Siento no estar de acuerdo con las ditirámbicas críticas que empezaron a poner por las nubes a Avatar. Tampoco puedo negar que James Cameron ha sabido resolver un problema que las superproducciones...