Una broma divertida que sirve para recordar que Avatar no nos cuenta nada nuevo.

Personalmente, la propaganda que necesita estudios avanzados para ser entendida me parece la menos peligrosa....