Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 4 de 4
Honores2Víctor
  • 2 Mensaje de donjaime

Tema: Difamando que es Gerundio

  1. #1
    Avatar de donjaime
    donjaime está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 15
    Mensajes
    502
    Post Thanks / Like

    Difamando que es Gerundio

    Contra la Iglesia de Roma, todo vale.

    Las ocho estrategias para deformar y maximizar los abusos sexuales de sacerdotes en la Iglesia

    La masónica y corrupta ONU ha vuelto a azuzar con su informe del Comité para los Derechos del Niño el debate en torno a la pederastia en el seno de la Iglesia católica: pisa terreno abonado y hace llover sobre mojado

    Noticias relacionadas
    La farsa de la ONU: apunta a la Iglesia, pero ignora otros casos de abusos sexuales, algunos cometidos por sus tropas Pero, ¿qué ha hecho la Iglesia para luchar contra los abusos sexuales en el clero?: la ONU, en entredicho
    ¿La ONU?, no, un comité de "expertos": un nuevo e injustificado ataque contra la Iglesia
    Juan Francisco Jiménez Jacinto



    Empezó en 1992, ha persistido durante casi dos décadas y en 2008 alcanzó su máximo apogeo con la embestida directa al Papa Benedicto XVI. Hablamos de los escándalos de abusos sexuales por parte de algunos sacerdotes en el seno de la Iglesia católica.

    Ahora la ONU con las acusaciones vertidas este miércoles, 5 de febrero, en su informe del Comité para los Derechos del Niño afirma que la Iglesia no ha hecho nada para paliar esta lacra, que además, pareciera que solamente afecta al Vaticano.

    Esta confrontación está alejada de toda racionalidad, no persigue la búsqueda de la verdad, sino un relato acusador y dañino. Para construirlo la ONU apela a la memoria colectiva que algunos medios de comunicación han ido creando en el estado de opinión de la sociedad en torno a la Iglesia.

    Para ello se acude a:


    1.- La reiteración y el equívoco
    Se acusa a la Iglesia de no haber hecho nada sobre esta cuestión.
    Es falso.
    De hecho es la única gran organización que trata con menores que ha adoptado medidas decisivas. Ningún gobierno de ningún país ha hecho nada parecido, a pesar que la lacra es mucho mayor en los centros públicos. Nadie más lo reconoce públicamente. Ningún periódico ha pedido jamás la cabeza de un ministro de educación o un secretario general por esta causa.

    La Iglesia desde 1983 ha establecido, revisado y ampliado normas, adoptado decisiones públicas de gran dureza, como con el padre Maciel, ha suspendido sacerdotes, cerrado las parroquias, aportado dinero sin obligación judicial. ¿Quién puede decir lo mismo? Con mucho menos motivo ha hecho mucho más.

    Todo esto no significa menospreciar los delitos que se hayan cometido, sino situarlos en su contexto real. La pederastia es una maligna tentación humana. Si practicáramos el método descrito, los españoles, aparecerían como unos pedófilos, empedernidos. No digamos ya los maestros y profesores. Pero sabemos que unos y otros son personas normales, con excepciones. Pues bien, esa excepcionalidad en la Iglesia es todavía mucho mayor, y al presentarla como si fuera lo contrario, se comete una gran injusticia.

    La realidad sacerdotal es otra: cuando en el lugar más remoto y violento, la ONU, y las ONG abandonan el territorio, los misioneros, las monjas, permanecen. Centenares de ellos mueren cada año por esta causa.

    En el lugar más cercano, cuando el pobre o el desesperado, busca ayuda, acude a una parroquia. Cientos de miles de familias de aquí confían sus hijos a escuelas católicas. Son millones en el mundo. Así continuará siendo, sin que los escándalos sobre la pederastia les afecten, porque confían en la Iglesia y en sus sacerdotes. Esa es la realidad. Juzgarla exige medirlo todo y medirlo bien.


    2.- La acumulación
    Remontándose a 1940, se acumulan denuncias para aportar la cifra de 4.000 sacerdotes pederastas en Estados Unidos. Hay otra forma más honesta de presentar la cifra. En aquel país de 300 millones de habitantes con más de 2,5 millones de escolares y 763.000 universitarios en centros católicos, y 20.000 parroquias, se han dado a lo largo de medio siglo, algo menos de 8 denuncias de pedofilia sacerdotal al año (y bajando).

    En Alemania, también denuncias, y no juicios ni sentencias, solo el 0,037% de las formuladas los últimos 15 años corresponden a sacerdotes. Es decir el 99,96% de los pedófilos son seglares. ¿A nadie se le ocurre preguntar en qué creen ese 99,96%?


    3.- La agregación
    En acumulación de datos del área anglosajona, caso de Irlanda, se mezclan los abusos sexuales, con el bofetón o el insulto para hinchar cifras.


    4.- La concentración del foco
    Philip Jenkins, profesor de Historia y Estudios Religiosos de la Universidad de Pensilvania, afirma que se concentra el foco en los católicos prescindiendo de lo que ocurre en otras confesiones, y sobre todo en los maestros y profesores.

    Otro estudio, realizado durante los primeros seis meses del 2002, lo constata: Los 61 mayores periódicos de California publicaron 2.000 historias sobre posibles casos de pedofilia de sacerdotes por solo 4 acerca de abusos en escuelas públicas, a pesar de ser abrumadoramente más numerosos según los datos oficiales.


    5.- Muerte a la presunción de inocencia
    Todo sacerdote denunciado es culpable para la BBC, periódicos como el The New York Times y buena parte de la prensa anglosajona.

    También en medios españoles como El País, la Ser, El Periódico, entre otros, o públicos como TV3 y Catalunya Ràdio. Se limitan a repetir los mismos relatos surgidos de las mismas fuentes sin ningún afán de hurgar en los hechos. ¿Pereza periodística o leña al mono?

    Se habla de denuncias como si fueran sentencias, se ignoran las absoluciones y las causas archivadas.

    La diócesis de Los Ángeles publicó en Febrero del 2004 un informe sobre 104 denuncias. 43 de los incriminados habían muerto, otros habían abandonado el sacerdocio. De los 16 que sí permanecían solo 4, el 25%, se enfrentaban a juicio.

    En un conocido informe en relación a la diócesis de Boston, Deal Hudson, afirma: “Solo 4 de los más de 80 sacerdotes etiquetados por los medios de comunicación como “pedófilos” son en realidad culpables de abusar de niños pequeños”.

    El 5% de las denuncias. Y así se podría seguir.


    6.- La ocultación del papel de la homosexualidad
    Una buena parte de las denuncias por pederastia corresponden por la edad del afectado a relaciones homosexuales.

    Según la Congregación para la Doctrina de la Fe, a la que llegan los casos diocesanos más graves, el 60% corresponden a relaciones homosexuales, el 30% con mujeres, y solo el 10% son de naturaleza pedófila.

    En España se asume, impasible el ademán, la regulación legal vigente que permite las relacione sexuales entre un adulto y un mayor de ¡13 años! Aquí la ley es generosa con el pederasta y casi nadie protesta. Lo que en el área anglosajona sería un delito grave aquí no lo es.


    7.- La mentira
    Se propaga que la Iglesia condena a excomunión a las víctimas que denuncian el delito, cuando en realidad establece lo contrario

    en la instrucción de “Crimen Solicitacionis“ de 1962 (actualizada en la revisión del Código Canónico de 1983 “Delictis gravioribus”).

    También se ha prodigado que el Papa Benedicto XVI “tapó” el caso del cura pedófilo Murphy. Denunciado en 1975, su caso fue archivado por la justicia por falta de pruebas, aunque la diócesis lo apartó de sus tareas por prudencia. 20 años después el caso viajó a Roma junto con otros y en relación a tema de naturaleza canónica: la posible vulneración del sacramento de la confesión. Pero incluso en este segundo hecho, el entonces Cardenal Ratzinguer no intervino.

    ¿Cuál es la base para acusar a Benedicto XVI? Ninguna pero el The New York Times y sus palmeros han llenado páginas con todo ello.+

    La implicación del celibato sacerdotal con la pederastia es otro ejemplo. La literatura científica señala que no existe ninguna relación. Una de tantas referencias puede encontrarse en el estudio “Sexual Abuse in Social Context: Clergy and Other Professional”. A pesar de ello se insiste como si la concomitancia fuera cierta.


    8.- Fuera de contexto

    El efectismo se multiplica al eliminar todo contexto.

    En España un estudio de 1994 del doctor Félix López, encargado por el Ministerio de Asuntos Sociales, señaló que los abusos a menores cometidos por maestros y profesores afectaban al 23% de las niñas y al 10% de los niños.

    El Departamento de Educación de Estados Unidos consideraba el 2004 que entre el 3,5% y el 6% de los alumnos habían sido objeto de una actuación sexual inadecuada por parte de sus profesores, cifra coincidente con la encuesta oficial del 2003 que sitúa el dato en el 6,7%.

    Si los sacerdotes católicos hubieran actuado igual, y considerando solo las escuelas, el número de casos en los últimos 50 años debería haber sido de unos 225.000 a 300.000 para igualar el ratio de los seglares, pero solo fueron 4.392, es decir sesenta veces menos.
    Hyeronimus y ReynoDeGranada dieron el Víctor.

  2. #2
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,576
    Post Thanks / Like

    Re: Difamando que es Gerundio

    VIAJE APOSTÓLICO A LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA Y VISITA A LA SEDE DE LA ORGANIZACIÓN DE LA NACIONES UNIDAS.

    ENCUENTRO CON LOS MIEMBROS DE LA ASAMBLEA GENERAL DE LAS NACIONES UNIDAS

    DISCURSO DE SU SANTIDAD BENEDICTO XVI*


    Nueva York

    Viernes 18 de abril de 2008



    Señor Presidente, Señoras y Señores:

    Al comenzar mi intervención en esta Asamblea, deseo ante todo expresarle a usted, Señor Presidente, mi sincera gratitud por sus amables palabras. Quiero agradecer también al Secretario General, el Señor Ban Ki-moon, por su invitación a visitar la Sede central de la Organización y por su cordial bienvenida. Saludo a los Embajadores y a los Diplomáticos de los Estados Miembros, así como a todos los presentes: a través de ustedes, saludo a los pueblos que representan aquí. Ellos esperan de esta Institución que lleve adelante la inspiración que condujo a su fundación, la de ser un «centro que armonice los esfuerzos de las Naciones por alcanzar los fines comunes», de la paz y el desarrollo (cf. Carta de las Naciones Unidas, art. 1.2-1.4). Como dijo el Papa Juan Pablo II en 1995, la Organización debería ser “centro moral, en el que todas las naciones del mundo se sientan como en su casa, desarrollando la conciencia común de ser, por así decir, una ‘familia de naciones’” (Discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, Nueva York, 5 de octubre de 1995, 14).

    A través de las Naciones Unidas, los Estados han establecido objetivos universales que, aunque no coincidan con el bien común total de la familia humana, representan sin duda una parte fundamental de este mismo bien. Los principios fundacionales de la Organización –el deseo de la paz, la búsqueda de la justicia, el respeto de la dignidad de la persona, la cooperación y la asistencia humanitaria– expresan las justas aspiraciones del espíritu humano y constituyen los ideales que deberían estar subyacentes en las relaciones internacionales.

    Como mis predecesores Pablo VI y Juan Pablo II han hecho notar desde esta misma tribuna, se trata de cuestiones que la Iglesia Católica y la Santa Sede siguen con atención e interés, pues ven en vuestra actividad un ejemplo de cómo los problemas y conflictos relativos a la comunidad mundial pueden estar sujetos a una reglamentación común. Las Naciones Unidas encarnan la aspiración a “un grado superior de ordenamiento internacional” (Juan Pablo II, Sollicitudo rei socialis, 43), inspirado y gobernado por el principio de subsidiaridad y, por tanto, capaz de responder a las demandas de la familia humana mediante reglas internacionales vinculantes y estructuras capaces de armonizar el desarrollo cotidiano de la vida de los pueblos. Esto es más necesario aún en un tiempo en el que experimentamos la manifiesta paradoja de un consenso multilateral que sigue padeciendo una crisis a causa de su subordinación a las decisiones de unos pocos, mientras que los problemas del mundo exigen intervenciones conjuntas por parte de la comunidad internacional.

    Ciertamente, cuestiones de seguridad, los objetivos del desarrollo, la reducción de las desigualdades locales y globales, la protección del entorno, de los recursos y del clima, requieren que todos los responsables internacionales actúen conjuntamente y demuestren una disponibilidad para actuar de buena fe, respetando la ley y promoviendo la solidaridad con las regiones más débiles del planeta. Pienso particularmente en aquellos Países de África y de otras partes del mundo que permanecen al margen de un auténtico desarrollo integral, y corren por tanto el riesgo de experimentar sólo los efectos negativos de la globalización.

    En el contexto de las relaciones internacionales, es necesario reconocer el papel superior que desempeñan las reglas y las estructuras intrínsecamente ordenadas a promover el bien común y, por tanto, a defender la libertad humana. Dichas reglas no limitan la libertad. Por el contrario, la promueven cuando prohíben comportamientos y actos que van contra el bien común, obstaculizan su realización efectiva y, por tanto, comprometen la dignidad de toda persona humana. En nombre de la libertad debe haber una correlación entre derechos y deberes, por la cual cada persona está llamada a asumir la responsabilidad de sus opciones, tomadas al entrar en relación con los otros.

    Aquí, nuestro pensamiento se dirige al modo en que a veces se han aplicado los resultados de los descubrimientos de la investigación científica y tecnológica. No obstante los enormes beneficios que la humanidad puede recabar de ellos, algunos aspectos de dicha aplicación representan una clara violación del orden de la creación, hasta el punto en que no solamente se contradice el carácter sagrado de la vida, sino que la persona humana misma y la familia se ven despojadas de su identidad natural. Del mismo modo, la acción internacional dirigida a preservar el entorno y a proteger las diversas formas de vida sobre la tierra no ha de garantizar solamente un empleo racional de la tecnología y de la ciencia, sino que debe redescubrir también la auténtica imagen de la creación. Esto nunca requiere optar entre ciencia y ética: se trata más bien de adoptar un método científico que respete realmente los imperativos éticos.

    El reconocimiento de la unidad de la familia humana y la atención a la dignidad innata de cada hombre y mujer adquiere hoy un nuevo énfasis con el principio de la responsabilidad de proteger. Este principio ha sido definido sólo recientemente, pero ya estaba implícitamente presente en los orígenes de las Naciones Unidas y ahora se ha convertido cada vez más en una característica de la actividad de la Organización. Todo Estado tiene el deber primario de proteger a la propia población de violaciones graves y continuas de los derechos humanos, como también de las consecuencias de las crisis humanitarias, ya sean provocadas por la naturaleza o por el hombre. Si los Estados no son capaces de garantizar esta protección, la comunidad internacional ha de intervenir con los medios jurídicos previstos por la Carta de las Naciones Unidas y por otros instrumentos internacionales. La acción de la comunidad internacional y de sus instituciones, dando por sentado el respeto de los principios que están a la base del orden internacional, no tiene por qué ser interpretada nunca como una imposición injustificada y una limitación de soberanía. Al contrario, es la indiferencia o la falta de intervención lo que causa un daño real. Lo que se necesita es una búsqueda más profunda de los medios para prevenir y controlar los conflictos, explorando cualquier vía diplomática posible y prestando atención y estímulo también a las más tenues señales de diálogo o deseo de reconciliación.

    El principio de la “responsabilidad de proteger” fue considerado por el antiguo ius gentium como el fundamento de toda actuación de los gobernadores hacia los gobernados: en tiempos en que se estaba desarrollando el concepto de Estados nacionales soberanos, el fraile dominico Francisco de Vitoria, calificado con razón como precursor de la idea de las Naciones Unidas, describió dicha responsabilidad como un aspecto de la razón natural compartida por todas las Naciones, y como el resultado de un orden internacional cuya tarea era regular las relaciones entre los pueblos. Hoy como entonces, este principio ha de hacer referencia a la idea de la persona como imagen del Creador, al deseo de una absoluta y esencial libertad. Como sabemos, la fundación de las Naciones Unidas coincidió con la profunda conmoción experimentada por la humanidad cuando se abandonó la referencia al sentido de la trascendencia y de la razón natural y, en consecuencia, se violaron gravemente la libertad y la dignidad del hombre. Cuando eso ocurre, los fundamentos objetivos de los valores que inspiran y gobiernan el orden internacional se ven amenazados, y minados en su base los principios inderogables e inviolables formulados y consolidados por las Naciones Unidas. Cuando se está ante nuevos e insistentes desafíos, es un error retroceder hacia un planteamiento pragmático, limitado a determinar “un terreno común”, minimalista en los contenidos y débil en su efectividad.

    La referencia a la dignidad humana, que es el fundamento y el objetivo de la responsabilidad de proteger, nos lleva al tema sobre el cual hemos sido invitados a centrarnos este año, en el que se cumple el 60° aniversario de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre. El documento fue el resultado de una convergencia de tradiciones religiosas y culturales, todas ellas motivadas por el deseo común de poner a la persona humana en el corazón de las instituciones, leyes y actuaciones de la sociedad, y de considerar a la persona humana esencial para el mundo de la cultura, de la religión y de la ciencia. Los derechos humanos son presentados cada vez más como el lenguaje común y el sustrato ético de las relaciones internacionales.

    Al mismo tiempo, la universalidad, la indivisibilidad y la interdependencia de los derechos humanos sirven como garantía para la salvaguardia de la dignidad humana. Sin embargo, es evidente que los derechos reconocidos y enunciados en la Declaración se aplican a cada uno en virtud del origen común de la persona, la cual sigue siendo el punto más alto del designio creador de Dios para el mundo y la historia. Estos derechos se basan en la ley natural inscrita en el corazón del hombre y presente en las diferentes culturas y civilizaciones. Arrancar los derechos humanos de este contexto significaría restringir su ámbito y ceder a una concepción relativista, según la cual el sentido y la interpretación de los derechos podrían variar, negando su universalidad en nombre de los diferentes contextos culturales, políticos, sociales e incluso religiosos. Así pues, no se debe permitir que esta vasta variedad de puntos de vista oscurezca no sólo el hecho de que los derechos son universales, sino que también lo es la persona humana, sujeto de estos derechos.

    La vida de la comunidad, tanto en el ámbito interior como en el internacional, muestra claramente cómo el respeto de los derechos y las garantías que se derivan de ellos son las medidas del bien común que sirven para valorar la relación entre justicia e injusticia, desarrollo y pobreza, seguridad y conflicto. La promoción de los derechos humanos sigue siendo la estrategia más eficaz para extirpar las desigualdades entre Países y grupos sociales, así como para aumentar la seguridad. Es cierto que las víctimas de la opresión y la desesperación, cuya dignidad humana se ve impunemente violada, pueden ceder fácilmente al impulso de la violencia y convertirse ellas mismas en transgresoras de la paz.

    Sin embargo, el bien común que los derechos humanos permiten conseguir no puede lograrse simplemente con la aplicación de procedimientos correctos ni tampoco a través de un simple equilibrio entre derechos contrapuestos. La Declaración Universal tiene el mérito de haber permitido confluir en un núcleo fundamental de valores y, por lo tanto, de derechos, a diferentes culturas, expresiones jurídicas y modelos institucionales. No obstante, hoy es preciso redoblar los esfuerzos ante las presiones para reinterpretar los fundamentos de la Declaración y comprometer con ello su íntima unidad, facilitando así su alejamiento de la protección de la dignidad humana para satisfacer meros intereses, con frecuencia particulares. La Declaración fue adoptada como un “ideal común” (preámbulo) y no puede ser aplicada por partes separadas, según tendencias u opciones selectivas que corren simplemente el riesgo de contradecir la unidad de la persona humana y por tanto la indivisibilidad de los derechos humanos.

    La experiencia nos enseña que a menudo la legalidad prevalece sobre la justicia cuando la insistencia sobre los derechos humanos los hace aparecer como resultado exclusivo de medidas legislativas o decisiones normativas tomadas por las diversas agencias de los que están en el poder. Cuando se presentan simplemente en términos de legalidad, los derechos corren el riesgo de convertirse en proposiciones frágiles, separadas de la dimensión ética y racional, que es su fundamento y su fin. Por el contrario, la Declaración Universal ha reforzado la convicción de que el respeto de los derechos humanos está enraizado principalmente en la justicia que no cambia, sobre la cual se basa también la fuerza vinculante de las proclamaciones internacionales. Este aspecto se ve frecuentemente desatendido cuando se intenta privar a los derechos de su verdadera función en nombre de una mísera perspectiva utilitarista. Puesto que los derechos y los consiguientes deberes provienen naturalmente de la interacción humana, es fácil olvidar que son el fruto de un sentido común de la justicia, basado principalmente sobre la solidaridad entre los miembros de la sociedad y, por tanto, válidos para todos los tiempos y todos los pueblos. Esta intuición fue expresada ya muy pronto, en el siglo V, por Agustín de Hipona, uno de los maestros de nuestra herencia intelectual. Decía que la máxima "no hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti “ en modo alguno puede variar, por mucha que sea la diversidad de las naciones” (De doctrina christiana, III, 14). Por tanto, los derechos humanos han de ser respetados como expresión de justicia, y no simplemente porque pueden hacerse respetar mediante la voluntad de los legisladores.

    Señoras y Señores, con el transcurrir de la historia surgen situaciones nuevas y se intenta conectarlas a nuevos derechos. El discernimiento, es decir, la capacidad de distinguir el bien del mal, se hace más esencial en el contexto de exigencias que conciernen a la vida misma y al comportamiento de las personas, de las comunidades y de los pueblos. Al afrontar el tema de los derechos, puesto que en él están implicadas situaciones importantes y realidades profundas, el discernimiento es al mismo tiempo una virtud indispensable y fructuosa.

    Así, el discernimiento muestra cómo el confiar de manera exclusiva a cada Estado, con sus leyes e instituciones, la responsabilidad última de conjugar las aspiraciones de personas, comunidades y pueblos enteros puede tener a veces consecuencias que excluyen la posibilidad de un orden social respetuoso de la dignidad y los derechos de la persona. Por otra parte, una visión de la vida enraizada firmemente en la dimensión religiosa puede ayudar a conseguir dichos fines, puesto que el reconocimiento del valor trascendente de todo hombre y toda mujer favorece la conversión del corazón, que lleva al compromiso de resistir a la violencia, al terrorismo y a la guerra, y de promover la justicia y la paz.

    Además, esto proporciona el contexto apropiado para ese diálogo interreligioso que las Naciones Unidas están llamadas a apoyar, del mismo modo que apoyan el diálogo en otros campos de la actividad humana. El diálogo debería ser reconocido como el medio a través del cual los diversos sectores de la sociedad pueden articular su propio punto de vista y construir el consenso sobre la verdad en relación a los valores u objetivos particulares. Pertenece a la naturaleza de las religiones, libremente practicadas, el que puedan entablar autónomamente un diálogo de pensamiento y de vida. Si también a este nivel la esfera religiosa se mantiene separada de la acción política, se producirán grandes beneficios para las personas y las comunidades. Por otra parte, las Naciones Unidas pueden contar con los resultados del diálogo entre las religiones y beneficiarse de la disponibilidad de los creyentes para poner sus propias experiencias al servicio del bien común. Su cometido es proponer una visión de la fe, no en términos de intolerancia, discriminación y conflicto, sino de total respeto de la verdad, la coexistencia, los derechos y la reconciliación.

    Obviamente, los derechos humanos deben incluir el derecho a la libertad religiosa, entendido como expresión de una dimensión que es al mismo tiempo individual y comunitaria, una visión que manifiesta la unidad de la persona, aun distinguiendo claramente entre la dimensión de ciudadano y la de creyente. La actividad de las Naciones Unidas en los años recientes ha asegurado que el debate público ofrezca espacio a puntos de vista inspirados en una visión religiosa en todas sus dimensiones, incluyendo la de rito, culto, educación, difusión de informaciones, así como la libertad de profesar o elegir una religión. Es inconcebible, por tanto, que los creyentes tengan que suprimir una parte de sí mismos –su fe– para ser ciudadanos activos. Nunca debería ser necesario renegar de Dios para poder gozar de los propios derechos. Los derechos asociados con la religión necesitan protección sobre todo si se los considera en conflicto con la ideología secular predominante o con posiciones de una mayoría religiosa de naturaleza exclusiva. No se puede limitar la plena garantía de la libertad religiosa al libre ejercicio del culto, sino que se ha de tener en la debida consideración la dimensión pública de la religión y, por tanto, la posibilidad de que los creyentes contribuyan la construcción del orden social. A decir verdad, ya lo están haciendo, por ejemplo, a través de su implicación influyente y generosa en una amplia red de iniciativas, que van desde las universidades a las instituciones científicas, escuelas, centros de atención médica y a organizaciones caritativas al servicio de los más pobres y marginados. El rechazo a reconocer la contribución a la sociedad que está enraizada en la dimensión religiosa y en la búsqueda del Absoluto –expresión por su propia naturaleza de la comunión entre personas– privilegiaría efectivamente un planteamiento individualista y fragmentaría la unidad de la persona.

    Mi presencia en esta Asamblea es una muestra de estima por las Naciones Unidas y es considerada como expresión de la esperanza en que la Organización sirva cada vez más como signo de unidad entre los Estados y como instrumento al servicio de toda la familia humana. Manifiesta también la voluntad de la Iglesia Católica de ofrecer su propia aportación a la construcción de relaciones internacionales en un modo en que se permita a cada persona y a cada pueblo percibir que son un elemento capaz de marcar la diferencia. Además, la Iglesia trabaja para obtener dichos objetivos a través de la actividad internacional de la Santa Sede, de manera coherente con la propia contribución en la esfera ética y moral y con la libre actividad de los propios fieles. Ciertamente, la Santa Sede ha tenido siempre un puesto en las asambleas de las Naciones, manifestando así el propio carácter específico en cuanto sujeto en el ámbito internacional. Como han confirmado recientemente las Naciones Unidas, la Santa Sede ofrece así su propia contribución según las disposiciones de la ley internacional, ayuda a definirla y a ella se remite.

    Las Naciones Unidas siguen siendo un lugar privilegiado en el que la Iglesia está comprometida a llevar su propia experiencia “en humanidad”, desarrollada a lo largo de los siglos entre pueblos de toda raza y cultura, y a ponerla a disposición de todos los miembros de la comunidad internacional. Esta experiencia y actividad, orientadas a obtener la libertad para todo creyente, intentan aumentar también la protección que se ofrece a los derechos de la persona. Dichos derechos están basados y plasmados en la naturaleza trascendente de la persona, que permite a hombres y mujeres recorrer su camino de fe y su búsqueda de Dios en este mundo. El reconocimiento de esta dimensión debe ser reforzado si queremos fomentar la esperanza de la humanidad en un mundo mejor, y crear condiciones propicias para la paz, el desarrollo, la cooperación y la garantía de los derechos de las generaciones futuras.

    En mi reciente Encíclica Spe salvi, he subrayado “que la búsqueda, siempre nueva y fatigosa, de rectos ordenamientos para las realidades humanas es una tarea de cada generación” (n. 25). Para los cristianos, esta tarea está motivada por la esperanza que proviene de la obra salvadora de Jesucristo. Precisamente por eso la Iglesia se alegra de estar asociada con la actividad de esta ilustre Organización, a la cual está confiada la responsabilidad de promover la paz y la buena voluntad en todo el mundo. Queridos amigos, os doy las gracias por la oportunidad de dirigirme hoy a vosotros y prometo la ayuda de mis oraciones para el desarrollo de vuestra noble tarea.

    Antes de despedirme de esta ilustre Asamblea, quisiera expresar mis mejores deseos, en las lenguas oficiales, a todas las Naciones representadas en ella:

    Peace and Prosperity with God’s help!

    Paix et prospérité, avec l’aide de Dieu!

    Paz y prosperidad con la ayuda de Dios!

    سَلامٌ وَإزْدِهَارٌ بعَوْن ِ الله ِ!

    因著天主的幫助願大家 得享平安和繁榮 !

    Мира и благоденствия с помощью Боҗией!

    Muchas gracias.


    *L'Osservatore Romano. Edición semanal en lengua española n°17 p.10/11 (222-223).


    http://www.w2.vatican.va/content/ben..._un-visit.html



    Afirma el dicho popular que "con quien niños se acuesta, mojado se levanta"; y se puede extrapolar esta idea a esta otra: "quien con tahures juega, desplumado se va a casa."

    Dentro de las funciones del Papado están las relaciones diplomáticas, por ser El Vaticano un Estado y cada papa su correspondiente jefe. Pero ir a la sede de la ONU es ir a una cueva de delincuentes internacionales de la que se puede esperar cualquier cosa menos algo bueno. La ONU es el embrión, hoy ya la caja de resonancia, del gobierno mundial del NOM, y la Iglesia Católica representa, con todas sus debilidades y hasta las incoherencias de muchos de sus miembros, la obra y presencia de Dios en el mundo, la misma que jamás va a perecer y la misma que avisa a sus enemigos de las gravísimas consecuencias que tendrán sus actos infames y de abierta y declarada hostilidad.

    La ONU es culpable por dejación ante numerosos crímenes cometidos y en curso, desde su constitución. Es lamentable que la gente tenga tan funesta y pésima memoria que haya que estar recordando continuamente los hechos y acontecimientos que, en este caso, han puesto en evidencia la ineficacia de la existencia de la propia Organización. Parece necesario un ejercicio compilatorio de muestras del cínismo de la ONU ante los grandes problemas del mundo desde que hace 68 años los signatarios de la Carta constituyesen dicha Organización.
    Última edición por Valmadian; 29/08/2016 a las 13:00
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  3. #3
    Avatar de donjaime
    donjaime está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 15
    Mensajes
    502
    Post Thanks / Like

    Re: Difamando que es Gerundio

    Ahora podemos ver la PERRERA CANALLESCA que llaman prensa como CALLA otros abusos:



    40 casos de Abuso Infantil en la Comunidad Judía Ortodoxa en sólo UN AÑO:

    http://layijadeneurabia.com/2009/11/...ericana-calla/

    Por AMDG el Sábado, 14 Noviembre, 2009

    Este artículo denuncia la cara dura de la prensa norteamericana, (y los imbéciles que les siguen el juego) que airea escándalos de este tipo perpetrados por sacerdotes católicos, pero encubre los casos judíos:

    New York Times veta carta de Arzobispo que denuncia anticatolicismo como “pasatiempo nacional”.

    El Arzobispo de Nueva York, Mons. Timothy Dolan, publicó en su blog la carta que dirigió sin éxito al diario New York Times (NYT), en la que denuncia que el anticatolicismo se ha convertido en un pasatiempo nacional para Estados Unidos y detalla varios episodios en los que el popular diario participó de esta tendencia:
    En este caso, explicó Mons. Dolan, el NYT “no reclamó lo que exigió insistentemente cuando se trataba del mismo tipo de abusos por parte de una minoría de sacerdotes: la publicación de los nombres de los abusadores, la no prescripción de los delitos, investigaciones externas, publicación de todos los detalles y total transparencia. En lugar de eso, un abogado ruega a los oficiales de oficio que presten atención a las ‘sensibilidades religiosas’”.
    Dada la propia horrible experiencia reciente de la Iglesia Católica, no me encuentro en condiciones de criticar a nuestros vecinos Judíos Ortodoxos; tampoco tengo el deseo de hacerlo. Pero puedo criticar este sistema de ‘escándalo selectivo’”, agregó.

    Asimismo, lamentó que el diario haya omitido cubrir en los años 2004 y 2007, estudios que mostraban la magnitud de los casos de abuso sexual de menores en las escuelas públicas debido a que periódicos como el NYTparecen tener sólo sacerdotes en la mira”.

    Aquí tratamos también de una encuesta que mostraba que los profesores laicos tienen una tasa de menoreo superior a la media:

    Para empezar, quienes más abusan de los niños son sus propios familiares.
    Los pastores (de almas) protestantes tienen una tasa ligeramente superior de abusos que los curas (también de almas) católicos.
    Los profesores de escuelas públicas tienen una tasa de abusos notablemente superior a las de los clérigos de las iglesias cristinas y sinagogas judías.

    Otra de las cosas que llama la atención es la forma en que se autoprotege el gremio de profesores:
    El comisario de Obama para la seguridad en las escuelas, un activista homosexual, ha encubierto casos de esos. (Al igual que Obama y su Jefe de Gabinete que son judíos y homosexuales)

    Esto es, si cabe, mejor aún:
    En esta línea, también en la quincena de octubre pasado, el NYT publicó en la parte más visible de la página principal del periódico, “el triste episodio de un sacerdote franciscano que había tenido un hijo. Aun teniendo en cuenta que la relación con la madre fue consensuada y entre dos adultos, y que los franciscanos han tratado de cubrir en forma justa con las responsabilidades del sacerdote errante para con su hijo, este acto no deja de ser un pecado escandaloso e indefensible”.

    “Sin embargo, deberíamos preguntarnos por qué, de repente, una historia que pasó hace un cuarto de siglo sobre un pecado cometido por un sacerdote tiene mayor interés para la prensa que la guerra en Afganistán, la asistencia médica y la hambruna y el genocidio en Sudán. Pareciera que ningún religioso no católico merece tal atención”, indicó.
    Osea, que la paternidad de un cura ha sido portada del NYT 25 años después del suceso. De traca.

    Esa es la prensa “de calidad”.

  4. #4
    Avatar de donjaime
    donjaime está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 15
    Mensajes
    502
    Post Thanks / Like

    Re: Difamando que es Gerundio

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Cita Iniciado por Valmadian Ver mensaje

    ...

    La ONU es culpable por dejación ante numerosos crímenes cometidos y en curso, desde su constitución. Es lamentable que la gente tenga tan funesta y pésima memoria que haya que estar recordando continuamente los hechos y acontecimientos que, en este caso, han puesto en evidencia la ineficacia de la existencia de la propia Organización. Parece necesario un ejercicio compilatorio de muestras del cínismo de la ONU ante los grandes problemas del mundo desde que hace 68 años los signatarios de la Carta constituyesen dicha Organización.

    Hace ya tiempo subí un hilo sobre esta NEFASTA, CANALLESCA y CORRUPTA organización MASÓNICA:



    La ONU tiene el dudoso honor de ser, con diferencia, la organización más corrupta del planeta. Si todos los líderes del socialismo mediterráneo de comienzos de los '90 se hubieran incorporado a la ONU tras huir de la justicia, el volumen de porquería producido en forma de corruptelas y dinero sucio no hubiera variado mucho. No en vano se sabe que entre el 50 al 60% de los funcionarios de tal organización son masones.

    Asombra que con semejante biografía de tropelías en todos los órdenes y con la desvergüenza más absoluta como divisa, las mafias onusinas pretendan dictar la moral de los países que, con un mínimo de respeto a la tradición cristiana, sitúan el derecho a la vida de todos como el vértice de su ordenamiento jurídico.

    El Comité de Derechos Humanos de la ONU, es la herramienta política usada para imponer la aceptación del aborto en los países que aún lo tienen prohibido, bajo la amenaza de ser acusados de violar los derechos humanos, tal y como son proclamados en la famosa declaración aceptada por la práctica totalidad de los países. Sin embargo, nadie puede ser acusado de incumplir un acuerdo que no ha suscrito y esa es precisamente la situación actual.

    Según dicho comité, la penalización del aborto viola los artículos 3, 6 y 7 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, pero ni en esos artículos citados, ni en ningún otro se consagra el aborto como un derecho. La redacción literal de los tres artículos es la siguiente:

    "Art. 3º: Los estados miembros deben asegurar la igualdad de derechos entre hombre y mujer en el cumplimiento de todos los derechos civiles y políticos que se establecen en el presente pacto.

    Art. 6º: Todo ser humano tiene derecho a la vida. Este derecho debe ser protegido por ley. Nadie puede ser arbitrariamente privado de la vida.

    Art. 7º: Nadie podrá ser sometido a tortura, ni a prácticas o castigos degradantes, crueles o inhumanos".

    Encontrar en estos artículos una exigencia para legalizar el aborto, es como obtener una fortuna en dinero sucio con el programa Petróleo por Alimentos de Irak, a costa de la muerte de miles de personas por inanición y falta de medicinas: Algo solamente al alcance de los funcionarios de la ONU.

    De la lectura del documento se desprende precisamente lo contrario, es decir, una defensa a ultranza del derecho a la vida de TODOS los seres humanos, cualquiera que sea su situación o grado de dependencia. Así pues, no son los países que impiden el asesinato de los seres humanos más inocentes los que incumplen el protocolo, sino precisamente todos los que lo hacen, bajo la inspiración (más bien chantaje y amenaza) del órgano que justamente debería velar por su cumplimiento.

    Pero la agenda de la ONU no se inspira en los principios elementales del derecho natural, sino que se dicta a través de un heterogéneo conglomerado de instituciones, grupos de presión de obediencia marxista y ONGs que hacen del aborto un negocio multimillonario con el que se enriquecen a espuertas manipulando a la sociedad.

    Todos los países deben entregar al comité de la ONU un informe anual a través del cual, los profesionales de la extorsión que integran los comités deciden el grado de sumisión a sus dictados genocidas, imponiendo las respectivas sanciones a los países que no facilitan el aborto en su territorio en un volumen que dichos funcionarios consideran aceptable. Pero la peor sanción que un país puede recibir, es verso acusado de violar los derechos humanos por este motivo, cosa que la mafia rectora hace con fruición sometiéndolos al escarnio público, aunque, ninguna norma internacional obliga, ni siquiera tácitamente, a adoptar este tipo de medidas.

    De entre la multitud de ejemplos de la estupidez siniestra de los cleptómanos de la ONU veamos la catilinaria que le recetaron a Chile el 30 de marzo de 1999: "la penalización de todo aborto, sin excepción, plantea graves problemas, sobre todo a la luz de informes incontestados según los cuales muchas mujeres se someten a abortos ilegales poniendo en peligro sus vidas. Chile está en el deber de adoptar las medidas necesarias para garantizar el derecho a la vida de todas las personas, incluidas las mujeres embarazadas que deciden interrumpir su embarazo ..."

    Así, con la excusa de preservar a la mujer de los peligros del aborto ilegal, en lugar de recomendar un mayor rigor en la aplicación de la ley, la ONU EXIGE que el delito se legalice. Una magnífica política que podríamos aplicar, con igual aplastante lógica, a otros terrenos. Por ejemplo, puesto que dejar de pagar impuestos para mantener la casta política es en todos los países un delito, que además puede acarrear graves perjuicios a quien los comete, estaría bien que la ONU obligara a los estados miembros a legalizar la objeción fiscal, empezando por las multimillonarias aportaciones que todos los ciudadanos del mundo entregamos a la propia organización.

    En España la evolución del aborto se está desarrollando a plena satisfacción del Comité de Derechos Humanos (sic) de la ONU. Más de 110.000 abortos al año, con un aumento anual superior al del PIB da para un sobresaliente. En amoralidad vamos a la cabeza del pelotón.

    En nuestro país el aborto provocado es considerado un delito penal, salvo que éste se produzca bajo alguno de los supuestos establecidos en la Ley de Despenalización del Aborto (Ley '85).
    Los supuestos exentos son la existencia de un grave riesgo para la salud física o psíquica de la madre, los embarazos producidos por un delito de violación (siempre que se realice antes de la semana 12) o la posible existencia de graves taras físicas o psíquicas en el feto, en cuyo caso el límite se sitúa en la semana 22 de gestación.

    En la práctica se ha visto que el aborto se practica sin ningún tipo de limitaciones. Y hasta la fecha NO hay un solo caso de una mujer en la cárcel por cometer tal horrendo asesinato.

    Cuando se despenalizó el aborto el discurso "oficial" de la dictadura progre, servido por todo su aparato propagandístico, sugería algo así como "un mal necesario" para liberar a la mujer de las cadenas machistas que la oprimían tras 20 siglos de cultura cristiana., pero que pasado el sarampión, una vez que las mujeres hubieran aprendido a ser las dueñas de su cuerpo y los hombres empezaran a implicarse en la prevención del descontrol natalicio (ponerse la gomita) el aborto sería usado tan sólo en casos excepcionales. A tal efecto, los distintos gobiernos socialistas pusieron en marcha, con disciplina estajanovista, multitud de campañas de concienciación sexual entre los más jóvenes con vídeos, anuncios televisivos y demás artillería audiovisual.

    Esta ofensiva genital sirvió para crear un trauma entre los adolescentes que con 13 ó 14 años, aún no habían sido desvirgados, motivo por el que debían soportar el desprestigio entre sus compañeros. La principal preocupación entre muchas adolescentes no era aprobar las matemáticas (absurdo pues es un dato irrelevante para pasar el curso) sino el hecho de que a la tan tardía edad de 14 años aún no se hubiera encalonado a tres o cuatro compañeros de pandilla.

    Con tales campañas las cifras de abortos no se redujeron como prometían sus muñidores, sino que se dispararon exponecialmente ... que era precisamente lo que se pretendía de forma encubierta.

    Es posible que algún desorientado piense que la sana intención de la dictadura progre era formar a jóvenes más maduros en el terreno sexual. A los gobiernos de izquierda o de derecha (que en cuestiones de progresismo no soportan quedarse atrás) no les preocupa lo más mínimo que la hija del obrero que les vota tenga una mayor cultura sexual. El verdadero objetivo de todas estas campañas es contribuir decisivamente a la demolición de los valores que han sustentado el modo de vida occidental durante siglos, es decir, la CONTRACULTURA MARXISTA.

    El mensaje a niños y adolescentes que subyace en toda esta ofensiva es que los consejos de sus padres en materia sexual son una imposición intolerable de personas atrasadas y con enormes deseos de oprimirles. Ante esta realidad totalitaria, el estado, socialista o de derechas, les ofrece un mundo de nuevas sensaciones que conviene experimentar sin la menor dilación.

    Siguiendo la estrategia gramsciana de provocar el cambio social (INGENIERÍA SOCIAL) sin recurrir a la revolución violenta, así el poder público se inmiscuye en la vida privada y familiar par socavar el principio de autoridad paterno con la mayor desfachatez.
    Así el Alcalde de Madrid, judío aunque nominalmente de derechas, decidía autorizar el suministro de la píldora abortiva a menores de edad, sin necesidad de la autorización de sus padres.

    La dictadura progre sabe muy bien quienes son sus enemigos y como combatirlos. Lo que ha hecho que el sistema de vida occidental sea el más libre y próspero de la historia ha sido la persistencia en su seno de las cuatro principales instituciones naturales:
    1º.- la familia como forma de organización social.
    2º.- la propiedad privada,
    3º.- el libre intercambio entre particulares, y
    4º.- el respeto a una tradición moral cristiana ampliamente compartida.

    Al atacar y destruir esos cuatro pilares básicos la civilización, sencillamente, pierde sus resortes defensivos y queda a merced de los INGENIEROS SOCIALES que la transformarán a su gusto, convirtiéndola en una mandad de borregos acríticos totalmente manipulables para que unos pocos pastoreen y se beneficien del rebaño.

    Entre los políticos de la derecha española hoy reconvertida a esa acomplejada imbecilidad semántica del "centroreformismos" un complejo atroz a ser tachados de intolerantes, simplemente por defender los principios que nos han hecho ser una sociedad próspera y libre. Así se certifica el éxito atronador de la ofensiva que la izquierda planificó y lleva lanzando desde hace casi un siglo contra los valores conservadores, uno de cuyos principales objetivos era inculcar en el enemigo ideológico dicho brutal complejo de culpa.

    Finalmente hay que tener en cuenta que la mitad de los abortos practicados en España son sufragados por todos los ciudadanos, incluidos los que abominamos de esa salvajada, pues se realizan en centros públicos o concertados.

    Ya no es que los jóvenes o sus padres rechacen hacerse responsables de un problema que ellos mismos han provocado, es que ni siquiera asumen el coste económico, que es lo mínimo. ¿Por qué tengo que entregar yo parte del dinero que gano con mi trabajo honrado a quienes practican esa aberración contraria a mis principios morales? y encima usan parte del dinero para hacer campañas por tierra, mar y aire para ridiculizar y atacar los valores que yo defiendo.


    La ONU fue creada por el CRE (Consejo de Relaciones Exteriores) oficialmente el 24 de octubre de 1945, día que ahora se celebra mundialmente, particularmente en las escuelas.

    La ONU nació bajo la dirección de:
    - Edward R. Stettinius, Secretario del Departamento de Estado EEUU y ejecutivo de la banca Morgan.
    - Nelson Rockefeller, entonces Secretario de Estado para Asuntos Hispanoamericanos.
    - John Foster Dulles, futuro jefe del Departamento de Estado, y
    - Allen Dulles, jurista de Rockefeller y futuro jefe de la CIA.

    Los documentos básicos fueron preparados por Alger Hiss, procomunista miembro del CRE y Psvolsky, Sobelov y Zynchenko representando a la URSS.

    Entre los laudables propósitos de la ONU etán:
    - respeto a la integridad territorial (casi no se ha cumplido ningún año desde su vigencia). La Revolución roja se ha apoderado de docenas de países en Europa, Asia, África y América.
    - independencia y autodeterminación de los pueblos (tampoco se ha cumplido).
    - derecho de todos los hombres a la libertad, violado en mayor grado que antes de haber la ONU.
    - mantener la paz y seguridad internacionales. No se ha mantenido la paz, la seguridad internacional nunca había sido tan pisoteada como en las últimas décadas.
    - acciones militares contra los agresores. Se han sucedido agresiones impunemente desde Hungría, Checoslovaquia, Polonia y Berlín, hasta Cuba, Angola, Biafra, Vietnam, Camboya y Afganistán y otros.
    - elevar el nivel de vida dentro de la más amplia libertad. No parece haber mejorado mucho el nivel de vida y mucho menos la libertad.
    - nadie será sometido a trato o castigo inhumano: por ejemplo Guantánamo.
    - todo hombre tiene derecho a poseer propiedad. Está desapareciendo.
    - los padres tienen derecho a elegir la educaccón de sus hijos. Como bien sabemos en varias CCAA españolas, en EEUU se obliga a los niños a asistir a determinadas escuelas contra voluntad paterna, y la educación se está uniformando en todo el mundo bajo patrones materialistas anticristianos.
    - la voluntad del pueblo es el fundamento de los gobiernos. Burlada sistemáticamente.

    Aparentemente la ONU ha fracasado y fracasa en TODOS sus propósitos declarados. Pero pese a todo su fuerza sigue creciendo. La propaganda la ha acreditado como algo maravilloso, sus recursos: políticos y económicos no han cesado de crecer. Su influencia en todos los gobiernos mundiales sigue creciendo.

    Pero la fuerza real de la ONU procede de círculos secretos y tras sus propósitos más visibles van avanzando otros menos confesables.
    Salvador de Madariaga, un republicano liberal nada reaccionario afirmó: "La ONU ostenta en la frente, desde el principio, el sello de Moscú"

    Pero como dijo públicamente uno de los hombres más poderosos del mundo: el judío James Warburg, en 1956: "la gran interrogante de nuestro tiempo no es si habrá un gobierno mundial sino si se logrará de grado o a la fuerza".


    ACCIÓN IDEOLÓGICA CON GRAN APOYO ECONÓMICO
    Los organizadores y dirigentes de la ONU no son soñadores de utopías. Lo han previsto todo. Para abrir paso a la IDEOLOGÍA REVOLUCIONARIA disponen de un arsenal de ideas, visibles y otras más sutiles, e ingentes recursos materiales.

    La ONU recibe subvenciones de supermagnates y archi ricos de todo el mundo, entre otros:
    - Grupo Rothschid-Lambert, amo de más de diez bancos y monopolios industriales químicos, papel, vidrio, celulosa, acero, minas y alimentación.
    - Complejo Doumeneg, amo de empresas de maquinaria, fertilizantes, compañías de seguros, comercio de carne, etc.
    - Grupo Agnelli, amos de la FIAT (Lancia, Ferrari, Unic, Magirus Deutz) con plantas en Polonia, Brasil y URSS (matriz Italia, Torino) y armas con Whitehead Motofides y aviones (Finora).
    - Royal Deutch Petroleum (Shell Oil).
    - Consorcio "Sociedad General Belga".
    - Trus Oppenheimer, controla organismos financieros, minas de oro y diamantes.
    - Grupo Sydney Bernstein, dirige la TV británica.
    - Unilever (trust anglo-holandés) de los hermanos Lever. Amos de vastos mercados de margarina, aceites y jabón.

    Es decir la ONU está apadrinada y financiada por los mayores supracapitalistas del mundo.

    Sus sucesivos secretarios Trygve Lie, Spaak, U'Thant, etc. han sido invariablemente masones grado 33, pues la masonería de cualquiera de sus ritos converge en los altos puestos del organismo. Y en los bajos, algunos estudios muestran que al menos el 60% de sus empleados son masones (grados inferiores).

    A los dos meses de su fundación la ONU ya disponía del BIRF (Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento) y el FMI (Fondo Monetario Internacional) dirigido por Peter Jacobson. Ambos organismos conceden créditos a los países miembros, intervienen en el comercio internacional y realizan ajustes cambiarios.
    Con ello la ONU posee una fuerza de presión económica para IMPONER propuestas POLÍTICAS e IDEOLÓGICAS (como el aborto, por ejemplo).

    También dispone de la AIF (Asociación Internacional de Fomento), de la CFI (Corporación Financiera Internacional) e indirectamente del BM (Banco Mundial).
    Cuando surge la ONU tras la IIGM con la economía de todos los países quebrantada, nadie podía negarse a pertenecer a ella si necesitaba créditos, facilidades para comerciar internacionalmente y apoyo para mantener los cambios de moneda en límites tolerables (devaluación periódica, otro impuesto más para los sufridos ciudadanos).

    Francia, Inglaterra, Holanda, Bélgica, voluntaria o forzadamente, tuvieron que independizar sus colonias que fueron fragmentadas en decenas de pequeños países débiles económica, política e ideológicamente, países que fueron siendo entregados a revoluciones marxistas. Todos ingresaron en la ONU con pleno derecho y voto aumentando los votos en pro de las causas revolucionarias marxistas. Así surgieron Chad con poco más de 3,5 millones de habitantes, nómadas y analfabetos, o Dahomey con menos de 3 millones, etc. Todos países débiles con dictaduras marxistas feroces.
    El Congo belga que estaba siendo cristianizado fue entregado, por la fuerza de la ONU, a las salvajes hordas de Lumumba adoctrinado en Moscú.
    La cristiana provincia de Portugal: Angola fue descuartizada y entregada a la dictadura marxistoide con la ayuda de tropas cubanas y armamento soviético bajo tutela de la ONU.

    La subvención de veintenas de nuevos países marxistas ha corrido a cargo de los sistemas financieros de la ONU, de la tesorería (contribuyentes) EEUU, Gran Bretaña, Francia, Holanda y Bélgica normalmente encubriéndola bajo lo que denominan INFLACIÓN (el impuesto oculto).


    UNESCO
    La ONU formó innumerables dependencias y burocracia en diferentes áreas. Una de ellas es la UNESCO o como la llaman los iniciados: "Consejo de la Luz".
    Sus fines confesados son:
    - estrechar relaciones culturales entre las naciones.
    - propiciar la comprensión entre los pueblos.
    - impulsar la educación y la cultura.
    - unir a los hombres de ciencia y educadores para derribar los obstáculos que se opongan a la libre manifestación del pensamiento.
    La UNESCO dispone de una vastísima documentación sobre economía, psicología, arte, sociología, educación, etc. que le da cierto prestigio internacional.

    Aparentemente sólo pretende realizar ajustes en la enseñanza para que sea más "humanista" y "adaptada" a lo "moderno". El profesor Benjamín Cohen fue uno de los primeros en confeccionar un plan de desnacionalización de la rama educativa.

    Cuando se profundiza la UNESCO persigue una educación "NUEVA" conforme a un "pensamiento educativo universal" que se deshace de las "tradiciones" y "dogmas" desplazando la religiosidad como una "herencia anacrónica".
    Julián Sorel Huxley, uno de los directores UNESCO, implantó la norma de que "en la evolución no hay lugar para lo sobrenatural", la Tierra y sus habitantes fueron creados por evolución.
    La UNESCO es experta en preparar maestros ADOCTRINADORES y está fuertemente apoyada en EEUU por la Asociación de Educación Progresista y la Asociación Nacional de Educación, ambas de fuerte tendencia socialista.

    La UNESCO busca y adapta a un nuevo patrón de ideas la mente de las nuevas generaciones como lo expresó su directos Huxley (Unesco: su propósito y filosofía, 1948) donde afirmó: "una sola cultura mundial, con una filosofía y un equipaje de ideas propias, y con su propio y vasto propósito".

    Una nueva mentalidad va siendo impuesta para MODELAR (ingeniería social) un nuevo tipo de hombre. John Somerville (asesor UNESCO) dice: "en la sociedad socialista el individuo no desea liberarse del Estado" pues en tal sociedad gobierna "el pueblo" y por tanto no precisa liberarse ya de nadie.

    Su presión es tan fuerte que hasta la España de Franco que se resistió bastante acabó cediendo (1970) al plan educativo UNESCO. El organismo considera que los países son regiones del mundo que deben subordinarse a un todo y DEROGA la libertad de educación nacional de cada país (a ese le llaman libertad de elección). Ni los Estados, mucho menos las familias, pueden decidir nada, todo en manos de la UNESCO.

    En resumen es una expropiación de las mentes, una confiscación de las nuevas generaciones para orientarles hacia un futuro gobierno mundial colectivista, materialista y revolucionario.

    La Prensa, la Radio y TV son para la UNESCO medios masivos de educación y orientación. Muchas veces la UNESCO menciona la NECESIDAD de implantar un "nuevo orden informativo para la democratización de los pueblos" o de "liberalizar" e insiste en que es urgente adoptar un nuevo concepto de la noticia "con participación del pueblo".

    La mayoría de la prensa ya está trabajando (bajo corrientes "liberales", "masónicas", "fabianas" y/o "progresistas") en favor de las tendencias revolucionarias. Se añaden desinformación con mensajes distorsionados y con propaganda disfrazada. Se usan ciertas palabras y eufemismos en vez de las comunes adecuadas a las circunstancias. Un pequeño ejemplo: jóvenes (terroristas), los rehenes (secuestrados), embajada ocupada (allanada), paternidad responsable (campana contra la natalidad), maternidad responsable (aborto libre), democratización, progreso (marxistización), liberalizar (tendencia marxista), fascista (no marxista), represión (motín disuelto), preso político (revolucionario comunista), ocupación pacífica (invasión armada), activistas (terroristas), estudiantes (guerrilleros armados), progreso (revolución), etc. etc.


    LOS DERECHOS DE LA MUJER
    Es otro programa ONU para "abolir las costumbres, antiguas leyes y prácticas que afectan a la dignidad humana de la mujer".
    Inicialmente se adoptaron acuerdos, primero como RECOMENDACIONES, luego como OBLIGACIONES para que TODOS los países dieran a la mujer plena igualdad civil y política.

    Los cambios parecen tener gran similitud por lo proclamado por Engels (1848) o sea que la Revolución "transformará las relaciones entre los sexos y destruirá así las dos bases principales del actual matrimonio: la dependencia de la mujer respecto al hombre, y la de los niños respecto a sus padres". (Manifiesto Comunista).

    Literatura de la ONU dice que es deplorable que "se transmita de padres a hijos un estrecho espíritu de familia, lo que produce esclerosis mental". y agrega que es necesario "liberar al niño cada vez más de la familia y liberar a las madres de la esclavitud biológica con respecto a la familia" (Hacia un entendimiento mundial, Unesco Vol. VI).

    El cambio de costumbres propicia que desaparezca la diferenciación sexual.

    La ONU ha venido IMPONIENDO en las "costumbres prácticas" la politización de ciertos grupos feministas, etc. incorporando a la mujer a la corriente revolucionaria internacional.



    OMS
    La OMS (Organización Mundial de la Salud) es otro organismo ONU con programas filantrópicos y programas de difusión.

    Detrás de su propaganda sorprende que el Dr. Brock Chisholm, primer director de la OMS dijera que las disciplinas religiosas son "CADENAS MORALES".

    En una Monografía sobre Educación Fundamental pugna por "la liquidación de la disciplina inmemorial del temor religioso".

    Durante el Congreso Internacional de Salud Mental (1948) bajo Dr. Chisholm se enfocó en la práctica religiosa y "su represión sexual" como algo psicológicamente insano. Dijo: "hemos tenido que tragar toda clase de ponzoñas incertidumbres que nos fueron administradas por nuestros padres, profesores y maestros de religión" ... es necesario "volver a interpretar y por último eliminar las nociones del bien y del mal ... casi todos los psiquiatras y psicólogos se han liberado de estas ataduras morales". (del libro Psicopolítica, de Kenneth Goff).

    Muchos "expertos" de la OMS han promovido corrientes de psicología que convergen en numerosos puntos con los teóricos marxistas. Al que se opone al comunismo se le considera en algunos casos como afectado de paranoia y obsesionado con "peligros inexistentes" y los que objetan estos "diagnósticos" pueden ser acusados de padecer "desajustes mentales" (libro La ONU, de Mark Ewell).

    En su reunión del ya lejano 29 de noviembre 1966, en París, los delegados de la UNESCO se pusieron de pie y dieron una muy prolongada ovación a la memoria de Lenin (Daily Mirror, 30 nov).
    Última edición por donjaime; 30/08/2016 a las 10:15

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •