Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 3 de 3
Honores1Víctor
  • 1 Mensaje de Donoso

Tema: ¿Qué le ocurrió a Cienfuegos?

  1. #1
    Cienfuegos está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    25 ago, 14
    Mensajes
    85
    Post Thanks / Like

    ¿Qué le ocurrió a Cienfuegos?

    Camilo Cienfuegos fué sin duda el más popular y carismático de todos los barbudos que participaron en la revolución, probablemente el más conocido por el pueblo cubano y el más querido en aquellos momentos, por encima de Castro, y por encima del Che.

    Todos saben que pasó de ser un tipo sin ningún conocimiento militar ni de armas a destacar increíblemente en la guerra. Debido a su valentía (a veces temeridad) y a su determinación, pasó de ser soldadito carne de cañón a experto comandante barbudo. Era muy querido y respetado por sus soldados debido a que peleaba siempre en primera línea con ellos. Esto por lo visto fué así, sea cual sea la biografía que se lea.


    Sin embargo, las diferencias comienzan a aflorar más tarde en las biografías no hechas por el régimen cubano, estas son las divergencias que se encuentran:

    1. Camilo Cienfuegos no era comunista, era anti-Batista, y si se unió a los revolucionarios fué por que coincidía con sus ideales de acabar con la dictadura, pero no estaba de acuerdo con los postulados comunista. Tanto Camilo como otros destacados barbudos no querían que el nuevo gobierno derivara al comunismo, frente a la posición de Guevara que estaba totalmente convencido de lo contrario. Castro todavía no estaba decidido, pero finalmente se decantó hacia el comunismo, marginando a Camilo y a otros como él. A pesar de eso, Camilo Cienfuegos siempre se declaró Fidelista, y siempre confió en Fidel, pese a que en los últimos tiempos nunca tenía en cuenta sus opiniones.

    2. Camilo Cienfuegos era increíblemente popular, el barbudo más conocido y querido por el pueblo cubano, por encima del Ché y por encima de Castro. Tanto es así que en su primer discurso triunfante en La Habana, el público coreaba "Camilo.. Camilo" en cuanto lo veían asomarse en el balcón. Es conocido que mientras hablaba Castro, asomó su peluda cabeza, y el público empezó a aplaudirlo y a reclamarlo, interrumpiendo el discurso de Castro, ante lo cual Fidel dijo "¿Voy bien Camilo?" y éste respondió "Vas bien Fidel".

    Parece ser que esta enorme popularidad y simpatía entre el pueblo no gustaba nada particularmente a dos personas: Raúl Castro y al Che Guevara. Estos dos le demostraron mucho afecto durante la guerra, y muy poco o nada, tras el triunfo revolucionario.

    3. Tanto Raúl Castro como el Ché, eran partidarios de ejecutar y fusilar a muchos de los que habían sido conocidos por soportar a Batista, sin embargo Camilo no era de esa opinión, lo cual provocaba roces y discusiones continuas entre ellos. Por ejemplo Camilo Cienfuegos quería que a los miembros del ejército de Batista se les integrara en el nuevo régimen ofreciéndoles empleos en obras públicas. Raúl Castro, sin embargo era partidario de utilizar la mano dura con ellos desde el principio (ejecuciones) y el Ché se decantaba por marginarlos para que no tuvieran más opción que conspirar, y así poder ejecutarlos justificadamente.

    4. Camilo Cienfuegos, tras el triunfo de la revolución fue designado como Jefe del Estado Mayor. En la práctica sus opiniones NO se tenían en cuenta por Castro. En la práctica tanto el Che como Raúl Castro mandaban más y tenían más influencia en la cúpula del ejército revolucionario que el propio Jefe del Estado Mayor. De hecho tanto Raúl como Guevara, hicieron lo que les dió la real gana pasándose por ahí las ideas de Camilo (no era partidario de ejecuciones).





    Sobre su muerte.

    7 días después del arresto de Huber Matos, Camilo Cienfuegos despegó en un avión Cessna 310 desde Camagüey con destino a La Habana. Este avión supuestamente "desapareció" sin dejar rastro alguno, probablemente accidentado en las aguas del Atlántico según la versión oficial. Nunca más se supo de Camilo Cienfuegos. El gobierno cubano "supuestamente" inició una intensa búsqueda durante 15 días, y tras ella lo dieron por muerto y desaparecido. Ahí acabó la historia de Camilo Cienfuegos.


    Las versiones de que Camilo Cienfuegos fué asesinado pueden ver resumidas en por ejemplo este blog:
    Camilo Cienfuegos, una muerte enigmática y prematura, las cuales copio y pego aquí:


    Estudiosos en la desaparición de Cienfuegos y defensores de la hipótesis de que fue asesinado afirman que los agentes de la Seguridad del Estado que dirigía Osvaldo Sánchez, tenebroso dirigente de las fuerzas de choque del Partido Socialista Popular, primer jefe G-2, y que curiosamente también pereció en un accidente aéreo, vigilaban estrechamente a Cienfuegos.

    Según ellos, la Seguridad del Estado llegó al convencimiento de que Cienfuegos no creyó la trama urdida alrededor de Matos, y que por temor a que descubriera el complot los hermanos Castro ordenaron su muerte. Otra información que corrobora la hipótesis del crimen político, es que un oficial de la Fuerza Aérea encontró una cinta grabada en la que estaban registrados los datos del despegue de la avioneta Cessna, modelo 310, en la que viajaba Cienfuegos. La cinta refería que cuatro minutos después de despegar el Cessna número 53 lo hizo un caza británico tipo Sea Fury, al mando del piloto personal de Raúl Castro con su cañón de 20mm. desenfundado.

    Publicaciones de la época señalan que el comandante Camilo Cienfuegos partió del aeropuerto de Camagüey aproximadamente a las 6 p.m. del 28 de octubre de 1959 en compañía del soldado Félix Rodríguez y, como aviador, el teniente Luciano Fariñas Rodríguez, tenía más de 2,000 horas de vuelo y vasta experiencia como piloto en el modelo de avión que los transportaba. Según los archivos oficiales, Fariñas nunca informó la ruta por la que volaría y sólo en una ocasión se comunicó con la base para que Cienfuegos le impartiera instrucciones al capitán Méndez, quien quedó al frente de la provincia de Camagüey.

    Es importante destacar que las altas esferas del gobierno se percataron de la desaparición de Cienfuegos 24 horas después de su partida de Camagüey. Es difícil comprender cómo una dirigencia política que se ha caracterizado por la paranoia, que percibía conspiraciones por doquier, ignorara por tanto tiempo la situación de uno de los hombres más importantes de la Revolución que, por otra parte, venía de sofocar un supuesto complot militar.

    El Gobierno Revolucionario, en un comunicado oficial, señaló que la desaparición de la avioneta fue consecuencia del mal tiempo existente entre las provincias de Camagüey y Matanzas. Sin embargo, investigaciones meteorológicas sobre ese día, indican que las condiciones climáticas eran razonablemente buenas. No obstante, es junto referir, que varios reportes indican que por lo menos la tripulación de dos aviones comerciales reportaron fuertes turbonadas.

    La desaparición de Cienfuegos generó una gran cantidad de rumores. Se comentó que en Aguada de Pasajeros, Las Villas, se había producido un accidente aéreo; que sobre el central Adelaida había volado una avioneta haciendo señales de luces hasta que desapareció rumbo norte en dirección al mar.

    Un periodista de apellido Vázquez afirmó que durante la noche del miércoles había presenciado un encarnizado duelo aéreo. Estas versiones fueron investigadas y, según la versión oficial, fueron descartadas. También un pescador hizo declaraciones similares.

    Un avión C-46 en el que viajaba el comandante Ernesto Guevara avistó en Cayo Anguila, frente a las costas de Caibarién, los restos semidestruidos de dos aparatos, uno de los cuales parecían tener la línea del Cessna, pero más tarde se comprobó que era un error.

    Juan Orta, un ex secretario de Castro, le manifestó al poeta Iván Portela, cuando ambos estaban exiliados en la embajada de México: "Yo estoy plenamente convencido de que el avión de Camilo fue derribado por órdenes de Fidel Castro''. Orta, que estuvo tres años asilado en la embajada de México, continuó diciéndole a Portela: "Yo estaba reunido con Fidel cuando Raúl Castro y Ernesto Guevara le plantearon: 'Camilo se opone a cambios estructurales en el ejército rebelde'. A lo que Fidel respondió: 'El plan será llevado a cabo cueste lo que cueste; ni cien Camilos podrán oponérsele' ''.
    En las conversaciones que sostuvo con Portela y en artículos que escribió en el exilio, Orta afirmaba que las personas que en alguna medida estuvieron relacionadas con la misteriosa desaparición de Cienfuegos sufrieron una suerte similar.

    En síntesis, Orta afirmó que el piloto del Sea Fury que supuestamente despegó poco después que lo hiciera la avioneta de Cienfuegos, desapareció; que el mecánico de aviación que reportó que el caza británico traía una ametralladora completamente descargada murió ese mismo día atropellado por un automóvil; que el pescador que declaró que había visto un avión caza atacando a una avioneta, fue conducido a La Habana para ampliar las investigaciones y no se supo más de él.

    Otro hecho relevante asociado a la muerte de Cienfuegos fue la muerte del también comandante Cristino Naranjo, su amigo personal. Naranjo, que había iniciado su propia investigación sobre la muerte de Cienfuegos, fue baleado por el capitán Manuel Beatón a la entrada del Campamento Libertad (antigua Columbia) supuestamente por no haberse identificado.

    Varios meses después, Beatón se alzó en armas contra el gobierno, siendo capturado y ejecutado sumariamente. Orta refiere que un miembro del tribunal, el teniente Agustín Onidio Rumbaut, logró entrevistarse con el detenido y que éste le confesó que Fidel Castro, Raúl Castro, Ernesto Guevara, el también comandante Félix Torres y el capitán Jorge Enrique Mendoza, habían sido los responsables de la muerte de Cienfuegos. Agregó Orta que unos días después del proceso y después de haber preparado un informe confidencial, el teniente Agustín Onidio Rumbaut murió en un "accidente de cacería''.

    Por su parte, el comandante Huber Matos indicó que Cienfuegos también estaba descontento con la penetración comunista, pero que a su vez se confesaba un hombre totalmente fiel al líder de la Revolución. Apunta Matos que en una ocasión le entregó a Cienfuegos un escrito pro marxista que había sido incluido en la publicación Verde Olivo y que el jefe del ejército se molestó y responsabilizó a Ernesto Guevara y a Raúl Castro de la publicación.

    Matos refirió que, tras su arresto, Cienfuegos no dejó nunca de tratarle con respeto y consideración, actitud que le era informada a Castro por Mendoza. Matos opina que estas informaciones precipitaron las acciones punitivas contra el carismático comandante. Después de la muerte de Cienfuegos y la prisión de Matos, la influencia y el poder de Mendoza se incrementó considerablemente.

    Refiere Matos que Raúl Castro sentía una gran aversión hacia Cienfuegos por la popularidad que éste disfrutaba, y que Fidel Castro temía que Cienfuegos pudiera provocar una crisis de grandes proporciones, no sólo dentro de la estructura del poder revolucionario sino también en la población. Cuenta Matos que Cienfuegos criticó la manera en que Castro dirigió su caso, lo que tal vez puso en alerta al gobernante sobre posibles problemas con un individuo que le había sido hasta ese momento incondicional.

    Agregó Matos que Castro envió a Cienfuegos para que lo arrestase en su despacho en el regimiento Ignacio Agramonte con la intención de que se originase un tiroteo en el que éste muriera y así salir de los dos de una vez por todas. Pero que Cienfuegos tuvo la precaución de ordenarles a sus oficiales que las tropas no dispararan cuando le fueron a detener, lo cual frustró el supuesto plan.

    Sobre la avioneta Cessna 310, desaparecida con tres hombres a bordo, dice Matos que no tiene la más mínima duda de que fue abatida por orden de Fidel Castro. Apunta que Fariñas, el piloto, era un hombre muy disciplinado, que no se habría desviado de la ruta sin haber pedido autorización. Este aspecto es también comentado por Orta, quien afirma ''que desde la torre de control aéreo de Camagüey le indicaron a Cienfuegos que el comandante Félix Torres estaba perdido sobre el mar al sur de la ciudad de Trinidad, Las Villas, y que era necesario se sumara a su búsqueda''. Según el declarante esto propició que un avión Sea Fury derribase el Cessna de Cienfuegos.

    También dijo Matos que estando en la prisión del Castillo del Morro, La Habana, recibió dos mensajes de Camilo en el que este le advertía que tendría que declarar en su contra ya que su situación personal --la de Cienfuegos-- era muy difícil. Le decía que de ir a juicio sería fusilado y que estaba dispuesto a ayudarle para que se fugara de la prisión, a lo que el prisionero se negó aduciendo que quería un proceso judicial para denunciar públicamente lo que estaba pasando en el país.

    Agustín Alles Soberón, el primer periodista cubano en subir a la Sierra Maestra y entrevistar a los insurgentes del Movimiento 26 de Julio, fue amigo de Cienfuegos. Alles Soberón recuerda que en los días del caso Matos, Cienfuegos, en ruta hacia Camagüey, hizo escala en la ciudad de Santa Clara. Dice que conversó varios asuntos con Cienfuegos, entre ellos la situación de Matos, y que Cienfuegos le dijo que Matos debía ser ejecutado si había traicionado a la Revolución. Opina Alles Soberón que Cienfuegos era un incondicional de Fidel Castro y que habría hecho lo que éste determinara sin importar dónde estaba el bien o el mal, pero que no había dudas de que Cienfuegos tenía serias diferencias con Raúl Castro y Guevara.

    Sin embargo, el ya fallecido comandante del Segundo Frente Nacional del Escambray, Lázaro Asencio, afirma en un artículo y en entrevista que concedió al autor, que Cienfuegos era comunista y que sus diferencias con Raúl Castro no fueron consecuencias de su defensa de Matos, sino porque Castro protegía a oficiales como el general Dermidio Escalona.

    Continúa Asencio su relato planteando que un matrimonio que vivía en la Punta de la Bahía de Masio, cerca de Casilda, Trinidad, escuchó en horas de la tarde del 28 de octubre de 1959 una fuerte explosión y que vio que del cielo caía una bola de fuego a la vez que se oía el ruido de un avión. Apunta que cuando se conoció la declaración, el entonces capitán Osmany Cienfuegos viajó personalmente a Casilda para conducir a La Habana al matrimonio, del que no se volvió a saber. Afirma Asencio que conoció esta historia porque la pareja antes de ser trasladada, se lo comunicó a un funcionario de la Cruz Roja, quien a su vez se lo hizo conocer a él.

    Asencio también comparte la idea de que el avión de Cienfuegos fue derribado por un Sea Fury y que la orden la impartió el comandante Félix Torres, quien la había recibido de los hermanos Castro. Agrega que el oficial José Paz, que conoció del informe de que un Sea Fury había descargado sus ametralladoras, murió en un accidente en la Vía Blanca, cuatro días después de desaparecer Camilo Cienfuegos.

    Concluyó Asencio su relato recordando que, dos días después, se encontraba en la lancha de un pescador de nombre Juan, en la zona de Casilda, cuando avistaron una mancha de aceite y una almohada que presumiblemente pertenecían a la avioneta que buscaban. La información fue trasmitida de inmediato por radio. Una hora después se dijo que Cienfuegos había sido hallado vivo, lo cual determinó la suspensión de la búsqueda en toda la isla por varias horas, decisión que, en su opinión, "permitió borrar las pruebas de la caída en el Masio de la avioneta de Camilo Cienfuegos''.

    Igualmente, Jaime Costa, comandante del Ejército Rebelde, atacante del cuartel Moncada y expedicionario del Granma, afirma que Camilo Cienfuegos fue asesinado en un lugar de la Ciénaga de Zapata por decisión de Fidel Castro y por instigación de Guevara, Raúl Castro y el presidente Osvaldo Dorticós Torrado. Costa se encontraba en un avión que buscaba a Cienfuegos en compañía del comandante Juan Almeida, a la sazón jefe de la Fuerza Aérea de Cuba, cuando por orden de Fidel Castro se les ordenó aterrizar en Varadero, de donde fueron conducidos en automóvil hasta un punto de la Ciénaga de Zapata donde les esperaba Fidel Castro en compañía de otros altos dirigentes del gobierno.

    Cuenta Costa que vio sobre la pista una avioneta igual a la que estaban buscando y era que Cienfuegos había aterrizado en ese lugar porque a su regreso a La Habana le informaron vía radio que Fidel Castro le esperaba en ese sitio. Según Costa, tanto él como Almeida, escucharon las discusiones en las que se destacaban las voces de Fidel y Cienfuegos, quien se defendía firmemente de las acusaciones de que había traicionado a la Revolución.

    La discusión duró toda la noche, pero ya avanzada la madrugada escuchó disparos y vio cómo arrastraban los cuerpos de varias personas hacia la avioneta que millares de personas estaban buscando todavía.

    Costa concluyó su relato reconociendo que aunque fue amigo personal de Cienfuegos, no pudo actuar en su defensa, decisión que aún hoy le afecta a pesar de los años transcurridos.
    Última edición por Cienfuegos; 26/08/2014 a las 14:37

  2. #2
    Avatar de Donoso
    Donoso está desconectado Technica Impendi Nationi
    Fecha de ingreso
    06 mar, 05
    Ubicación
    Bellatrix Castilla
    Mensajes
    5,184
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Qué le ocurrió a Cienfuegos?

    Cita Iniciado por Cienfuegos Ver mensaje


    1. Camilo Cienfuegos no era comunista, era anti-Batista, y si se unió a los revolucionarios fué por que coincidía con sus ideales de acabar con la dictadura, pero no estaba de acuerdo con los postulados comunista. Tanto Camilo como otros destacados barbudos no querían que el nuevo gobierno derivara al comunismo, frente a la posición de Guevara que estaba totalmente convencido de lo contrario. Castro todavía no estaba decidido, pero finalmente se decantó hacia el comunismo, marginando a Camilo y a otros como él. A pesar de eso, Camilo Cienfuegos siempre se declaró Fidelista, y siempre confió en Fidel, pese a que en los últimos tiempos nunca tenía en cuenta sus opiniones.
    Que el paso de la revolución anti-batista al comunismo fue en buena parte por la presión insoportable de EEUU y su "o defiendes mis intereses o eres un comunista" (al final los convencieron y a los no decididos les quedó el comunismo como única opción viable para escapar de EEUU) es cierto, pero ¿qué proponía Cienfuegos como alternativa?
    Cienfuegos dio el Víctor.
    Aquí corresponde hablar de aquella horrible y nunca bastante execrada y detestable libertad de la prensa, [...] la cual tienen algunos el atrevimiento de pedir y promover con gran clamoreo. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar cuánta extravagancia de doctrinas, o mejor, cuán estupenda monstruosidad de errores se difunden y siembran en todas partes por medio de innumerable muchedumbre de libros, opúsculos y escritos pequeños en verdad por razón del tamaño, pero grandes por su enormísima maldad, de los cuales vemos no sin muchas lágrimas que sale la maldición y que inunda toda la faz de la tierra.

    Encíclica Mirari Vos, Gregorio XVI


  3. #3
    Cienfuegos está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    25 ago, 14
    Mensajes
    85
    Post Thanks / Like

    Re: ¿Qué le ocurrió a Cienfuegos?

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Cita Iniciado por Donoso Ver mensaje
    Que el paso de la revolución anti-batista al comunismo fue en buena parte por la presión insoportable de EEUU y su "o defiendes mis intereses o eres un comunista" (al final los convencieron y a los no decididos les quedó el comunismo como única opción viable para escapar de EEUU) es cierto, pero ¿qué proponía Cienfuegos como alternativa?
    Sin ninguna duda. Pero sí había algunos entre los barbudos que ya eran previamente comunistas. El sanguinario Ché Guevara era uno de ellos. Y el hermanísimo de Fidel, otro. El primero maoísta y el segundo estalinista.


    Ahora bien, lo que no se puede negar es que el recuerdo de Camilo ha perdurado siempre en Cuba muy ribeteado de leyendas. Para muchos, un verdadero héroe, para otros, uno más de los que contribuyeron a la pesadilla que hoy vive Cuba. Hoy día su figura es reclamada igualmente tanto por castristas como por anticastristas. La respuesta a tu pregunta solo puede tener carácter de especulación. Pero fíjate que hasta los falangistas españoles le consideran "el verdadero héroe de la revolución cubana". Y hasta han editado una chapita para poner en la solapa, justo debajo de otra con la efigie de José Antonio Primo de Rivera:

    Camilo Cienfuegos Gorriarán [1932-1958] / El verdadeo héroe de la Revolución cubana

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •