Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 3 de 3
Honores9Víctor
  • 5 Mensaje de ALACRAN
  • 3 Mensaje de ALACRAN
  • 1 Mensaje de ALACRAN

Tema: Lo que silencian nuestros obispos con el rótulo "Mártires del Siglo XX"

  1. #1
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado YO, TESTIGO DE CARGO
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Mensajes
    1,829
    Post Thanks / Like

    Lo que silencian nuestros obispos con el rótulo "Mártires del Siglo XX"

    Extraído de un artículo de D. Sigfredo Hillers de Luque:

    ..."Mártires del s. XX en España
    ”… Así rotulaba la Conferencia Episcopal Española la beatificación de 522 mártires de octubre de 2013. Es la escuela tradicional de su Presidente –durante años y años- del Card. Rouco. Como decimos más arriba, no miente, pero engaña.

    Hace tiempo que ya lo dije por escrito. ¿Por qué se dice que estos mártires fueron asesinados "en España"? No es cierto… fueron asesinados todos ellos en la Zona Roja… de España o si se quiere en la España republicana… o si se quiere en la España “democrática”, etc. Ninguno fue asesinado en Zona Nacional… ni en Burgos, ni en Salamanca, ni en Zamora o en Sevilla ni en toda Navarra, ni en toda Galicia, etc. i.e. donde triunfó el Alzamiento Nacional del 18 de Julio… ¡Qué casualidad!

    Y por lo mismo, ¿Por qué se habla de “mártires del s. XX”? Ni en la década de 1910 ni en la de 1920 hubo mártires en España… ni tampoco entre 1940 y 1975 y siguientes. ¿Por qué no se dice que fue entre 1936-1939 + 1934? Todo para no desvelar la falacia de la “concordia” y la “reconciliación”.

    La Conferencia Episcopal no quiere enterarse de su fracaso… Bastaría con que repasasen la frase evangélica: “La Verdad os hará libres”… equivalente a decir, sensu contrario, estimados componentes de la jerarquía eclesiástica española: La mentira… el engaño, la “astucia”, la cobardía… os hace ser esclavos…

    A título de botón de muestra de su fracaso… Todavía recuerdo una entrevista radiada en directo (¿Radio Nacional de España?) a Santiago Carrillo con motivo del anuncio de la beatificación masiva de 498 mártires (28.10.2007) de la guerra civil española (en Zona Roja, por supuesto): “¡Qué quieren que les diga…Es una verdadera pena… Yo creía que ya lo tenían superado… pero veo que siguen con sus Cardenales; sus Obispos… “ Ahí lo tienen… todo un fracaso de su política de “concordia” y “reconciliación”… basada en la falacia, en el engaño…


    ...

    ... Otra nota de “disimulo” de la Conferencia Episcopal Española… (mejor diríamos de la cobarde Conferencia Episcopal Española, en los años presidida por el Cardenal Rouco)… A la hora de hacer una breve biografía de los mártires, hacían figurar el lugar de su nacimiento, v.gr. Madrid, Burgos, ciudades de Navarra, de Galicia, etc. Muy bien… pero silenciando siempre el lugar de su muerte, de su martirio… para no “señalar” que todos ellos, sin excepción, fueron asesinados en la Zona Roja de España… en la España “democrática” y del “Estado de Derecho”… pura casualidad; mera coincidencia … para no “herir” los sentimientos de los asesinos y/o de sus admiradores y enaltecedores… y contribuir así a la falsa teoría de la “reconciliación”.

    Y lo malo del caso es que la actitud cobarde de la jerarquía eclesiástica, falseando la verdad de los hechos, ha creado “escuela”. Veamos p.e. cómo describen los máximos responsables de la Orden del Cister, la beatificación de 19 mártires cistercienses de la comunidad de Cóbreces/Santander, apresados en 1936 –sin ofrecer ninguna resistencia, por supuesto- y conducidos en un camión a una comisaría, para ser luego despeñados por el acantilado de El Faro de Santander, atadas las manos a la espalda y cosidos los labios con alambre, para que no pudiesen rezar en voz alta al unísono… y perdonando a sus asesinos (porque esto les enfurecía aún más…):

    1)”…en la Abadía de Viaceli en Cantabria, donde murieron (sic)(*) 19 monjes víctimas del absurdo (sic) y del mal momento (sic) que se vivía (1936)”. (*) …Además, allí no murieron… fueron asesinados en el acantilado de El Faro de Santander.

    ¿Y quién escribe esto, que pudiera haber suscrito el Marqués de Paracuellos, para “justificar” la masiva masacre de sacerdotes y monjas en la Zona Roja de la España de 1936-1939? ¿Rafael Alberti, quizás? No… Lo escribe el director de la revista de los cistercienses en España, “Cistercium”, en su edición de enero 2011.
    Por otra parte, esta “profunda” explicación también podría servir para los mártires cristianos de las persecuciones de Nerón, Diocleciano, etc. También ellos fueron víctimas del “absurdo y del mal momento que se vivió”…

    2) ”Mártires de Viaceli… Amor, Paz, Reconciliación” (Nos suena ¿verdad?)

    3) “… Fueron arrebatados por el huracán y la tormenta de su tiempo…”

    Así, pues, no fueron asesinados por ser monjes cistercienses, como erróneamente se nos enseñó en los años de la “oprobiosa” bajo el “nacional-catolicismo”… Ya lo saben, “fueron arrebatados por el huracán y la tormenta de su tiempo”… Igualito, igualito que ocurrió p.e. en dicbre. 2004 con las casi 230.000 víctimas de un terrible tsunami en el Océano Indico … Debido a un huracán y tormenta de su tiempo… aunque otros dicen que precedido de un gigantesco maremoto…


    4) Después de indicar los nombres y apellidos de los 19 mártires, se puede leer: “Estos son los que fueron rescatados (sic). Son primicia para Cristo…”

    Sobran los comentarios… Utilizando el sabio refranero español… “No hay peor mentira que la media verdad” Leyendo la “descripción” que hace la máxima autoridad de los cistercienses españoles en un tríptico anunciador de un nuevo libro (puntos 2 al 4), con motivo de la beatificación de sus mártires en 1936, nadie puede enterarse de que fueron asesinados “in odium fidei” y por ello beatificados por S.S. el Papa.

    Ni que decir tiene que visto el texto del tríptico, no compré el libro en cuestión. Por el contrario, tuve la suerte de que un amable monje-portero me regalase un ejemplar del anterior y modesto librito (ya no a la venta) editado en 1947… en papel barato (casi papel de estraza o de “envolver garbanzos”) con una humilde portada, en débil cartulina, dibujada casi por un colegial, pero donde ya refleja la verdad de los hechos… unos milicianos armados llevándose detenidos a varios monjes cistercienses…

    https://hillerskeller.wordpress.com/2014/10/10/cardenal-rouco-notas-criticas-a-su-homilia-del-31-3-2014-en-el-funeral-de-estado-por-adolfo-suarez/



    - En este otro hilo se leen las tibias y eufemísticas declaraciones de importantes miembros de la Conferencia Episcopal sobre los "Mártires del siglo XX en España", que justifican las críticas del sr. Hillers de Luque : http://www.beatificacion2013.com/
    Última edición por ALACRAN; 13/03/2018 a las 20:46
    Donoso, Hyeronimus, Beatrix y 2 otros dieron el Víctor.
    "...Tras las escuelas liberales vienen las socialistas
    con su teoría de las insurrecciones santas y los delitos heroicos...
    el nuevo evangelio del mundo
    lo están escribiendo presidiarios
    ...
    el mundo no tendrá sino lo que se merece
    cuando sea evangelizado por los nuevos apóstoles..."
    Año 1851
    (profecía de J. Donoso Cortés)
    ************************

  2. #2
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado YO, TESTIGO DE CARGO
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Mensajes
    1,829
    Post Thanks / Like

    Re: Lo que silencian nuestros obispos con el rótulo "Mártires del Siglo XX"

    En otro hilo de su blog, el sr Hillers de Luque relata su correspondencia con el Obispo Mons. Martínez Camino a propósito de la tibieza de llamar la Conf. Episcopal española a los martirizados de la Guerra Civil : "Mártires del siglo XX en España".

    https://hillerskeller.wordpress.com/...rtinez-camino/

    "Mantuvimos un breve intercambio epistolar iniciado con mis críticas a la ambigua, tenue y retorcida postura de la jerarquía eclesiástica española respecto a los mártires en 1936-1939, asesinados “in odium fidei” y que ellos tratan de disfrazar o “camuflar”, hablando de “mártires del s. XX” y señalando que se produjeron “en España”, cuando la realidad es que fueron asesinados en la Zona roja de España, o si se quiere en la Zona Republicana de España, i.e. donde triunfó la España del Frente Popular… Todo esto para disimular, i.e. para que no se enfade con ellos la “jauría”… para no “herir los sentimientos” de los asesinos y/o de aquella multitud de herederos espirituales suyos que se sienten tan orgullosos o más que ellos mismos…

    A la respuesta de mons. Martínez Camino, achacando a Juan Pablo II la autoría del término "Mártires del siglo XX" (como efectivamente lo fue) se revuelve Hillers de Luque, disculpando a Juan Pablo II de su aplicación al caso de los mártires españoles:

    "Así, en sus “puntualizaciones”, Vd. escribe: “El término “mártires del siglo XX” ha ido tomando carta de ciudadanía (sic) en toda la Iglesia por iniciativa de san Juan Pablo II…”. Dice el sabio refranero español: “No hay peor mentira que la media verdad”. Cuando el Papa Juan Pablo II, hoy ya felizmente canonizado, utiliza el término de “mártires del s. XX” no se está refiriendo a España exclusivamente, sino a todo el orbe católico. Y en lugar de ir enumerando país por país, lo engloba utilizando la referencia al siglo XX.

    La Conferencia Episcopal Española y Vd. entre ellos, extrae “con pinzas” la frase para ocultar, para disimular, para utilizarla “como capa que todo lo tapa”… para arroparse con una frase papal y “tapar sus vergüenzas”…i.e. disimular o atenuar la gravedad de la persecución religiosa en España… en la Zona roja… 1936-1939 o lo que es lo mismo, para ocultar la Verdad, i.e. la gloria del martirio de tantos sacerdotes, monjas e incluso seglares, asesinados “in odium fidei”.


    Es falso lo que escribe el sr Hillers de Luque:
    Cuando el Papa Juan Pablo II, hoy ya felizmente canonizado, utiliza el término de “mártires del s. XX” no se está refiriendo a España exclusivamente, sino a todo el orbe católico.
    . No, sr. Hillers de Luque. Tu "felizmente canonizado" Juan Pablo II englobaba a herejes y cismáticos expresamente como se ve en los siguientes enlaces.


    Y aquí llegaríamos al meollo del asunto:Quién inventó la expresión "Martires del siglo XX" o su equivalente "Testigos de la Fe", que no fue otro, por supuesto, que Juan Pablo II, hacia el año 2000 con aquello del jubileo.

    Aunque critique con razón, otro tema sería por qué Hillers de Luque disculpa al inventor del término que odia y se ensaña con los obispos que buenamente lo aplican, siguiendo a su Jefe... Y aun peor, pues, a fin de cuentas los obispos aplican lo de "Mártires del siglo XX" a gente 100% católica, pero Juan Pablo lo inventó para aplicárselo ex-profeso a herejes... Una persona tan culta y puntillosa como el sr. Hillers sabe eso de sobra, pero no querrá líos de conciencia con gente "felizmente canonizada" y dispara a otra parte. Cobardías e inconsecuencias de ese tipo son tan habituales que no merecen comentario.

    El origen del nuevo concepto vaticano de santidad parece datar de la carta 'TERTIO MILLENNIO ADVENIENTE' del año 1994, que incluía a católicos, herejes y cismáticos de tú a tú:

    37...Al término del segundo milenio, la Iglesia ha vuelto de nuevo a ser Iglesia de mártires. Las persecuciones de creyentes —sacerdotes, religiosos y laicos— han supuesto una gran siembra de mártires en varias partes del mundo. El testimonio ofrecido a Cristo hasta el derramamiento de la sangre se ha hecho patrimonio común de católicos, ortodoxos, anglicanos y protestantes, como revelaba ya Pablo VI en la homilía de la canonización de los mártires ugandeses, Es un testimonio que no hay que olvidar.

    https://w2.vatican.va/content/john-p...dveniente.html

    Y la entronización urbi et orbe del concepto "Testigos de la Fe del Siglo XX" procedería del año 2000, en pleno jubileo.

    "La persecución ha afectado a casi todas las Iglesias y Comunidades eclesiales en el siglo XX, uniendo a los cristianos en los lugares del dolor y haciendo de su común sacrificio un signo de esperanza para los tiempos venideros....

    La generación a la que pertenezco ha conocido el horror de la guerra, los campos de concentración y la persecución. En mi Patria, durante la segunda Guerra Mundial, sacerdotes y cristianos fueron deportados a los campos de exterminio. Sólo en Dachau fueron internados casi tres mil sacerdotes; su sacrificio se unió al de muchos cristianos provenientes de otros países europeos, pertenecientes también a otras Iglesias y Comunidades eclesiales. ...

    ...Muchos rechazaron someterse al culto de los ídolos del siglo XX y fueron sacrificados por el comunismo, el nazismo, la idolatría del Estado o de la raza. Muchos otros cayeron, en el curso de guerras étnicas o tribales, porque habían rechazado una lógica ajena al Evangelio de Cristo. Algunos murieron porque, siguiendo el ejemplo del Buen Pastor, quisieron permanecer junto a sus fieles a pesar de las amenazas.
    En todos los continentes y a lo largo del siglo XX hubo quien prefirió dejarse matar antes que renunciar a la propia misión. Religiosos y religiosas vivieron su consagración hasta el derramamiento de la sangre. Hombres y mujeres creyentes murieron ofreciendo su vida por amor de los hermanos, especialmente de los más pobres y débiles. Tantas mujeres perdieron la vida por defender su dignidad y su pureza.


    https://w2.vatican.va/content/john-p...test-fede.html

    La conclusión es obvia: para Juan Pablo II y el nuevo Vaticano, no todos los "testigos de la fe del siglo XX" (o "mártires del siglo XX") han muerto por odio a la fe ni habrán de ser católicos. Podrá perfectamente ser "santo" conforme a esos nuevos parámetros un líder protestante muerto por los nazis por motivos ideológicos, como el tal pastor Bonhoffer.

    Así, volviendo al tema del "odium fidei" que según el sr. Hillers de Luque ignoraba la Jerarquía española respecto a los mártires en 1936-1939, disfrazándola de “mártires del s. XX”, ésta no haría sino considerarlos martirizados por difusos motivos ideológico-religiosos, es decir: uno de los casos contemplados por Juan Pablo II en su Carta. Suficiente para que los obispos salven la cara ante la opinión pública (la amenazante "jauría" del sr Hillers de Luque). A cambio, la santidad más santa queda por los suelos, engullida en ese bastardo término.

    La "razón de fondo" tiene su lógica; si resulta que el Dios vaticano-segundista es "ecumenista"; ¿cómo no habrían de serlo los santos?








    Última edición por ALACRAN; 14/03/2018 a las 00:58
    Kontrapoder, Trifón y Pious dieron el Víctor.
    "...Tras las escuelas liberales vienen las socialistas
    con su teoría de las insurrecciones santas y los delitos heroicos...
    el nuevo evangelio del mundo
    lo están escribiendo presidiarios
    ...
    el mundo no tendrá sino lo que se merece
    cuando sea evangelizado por los nuevos apóstoles..."
    Año 1851
    (profecía de J. Donoso Cortés)
    ************************

  3. #3
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado YO, TESTIGO DE CARGO
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Mensajes
    1,829
    Post Thanks / Like

    Re: Lo que silencian nuestros obispos con el rótulo "Mártires del Siglo XX"

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Sobre verdaderos mártires y los otros "mártires", a la luz del Magisterio Tradicional:

    https://radiocristiandad.wordpress.com/2016/07/28/martires-de-este-siglo/

    La noticia del asesinato del sacerdote Jacques Hamel, en Normandía, ha generado mucho revuelo a nivel mundial, incluso desde ámbitos tradicionales le llaman el primer mártir de este siglo.
    Más allá de que todo ésto no corresponde a un hecho fortuito, sino más bien de algo quisquillosamente planificado por estos grupos terroristas islámicos, que justamente no se pueden catalogar de improvisados, podemos ver un resultado extremadamente explosivo, cuando el que es asesinado es un sacerdote católico.
    Esto lleva a la pregunta de, si es un sacerdote católico y ha sido asesinado por su religión, ¿ésto quiere decir que es un mártir?

    ...EL mártir es perseguido y muerto por odio a la fe, muere pasivamente (sin resistir) y por guardar la fe (amor a Jesucristo). Guardar la fe puede significar ya sea declararla, o defender las obras de la fe (como San Juan Bautista que muere por denunciar el adulterio de Herodes, o Santa María Goretti que muere por defender su virtud).

    Podemos hablar de un acto de virtud bajo dos aspectos: Uno, según su especie, comparándolo con la virtud que lo produce inmediatamente. Entonces el martirio, que consiste en soportar debidamente la muerte, no puede ser el más perfecto de los actos virtuosos, ya que soportar la muerte no es de suyo encomiable, sino sólo en cuanto ordenado a un bien que es un acto de virtud, como puede ser la fe y el amor a Dios. Y este acto de virtud, por ser fin, es más perfecto.

    Otro aspecto bajo el que podemos considerar el acto virtuoso es si lo comparamos con el primer motivo, que es el amor de caridad. Y este segundo aspecto hace principalmente que un acto pertenezca a la perfección de vida, porque, como dice el Apóstol en Col 3, 14: La caridad es el vínculo de perfección. Pero el martirio es, entre todos los actos virtuosos, el que más demuestra la perfección de la caridad, ya que se demuestra tener tanto mayor amor a una cosa cuando por ella se desprecia lo más amado y se elige sufrir lo que más se odia. Ahora bien: es obvio que entre todos los bienes de la vida presente el hombre ama sobre todo su propia vida, y por el contrario experimenta el mayor odio hacia la muerte, especialmente si es con dolores y tormentos corporales, por cuyo temor hasta los mismos animales se abstienen de los máximos placeres, como dice San Agustín en el libro Octoginta trium quaest.

    Según esto, parece claro que el martirio es, entre los demás actos humanos, el más perfecto en su género, como signo de máxima caridad, conforme a las palabras de San Juan (15, 13): Nadie tiene mayor amor que el dar uno la vida por sus amigos.Mártir significa testigo de la fe cristiana, por la cual se nos propone el desprecio de las cosas visibles por las invisibles, como leemos en Heb 11; II Cor 4, 17.

    Por tanto, pertenece al martirio el que el hombre dé testimonio de su fe, demostrando con sus obras que desprecia el mundo presente y visible a cambio de los bienes futuros e invisibles.

    Ahora bien, mientras vive en este mundo, aún no puede demostrar con obras el desprecio de los bienes temporales, pues los hombres siempre suelen despreciar a los familiares y a todos los bienes que poseen con tal de conservar la vida. Y por eso incluso Satanás adujo contra Job (2, 4): ¡Piel por piel! Cuanto el hombre tiene lo dará por su alma, es decir, por su vida corporal. De donde se desprende que, para la razón perfecta de martirio, se exige sufrir la muerte por Cristo.

    «Mártires» es lo mismo que «testigos», es decir, en cuanto con sus padecimientos corporales dan testimonio de la verdad hasta la muerte; no de cualquier verdad, sino de la verdad que se ajusta a la piedad (Tit 1, 1), que se nos manifiesta por Cristo.De ahí que los mártires de Cristo son como testigos de su verdad.

    ...
    Defender la fe es algo objetivo. Es defender la verdadera fe y NO lo que cada cual cree que es la fe.

    Antes del Vaticano II no se admitía reconocer la existencia de auténtico martirio fuera de la Iglesia católica: porque al testimonio de los otros cristianos le falta la integridad y plenitud de la fe católica.

    Enseñanzas del Magisterio

    Concilio de Florencia (XVII Ecuménico)
    -Fuera de la Iglesia no hay salvación aun para quien derramare su sangre por Cristo.

    Sínodo de Laodicea (363-364 AD)
    -Los “mártires” de los herejes son ajenos a Dios.

    San Fulgencio de Ruspe
    -Quien no está en la Iglesia Católica no puede salvarse, aunque vierta su sangre por el nombre de Cristo.

    San Cipriano de Cartago
    -La sangre derramada por un cismático no lava ninguna mancha.
    -El suplicio sufrido por un cismático no sería corona, sino castigo de su perfidia.
    -El bautismo de sangre de nada sirve al hereje.

    San Agustín
    -No puede tener muerte de mártir quien, como cismático, no tiene vida de cristiano.
    -No pueden presumir de persecución por Cristo quien se rebelan contra su Cuerpo.
    -Si el cismático muere como un sacrílego, ¿cómo puede ser bautizado con su sangre?.
    -A los mártires los hace no la pena, sino la causa.
    -No son mártires los que padecen por la iniquidad y por dividir la unidad cristiana.
    -En el horno donde el mártir es purificado, los herejes son reducidos a cenizas.

    San Dionisio de Alejandría
    -Exhortación a un cismático, próximo a ser sacrificado, a salvar su alma.

    San Paciano de Barcelona
    -Un cismático asesinado no tenía comunicación con la Santa Madre Iglesia para poder ser considerado mártir.

    Benedicto XIV
    -Aunque el hereje muera por un artículo de la verdadera fe no puede ser mártir.

    Que dice hoy la falsa iglesia:

    Sentimos que para nosotros son verdaderas las palabras del apóstol Pablo: “Si un miembro sufre, todos sufren con él; y si un miembro es honrado, todos se regocijan con él” (I Cor 12, 26). Los sufrimientos compartidos han hecho que los cristianos, divididos por el contrario en muchos aspectos, se acercasen unos a otros. De la misma manera que el derramamiento de la sangre de los mártires se convirtió en la semilla de nuevos cristianos en la Iglesia primitiva, hoy en día la sangre de tantos mártires de todas las iglesias se convierte en semilla de la unidad de los cristianos. Los mártires y los santos de todas las tradiciones eclesiales ya son uno en Cristo; sus nombres están escritos en el único martirologio de la Iglesia de Dios. El ecumenismo de los mártires es una invitación a nosotros aquí y ahora a caminar juntos hacia la unidad cada vez más plena.

    La vuestra iglesia ha sido desde el principio una iglesia de mártires, y todavía hoy en día sois testigos de una violencia devastadora contra los cristianos y otras minorías en el Oriente Medio y en algunas partes de África. […]Recemos unos por otros, invocando la protección de los mártires y de los santos sobre todos los fieles confiados a nuestros cuidados pastorales. Que el Espíritu Santo siga iluminándonos y nos guíe hacia la harmonía y la paz, fomentando en nosotros la esperanza del día en que, con la ayuda de Dios, estemos unidos en torno al altar del Sacrificio de Cristo, en la plenitud de la comunión eucarística. (Discurso al patriarca de la iglesia ortodoxa Tewahedo de Etiopia, 29 de febrero de 2016)

    Hoy día estamos viendo como los cristianos son perseguidos y… Acabo de estar en Albania. Ellos me contaban que no les preguntaban si eran católicos u ortodoxos… ¿Eres cristiano? ¡Pum! Actualmente en Medio Oriente, en África, en tantos lugares, ¡cuántos cristianos son muertos! No les preguntan si son pentecostales, luteranos, calvinistas, anglicanos, católicos, ortodoxos… ¿Son cristianos? Los matan porque creen en Cristo. Este es el ecumenismo de la sangre.

    Recuerdo una vez que estaba en Hamburgo, año ’86-’87, conocí a un párroco. Y el párroco estaba llevando adelante la causa de beatificación de un sacerdote católico que fue guillotinado por los nazis por enseñar catecismo a los chicos. Pero estudiando vio la lista de los sentenciados a muerte ese día y justo detrás de él había un pastor luterano que también fue condenado por lo mismo. De tal manera que la sangre del sacerdote se mezcló con la del pastor. El párroco fue al obispo y le dijo: “O llevo adelante las dos causas juntas o no hago nada”. Ecumenismo de la sangre. (Decimejorge
    a los líderes de la Communion of Evangelical Episcopal Churches)

    Me permito recurrir a mi lengua materna para expresar un hondo y triste sentimiento. Hoy pude leer la ejecución de esos 20, 21, 22 cristianos coptos. Solamente decían: ‘Jesús ayúdame’. Fueron asesinados por el sólo hecho de ser cristianos. Usted hermano en su alocución se refirió a lo que pasa en la tierra de Jesús. La sangre de nuestros hermanos cristianos es un testimonio que grita. Sean católicos, ortodoxos, coptos, luteranos, no interesa: son cristianos. Y la sangre es la misma, la sangre confiesa a Cristo. Recordando a estos hermanos que han sido muertos por el sólo hecho de confesar a Cristo, pido que nos animemos mutuamente a seguir adelante con este ecumenismo que nos está alentando el ecumenismo de la sangre. Los mártires son de todos los cristianos, recemos unos por los otros. (Audiencia con los a los representantes de la Iglesia de Escocia -Reformada-, 16 de febrero de 2015)

    ***

    A todo ésto podríamos agregar como nota no de menor importancia la siguiente noticia:

    La mezquita de la localidad de Saint Etienne du Rouvray (Alta Normandía) estaba construida sobre una parcela de terreno que en el año 2.000 fue donada por la parroquia de Santa Teresa, que hoy fue asaltada por dos terroristas del Estado Islámico (EI), que degollaron al cura Jacques Hamel mientras oficiaba misa, hirieron de gravedad a otro de los feligreses y retuvieron durante un tiempo a la media docena de personas que asistían a la eucaristía en esta parroquia distante unos 125 kilómetros de París.

    En aquella época, el párroco titular de la iglesia católica de Saint Etienne de Rouvray era Jacques Hamel, cargo que ejerció hasta su jubilación en 2008, y por tanto el último responsable de la decisión de ceder a la comunidad musulmana los terrenos propiedad de su parroquia para la construcción de la mezquita, que adoptó el nombre de ‘Yahya’.

    ***

    Podríamos seguir mostrando, más y más la diferencia de conceptos entre una Iglesia, la verdadera fundada por Nuestro Señor Jesucristo, y la otra, falsa y bastarda, que se hace pasar por verdadera, pero para muestras basta un botón y la verdad que aquí, con esto sólo, tenemos una botónteca.Conclusión, quién se salva o se condena, verdaderamente sólo lo sabe Nuestro Amado Señor, pero de ahí en más, elevar a título tan honroso, como el de mártir, a alguien, se debe recorrer bastante, y más aún, cuando esa persona, pertenece, predica y vive de acuerdo a las nefastas enseñanzas de la iglesia conciliar.

    Lamentamos profundamente y condenamos este asesinato como el de tantos que mueren a diario en manos de los herejes musulmanes, a los que esta pseudo-iglesia llama la religión de la paz; rogamos a Dios por todas esas almas; pero no podemos decir a toda voz que este sacerdote, (al que llamamos sacerdote verdaderamente por haber sido ordenado en el año 1950), sea realmente el primer mártir de este siglo, como muchos, incluso en sectores tradicionales, lo están haciendo.

    Seamos cautelosos, prudentes, no nos dejemos llevar por el apasionamiento, veremos cosas cada vez peores, pero sabemos y estamos confiados en que Nuestro Señor vendrá y reinará, eso nos alienta en el combate.

    https://radiocristiandad.wordpress.com/2016/07/28/martires-de-este-siglo/
    Última edición por ALACRAN; 21/03/2018 a las 16:11
    Pious dio el Víctor.
    "...Tras las escuelas liberales vienen las socialistas
    con su teoría de las insurrecciones santas y los delitos heroicos...
    el nuevo evangelio del mundo
    lo están escribiendo presidiarios
    ...
    el mundo no tendrá sino lo que se merece
    cuando sea evangelizado por los nuevos apóstoles..."
    Año 1851
    (profecía de J. Donoso Cortés)
    ************************

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Mujeres mártires de "La Sección femenina". ¡¡Presentes!!.
    Por Vainilla en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 26/04/2017, 02:26
  2. Respuestas: 0
    Último mensaje: 26/05/2014, 22:44
  3. La "Memoria Histérica" en el BOE y adonde van nuestros dineros
    Por Valmadian en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 13/12/2012, 01:39
  4. Respuestas: 0
    Último mensaje: 10/07/2012, 13:17
  5. Respuestas: 0
    Último mensaje: 21/10/2011, 13:47

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •