Suponiéndola sincera, que no hay porqué dudarlo, sería otro caso más de una católica despistada respecto a ciertas cosas.
No es lo peor en lo que uno puede andar perdido, me vienen a la cabeza...