Que descanse en paz. Quiera Dios iluminar a por lo menos uno de sus hijos, para que no muera la esperanza tradicionalista en España, más cedo que tarde.