Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 9 de 9

Tema: Américo Castro: sobre el origen de Portugal

  1. #1
    Gothico está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    17 abr, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    952
    Post Thanks / Like

    Américo Castro: sobre el origen de Portugal

    Escribe sobre Portugal el profesor Américo Castro en su obra “La realidad histórica de España; es una obra escrita a mediados del siglo XX y que, como se sabe, suscitó una violenta réplica (“España un enigma histórico”) por parte de don Claudio Sánchez Albornoz.

    Curiosamente, en lo referente a Portugal, ambos historiadores, como se verá, no mantienen gran discrepancia..

    Esto opina Américo Castro sobre la génesis de Portugal en "La realidad histórica de España" (Ed Porrúa, Mexico,1987) (los subrayados son míos):

    PORTUGAL COMO INDIRECTA CONSECUENCIA DE SANTIAGO
    (I)

    ..(el culto a) Santiago, una vez nacido a la vida de la creencia, desplegó sus virtudes religioso políticas; la riqueza de su personalidad le hizo ser aceptado fuera de España con igual fe que su propia tierra… La peregrinación fue el resultado de esa validez internacional, y por su ancho cauce discurrieron la piedad, el prestigio, la corrupción y la riqueza. Aquitania y Borgoña utilizaron la peregrinación en beneficio propio, con miras a la dominación de la España cristiana.(1).
    La debilidad de Alfonso VI, y su urgencia por prestigiarse él y su reino, le hicieron dócil instrumento de la política de Cluny, agente de la política imperial del papado. Casó… luego con Constanza, hija del duque de Borgoña. Sus yernos, Enrique y Raimundo, pertenecían a la casa ducal de Borgoña…La muerte del conde Raimundo, heredero del reino, perturbó los planes cluniacenses en cuanto a León y Castilla, planes que entonces se concentraron sobre Portugal, feudo otorgado por Alfonso VI a su yerno el conde Enrique. Así pues, por caminos indirectos pero muy claros, la independencia de Portugal es inseparable del culto dado a Santiago.

    Con gran tino escribieron la señora Michaelis de Vasconcelos y Teófilo Braga que “sólo los acontecimientos hicieron de Portugal un estado independiente, y crearon poco a poco en sus habitantes el sentimiento de ser un pueblo aparte”(2).
    Mas, ahora, esos acontecimientos deben ser vistos a la indirecta luz que proyectaban sobre ellos el apóstol Santiago y el imperialismo borgoñón. El conde Enrique vino a España por los mismos motivos que hicieron a los cluniacenses establecer sus monasterios en los lugares estratégicos del camino de la peregrinación; también por estos motivos casó con Teresa, hija de una unión ilegítima de Alfonso VI, y recibió en feudo las tierras al sur de Galicia. Enrique miraba con enojo la mejor suerte de su primo Raimundo, unido a la primogénita y legítima hija Urraca; hubo entre ellos graves desavenencias, muy perniciosas para la política cluniacense. El abad Hugo envió un emisario, que logró el acuerdo entre ambos condes..

    La muerte de Raimundo de Borgoña lo descompuso todo: el rey murió en 1109, y la viuda Urraca ocupó el trono hasta tanto Alfonso (VII) llegara a la mayor edad. Muchos nobles temieron que una mujer no supiese hacer frente a los peligros… y aconsejaron su casamiento con el rey Alfonso I de Aragón. Mas… aquel matrimonio originó grandes desastres, porque Alfonso no tomó posesión del reino sino que lo devastó... La Iglesia de Santiago, los cluniacenses y el condado de Portugal se opusieron al aragonés... Tal caos fue aprovechado por el conde Enrique (m. 1112) y por su viuda Teresa, que ya en 1115 usaba el título de reina (3), con el cual se calmaba su despecho por ser inferior en nacimiento y rango a la reina Urraca, su media hermana.

    Los intereses franceses ganaron más apoyos en el condado portugués con la venida de los caballeros del Temple y de los monjes del Císter, igualmente enlazados con Borgoña. Circunstancia decisiva fue, además, que Enrique y Teresa tuvieran como heredero a Alfonso Enríquez, quien desde mozo mostró excelentes dotes de luchador y gobernante, multiplicadas por el ambiente de rebeldía inaugurado por su padre, bien descrito en la Crónica del arzobispo Rodrigo Jiménez de Rada a comienzos del siglo XIII: “Ya en vida de Alfonso VI el conde Enrique de Borgoña comenzó a rebelarse un poco, aunque mientras vivió, no retiró su homenaje al rey; fue echando a los moros de la frontera lo mejor que pudo, pero reivindicando ya para sí la soberanía. A pesar de ello acudía con su gente cuando lo llamaban a fin de ayudar a la hueste real o para asistir a la corte. Alfonso VI, por bondad o más bien por abandono, toleraba a Enrique sus intentos de independencia, por ser yerno suyo, en lo cual demostró gran imprevisión”.


    Tales fueron los “acontecimientos” que originaron la independencia de Portugal, y crearon a la larga motivos para su apartamiento de León y Castilla. Portugal nació como resultado de la ambición del conde Enrique, sostenido por Borgoña y Cluny, y por la debilidad de Alfonso VI, pábulo de guerras civiles. Portugal nació y creció por su voluntad de no ser Castilla...

    Borgoña intentó hacer en Castilla lo que los normandos habían conseguido en Inglaterra algunos años antes: instaurar una dinastía extranjera. Las dificultades de la lucha con el Islam y la vitalidad castellana malograron el proyecto, pero no impidieron que naciese un reino al oeste de la península.

    No surgió ese reino desde dentro de su misma existencia –según aconteció a la Castilla del conde Fernán González-, sino de ambiciones exteriores. La prueba es que la tradición hispano-galaica de Portugal quedó intacta, de lo cual es signo elocuente la falta total de una poesía épica.

    Si la inicial rebeldía de los portugueses hubiera procedido de la íntima voluntad de su pueblo, como en Castilla, el conde Enrique, o su hijo Alfonso Enríquez, se habrían convertido en temas épicos. Mas los pobladores extranjeros no podían crear ninguna épica nacional, y los gallegos venidos del Norte continuaban siendo líricos y soñadores. Su combatividad les vino de fuera.
    La única aureola poética en torno a Alfonso Enríquez se ajusta al modelo galaico y santiaguista: la victoria de Ourique (1139), tras la cual Alfonso se proclamó rey, aconteció el 25 de julio, fiesta del Apóstol; Cristo en persona se apareció durante la pelea, y dejó la huella de sus cinco llagas en las “quinas” del escudo portugués (4).

    Portugal (dirigido y ayudado decisivamente por europeos del Norte) se hizo luchando contra la morisma en su frontera Sur, y contra Castilla en su retaguardia; aquel trozo desgajado de Galicia desarrolló un ánimo de ciudad cercada, que la débil monarquía castellana de la Edad Media no pudo dominar..

    El recelo y el resentimiento frente a Castilla forjaron a Portugal, nacido del enérgico impulso de Borgoña, de Cluny y del Temple en los siglos XI y XII

    Para aceptar la validez de mi punto de vista acerca del origen de la nación portuguesa, hay que poner en paréntesis –por el momento al menos- la manera en que los portugueses sienten acerca de su historia.

    La creencia de que Portugal existía ya antes del siglo XII no es un error, sino una fábula paralela a la de los españoles. La creencia de que Portugal debe sus orígenes a sí mismo, y no a motivos exteriores, es inseparable de la existencia de esa ilustre nación; si las gentes del Miño para abajo se hubiesen sentido extensión de Galicia, León y Andalucía, no habrían realizado sus gloriosos descubrimientos, ni existirían las obras de Gil Vicente, de Luis de Camoens, de Eca de Queiroz y de tantos otros.

    La verdad fría de esta historia sería respecto de ella, como el personaje histórico y documentado del Cid respecto del Cid poético. La historia-leyenda de Portugal cree que las peculiaridades de la región situada entre los ríos Miño y Duero antes del siglo XII, equivalían a una conciencia de nacionalidad; los habitantes miraban ya hacia Lisboa y Santarén –todavía en manos musulmanas- como a una prolongación de Portugal. Mas la verdad fría es que el futuro Portugal, antes de ser regido por el conde Enrique de Borgoña, no poseía una conciencia colectiva desligada de la de los gallegos y leoneses. Lo peculiar de una región (en su geografía, en su prehistoria) ni significa capacidad para constituirse como un estado político.

    No es menos cierto, sin embargo, que el error objetivo de la conciencia histórica actuó como fecunda interpretación del pasado, la cual, a su vez, se integró en la historia auténtica del pueblo portugués; existir como portugués consiste, entre otras cosas, en no sentirse apéndice de España: “Da Espanha, nem bom vento nem bom casamento”. Ese distanciamiento impulsó a los portugueses a ensancharse hacia atrás en el tiempo, y a buscarse expansiones imperiales. El impulso heroico que llevó hasta Ormuz y Malaca, es solidario del intento de buscarse raíces nacionales no españolas

    Sólo con criterios económicos o con cálculos racionales no cabe entender la formación del inmenso imperio portugués… La furia expansiva de aquel pueblo, de poco más de un millón de habitantes en el siglo XVI, rebasa todo cálculo. Los portugueses precedieron a los castellanos en las empresas africanas y atlánticas…

    España y Portugal no son naciones felices dentro de sí mismas, ni nunca lo han sido. A sus comunes inquietudes añade Portugal el resquemor de que su pasado no sea plenamente suyo. A fuerza de desearlo y de creer en él, fue incorporándolo al proceso de su propia existencia. Las empresas imperiales; la huella perdurable de Portugal en el Brasil, en la India y en Africa; las figuras grandiosas de Vasco de Gama, Alfonso de Albuquerque, Fernando de Magallanes –todo eso y algo más actúa como fuerza recreadora de los orígenes de Portugal. La conciencia histórica ha transformado lo no valioso de la realidad en una creación humano-poética. Un gran novelista no procede de otro modo.

    Veamos ahora el fondo no poético de esta gran historia. Lo describe correctamente un historiador de lengua portuguesa:

    “La rebeldía e independencia (del siglo XII) habían significado el desmembramiento del imperio hispano-cristiano en vías de constituirse; y la existencia de Portugal dependía de la no aceptación de las ideas imperialistas españolas.
    El nacionalismo portugués fue una posición histórica y moral opuesta al ideario político español: la política de España consistía en dirigir sus fuerzas en un sentido centrípeto; la portuguesa en encontrar fuerzas morales y materiales centrífugas que la proveyeran de un destino histórico fuera del ámbito español…
    Portugal se buscó un pasado ilustre en el plano de la historia universal, pero no dentro de las perspectivas de la historia española.” (A. Soares Amora. O nobiliario do conde D. Pedro. Sao Paulo. 1948. pág 62)

    (CONTINUA..)














  2. #2
    Avatar de Templário
    Templário está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    31 ago, 06
    Mensajes
    88
    Post Thanks / Like

    Re: Américo Castro: sobre el origen de Portugal

    Caro Gothico

    Es un texto mui lúcido, imparcial y verdadero de Américo Castro.

    El pueblo era gallego al norte de Mondego (y Leonés), nada los separava de la parte de Hispania a que pertencian.

    Borgoña, Cister y el Templo fueran decisivas. Con mucha influência também en otros reinos hispânicos, claro, - pero en el caso portugués, con una dominância política decisiva, autonoma y criadora.
    Es una elite que "inventa" y cria un nuevo Reino.
    El patriotismo desta creación que és el Reino Portugal, gaña corpo a partir del siglo XII, - a partir de si mismo, de su própria criación. Es un mito que la própria história, con su próprio camiño y crescimiento, vai construindo y recriando. És una creación de una elite Real, Condal y de Ordenes de Caballeria, - galaico-borgoñesa, "extranjera" y extra-hispânica - con la participación- apoio de algunos pueblos y municipios portugalaicos-hispânicos ocidentales y naturales del condado.

    Paradoxalmente, al longo de la Idad Média y después en la Idad Moderna, fue sempre más natural y fácil la unificación de ducados o Reinos já existentes: los Reinos tradicionales hispânicos (criados en la Alta Idad Média por Reis y elites hispanos, locales y "Pelágicos") y más antigos-León, Castilla, Navarra, Aragón y Cataluña; que el diferente Portugal, que fue una recriación externa (era de la antiga Galicia -unida a León, pero fue recriado, a partir deste Reino - uno de los "tradicionales" pré-existentes).
    Claro que se puede en la misma invocar su identidad antiquissíma lusitana y Galaica,(Norte y centro) o Cónia más a sur, o oestreminia y otros pueblos etc, sob el punto de vista espiritual y etnográfico.

    Su Orígen no lle retira tradición, por lo contrário, sob diversos prismas, até reforça su tradición, su diferencia.

    Puede ser sinal de algo: de dos o más destinos equilibrados y paralellos de la Península, por la voluntad Divina: Até agora, en la História, várias Españas en una "España" grandiosa, y un "Portugal" como Portugal, también grandioso. O futuro a Deus pertence.

    Histórias ambas grandiosas.
    Abrazo

  3. #3
    Gothico está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    17 abr, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    952
    Post Thanks / Like

    Re: Américo Castro: sobre el origen de Portugal

    Querido Templario:

    Me alegro de que te haya gustado el texto; yo también coincido con esta interpretación de Américo Castro.

    Lo que sí creo es que podría desagradar a muchos portugueses por la nula relevancia que da al aspecto "étnico" y antropológico portugués; ..y a muchos españoles por su "justificación" de las diferencias nacionales portuguesas posteriores a la edad media, respecto del resto de España.

    Mando a continuación el resto del capítulo.

    Un abrazo.

  4. #4
    Gothico está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    17 abr, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    952
    Post Thanks / Like

    Re: Américo Castro: sobre el origen de Portugal


    Américo Castro : Sobre el origen de Portugal (II)

    .. Portugal no poseía, en el siglo XII, una dimensión social distinta de la galaico-leonesa; su diferenciación del reino leonés no podía por tanto proceder de la voluntad de continuar siendo él mismo, sino en buscar algún modo de no ser como sus parientes y vecinos. Es obvio entonces que el ímpetu y el apoyo bélicos para aquel desgarro peninsular no pudieron nacer espontáneamente entre las gentes de lengua gallega que moraban al sur del Miño e iban extendiéndose con la Reconquista llevada a cabo por los reyes leoneses Fernando I y Alfonso VI. La motivación inicial de aquella rebeldía no yace en lo portugués del Condado que Alfonso VI otorgó en feudo a Enrique de Borgoña, sino en la condición borgoñona del Conde.

    No quedó rastro de tales motivos en la conciencia histórica de los portugueses, pues lo que hizo posible la existencia del reino lusitano exigía olvidar sus auténticos orígenes; esta conciencia, a su vez, creó retroactivamente la fe en el portuguesismo inicial y remoto de Portugal. En el proceso de la historia humana los hijos pueden dar vida a los padres tanto como éstos a aquéllos. De esta suerte quedan integradas la verdad de mi manera de entender los orígenes de Portugal, y la verdad de los historiadores portugueses que se oponen a ella...

    Es explicable que los orígenes del reino portugués aparezcan envueltos en obscuridades y leyendas. No ha podido localizarse la batalla de Ourique (1139), hecho máximo de la reconquista portuguesa, ni se sabe el nombre del vencido caudillo moro. La toma de Santarén (1143) está narrada en un relato a todas luces apócrifo. La intervención extranjera en la reconquista de la tierra que acabó por ser Portugal, fue considerable y decisiva.

    El reinado de Alfonso Enríquez, primer rey portugués (1128-1185), está mal conocido; las crónicas no nacionalizaron lo hecho por extranjeros que acudían a aquel extremo de Europa, y llevaban el peso de la guerra contra los moros, cosa que no había acontecido en Castilla, por numerosos que fueran los extranjeros presentes en su tierra (5). Los relatos coetáneos acerca de la conquista de Lisboa ( 1147 ) fueron compuestos por un inglés y por dos alemanes, los cuales no dejan duda sobre el papel secundario que en aquella empresa tocó a los cristianos de la Península (6). Rendida la ciudad, "el nombre, de los francos fue glorificado en toda España... Fue escogido para obispo de Lisboa uno de los nuestros, Gilberto de Hastings, con consentimiento del rey" (loc. cit., pág. 122).

    En 1149 donaba Alfonso Enríquez a este obispo 32 casas: "xxxii domos cum omnibus suis hereditatibus ubicumque illas invenire potuerit" (7). La flota para conquistar Lisboa había zarpado de Inglaterra con 169 velas, y estaba integrada por ingleses, alemanes, flamencos, franceses y gascones. Las torres alzadas para la conquista de la ciudad fueron obra de flamencos, de ingleses y de un ingeniero de Pisa. Todo el botín fue para los extranjeros, quienes pactaron con los moros que el oro, la plata, los vestidos, los caballos y las mulas fueran para ellos, y la ciudad para el rey: "regi civitatem redderent" ( págs. 129 y 139). El cronista de aquellas milicias internacionales escribe arrogantemente que "los soldados del rey de España" -"regis Hispaniae", no dice Portugal- "peleaban en una torre de madera", aunque muy asustados por los proyectiles de los moros, hasta que los teutones vinieron en su auxilio ("donec Theutonici eis auxilio venerant") ."Cuando los sarracenos vieron a los loreneses subir a la torre, les entró tal pánico que rindieron las armas" (pág. 132). Un alemán informa, en 1191, sobre la toma de Silves, acaecida en 1189; según él fueron los cruzados o aventureros extranjeros quienes llevaron la iniciativa de la acción (págs. 162-163). En la toma de otras ciudades -Alcor, Alcácer- intervinieron también extranjeros.

    La historia de Portugal en el siglo XII está llena de sombras y de vacíos. David Lopes, gracias a su conocimiento de las fuentes árabes, ha ampliado las noticias escasas que se tenían de Geraldo Sin Pavor, un caudillo contemporáneo de Alfonso Enríquez. Fue Geraldo, no el rey, quien conquistó Trujillo, Evora, Cáceres, Montánchez, Juromeña y Badajoz. Enemistado con el soberano, lo abandonó y se fue a Marruecos. Temiendo los traicionara, los moros le cortaron la cabeza (8). Sorprende que los portugueses comparen a este personaje con el Cid castellano, por la aparente analogía entre el hecho de haberse sometido ambos a un rey musulmán. Pero del Cid se sabe mucho, y de Geraldo muy poco; el uno dio materia a poesía en latín y en romance, y el otro es sólo recordado en incompletos relatos cristianos o árabes. Además, Geraldo parece un extranjero tanto por su nombre como por su sobrenombre, más bien francés que portugués. A mediados del siglo X, el tercer duque de Normandía se llamaba "Richard Sans Peur". Por lo poco que se vislumbra de su vida, Geraldo ayudó al rey -en ciertos casos y en otros no. Su relación con el monarca no es como la de Rodrigo Díaz. Sorprende mucho, de todas maneras, que las crónicas y los documentos nada digan de una persona de tanto relieve, fueran como fueran sus relaciones con el rey. Geraldo sería tan extranjero como la dinastía que fundó el reino portugués, y como los conquistadores de Lisboa.

    Superando la fría realidad de aquellos hechos, los portugueses crearon la obra de arte de su historia-vida. Los hizo independientes de León y Castilla la circunstancia de haber sido entregadas las tierras al sur de Galicia a una dinastía borgoñona, a la gente más vital y enérgica de la Europa de entonces. Más tarde, sobre ese fondo extranjero surgió una peculiaridad nacional, aunque con múltiples enlaces con el resto de la Península, según exigían las comunes tradiciones y la vecindad de las tierras.

    Es inútil que algunos extranjeros pretendan construir una historia de Portugal fundada en geopolítica, en límites naturales, en clima y prehistoria. Esto podrá halagar en algún caso el amor propio nacional, pero ese resultado se logra al precio de silenciar cuanto afecta al nivel historiable de un pueblo, a lo que justifica pensar en él, estimarlo, y distinguirlo de gentes salvajes y sin historia, pero que también poseen límites naturales, economía, comercio, etc… Pero la vida portuguesa es algo más que cultivos, cauces de ríos y demarcaciones prehistóricas.

    Galicia, la hermana mayor -estrechamente unida a León y a Castilla por los lazos de la peregrinación-, permanecía entretanto en pasividad receptiva, gozando de riquezas atraídas por el Apóstol, recibiendo el reflejo del homenaje rendido por las masas de peregrinos... Galicia se inmovilizó, porque, sin hacer nada, todo lo obtenía: visitas de reyes y magnates, lujo, poesía de trovadores, comercio activo, donaciones incesantes; las nebulosidades de la vía láctea, entre las cuales galopaba el corcel de Santiago, descendían hasta el fondo del alma gallega.

    Sin fermento de templarios y borgoñones, no forzado a salir de sí mismo para ensanchar su tierra a precio de sangre, el gallego no se hizo conquistador como su hermano portugués. Lo cual no es decir que los gallegos, comenzando por sus arzobispos, no lucharan bravamente en la hueste de los reyes de León y Castilla, como antes lo hicieron contra los invasores normandos. Clérigos y caballeros de Galicia estuvieron presentes, y con gran honor, en las conquistas mayores: Almería, Córdoba, Sevilla, Tarifa. Mas siempre intervinieron como auxiliares de los reyes. La lengua gallega no conquistó nuevos dominios, como iba haciendo Portugal, porque el imperialismo gallego era receptivo y no agresivo, o consistió en irradiar el prestigio del Apóstol por toda la cristiandad (9); aquel prestigio mantuvo viva la peculiaridad gallega…

    1 "Geschichte der portuguiesischen Literatur", en Gröber, Grundriss, II, 2, pág. 129.

    2 P. B. Gams, Kirchengeschichte von Spanien, 1876, III, 64 y sigs.

    3 "De rebus Hispaniae", VII, 5, edic. de la Hispaniae Illustratae, II, 114.

    4 El padre Juan de Mariana (X, 17) dice que algunos creen "stulte scilicet et inaniter" (sin duda necia y vanamente) que los cinco escuditos son las llagas de Cristo, y no una alusión a las cinco banderas de los cinco caudillos moros vencidos en Ourique. En la redacción española escribe Mariana más cautamente: "no sé si con fundamento bastante". La razón crítica del padre Mariana, en 1600, se expresaba en latín, que leían pocos, y no en la lengua de todos.

    5 V. Carolina Michaëlis de Vasconcellos, Cancioneiro da Ajuda, II, 692-698. Es significativa la errónea etimología de Portugal, que corría en el siglo xv: "Portus Galliae." El conde don Enrique y su hijo Alfonso Enríquez donaron muchas villas y tierras a borgoñones y franceses.

    6 Alfredo Pimenta, Fontes medievais da Historia de Portugal, 1948, I, 107-140.

    7 A. E. Reuter, Documentos da chancelaria de Afonso Henriques, Coimbra, 1938, pág. 219.

    8 "O Cid portugués: Geraldo Sempavor", en Revista Portuguesa de Historia, 1941, I, 93-104.

    9 El prestigio apostólico de Galicia determinó, sin embargo, una expansión del gallego, usado en documentos notariales de Zamora y Salamanca todavía a principios del siglo XIII, o en la poesía lírica compuesta por Alfonso el Sabio y otros.

  5. #5
    Gothico está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    17 abr, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    952
    Post Thanks / Like

    Re: Américo Castro: sobre el origen de Portugal

    Ordóñez escribió:
    Gracias por la recomendación. El artículo de Américo Castro….Pensemos por un momento que Américo es uno de los artífices del ladrillazo infumable del “ paraíso de las tres culturas “ o de nuestra “ etnicidad moro-judaica como españoles “…..Dicho esto, paso a comentar:

    - La “ independencia “ de Portugal no se diferencia, y menos en la época, de la “ independencia “ que pudo mantener la Corona de Aragón o el Señorío Vizcaíno. O por ejemplo del Reino de Navarra. Intenta asimilar en el tiempo conceptos que en absoluto se corresponden como el de la “ independencia

    ¿¿Es que existía la "Corona de Aragón" en el siglo XII??


    o el Señorío Vizcaíno
    ¿¿Es que acaso algún Señor de Vizcaya corrió a ponerse bajo protección del papado como Alfonso Enriquez, para no ser feudatario del rey de Castilla??

    El caso es que a su muerte en 1185, Portugal estaba ya perfectamente consolidado, definido y reconocido por el papa y por todos los príncipes de Europa de su tiempo.

    Entiende esto como el equivalente medieval de "independencia".

    Nada que ver con el señorío de Vizcaya, absoluto "asunto interno" dentro de la Castilla medieval.


    Saludos.
    Última edición por Gothico; 26/10/2006 a las 20:20

  6. #6
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    39
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Américo Castro: sobre el origen de Portugal

    - No, la Corona de Aragón no existía. Me refería generalizando en la época claro. La Corona de Castilla también fue reconocida por Roma y por muchos príncipes europeos. San Fernando III no era Rey de toda España y sin embargo tenía gran reconocimiento en la Cristiandad; piensa en el papel de los francos en la Reconquista de Sevilla o en su misma boda.



    - Que yo sepa, ni el Reino de Navarra ni la Corona de Aragón fueron feudatarios del Rey de Castilla. O ya deberíamos entrar en todo caso en cuestiones atapuercanas-belicistas. O en soberanías entre Navarra y Aragón. Líos, vamos.




    - Los Reinos Españoles estaban más o menos consolidados, o se fueron consolidando mejor dicho, en el desarrollo reconquistador, estuviera presente Roma o no. La independencia de Portugal no la hace menos española, en todo caso. La misma Corona de Aragón tiene intereses exteriores que no son los de los Reinos de Castilla y de León. Por eso, aplicar el sentido actual de independencia en el contexto medieval me parece un anacronismo interesado. La lengua de Portugal nace en el Reino de Galicia, por cierto, y Portugal se crea como una marca en el imperivm leonés; que es el que reconquista Tras-Os-Montes. Aludiendo a los orígenes, digo....



    - Creer que las cuestiones internas de los reinos que formaban la Corona de Castilla eran puramente nominales es un error de cuidado. Los vascongados pactan libremente sus fueros con Castilla. Sí. Pero la tradición foral que se expande no es la castellana. Y tampoco los reinos dejan de conservar sus peculiaridades.



    - Dejar la obsesión estado-nación sería una buena solución para portugueses y resto de hispanos.
    Última edición por Ordóñez; 28/10/2006 a las 14:03

  7. #7
    Avatar de Templário
    Templário está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    31 ago, 06
    Mensajes
    88
    Post Thanks / Like

    Re: Américo Castro: sobre el origen de Portugal

    Caro Gothico

    Perdón por mi ignorância de la história hispânica, en que vosotros son claramente eruditos.

    Califiquei todolos como reinos pré-existentes hace a Portugal. Lo que no és assim.

    Sei que Navarra és mui antiga, patrocinada y apoiada por los Carolíngios hace al dominio musulmán. No lo sei se el condado de Aragón se destaca hace a Navarra o autonomamente en los Pirinéus (Jo pensaba que si, sin estudar) y que consolidaria su território original en 1044(!?),. O, por exemplo, acreditava que dentro del território original de la marca Hispânica de los Francos en la península, já existian oficialmente Condados Catalanes autonomos, pero "unificados" en torno del Conde de Barcelona dominante, formando assim uma original "Cataluña" antes de Portugal de 1128 (utilizando esta data).

    No lo sei. Terei quer ler mejor el foro de Cataluña y el de Aragón. Pero mi raciocino contemplaba su existência como Condados relativamente autónomos anteriores a Portugal independente(sin vassalagen) del siglo XII; - que no del condado de Portucale León y Castilla, que és más antigo que una Cataluña claramente separada del concepto de marca Hispânica Franca y con sus señorios unificados(Barcelona, Gerona etc.) y también creo que más antigo que el Condado(Território) de Aragón.

    Que los Reinos de Astúrias, Navarra, Castilla y León (unificando-se y separando-se; y novamente se fundindo en uno só reino largo tiempo; en alianzas dinásticas que me confunden - tengo estudar la história) con lo Reino de Galícia incorporado; son, repito, más antigos que Portugal, isso és claro.

    És assim que Portugal galaico, por la mano de los Borgoñeses y de las Ordens, nace dentro del Reino de Castilla y León, y se hace independiente.

    Como já dice en otro tema, Américo Castro(y todolos historiadores que pensan cono el) contradiz la tradicional historiografia "legitimista-arqueológica" portuguesa (el palabrón es de mi autoria), pero vai de encontro a muchos historiadores lusos actuales.

    Caro Ordoñes:

    Si el es defensor, como dice Ordoñes, de las três culturas, no lo sei, que no li ainda; pero en Portugal y en todolos Reinos Ibéricos, estas culturas son claras.

    A propósito del articulo de Gothico:

    Como sabemos, el longo cerco de Lisboa y negociación de su rendició a D. Afonso Henriques, tal como la de Silves a su hijo D. Sancho(más tarde seria reconquistada y tomada por la segunda vez) se ficharan con el aproveitamento de duas de las Cruzadas que se dirigian a la Tierra Santa. 3ª y 4ª Cruzadas, respectivamente, se no me equivoco.

    Una parte seguia por Occitânia y Provence(Ricardo Coracón de León, Sãn Luis y otros antes dellos etc.), rumo al Mediterrâneo; la Germânica atravessa el leste europeu y la Anatólia (Barba Roja y otros antes del etc.).

    Comum a las duas Cruzadas, fue una tercera parte de ambas, gigantesca y naval (y nórdica), que partindo de Flandres, Inglaterra y Normandia, seguia rumo al estrecho de Gibraltar. És estas duas que Alfonso Henriques y más tarde D. Sancho, convencen a tomar con los portugueses Lisboa y Silves(Que llego unificar un reino algarvio para lá del próprio Guadiana con su nombre).

    Caro Gothico, fue feliz tu articulo, mismo en cima de la altura de la comemoración (Entrada del Rey en la ciudad en 25 de Outubro de 1147, después de la rendición de dia 21 - después de 4 meses de cerco).

    Eran ejércitos más multimacionales que los de Afganistán y Iraque actuales:
    Ingleses en grande parte(Norfolk, Sufolk, Kent, Londres) Flamengos; Alemanes várias regiones(Colónia, Bona etc.), Normandos, Aquitanos, Gascoñes etc.
    Las Cruzadas a la Tierra Santa eran un gigantescos ejércitos.

    El ejército del rei Fundador de Portugal en Lisboa era minoritário, assim como más tarde de D. Sancho en Silves. Para un hombre que se hace a si mismo(na tradición por la intervención Divina, en que creio) el primero Rei, era preciso ter Carisma para hacer esto; totalmente autónomo de León y Castilla, tratado como Rei de Hispânia por toda esta Europa nórdica y atlântica, como demuestra la carta del cruzado Inglês, antes de ser reconocido como Rey por Castilla y León. la sagacidad del aproveitamento de las passagen de la Cruzada, para legitimar la criación y ampliar un nuevo Reino (El Bispo del Oporto discuursando a los cruzados). La facilidad de trato internacional con los Reinos Nórdicos, la presencia del Nuncio Papal y la pressión sobre Roma para el reconocimiento,... tudo esto demuestra un afan diplomático, una mentalidad internacional y cosmopolita impróprio de la Península de entónces. Y un aproveitamiento de las oportunidades sagaz.

    Y aqui discordo de Ordoñes(sobre las três culturas).
    El grande problema de D. Afonso Henriques (que se repetio con su hijo en Silves) fue la rebeldia de algunos cruzados. D. Alfonso Henriques (Con su hijo D. Sancho en Silves fue ainda más dramático) tudo fez y casi arrisco su vida en dificiles negociaciones con los cruzados para salvaguardar la vida de los moros(y mozarabes y judios de Lisboa) y sus casas. Los benes mobiles tiveran que ser negociados, só assim los cruzados aceptaran, en ambas las conquistas, su contribuición.

    D. Afonso Henriques era assim. Llego a ameaçar abandonar el cerco de Lisboa, porque no ponia en causa su honor por niguna conquista(Carta del Cruzado Inglés), tranquilizado por los ingleses, lo cerco prosseguio. El Rey Fundador tenia como "ministro" de las finanças un Judeo(tenia ligaciones a los Sefarditas). Se apoiava en el pueblo mazárabe. Tudo hacia por conquistar si derramamiento de sangre. Queria y deseyava que los moros ficassem y poblassem la tierra, como acontecio con grande parte en Lisboa y arredores).
    Otros seguiram para Évora, - como más tarde en el caso de Silves, onde D. Sancho só dramaticamente los salvo de los Cruzados nórdicos, dando-lles(a los cruzados) todo el saque, y permitindo que las familias sobrevivientes moras rumassen nús y a pié, en una multidón dramáticamente surrealista, até Sevilla, como refugiados.
    Los Europeus nórdicos nin el vestuário poparan a los moros (Premonición de tiempos capitalistas futuros?) Portugal só fico con la ciudad, que volveu a perder, até el siglo XIII.

    Como sabemos, houve el acordo en la rendición de los Moros, para poupar sus vidas, y permanecer en sus casas, obedecendo a el nuevo Rey y nuevas autoridades colonizadoras.

    La negocacion del saque para los cruzados también fico estipulada. Los moros tenian que permitir la inspección de sus habitaciones pacificamente.

    Infelizmente, la Carta del Cruzado Ingçés diz que una minoria importante, que já habia colocado problemas a el Rei Portugués: Los Flamengos y Coloneses en el caso, pratico abusos contra donzelas(no cumprindo lo acordado) y entrando rebelmente en zonas no autorizadas, mataran tragicamente el Bispo Cristiano Mozárabe de Lisboa, cortando-lhe el pescoço. Más tarde foran llamados a la orden por lo Rei Portugués y por los cruzados ingleses y normandos, que se mantiveran respectosos para con el Rey y los habitantes rendidos; no praticando latrocinios, y respectando la inspección y división pacifica del saque y el respecto por las vidas - Seguindo las informaciones del cruzado inglés.

    És claro que havia una mentalidad mui liberal de los Reis penínsulares reconquistadores(Portugal, castilla, Aragón etc,), de población y fomento pacífico de las três culturas en la península, le covenindo su manutención en la península. (Nin todos eran Berberes, que de origen norte-africana, já muchos eran nacidos aqui de geraciones -para alén de que "Berbéria" se liga a Ibéria por raça; - grande parte eran sobretudo moçarabes cristianos o islamizados, originários de Hispânia desde siempre; só una minoria era de descendencia Arabe-Sírio-Iraquiana).

    La mentalidad, por motivos religiosos y políticos só mudou en el final de la Idad Média (Siglo XV).

    La História, trará siempre nuevos aprofundamientos. Oxalá se descubrissen más documentos daquel tiempo.

    Abrazo

  8. #8
    Gothico está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    17 abr, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    952
    Post Thanks / Like

    Re: Américo Castro: sobre el origen de Portugal

    Cita Iniciado por Templário Ver mensaje
    No lo sei se el condado de Aragón se destaca hace a Navarra o autonomamente en los Pirinéus (Jo pensaba que si, sin estudar) y que consolidaria su território original en 1044(!?),.
    El "reino de Aragón" si aparece a mediados del siglo XI; pero la "Corona de Aragón" es una especie de "monarquía de reinos confederados": Reino de Aragón; Principado de cataluña; Reino de Valencia y Reino de Mallorca. Cada reino con su propio parlamento, pero todos compartían el mismo Rey.
    Esta Corona comenzó a mediados del siglo XIII.

    Un abrazo.

  9. #9
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    39
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Américo Castro: sobre el origen de Portugal

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    - Templário, no concuerdo en absoluto en la " mentalidad liberal del fomento de las tres culturas ". Más que nada porque el objetivo de la Reconquista fue la vuelta a la Cristiandad de las Españas. Podemos hablar de algún rey en concreto que favoreció quizá eso. Pero no fue la tónica a seguir. Y mucho menos la del pueblo. De revueltas podemos hablar largo y tendido, de Barcelona a Sevilla, contra el judío o el moro. No por problemas de " racismo ", sino por el ansia de reconquistar la Patria para el marco de la Cristiandad; a propósito de lo que hablas de " ejércitos internacionales "; que no vas mal encaminado pienso en mi humildad.




    Por lo demás:









    - Por cierto que, ahora que lo pienso, un caso parecido en el seno del Reino de León, continuidad política histórico-lógica de la antigua Monarquía Astur, se da con Fernán González en Castilla. Nace tan en el seno del Reino Leonés que la fundación condal, que en la práctica se da en el contexto de “ independencia “, por la Casa de Lara, oriunda del mencionado Reino. Portugal también nace en el Reino de León y, aunque se aleje de su órbita por así decirlo, no es menos España. Los fueros de Castilla no pertenecen a la Tradición Leonesa; en cambio sí que pertenecen los Reinos de Andalucía, de Toledo o Murcia. Y que yo sepa, nadie niega que Castilla es parte de las Españas.






    - El papel de los extranjeros no reviste singularidad excepcional en Portugal. Los caballeros francos jugaron un papel importante desde Castilla a Sevilla, por ejemplo. Y la castellanidad no alude a ese factor para sentirse “ caso aparte “ del universo hispánico, pues es que es un absoluto sinsentido. El papel de los extranjeros es ciertamente relevante en el Reino de Sevilla, con muchos itálicos en la época de la Conquista de América; o en el papel asignado a no pocos flamencos y etc. en la repoblación de la Sierra Morena y tierras vecinas por Carlos III y Olavide en el siglo XVIII.






    - La conciencia histórica del pueblo y la nobleza portuguesa radicó siempre en la Hispanidad. Incluso en su tarea política, desde las incursiones Algarve-Sevilla ( Castillos de la Banda Gallega ) hasta la famosa “ Guerra Civil de Castilla “. Es algo que siempre han defendido los patriotas portugueses, desde Luis de Camoens hasta António Sardinha. Otra cosa sería entrar en las formas de “ Estado “ y en ciertos análisis más o menos puntuales del devenir histórico. No creo que sea de recibo repetir que “ España “, “ Espanha “ , “ Espanya “, etc., es la evolución en lenguas romances españoles de “ Hispania “; ya en época romana la Península Ibérica y territorios adyacentes. Pocos traumas caben al respecto.....” Hispanis omnes sumus “ dice Maria Carolina Michaëlis de Vasconcelos. “ Península de Hispanos “ dice Ricardo Jorge. “ Los portugueses somos españoles “ dice Almeida Garret. “ Os portugueses, uma gente fortissima de Hespanha “ , dice Luis de Camoens. En www.carlismo.es encontramos lo siguiente: ). “ Pátria Nova, podría decirse un carlismo de Brasil; Pátria Nova, de cierta manera, fue un precursor remoto del que se tornaría el grande movimiento tradicionalista de Hora Presente, dónde, con José Pedro, Lema Garcia, Fraga Teixeira, Casseb, Orsini, Galli, Barros Siciliano, entre otros, se oirá la voz de la auténtica hispanidad-brasileña.





    El programa originario del patrianovismo establecía, en el plano de la política internacional, “un sistema de alianzas fundamentales basadas” en las tradiciones de “familia lusitana o lusíada (...) y, más extensamente, hispánicas o neo-hispánicas” (11). Y porque maduró la idea de la integración del Brasil en el mundo hispánico, el pensamiento de Pátria Nova se completó por la doctrina de Reconquista, en que, en el Brasil, José Pedro Galvão de Sousa, en España, Francisco Elías de Tejada, y en Portugal, Fernando de Aguiar, afirmaban conjuntamente la Tradición Hispánica “.






    - Sea como fuere, ¿ qué es lo que demuestra Américo Castro ? No ha logrado demostrar ni siquiera el tan cacareado mito moro-judaico español.....





    - ¿ Qué Portugal posee peculiaridad, que debe ser defendida y respetada ? Vive Dios que eso es verdad. Y Vive Dios que eso constituye la quintaesencia de las Españas. Para peculiaridad dentro de la Patria, Castilla, Navarra o Aragón ( Incluyendo la historia de Nápoles ) son irrefutables ejemplos también.





    No fueron idénticos los imperios de Aragón o Castilla….¿ Es menos español Aragón por eso….? ¿ Es Castilla la médula de España como han ladrado tantos embusteros, falseando incluso con saña a posteriori el papel castellano; o es de verdad el Altar y el Trono ?




    En Mérida hay más lusitanidad que en el Algarve. ¡ Fue la capital de la Lusitania mientras el Algarve estaba en la Tartésside ! ¿ Es menos Portugal el Reino del Sudoeste Ibérico vecino de la Sevillanía ?





    ¿ Vamos a seguir adoptando las pretenciosas licencias de aquellos que no saben de España ? ¿ Vamos a insertarnos en los necios tópicos nacionalistas ? ¿ No sabremos salir de los esquemas que la minoría politiquera de la Revolución nos impone ?




    Como la continuidad de la Tradición Leonesa hacia el Centro y Sur, Sudeste también, de la Península; el desarrollo del Nuevo Mundo o de las propias Vascongadas. España sin Portugal no es España. Ni sin Vizcaya, ni sin Galicia, ni sin Guipúzcoa, ni sin Canarias, ni sin Jaén; etcétera. Al fuego con la nación-estado de los liberales antiespañoles. Al cielo con la diversidad y la libertad del Hispanismo Tradicional. Abajo con los embustes que aniquilando la Tradición pretenden erigirse en la verdad iluminada, como buena senda liberal. Arriba el rigor que nos ampara en la raza, la Historia o la Fe. La Verdad nos hace Libres.





    Hispania et Roma. Universitas Christiana.




    “ Todo lo que no es Tradición, es plagio “ – Álvaro D´Ors



    “ Todo lo que no es Tradición, es traición “ – Arlindo Veiga Dos Santos.



    Caro Templário, a ver si quedamos en el Algarve a tomar un carioca de café. Abrazo.
    Última edición por Ordóñez; 31/10/2006 a las 19:37

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. El liberalismo es pecado
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 65
    Último mensaje: 26/03/2021, 17:44
  2. Los marranos: ¿víctimas o victimarios de España?
    Por Erasmus en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 195
    Último mensaje: 19/02/2021, 16:27
  3. Hernán Cortés; Conquistador de la Nueva España
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 201
    Último mensaje: 04/04/2019, 20:27
  4. Apuntes Socieconómicos Hispanoamérica XVIII
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 27/05/2011, 20:25
  5. Del Sudoeste Español a la Conquista de los Andes
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 22/11/2009, 00:12

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •