás fuerzas políticas.
    Y la operación De Gaulle francesa salió bien. ¿Podía funcionar en España? Hubo un momento en que alguien, en los despachos de los servicios de inteligencia, pensó que sí, y se aplicó a la tarea.

    El bienio anterior había puesto nervioso a todo el mundo. El proceso autonómico se desbocaba en una carrera sin destino conocido. ETA había asesinado a 162 personas en 1979 (86, más las 76 del Hotel Corona de Aragón) y a 93 en 1980, en su mayor parte militares, policías y guardias civiles. El PSOE, ávido de poder, había roto el espíritu de consenso y no daba tregua a la UCD, que comenzaba a deshacerse víctima de los personalismos y de desvergonzadas puñaladas internas. Adolfo Suárez pasaba de las Cortes, estaba políticamente aislado y con la popularidad bajo mínimos, y había perdido el favor del Rey.
    ¿Por qué no escenificar entonces una sublevación de Argel a modo de Supuesto Anticonstitucional Máximo (SAM, en la terminología de los servicios secretos) que justificase la formación de un Gobierno de concentración, presidido por un militar, que pusiese freno al nacionalismo y al terrorismo y reencauzase el proceso político antes de que se fuese completamente de las manos, arrastrando consigo a la Corona?
    "¡A mí dádmelo hecho!", replicaba el Rey a cuantos le sugerían este golpe de timón. Y no eran pocos ni todos militares, y desde luego ningún involucionista: desde Josep Tarradellas al comandante José Luis Cortina, jefe de los grupos operativos del Cesid -que seguían a Tejero y conocían sus planes de toma del Congreso-, pasando por políticos de AP preocupados por el cariz de los acontecimientos, o del PSOE, impacientes ante un triunfo electoral que empezaba a verse posible, pero aún muy lejano.
    Y eso fue lo que pasó el 23-F, cuenta Jesús Palacios a ALBA: "Fue una única operación perfectamente definida. Posteriormente los servicios secretos intoxicaron hablando de un golpe involucionista improvisado y chapucero en el que unos se van pisando a otros, o incluso de varios golpes superpuestos. Pero todo formaba parte de lo mismo: primero Tejero entra en el Congreso y crea un vacío de poder; después, el estado de excepción del general Jaime Milans del Bosch en Valencia deja todo a la espera de acontecimientos; por último, entra en liza Armada a transformar el golpe anticonstitucional es una salvación de la democracia".

    Pero los organizadores de la operación De Gaulle, tan cuidadosos al preparar esa doble visualización del golpe, no tuvieron en cuenta el "factor humano" que Graham Greene introdujo como elemento definitorio en las novelas de espías. Para el Cesid, la principal ventaja del plan de Tejero era que estaba en marcha. Y bajo control, al menos hasta que cruzó el portón de la Carrera de San Jerónimo. Su principal inconveniente: que el teniente coronel de la Benemérita iba por libre.
    Y fue él quien hizo fracasar el autogolpe. Él, y la incomprensible equivocación de Armada. Todo transcurría según el plan previsto, hasta que llegó al Congreso para rematar la jugada. "Cometió el error de darle explicaciones a Tejero sobre cuál era la salida de la operación: un general no puede negociar o tratar con un teniente coronel a quien ha dado una orden", alega Palacios. Tejero, que dominaba la situación, le impidió entrar en el hemiciclo nada más conocer la lista de Gobierno que iba a proponerse ante los diputados con el único respaldo que lo hacía viable. Posteriormente se rebeló también contra Milans cuando éste intentó convencerle por teléfono. Así murió la operación De Gaulle, y Armada tuvo que salir de allí para enfrentarse a la cólera de Don Juan Carlos.
    A las órdenes de Su Majestad
    Porque entonces comenzó la frenética labor del Rey para desmontarlo todo, asegurándose la lealtad de las Fuerzas Armadas antes de comparecer en el extrañamente tardío mensaje televisivo. Las cintas que recogían las conversaciones de esa noche las hizo desaparecer el ministro del Interior, Juan José Rosón, porque "su contenido era dinamita" para la estabilidad del sistema. Nadie preguntó por ellas durante el macrojuicio de Campamento.

    Tanto el embajador de Estados Unidos en España, Terence Todman, como el nuncio de Su Santidad, Antonio Innocenti, fueron informados por el Cesid de que cuanto iba a suceder el 23-F buscaba un reajuste constitucional, un nuevo consenso para garantizar la Transición. "Se trataba de que lo apoyasen inmediatamente para no crear una crisis internacional", afirma Palacios. El secretario de Estado norteamericano, Alexander Haig, cumplió su parte y sus primeras declaraciones consideraban lo sucedido como un asunto interno de España.

    En cuanto a la actitud de los medios de comunicación, Palacios no tiene dudas: "Ya estaban, y sobre todo algunos periodistas, en el espíritu de la operación, para la que habían ido creando un apoyo en la opinión pública. De haber salido bien, no habrían cuestionado algo que los políticos darían por bueno y constitucional, una respuesta ante la actuación temeraria de un visionario. Porque, aunque formaban parte de lo mismo, Armada nunca se había identificado con Tejero, sino contra Tejero".

    A lo largo de las abundantes conversaciones que ha mantenido con todos los participantes en la operación De Gaulle, tanto los militares que fueron procesados como miembros de los servicios de información (tres han autorizado que refleje sus nombres) y con el mismo general Sabino Fernández Campo, Palacios no ha detectado en ninguno de los participantes sombra de arrepentimiento. Y Armada siempre ha reiterado que actuó a las órdenes del Rey antes, durante y después del 23-F. En lo que respecta a Tejero, entiende que "tal vez leyendo este ensayo se dé cuenta del grave error que cometió al no permitir el acceso de Armada al hemiciclo".

    No sabemos qué habría pasado si el general hubiese hecho valer su rango y su mando. Tal vez el 23-F figuraría hoy en las crónicas de la Historia de España como algo muy distinto. Y dado que, según Palacios, no es que el Rey tuviese conocimiento del golpe, "sino que estuvo absolutamente involucrado en la operación", lo único seguro es que el incienso por su triunfo lo agitarían los mismos que le inciensan por haberla desbaratado.


    El Gobierno que rechazó Tejero

    Presidente: general Alfonso Armada.

    Vicepresidente político:

    Felipe González.

    Vicepresidente económico:

    José María López de Letona.

    Ministro de Asuntos Exteriores:

    José María de Areilza.

    Ministro de Defensa: Manuel Fraga.

    Ministro de Justicia:

    Gregorio Peces-Barba.

    Ministro de Hacienda: Pío Cabanillas.

    Ministro de Interior: general Manuel Saavedra Palmeiro.

    Ministro de Obras Públicas:

    José Luis Álvarez.

    Ministro de Educación y Ciencia:

    Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón.

    Ministro de Trabajo: Jordi Solé Tura.

    Ministro de Industria:

    Agustín Rodríguez Sahagún.

    Ministro de Comercio:

    Carlos Ferrer Salat.

    Ministro de Cultura:

    Antonio Garrigues Walker.

    Ministro de Economía:

    Ramón Tamames.

    Ministro de Transportes

    y Comunicaciones: Javier Solana.

    Ministro de Autonomías y Regiones: general José Antonio

    Sáenz de Santamaría.

    Ministro de Sanidad: Enrique Múgica.

    Ministro de Información:

    Luis María Anson.


    "Ni está ni se le espera"
    Es la frase favorita de los turiferarios de la versión oficial: "Ni está ni se le espera", le dijo Sabino Fernández Campo al general José Juste, jefe de la División Acorazada Brunete. Con esa afirmación tajante, el secretario de la Casa del Rey habría desvinculado al monarca del general Armada, a quien Juste esperaba encontrar en su llamada a La Zarzuela. Ese pronunciamiento histórico paró el golpe, dicen. Nada más falso, según Jesús Palacios: no estaba ni se le esperaba porque el general Fernández Campo no había querido, pero no por desconfiar de Armada. De hecho, "la primera llamada del Rey, nada más asaltar Tejero el Congreso, fue a él para pedirle que se desplazara a palacio, porque así ambos lo habían convenido previamente". Sabino, sin embargo, al saber por Juste que el nombre del general circulaba ya unido al del Rey, convenció a Don Juan Carlos de que era mejor mantener las distancias. No porque estuviese parando un golpe de Estado, pues Fernández Campo "ya sabía con antelación que ese día [Armada] sería investido presidente del Gobierno", sino por una prudencia política que se reveló, sí, providencial... pero a posteriori.
    Pious dio el Víctor.

  13. #53
    Avatar de Mefistofeles
    Mefistofeles está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    01 oct, 09
    Mensajes
    923
    Post Thanks / Like

    Re: Un 23 de Febrero

    "Alba" está últimamente muy cañero. Es un semanario que compro todas las semanas y en líneas generales está semi potable, muchas veces peca de liberal pero de vez en cuando deja un buen regustillo y algún artículo muy valiente.

    Cuando vi lo del 23-F en Alba no me lo podía creer, no se si son muchos huevos o un suicidio a lo "morir matando".
    TU REGERE IMPERIO FLUCTUS HISPANE MEMENTO

    El Rincón de Don Rodrigo

  14. #54
    Martin está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    12 ene, 11
    Ubicación
    Castellön de la Plana
    Edad
    55
    Mensajes
    8
    Post Thanks / Like

    Re: Un 23 de Febrero

    Os enlazo un vídeo con una entrevista a Jesús Palacios, en la que resume su libro del 23-f. De los libros sobre el tema parece el más completo y fiel a la realidad. El felón y sus asesores que quieren perfeccionar el sistema de la transición (básicamente frenar a los nacionalismos) y preparan un golpe de estado a Tejero utilizando el C.E.S.I.D. Cuando Armada llega al congreso a tomar el mando, y enseña a Tejero el nuevo gobierno de concentración nacional, éste se niega a participar en una farsa. Y ya se sabe los inductores del "golpe" son ahora los salvadores de la democracia.

    http://www.youtube.com/watch?v=Nadh8bfYjgo

  15. #55
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    39
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Un 23 de Febrero

    Muy interesante Martin.

    Se ve que la antimonarquía liberal está siendo cada vez más desenmascarada.

    YouTube - Jesús Palacios, historiador y escritor, en El Gato al Agua del Jueves, 23 de Diciembre de 2010

  16. #56
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    39
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

  17. #57
    Martin está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    12 ene, 11
    Ubicación
    Castellön de la Plana
    Edad
    55
    Mensajes
    8
    Post Thanks / Like

    Re: Un 23 de Febrero

    Gracias por el enlace, Ordoñez. No lo había visto.
    Tienes razón, espero que la gente empieze a darse cuenta de que el jefe de esta banda (local) corrupta que nos gobierna es Juan Carlos. Ejemplos no faltan:
    El cobarde abandono del Sahara a cambio del apoyo estadounidense a su consolidación en el poder. A EEUU le interesaba a su vez consolidar al tirano marroquí frente a la prosoviética Argelia. El rey perjuro prefirió anteponer sus intereses personales a los intereses de nuestra nación. Eso es algo historicamente probado.
    Su dejación de responsabilidades ante la fatal deriva nacionalista del estado de las autonomías .
    Su cobardía ante las leyes del aborto.
    Su mas que sospechoso enriquecimiento, cuando a España vinieron él y su familia con una mano delante y otra detrás.
    Su ya dicho cínico comportamiento la noche del 23-f.
    En fin esta gentuza y todo su sistema va a pasar un mal momento en los próximos tiempos cuando se junten el pedo económico que estamos sufriendo, la sucesión hacia Felipe, las exigencias del nacionalismo catalán y el expansionismo marroquí (con su quinta columna inmigrante).La pena es que fuera del sistema no haya ninguna institución partido o movimientonuestro con una minima implantación para tomar el relevo del mismo.
    Y mucho me temo que si no nos organizamos y Dios nos ayuda España sufrirá un nuevo paso atrás.

  18. #58
    Avatar de Reke_Ride
    Reke_Ride está desconectado Contrarrevolucionario
    Fecha de ingreso
    08 sep, 06
    Ubicación
    Antiguo Reyno de Valencia
    Mensajes
    2,931
    Post Thanks / Like

    Re: Un 23 de Febrero

    Pero al españolito de a pie parece que solo interesa lo simpático y bonachón que es, amén del último modelito que lleva Letizia...vivimos en una república coronada bananera.
    "De ciertas empresas podría decirse que es mejor emprenderlas que rechazarlas, aunque el fin se anuncie sombrío"






  19. #59
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    39
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Un 23 de Febrero

    Las Cruces de las Espadas: A raíz del 23-F: UN GUARDIA CIVIL


    En el Ejército, lo primero que se hace antes de iniciar una relación entre varios es presentarse con el nombre, grado y destino, como pequeño adelanto de la personalidad del militar; y como por circunstancias harto conocidas me encuentro en boca de muchos de mis compatriotas, quiero presentarme ante ellos para que, de esta forma, lo más objetivamente que pueda hacerlo, sepan algo sobre quién es Tejero y las circunstancias que le rodean.

    Ante ustedes, no por voluntad propia, sino por avalares del destino, se presenta Antonio Tejero Molina, militar español, para quien ante el sacrosanto nombre de España todo lo demás, excepto Dios, queda oscurecido de tal forma que apenas sí se ve, de tal forma que por ella, por España y cuanto representa, río, sufro, trabajo, vivo y si es necesario muero con alegría.

    Que el sentirme español sea para mí el más preciado título, tiene una sencilla y demostrable explicación: es que España es tan grande, tan hermosa… Es grande en su historia, hermosa en sus tierras, rica en sus campos, fecunda en sus gentes y divina en su lengua: ¡El español! Me he recreado miles de veces mirando con avaricia sus tierras; y lo mismo me ha estallado el alma de orgullo ante sus altivas montañas, que ante sus verdes y sosegados valles de Vascongadas; lo mismo se ha perdido mi ilusionada mirada en su inmensa llanura manchega, que he creído volar desde lo alto de los Picos de Europa; lo mismo me he tostado bajo el sol en sus playas de Málaga y de Maspalomas, que me he quemado con sus nieves en Candanchú y en el «Escaparate»; me he empapado durante años con el agua de sus cielos de Galicia, de la misma forma que me he abrasado al sol de su hermosa “siberia” extremeña…

    Y la belleza de sus rías, y el fragor de sus minas, y el bullicio de sus ciudades, y el sosiego de sus pueblos, y el sabor de sus vinos: Jerez, Rioja, Jumilla, Priorato, Rueda y Ribeiro…; y el gusto de sus guisos: fabada, cocido, escudilla, gazpacho, caldereta, pote, marmitako, sancocho… Comidas y bebidas de una raza bravía cuyos machos han llegado a ser dioses y ejemplo de heroínas sus hembras.

    Y de su tierra a su historia, ante la que, señores, ¡hay que descubrirse! Todos sabemos que desde los Reyes Católicos fuimos una gran nación, que no tardó en convertirse en grandísima. Tan grande era que en ella no se ponía el sol; y alumbró entonces nuevas tierras y se entregó generosa a aquellas hijas de más allá del océano, que son hoy pueblos hermosos que recuerdan a la Madre Patria que les dio el ser, que la recuerdan en español, y que en español, y a la sombra de la cruz, rezan sus hijos.

    Desde entonces, nuestra Patria ha caminado siempre por la Historia sacudiéndose el yugo cuando intentaron ponérselo, porque al grito de «¡La Patria está en peligro!» ha tenido siempre prestos a sus hijos para volver a convertirla de meretriz en soberbia matrona. Y es esa Historia la que nos grita: «¡Mirad a España!, pero mirad sintiéndola, para que se nos grabe en el alma, para llevarla eternamente en nuestros sentidos.» «¡Mirad a España!, pero viéndola en sus tierras, oyéndola en sus cantares, descubriéndola en su Historia, abrazándola en su bandera, rezando en sus templos, mirando sus cielos, trabajando sus campos, amando a sus gentes, comiendo sus guisos, bebiendo sus caldos, sudando bajo su sol y tiritando sobre su nieve.»
    «¡Mirad a España! besando a sus hembras y pariendo a sus hijos.» Solo así te sentirás español. Español a quien le duele España. Y hoy nos duele porque no nos gusta como es. Hoy nos duele porque España tiene que ser una y grande y no muchas y rota. Nos duele porque antes era alegre y ahora está asustada, y porque antes tenía trabajo y paz para sus gentes y ahora tiene paro y sangre en sus tierras; porque antes era respetada y ahora es el «hazmerreír» de los extraños; porque antes estaba gobernada y ahora tiene a unos dirigentes que, en vez de repartir paz, trabajo y justicia social —y también de la otra— discuten tan ricamente desde sus cómodas poltronas el sexo de los ángeles…, y eso, amigos, como español, duele; ¡duele hasta reventar!

    Pero volvamos a mi presentación. Este español dolorido nació en Málaga hace cuarenta y ocho años, se crió en Alhaurín el Grande, «el lugar», como le decimos; nació de la clase media, bueno, eso creía yo hasta que protestaron otros diciendo que mi clase no era la media, sino la baja, de acuerdo con mis antecedentes. El caso es que nací hijo de honrados maestros y nieto de sufridos labradores, y si tales antecedentes me sitúan en la clase baja, así lo admito y de ello me enorgullezco, pues no debemos ser malos cuando, poco a poco, vamos subiendo y progresando…

    Estoy casado con una maravillosa mujer, hija de guardia civil y maestra de profesión y vocación, honrada y española como la que más, una mujer religiosa y prolífica que ha enriquecido nuestra unión con seis hijos que son nuestro orgullo y nuestra fortuna, educados todos ellos a la sombra de la cruz y en el amor a su Patria. En partes iguales se distribuye nuestra descendencia: tres varones y tres hembras; de aquellos, uno ya es militar, y de éstas, dos están casadas, también con militares; un nieto y otro en camino aseguran la prolongación de la familia. A la vista de todo ello es fácil sacar en conclusión que soy un hombre completamente feliz.

    Aunque no soy monárquico, no me importa que mis amigos lo sean porque acepto cualquier forma de Estado, incluida la Monarquía, siempre que conduzca certeramente a mi Patria. Amo la vida y la libertad. Me gusta el orden. Soy católico practicante sin ser beato, y aunque no sea la mía una familia de mucho «rezo», todos los días damos gracias a Dios por los alimentos que permite llegar a nuestra mesa y bendecimos su nombre en familia al final de cada jornada. Políticamente no estoy encuadrado en ninguna ideología. Mi única política es España: su paz, su orden, su trabajo y su grandeza. No quiero nada que no haya ganado con mi sudor, y respecto a los demás, deseo que cada uno tenga lo que se merece, y me inclino por el más débil, no en una relación paternalista, sino en un plano de igualdad humana, de hombre a hombre.

    En el trabajo y en el servicio soy duro para conmigo mismo y lo soy también para con tos demás, por ello, generalmente, no dejo pasar las faltas, las castigo, sin rencor pero sí de acuerdo con mi sentido de la justicia; por eso ni he guardado ni guardo rencor a quienes me han castigado si merecí el castigo. Entre mis grandes preocupaciones está la de la justicia social, pero sin demagogia; como cristiano sé que todos los hombres somos iguales, que lo único que cambia es aquello que Ortega y Gasset llamaba las circunstancias; por eso no creo en la existencia de razas privilegiadas, creo en los hombres y, sobre todo, creo en los españoles, y por lo que a mí se refiere, creo tener una enorme capacidad para encajar los reveses con la sonrisa en los labios, sin desfallecer nunca.

    Tengo también defectos, quizá demasiados, pero de resaltar éstos ya se encargarán otros cumplidamente…

    Creo que he hablado ya lo suficiente de mis orígenes, mi vida familiar y los pilares fundamentales de mi pensamiento como hombre y como español; quiero concentrarme ahora en mi condición de militar. Desde siempre quise ser militar, aunque no había precedente alguno en mi familia. Fue en 1951 cuando conseguí mis cordones de caballero cadete de la Academia General Militar. Aún ahora, en peligro de poder perder el uniforme, me parece mentira verme con los cordones en la mano, en la mano porque en el corazón los he llevado siempre.

    Sin vanidad alguna por mi parte, pero sí con la obligación moral de salir al paso de quienes afirman que son militares los que no sirven para otra cosa, tengo que decir que fui un buen estudiante de Bachillerato, como certifican las abundantes matrículas de honor de aquellos años en los que se iniciaba mi expediente académico. Ya en la Academia General fui, durante tres años, cabo galonista por pertenecer a la primera promoción de la Guardia Civil, Cuerpo militar por entero, aunque yo siempre deseé que fuese Arma; Cuerpo militar español por su origen y creación, benemérito porque lo ha ganado a pulso y heroico porque lo ha demostrado a través de gestas como Santa María de la Cabeza, el Alcázar de Toledo, Oviedo y Tocina, que si cada una por sí misma sería suficiente, forman en su conjunto un póquer de ases que bien ganó para la Guardia Civil el titulo de heroico Cuerpo militar.

    Durante mi permanencia en la Academia me enseñaron todo lo que ahora pongo en práctica y constituye el eje de mi vida, aunque mis profesores parecen haberlo olvidado. ¡De desmemoriados anda el mundo lleno! Lo cierto es que de aquellos profesores, hoy desmemoriados, aprendí el culto al valor, a la dignidad, al honor, a la Patria, a su unidad y a su bandera, y también el culto a nuestros muertos. Y me va a permitir el lector que haga un pequeño aparte para decir, en voz baja, confidencialmente a quienes tales enseñanzas me dieron: Señores desmemoriados ¡voy a tener que darles rabillos de pasas!

    Tras este pequeño paréntesis, hecho gracias a la paciencia de los pacientes lectores, vuelvo a aquellos anos de mi vida en la Academia General de la que salí teniente en diciembre de 1955. Cataluña fue mi primer destino, y allí permanecí durante tres años. Cataluña era por aquellos años uno de los últimos reductos del bandolerismo español, con personajes como Sabater, Facerías y «Caraquemada», entre otros. Y cumpliendo aquel primer destino surgió la campaña del Sahara-Ifni. Poco tardé en redactar mi instancia (una instancia cuya copia conservo) solicitando mi incorporación a la Policía Territorial del África occidental española, pero mi petición fue denegada con la justificación de que estaba prestando servicio en zona de bandoleros de la que no se podía distraer esfuerzo alguno.

    Y de Cataluña, a Galicia. Al ascender a capitán en 1958 me incorporé a una de las compañías del Miño, zona contrabandista de duro y sacrificado servicio. Allí me salieron las primeras canas y allí gané la primera cruz. Vélez-Málaga fue el siguiente destino, y después de Andalucía, Canarias; en 1963, con el ascenso a comandante, llegó el destino a Las Palmas de Gran Canaria. Badajoz fue la etapa siguiente de mi vida militar; allí pasé los años más apacibles de mi carrera, y de Badajoz he dicho siempre que es la tierra donde no nací pero en la qué sí me gustaría morir. Allí crecieron mis hijos y allí se terminó la lista de ellos con nuestro Juanico… por lo menos eso creo yo.

    El ascenso a teniente coronel en 1974 iba a tener una importancia decisiva en mi vida militar. Fui destinado a Guipúzcoa y allí me incorporé el mismo día que se celebraba el funeral por el cabo Posadas. Aquella circunstancia debió ser como una premonición de la honda transformación que en mí iba a producirse; fue en aquellas tierras donde me convertí en un verdadero guardia civil, fue allí donde pude darme cuenta, en toda su dimensión, del temple, la disciplina y el valor y la gallardía de nuestros guardias; y fue allí, ante cada uno de los féretros, ante cada uno de los cadáveres de nuestros hombres, caídos por la insensatez de nuestros dirigentes, donde me hice la solemne promesa de no quedar en paz con aquellas víctimas heroicas hasta no igualar, al menos, su sacrificio.

    Fue allí, en aquellas tierras, donde prediqué a mis hombres con el ejemplo, como a mí me gusta que me prediquen, ¡mojándome el primero! Allí vestí y paseé mi uniforme y mi tricornio con mayor orgullo que en ningún otro lugar de España. Siempre llevé en mis salidas el coche negro de servicio con la matrícula PGC y el letrero de «Servicio oficial». Fue allí donde más descubierto estuvo mi pecho, sin camuflaje alguno, porque tampoco estaban camuflados mis guardias de control; uniformado reglamentariamente visité los barrios viejos de San Sebastián y Vitoria, cuyas dos Comandancias mandé; vestido de uniforme fui también en ocasiones a las salas de fiestas en las que, en sus jornadas libres de servicio, disfrutaban mis guardias con la sana alegría de la juventud. Y nunca, ¡nunca! recibí de uniforme insulto alguno.
    Pude haber sido tiroteado. No desconocía el riesgo y difícilmente podía olvidar a todos y a cada uno de los hombres muertos. Pero el riesgo es siempre inherente a nuestra carrera. Muchas veces he dicho a mis hijos que la vida es preciosa y que una de las cosas que más la engrandecen es el saber que se la puede uno jugar por algo que merezca la pena.

    Durante mi estancia en Vascongadas fueron cerca de veinte las víctimas que hizo el terrorismo en el Cuerpo de la Guardia Civil, aunque de ellos solamente el cabo Frutos estaba a mis órdenes. Luché contra la ETA con todo mi afán, sin conceder descanso alguno a los terroristas, para que no pudieran pensar ni reaccionar; nuestra lucha no admitía tregua alguna, pero era, también por nuestra parte, una lucha limpia, enfrentada a la sucia lucha de los terroristas. Así y todo se logró detener a ciento cuarenta etarras, todos los cuales salieron en triunfante libertad gracias a la amnistía.

    Sí, a lo largo de mis años de destino en Vascongadas tuve que asistir a demasiados entierros; eran mis hombres aquellos cadáveres, y es cierto, como dijo en alguna ocasión la Prensa, que besé a mis muertos; sí, los besé, aunque la mayoría de aquellos guardias muertos no tuvieran apariencia humana, como consecuencia de las explosiones que habían segado sus vidas. Sí, es cierto que los besé, y que mis labios se llenaron con su sangre de mártires; y es cierto también que mi hijo los besó, y allí, que yo sepa, nadie sintió náuseas. Aquello era para hombres y allí, que yo sepa, no había ninguno que no lo fuera.

    También fue durante mi permanencia en Vascongadas cuando se llevó a cabo la legalización de la bandera separatista, esa bandera que ahora llaman las izquierdas «banderola», y que entonces antepusieron a la bandera de España. Aún estaba caliente la sangre del cabo Frutos cuando fue legalizada la bandera separatista y aquello me indignó, creo que justamente. Mis guardias y yo pasamos la peor noche de nuestra vida. Salimos varias veces a rescatar banderas españolas ultrajadas, en contra de las órdenes recibidas de no salir por ningún motivo. Una de esas banderas que pudimos rescatar medio quemadas preside desde entonces mi hogar.
    Pensar que la «banderola» iba a ondear por encima de la sacrosanta bandera española me hizo saltar contra los culpables y aquello me costó un mes de arresto en Madrid y el cese en el mando de la Comandancia.

    El siguiente destino fue la Jefatura de la Comandancia de Málaga, mi patria chica. Y allá nos fuimos con toda la ilusión del mundo. Había allí un pabellón precioso para mi mujer; allí estaban mis padres; allí estaban los amigos. Se reunían, en fin, muchas circunstancias para que en la Comandancia de Málaga pudiera encontrarme a gusto. Pero seguían los asesinatos y las tropelías en nuestra España. Las víctimas iban sumándose en cantidades que yo difícilmente podía soportar, aunque no falten quienes se tragan esas cifras sin pestañear, ¡allá sus estómagos!

    Un atentado terrorista se cobró tres vidas: el señor Unceta, un hombre cabal, y dos guardias civiles. Y en aquella misma jornada me anunciaron que iba a haber en Málaga una manifestación en apoyo de la mayoría de edad, en definitiva, uno de esos «escandaleras» que organizan los marxistas y a los que acuden para gritar «¡Amnistía!»

    Aquello me pareció una provocación, un comportamiento que no podía aguantar. Intenté por el diálogo evitar que la manifestación se celebrase, pero, aunque me dijeron que iba a ser trasladada a otro día, comprendí que trataban de engañarme y, ya al filo de iniciarse la manifestación, le dije al gobernador Civil: «Hoy España está de luto… Mañana seré un arrestado, pero hoy no se profana a mis muertos.» Y así me jugué la mejor Comandancia que he visto, porque disolví la manifestación, sin violencia, porque no fue necesaria más que la decisión y la firmeza reflejadas en los ojos de los hombres que componían mi fuerza. Aquellos hombres actuaban con energía y con la confianza en su mando, sabiendo que no iba a dejarles en la estacada, y está demostrado que cuando hay autoridad y decisión es innecesaria la violencia; solamente después de reculeos y blandenguerías es imprescindible la violencia. En fin, mi actuación me trajo un mes de arresto y el cese en el mando.

    Marché a mi retiro extremeño, porque soy de carne, y en ésta me dolía lo que había perdido. Allí, en mi retiro extremeño, sin esperarlo, llegó el nombramiento de jefe de la Agrupación de Destinos de la Dirección General del Cuerpo. No era el mando ansiado por mí, pero era un mando. Y así llegué a la Villa y Corte, y así empecé a respirar en tres dimensiones lo que a las provincias solamente llega en dos. En Madrid tuve oportunidad de leer un proyecto de Constitución en el que faltaba Dios y sobraban «nacionalidades». Escribí inmediatamente una carta al Rey pidiéndole que aquel proyecto no saliera adelante y pidiéndole que no corriera más sangre… Catorce días de arresto y nuevamente en peligro mi destino. Entonces tomé un café con tres amigos y otro más, que, pareciendo serlo, resultó un vulgar delator; tomamos café en la cafetería Galaxia y… diecinueve meses de prisión efectiva, siete de ellos legal.
    Me encontré nuevamente disponible y en Madrid, respirando a boca llena, durante las veinticuatro horas del día: asesinatos, atracos, trabajadores en paro mendigando por las calles, por las plazas y en las estaciones del Metro; veinticuatro horas al día viendo humillados a muchos de los que hasta entonces había considerado hombres dignísimos, viendo actos de cobardía, de indiferencia ante todo; veinticuatro horas al día oyendo los ladridos furiosos de los cuarenta sectarios que emponzoñan a nuestro pueblo, oyendo los crujidos de los cimientos de la Patria y oyendo el relato de las continuadas profanaciones de banderas. Disponible, viendo a lo largo de las veinticuatro horas a esas pandillas de jóvenes degradados por la droga, a esas muchachas que sin haber consumido su niñez han perdido ya el ansia de vivir porque ya todo lo conocen, aunque lo hayan conocido mal, y enfermos que piden un tercer sexo, y pornografía a raudales, degradando a la mujer y al hombre, y desprecio hacia nuestros mayores, irreligiosidad.

    Todo eso es lo que vi en esas largas horas de mi situación de disponible, y pensé que no tenía derecho a dejar a mis hijos una Patria empobrecida y degradada, porque de mis padres recibí esta Patria en perfecto estado. Y pienso que si hay que liarse a tortazos, debo y quiero ser yo quien los dé y los reciba, y no reservárselo a mis hijos, que ellos tendrán los suyos a su tiempo…

    Conocí a personas que se encontraban en circunstancias parecidas; que sufren por España, que aún tiene arreglo si se acaba con el separatismo, si se termina con el terrorismo y con el terror callejero, si se pone fin al paro mediante la adecuada utilización de la riqueza que en España existe.

    Para ello solamente es necesario ser honrado y obligar a los demás a que lo sean, porque se puede gobernar imponiéndose con autoridad.

    Por todo ello, a las 18,24 horas del día 23 de febrero de 1981 entré en las Cortes Españolas, hice público un comunicado explicando el porqué. Decía así: «Españoles: las unidades del Ejército y de la Guardia Civil que desde ayer están ocupando el Congreso de los Diputados a las órdenes del general Miláns del Bosch, capitán general de Valencia, no tienen otro deseo que el bien de España y de su pueblo. No admiten las autonomías separatistas y quieren una España descentralizada pero no rota. No admiten la impunidad de los asesinos terroristas contra los que es preciso aplicar todo el rigor de la Ley. No pueden aceptar una situación en la que el prestigio de España disminuye día a día. No admiten la inseguridad ciudadana que os impide vivir en paz. Aceptan y respetan al Rey, al que quieren ver al frente de los destinos de la Patria, respaldado por las Fuerzas Armadas. En suma, quieren la unidad de España, la paz, orden, seguridad. ¡Viva España!»

    Salí de las Cortes el día 24 de febrero, después de que el secretario de la Junta de Jefes de Estado Mayor firmara, con el consentimiento de la misma, y en presencia de mi director general, Aramburu Topete, un documento, que conservo, eximiendo de toda responsabilidad a soldados, guardias, cabos y suboficiales y hoy, a pesar de ese documento, sigue habiendo guardias detenidos, y lo están también todos los cabos y suboficiales. Se les busca culpabilidad cuando allí todo lo que se hizo fue por orden mía, sin tener en cuenta que no pudo ser más limpio ni más caballeroso el comportamiento de la fuerza con los diputados.

    Yo me he declarado responsable de todo. Yo ordené los disparos. Yo ordené a todo el mundo que se tumbara en el suelo. Yo distribuí y ordené los servicios y los vigilé. Mi fuerza sabe que conmigo no se juega, y en mi poder está ese documento que exime de responsabilidades a guardias, cabos y suboficiales. ¡Señores, soy el único responsable de lo sucedido dentro de las Cortes! ¡Señores, dejen ya tranquila una Fuerza de la que deben sentirse orgullosos ustedes y toda España, sea cual sea su color y su ideología! ¿No se pedía eficacia a. las FOP? ¡Pues ahí tienen ustedes eficacia!… Claro que las órdenes que recibieron fueron claras y enérgicas.

    Por todo ello estuve en prisiones militares para aceptar lo que España quiso disponer de mí, con el ánimo sereno y la conciencia tranquila, mucho más tranquila de lo que puedan tenerla quienes debiendo no estuvieron allí con nosotros.

    ¡Gracias España por permitir que te haya servido!

    Teniente Coronel Antonio Tejero MolinaMarzo, 1981. Prisión Militar de Alcalá-Meco

    Tomado del blog "La España heroica"

  20. #60
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    39
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Un 23 de Febrero

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Sea como fuere, creo que Tejero tendría muchísimo más que contar, y hasta hoy sigue callado, tal y como lo hizo Milans del Bosch. No sé por qué.

Página 3 de 4 PrimerPrimer 1234 ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Respuestas: 41
    Último mensaje: 17/01/2017, 18:56
  2. La Mafia....
    Por Ordóñez en el foro Nápoles y Sicilia
    Respuestas: 13
    Último mensaje: 08/03/2010, 07:25
  3. Los tribunales y el derecho a la vida
    Por ortodoxo en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 30/01/2009, 20:52
  4. Respuestas: 0
    Último mensaje: 31/08/2007, 02:36
  5. Juan Francisco Donoso Cortés
    Por Ordóñez en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 27/12/2005, 17:20

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •