Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 20 de 38

Tema: Iglesias canarias con mucha personalidad

  1. #1
    Avatar de DON COSME
    DON COSME está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    23 sep, 06
    Ubicación
    Canarias
    Mensajes
    2,657
    Post Thanks / Like

    Iglesias canarias con mucha personalidad

    Entre las iglesias canarias, hay algunas en las que resulta fácil percibir su peso histórico, su belleza y riqueza artística o bien la espiritualidad que irradian.

    Listaré mis favoritas:

    Iglesia de Pájara (Fuerteventura) - Nuestra Señora de Regla (Anno Domini 1687/1711)




    Pájara es una gran sorpresa. Un remanso de paz en el fondo del valle, después de kilómetros de erial y viento. Llegas a la placita arbolada del pueblo, y ahí, recoigida se encuenta esta maravillosa iglesia, cuya fachada fue muy probablemente importada de América.
    El interior es magnífico por su sencillez y originalidad. Un sitio donde se aprecia el peso de la historia. Donde se siente la presencia de miles de creyentes a lo largo de decenas de generaciones.

  2. #2
    Avatar de DON COSME
    DON COSME está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    23 sep, 06
    Ubicación
    Canarias
    Mensajes
    2,657
    Post Thanks / Like

    Re: Iglesias canarias con mucha personalidad

    Iglesia de San Pedro Apostol (El Sauzal - Tenerife - Anno Domini 1515)




    San Pedro es por méritos propios una de las iglesias más singulares de Canarias por su antigüedad y por su ubicación.
    Pero lo que siempre me ha llamado la atención de este bellísimo templo, es que parece sacado de alguna isla perdida del Tirreno o del Egeo. Con sus paredes blancas, su singularísima cúpula...Una joya.

  3. #3
    Avatar de DON COSME
    DON COSME está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    23 sep, 06
    Ubicación
    Canarias
    Mensajes
    2,657
    Post Thanks / Like

    Re: Iglesias canarias con mucha personalidad

    Santuario de Nuestra Señora de las Angustias (Los LLanos de Aridane - S XVI)




    Además de por su sorprendente ubicación, sobre el Barranco de las Angustias, desagüe natural de la Caldera de Taburiente, camino de Tijarafe, el templo, apartado, tiene un interior de sorprendete riqueza, donde destaca la talla flamenca de la virgen de las Angustias.

  4. #4
    Avatar de DON COSME
    DON COSME está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    23 sep, 06
    Ubicación
    Canarias
    Mensajes
    2,657
    Post Thanks / Like

    Re: Iglesias canarias con mucha personalidad

    Ermita de San Telmo (Las Palmas de Gran Canaria - Anno Domini 1694)





  5. #5
    Avatar de DON COSME
    DON COSME está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    23 sep, 06
    Ubicación
    Canarias
    Mensajes
    2,657
    Post Thanks / Like

    Re: Iglesias canarias con mucha personalidad

    Iglesia Matriz de San Marcos Evangelista (Icod de los Vinos - Tenerife - Anno Domini 1501-1577)



  6. #6
    Avatar de DON COSME
    DON COSME está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    23 sep, 06
    Ubicación
    Canarias
    Mensajes
    2,657
    Post Thanks / Like

    Re: Iglesias canarias con mucha personalidad

    Real Santuario de la Virgen de las Nieves (La Palma)





  7. #7
    Avatar de JCC
    JCC
    JCC está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    22 oct, 08
    Ubicación
    Principado de Asturias
    Mensajes
    467
    Post Thanks / Like

    Re: Iglesias canarias con mucha personalidad

    yo estube en el Real Santuario de la Virgen de las Nieves,cuando estuve viviendo en La Palma casi cinco años,muy bonito,jo,que recuerdos.

    ¡Por España Siempre!

  8. #8
    Avatar de DON COSME
    DON COSME está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    23 sep, 06
    Ubicación
    Canarias
    Mensajes
    2,657
    Post Thanks / Like

    Re: Iglesias canarias con mucha personalidad



    Santa Catalina de Alejandría (Año 1605 - Tacoronte - Tenerife)





    La iglesia hereda el nombre de una primitiva ermita construida en el mismo lugar a comienzos del s. XVI, que es objeto de una serie de transformaciones , terminándose en el s. XVIII.
    En la fachada principal existen dos puertas con arcos de medio punto y gárgolas de tea; las tres naves están separadas por columnas de fuste liso sobre basamento cúbico. La torre se levantó a finales del s. .XVII, obra de Domingo Rodríguez Rivero, y en un lateral luce un balcón canario.
    Su interior es un auténtico museo especialmente en obras pictóricas. Merece una mención especial el retablo barroco semicircular de la capilla mayor, con columnas salomónicas entorchadas, rematadas por capiteles corintios; se trata de una pieza de un solo cuerpo, realizada en 1774 por los hermanos Andrés y José Rodríguez Suárez.
    En la hornacina del retablo puede verse la actual imagen de Santa Catalina de Alejandría, del s. XVIII, obra de destacado mérito en madera policromada atribuida a Pedro Duque Cornejo, tercera de las imágenes que ha tenido la iglesia; se conserva aún la primera, tallada en piedra. Del mismo autor existe otra obra en la iglesia, el San Lorenzo.
    Otro magnífico retablo barroco es el de la Capilla del Carmen (1688) en la nave lateral derecha, donde destaca la imagen de la Virgen del Carmen, obra notable de Luján Pérez, tallada en cedro. Los lienzos de esta capilla se atribuyen a Gaspar de Quevedo.
    La capilla de la Concepción , a la izquierda del presbiterio, fue cabecera de la iglesia hasta 1664. La pared lateral reúne seis óleos de gran formato, entre los que destacan Desponsorios de la Virgen, atribuido a Cristóbal Hernández de Quintana, y La Anunciación de Gaspar de Quevedo.
    Otros interesantes retablos son el del Rosario, con armoniosa decoración de flora, frutas y angelotes, y el retablo de Las Animas, con un valioso cuadro de Las Ánimas de C. H. de Quintana.
    En la platería ocupa el primer plano la custodia de los talleres de Puebla de Los Angeles, donada desde Méjico por Andrés Alvarez. Destaca también el sagrario de plata repujada del s. XVIII.

    http://www.todotenerife.es/index.php...g=1&s=2&ID=332

  9. #9
    Alaricos está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    09 dic, 05
    Mensajes
    44
    Post Thanks / Like

    Re: Iglesias canarias con mucha personalidad

    La iglesia del El Salvador de S/C de La Palma...también posee varias "joyas".
    Por cierto JCC...espero que esos 5 años en mi isla lo hayas pasado bien y que mis paisanos te hayan tratado bien.

  10. #10
    Avatar de Godofredo de Bouillo
    Godofredo de Bouillo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    19 dic, 08
    Mensajes
    704
    Post Thanks / Like

    Re: Iglesias canarias con mucha personalidad

    Espectacular como de costumbre, Don Cosme: me permito una pregunta abusando de su buena voluntad. Ví que algunas de estas bellísimas iglesias poseen balcones (leí que se lo conoce como balcón canario). Qué función cumple o cumplía esta estructura?.
    No se si en Argentina existen, no los vi. Pero haciendo un poco de memoria de la história de mi país, creo que, al igual que en los cabildos, estos se usaban para realizar proclamas o anoticiar de algo a la población.
    Es este el caso?.

  11. #11
    Avatar de DON COSME
    DON COSME está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    23 sep, 06
    Ubicación
    Canarias
    Mensajes
    2,657
    Post Thanks / Like

    Re: Iglesias canarias con mucha personalidad

    Cita Iniciado por Godofredo de Bouillo Ver mensaje
    Espectacular como de costumbre, Don Cosme: me permito una pregunta abusando de su buena voluntad. Ví que algunas de estas bellísimas iglesias poseen balcones (leí que se lo conoce como balcón canario). Qué función cumple o cumplía esta estructura?.
    No se si en Argentina existen, no los vi. Pero haciendo un poco de memoria de la história de mi país, creo que, al igual que en los cabildos, estos se usaban para realizar proclamas o anoticiar de algo a la población.
    Es este el caso?.
    Estás en lo cierto al señalar que los balcones canarios son probablemente el elemento más peculiar y sobresaliente de la arquitectura tradicional canaria.

    Dicho esto, decir, que si bien hay iglesias y otras construcciones religiosas canarias con balcones, el balcón es un elemento vinculado a la arquitectura civil y no tanto a la religiosa. Lo normal además, es que el balcón en las iglesias se sitúe en construcciones civiles anexas a la iglesia como la casa parroquial o similar.

    Dentro de la arquitectura civil, el balcón en sí es un elemento empleado en proclamas y actos públicos (ayuntamientos, cabildos, y demás edificios oficiales...), pero es sobre todo y ante todo un elemento de participación de los habitantes de una casa en los actos de la vecindad (procesiones, acontecimientos que discurren en la calle etc). En este sentido recordar que los balcones son fundamentalmente un elemento de casas particulares, que se engalana en las fiestas de la localidad, y al que se asoman o "alongan" los residentes de la misma al paso de las procesiones, comitivas o demás actos ciudadanos en las calles.
    Última edición por DON COSME; 17/01/2009 a las 19:02

  12. #12
    Avatar de DON COSME
    DON COSME está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    23 sep, 06
    Ubicación
    Canarias
    Mensajes
    2,657
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Iglesias canarias con mucha personalidad



    Ermita de Santa Lucía (Siglo XVI - Puntallana - LA PALMA)

    LA ERMITA Y SUS CULTOS

    Ya se celebraban cultos en honor a la Santa mártir de Siracusa allá por los primeros años del siglo XVI en la pequeña, bella y apartada ermita que hoy conocemos, en el término municipal de Puntallana y cuyo terreno pertenecía a Don Juan Fernández de Lugo, “primer Gobernador, Juez y Repartidor de las tierras y agua de la isla de la Palma”, vendida posteriormente a Don Juan Álvarez.

    El Visitador Don Juan Pinto de Guisla, Beneficiado de El Salvador, confirmaba el 13 de junio de 1678, la existencia de esta capilla antes de 1530, según el segundo libro de fábrica que está posiblemente custodiado en el archivo del Obispado de Las Palmas de Gran Canaria. En aquella visita de la autoridad eclesiástica se hace constar que se poseía una renta anual de 61 reales, una cantidad obtenida- como refleja el historiador palmero Alberto-José Fernández García-, “de dos tributos impuestos a favor de Santa Lucía y, en consecuencia, no era necesario pedir limosna para los gastos de dicha ermita. El costo anual de la fiesta sumaba 30 reales, distribuidos de la siguiente forma: 24 al Beneficio parroquial, y los 6 restantes para velas de cera”.

    Efectivamente, se la considera como la ermita más antigua dedicada a la Santa siciliana en todo el Archipiélago Canario, junto a la de Alajeró en La Gomera. Una ermita que, al no tener un núcleo de vecinos en sus alrededores, permanecería siempre cerrada en espera de las fiestas de la Mártir en diciembre. Está enclavada entre un bello conjunto de palmeras, en lo alto de un precipicio que conforma uno de los más bonitos barrancos de Puntallana.

    El templo pasó momentos de abandono y en constante amenaza de ruina, ya que el mantenimiento del recinto llegaba a superar las rentas y tributos que tenía concedidos. Así, en 1678, la renta anual no superaba los 61 reales. Poco a poco se fue adecentando la fábrica. Entre 1676 y 1691 se adquirió la pila para el agua bendita labrada en piedra, las andas procesionales y se construyó el campanario. No se contaba con ninguno y la única campana se colocaba en dos palos. Se sustituyó la maltrecha y primitiva campana por otra encargada en las fundiciones de Garachico.

    También hubo momentos de penuria después de 1711. Tal es así que se llegó a encontrar peligrosa la celebración de la Santa Misa por si se desplomase el techo. Se inició nuevamente la restauración en 1768 siendo el Visitador, Don Felipe Alfaro Franchi. Finalmente Don Gerónimo de Betencourt y Francisco, carpinteros y hermanos, emplearon dieciséis días en colocar el retablo neoclásico de hornacina única que hoy conocemos, que vendría a sustituir al antiguo que era de formas barrocas, que le costó al Mayordomo Felipe Massieu y Tello “trescientos treinta y cuatro pesos y tres cuartos”. En mi opinión, un altar mediocre para una talla del espectacular acabado y belleza de la Santa Lucía de Puntallana.

    Se encuentra en el templo un púlpito de factura barroca procedente de la antigua ermita de San Francisco Javier, fundada en S/C La Palma durante el s. XVII, actualmente inexistente y que se encontraba colindando la Casa de Arce y Rojas de la Calle Real del Puerto de la capital palmera. Al ser vendida esta pequeña iglesia por parte de la Autoridad eclesiástica, en 1907 el púlpito, una buena pieza tallada, pasó a la ermita de Puntallana. En su interior también podemos admirar una alcancía para limosnas, con la “particularidad de estar decorada con una pintura de la Santa y es del mismo estilo del retablo”.


    LA IMAGEN
    A la preciosa imagen titular, una escultura de madera policromada de 82 cm de alto de madera policromada, se le comenzó a adornar con mantos, diadema y atributos de plata desde mediados del s. XIX. Es una de las magníficas piezas que forman nuestro rico patrimonio artístico insular, único en el Archipiélago en lo que a cantidad y calidad de tallas flamencas del siglo XVI se refiere. La efigie fue restaurada en 1969 por Julio García de Rueda y Pilar Leal- gracias a la iniciativa de Alberto José Fernández García-, y fue despojada de los añadidos en tela engomada, traje y manto. Estas partes agregadas tenían por objeto presentar a la figura “con las fuertes evoluciones barrocas ajustándose al sentir de una época”. Se colocó el brazo derecho en su primitivo sitio del que se había desplazado. Al año siguiente, la delicada pieza fue enviada a Tenerife, donde fue dorada y policromada de nuevo por el artista orotavense Ezequiel de León.

    De acuerdo con su iconografía habitual, se la representa llevando en la mano derecha la palma simbólica de su triunfo sobre la muerte por el martirio. Una magnífica obra de orfebrería confeccionada en plata antigua repujada. Su porte elegante y altivo, y su cabeza erguida recuerdan a la apariencia de una doncella de elevada condición social, que porta en su mano izquierda un plato de plata con dos ojos, alusivos a la leyenda forjada a partir de la etimología de su propio nombre (del latín “lux”=luz).

    La profesora Dña. Constanza Negrín nos indica que esta talla está “estilísticamente relacionada con las imágenes de N. S. de La Encarnación y de Santa Catalina de Alejandría, sobre todo por el modelado de su cabellera y ropajes”. Su semblante aniñado y asustadizo de menudas facciones, de grandes ojos abiertos y frente abombada y amplia,” nos recuerda a las tallas femeninas malinesas de principios del s. XVI”.

    La delicada imagen ha vuelto a ser restaurada en el Taller de Restauración del Cabildo Insular de La Palma hace unos años y, entre otras actuaciones, las profesionales Isabel Santos e Isabel Concepción le han descubierto sus ojos originales.

    http://www.lalagunaahora.com/content/view/6500/153/

  13. #13
    Avatar de DON COSME
    DON COSME está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    23 sep, 06
    Ubicación
    Canarias
    Mensajes
    2,657
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Iglesias canarias con mucha personalidad

    Quiero agradecer públicamente a nuestro forero José Guillermo, las magníficas fotos del templo de Santa Lucía en Puntallana que me ha enviado al email, así como las fotos de la procesión y festejos que giran entorno a dicho templo.

    He disfrutado viendo imágenes tan armoniosas y tan sanas. Imágenes cada vez más dfíciles de encontrar. En especial me ha gustado la procesión presidida por niños y niñas vestidos de primera comunión o marineritos, portando la rojigualda. No sé, cada vez es más extraño ver esa "pureza" en nuestra España.

  14. #14
    Avatar de DON COSME
    DON COSME está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    23 sep, 06
    Ubicación
    Canarias
    Mensajes
    2,657
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Iglesias canarias con mucha personalidad

    Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (Siglo XVI - San Sebastián de la Gomera)

    Un ejemplo de Gótico portugués en las calles de San Sebastián de La Gomera
    La Iglesia de la Asunción es un Bien de Interés Cultural que presenta múltiples paralelismos con los templos lusos de la época
    Sencilla pero hermosa. Estas palabras definen a la perfección a la pequeña Iglesia de la Asunción, en San Sebastián de La Gomera, un templo de limpias trazas góticas que es, por méritos propios, uno de los hitos patrimoniales más importantes del Archipiélago canario. La influencia de la arquitectura portuguesa es una de las principales aportaciones de este pequeño edificio gomero que, recientemente, se ha beneficiado de una profunda restauración apadrinada por el Gobierno de Canarias. Junto a la Torre del Conde, también en la capital, es el edificio más importante de la Isla Colombina.

    Fachada principal de la Iglesia de la Asunción. ARCHIVO
    No es una gran catedral. Tampoco sobresale por su profusión de adornos o por lo espectacular de su interior. La Iglesia de la Asunción de San Sebastián de La Gomera es un templo pequeño y sencillo que, sin embargo, es una de las joyas arquitectónicas del patrimonio artístico canario. San Sebastián de La Gomera es el tercer punto del gótico canario, una ruta hipotética que se iniciaría en la localidad majorera (de Fuerteventura) de Betancuria y pasaría por Las Palmas de Gran Canaria para terminar en la capital de la Isla Colombina. Las máximas aportaciones gomeras a esta ruta para el turismo de cultura serían la Torre del Conde (ver artículo) y la pequeña pero hermosa Iglesia de La Asunción, un templo que muestra como pocos edificios en Canarias, la influencia del gótico portugués en el Archipiélago.
    Detalle del baquetón. H. PULIDO

    Hay que recordar que el Gótico canario es un estilo que se manifiesta con elementos aislados. A excepción de la catedral de Las Palmas de Gran Canaria, no puede hablarse de edificios góticos en las islas, sino de templos, monasterios y edificios civiles con elementos góticos. Esta mezcla de estilos (por ejemplo es muy común la existencia de arcos góticos que soportan artesonados mudéjares) se debe, por una parte, a la escasez de materiales para realizar las obras (sobre todo piedra labrada) y por las continuas transformaciones que han sufrido los edificios isleños a lo largo de su historia. En todo caso, La Asunción es uno de los mejores ejemplos de gótico religioso en Canarias.

    Estamos ante una iglesia con tres naves y techumbre de madera al más puro estilo mudéjar. Sólo la nave central, obra del maestro Juan Vivas a mediados del siglo XVI (se sabe porque se ha localizado un documento en el que dicho artesano solicita 200 sillares para las esquinas del templo) es de un gótico puro de marcada influencia portuguesa. Lo primero que llama la atención de La Asunción es su fachada principal. Se divide en tres cuerpos realizados con toba roja de Playa de Santiago (al Sur de la Isla) que demuestran la traza lusa de sus formas.

    En el cuerpo inferior se encuentra la portada con un doble sistema de arcos. El exterior es apuntado u presenta un baquetón (adorno exterior) retorcido que nos recuerda a muchos templos de Portugal. La forma de este elemento es un homenaje a los marineros (el arco toma forma de un cabo de barco) y es frecuente en los templos lusos de la época (hay que recordar que durante los siglos XV y XVI España y Portugal compitieron por convertirse en primera potencia naval del mundo, pugna que caería del lado español a mediados del siglo XVI con la consolidación de las rutas americanas). El arco interior es de tipología escarzana y también es frecuente en las construcciones del país vecino. El conjunto lo completa una pequeña hornacina en cuya base se encuentran pequeñas bolas de piedra, un elemento típico del Gótico estilo Reyes Católicos.En el cuerpo medio de la portada se practicó un ósculo (ventanuco redondo) con abocinamiento (se cierra según avanza hacia el interior), otra constante en las iglesias portuguesas de la época. Para terminar, la portada se completa con una espadaña sencilla de dos ojos donde se alojan las campanas y dos gargolillas de madera que actúan como desagüe del techo. Las dos puertas laterales, en un sencillo estilo barroco, son añadidos del siglo XVIII, cuando las autoridades locales decidieron añadir otras dos naves al templo primitivo.
    Fresco del interior. ARCHIVO

    En el interior, la traza gótica se completa con un gran arco apuntado que, antaño, separaba la nave central de la única capilla con la que contaba el templo. Hoy acoge el altar mayor y un retablo barroco. También se encuentran elementos de este estilo en las columnas de esta nave central, con capiteles sogueados (adornos lineales entrelazados), que también son de una clara herencia lusa.

    El otro elemento que sobresale de este edificio es su cubierta de madera. Recientemente restaurada por el Gobierno de Canarias, es uno de los mejores artesonados mudéjares de las Islas y presenta una pequeña particularidad que lo hace único en el Archipiélago y muy importante para la arquitectura mundial. Como casi todos los edificios religiosos del Centro y el Sur de Europa, la cúpula del crucero (en este caso una sencilla cubierta mudéjar) presenta pequeñas linternas (ventanas destinadas a dejar pasar la luz) en su tambor (cuerpo inferior de la cúpula). En La Gomera surgió un problema. El sol, en latitudes más cercanas al trópico, está más perpendicular al suelo que en Europa y, por lo tanto, la luz no penetra hasta el suelo de la iglesia, que queda a oscuras la mayor parte del día. En La Gomera decidieron practicar trampillas abuhardilladas que se abren para dejar entrar la luz cenital dentro del templo. Este sistema sería copiado por los arquitectos de las colonias americanas (hay que recordar que los europeos que viajaban al Nuevo Mundo hacían escala en Canarias donde, sin duda alguna, vieron esta solución constructiva) y viajó desde La Gomera a América donde se extendió rápidamente.
    Interior del templo. ARCHIVO

    La importancia de este edificio fue definitivamente reconocida por el Gobierno de Canarias el 29 de julio de 2004, cuando declaró a la Iglesia de la Asunción y al resto del casco histórico de San Sebastián de La Gomera como Bien de Interés Cultural (BIC). Esta actuación se completó con una profunda labor de restauración que ha culminado hace escasos años y que ha devuelto a la Iglesia de la Asunción su antiguo esplendor.

    Iglesia de la Asunción
    C/ Real Sin número
    San Sebastián de La Gomera
    http://images.google.es/imgres?imgur...ES217%26sa%3DX

  15. #15
    Avatar de DON COSME
    DON COSME está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    23 sep, 06
    Ubicación
    Canarias
    Mensajes
    2,657
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Iglesias canarias con mucha personalidad


    Iglesia de la Virgen de Candelaria (Siglo XVI - CHIPUDE - La Gomera)

  16. #16
    Avatar de DON COSME
    DON COSME está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    23 sep, 06
    Ubicación
    Canarias
    Mensajes
    2,657
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Iglesias canarias con mucha personalidad


    Ermita de la Virgen de los Reyes (Siglo XVI - La Dehesa/Frontera - El Hierro)

    Inmersa en uno de los parajes más virginales que aún se preservan en Canarias. Aquí tiene su trono la patrona de los herreños.

  17. #17
    Avatar de DON COSME
    DON COSME está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    23 sep, 06
    Ubicación
    Canarias
    Mensajes
    2,657
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Iglesias canarias con mucha personalidad


    Iglesia de Nuestra Señora de la Peña (Anno Domini 1666 - Vega de Río Palmas/Betancuria - Fuerteventura)


    La Virgen de La Peña. La pequeña Gran Señora de Fuerteventura. Rev. Nº 227

    Miércoles, 17 de Septiembre de 2008
    Autor: Jose G. Rodríguez Escudero

    Precisamente, será a partir del siglo XIX cuando surge la Romería que conocemos actualmente y que lleva a cientos de majoreros hasta el santuario de su Virgencita de piedra blanca. Todo un acontecimiento religioso-festivo que se ha alzado como el más importante de la Isla, en el que se ponen de manifiesto la devoción popular y las tradiciones culturales, etc. Suele celebrarse el tercer sábado de septiembre y, aunque cualquier método de transporte es válido para llegar -inclusive los dromedarios y burros-, muchos optan por acudir a pie desde la población de La Antigua el viernes por la noche, cantando en parrandas, portando antorchas, bailando, jugando, rezando, etc. Hasta hace no muchos años, al divisar la ermita, se veían a numerosos peregrinos descalzarse o quitarse las camisas e iniciar las penitencias para pagar las promesas.





    ¡Virgen de la Peña,
    Reina y Soberana!
    Dadme vuestro auxilio
    no se pierda mi alma




    Aparición de la Virgen de La Peña. S. XVIII. Museo de Arte Sacro de Betancuria



    La tardía incorporación de Canarias a la historia occidental constituye un proceso lento y difícil que comprende prácticamente todo el siglo XV y que culmina en 1496 con la conquista de Tenerife. Es entonces cuando se inicia la presencia de esculturas en el Archipiélago Canario. Con los conquistadores, ya sean castellanos o normandos, debieron de llegar las primeras imágenes a Canarias, piezas bajomedievales que responden estilísticamente a las pautas imperantes en los talleres a los que estos acudieron. De esta manera, arribarán a nuestras costas piezas devocionales que arraigarán en la religiosidad de la dispersa geografía insular. Se destaca una pieza de alabastro de autor anónimo, la Virgen de La Peña, traída a Fuerteventura por los conquistadores normandos a principios del siglo XV. Recordemos que fue Jean le Maçon, compañero de avatares de Jean de Bethencourt, el que levantó en 1402 las primeras construcciones cristianas de la isla. Precisamente su estilo coincide con el de las imágenes marianas francesas de la misma época.

    Ningún lapidario
    pudo definir
    sí eres de alabastro
    o eres de marfil.
    Yo os puedo decir
    que eres mi abogada.

    ¿Quién sería, Señora,
    tan buen escultor?
    Sin duda que fue
    Dios nuestro Señor,
    pues os dibujó
    tan bien dibujada.


    Es en esa isla oriental canaria donde la imaginería responde a artífices en gran parte desconocidos, al igual que ocurre con la pintura que aún se conserva. Unas pautas que abarcan un importante y amplio abanico que discurre entre las piezas de raigambre popular hasta aquéllas marcadamente cultas. La mayoría de las imágenes que se veneran en sus templos y ermitas son de candelero o de vestir -talladas sólo las manos, la cabeza y partes visibles- y que corresponden, por lo general, a advocaciones marianas. Destacan en ellas su material, normalmente madera policromada, si bien también encontramos piezas de cincel, como es el caso de la venerada efigie de Nuestra Señora de La Peña, Patrona y orgullo de la Isla de Fuerteventura, entronizada en su santuario de Vega del Río Palmas y esculpida en alabastro hacia 1400.

    ¡Virgen de la Peña,
    reliquia divina!
    es vuestra hechura
    de piedra tan fina
    que el alma que os mira
    se queda elevada.


    El actual recinto tiene una sola nave y capilla mayor, con armadura mudéjar de ocho faldones decorados, como el almizate, con lacería. Se accede a su interior a través de una portada, según la profesora Fraga González, en cantería del imafronte, la cual está compuesta por dos pares de columnas sobre dos plintos y frontón con óculo en el vértice, la espadaña yergue su perfil sobre el centro del hastial. Aunque ya desde mucho antes existía un pequeño oratorio para esta arraigada advocación; a principios del Setecientos se inició esta nueva fábrica.

    La talla es una obra maestra de pequeñas dimensiones que, desde el siglo XV, vela por los majoreros de dentro y fuera de las fronteras insulares y que da sentido al retablo ilusionista que la acoge, fechado en 1769. Esta imagen, de gran belleza, muestra varias mutilaciones notables. Ya desde 1600 se hacía constar estas incidencias en los libros de fábrica. Actualmente se observa destrozo en la mano izquierda y cabeza de la Virgen, en varias zonas de su basamento, así como en el brazo derecho y pierna izquierda del Niño. Se cuenta que los Mahos (aborígenes isleños) se enfrentaron a los franceses y lograron destruir las fortalezas de Risco Roque y también el Puerto de los Jardines. Fue así, como cuenta la historia, que el niño perdió su cabeza y algunas extremidades.

    Una advocación que, al igual que la Virgen de Las Nieves de La Palma -imagen mariana más antigua que existe en Canarias- se extendió por todo el Archipiélago. Una pequeña muestra de ello se observa en los lienzos del recinto sacro dedicado a Nuestra Señora del Socorro, en La Mantilla (Lanzarote) o en el Puerto de La Cruz (Tenerife) en la talla de la imagen titular de la parroquial de Nuestra Señora de La Peña de Francia. En las dependencias de la parroquial de la Concepción de La Laguna (también en Tenerife), se custodia un óleo sobre lienzo anónimo de 1700. Se trata de una vera efigie -verdadero retrato- en la que la imagen está rodeada de la mandorla o sol de plata y de las doce estrellas. Esta bella aureola ya estaba inventariada en el ajuar de la Virgen en 1743 como donación del beneficiado Sebastián Umpiérrez, lo que da ya una idea de la antigüedad del lienzo. Quizá este óleo tenga relación con la familia Arias de Saavedra.

    Fernando Matías Arias de Saavedra fue quien abanderaría en el siglo XVII una estrategia en la que, usando la imagen de la Virgencita como nexo catalizador, intentaría vincular el Señorío de la isla al patronazgo de la Peña. El caballero se distinguiría por su afecto a esta representación mariana, jurada y votada por abogada y Patrona de Fuerteventura en 1675, al que favoreció con varias e importantes donaciones.



    Iglesia de Nuestra Señora de La Peña. Vega del Río Palmas (Fuerteventura)



    En la propia basílica de Nuestra Señora del Pino, patrona de Gran Canaria, en Teror, aún se conserva una representación pictórica de la imagen majorera. En ella, la Virgen y el Niño -ambos coronados y arropados con gran manto rojo plagado de brocados en tonos dorados- lleva una inscripción en latín que reza: Vera Effigies, Virginis De Rupe. Significa que es una representación fiel a la imagen original. Su donante fue el racionero de la Catedral de Las Palmas, Diego Álvarez. Se trata de un óleo sobre lienzo de un autor anónimo canario de 1771. Alguna otra se encuentra en paradero desconocido, como el cuadro de 1786 enviado al hospital de San Martín.

    La imagen objeto de esta gran devoción por los habitantes de Fuerteventura, es una figura sedente de 23 cms. de altura, con el Niño situado sobre las rodillas, esculpida en alabastro, siguiendo los cánones del gótico francés del siglo XV, que preside el retablo mayor de la visitada ermita de Vega del Río Palmas. Se cree que fue traída de Francia por Jean de Béthencourt (h. 1360-1425), intitulado Rey de Canarias. Esto ocurría aproximadamente en 1405 y comenzó a ser venerada en la primitiva ermita que el conquistador normando erigió en Vega del Río Palmas.

    Siempre se ha vinculado la presencia de la imagen mariana a la conquista franco-normanda de Fuerteventura y Lanzarote a principios del Cuatrocientos. Habría servido como efigie de campaña y como icono para la evangelización de los naturales, estrategia común a otras empresas de este tipo en el proceso de expansión de las sociedades atlánticas. Rodríguez Morales también informa de que a pesar del silencio documental, las características de la pieza avalan esta temprana datación y su proximidad a la estatuaria gótica francesa, y en esto se funda su identificación con la escultura de Nuestra Señora de la Peña traída por el conquistador Jean de Béthencourt en 1405 a su regreso de Normandía, según recoge Le Canarien.



    Detalle del busto de la imagen de la Virgen de La Peña



    Manuel Barroso -historiador con raíces majoreras- ha estado un cuarto de siglo consultando antiguos textos y tratados hasta encontrar referencias tanto en el Archivo Diocesano de Canarias como en Le Canarien, un incunable que se encuentra en el British Museum y del que se han hecho ediciones en facsímil. Una obra que refleja las crónicas de la conquista de los franceses liderados por Béthencourt y cuyos acólitos escribieron la historia de este personaje y de cómo dejó sus pertenencias en la Isla en 1402. En esta obra, el autor nos informa de que el conquistador trata en Sevilla de lograr los favores del rey para regresar a Betancuria y conquistar la Maxorata. Allí se cuenta cómo entre los enseres abandonados se encontraba la imagen de la Virgen, llamada por entonces Nuestra Señora del Malpaso, por encontrarse en ese lugar. Su obra se titula La Virgen de La Peña de Fuerteventura. Su Historia. Sus coplas. Una labor ardua y difícil en cuanto a que no se conocía documentación sobre la historia de la Patrona de Fuerteventura.

    La Virgen quedaba así tras la batalla cubierta por piedras y olvidada hasta que 40 años más tarde, en 1443, dos monjes franciscanos la descubrieron. Los franceses habían abandonado la isla en 1405, por lo que los monjes no encontraron explicación para el gran descubrimiento y comenzó la leyenda. Una explicación pseudocientífica -como destaca Barroso- sobre un hecho real.

    Quisiera, Señora,
    que el mundo supiera
    fuiste aparecida
    dentro de una peña
    para que de todos
    fueras alabada.


    Esta imagen estuvo desaparecida durante algún tiempo, probablemente debido a que los ataques piráticos impulsaron a los devotos a resguardarla del peligro y evitar así su profanación o robo, etc. Luego apareció nuevamente parar dar pie al nacimiento de la leyenda acerca de su aparición milagrosa en una poza de Malpaso, en presencia de San Diego de Alcalá y Fray Juan de San Torcaz, monjes franciscanos considerados santos que residieron en el convento de San Buenaventura de Betancuria.



    Aparición de la Virgen de La Peña. Basílica de Teror (Gran Canaria)



    En el óleo conservado en Teror se aprecia, en parte baja, una figuración que se relaciona con la aparición o descubrimiento de la efigie, relato ya de sobra conocido, y plasmado, además, en un lienzo realizado en el Setecientos, que cuelga en el Museo de Arte Sacro de Betancuria. En un marco pictórico de rocalla, muestra en su parte izquierda a dos religiosos franciscanos, de espaldas a una poza donde aparece un sombrero. En el centro de la composición se distingue a dos jóvenes que blanden martillos e intentan romper una roca. La tradición cuenta que fray Juan Torcaz no aparecía después de su paseo en búsqueda de hierbas curativas. Su compañero, San Diego de Alcalá y otros miembros de la comunidad religiosa salieron en su búsqueda preocupados. En el cielo se producían unos resplandores que iban guiándolos hasta una poza en la que vieron el sombrero del compañero desaparecido. Respirando bajo el agua se hallaba fray Juan absorto en la lectura, de modo que pudieron rescatarlo ileso. No entendían el hecho milagroso. Contestó que la causa de dicha maravilla estaba dentro de una roca o peña cercana, pues de allí salían melodías celestiales. Se pusieron a desbrozarla y encontraron la imagen de la Virgen que fue trasladada a una cueva hasta que se levantó la primigenia ermita en su honor.

    ¡Milagro, sí, milagro! -responde Fray Diego de Alcalá, quien, preocupado por la demora de su compañero, ha salido en su busca. En efecto, con silencio indescriptible y extraordinaria emoción, contemplan una imagen de la Virgen María con su Divino Hijo, de infantil edad. La alabastrina blancura de los iconos causa un fervor inenarrable en las almas de los discípulos de San Francisco de Asís, los que, postrados, oran ante la presencia de la Efigie, y cuando tornan al conventual recinto, les parece que están ungidos por la Gracia de Dios… (Félix Duarte).


    Será a partir del siglo XVII cuando su culto y devoción se generalizarán. En esa centuria y la siguiente, la querida imagen será objeto de procesiones, plegarias, rogativas y novenarios cada vez que la amenaza de la sequía o enfermedad se cernía sobre su Isla.

    Precisamente, será a partir del siglo XIX cuando surge la Romería que conocemos actualmente y que lleva a cientos de majoreros hasta el santuario de su Virgencita de piedra blanca. Todo un acontecimiento religioso-festivo que se ha alzado como el más importante de la Isla, en el que se ponen de manifiesto la devoción popular y las tradiciones culturales, etc. No sólo acuden romeros de todos los rincones de la Isla sino que también de la vecina Lanzarote y de otras partes del Archipiélago. Suele celebrarse el tercer sábado de septiembre y, aunque cualquier método de transporte es válido para llegar -inclusive los dromedarios y burros-, muchos optan por acudir a pie desde la población de La Antigua el viernes por la noche, cantando en parrandas, portando antorchas, bailando, jugando, rezando, etc. Numerosos lugareños peregrinan desde sus respectivos hogares, bien en grupos de amigos o familiares, acompañándose de timples y guitarras y cantando canciones tradicionales o las Coplas a la Virgen de La Peña. Hasta hace no muchos años, al divisar la ermita, se veían a numerosos peregrinos descalzarse o quitarse las camisas e iniciar las penitencias para pagar las promesas. Una vez en el pórtico del santuario, de rodillas, hacían el recorrido hasta el presbiterio donde se hallaba entronizada la Virgencita.

    Cuando considero
    vuestra aparición
    mí alma se rebosa
    de gozo interior:
    recibe mí amor,
    Reina y Soberana.


    La multitudinaria función religiosa, el sábado, precedía la esperada procesión por los aledaños de la ermita donde numerosos devotos tratan de acercarse al trono de baldaquino para cargarlo sobre sus hombros o acariciar a su patrona. Se ha visto un curioso cartel en las propias andas prohibiendo tocar la imagen.

    Posee unas preciosas andas confeccionadas en madera policromada, cuyas medidas son 164 x 74 x 74 cms. y cuya autoría ha sido atribuida al maestro carpintero majorero José Jiménez en el siglo XVIII. Su reducido tamaño ha sido adaptado a la milagrosa imagen que lo ocupa en sus festividades de septiembre. Este extraño baldaquino mantiene su cielo con sólo dos soportes, de arranque bulboso y ubicado en la parte trasera del trono. El pie -de forma poligonal- presenta decoración de borlas en sus cuatro costados. En la cara delantera de la misma aparece la inscripción en dorado y mayúsculas: Andas de Nuestra Señora de La Peña. Unas curiosas andas sobre las que ya hay constancia en las cuentas de fábrica de 1757. En el descargo se anota que el palmero Juan Lorenzo, comerciante en Fuerteventura, ha llevado a aquella isla 200 reales, cantidad que ha de entregar al maestro carpintero José Jiménez, vecino de ella, al objeto de comprar la madera necesaria para un trono que acoja a la Virgen; tal cantidad incluía, asimismo, su pertinente confección. Concepción Rodríguez, en su descripción sobre esta exquisita pieza, nos informa de que el techo es circular, con añadidos también de colgantes, pero ahora exentos. Remata esta zona una pequeña cúpula de estructura gallonada que se eleva sobre la zona anterior mediante pequeñas ménsulas decoradas con rocallas. Es destacable también su policromía, que se limita a las tonalidades verdes, rojas y doradas. Una relevante pieza lignaria que ya estaba en la isla antes de 1764 de acuerdo con el inventario del santuario. Allí consta que ya había en la sacristía unas andas doradas nuevas con su sol de plata y peana de lo mismo.

    Y pues eres Madre
    de misericordia,
    ruégale a tu Hijo
    siempre nos socorra
    de las agonías
    del cuerpo y el alma.

    Y pues eres Madre
    que todo lo puedes,
    ruégale a tu Hijo
    nos haga mercedes
    y al cielo nos lleve
    en vuestra compaña.


    En el templo -antes sobre el altar de San Lorenzo y luego en la sacristía- se halla un cuadro exvoto anónimo de pequeño formato y factura popular, en el que se representa uno de los milagros de la Virgen de La Peña, obrado en la persona de una joven enferma, a la que la Señora devolvió la salud. Esto se desprende de lo que se cuenta en una inscripción en la parte superior derecha del propio cuadro, cuyo estado de conservación es malo. Lamentablemente es el único exvoto pictórico que se conserva en el santuario. Dos de ellos estaban inventariados en 1743 pero ya en 1764 no se mencionan. Tampoco se conserva el grupo de exvotos conformado por varias figurillas de cera que representaban manos, pies, ojos, cuerpos, etc. en agradecimiento por los favores recibidos. Volviendo al cuadro -cuyas medidas son 67 x 51 cms. con marco-, predominan los colores blancos, azules y ocres. En el plano superior aparece a la derecha una imagen de la Virgen con el Niño en brazos sobre nubes y en el izquierdo una cartela enmarcada en un óvalo de color rojo en el que reza: milagro que obro ntra. Sa. de la Peña con una hija de Fernando pérez de las Caldertas de Sn. Bartolome. Haviendo estado desajustada de los medicos por la intersesion de esta Santa Ymagen recobro Salud perdida. Año 1793. En la esquina inferior derecha se representa a la joven enferma incorporada sobre una cama, y en la izquierda un caballero arrodillado ante la Virgen en actitud de oración y agradecimiento.

    La peña es visitada con frecuencia, lo mismo que el palmar, repitiéndose, a su sombra, las plegarias aprendidas por quienes se sienten ávidos de conocer los detalles del hallazgo productor de regocijos entre los majoreros (Félix Duarte).



    Verdadero retrato de la Virgen de La Peña. Óleo del año 1700

    http://www.google.es/imgres?imgurl=h...&ct=image&cd=1


  18. #18
    Avatar de DON COSME
    DON COSME está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    23 sep, 06
    Ubicación
    Canarias
    Mensajes
    2,657
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Iglesias canarias con mucha personalidad



    Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción (Siglo XVIII - La Orotava - Tenerife)

    La indiscutible joya del barroco en Canarias.


  19. #19
    Avatar de DON COSME
    DON COSME está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    23 sep, 06
    Ubicación
    Canarias
    Mensajes
    2,657
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Iglesias canarias con mucha personalidad


    Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción Santa Cruz de Tenerife (Siglo XVII)




    Es una pena, no encuentro una foto representativa de su magnífico interior. ¿Quizás Tanausú...?

  20. #20
    Avatar de tanausú
    tanausú está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    27 ene, 09
    Mensajes
    562
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Iglesias canarias con mucha personalidad

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    ¡¡¡marchando una de fotos del interior del templo de La Concepción de La Laguna en Tenerife!!!

    Una lástima porque las fotos generales las tengo muy oscuras... sólo sirven éstas de partes de retablos e imágenes...

    Gracias por contar conmigo

    Espero que les sirva

    abrazos

    Tanausú
    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas

Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. El liberalismo es pecado
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 65
    Último mensaje: 26/03/2021, 17:44
  2. Respuestas: 41
    Último mensaje: 17/01/2017, 18:56
  3. En busca de la verdad: el verdadero origen de Cristobal Colón
    Por Lo ferrer en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 26
    Último mensaje: 29/03/2014, 01:17
  4. Respuestas: 0
    Último mensaje: 31/08/2007, 02:36

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •